Skip to main content

Full text of "Noticias y documentos históricos del condado de Ribagorza hasta la muerte de Sancho Garcés III (año 1035)"

See other formats


c <• o <• o <• c «í»^ 

^ <• o <» o «fi» o <i o <» o •{ 

í? .<• o <• o <• o «fr o <• o < 

o <i c <• o 4i o <» o <• 0,^ 
í» c «^ c <• . ó «fr c «C» . 

3 <• o <• o •> o <• o 



5P^Wá2!%.'í 



EX LIBRIS 

WALTER MUIR 

WHITEHILL JÚNIOR 

DONATED BY 

MRS. W. M. WHITEHILL 

1979 



■■ú'W 



0.,,«fr,,, 0,,,«fr, 0,:,,«C». C ,4» o, ,*{• ü::,¡*fl?^ 



K 









y^f%. 






^••►.^^'♦.■d 4»^ 



->?.♦/ 



'^'9 M 






#"4 



^ 0"^ 0'i> o'fO? 



ik^.'9^ 



<^ <• 



JUNTA PARA AMPLIACIÓN DE ESTUDIOS É INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS 

CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS 



NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS 

DEL CONDADO DE RIBAGORZA 

HASTA LA MUERTE DE 

SANCHO GARCÉS III 

(AÑO io35) 

POR 

M. SERRANO Y SANZ 



MADRID 
1912 



Digitized by the Internet Archive 

in 2011 with funding from 

University of Toronto 



http://www.archive.org/details/noticiasydocumenOOserr 



NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS 



DEL 



CONDADO DE RIBAGORZA 



-JUNTA PARA. AMPLIACIÓN DE ESTUDIOS É INVESTIG VCIONES CIENTÍFICAS 

CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS 



NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS 

DEL CONDADO DE RIBAGORZA 

HASTA LA MUERTE DE 

SANCHO GARCÉS III 

(Año io35) 

POR 

M. SERRANO Y SANZ 



MADRID 
1912 



>AL SABIO HISTORIADOR DEL DERECHO ESPAÑOL, 
D. EDUARDO DE HINOJOSA, EN TESTIMONIO DE 
^ADMIRACIÓN, DE GRATITUD Y DE AFECTO. 



ADVERTENCIA PRELIMINAR 



La temprana absorción del Condado de Ribagorza en 
el reino aragonés fué causa de que aquella región, no de 
cerca emparentada con sus dominadores, como de abo- 
lengo étnico algo remoto, al perder su autonomía quedara 
casi relegada al olvido por los cronistas de los Estados Pire- 
naicos, cuya vista se fijaba en otros centros ibéricos de 
independencia nacional y religiosa: Pamplona, Jaca y Ain- 
sa, menos influidas antiguamente por el genio latino, y 
después por la sangre de los germanos, que la región si- 
tuada entre el Ésera, el Cinca, el Ebro y el Mediterráneo. 

Si en alguna ocasión la Historia es maestra de la vida, 
ya que pone de relieve los eternos problemas nacionales, 
nunca tanto como al enseñarnos que la anexión de Ri- 
bagorza por Sancho Garcés III fué el primer momento de 
la competencia social y política entre dos elementos étni- 
cos que, hoy más que nunca, se disputan la hegemonía 
en España. 

A esta falta de homogeneidad en el reino de Aragón 
fué debido el que sus historiadores apenas hablasen de 
Ribagorza; las genealogías de Meya le dedican tan sólo 
unas pocas líneas; la Crónica de San Juan de la Peiía^ re- 
dactada en el último tercio del siglo xiv, ni siquiera la men- 



NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE BIBAGORZA 



ciona(i), y únicamente, á principios del siglo xv, cierto 
fraile desconocido le consagró una pequeña historia, co- 
piada en el Cartulario de Alaón, y otro monje anónimo fan- 
taseó la leyenda llamada Canónica de Taberna. Casi lo mis- 
mo sucedió en la Edad Moderna: quiénes publicaron vo- 
lúmenes en folio defendiendo patrañas como el fabuloso 
reino de Sobrarbe, cuando la elección de Garci Jiménez, 
dedicaban á Ribagorza un pequeño recuerdo, sin excluir á 
Zurita, quién pasó como por ascuas al hablar de los tiempos 
antiguos. Verdad es que la culta influencia de D. Martín 
de Gurrea y Aragón, Duque de Villahermosa, hizo que se 
escribiesen algunas crónicas de Ribagorza (2); pero éstas, 
en las que el buen deseo de buscar la verdad resultaba 
anulado por la ausencia de crítica y de investigación, con 
justicia quedaron inéditas, pues carecen en absoluto de 
valor histórico. 

Un erudito hubo en el siglo xvii que pudo ilustrar con 
su no común inteligencia y su vastísima cultura los orí- 
genes de Ribagorza: D. José Pellicer; mas éste, lejos de 
consagrarse de buena fe á tan laudable empresa, por mó- 



(i) Hasta cuando habla del reparto que de sus reinos hizo Sancho Gar- 
cés III, se limita á decir: «et [dio] aGoníjaluo todo Sobrarbe, et de Torcedo 
entro a Alatirero, et Loarre el Sant Emeteri, con todas sus villas et perti- 
nencias.» 

Historia de la Corona de Aragón (la más antigua de que se tiene noti- 
cia), conocida generalmente con el nombre de Crónica de San Juan de la 
Peña. Zaragoza, 1876, pág. 42, 

lí\ Sr. Ximenez Embún opina que esta Crónica fué escrita hacia el 
año 1 370, ó en «el promedio del siglo xiv». 

(2) La de Pedro Carbonell (Bib. Nac, Mss. D. 86); existe otra copia con 
una carta de Juan de Mongay á D. Martín de Gurrea y Aragón (Benabarre, 
18 de Octubre de 1677), en la bib. prov. de Zaragoza, Mss., núm. 102); 
hay otra que dice ser del mismo Duque D. Martín (Bib. Nac, Mss. G. 94). 
D. Félix de Latassa en su Biblioteca nueva, tomo I, pág. 894, cita un ma- 
nuscrito de esta obra, copiado por Juan de Mongay en el año 1577. Otra 
Relación historial de los Condes de Ribagorza (Bib. Nac, Mss. T. 284, 
número actual, 7.377), parece ser del Conde de Guimerá, ó escrita á peti- 
ción suya por los años de 1620. Ocupa los folios G á i3. 



I 



ADVERTENCIA PRELIMINAR 



viles egoístas condensó las tinieblas en vez de disiparlas, 
inventando el conocido Privilegio de Alaón; y hemos de 
llegar al año i8oí para que D.Joaquín Traggia leyese en 
la Real Academia de la Historia su Memoria sobre el ori- 
gen del Condado de Ribagorza^ y sucesión de sus Condes hasta 
que se Í7icorporó en la Corona del Firifteo; estudio en el que, 
si bien la sutileza y las hipótesis mal fundadas ocupan á 
veces el lugar de la crítica seria^ vemos que su autor se 
apoya en honradas investigaciones (i). 

Abierto el camino por Traggia, lo siguieron^ con más 
ó menos éxito, D. Joaquín Villanueva en su Viage literario 
(tomos X, XI, XV y XVII); Fr. José de la Canal en 
el XLVI de la España Sagrada^ y el capuchino Fr. Ra- 
món de Huesca en su Teatro histórico de las Iglesias del 
Reyno de Aragón (tomo IX); libros cuyas opiniones ire- 
mos analizando en el curso de esta obra. 

Después hubo un retroceso, y, lejos de quedar puesta 
en claro la Historia de Ribagorza, se volvió á las antiguas 
leyendas y continuaron sepultados los documentos mona- 
cales de la Edad Media, únicos que podían derramar al- 
guna luz en tan obscuros hechos. Todo lo cual me movió 
á ir allegando materiales que algún día puedan servir para 
fundar sobre cimiento durable lo que concierne á los orí- 
genes del Condado de Ribagorza. 



(i) Habíale precedido, en cuanto á los Obispos de Ribagorza, un libro 
que, si bien escrito en probanza de una tesis inadmisible, resulta digno de 
elogio por su rica investigación; tal es El antiguo Obispado de Pallas, en 
Cataluña, por D. Jaime Pascual. Tremp, 1786. 



CAPITULO PRIMERO 

DESCRIPCIÓN DEL CONDADO ANTIGUO DE RIBAGORZA 

El Condado antiguo de Ribagorza (i) cuyos documentos 
históricos vamos á publicar, tuvo desde sus comienzos unos lí- 
mites geográficos que variaron poco hasta después de morir 
Sancho Garcés III. Por el N. llegaba á los Pirineos; por el E. 
lo dividía de Sobrarbe el Ésera; por el O. lo separaba de Pallas 
el Noguera Ribagorzano; al S. confinaba con tierra de moros 
por una línea que se desconoce con exactitud; probablemente 
iba, poco más ó menos, desde los altos de Graus, fortaleza mu- 
sulmana, por Castillo de Laguarres, Castigaleu y Monesma 
hasta el río Noguera. No obstante, se incluyó siempre en Riba- 
gorza el monasterio de San Pedro de Taberna, con estar á la 
derecha del Ésera, y algunos documentos atribuyen á la 
misma región el de Labax, aunque se hallaba al otro lado del 
Noguera Ribagorzano; lo cual hace sospechar que en la parte 
alta del Ésera servían de límite las montañas que forman 



(i) Siempre que en lo sucesivo hablemos de Ribagorza nos referimos 
al Condado primitivo, no al poseído por los reyes aragoneses después de San- 
cho Garcés III, nial creado por Jaime II (año 1 822) para el Infante D. Pedro y 
sus sucesores. (Zurita: Atiales de la Corona de Aragón, libro VI, cap. XL). 
La descripción dei novísimo, concedido por D. Juan II de Navarra y Ara- 
gón, en el año 1469, á su hijo natural D. Alonso, Duque de Villahermosa, 
puede verse en un documento publicado por D. Joaquín M. de Moner en 
su Biblioteca de escritores ribagor\anos (Zaragoza, 1884), págs. 65 á I3i. 

Acerca de la reincorporación del Condado á la Real Corona en el año 
1 591 véase el hermoso estudio del Marqués de Pidal [en su Historia de 
las alteraciones de Aragón en el reinado de Felipe II, Madrid, 1862. To- 
mo I, págs. 1 14 á 236. Las biografías de D. Alonso y de sus sucesores hasta 
D. Martín de Gurrea y Aragón han sido escritas, con abundancia de noti- 
cias, por D. J. R. Mélida, como proemio de los Discursos de medallas y an- 
tigüedades (^Madrid, 1902), que compuso el último de dichos Condes, 



NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



al O. la cuenca de este río, y que en algunos parajes iba más allá 
del Noguera. 

Como situado en las estribaciones del Pirineo, dicho país es 
un conjunto de elevados montes y profundos valles, como los 
de Benasque y de Broto, en que se dan algunos frutos de regio- 
nes templadas. Comienza al N. con el puerto de Benasque, el 
cual pone al valle del Ésera en comunicación con Francia, y 
desde remotas edades fué uno de los caminos por donde nuevas 
razas llegaron á la Península Ibérica. Al O. se destacan los mon- 
tes de Lardana, y al E. los colosales picos de Aneto y de la 
Maladeta. De cuantas montañas hay en Ribagorza ninguna de 
rasgos tan individuales como la gigantesca mole del Turbón (i) 
que divide en gran parte las cuencas del Isábena y del Ésera; 
es una masa redonda, calcárea, en cuyas ásperas vertientes 
crece el boj, y en cuya cumbre las nieves derretidas forman, 
cuando llega el estío, una pequeña laguna. La imaginación po- 
pular ha hecho del Turbón un segundo Barahona donde las 
brujas se congregan en aquelarre, durante la noche, para sus 
nefandos ritos. 

La Hidrografía ribagorzana está en armonía con su sistema 
orográfico, formado por estribaciones, no siempre continuas, 
de la gran cordillera pirenaica. El Ésera, que se alimenta con 
las nieves de la iMaladeta, se une, cerca de Graus, en el paraje 
llamado las Forcas, con el Isábena, que, naciendo más arriba 
de Las Paúles, atraviesa las hoces de Gabarret entre altos pe- 
ñascos de 1 5o metros, y deslizándose por las faldas de la Cro- 
queta y de la Peña Foradada, así llamada por sus muchas oque- 
dades, llega al pequeño y hondo valle de Obarra, donde au- 
menta el caudal de sus aguas con varias fuentes que allí nacen. 

El Noguera Ribagorzano tiene su origen en los puertos de 
X'iella y Ríus (2); forma, no lejos de Aneto, una bellísima cas- 



(i) De menos importancia son otras, como la de Pega, junto á Campo, 
y las de Gis, ó Sis, y Tosas, próximas á Calvcra. 

En el nombre del Turbón entra la palabra ibérica itur, fuente, lo mismo 
que en los de Turba, Turbula, Turdetania, Turiasso, y otros de la España 
antigua. 

(2) Cnf. La Valí d' Aran. Guia monográfica de la comarca, per Juli 
Soler y Sanialó. Barcelona, 1906. Págs. 263 y 264. 

Excursiones pirenaicas, por D. Vicente Gastan. Revista de Aragón, 
año 1902, págs. 1 56, 267 á 261, 356 á 358, 428 á 432, 625 á 629, 695 á 702 y 
783 á 791. 



DESCRIPCIÓN DE RIBAGORZA 



cada, y, aumentado con las aguas de no pocos arroyos y torren- 
tes, desemboca en el Segre. 

De menos importancia son los riachuelos de Baliera, que 
desagua en el Noguera, cerca de Sopeira; el Agueta, al N. de 
Taberna, y otros que mencionaremos al estudiar la Geografía 
local de los documentos ribagorzanos (i). 

País tan montañoso como éste, no puede menos de tener su 
población muy diseminada; nunca hubo, ni hay, grandes vi- 
llas: chicas aldeas que oscilan entre 200 á 400 habitantes, y tan 
insignificantes que algunas aparecen olvidadas en el último No- 
menclátor oficial, menos completo de lo que debiera ser, hacen 
que Benasque, de unas i.5oo almas, y Campo, con 800, sean 
los centros más notables de población en dicha comarca (2). 

(i) Cnf. Descripción física y geológica de la provincia de Huesca^ por 
L. Mallada. Madrid, 1878. Págs. 76 á 92. 

(2) He aquí sus principales centros de población, según el censo de 
1900; los nombres que van entre paréntesis corresponden á las aldeas de 
cada municipio. El homenclator oficial de 1904 omite algunas, como Bisa- 
libons, junto á Roda, Liesp, etc.; 

Benasque (Anciles y Cerler), 1.364 habitantes de hecho. 

Benavente (Bellestar, El Soler y Torrelabad), 289 h. 

Beranuy (Ballabriga, Biescas de Obarra, Pardinella y Raluy), 270 h. 

Bonansa (Bibiles, Buira, Cirés y Latorre), 418 h. 

Calvera (Castrocit y Morens), 278 h. 

Campo (Beleder), 764 h. 

Capaila (La Puebla de Mon), 664 h. 

Castanesa (Fonchanina, Ribera y Villa de abajo), 368 h. 

Cornudella (Iscles, Puimolá, Ribera de Valí, San Martín, El Sas, Sope- 
run, Suerri y Treserra), 468 h. 

Erdao (Abenozas, Aguilar, Bafaluy y Torruella), 844 h. 

Puebla de Fantova (Centenera, Mariñosa y Fantova), 877 h. 

Puebla de la Roda, 288 h.- 

Roda (Mont de Roda), 270 h. 

San Esteban del Malí (Cajigar), 249 h. 

Santa Liestra y San Quílez (Caballera y La Corona), 366 h. 

Sopeira, 3:0 h. 

Tabernas (Buñales), 344 h. 

Tolva (Sagarras bajas), 63 h. 

Valle de Lierp (Egea> Padarniu y Serrate), 160 h. 

Lejos de aumentarse en Ribagorza los centros de población han dismi- 
nuido desde el siglo xvi; el valle de Benasque tenía en el año i586 29 luga- 
res, muchos de los cuales han descendido al rango de caseríos ó despobla- 
dos, y eran; Serlet, Anclls, Concas, Erist, Saun, Eresue, Ramastre, Liui, 
Arasan, Castellón de Sos, Sos, Sesue, Chía, Horrum, Bisauri, Gabas, San 



NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



En cuanto al nombre de Ribagorza se han formulado varias 
hipótesis; descartada la etimología de Ripa Curtii (i) por inve- 
rosímil y caprichosa, juzgamos más probable la de Ripa curta, 
ribera angosta, por serlo realmente la del Noguera Ribagorza- 
no; pues, aunque á primera vista pudiera ser aquella una pala- 
bra compuesta de la latina ripa y de la germánica Gor^^, con 
que se designan varias ciudades alemanas, como Gorze, Gor- 
zize y Gorzig, hay que desechar las etimologías híbridas mien- 
tras no conste con certeza su origen (2). 



Martín, Beri, San Feliú, Biulgas, Urmella, Vilanova, San Valer!, Piedrafita, 
Benanue, Doz, Murria y Abi. 

Relación ó descripción de los montes Pirineos, con todos sus puertos, y 
Condado de Ribagorza, del Rey 710 de Aragón, la qual se acabó en 1 4 de 
Noviembre de i586. Madrid. Por D. Antonio Espinosa, año de 1793. 
— 99 págs en 8." Pág. 5i. 

(i) Martínez Herrero fué de los que opinaron que el nombre de Riba- 
gorza debió su origen á «un capitán romano llamado Curcio, que empren- 
dió sus hazañas por estas tierras antes de la destrucción de Sagunto» So- 
brarbe y Aragón. Estudios históricos. Zaragoza, 1866. Tomo I, pág. 202. 

El mismo Per Antón Beuter, con andar tan escaso de buena crítica, 
había desechado esta conseja (Crónica general de toda España, libro II, ca- 
pítulo XVI), que no aceptó D. Juan Briz Martínez en su Historia de la fun- 
dación y antigvedades de San han de la Peña, (¡laragoía, año 162c. Pá- 
gina 349. 

(2) Estas etimologías suelen constar de un nombre común y de 
otro propio más antiguo: v. gr. Eufrates, del adjetivo griego =^^;, ¿ioc, bueno, 
y Phrat, nombre dado por los semitas á dicho río; Guadiana y Guadalupe, 
del árabe uad, río, y Ana y Lupus. 









PAISAJES DE RIBAGORZA 

I. Puente deI PARISTE. —2. Valle del rio Salvaguardia.— 3. Puerto db Benasque. — 
4. Cascada del^Esera, cerca de su nacimiento. — 5. Valle del Run.— 6. Camino de 
Benasque. 



CAPITULO II 



etnografía y geografía históricas de ribagorza 



Los más antiguos pobladores que la Historia nos muestra en 
el viejo Condado de Ribagorza fueron los iberos (i) que, vi- 
niendo, acaso, por el Estrecho de Gibraltar, se mezclaron con 
la raza prehistórica de Cro Magnon y se extendieron por toda la 
Península. Basta para convencerse de ello estudiar los actuales 
nombres geográficos de aquella región, muchos de los cuales 
se explican fácilmente por el idioma vascuence, resto vene- 



(i) El parentesco filológico y étnico de los iberos con los berberiscos, 
hecho que parece indudable, y el de ambos pueblos con los acadios y los 
etruscos, ha sido estudiado por D. Francisco Fernández y González, con la 
rica erudición que le caracteriza, en sus Primeros pobladores históricos de 
la Península Ibérica (Madrid, 1890), deduciendo que los iberos pertenecían 
á la raza turania, difundida desde tiempos antiquísimos por gran parte del 
Asia (págs. 80 á 84). En la pág. i3o dice que vinieron á España «por aná- 
logos rumbos á los seguidos después por los Fenicios, Celtas, Godos y Ará- 
bigos, tras largo caminar de Levante á Poniente, procediendo á las veces de 
Sur á Septentrión y descendiendo otras del Sur á Mediodía». 

Más adelante (págs. 842 y 348) consigna el resultado de sus investiga- 
ciones en estas palabras: «aparece cual raza predominante en las estaciones 
más antiguas de la Península Ibérica, quizá en un período geológico en que 
ésta permanecía unida á África, la de Cro-Magnon... Después arribó á la 
Península, ó aparece á lo menos en proporción más crecida, gente de menor 
estatura, los Beres y Beric africanos... Siguieron Sicanos, Tsecarras ó Gi- 
gurros, esto es. Sacas, Ligures, Coseos, Mastietas, Sardos, Tapuros y Pési- 
cos, avanzadas íinnesas y uro-altaicas, Gétulos aparentemente arios, Héteos 
ario-semitas, Astures y Tirrenos desangre muy mezclada.» 

Es opinión bastante fundada que la raza ibérica se extendió, no sólo por 
gran parte de Francia, sino por las islas Británicas, algunas de cuyas ins- 
cripciones antiguas parecen escritas en un idioma análogo al vascuence. 



lÓ NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOR¿V 



rando del ibérico (v. gr.: Obarra, de obi, foso, hoya, y de arri, 
piedra, nombre que cuadra bien al paraje en que estuvo el 
monasterio de aquel nombre); y por tratarse de un país ris- 
coso es bastante común el afijo arre, del mismo origen que el 
anterior. Los Pirineos (i) y sus estribaciones fueron después el 
refugio de la raza ibérica una vez que España fué colonizada 
por otros pueblos, y así lo indica Sirabón, quien dice que los 
vascos moraban desde Tarragona hasta el cabo de Oyarzun, 
hoy de Higuer, en el golfo de Gascuña. Los cerretanos, con- 
centrados al N. de la actual provincia de Lérida, más que en la 
Cerdaña, pertenecían, según todo lo hace creer, á la gran fa- 
milia ibérica (2). 

Como es lógico, la Geografía local de estas regiones y de 
sus comarcanas ofrece muchos nombres iguales á los de otras 
lejanas de la Península; hecho que explica el sabio escritor don 
Joaquín Costa con una suposición quizá más ingeniosa y bri- 
llante que sólida. A la muerte de Argantonio, los moradores de 



(i) La etimología de esta palabra no se sabe con certeza; probable- 
mente es de origen ibérico ó berberisco, según opina D. Joaquín Costa, 
quien dice: «No es improbable que Ilu^o/jv-rp Pirenn-aei, sea un mero tras- 
lado de tal ó cual sierra bélica ó africana, como la titulada Bupiv, Byrin, 
en la Mauritania, ó un simple plural líbico, correspondiente al tema singu- 
lar del berberisco actual, ur, wur, bur, puerta.» (Estudios ibéricos, pá- 
gina 191.) 

Lo que no parece tan admisible es que tal nombre fuese dado á la cordi- 
llera española por los Tartesios emigrados al Alto Aragón cuando se esta- 
blecieron en la Bélica los Cartagineses. Lo que menos cambia en los pue- 
blos es la nomenclatura geográfica, que suele ser respetada por los invaso- 
res; ejemplo de ello los árabes en España, quienes conservaron la mayor 
parte de los nombres antiguos; hasta en naciones como los Estados Unidos, 
fundadas en países bárbaros, ó casi desiertos, prevalecen los nombres hidro- 
gráficos y orográficos de origen exótico, indio ó español (Colorado, Missis- 
sipí, Missouri, Arkansas, etc.), y lo mismo sucede con grandes ciudades 
(San Francisco, Chicago, Omaha, etc.). 

0'jáax(t)vc(; to'j; xoctcí IIom.t:í/.ojvc< /.r/.l t/^v iz' cíÍíto) to) (tVxs^vo) Olotaúiva ttóXiv. 

(Per dictos montes a Tarracone ad exiremos ad Oceanum habitantes 
Vascones, qui sunt circa Pompelonem et Oeasonem, urbem ad ipsum sitam 
Oceanum) Geographia, lib. IIl, cap. IV. 

De los Cerretanos escribe {loe. cit.) que moraban en los valles pirenaicos: 

(Eas majori ex parte tenent Cerretani, Hispánica gens; apud hos pernae 



ETÑOGRAÍFÍA Y GEOGRAFÍA t)E RÍBAGÓR¿A lí 



la bahía de Cádiz, mezcla de las razas turania, semítica y aria, 
fueron vencidos por la nobleza rural, en cuyas venas corría más 
pura la sangre ibérica, y aquéllos invocaron el auxilio de Car- 
tago. 

Mal avenidos los tartesios con la dominación púnica, emi- 
graron hacia el Ebro y ocuparon hasta la región situada entre 
los ríos Isuela y Gallego, al N. de cuyo país vivían los iberos, 
llamados también gletes; en el antiguo Ribagorza se acababan 
de instalar los ligyos ó ligures, quienes arrojaron á los sicanos, 
y éstos, después de residir en la Toscana, emigraron á la isla 
de Sicilia (i). Cumpliéronse tales éxodos por el siglo vi antes 
de Cristo. 

Arbois de Jubainville (2), autoridad la más grande en los 



conficiuniur praestantes, Cantabricis non cedentes, multumque inde isiis 
hominibus est emolumenti.) 

El mismo nombre de Gerritania se deriva de cerri, en vasco, puerco; pa- 
labra que corresponde á las de guerri ó garrí, en 'catalán, y guarro y go- 
rrino, en castellano. Las monedas cerretanas llevaban un cerdo, como otras 
ciudades ponían en las suyas un buey, peces ú otros animales. (Cnf. Pella 
y Forgas, Historia del Ampurdán, pág. 233.) 

A juicio del Sr. Pella y Forgas, Ribagorza fué habitada por los Surdao- 
nes, á quienes identifica con los Shardana, vencidos por Mintaph II y Ram- 
sés III; hipótesis nada aceptable. 

La inscripción ibérica que más hacia el Oriente se ha encontrado en los 
Pirineos es una del valle de Aran, iglesia de Escuna; publicóla el P. Fita en 
el Boletín de la Academia de la Historia, año i883, pág. i35. 

(i) «El fértil somontano oriental, separado del de Huesca por el río Al- 
canadre, y á que servía de cabeza la Barbastro del Vero... recibió el nom- 
bre de Barbitania, que les recordaba aquella otra Barbitania del valle del 
Burgo y Agua de Teba, presidida por la Barbastro del Guadalhorce, desde 
donde se distinguen las nieves cuasi perpetuas de la sierra de Tolox.» 
(Cnf. Estudios ibéricos, por D. Joaquín Costa. Madrid, iSqi-iSgS, págs. 93 
á 125.) 

En consecuencia de estas emigraciones dice el Sr. Costa que habitaron: 
en las montañas de los Pirineos (imi colles), los Vascones y los Cerretanos; 
en el Pie de Sierra (radices Pyrenaei), los Ausetanos y los Lacetanos, al Sur 
de los Cerretanos; en el Somontano, los Tartesios kempsios, tocando á los 
Ligios y á los Dracanes, establecidos en el Pirineo central. (Obr. cit., pági- 
nas (93 á 199.) 

(2) Les premier s habitánts de VEurope, i^ edición, tomo lí, págs. 124 
á 195. 

Según Dottin, Manuel pour sentir á rétude de Vantiquité Celtique {Van' 
nes, 1906), pág. 324, todos los nombres de lugar acabados en unwn, como 
Singidunum, Belgrado y Bisuldunum, Besalú, son de origen céltico. 



12 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



estudios célticos, opina que los nombres Isara y Garumna son 
de origen ligúrico. iMas aun reconociendo esto, es forzoso ad- 
mitir que la difusión de aquellos y de otros nombres geográfi- 
cos fué, en mucha parte, obra del pueblo celta. Por tal causa 
vemos actualmente que se repiten algunos^ lo mismo en las 
islas Británicas que en España, y así hay la isla Carona en el 
mar de Irlanda, provincia de Connaught; en Aragón llevan di- 
cho nombre algunos arroyos, como son: la Garona de Viu, 
afluente del Ésera; el Garona, afluente del Gallego, en el par- 
tido de Huesca; con leve modificación se conserva en algunos 
pueblos: Garona, villa del valle de Tobalina, en la provincia 
de Burgos, y Garueña, aldea del concejo de Omaña, en la pro- 
vincia de León. El Ésera de Ribagorza, cuyo nombre se copió 
del que llevaba el Isere, afluente del Ródano, aparece en el 
Isar, que, naciendo en el Tirol, muere en el Danubio; en las 
montañas de Isergebirge (Bohemia y Silesia), cuyas aguas van 
al Oder y al Elba, y en Iserlohn, villa de Prusia, inmediata al 
río Baar. 

La misma procedencia se debe atribuir al nombre de varias 
localidades que en Ribagorza y otros países del Alto Aragón 
son llamadas Rin ó Run, como los congostos y la aldea del 
Run, cerca de Benasque (i); Bibiles, caserío del municipio de 
Bonansa, recuerda la Bílbilis del Jalón (2), mostrando que el 
curso de los ríos marcó las vías por donde los nuevos poblado- 
res llegaban hasta el centro de la Península (3). 



(1) La letra r sirve en casi todas las lenguas arias para designar el mo* 
vimienio, y así tenemos en griego el verbo psd), fluir; en latín, ruó, co- 
rrer; en inglés, run, con el mismo sentido; los derivados de ruó son abun- 
dantes en las lenguas neolatinas. 

(2) De la misma etimología parece ser el nombre del valle Bubalis, ci- 
tado en una donación del Obispo de Lugo, Üdoario, año 747 (España Sa- 
grada, tomo XL, pág. 358), y el monte Búbalo, en el partido de Jaca, men- 
cionado en un diploma de Ramiro I de Aragón, año 1049. (Ibarra, Documen- 
tos de Ramiro I, págs. 80 y 81.) 

En el convento jurídico de Braga existió la tribu de los bíbalos, mencio- 
nada por Ptolemeo y Plinio. (España Sagrada, tomo XL, pág. 27.) 

(3) Arbois de Jubainville, en un estudio rotulado Conquéte par les 
Gaulois de la región située entre le Rhin et r Allantique au Nord des Pyré^ 
nées (Revue Celtique, Abril de igoS) opina que hubo dos invasiones de cel- 
tas en la Galia; la primera hacia el siglo vi a. de C, después que ocuparon 



ETNOGRAFÍA Y GEOGRAFÍA DE RIBAGORZA 1 3 



A los Ligures, más que á los Celtas, parece que se debe atri- 
buir la fundación de Benasque, y no á los árabes, como han 
pensado algunos eruditos que imaginaban una etimología ab- 
surda: Ben-Asque. Deshácese este error fácilmente observando 
que tal nombre se halla en Europa desde las regiones orienta- 
les, donde tenemos dos Benaschau en Bohemia: uno en el 
círculo del Tabor y otro en el de Budweiss; Benisch ó Ben- 
nisch, en la Silesia; Venasco en el Piamonte, provincia de 
Coni, y Venasque en Francia, departamento de Vaucluse (i). 

De origen celta parece el nombre de Biescas (Biescas de 
Obarra) representado en Asturias por algunas aldeas; en la 
provincia de Huesca, con la variante de Béseos, por Béseos de 
Garcipollera y Béseos de Serrablo, y en Lugo, por Bascos, cerca 
de Monforte de Lemus. 

La nomenclatura geográfica de Ribagorza, semejante á los 
estratos geológicos que, superpuestos y en orden de antigüedad 



dicho país los ligures ó, mejor dicho, liguses, de quienes recibió su nombre 
el golfo de Genova (Ligusticum mare). 

Herodoto (libro II, cap. XXXIII) escribe que el Danubio nace en tierras 
de los celtas, y parece indicar que éstos habían ya pasado á España. 

Restos del idioma ligúrico son las desinencias en asco, asea, usco, usca 
oseo, osea, que se hallan en otras lenguas arias, como la griega, donde tene- 
mos el afijo 0X0 en if'.Yvíooxo) y en otras muchas palabras. 

Los nombres de lugares de Francia, acabados en seo, abundan en la 
cuenca del Ródano. 

No se ha generalizado la opinión consignada por Fernández y González 
(ob. cit., pág. 275) de que los Ligures fuesen de raza ibérica. 

El nombre de Erdao, pueblo de Ribagorza, pudiera explicarse por el de 
la divinidad céltica Erdae. Cnf. Seymour de Ricci, Notes d'onomasiique Py- 
renéenne (Revue Celtiqíie, Enero de igoS). 

(i) Quizás tuviesen el mismo origen los Benacenses, que vivían en las 
inmediaciones del lago de Garda (laeus Benaeus); no formaban una ciudad, 
como algunos han creído, sino una tribu; así lo probó Octavio Rúbeo (Rossi) 
en sus Moniwienta Brixiana (Thesaunis antiqíiitatum et Historiarum Ita- 
liae, tomo IV, parte íl.— Lugduni Balavorum, MDCCXXII), donde publica 
varias inscripciones romanas de los Benacenses en honor de Adriano y de 
Anlonino Pío. 

Virgilio (Eneida, lib. X, v. 204) menciona á Benaco, patriarca legenda- 
rio de los Benacenses: 

llinc quoque quingcntos in se Mezcntius arniai, 
Quos patre Benaco velatus arundinc glauca 
Mincius infesta duccbat in acquora pinu. 



14 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RlBAGORZA 



nos enseñan cómo se formó la corteza terrestre, muestra la se- 
rie de razas que allí se establecieron: los nombres de Ballabriga 
(Vallis aprica); de Calvera (Calvaría)) Grado de Aras (Gradus 
ad Aras)', Fontoba (Fonte tofa) (i); Taberna; Espluga (de spe- 
hinca, caverna); Anciles (de ancilla, ae); Sopeira (de Siib- 
petra) y Soperún (de Sub peirunió) (2), todos patentizan el in- 
flujo de la dominación romana, si bien ésta no llegó, ni mucho 
menos, á latinizar el país de tal manera que desapareciesen ins- 
tituciones ibéricas tan antiguas como el matriarcado, según se 
ve por una inscripción hallada en Obarra (3). 

Mayor influencia etnográfica, ya que no en los nombres 
geográficos, tuvo en Ribagorza la invasión de los pueblos ger- 
mánicos; solamente el de Roda, cabeza de aquella región en los 
primeros siglos de la reconquista, es de etimología sueva, más 
que visigoda (4) y recuerda el de muchas poblaciones alema- 
nas, como Rotten, Rottenbach, Rottenbuch, Rottenburg, Rot- 
tendorf, Rottenmann y Rodenbach. 

La influencia étnica de los bárbaros fué grande en los nom- 
bres personales, cuyo variadísimo origen nos muestra, igual- 
mente que los de otras regiones de la Península, el profundo 
error que hay al dar á la España germánica el título exclusivo 
de goda, como si las hordas de Ataúlfo al entrar en Cataluña 



(i) Toba se deriba del bajo latín tofa, ae, y no de tofus, i, según 
afirma el Diccionario de la Real Academia Española. 

(2) Petrunius, en latín vulgar, s\gn\ñcaih^ peñasco. 

(3) La publicó el P. Fita, en el Boletín de la Real Academia de la His- 
toria, tomo IV, en un estudio rotulado: Inscripciones romanas de la dióce~ 
sis de BarbastrOf págs. 211 á 227. 

Los hijos llevan el nombre materno, si bien traducido al idioma latine»: 
Tefnpestuos. 

Tal como aparece copiada al final del tomo XV de la Colección de Abad 
y Lasierra (Bibl. de la Acad. de la Historia) dice así: 

P. AvRELivs. Tempestvos Av- 

RELIO TANNE PaESEHI 

Patri et Asterdvmri 
Heh. D. S. P. F. C. 

El P. Fita leyó en vez de Áster dumri, Asterdu matri. 

(4) De roí, rojo; no es admisible la etimología de rota, ae, rueda, pues 
ninguna población llevaba este nombre en la España romana, 



ETNOGRAFÍA Y GEOGRAFÍA DE RIBAGORZA 1 5 



fueran una nación homogénea (i), y no un ejército de aluvión 
donde entraban, no ya variados elementos germánicos (suevos 
y vándalos asdingosy silingos) mas también escíticos (alanos); 
y esto sin olvidar la preponderancia que hasta Eurico tuvo en 
España la nación sueva. Por tal causa, lo mismo que en otras 
regiones ibéricas, muchos nombres personales de origen bárba- 
ro, tales como aparecen en las fuentes históricas de la monar- 
quía visigoda y en los documentos de los tres primeros siglos 
de la reconquista, sonde variadas procedencias étnicas: los hay 
lombardos (Langobardus); hérulos (Odoacrus), húnnicos (Ati- 
la, Atilanus, Bulgaranus) y Suevos (Udiscalcus, Miro, nis). Una 
causa especial de este fenómeno hubo en Ribagorza: el que la 
colonización bárbara no fué debida solamente á la gran avalan- 
cha que atravesó los Pirineos en el año 409. 

Muy de lamentar es que no haya relaciones más detalladas 
de la invasión y de las primeras correrías de los alanos, ván- 
dalos y suevos en España. Los textos fundamentales, como 
son los de Idacio y de Orosio, coetáneos de aquellos hechos, 
dicen solamente que los bárbaros llamados Honorianos, pa- 
sándose al servicio del usurpador Constantino y de su hijo 
Constante, lejos de guardar los puertos de los Pirineos, como 



(i) Cuando los visigodos atravesaron el Danubio con Fritigerno y Ala- 
vivo, en tiempo del Emperador Valente, ya eran un pueblo muy mezclado, 
por las victorias del Hermanrico, quien sometió á su poder los hérulos, los 
mermos, los caris y otras naciones. (Jordanes, Historia de los godos, capí- 
tulo XXllI.) 

Después de la batalla de Andrinópolis, Fritigerno se atrajo numerosas 
bandas de los soldados hunnos y alanos. (Ammiano Marcelino, Historia del 
Imperio Romano, libro XXXI, año 878 de J. C. 

En las correrías de los visigodos por el N. de Grecia, cuando estuvieron 
al servicio de Teodosio y luego en sus expediciones por la Iliria y por Italia, 
hasta llegar á la Galia Narbonense, hubo de modificarse no poco la raza de 
aquéllos. 

Sin embargo de esto, creemos exageradas algunas afirmaciones de Fus- 
tel de Coulanges, quien dice, hablando del ejército visigodo: 

«on arrive forcément á penser que ees' hommes qui s'appelaient Wisi- 
goths, et qui élaient déjá un mélange de plusieurs peuples germains, 
avaient encoré en eux beaucoup de sang italien, gaulois ou espagnol. Entre 
tant d'éléments divers, l'unité ne venait que de ce qu'on obéissait á un 
seul chef. II n'y avait la ni une race, ni une nation;il n'yavait qu'une armée.» 

Histoire des Institutions politiques de l'ajicienne Francc. L' invasión ger- 
manique et la fin de VEmpire. Coulommiers, 1904. Pág. 439. 



l6 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



antes lo habían hecho, á sus expensas, los hermanos españoles 
Dídimo y Veriniano, dejaron entrar en España á los vándalos, 
alanos y suevos (i). Pero ¿cuáles eran los claustra Pyrenaei 
de que nos habla Orosio? Dado el rumbo que los invasores lle- 
varon, puede conjeturarse que su entrada fué principalmente 
por Canfranc, el Summus Pyrenaeus (2) de los romanos. Nin- 



(i) «Hi vero plurimo tempore servulos tantum suos ex propriis prae- 
düs colligentes, ac vernaculis alentes sumptibus, nec dessimulato proposito 
absque cuiusquam inquietudine ad Pirenaei claustra tendebant. Adversus 
hos Constantinus Constanlem filium suum, proh dolor, ex monacho Cae- 
sarem factum, cuín barbaris quibusdam, qui quondam in foedus recepti at- 
que in milliciam allecti, Honoriaci vocabantur, in Híspanlas misit. Hinc 
apud Híspanlas prima malí labes. Nam interfectls lilis fratribus, qui tu- 
tarl privato praesidlo Pyrenaei alpes moliebantur, his barbaris quasi in 
preiium victoriae, primum praedandi in palatinis campis licentia data; de- 
hinc supradicti montis claustrorumque eis cura permissa est, remota rus- 
ticanorum fideli et utlli custodia. Igitur Fíonorlaci imbuti praeda, et illecti 
abundantia, quo magis scelus impunitum foret, atque ipsis scelerls plus 
liceret, prodita Pyrenaei custodia, claustrisque patefactis, cunetas gentes 
quae per Gallias vagabantur, Hispaniarum provinciis immittunt, iisdemque 
ipsi adiunguntur.» 

Pauli Orosii,Adpersus paganos Historiariim libri septeni.ColoniSLe, i56i. 

Libr. VII, cap. XL. 

Baluze opinaba que los bárbaros entraron en España por el desfiladero 
de Roncesvalles, y no por Canfranc: 

«Dúo praecipua erant claustra per quae in Híspanlas penetrari poterat 
cum exercitu. Facilior aditus erat per summum Pyrenaeum (jalliae Narbo- 
nensis; asperior per summum Pyrenaeum Aquitanicum, quo Pompelon et 
interiora adeuntur. Hac tamen vía processisse videntur, cum statim ab in- 
gressu Galliciam, Lusitaníam, Baeticam et Carthaginensem provinciam in- 
traverint.» 

(Marca Hispánica, col. Go.) 

Pella y Porgas (Historia del Ampurdán, pág. 281) dice que en las c/awsií- 
ras de los Pirineos, por donde entraron los bárbaros, había robustas cadenas 
para cerrar aquéllas, un trozo de las cuales es la llamada vara de Roldan, 
que medía 5,44 metros y se guardaba en Massanet de Cabrenys. 

(2) Hasta la fecha exacta de suceso tan importante se desconoce; Ida- 
cio, en su Chroyiicon (España Sagrada, tomo IV), se limita á decir: «Alani 
et W'andali et Sucvi Hispanias ingrcssi Era GCCCXLVII, alii quarto Kalen- 
das, allí tertio Idus Octobris memorant die.» 

San Isidoro en su Wandalorvm Historia se limita á repetir lo consig- 
nado por Orosio: «Sed postquam iidem fratres, qui privato praesidio Py- 
renaei claustra tucbantur, ob suspicioncm tyrannidis insontes, et nuUa 
culpa obnoxii, a Constantio Caesare interfecti sunt, era CDXLVÍ, memo- 
ratae gentes Hispaniarum provincias irrumpunt.» 



etnografía y geografía de ribagorza 17 



guna tribu de los bárbaros llegó pasando el Vidasoa, y el camino 
de Perpiñán quedó reservado al pueblo godo, que después de es- 
tablecerse en Cataluña, se fuéextendiendo por el resto de Espa- 
ña. Los caminos que luego siguieron aquellas naciones, debían 
ser, y lo fueron, en líneas generales, marcados por las grandes 
vías romanas, pues no se conciben de otro modo los viajes de 
muchedumbres compuestas de guerreros, de ancianos, de mu- 
jeres y de niños, cargados con la impedimenta de su ajuar, de 
sus ganados y del cuantioso botín recogido (i). 

A la irrupción en grandes masas, y ya sin defensa alguna 
los puertos de los Pirineos, debió de seguir una lenta infiltra- 
ción de los bárbaros que todavía quedaban en Francia, donde, 
á mediados del siglo v, aún acampaban grupos de alanos en 
las cercanías de Orleans. Por el puerto de Benasque hubo de 
continuar la emigración germánica que, juntamente con los 
godos que entraron por Cataluña, dio origen al pueblo ribagor- 
zano de la Edad iMedia. 

Elemento etnológico de menos importancia en Ribagorza 
fué el musulmán, efecto de que, según veremos al analizar al- 
gunos documentos, no llegó á dominar en aquel país, ni hubo 
allí el considerable número de cautivos moros que en Galicia y 
en León se sumaron, andando el tiempo, á la población cris- 
tiana. 

Casi tan pequeña como la influencia étnica de los musul- 
manes en Ribagorza fué la de los Francos, no obstante que 
establecieron allí su dominación, y que, al menos, en teoría y 
de derecho, perteneció á los reyes carolingios durante los si- 
glos IX y X. La colonización francesa de que nos habla un do- 
cumento del Conde D. Bernardo es una ficción histórica, y el 
pequeño Estado ribagorzano se conservó más español que 
otras regiones de la Península: algunas fórmulas jurídicas que 
luego mencionaremos, y el recuerdo de Recesvinto como re- 
formador del Foriim Judicum {magisier legum) tan sólo se han 



Ci) Los vándalos asdingos y los suevos, al entrar en Fspaña, siguieron 
principalmente tres vías romanas: la que, viniendo de la Aquitania, pasaba 
por el Summo Pyrenaeo, Pompelone, Virovesca, Segisamon y Pallantia; 
la del Bearnés á Zaragoza, por Forum Gallicum, y la de dicha ciudad á Vi- 
rovesca, donde empalmaba con la primera de las citadas. Así se explican las 
inmediatas correrías de los invasores por la Gallccia y la Lusitania. 

9 



l8 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RÍBAGORZA 



conservado, que yo sepa, en varios diplomas de Ribagorza. 
Tal vez sea esto debido á que en Ribagorza, comarca en cierto 
modo veré nullius, no hubo reconquista, pues no llegaron á 
dominarlo ni á poblarlo los musulmanes y quedó todo casi 
como en tiempo de los visigodos. 



CAPÍTULO III 

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE RIBAGORZA EN LOS SIGLOS IX Y X. — 
EL DIALECTO REGIONAL, — LOS NOMBRES Y APELLIDOS PERSO- 
NALES. 



I 



La organización política de Ribagorza y del Pallas era en 
extremo sencilla: en gran parte del siglo ix hubo sólo un Conde 
para ambas regiones (i), cargo que muy pronto se hizo heredi- 
tario; una tradición bastante probable dice que D. Raimundo I, 
el Conde más antiguo de que hay noticias fidedignas, era de la 
Casa Real francesa; al morir éste dejó heredero del Pallas á su 
hijo Lope, y de Ribagorza á Bernardo, pero con subordinación 
de aquél á éste, dependencia que, acaso, lo fué nominal más 
que de hecho. 

Cada uno de ambos Condados permaneció indiviso, pero 
los hijos de cada Conde llevaban este título y recibían feudos y 
alodios en herencia; así lo comprueban muchos documentos. 

Tratándose de país tan reducido como lo era Ribagorza, 
apenas existía jerarquía administrativa ó militar, y así, cuando 
los documentos hablan de gardingos, tiufados, vizcondes y vi- 
carios, lo hacían siguiendo la tradición visigótica y por mera 
fórmula, desprovista de fundamento real. Sólo á fines del siglo x 
aparecen los séniores como autoridades locales y representati- 
vas del poder central, y en la misma época vemos ya las tenen- 



(i) Algunos documentos, que luego examinaremos, parecen demostrar 
que en tiempo de Ludovico Pío había más de un Conde. 



20 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



cias de villas y de aldeas con análogas condiciones á las de Cas- 
tilla y Aragón. 

La justicia, cuyo tribunal presidia el Conde (i) solía no ad- 
ministrarse por funcionarios especiales, sino por arbitros y 
amigables componedores, (boni viri); el procedimiento era ru- 
dimentario, y el juicio, oral, notándose que la gente rústica casi 
nunca presentaba documentos en prueba de sus derechos, que 
justificaba con la prueba testifical y con la adquisición heredita- 
ria; á los monjes no les faltaban pergaminos, que á veces exa- 
minaban los jueces, muy poco ó nada competentes en cuestio- 
nes de Paleografía y de crítica diplomática, y era lo más fre- 
cuente que decidiesen el pleito en favor de los religiosos. 

Las compensaciones pecuniarias por delitos contra las per- 
sonas, fueron, sin duda alguna, institución jurídica en Ribagor- 
za, lo mismo que en todos los Estados medioevales fundados 
por la raza germánica; pero, no obstante el conservarse nu- 
merosos documentos privados de aquella región, son rarísimos 
los que tratan de compensaciones, hecho que, acaso, tenga su 
explicación en la suavidad de costumbres. 

Los habitantes eran, igualmente que en las demás regiones 
españolas, unos, ingenuos, y otros pageses de remensa, vasa- 
llos, colonos y recomendados á los monasterios, con donación 
total ó parcial de sus bienes; y como á su vez las comunidades 
religiosas necesitaban quien las defendiese contra las vejaciones 
de hombres poderosos ó desalmados, originóse una institución 
que fué el germen de las Ordenes militares: el ofrecerse algu- 
nos, por devoción, á ser soldados (milites) de un monasterio. 

Si bien por lo que atañe á la gobernación política fué Riba- 
gorza independiente de la Marca Hispánica, con la que tuvo 
escasas relaciones, inclinándose más bien los Condes de aquélla 
á enlazar su familia con las dinastías de Aragón y de Castilla, 
en espíritu fué una prolongación de la Gotlandia, con la que 
estaba asimilada por grandes afinidades étnicas. A esta causa 
responde la formación del dialecto ribagorzano, que no tiene su 
origen en la influencia que allí pudo ejercer Cataluña, sino en. 
otra razón más honda. 



d) El mallus ribagorzano, lo mismo que el merovingio y el carolin- 
gio, se componía de un judex y de varios boni homines. 

De esta y de otras instituciones trataré con más extensión al analizar al- 
gunos documentos. 



feL DIALECTO REGIONAL 2t 



II 



Los tres idiomas hoy hablados en la Península ibérica, aun- 
que tienen por base el latín, son un caso de atavismo filológico, 
donde, perseverando la fonética propia de cada raza primitiva, 
se logra con las mismas raíces construir lenguas distintas; los 
gallegos y portugueses, más celtas que los restantes españoles, 
crean el idioma de las Cantigas, en lo que debió de influir bien 
poco el galicanismo de la Corte lusitana en tiempo del Conde 
Enrique de Borgoña. Los castellanos y aragoneses, vaciando 
las formas latinas en el fonetismo eúskaro, dan origen al idioma 
de Cervantes; mientras que Cataluña, más latinizada, por su 
situación geográfica, que otras regiones de la Península, y 
luego más influida por la invasión de los godos y por la Fran- 
cia del Sur, fué uno de los focos de donde irradió la lengua le- 
mosina; seminario filológico del que formaba parte Ribagorza, 
por sus afinidades étnicas y sociales con Cataluña (i). 



(i) Análoga opinión ha defendido el Sr. Codera en su estudio rotulado: 
Algo de dialectos españoles á principios del siglo xi i (Revista de Aragón, 
año igoS) donde, hablando de la analogía entre el ribagorzano y la lengua 
catalana, escribe: «Me permito creer que la semejanza no es debida á imita- 
ción, como dos próximos parientes, que se parecen, no toman los rasgos co- 
munes el uno del otro, sino de sus ascendientes comunes.» 

Del romance hablado en la mayor parte de España durante los siglos viii 
al X, y de sus analogías con el gallego más que con el castellano, trata don 
Ramón Menéndez Pidal, en su contestación al discurso del Sr. Codera, al 
ingresar éste en la Academia de la Historia (i5 de Mayo de igic). 

«En Benasque— escribe Mr. J. J. SaroVhandy {Revista de Aragón, año 
1902, pág, 653) casi se imagina uno que está en Cataluña. Se oyen infiniti- 
vos como //;2re(cast. tener), prenre (prender), salre (salir), bulre (bullir).,. 
La / se pronuncia muy claramente al final de palabras, como dificultat, 
mitat, y en la segunda persona del plural del imperativo: portat ;?i' en dos, 
ubrit la puerta, fuit d' asti... El sonido de la ;3 castellana es en Benasque 
completamente desconocido: dotse (doce), cabesa (cabe:{a). 

Cnf. Mission de M. Saroihandy en Espagne {Ecole pratique des hautes 
études. Section des sciences historiques et philologiques. Annuaire^ 1898), 
págs. 85 á 94. 

El único texto ribagorzano que contiene es la fábula de la lechera y el 



21 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOHZA 



III 



Por la misma diferencia de orígenes étnicos ha de expli- 
carse la formación de los apellidos personales en España. Rota 
en la Edad Media la costumbre romana del praenomen^ nomen, 
y agnomen ó cognomen^ que en nuestra Patria no llegó á ge- 
neralizarse, nacieron en Galicia, Asturias, León, Castilla y 
Aragón los apellidos patronímicos, con la desinencia en a^, e^, 



cántaro, referida por Dámaso Carrera, vecino de Graus. Del estudio de Sa- 
roihandy se deduce que en el dialecto ribagorzano hay tres elementos. 

Aragonés del Pirineo: 

Conservación de la f latina; v. gr.: fiemo (iat. /emi/m). 

Pérdida de la r final en los infinitivos y en los nombres, v. gr.: relampa- 
diá, trobá, rondado, coló (rondador, color). 

Formación del pretérito imperfecto en ba: podeba, queriba. 

Catalanes: 

Formación del pasado definido, v. gr.: ba canta, ba fe, ban subí. 

La X, v. gr.: un coixo baixaba por una baixada. 

Pérdida de la e átona en los plurales de los nombres y en algunas for- 
mas verbales, v. gr.: malacatons, borceguins, tiens. 

Restos del aragonés y castellano arcaicos, v. gr.: i, por allí, de ibi; en, 
de inde. 

Como spccimen del antiguo dialecto ribagorzano copiamos algunas lí- 
neas de un contrato otorgado en el año 1498: 

«Noverint universi com yo fray Ramón de Mur, prior de Santa Maria 
de Hovara (sic) axi com a senyor qui so del loe e terme de Biescas en la ri- 
bera de Ysavena, de ma certa sciencia certificat plenariament de tot mon 
dret en tot et per totas cosas, dono a treudo perpetuo ab comis, loysme o 
fadiga... a vosaltres Per Vilega et Pere Barabes, abdosos habitants en lodit 
loe de Biescas, vassals de senyora Santa Maria de Hovara, et meus, es a sa- 
ber: dos molins farines setiats en lo terme de Biescas, loe clamat atramas 
aiguas... Acó font feyt a vint et quatre dias del mes de Marg, any de la na- 
tivitat de nosire Senyor Deu Ihu Christ mil e quatrecents novanta et vuit.» 
(Doc. orig. en perg. — Archivo hist. Nacional.— Obarra. — Particulares, nú- 
mero 1 16.) 

El Ribagorzano, periódico que se publica en Graus y suele ser el campo 
desde donde el sabio y honradísimo político D. Joaquín Costa lanza sus dar- 
dos contra algunos desalmados gobernantes, incluye artículos en el dia- 
lecto regional, y aun textos literarios (año 1909), como la Pastorada, que se 
recitó en las fiestas del Santo Cristo de Capella, en el año ijSG, y empieza así: 



NOMBRES Y APELLIDOS PERSONALES ^5 



i^ Ó is (i); las tres primeras de procedencia ibérica, y la otra del 
sufijo celta ves, es, is (2); sospechamos, y con razón, que ya 
eran usados por el pueblo en tiempo de los visigodos, pues 
aparecen en los documentos más antiguos de aquellas regió- 



Mayor a/: ¡Ay! 



Válgame Dios qué desgracia, 
qué desgracia m' ha siu esta; 
Cielos, teniz compasión; 
¡Oh! buen Dios dame pacencia! 
Se m" ha muerto el Repatán 
astí arriba en la sierra. 

Tan buen misache como eba, 
que á las güellas feba fe, 
como el Ilop, lo que quereba; 
ais crabitos y cordés 
les chugaba moltas festas, 
qu' á de fora tot solét 
alegret se me 'Is comeba. 

(i) Pondremos algunos de los muchos ejemplos que se podrían citar: 
Adelgaster Siliz (año 780); Didacus Didaz, Nunno Nunez, Tello Tellez y Pe- 
tro Annaiz (año 804) {España Sagrada, tomos XXVI, pág. 444,y XXXVII, 
pág. Sog); Monnio Nunniz (año 824); (Sandoval, Cinco Obispos, pá- 
gina 292); Bermudo Fannez (año 941) (Berganza, Antigüedades de Espa- 
ña, lomo II, pág. 38i); Pelagius Petriz, Petrus Teoti y Erus Munioni, en 
un documento del año 883; Guter Menendez, Didacus Crenandiz y Guter 
Osoriiz, en otro del 924; Gundisalvus Betoniz y Arias Albitiz, en uno del 927. 
(Cnf. Historia de la iglesia de Santiago de Compostela, por D. A. López 
López Ferreiro. Tomo II. Apéndices.) 

(2) Poesía popular española y- Mitología y Literatura celto-hispanas, 
por Joaquín Costa. Madrid, 1888; págs. 226 á 228. D. Ángel de los Ríos 
mantuvo la opinión^ que juzgamos errónea, de ser los patronímicos espa- 
ñoles una imitación de los usados en Grecia, y, acaso, de los arábigos: 

«En el tiempo inmediatamente anterior [al siglo x], y en Castilla, como 
existía entonces, parece haberse imitado más la costumbre griega que la ro- 
mana, tanto en los nombres... cuanto en los apellidos.» 

«Para mantener en Castilla la Vieja aquel modo griego de distinguir á 
las personas, diciendo de quién eran hijos, pudo contribuir el ejemplo' de 
los árabes, que... seguían la misma costumbre.» {Ensayo histórico, elimo-' 
lógico y filológico sobre los apellidos castellanos desde el siglo x hasta 
nuestra Edad, por D» Ángel de los Ríos y Ríos. Madrid, 1871; págs. 8 y )2«) 

Godoy y Alcántara sólo vio en los antiguos apellidos españoles un caso 
de la declinación lalinaj sin abolengo indígena: 

«Los vascos tienen para expresar la filiación la terminación ana.,.¡ pero 



¿4 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



nes; notándose que las clases directoras de la sociedad (clero, 
nobleza y propietarios alodiales) suelen no llevar apellido, y que 
éste no suele faltar á los vasallos, colonos y demás población 
rural (i); así lo vemos en muchos documentos publicados en la 
España Sagrada^ en la Historia de la Iglesia de Santiago, por 



los demás españoles siguieron, como los franceses é italianos, el genitivo la- 
lino, dándole la forma ruda y arbitraria propia del periodo que su romance 
atravesaba.» (^£'/2sayo histórico, etimológico, filológico sobre los apellidos 
castellanos, por D. José Godoy Alcántara. Madrid, 1871; págs. 14 y i5.) 

La procedencia germánica de muchos apellidos españoles ha sido estu- 
diada con riqueza de datos, pero con alguna exageración, por el Dr. Joh. 
Jungfer (Germanisches aus Spanien, Leipzig, 1908), pues nadie admitirá sin 
dificultad que Berlanga proceda de Beriling, Quadrado, de Wadarat, y Pa- 
lacios, de Walatheus. 

El estudio de los nombres personales usados en la Edad Media debe co- 
menzar por los antiguos ibéricos y romanos, y así lo reconoció Hübner: 

«Manifestum autem est incipiendas esse quaestiones etymologicas non a 
nominibus hodicrnis multifariammutatis, sed á vetustioribus, quae in sub- 
scriptionibus conciliorum atque actorum publicorum privatorumque in al- 
bis ecclesiarum et monasteriorum servata sunt. Id quod faceré neglexit 
losephus Godoy Alcántara.» Hübner: Monumenta Linguae Ibericae, pá- 
gina CXXXIII. 

(i) Como prueba de la afirmación que hemos hecho de que el sistema 
germánico de nombres personales prevaleció en las clases altas, y el ibérico 
en la popular, como también, para que se vea la tendencia patronímica de 
los apellidos, copiamos parte de un curioso documento que hay en el Cartu- 
lario de Celanova, libro 2.", núm. LX (Archivo Hist. Nac): 

«Notitia de pistoribus huius sánete Celle Noue quos episcopus Rodesin- 
dus (*) tradidit his qui in hoc cenobio Deo seruirent; quorum nomina hec 
sunct, sciiicet, Rodericus pistor genuit Luua Ruderiz et Uincentium Rude- 
riz et Tedina Ruderiz; Luua í^uderiz genuit Sesnando Luuaz, et Marina 
Luuaz, et Geluira Luuaz, et Adefonso Luuaz; Vincentius Ruderiz genuit 
Igni Uincentiz, et Marina Uincentiz; Igni Uincentiz genuit Pelagium Ba- 
rroso et Adosinda Martiniz; Pelagio Barroso genuit filios ct filias. Adosinda 
Martiniz genuit Petrum Martini et alios. Tedina Ruderiz genuit Rudericum 
Moysa, et Quemdulfu Aloytiz, et Fernanda Aluitiz. Rudericu Moysa genuit 
Pelagium Ruderiz. Pelagius Ruderiz f^cnuit filiam in muliere de quoquina. 
Quemdulfus Aluitiz genuit filios et filias. Fernanda Aluitiz genuit filios et 
filias. Maria L'incenz genuit íilios et filias. Sesnando Luuaz genuit Arias 
Sesnandiz et Ydui Sesnandiz. Arias Sesnandiz genuit Petrum Arias, et Mi- 
chael Arias, et Osinda Arias, et Arias Arias. Ydui Sesnandiz genuit Osinda 
Capicina. Osinda Cabecina genuit Marina (Jimaraz. Marina Uimaraz genuit 

(*) Sospechamos que entonces era San Rosendo Obispo de Mondoiiedo, 
cuya mitra renunció en el año 940. 



NOMBRES Y APELLIDOS PERSONALES 



1% 



López Ferreiro y en otras obras. Fenórneno que responde 
á una organización social muy antigua, que subsiste á través 
de los siglos en la gente de condición plebeya y rural, que con- 
servó mejor la tradición indigena. 

Lo contrario se nota en Ribagorza y en la Marca Hispánica, 
donde no se usan tanto los apellidos durante los siglos ix y x, 



Ihoannem Fernandiz et suum germanum, et Maria Godestez. María Go- 
destez genuit Geluiram Mariiz, et Marina Martiz, et Maria Martiz. Adc- 
fonsus Luuaz genuit Mariam Afonso. Maria Afonso genuit Petrum Code- 
neru cum sua germana. Vincentius fuit pistor; iste Vincentius genuit Plazia 
Uincenz et Augeniam Uincenz, et Mirón Uincenz, et Nenna Uincenz, quam 
Saluator pistor abuit uxorem. Plazia Uincenz genuit Pinnoa Daelz, et Au- 
sinda Daelz, et Afonsum Daelz, et Ihoannem Daelz, et Marina Daelz. Pin- 
noa Daelz genuit Sant am Pelaz, et Arias Pelaz, et Petro monacho. Ihoanne 
Daelz genuit Osinda Ihoannes, et Maria Ihoannes. Ausinda Ihoannes genuit 
Ihoannem Petriz et Ermesendam Petriz et aliam. Maria Daelz genuit Pela- 
gium Afonso. Pelagius Afonsu genuit Ihoannem Pelaz, et Arias Pelaz, et 
Aragunta Pelaz, et alios dúos. Sancia Pelaz genuit Pelagium Beida et Pe- 
trum Petriz, et Osinda Petriz, et Ermesenda Petriz, et Maria Pelaz, et Ma- 
rina Petriz, et Fernando Petriz. Augenia Uicenz genuit Eru Balduz, et Au- 
genia Balduz. Augenia Balduz genuit Euua Ruderiz, et Munnio Martiniz, 
et Ero Coruo. Ero Coruo genuit Petrum Coruacu et fratres et sórores eius. 
Euua Ruderiz genuit Eru Uistrimiz. Eru Balduz genuit Petrum Arranca, et 
Augenia Ericiz, et Arias Trauessu. Miru Uincenz genuit Gudina Miriz, eí 
Gunta Miriz, et Affonso Miriz. Affonsu Miriz genuit fiüos et filias, que sunt 
Maliarico; Gudina Miriz genuit Maria Pelaz. Maria Pelaz genuit Fernando 
Preposdo, et Petrum occulum canis...» 

Compárese con este documento otro del año 914, publicado por Monsal- 
valje {Colección diplomática del Condado de Besalú, t. IV, págs. 76 á 88), 
donde constan los nombres llevados por los habitantes de algunas aldeas, y 
se ve que ninguno de éstos usaba apellido, llamándose á secas Argeleva, 
Odorico, Lova, Teudemiro, Elisabet, Martino, Froylane, Veteredo, Adda- 
nes, Belasario, Traserigo, etc. 

El apellido en Cataluña y Ribagorza se formaba con la desinencia latina 
del genitivo de singular, ó con otro nombre en ablativo, y á veces en nomi- 
nativo; V. gr., Bernardus de Oliveta (año 965), Durandus Gela (año 968), 
Ennegone Miro (año 969), Oliva Duran (año 1000), Odo de Rio-sicco 
(año 1018), Bernardus Guillelmi (año 1067), Willelmus Udalgerii (año 1089), 
Amallo Arnaldi, Berengario Gaufredi y Guillermo Seniofredi (año 1091). 

Tomo estos casos de Monsalvatje, Colección diplomática del Condado 
de Besalú, lomo I. 

En los más antiguos apellidos navarros y aragoneses predomina la desi- 
nencia es, aunque era usada la de is: v. gr., Micarro Menzones, Gutu Mun- 
niones, Exemeno Banzones y Gomis Galindonis (doc. sin fecha, de García 



^6 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZÁ 



y cuando nacen, es medíanle un giro, v. gr.: Gui le Imus, filio 
de hamo, ó con un-caso de la declinación latina. 

El individualismo germánico se revela en esta ausencia de 
los apellidos que, como todas las instituciones sociales, ha de 
tener más hondas raíces que el puro capricho. 



íñiguez); Sancio Scemenones, Enntco Sancioues, Galindo Garcianes y Gar- 
cía Fortuniones (doc. del año 928). 

Cnf. M. Magallón, Colección diplomática de San Juan de la Peña, pági- 
nas 14 y 32. 

No menos interesante es otro problema: si en los nombres personales 
había tradición étnica, ó si los hispanos y los góticos eran llevados igual- 
mente por ambas razas en los siglos viii al x. Balari (Orígenes de Cataluña, 
pág. 63o), sin más base que un documento, y generalizando con precipita- 
ción, se decide por la segunda hipótesis: «los nombres de origen latino y 
germánico eran adoptados indistintamente en una misma familia, de suerte 
que unos y otros no eran indicio de raza.» 

Nosotros creemos que fué regla bastante general en el período indicado, 
si bien con no pocas excepciones, que los de linaje godo usasen nombres 
germánicos, y latinos ó ibéricos los hispano-romanos. Téngase en cuenta 
que la fusión de ambas razas, entre las que no existió el jus connubií hasta 
el tiempo de Recesvinto, era incipiente al entrar en España los musulma- 
nes, y no fué un hecho total y definitivo hasta tres siglos más adelante. 

Esta opinión se robustece con el hecho de que la gens ibérica, sus cos- 
tumbres y su derecho tradicional sobrevivieron á las conquistas romana y 
goda, como instituciones arraigadísimas en España. Cuando Odoario, Obispo 
de Lugo, volvió de entre los infieles á mediados del siglo vni, y pobló algu- 
nas aldeas, lo hizo como pudiera hacerlo un régulo contemporáneo de Amíl- 
car, estableciendo sendas familias en ellas: Desterigos, Avézanos {España 
Sagrada, t. XL, pág. 262), etc., que recuerdan las gentes pobladoras de los 
castros antiguos, y sabido es el apego que había en éstas al nomen genli- 
lilium. 



CAPITULO IV 

MONASTERIOS DE RIBAGORZA 
I 

Que las comunidades monásticas,, tanto de religiosos como 
de vírgenes, fueron muy antiguas en España, se prueba con la 
curiosa relación llamada Peregrinatio Silviae (i), donde vemos 
que Eteria gobernaba un convento de religiosas en la provincia 
romana de Galicia, á fines del siglo iv, y con la carta del Papa 
Siricio á Himerio (año 385), arzobispo de Tarragona, donde 
se habla de monjes que vivían en monasterios, y no aislada- 
mente como cenobitas. 

Durante la Monarquía visigoda, y antes de su conversión al 
catolicismo, se propagaron aquéllos en España; San Victorián 
fundó algunos en la primera mitad del siglo vi (2), como se de- 
duce de unos versos de su biógrafo Venancio Fortunato: 

Plurima per patriam monachorum examina fundens, 
Floribus aeternis mellificavit apes. 

Otros muchos, y de renombre, existían ya en los siglos vi 
y VII, como el Servitano, fundado por San Donato cerca de Va- 



(i) Publicada pof Gamurrini (año 1884) y reimpresa en el Corpus scrip* 
torum ecclesiasticorum, por la Academia Imperial de Viena. Cnf. Le iperita-' 
ble aiiteur de la Peregrinatio Silviae: la vierge espagnole Ethéria, par Dom 
M. Férotin (Revue des questions historiques, octubre igoS). 

(2) Una donación que le hizo el diácono Vicente lleva la fecha del año 
segundo de Agila (55o). Publicóla Traggia en su Aparato á la Historia ecle- 
siástica de Aragón, torno 11, págs* 484 á 437. 



28 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOR¿Á 



lencia, y el que edificó San Juan de Rielara ó Validara, no lejos 
de donde luego estuvo el de Poblet (i). 

A la misma época debe referirse el origen de algunos mo- 
nasterios aragoneses anteriores, probablemente, á la invasión 
musulmana, situados en las estribaciones de los montes Piri- 
neos; tal sospechamos de los de Alaón y de Taberna. 

Que el de Alaón existía ya en el año 819 se prueba con el 
acta de dotación de la iglesia de Urgel. Fundado á la derecha 
del Noguera Ribagorzano, en lo que es hoy término municipal 
de Sopeira, se dilataban sus posesiones al otro lado, por cuyo 
motivo lo atribuyen algunos documentos al condado del Pallas. 
De su numerosa documentación se ha salvado un Cartulario 
que hoy se guarda en la Real Academia de la Historia; en su 
mayor parte fué transcrito á mediados del siglo xii, si bien hay 
algunas escrituras intercaladas, de la centuria siguiente, y una 
pequeña crónica de Ribagorza (el Fragmentum historicum) que 
se añadió á comienzos del siglo xv. Como sucede generalmente 
en los Cartularios, las fechas están muchas veces equivocadas, 
y esto dificulta no poco la cronología. 

Hoy se conserva el templo, de sencilla arquitectura romá- 
nica, como puede verse en una fototipia que publicó D. Joa- 
quín xM. de Moner en Aragón histórico, piyitoresco y monumen- 
tal (2), quien añade que los documentos y libros que fueron del 
monasterio se conservan en la casa parroquial de Sopeira. 

En el año 1043 iMirón Daco le donó la iglesia de Santa Ma- 
ría de Orrit, situada en un paraje llamado el Ibón, sin duda por 
haber allí una pequeña laguna; donde vemos la antigüedad de 
dicha palabra, todavía usada en Aragón (3). 



(i) Cnf. Historia eclesiástica de España, por D. Vicente de la Fuente. 
Segunda edición. Tomo II, págs. 173 á 19G y 3o5 á 3io. 

D. Antonio de Siles en sus Investigaciones históricas sobre el origen y 
progreso del rnonacato español {Memorias de la Academia de la Historia^ 
tomo VII) opina que estos monasterios no se rigieron por la regla de San Be- 
nito, sino por otras particulares, como las de Juan de Rielara, San Leandro 
y San Isidoro. 

(2) Precede á un estudio rotulado: Alahon ó el monasterio de la O. Pá- 
ginas 327 á 333. 

(3) Sancta María de Orrite. — In Dei nomine, ego Miro Dacho> expuncxit 
me Deus et trina maiestas ut fació carta de ipsa ecclesia Sancta Maria, qui est 
in ualle Orritense, in loco ubi dicitur ad ivone; sic mitto in Sancta Maria cui 



o 

> 

H 

n 

50 



D 

> 
r 
> 

O' 

z 




'r^.JÁyt¿.^JH. 



MONASTERIOS DE RIBAGORZA 29 



Del año 1072 hay un documento por el que los Condes Rai- 
mundo y Valencia dan al Monasterio de Alaón y al Obispo Sa- 
lomón ciertos derechos que les correspondían en las parroquias 
del valle de Scnui, donación algo sospechosa, y no porque en 
la fecha se cite únicamente al Rey de Francia Felipe I, sino por 
otros motivos que expondremos luego (i). 

Julián, Obispo de Zaragoza, le adjudicó en el año 1077 la 
iglesia de Santa María de Siurana, en el término municipal de 
Peralta, que había sido incendiada por los musulmanes (2). 



uocabulumest Alahone, uel Sancti Petri apostoli et alias ecclesias qui ibi- 
dem sunt fúndalas in monasterio Alahone, propter remedium anime mee... 
sic dono ad Sancta Maria de Alaone et ad Sancti Petri apostoli, et ipsum 
alium meum alode que abeo in Orriii... 

Facta ista carta XX Aprilis anho X1II° Angenrico rege pollentis in Fran- 
cia. S. ego Miro qui hanc carta elimosinaria rogaui scribere et testes firma- 
re. S. Arnulfus episcopo. S. Martinus abba de Taberna. S. Angelric archi- 
diácono de Limignana. S. Allemar. S. Atone. S. Altemir. S. Rodlandus. 
visores et auditores multi fuerunt. Isnardus abba de Alahone rogitus scripsit 
die et anno que supra. {Cartulario de Alaón, fol. 58 r.) 

No citamos las donaciones y otros documentos anteriores al año io35 
porque luego publicaremos éstos y los de otros monasterios. 

(i) In nomine Domini, ego Raimundus gratia Dei Comes, et Valentía 
Comitíssa, propter remedium animarum nostrarum et remissionem pecca- 
torum, et propter honorem Dei genitricis Marie, euacuamus nos etfacimus 
scripturam donationis et confirmationis siue securitatis ad domum Sánete 
Marie de Alahone, et ad episcopum Salamonem et habitatores ipsius loci, 
siue successoribus eorum in eternum, de ipso recepto quod querebamus 
de ipso cenobio propter parrochias de valle Segnicii. Donamus ergo et re- 
linquimus ipsum receptum, ea ratione ut ñeque nos, ñeque posterilas nos- 
tra, ñeque ulla magna uel parua persona hoc amplius requirat, sed ipse lo- 
cus liber ab hoc censu permaneat in perpetuum. Quod si quis ex posteri- 
tate nosira uel successoribus nostris, aut ulla persona contra hanc scriptu- 
ram nostre donationis uenerit ad inrumpendum, non hoc ualeát uindicare 
quod requirit, sed componat solidos CCC ad ipsum locum, et in antea hec 
scriptura stabilis et firma permaneat omni tempore. Facta carta donationis 
{Calendas lulii anno XIII^ regnante Philipo rege. ^ Raimundus Comes et 
Valentía Coñiitissa qui hanccartam donationis fecimus, firmauimus et tes- 
tes firmare rogauimus. Sig ►i^ num Rogerii Ugberti. Sig ►P num Bertramni 
Atoni. Sig ^ num Petri Raimundi. Sig ►J^ num Guillelmi Fulconis. Salo- 
món episcopus rogatus scripsit et subscripsit. (Cartulario de Alaón, fo- 
lio 123 V.) 

(2) Ego Julianus, gratia Dei Episcopus Caesarauguslae Sedis, gratis 
animis et bona volúntate dono et conjedo ecclesiam Sanctae Mariae de Siu- 
ana tibi Bernardo Abbali Alaonensi ct succcsoribus luis ci ecclesiac libir 



3o NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE HIBAGOPZA 



Por un documento de D. Raimundo Dalmacio, Obispo de 
Roda, vemos que el Monasterio de Alaón atravesó durante el 
siglo XI un período crítico por haberse apoderado de su go- 
bierno y de sus rentas clérigos de mal ejemplo, y aun seglares; 
por lo cual, hacia el año 1078, queriendo restablecer la disci- 
plina monacal hizo venir de San Victorián un fraile llamado 
Bernardo, y lo consagró por abad; así lo consigna D. Raimundo 
en un privilegio escrito en lenguaje ampuloso y afectado, que 
suscribió en dicho año (i). 



comissae Sanctae Mariae Alaonis, ut habeatis et possideatis eam libere per- 
petuo jure. Quae ccclesia olim edifícala et constructa esse peribetur a quo- 
dain domino Rouvano, quia ibi sanata filia eius a gravi infirmitate qua te- 
nebalur, contulit iiereditatem possidendam huic ecclesiae supra dictae intra 
términos Cavase vel Peralte quae modo possidere videtur... Set quia modo 
destructa esse videtur, et combusta a Sarracenis invenitur, condolemus 
huius destruccionis... Haec descripcio facta est in secundo anno post conse- 
crationem Sancti Michaelis de Gauase... sub era M. C. XV. 

(Viage literario á^las Iglesias de España, de D. Jaime Villanueva, 
tomo XVII, págs. 296 y 297.) 

(i) Priuilegium a domino Raimundo, Rotensi episcopo, Alaonensi mo- 
nasterio concessum. 

Anno ab incarnacione Domini M° LXXVJÍI, indicione I.% ego Raimun- 
dus episcopus, nulla mea acione et mérito, set solo Omnipotentis Del dono 
gratuito, sum promotus ad officium episcopatus Rotensis ecclesie, domno 
Gregorio Papa iubente el uenerabili Richardo Cardinali et legato Sánete 
Romane ecclesie constituenie, el domno Sancio Pampilonensium el Arago- 
nensium ac Ripacorcensium rege annuenie, et clero populoqueacclamante, 
Ilenricho imperante Romanis, Philyppo Francis, Aldefonso Hispanis. Sus- 
cepio namque lam grandi honorc, lamque graui labore, in me metipso cepi 
deliberare ac perpendere quomodo tálenla mihi a Domino credila el cum- 
mulata possem reddere, et mali el pigri serui talentum ierre commitentis 
senienciam ualde iremendam euadere, memor etiam uerbi Domini quod 
primis pastoribus eorumque successoribus iniulil dicens: Negociainini dum 
nenio. Me iiaque assidua medilacione lalia medielate cordi meo, ingens ac- 
cidit dolor ac tristiiia, cernens ecclesias ac monasteria eorumque iura mihi 
a Deo commisa, proprio honorc expolíala meorum predecessorum ignoran- 
cia seu incuria, el malorum Principum pessimorumque seuicia aique 
iniusiicia. Dum uero huiusmodi cogilatione premerer el crebra ancxic- 
laie pro hoc infortunio fatigarer, et pro pressura mee Ecclesie mente con- 
siernarer, lolum me Deo contuli frequenlesque oraciones ipsi optuli, el in- 
timo cordis pelii ut ipse sine quo nil boni fit, michi se medullilus roganii 
dignaretur auxilium ministrare, et ecclesia pro qua orabam ab imporluni- 
tate opprimentmm liberare et debita libértate decorare. Ergo quia ammo- 
nitus apostólica sentenlia in fide poslulaui el non hesitaui, ilico a Deo im- 
peiraui quod postulaui, nam grandi ecclesia mihi credita, iam máxima ej< 



MONASTERIOS DE RIBAGORZA 



3l 



En el mismo año recobró el alodio de San Esteban de Ba- 
rreta, y es digno de estudio el procedimiento jurídico seguido 
en tal caso, pues m.uestra la autoridad que se daba á los docu- 
mentos exhibidos por los religiosos. Hacía muchos años que un 
noble, de nombre Guido, detentaba aquel alodio; llamado á jui- 
cio por el Obispo D. Raimundo Dalmacio, fué con sus amigos 
y no reconoció los derechos del Monasterio; más adelante, en 
presencia del Prelado y de varios monjes, clérigos y caballeros, 
tomó el Cartulario de Alaón, lo puso en el altar de Santa Ma- 
ría de aquel cenobio, examinaron él, sus hermanas y sus pa- 
rientes las escrituras que atañían al asunto; confesó que dicho 
alodio era del Monasterio, y lo dio en tenencia por éste á un 
caballero llamado Pedro Rodball, como miles directus y defen- 
sor de Alaón (i). 



parte sue libertati est reddita, et adhuc huic oracioni et operi insto, et ut 
ad effectum perducatur, exopto et Dominum suppliciler exoro. Me talibus 
intento occurrit mee menti causa Alaonensis monasterii fundati in honore 
Sánete Marie genitricis Dei, quam causam diligenter examinans comperi 
Ídem monasterium in primis monástico ordini subditum, set labente cu- 
rriculorum tempore ab hoc loco hec religiositas deperiit et in potestate 
inreligiosorum clericorum seculariumque deuenit, quod omnino constat 
illicitum, prohibente auctoritate omnium sacrorun: canonum. Itaque a 
bonis canonicis nostris et honestis uiris accipio salubri consilio, prefatum 
cenobium pristine religioni reddere destinaui, et quia eidem loco deerant 
monachi, de monasterio Sancti Uictoriani fratrem quendam nomine Bernar- 
dam ad assumpsi, et in monasterio Alaonensi abbatem consecraui, et ut 
ibi congregacionem monachorum constitueret mandaui, et rebus necessa- 
riis ampliaui; et ne ab aliqua persona seculari uel ecclesiastica iioc casare- 
tur, regali auctoritate gloriosi regis Sancii filiique sui domni Petri muni- 
v¡; hoc ómnibus nostris canonicis affirmantibus, et totius patrie optima- 
libus, pontifican ergo auctoritate constiluimus, quatinus hec nostra ins- 
titucio inconulsa permaneat et a nemine temerario ausu irrita fiat; quod 
quid faceré presumpserit, anatematis iuditio subiaceat. Amen. (Cartulario 
de Alaó)!, fol. gg r. y v.) 

(i) Anno ab incarnacione Domini nostri Ihu Xpi M° LXX° VIII° vcnit 
domnus Raimundus episcopus ad Sancta Maria Alaonis, et misit legatum 
ad Guidoneni de illa petra ut uenisset et fecisset directum de alodium Sancti 
Stephani de Barreta, quod multis temporibus antea iniusle tenebat. Et ipse 
uenit cum suis amicis et tenuerunt placitum et non potuit Guido uincere 
per directum ipsum alodium. Postea uero uenit Guido et in presencia 
domni Raimundi episcopi et domni Bernardi abbatis el Bernardo priori el 
Mironi Alteniiro et (iuielmo Galindo clericus el aliorum monachorum seu el 
clericorum qui ibi aderant, in presencia Petroni Rodgario el Raimundi Gir- 



32 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



A causa de intervenir el Obispo D. Raimundo en los asun- 
tos de Alaón, muchas de las donaciones hechas al monasterio 
van dirigidas al Prelado, como á superior de la comunidad, y 
á los clérigos que la formaban. Tal se ve en la donación que un 
Raimundo, su mujer Requilis ysus hijos, le hicieron de los diez- 
mos de sus franquezas (i) en el año 1068 (2) y de otra análoga, 
otorgada en el de loyS (3); siendo de notar que ambas, como 



berto, militibus, et aliorum bonorum hominum qui ibi aderant audientes 
et uidentes, predictus Guido manibus propriis accepit hunc librum, et su- 
per altario Sánele Alarie exvacuauit ipsum alodium per se ipsum et per só- 
rores suas et per parentibus suis,'et misit fide iussore Petroni Rodballo, de 
saluamentum si amplius eum inquietabat ipse Guido, aut homo uel fe" 
mina de propincuitate sua. Et ipse Petras Rodball dedit se Sánete Marie et 
episcopo ut miles directus, et fidelis esset de ipsum alodium ómnibus die- 
bus, ad saluamentum Sánete Marie et habitatoribus suis; et in alia uice 
uenit predictus Guido et uoces quas in ipso alodio adhuc tenebat de suodi • 
recto, in presencia domni Bernardi abbatis, et in manu sua exvacuauit ip- 
sum alodium et uoces quas ibi habebat, per se et per suas germanas et per 
sua muliere et per suos filios, in presencia Petroni Rodballi et Bernardo 
priori et Petroni Galindo, et Mironi Altemiro, et Petroni Miro, et Guielmo 
Galindo, et commendaui (sic) se ipso a domno abbati ut de ipsum alodium 
directus fidelis fiat de Sancta Maria et de domno abbati et de habitatoribus 
Sánele Marie. S. Guidonis qui hane cartam fecit seribere. S. Mager, uxor 
Guidoni ^. S. Girberto, filio eius, et Ber. signuní y^ manu sua fecit. Lau- 
damus et firmamus cartasuperius seripiam. (Car/u/íír/o de Alaón, fol. io3 r.) 

Según otra escritura que hay al folio 94, dicho reconocimiento se veri- 
ficó á 16 de Noviembre del año 1091, y el libro que tomó Guido para jurar 
fué un Sacramental (libro Sacramentoruin), lo cual es más probable. 

(i I Du Cange define \a franquisia, francjj^rla ó /ranchera, como certum 
territorium a domino subditis suis ad pasee. .ua eoruní aninialia relictum, 
caeíeris ómnibus cxclusis. 

(2) In nomine Domini, ego Raimundus, et uxor mea Rechillis, et filii 
nostri íohannes, et Miro, de gratis animis et bona uoluatale facimus car- 
tam dedecimis nostris quos habemus de nostras franchedas, ad domum 
Sánete Marie Alahonis uel Saneti Petri, et ad domnum Salomonem epi- 
seopum, et ad ipsos clericos qui inibi commorantur uel adhuc comoraturi 
sunt, propter remedium animarum nosirarum uel parentum nostrorum, et 
est manifesium... Facía carta donalionis mense Augusto, XíII.° regnante 
Philippo rege. Sig >^ num Raimundus eum uxore et filiis, qui hanc carta 
donacionis rogauerunt seribere el testes firmare. Sig >^ num Dato. Sig *^ 
num Dalo prcsbiier filius eius. Sig *^ num Mironis leuile. Sig ^ num Ber- 
nardus. Peirus leuila qui hanc cariam rogatus scripsit et firmauit sub die 
et anno quo supra. — (Cartulario de Alaón, fol. 128 v. y 124 r.) 

(3) De Castel nigro.—ln nomine Domini, ego Rieolf Marches el uxor 
mea Matrona, et filii nostri ísarn, et Amad, et Peirus, et Mir, et Bernard, de 



MONASTERIOS DK RIBAGORZA 33 

Otras muchas, van calendadas por los años de Felipe I de FVan- 
cia, no obstante hacer ya bastantes que Ribagorza pertenecía 
á la Corona de Aragón. 

En el año 1079, Miro Bertrando cedió al Monasterio y á los 
vecinos de Sopeira el aprovechamiento del arroyo de Miralles, 
exceptuando de este derecho á un Bernardo Ezo, acaso ene- 
migo del donante (i). 

En 1088 fué cedida al Obispo D. Raimundo la iglesia de 
Santa María del Castillo de Piedra, por su dueño Gervasio, hijo 
de Rodbaldo; aquél dispuso que á su muerte la heredase ej 
Monasterio, y Bernardo, abad de éste, concedió el derecho de 
sepultura, á la mujer y á un hijo del donante, en el cementerio 
de Alaón (2). 



gratis animis et bona uoluntate facimus cartam de decimis nostris quos 
habemus de nostras franchedas ad domum Sánete Marie Alahonis, uel 
Saneti Petri, et ad domnum Salomonem episcopum, et archidiácono Petro, 
et ad ipsos clericos qui inibi comorantur uel adhuc comoraturi sunt, prop- 
ler remedium animarum nostrarum uel parenium nostrorum, et est mani- 
festum... P'acta carta donacionis mense lanuario, anno XIIIP regnante Filip- 
po rege. Sig^num Ricolf cum uxore et filiis suis, qui hanc cartam donacio- 
nis rogauerunt scribere et testes firmare. Sig^num Willelm Galin. Sig >í< 
num Petrus Mir. Sig >í< num Bernard presbiter. >J< Mir leuiía qui hanc car- 
tam rogatum scripsii et firmauit. — (Cartulario de Alaón, fol. i24r.) 

Hay otra copia en los folios 109 y 110, fechada en el año noveno del 
mismo monarca, el de ioó8. 

(i) In nomine Domini, ego Miro Betrandi, de gratis animis ct bona uo- 
luntate fació carta de aqua qui discurrit per riuo de Miralias, ad domum 
Sánete Marie uel Saneti Petri, et ad ipsos clericos et ad omines de Supetra 
qui inibi commorantur uel adhuc comoraturi sunt, propter remedium 
anime mee uel parentum meorum, sic mitto istum supra nominatum in 
diebus meis et post obitum meum, uel de mea consanguinitate, ut ipsi ho- 
mines supra nominati de ipsos meos molinos usque in ipso termino de 
Sancta Maria sic recipiant aqueductum extra blandimentum nullo omine, 
set tantum ipsi filii de Bernard Ezo non recipiant ad nullum opus suum, et 
est manifestum... Facta carta donacionis in mense Aprilc anno XX*" reg- 
nante Filippo rege.— Sig'ium Miro Betrandi qui ista cartam donacionis fecit, 
firmauit et testes firmare ro^auií. Sig>í<num Mir Altemir. Sig >í< num Vi- 
lelmab: Allemirus rogitus scripsitdie et anno que supra. (Cartulario de 
Alaón, fol. 93 V. y 94 r.) 

Hay otra copia en los folios i25 v. y «26 r. 

(2) Sancta María de Petra.— In Dei nomine, ego Gemasius, filius Kod- 
balldi, et Guilge matris mee, dono Raimundo Dalmacio Rotensis episcopo, 
ab integrum, ct ad proprium alode trado, ipsam ecclesiam SanctaeMariaedé 

3 



34 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE KIBAGORZA 

Pedro I le concedió la iglesia de San Bartolomé, en Galasanz, 
que él había edificado en acción de gracias por la divina protec- 
ción que tuvo cuando conquistó dicha villa á 23 de Agosto del 
año I )02 (i). 

Ningún Obispo de Roda y Barbastro se desveló tanto por 
Alaón y le hizo donaciones tan valiosas como D. Raimundo 
Dalmacio; en el año i io3 le dió cuanto poseía en la iglesia de 



castello de Petra, cum ómnibus periinenciis que ad ccclesiam pertinent, et 
cum ómnibus que abet ipsa ecclesia uel abere debel, et dono illi episcopo 
unum hominem in castello de Petra, nomine Mirone Baronis, et omnem 
suam potesteritatem (sic) cum ómnibus que abet et abere debet ipse et po- 
steritas eius, et omnia que deinceps adquisierinl, et hoc fació per bonam 
uoluntatem et bonum animum, et Raimundus episcopus de hoc toto fa- 
ciat suam uoluntatem in uita sua, et post mortem suam dimittat hoc to- 
lum cui dimittere vult. Facta carta donacionis ÍI Kalendas ianuarii, anno 
i\l.° LXXX.'' VIII, pacta XVII, concurrente I." Visores et auditores, Bernar- 
dus abba Sánete Marie Alaonis, et Petrus Galindi scriptor eius, et Miro Al- 
temir, et Bernardus sacrista. \^ Geruasii qui hanc chartam scribere man- 
dauit et prescriptos uisores et auditores firmare rogauit. Ego Raimundus 
episcopus hoc donum totum et integrum post mortem meam Domino nos 
tro Ihu.Xpo et Sánete Virginis Marie de locho Alaonis, dono et concedo ab 
integrum, ea conueniencia quod nuUus homo non ualeataufferre a pro- 
prietate altaris illius donum illud, sed semper in perpetuum lumen eccle- 
sie sánete Marie Alaonis de hoc dono abeat. VH Kalendas Octobris firmaue- 
runt prescriptam donacionem Petrus Rodballi et mater eius Guislla, et est 
in conueniencia ut abbas Sánete Marie Alaonis et eius societas recipiant eos 
in cimiterio eiusdem lochi secundum uoluntatem illorum matris et filii, et 
in uita eorum sint fratres lochi et adiutores. Sig ^ Petrus Rodballi. 
Sig. >^ matris eius Guislle. Signum ^ Raimundi episcopi. Testes sunt: 
S. Chofedaco presbiier. S. Aloni. S. Oriulfo. Dominicus servus servorum 
Dei scripsii et hoc signum >í< fecit. íCartulario de Alaón, fol. ri v. y 12 r.) 

(i) Ego Petrus rex Aragón... facimus hanc cartam elemosinariam tibi 
benerabili Arnaldo abbati, aliisque monachis in tua societate Deo serbienti- 
bus in monasterio Alaoni, de ecclesia Sancti Bartholomei in ípso castello 
loci de Galasanz nuper a me ediíicatam, perpetuo possidendam, cum parte 
decimarum et aliorum jurium plenitudine, ut pro cursu vitae vestrae suc- 
cessorumque vestrorum celebrelis, gratiasque Deo agatis pro tanlis mihi 
bonis concessis, máxime in expugnatione loci et castelli de Galasanz, quod 
adjuvante Deo diboque Bartholomeo cepimus die XXIII mensis augusti, 
anno Domini M.G.II... Facía hac carta die XIX mensis junii anno regni 
nostri X, M.C.IIII. 

(Viage literario á las iglesias de España, por D. Jaime Villanueva, 
tomo XVII, pág. 297.) 



MONASTERIOS DE PIBAGOBZA 35 



Galasanz, con la cuarta parte de sus diezmos y primicias; las 
iglesias de Santa Columba y Eli y los derechos que tenía en 
otras (i). 

En el mismo año fué consagrada esta iglesia por el Obispo 
D. Poncio, y el Rey D. Pedro concedió algunas inmunidades 
á los que acudiesen á la fiesta de San Bartolomé, como se ve 
en este documento: 

Annoab incarnacione millesimo C. III, imperante diuina clemen- 
cia gloriosissimum Dominum regem Petrum aragonensium, postu- 
lauit consecrare ecclesiam castri Calasanci, cuius precibus uenit 
reuerentissimus dominus Poncius Barbastrensis episcopus die festi- 
uitatis Beati Bartolomei apostoli, quo die ipsum castrum, diuina 
opitulante misericordia, restitutum est sánete xpianitati; dedicauit 
ibi ecclesiam in honore Sancti Saluatoris et Sancti Bartolomei. Et 
ut semper festiuitas ipsius dedicationis et eiusdem castri restitucio- 
nis in memoria haberetur, constituit eidem episcopi afírmauit glo- 
riosissimo rege ut annuatim eodem die, undique populorum caterve 
concurrentes in eodem loco feira aberetur, et ut in uigilia autem fes- 
tiuitate lezda a nemine daretur, siue quatuor dies ante festiuitatem, 
et quatuor post festiuitatem venientibus siue redeuntibus, in toto 
regno suo, alicui iniuria uero inferretur, aut pignus auferretur. Quod 
si quis contra preceptum regis et excomunicacionem domni ponti- 
ficis agere temtauissct, pro perpetrato sacrilegio episcopo canonicam 
exaccionem, domino uero regi solidos LX reddere cogeretur. Post 
has constituciones dedit eidem prefatus rex, in dotalicio eiusdem 



(i) In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti amen. Ego Poncius, gra- 
tia Dei Barbastrensis episcopus, assensu clericorum meorum dedi Sánete 
Marie semper uirgini Alaonensis monasterii, et domno Arnaldo abbati et 
monachis ibidem Deo seruientibus, eclesiam castri Calasanci, que est fún- 
dala in h®nore Sancti Saluatoris et Sancti Bartolomei apostoli, cum ómni- 
bus ad se pertinentibus omne quod modo habet et exinde iuste adquisita 
sunt. Dedi quartam partem decimarum omnium rerum in ecclesia parro- 
quiana supra dicti castri, et primiciarum similiter, excepto ^'sernale?; Dedi 
ecclesiam de castro Oli, cum ómnibus ad se pertinentibus. Dedi ecclesiam 
Sánete Columbe, et quicquid babeo et habere debeo in ecclesiis Mame cas- 
tri; haec omnia supra dicta dedi el dono supra dicto monasterio Sánete Ma- 
rie Alaonis ut monachi in ibi degentes pro rege nostro domino rege Petro et 
pro me et clericis meis et suecessore meo Deum exorent. Pacta est haec do- 
nacio prius quando fuit castrum captum Calasanz, et nune coníirmata et 
literis seripta anno incarnacionis Domini M.^ C." IIP. Si qua uero persona 
huie donacioni in aliqua re contraria extiterit, doñee emcndet in iram Do- 
mini ucniat. {Cartulario de Alaóti, fol. 76 r.) 



36 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



ecclesie, palium ualde obtimum, et quamplura alia dona que infe- 
rius scripta habentur ita. {Cartulario de Alaón, fol. yS r. y v.) 

En el año ii23 consagró la iglesia del monasterio, que se 
conserva todavía, y cuya arquitectura románica denuncia ser 
de aquella época; puso en los altares reliquias de los apóstoles 
San Simón y San Judas y del Papa San Cornelio, y dióle la 
cuarta parte de los diezmos v derechos funerales de las parro- 
quias de San Pedro de Aiscle y de San Clemente de Aulet (i). 

En II 53, siendo abad Poncio, Rotlando de Pug Rog le dio 
la iglesia de Siurana, donde antes hubo monasterio, á condi- 
ción de que estableciese allí una comunidad religiosa; á más de 
esto se obligó á que, tanto él como sus hijos y otros descen- 
dientes, fueran bajuli et deffensores de Alaón; documento con 
otros muchos que prueba lo muy extendida que se hallaba esta 
rudimentaria orden militar destinada á proteger los monaste- 
rios en una época de costumbres rudas y en que imperaba la 
fuerza (2). 



(i) Anno ab Incarnacione Domini M.° C.° XXIII", VI. ° idus Nouembris, 
Raimundus Barbastrensis episcopus consecraui huius sancti monaslerii 
Alaonis ecclesia in honore sánete Dei genitricis Marie, recondens in altari 
eiusdem sanctissimc Uirginis, reliquias beatorum apostolorum Simonis et 
lude, Sancli Cornelii Pape et martiris, et in prephata die dedicacionis pre- 
dictus dominus episcopus dedil et concessit supradicto monasterio et ómni- 
bus in eo opii(me] Deo seruientibus, scilicet Gauberto abbati, cuius preci- 
bus et studio facta est hec dedicacio, et alus monachis eorumque successo- 
ribus, in perpetuo possidendum, pro salute anime sue, quartam partem 
decimarum el defuncionum ecclesie Sancti Petri de Aysclo, el ecclesie San- 
cli Clementis de Auileto, et unum excusatum in Sacera, et alium in Tur- 
mo, cum suis pcrlinentiis. (Cartulario de Alaón, fol. 72 r.) 

(2) De Sánela María de Villet. —Sub diuina clementia, videlicet Patris 
et Filii et Spiritus Sancti regnantis in sécula, amen. l£go Rotlandus de Pug 
Rog, íilius Rollandi Raimundi, una cum filiis meis Guillermo et Petro et 
Berengario el Raimundo, el filie mee Marie, nullius cogenlis imperio... dono 
et concedo Domino Deo et Beate Marie Alaonensis monasterii, et abbati 
Poncio, ecclesiam Sánete Marie de (Jileí, que olim iam monaslerium a plu- 
rimis fuisse asseritur, que alio nomine Siurana nuncupatur, quam pater 
meus, cui sit requies, de comité Ürgellensis adquisiuit et tenuil, et michi 
in suo testamento dimisit. Sic dono prescriptam ecclesiam prephato mo- 
nasterio cum ómnibus suis pertinenciis uel directis, cum exiis et regresiis, 
pascuis, aquis terminisque suis. Hoc totum donativum ab integro, sicut 
superius continetur, ideo fació ego Rollan monasterio Alaonensi ut tam 
isie abbas presens Poncius, quam successores eius, predictam ecclesiam 
Sánete Marie de Uilet suo arbitrio disponant et ordinent, illudque monas- 



MONASTERIOS DE RIBAGORZA ^7 



Berta, la mujer de Pedro I, le dio una almunia cerca de Ber- 
begal, adquirida por donación de aquél (i). 

La iglesia de Siurana fué luego causa de pleitos entre los 
monjes de Alaón y de Ripoll, que acabaron con una resolución 
del Papa Alejandro lll (año 1170), por la que mandaba que 
Alaón pagase un maravedí todos los años al Prior de Gualter, 
que dependía del monasterio de Ripoll (2). 



terium restaurent et monachos illic constituant ad honorem et seruiciutn 
Dei et Beate Marie, qui pro me et pro ómnibus parentibus et successo- 
ribus meis Dominum exorent... Insuper ego et filii mei et successoresqui 
meum honorem tenuerint erimus auctores huius donatiui abbatibus Alao- 
nis, nec non et baiuli et deffensores pro omni tempori, protegente Dei mi- 
sericordia. Facta carta lielemosinaria huius uidelicet donacionis V.° Kalen- 
dasDecembris, anno Incarnacionis Domini M.° C.° L.° III. ^ Ermengaudo Co- 
mité dominante in Urge!. Regnante in Aragone et in Rippacurcia Raimundo 
Berengario, Comité Barchioonense. Bernardus Sancii episcopus in Urgel. 
Guillermus Petrus episcopus in Hylerda. Signum Rotlandi de Pug Rog qui 
ista carta donacionis rogauit scribere et firmauit et testes firmare rogauit... 
(Cartulario de Alaón, fols. 33 y 34.) 

(i) Ego Berta regina, libenti animo,., dono Deo et Beatae Mariae Alao- 
nis, et Bernardo abbati et cunctis successoribus suis almunia nostra quae 
est Ínter Berbegal et Monte Rog... Et advenit michi de donacione Domini 
mei Regis Petri, marili mei... Facta carta ista era M.C.LXIII, regnante... 
Antefoso cognalo meo in Pampilona et in Aragone, in Superarvi et in Ri- 
pacurcia; me autem regnante in Murello et in Auvero et in Aierb. 

(Villanueva, Viage literario á las Iglesias de España; tomo XVII, pági- 
na 298.) 

(2) Notum sit cunctis presentibus atque futuris quod haec est carta 
finis et concordiae factae inter Allaonis et Rivipollis monasterium, eccle- 
siamque de Gualter. Abbas Rivipollensis et monachi deposuerunt quaeri- 
moniam in presencianí Domini Papae Alexandri, de abbate P. Alaonis, 
quod injuste auferret sibi et possideret quandam ecclesiam Sanctae Mariae, 
quae est in termino castri de Gavasa, in loco ubi dicitur Siurana, qui nunc 
etiam vulgo appellatur Vilet. Predictus vero Papa misitsuas litteras sigilla- 
tas prephato Alaonis abbati... Qui preceptis Domini Papae obtemperans. . 
promisit et convenit annuatim ad Calendas Marcii, pro ipsa prenominata 
ecclesia quaerelata, censum daré unum morabetinum bonum, sinc malo 
ingenio, Rivipollensi nuntio, videlicet priori Sanctae Mariae de Gualter; 
tali tamen condicione quod abbas Rivipollensis et monachi, Priorque Gual- 
tcris... qui candem ecclesiam abbati Alaonis inquietabant, protegant, de- 
fendant, et contra alios homines manuteneant... Facta carta... anno incar- 
nationis Domini MCLXX, XII Kalendas Julii. 

D. Jaime Villanueva, Viage literario á las Iglesias de España, tomo XII, 
págs. 233 y 234. 

En el Cartulario de Alaón (folios i3, 21, 22, 23, 34, 47, 48, 80, 81, 92 á 
100, 104, 109, I JO, 121, 124 y 125) hay otras donaciones, de poca importan- 



S8 



NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



II 



No menos antiguo que el monasterio de Alaón era el de Ta- 
berna ó Tabernas, próximo á Barbaruens, y del que se ha per- 
dido su archivo, riquísimo sin duda alguna, de tal manera que 
sólo hemos hallado tres documentos, de los cuales el más anti- 
guo, que luego estudiaremos, parece falso, como lo es también, 
según veremos, la relación histórica llamada Canónica. 

De origen probablemente visigótico, pues, ya es mencio- 
nado en el acta de dotación de la iglesia de Urgel (año 819) no 
parece que fuese muy atendido por los Condes ribagorzanos, 
pródigos con el de Obarra. Siglos después le fué devoto un 
rey aragonés, Pedro Sánchez, quien_, luchando con los infieles 
en la tremenda batalla de Alcoraz, prometió donar á San Pe- 
dro de Taberna la villa de Chía, voto que tropezó con la resis- 
tencia que opuso Ramón Amat, á quien antes había sido aquélla 
concedida en tenencia. Y es de notar que en este diploma, cuya 
autenticidad ningún género de duda ofrece, no se hace mención 
del brazo de San Pedro, ni de las demás fábulas consignadas 
en la Canónica; buena prueba de que en aquella fecha estaba 
por nacer la leyenda de Bencio y de las reliquias que llevó de 
Zaragoza. 

In Dei nomine, ego Peirus Sancii, Dei gratia Aragonensium et 
Pampilonensium rex, quando habuimus illa batalla de Alcoraz pro- 
misi Deo et Sancto Peiro de Taberna illa uilla que uocitatur Gia, 
si Deus fecisset mihi misericordia. Et modo fació gratias Deo et 
Sancto Petro, et fació hanc cartam donationis pro anima patris et 
matris mee seu omnium parentum meorum, uel pro remissione 
peccatorum meorum; dono Deo et Sancto Petro illa uilla supra no- 
minara cum ómnibus terminis suis ab integro, et totum quantum 
ibi babeo uel habere debco, et qualem uocem ad me regalem uoce 
persona ibi pertinet. Totum illut dono et affirmo ad supra dictum 
locum. Et Ramón Amat qui modo tenet supra dictam uillam, et 
non vult prendere cscamium, teneat illam usque Deus donet mihi 



cia, hechas á dicho monasterio, y escrituras de venta á favor de éste, poste- 
riores al año io35; ocho de ellas, no publicadas por el Sr. Ibarra en sus Do- 
cumcíitos correspondientes al reinado de Ramiro /, están calendadas por los 
años del reinado de este monarca, y nueve por los de Felipe I de Francia. 



MONASTERIOS DE RIBAG0R2A Sq 



hora et aiz (i) que ego donem ei escamium ad meam uoluntatem 
et ad suam, et laudo et corroboro et confirmo hoc superius scrip- 
tum ad honorem et seruitium de Deo et Sancto Petro, ut firmiter 
permaneat ibi per sécula cuneta. 

Facta carta Era M."" C.^ XXX"" IIIP in mense Marcio, in mo- 
nasterio Taberne, me Dei gratia regnante in Pampilona et in Su- 
prarbi et in Ripacurcia. Petrus episcopus in Orunia. Petrus episco- 
pus in lacha. Abbas Poncius in Sancto Victoriano. Aldefonsus, fra- 
ter meus in Bel. S. Exemen Garcez in Monteson. S. Petro Sanz in 
Boltania. Abbas Galindo in Castillone. Ego lohannes de Elesone, 
sub iussione domini mei Regis hanc cartam scripsi et hoc signum 
►í< feci (2). 

Pero el monasterio de San Victoríán, comenzado á restau- 
rar en tiempo de Sancho Garcés III, iba absorbiendo los pe- 
queños cenobios Pirenaicos, que llevaban siglos de vida lán- 
guida y obscura, y llegó al de Taberna la pérdida de su auto- 
nomía; el mismo Pedro Sánchez lo agregó al Asaniense, al que 
también concedió en el privilegio que copiamos, algunos sier- 
vos, uno de ellos nombrado Belascuto, como el fingido autor 
de la Canónica. 

Inspirante diuina clemencia sánete et indiuidue Trinitatis in 
unitate essencie consistentis. Ego Sancius gratia Dei rex, Ranimiri 
regis filius, considerans animoque retractans auxilium Dei quod 
non precedentibus meis meritis, sed pro sua gratuita pietate digna- 
tus est mihi largiri, atque ob remedium anime supradicti genitoris 
mei, seu genitricis mee, qui hoc cenobium, aspirante Dei clementia, 



(i) De la palabra vascuence, aiza, fácil de conseguir, de donde se deri- 
va albina, esperanza; y así aiz-, parece significar ocasión oportuna. 

(2) Copia de mediados del siglo xii. Perg. de 464 por 97. Al dorso: «Chia. 
Cax. 2, lig. I, núm. i.°» 

Al dorso hay una curiosa nota del préstamo de un libro; dice así: 

«De Breuiario quod prestauit Durand abbas Sancti Uictoriani, Garcie 
Fortunionis, et dedit eum in manu Galindi abbatis de Murello; fuerunt 
fizanzas Hugo, medicus de Osea, et Galindo abbas (borrada una palabra) 
quod est super Galeco; tali modo si autem perditus fueril aut percrematus, 
quod redant monacis Sancti Uictoriani ducentos solidos noue monete lac- 
censi. Hoc factum fuit in Osea, in domo Sancti Uictoriani coram his testi- 
bus: Bonet, Lesder, Bancio (borradas dos palabras), Mauricio, clericos, et ipsi 
qui librum aceperunt.» 

Este y otros pergaminos que citaremos con el título de Dociwientos de 
San Victorián, porque proceden de este monasterio, se hallan en poder del 
erudito bibliófilo D. Gregorio García-Arista, quien me los facilitó para que 
los estudiase. 



40 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAG0R¿A 



sub norma Sancti Benedicti degendo atque seruiendo Dei genitrici 
Marie, venerabilique ac Deo digno confessori Victoriano construxe- 
runt. Postremo ob enormitatem scelerum meorum quibus inter- 
uentu supra taxati aduocatoris nostri Sancti Victoriani omnimodis 
obto expiari, sub priuilegio mei testamenti indissoluta stabilitione 
que precessor meus uel genitor concessit, concedo et confirmo et 
stabilizo. Insuper et ego successor eius in regno dono supr¿} dicte 
ecclesie militantibus ibi sub regno Xpi, quoddam monasterium quod 
nuncupatur Taberna, quod est fundatum in honore Sancti Petri 
apostoli, cum ómnibus rebus que ibi uidentur pertinere. Etiam addo 
ipsi cenobio Sancti Petri uno homine in uilla Heristi, nomine Baro- 
ne, cum uxore et filiis et filiabus, cum ómnibus que nunc possidet 
uel augmentare potuerit ipse et omnis prosapies eius. Et alium in 
uilla Heresue, nomine CentuUum, simili modo cum uxore et filiabus 
et filiis, cum ómnibus que nunc possidet uel augmentare quiuerit 
ipse et omnis prosapies eius. Et alium in uilla Gía, nomine Uitalem, 
meum francum, cum uxore, ct filiis et filiabus, cum ómnibus que 
nunc possidet uel augmentare potuerit ipse et omnis prosapies eius. 
Supradicto uero cenobio Sancti Victoriani concedo ipsas donaiiones 
domini íohannis presbiteri in castro Montecluso, cum ómnibus que 
nunc uidetur habere, seu postea adquisierit, et ipsam dono Sancti 
Felicis decimam de Aginsa sicut nunc est uel postmodum augmen- 
tabitur. Et trado unum hominem in uilla Panno, nomine Belascuti, 
cum uxore et filiis et filiabus, cum ómnibus que nunc possidet seu 
postea augmentare quiuerit ipse et omnis prosapies eius. Et tribuo 
unum hominem in Castellone aSuprarbi, nomine Garcia Banzones, 
cum uxore, et filiis et filiabus, cum ómnibus que nunc possidet uel 
augmentare potuerit ipse et omnis prosapies eius. Et dono unum 
hominem in uilla Tortas, nomine Luponem, presbiterum, et En- 
necone fratrem eius, cum filiis et filiabus, simili modo sicuti supra 
scriptum est. Et dono ad Sancto Victoriano ipsa decima de alode 
de Martino presbitero de Aspes, cum omni prosapie eius usque in 
pcrpetuum, et firmo ibi ipsa decima de Ermengaude et de Rossa de 
Gia, et addo ad Sanctum Pctrum de Taberna unum hominem in 
uilla Nasarreto, nomine Atone, et uxor eius Endregoto, et cogna- 
tum eius Ariolum, cum filiis et filiabus, cum omnia que nunc pos- 
sident uel augmentare potuerint(i). 



(i) Copia del siglo xm. Perg. de 120 mm. por 2S1. Está cortado, y por 
eso falta la fecha. 

Al dorso: «Donación de San Pedro y oíros caserios al monasterio de San 
Viclorian por el rey Don Sancho.» 

(Doc. de San Victorián.) 



MONASTERIOS DE RIBAGORZA 4^ 



Convertido en priorato el viejo monasterio de Taberna, 
queda en el olvido su historia, que debió de ser poco acciden- 
tada; sólo hemos podido hallar un documento que, en Noviem- 
bre de 1 3 10, otorgó el prior Pedro de Sueca, dando á censo 
una honor que radicaba en Belveder (i). 



III 



Luego que el río Isábena atraviesa las profundas y estrechas 
hoces de Gabarret, entra en un pequeño prado que rodean al- 
tos peñascos, y en el que nacen varias fuentes; allí, al pie del 
monte llamado la Croqueta, fundaron los Condes D. Bernardo 
y D.''^ Toda un monasterio: el de Santa María de Obarra, cuyos 
documentos más antiguos publicamos en este libro. Fué siem- 
pre un convento pobre, aunque favorecido con donaciones 
de los Condes de Ribagorza, y su comunidad no solía pasar de 
diez ó doce monjes. Hoy sólo queda parte de la iglesia (2), que 
era pequeña, relativamente moderna y sin valor artístico al- 
guno; de los sepulcros de los antiguos Condes de Ribagorza, 
no queda ni el recuerdo, y si aún subsiste la mitad del templo 
es gracias á la devoción que los pueblos comarcanos tienen á 
la Virgen de Obarra, donde van en romería los días del Corpus 
Christi y de la Asunción. 

Después de haber gozado casi dos siglos de vida indepen- 
diente, el monasterio de Obarra fué agregado al de San Victo- 
rián, por un privilegio de Sancho Ramírez otorgado á 8 de No- 
viembre del año 1076, en reconocimiento de los beneficios que 
el Santo le hizo cuando se apoderó del castro de Muñones. Di- 



(!) Noverint universsi quod nos frater Petrus de Sueca, prior monas- 
terii Sancti Petri de Taberna... damus,.. vobis Monsono, et Guillelme 
uxoris uestre, residenlibus in villa de Bellveder, et omni generacioni atque 
posteritati vestre... heredilatem seu honorem meam sitam ¡n predicta villa 
de Bellbeder, quam honorem dicitur del Oliva... Qaod est actum III nonas 
Novembris anno Domini M.° CCC.° X.° 

Ms. original. Perg. 

(Doc. de San Victorián.) 

(2) El primer cuerpo se vino al suelo hace algunos años, y sirve de 
atrio. 



4^ NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



cho privilegio, que fué ya publicado por el P. Huesca, dice 
así: 

Ego Sancius, Dei gratia rex, compunctus Del amore, in anno 
quando dedit Deus castro de Muniones ad christianos, veni ad ora- 
tionem ad Sanctum Victorianum in mense Augusti, et quia Deus 
omnipotens et Sanctus Victorianus ostendit mihi misericordiam, 
recognovi elemosinas quas feceram, et dona que dederam monaste- 
rio Sancti Victoriani, videlicet, monasterium Sancti Petri de Ta- 
berna cum villulis suis, et monasterium Sánete Marie de Ovarra 
cum villulis, et ómnibus suis pertinentiis... Et afirmo insuper illos 
excusatos quos dimisit rex Ranimirus ad Sanctum Victorianum. Et 
mando quod illos homines de toto honore Sancti Victoriani non 
vadant unquam ad ullam fabricam, ñeque ad uUam azofram, et non 
pergant ad ullam annutuam, et non donent homicidios, ñeque for- 
nicios, ñeque incendios, ñeque ullos pletos donent ad ullam potes- 
tatem, nisi ad Sanctum Victorianum, ñeque donent leztam in illos 
mercatos de mea térra, ñeque uUas calonias ad illos merinos in illos 
meos mercatos (i). 

Luego que el monasterio de Obarra fué agregado al de San 
Victorián, perdió la importancia que había logrado cuando Ri- 
bagorza fué independiente, pues los grandes centros monacales 
absorbían á los pequeños; olvidado en su profundo valle recibió 
cada vez menos donativos, y éstos más exiguos y onerosos. De 
lo míseras que eran sus posesiones da idea la cesión que en el 
año de 1 171 hizo á un Arnaldo de Barbarons, de la iglesia de 
San Esteban de Aguilar (2) á cambio de una pequeña renta en 
especies. En todo el siglo xiii sólo recibió dos donaciones que 



(i) Teatro histórico de las Iglesias del Rey no de Aragón; torno IX , 
págs. 440 y 441. 

(2) In Xpi nomine, ego Marlinus abbas, cum consensu Gondesalvi 
prioris Sánele Marie de Ovarra, et omnium monachorum et clericorum 
Sancti Victoriani, et eiusdem Sánete Marie, dono vobis Arnaldo de Barba- 
ronsi et omni vestre posteritati domum et ecclesia Sancti Stephani de Aqui- 
lar, cum ómnibus suis pertinentiis, absque illas casasundedomusSancte Ma* 
rie de Ovarra accipit modo censum et accipere debet, in lali convenientia ut 
ómnibus annis vos et omnis vestra posteritas detis predicie Sánete Marie de 
Ovarra I arr. tritici in pane eoeto, et I molton, et II sexteris de vino. Et hoc 
faciendo vos et omnis vestra posteritas habeatis et possideatis predicta eccle- 
sia cum suispertinentiis per sécula cuneta. Facta carta in Era M.^ CC^ VIIII'* 
regnante Adefonso rege in Aragón, in Suprarvi, in Ripacureia et in Barcht- 
nona. 

(Areh. Hist. Nae., Doe. de Obarra; part. núm. 69.) 



MONASTERIOS DE RIBAGORZA 



4 



valgan la pena de ser mencionadas: la cesión de Villalupones 
que D.^ Urraca hizo al abad García (a)ño iigi á condición de 
tener un capellán en el convento (i), y la de Ballabriga, por 
Bernardo de Eril, á cambio de que los religiosos costearan el 
aceite de una lámpara en su iglesia (2). 



IV 

El monasterio de Santa María de Labaix hallábase en lo que 
es hoy término municipal de Pont de Suert, ala izquierda delNo- 
guera Ribagorzano; su nombre aparece mencionado con no po- 
cas variantes, como Lavagus, Lavadis, Lavadius, Lavagius, 
Lavags, Laváis y Lavaces; la denominación de Villanova es 
algo sospechosa, por no hallarse en diplomas fidedignos. Ignó- 
rase cuándo tuvo su origen este cenobio, pues no es posible atri- 
buir al año 77 1 , según opinó Villanueva (3), una donación que le 



(i) In Dei nomine, notum sit ómnibus hominibus, tam presentibus 
quam futuris, quod ego dompna Orracha, uxor que fui dompni Berengarii 
de illa Millera, simul cum filio meo Guillelmo de Capella, et uxore sua 
dompna Ermessenda, et cum filia mea d©mpna Berengaria, sorore iam dicti 
Guillelmi de Capella... concedimus Domino Deo et monasterio Beatissimi 
Victoriani Asaniensis, et ecclesie Beate Marie de Ovarra^ et dompno Rai- 
mundo, abbati Sancti Victoriani, et dompno Garsie, priori Sánete Marie de 
Ovarra... villa que vocatur Villalupons... et illud podium quod vocatur Sil- 
ue, quod est infra terminum predicte villule, cum ómnibus hominibus no- 
stris... tali tamen conventione hoc facimus quatenus dompnus prior Garsias 
et omnes successores illius teneant nobis omni tempore unum capellanum 
pro salute animarum nostrarum... Facta carta donationis in mense Madio, 
Era M.* CC.^ XL.* VIIII.* regnante dompno rege Petro in Aragone et in 
loto suo regno. 

(Arch. Hist. Nac. Doc. de Obarra; part. núm. 80.) 

(2) Notum sit... quod ego Bernardus de Erilio et uxorii mee domina 
Maiore... concedimus Domino Deo, et monasterium Beatissimum Victoria- 
num Assaniensis, et ecclesie Beate Marie de Ovarra... villa qui dicitur Va- 
llabriga... tali tamen convencione hoc facimus quatenus dompnus prior 
Garsias et omnes successores illius teneant nobis omni tempore unam Iam- 
padam ardentem ante altare Beate Marie de Ovarra, pro salute animarum 
nostrarum... Facía carta donacionis in mense Julio/ Era M.*^ CC.^ LX.'"^ I 
regnante dompno rege lacobo. 

(Arch. Hist. Nac. Doc. de Obarra; part. núm. 82.) 

(3) Viage literario j tomo XVII, pág. 1 1 1 . 



44 NOTICIA.S Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



hizo Eldefredo, pues la misma existencia de tal Conde es un he- 
cho incierto. Su abaciologio^ lo mismo que el de otros monaste- 
rios, resulta lleno de anacronismos y de errores por la mención 
de prelados imaginarios en documentos falsos, y por lo equivo- 
cadas que están las fechas de otros (i ). 

Al fallecer el Abad Marqués, suceso algo posterior al año 
1064, se apoderó violentamente del monasterio Raimundo Rai- 
mundi, Canónigo de Urgel y Roda, quien introdujo la vida 
canonical, según la regla Aquisgranense^ y gobernó como 



Prior. 



En 122?, relajada allí la disciplina, adoptóse la reforma cis- 
terciense, á cuya Orden perteneció luego el convento (2). 

El edificio, según lo describe D. Jaime Villanueva, era del 
siglo XI, á juzgar por las columnas románicas del claustro. 

Poco sabemos del monasterio de San Justo y Pastor de Ore- 
ma, hoy Urmella, aldea del ayuntamiento de Arasanz, en el 
valle de Benasque. Parece que existía ya en el siglo x, á juzgar 
por una donación que le hizo el Conde Isarno I en fecha que 
no puede fijarse, pues la copia de dicha escritura lleva la equi- 
vocada del año 1200. Ramiro I lo agregó en el año 1044 al de 
San Victorián (3). 

Vida más efímera que la de estos conventos fué la de otro 
dedicado á San Martín, no lejos de Alaón, al cual, proba- 
blemente, se agregó andando el tiempo; así consta de una 



f i) Su Cartulario orif^inal se ha perdido, pero hay una copia hecha por 
Abad y Lasierra. Guárdase en la Real Academia de la Historia con los pa- 
peles de aquel erudito; tomo VI. 

El Abaciologio de este monasterio y el de los de Ribagorza lo estudiare- 
mos con los documentos privados, que por ser más abundantes establecen 
la verdadera cronología de aquellos cenobios. 

(2) Así consta en un documento que publicó D. Jaime Pascual en su 
Obispado de Pallas. Cnf. Villanueva, Viage literario, tomo XVII, pág. 117, 
y la Marca Hispánica, col. 4 25. 

El Cardenal Aguirre, en su Collectio Conciliorum, tomo IV, publicó la 
comisión que Honorio IIÍ dio á Berenguer de Eril, Obispo de Lérida, para unir 
el monasterio de Labaix al cisierciense de Bonafont (año i223). 

(3) Et dono ibi monaslerium, quod nuncupatur'prema, et est fundatum 
in honore sanciorum martyrum Justi et Pasioris in térra super aras, cum 
ómnibus pertinenciis, et villa vel suis. (Fr. Ramón de Huesca, Teatro his- 
tórico de las Iglesias del Reyno de Aragón, tomo IX, pág. 428.) 



MONASTERIOS DE RIBAGORZA 45 



donación hecha en el año sexto de Carlos el Calvo, ó sea el 

898(1). 

Vida más obscura tuvo el monasterio de San Clemente, 
agregado al de Alaón á fines del siglo x; su noticia se ha con- 
servado en un documento, por el que Bradila, abad del segun- 
do, compra parte de un molino en fecha que no se indica (2). 

Al mismo parece que se refiere otra donación de fecha in- 
cierta (siglo xi) que también se halla en el mencionado Cartu- 
lario (3). 



(i ) In nomine Domini, ego Cecilga, et ego Radipertus et ego Solmu do- 
nalores uobis Geremias Apan et ceteris fratribus, idest Galito, Gechafredus, 
Todericus el aliorum bonorum xpianorum qui in domiim Sancti Martini 
episcopi cupiunt usque ad finem seculi seruire, estat nobis ut nobis donare- 
mus uinca nostra que abemus per alode parentorum in ierra Castellionense 
in loco ubidicitur Agilonis; de Oriente aqua; de Occidente torrente; de sub- 
tus térra de Donati. Donamus uobis ipsa uinea plantatum et non plántate 
(sic) ab omni integritate, propter remedium anima de Ascharici presbiteri ut 
ueniam illi adipisci merear ante pium et Redemplorem Doimni ad drem iudi- 
cii. Si quis homo uos inquietare presumpserit, componat nobis quod ista 
carta continet duplo. Facta ista carta elemosinaria in mense lunio anno V 
regnante Karulo rege. S. Cecilga. S. Radiperti. S. Solmonis qui hanc carta 
rogaucrunt scribere et testes rogauerunt ut sua signa facerent. S. Frugiscli. 
S. Deodonati. S. Samuelis. Oriolus, Bradila uisores fuerunt. Gesericus pres- 
biter qui hanc carta ista rogitus scripsit, relegit die et anno quo supra. 
{Cartulario de Alaón, fol. 3 r.) 

(2) Torogone. — In nomine Domini, ego Ceno, et Gimar, et Ansalone, 
uobis emtores meos Bradilane presbiterum et alii monaci qui sunt in domo 
Sancti Clementis, uindimus uobis in uno mulino quale porcionem abemus 
per nostra compara, et est ipsa mola in rio, subtus ipsa uinea de domo 
[Sancti] Clementis; uindimus uobis in ipsa mola die et nocte in concamia- 
cione, cum sua aquadoctum (sic) et suo exio et regressio, et est manifestum 
quod si nos uenditores aut aliquis homo inquietauerit, duplo componat et 
non disrumpatur. Facta carta concamiacionis in mense Marcio Ihum Xpum 
rjgnantem. Signum Cenone. Signum Gimar. Signum Ansalone qui hanc 
cartam concamiacionis ragabunt (sic) scribere et testes firmare aut sua signa 
faceré. Signum Gimar. Signum Singefredo filium Albaroni qui iam fuit. 
Doñeo presbiler scripsit hoc que supra. {Cartulario de Alaón, fol. 19 r.) 

(3) De Ciresa.—ln Dei nomine, Singuldus, et ego Argilo, et ego Bra- 
dila, et ego Tedero, expunxit nos Deus et trina magestas et mittimus una 
torra propter remedium £*nimas nostras in domo sancta sanctorum cuius 
uocabulum est Sancium Clemens, et est ipsa térra in ualle Orritense, in 
loco ubi diciiur ad Ciresa: de parte Oriente, torrente; de Occidente, Singi- 
fredus; desuper Ramio qui iam fuit; desubius, de Sancto Clemens.. Facta 
isla caria mercennaria in mense ícnuario anno regnante domino regem ex- 



46 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



Tanto se ha ponderado la cultura de las Ordenes religiosas 
en la Edad Media, que muchos no pueden imaginarse un mo- 
nasterio de aquella época sino como un centro de estudio, como 
un foco de luz que irradiaba en el seno de tinieblas espesas; 
exageración manifiesta, pues había, especialmente en los si- 
glos VIII al XI, comunidades en que la mayor parte de sus frai- 
les ni sabían leer; toda la riqueza literaria y científica que nos 
han legado los monasterios ribagorzanos de aquel período se 
reduce á unos cuantos Becerros ó Cartularios en que iban co- 
piando sus privilegios reales ó supuestos; ningún escritor ni si- 
quiera mediocre, ni un cronista que en lenguaje bárbaro y con 
desaliño, nos refiriese las tribulaciones que hubo de sufrir aquel 
pequeño Condado en los siglos ix y x, y especialmente cuando 
los ejércitos de Almanzor asolaban los reinos cristianos de la 
Península. 



pectante. Sig Singuldus. Sig. Argilo. Sig. Bradila. Sig. Tedeero, qui hanc 
carta mercennaria rogauerunt scribere, el testes rogauerunt firmare ut suas 
signas facerent. Sig. Ansilane. — Sig. Gifrido. Apo presbiter rogitus scripsit 
die etanno que supra. (Cartulario de Alaórij fol. 87 r.) 



CAPITULO V 



LAS GENEALOGÍAS ARAGONESAS Y RIBAGORZANAS DEL CÓDICE 
DE RODA Ó MEDIANENSE 

Las principales fuentes históricas del antiguo Ribagorza son 
los diplomas de los monasterios de Obarra, Taberna, Alaón y 
Labaix, y de la iglesia de Roda, que después iremos analizan- 
do, y algunos documentos de carácter más general, como las 
genealogías de Meya, y el Fragmentum historicum ex Cartula- 
rio Alaonis, á los que se agregan otros que, si bien apócrifos, 
como la Canónica de San Pedro de Taberna, y el Privilegio 
que se supone dado por Carlos e/ Calvo al monasterio de Alaón, 
son malezas que cierran el camino de la investigación seria, y 
conviene descuajarlas antes para allanar la senda. 

Mucho se ha discutido acerca de las cronologías de los reyes 
de Pamplona y de los condes de Aragón y de Ribagorza, con- 
tenidas en el perdido códice Medianense ó de Roda (i); á juz- 
gar por los facsímiles (2) que de ellas hizo Palomares, no fueron 



(i) Llamado así porque fué de D. Manuel Abad y Lasierra, Prior de 
Meya. Antes perteneció á la iglesia catedral de Roda. Contenía los siete li- 
bros de Orosio y 56 cronicones. Hoy no se conserva más que una copia he- 
cha en el siglo xvín por D. Francisco Javier de Santiago Palomares, con al- 
gunos facsímiles del original. Guárdase en la biblioteca de la Real Acade- 
mia de la Historia. No todo el códice era de una letra, ni transcrito en la 
misma época. Según parece, la copia más antigua era la de los siete libros 
de Orosio. 

(2) Publicados por D. Salvador Sanpere y Miquel en su estudio rotu- 
iado Los orígenes del Condado de P::llás y su historiador Fr. Francisco 
Llobet y Más. (Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos; Mayo y Junio 
de 1904.) 



4^ NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORAZ 

copiadas en el siglo ix, como opinaba Eguren (i), ni á media- 
dos ó fines del x, según creyeron Traggia (2) y D. Manuel Oli- 
ver y Hurtado (3) sino á principios del siglo xi, cuando la le- 
tra aragonesa ofrecía aún marcado aspecto de la gótica (4). Pro- 
bablemente fueron redactadas por los años 980 al 990, no siendo 
razón convincente para suponerlas anteriores el que digan re^- 
nat, hablando de Lotario, pues idéntica forma usan cuando 
mencionan á Carlos el Simple, siguiendo una costumbre muy 
general de emplear el verbo en presente al tratar de hechos 
pasados. Estas genealogías, que estudiaremos luego más despa- 
cio al tratar del casamiento de Garci Jiménez con D.''^ Dadilde, 
hermana de Raimundo I, Conde de Pallas y Ribagorza, son el 
documento más fidedigno que hay para in\estigar el origen de 
los Estados Pirenaicos, y á cuya luz es indispensable examinar 
los documentos monásticos de aquel tiempo, especialmente los 



(i) Memoria descriptiva de los códices notables conservados en los Ar- 
chivos eclesiásticos de España. Madrid, iSSo; pág. 96. 

. (2) Discurso histórico sobre el origen y succesion del Reynio Pirenaico^ 
pág. 4. (Memorias de la Real Academia de la Historia, tomo IV.) 

(*3) Discursos leídos ante la Real Academia de la Historia en la recep- 
ción pública de D. Manuel Oliver y Hurtado el día 8 de Abril de 1 866. 

Don Manuel Abad y Lasierra, en un Dictamen que añadió á la copia del 
códice Medianense ó de Roda, dice que «los tratados más antiguos del Có- 
digo de la Catedral de Roda se escribieron antes del año 865; los Siete libros 
de Paulo Orosio, las Genealogías y otras piezas de aquel carácter, por los 
años q5o; V todo quanto continua este volumen, excepto el título Initium 
rcgum Pampilonensium, puesto al fin, es anterior al año mil». ' • 

(4) Menos en lo cierto anduvo D. Tomás Ximénez Embún, quien dice 
que las cronologías medianenses no son más que «uno de tantos entreteni- 
mientos monásticos de los siglos xiri ó xiv» (Ensayo histórico acerca de los 
orígenes de Aragón y Navarra, pág. 5o). En cuanto al país donde fueron 
redactadas, ó copiadas, las cronologías del códice de Meya, opina D. Sal- 
vador Sanpere y Miquel (Revista de Archivos, tomo X, pág. 38o) que, si 
bien es de letra aragonesa, aquel fragmento fué escrito en Navarra: «por 
navarro lo tengo por la predilección que muestra por las cosas de Pam- 
plona. Escrito en Hoda no se explicaiía que la Cronología de los Condes de 
Ribagorza viniera involucrada con las de los Condes de Pallas, y que nada 
dijera de los obispos de este Condado. Más aún: ¿k qué viene la cronología 
de los Condes de Tolosa, reducida á la mención del Conde Pons Taillafer y 
la de sus hijos é inmediatos sucesores? Pues pura y simplemente al hecho 
de haber casado con el rey de Navarra, Sancho el Mayor, D.** Mayor^, Con- 
desa propietaria de Ribagorza, esposa repudiada por incesto ó parentesco, 
por el Conde de Pallas.» 



GENEALOGÍAS ARAGONESAS Y RIBAGORZANAS DEL CÓDICE DE RODA 49 

del siglo IX y primera mitad del x, pues, tanto en los de Leire 
como en los de San Juan de la Peña, se encuentran bastantes 
falsos, y otros están viciados, ó son meras noticias escritas 
mucho después de suceder lo que refieren. 

En los párrafos que hablan de los condes de Aragón siguen 
dichas cronologías un rigoroso orden genealógico: establecen 
claramente una sucesión de condes, que son: Aznar Galín- 
dez I; Galindo Aznar I; Aznar Galíndez II, y Galindo Aznar II: 

Asnari Galindones accepit uxor... et genuit filios Centolle 
Asnari et Galindo Asnari, et domna Matrona. Ista Matrona fuit 
uxor Garsie Malo, filium Galindi Belascotenes, et domne Fakilo, 
et quare in uilla que dicitur Bellosta inlusserunt eum in orreo 
in die Sancti lohannis, occidit Centolle Asnari et dimisit sua 
filia et accepit alia uxor, filia de Enneco Aresta, et pepigit fedus 
cum illo et cum mauros, et eiecitque eum de Comitato. 

Perrexit igitur Asnari Galindones ad Franziam et proiexit se 
pedibus Carli Magni, et donauit illi populationem Cerretania et 
Oriello, ubi et tumulatum iacet. 

Postea quoque Galindo Asnari accepit Comitatumpatris sui 
et accepit uxor... et genuit Asnari Galindones. 

Asnari Galindones accepit uxor domna Onneca, Garsie En- 
neconi Regis filia, et genuit Galindo Asnari, et Garsea Asnari, 
et domna Sanzia qui fuit uxor regis Atóele mauro rege; Atóele 
genuit de domna Sanzia, Abdelmelik, et Ambros, et Furtunio, 
et Muza, et domna Belasquita. 

Galindo Asnari accepit uxor domna Sanzia, Garsea Sceme- 
nonis filia, et genuit domna Belasquita et domna Andregoto. 
Habuit prima uxor domna Acibella, Garsea Sanzionis Comitis 
Guasconie filia, et genuit domna Tota uxor Bernardi Comitis. 
Et domnus Redemtus Episcopus, et domno Miro. De alus anzil- 
lis habuit domno Guntisclo, ac domno Sanzio, uel domno Be- 
lasco, atque domno Banzo seu domno Asnario. Domno Gun- 
tisclo accepit uxor domna Oria Scemeno Galindonis de Berale, 
seu domna... Comitisse, sóror domini Quintile, filia... et ge- 
nuit... (i). 



(i) Por la suma importancia que estas genealogías tienen para los orí- 
genes de Aragón y de Ribagorza, publicamos el texto del Códice de León 
(siglo xii), que se guarda en la biblioteca de la Academia de la Historia; há- 
llanse las concernientes á dichos países en los folios 97 y 98, y dicen así: 

Aznarius Galindi accepit uxorem dominam Onnecam, filiam Garsiez 



5o NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE PIBAGORZA 

El mismo orden cronológico hay en la genealogía de los 
Condes de Ribagorza, echando por tierra las cavilaciones de 
Traggia, según el cual hubo dos Bernardos (i) que se sucedie- 



Enneconis filii Enneconis Ariste, et genuit filios Centollein Asnarez, et Ga- 
lindum Aznarez, et dominam Matronam, que fuit uxor de Garsia Malo, filio 
de Galindo Blasquez, et dominam Faquilo, et quia illuserunt eum in die 
Sancii lohannis Babtisie in hórreo, in villa que dicitur Belosca, occidit Cen- 
tollem Aznarez fratrem uxoris sue, et dimisit uxorem et accepit aliam do- 
minam (en blanco), filiam de Enneco Arista, et pepigit fedus cum eo et 
cum mauris, et cum eorum auxilio eiecit socerum de comitatu. 

Perrexit igitur Aznarius Galindi ad Frantiam, et procidens ad pedes Ca- 
roli Magni, conquestus est ei de fació generi. Qui dedit ei populationem 
Cerritaniam et Oriello, ubi etiam tumulatus iacet. 

Postea Galindo Aznarez recuperavit patris comitatum et accepit uxorem 
et genuit Aznarium Galindonis. 

Aznarius Galindiz accepit uxorem dominam Onnecam, filiam regis Gar- 
sie Enneconis, et genuit Galindum Aznarez, et dominam Sanctiam, que fuit 
uxor Addele mauri regis, et genuit ex eo Abdelmelich et Ambroz et Fortu- 
nium et Muzza et dominam Blasquitam. 

Galindo Aznarez accepit uxorem dominam Accibellam, filiam Garsie 
Sancionis, comitis Gasconie, et genuit dominam Totam, que fuit uxor Ver- 
naudi comitis, et dominum Redemptum episcopum, et Mironem. Postea 
accepit uxorem dominam Santiam, filiam Garsie Semenonis, et genuit do- 
minam Andregodo reginam, ct dominam Blasquitam. De ancillis genuit do- 
minum Guntislonem et dominum Santionem et dominum Blascum el do- 
minum Banzonem et dominum Aznarium. 

Dompnus Guntislo accepit uxorem dominam Aurcam, filiam domini 
Quinlille, et genuit Xemeno Galindones de Perale, et dominam (en blan- 
co), comitissam sororem eius. 

Comitti (sic) de Pallarensium genealogiam (sic) 

Rexmundus accepit uxorem et genuit Vernaudum el dominum Mirum 
et dominum Lupum et dominum Aznarium qui fuit in Tutela captivus, et 
extraxit eum de ferris rcx Saniius Garseam. ístius uxor domina Giniguen- 
des, Aznarii filia fuit. 

Cotnitum rolosanum genealogía. 

Pontius accepit uxorem filiam Garsie Sancionis et genuit Regemmun- 
pum. Rexmundus genuit Regemmundum quem occiderunt in Caraso, et 
dominum Vicum episcopum qui se ipsum in venatione occidit. Vernaudus 
comes accepit uxorem dominam Totam, filiam Galindi Asnarez, et genuit 
Regemmundum et dominum Galindonem et dominam Avam. Rexmun- 
dus accepit uxorem dominam Bernardam, filiam Guilelmi Garsiez, et ge- 
nuit Godefredum et dominum Arnaldum et dominum Azenarium et do- 
minam Avam, comitissam Castelle. 

(i) Como veremos después, Bernardo, padre de Raimundo I. no fué 
Conde de Pallas y Ribagorza, sino Duque de Tolosa, aunque tuvo jurisdic- 
ción en aquellos dos países. 



GENEALOGÍAS ARAGONESAS Y RIBAGORZANAS DEL CÓDICE DE RODA 5 1 



ron en el Condado: padre el uno, é hijo el otro de Rai- 
mundo I: 

Regemundo accepit uxor... et genuit Bernardo, et Domno 
Miro, ac Domno Lope, seu Domno Ysarno qui fuit captibus in 
Tutela, et abstraxit eum de ferros Rex Sancio Garcianis. Istius 
uxor domna Giniquentes Asnari Datur filia fuit. 

Bernardus accepit uxor Domna Tota, Galindo Asnari filia, et 
genuit Regemundo ac Domno Galindo... seu Domna Aba. 

Regemundus accepit uxor Domna... Gilelmo Garsias filia, 
et genuit Domnus Uvifredus, ac Domnus Arnaldus, seu Ysarno, 
et Domna Aba Castelle Comitissa (i). 

Como se ve, el códice Medianense arroja no poca luz en 
punto al Conde Bernardo y al tiempo en que gobernó el Con- 
dado de Ribagorza; si Aznar Galindo í vivió en tiempo de Cario 
Magno (768 á 814), y su bisnieta D.^ Toda, hija de Aznar Ga- 
lindo II, fué mujer de D. Bernardo, se deduce claramente que 
éste no debió de ser Conde de Ribagorza hasta la segunda mi- 
tad del siglo IX, y de ningún modo en el año 81 3, en que se le 
atribuye la fundación, ó, al menos, la restauración del Monas- 
terio de Obarra. Y lo mismo que en este punto, en otros mu- 
chos, las genealogías medianenses de los Condes de Aragón y 
de Ribagorza son un precioso hilo de Ariadna que más adelante 
iremos aprovechando en el confuso dédalo de personajes, reales 
ó supuestos, y de fechas, que hay en los documentos de aque- 
lla época. 



(i) Las genealogías navarro-aragonesas del códice medianense fueron 
publicadas, con las variantes del de León, por Mr. Jaurgain en La Vasco- 
nie, premiére partie, págs. 269 á 274. 

Ya las había insertado D. José Oliver en el discurso de contestación á su 
hermano D. Manuel al entrar en la Academia de la Historia (año 1866), pá- 
ginas 107 á 1 10. 



CAPITULO VI 



ANÁLISIS DEL FRAGMENTUM HISTORICUM EX CARTULARIO ALAONIS. 

TEXTO DEL MISMO 

Cuatro siglos hacía que el Condado de Ribagorza estaba 
unido al reino de Aragón, y, fuera de las breves líneas que se le 
dedicaron en las Cronologías del códice de Roda, nadie había 
intentado poner en claro los orígenes históricos de aquella re- 
gión y los hechos memorables de quienes la gobernaron por 
espacio de dos siglos. Por fin, á comienzos del siglo xv, un 
hombre estudioso, cuyo nombre ignoramos, probablemente 
monje de Alaón, se dedicó á llenar este vacío y escribió una 
pequeña crónica que Fr. José de la Canal publicó en la España 
Sagrada (i); documento al que algunos han dado excesiva im- 
portancia para la historia de Ribagorza, y es el denominado 
Fragmenium historicum ex Cartulario Alaonis. 

Traggia inventó una leyenda acerca del Fragmenium, sin 
más base que cavilaciones infundadas: el Cartulario de Alaón 
lleva, al folio io6 recto, una nota en letra del siglo xiii, según la 
cual, fué escrito el códice por un Domingo, presbiter vel mona- 
cus, en tiempo del obispo Rotense D. Raimundo Dalmacio (2); 
de donde infirió Traggia, sin vacilar, que el monje Domingo 
era autor del Fragmenium, y, de consiguiente, el primer cro- 
nista de Ribagorza; especie absurda que hasta ahora se ha ve- 
nido repitiendo, aunque algunos, como D. Joaquín Moner, die- 
ron prelación de antigüedad al seudo Belascuto de la Canónica 
de Taberna. 



(i) Tomo XLVÍ, págs. 323 á 329. 

(2) Gobernó esta Iglesia en los años 1078 á 1094. 



$4 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



En el mismo error cayó Fr. José de la Canal, sin embargo 
de notar que la letra del Fraf^mentum es distinta de la que hay 
en los íolios restantes, y «que se aprovechó media llana que 
quedaba en blanco en el folio io5 vuelto, y el del io6 para co- 
piarlo (i)». Aún hizo más el P. la Canal: copió el Fragmenium 
comenzando por un párrafo de la conclusión, cuyo epígrafe re- 
za: Adhiic de Episcopis, y para colmo de desdicha, se equivocó 
bastantes veces en la transcripción, de tal manera que el Frag- 
menium es uno de los documentos que con menos esmero se 
han publicado en la España Sagrada; la puntuación es errónea 
y los nombres propios suelen hallarse estropeados, v. gr., Su- 
mar iiis por Suniarius. 

Examinando el Fragmentum en dicho códice, vese, desde 
luego, que la letra es de comienzos del siglo xv, y que su au- 
tor, ó quien lo añadiese al Cartulario, aprovechó una página en 
blanco (folio 104 r.) si es que no la borró cuidadosamente, y 
no cabiendo allí toda la relación, aunque la escribió con letra 
muy pequeña, puso los últimos párrafos, desde el que comien- 



(1) Esto de llenar espacios en blanco, de un códice antiguo, con docu- 
mentos ó relaciones históricas, era un procedimiento bastante usado; tal 
aconteció con el libro gótico Pinatense (del siglo xin en su mayor parte) 
donde se añadió, hacia el año 141 5, la Canónica de San Pedro de Taberna. 

El Cartulario de Alaón, que se conserva en la Academia de la Historia 
(Est. 35, grada 4."*, núm. 67), fué copiado en la segunda mitad del siglo xn, 
pero tiene algunos documentos intercalados con posterioridad; el más mo- 
derno, con fecha, es del año 1121, pero hay otros que, por su letra, se ve 
que son del siglo xiii. Consta de 126 folios en 4.° mayor; entre el 114 y el 1 15 
se nota la falla de una hoja; el primero, muy deteriorado por la humedad, y 
otros manchados. 

Al folio '06 r., lleva una nota en letra de principios del siglo xmi, que 
dice: «In nomine Domini nostri Ihu Xpi incipit Cartorarium quod fecit scri- 
bere dominus Bernardus, venerabilis atque magnificus abba Sánete Marie 
Alagonense, simulquc cuneta congregatione ibidem servienlem, atque in 
presencia domno í<a¡mundo vcnerabili Kotensi Episcopo dominantem atque 
imperantem hunc locum, regnante Sancio rege; hoc supradictum Cartora- 
rium factum cst in honore Sánete Marie Virginis vel Sancti Petri apostoli. 
Dominicus presbiter vel inonacus Sánete Marie Alagone hoc fecit, valeal in 
Xpo qui regnet, amen.» 

El Rey Sancho á quien se refiere esta nota, es el hijo de Ramiro I, con- 
temporáneo del Obispo D. Raimundo Dalmacio. 

Si realmente hubo un Cartulario hecho en el último tercio del siglo xr, 
cosa que ponemos en duda, el que ahora existe es posterior, y sólo en parte 
copia del que se supone ordenado por el monje Domingo. 



FRAGMENTUM HISTORICUM EX CARTULARIO ALAONIS 55 



za: Adhuc de Episcopis, en la mitad inferior del folio anterior, 
vuelto, ó sea el io3. 

Realmente, el Fragmenium ro es un documento apócrifo 
cómo la absurda Canónica de Taberna, sino una relación his- 
tórica hecha de buena fe, sin atribuirla á personaje coetáneo 
de los sucesos, y fundada en otras más antiguas y en diplomas 
que, el autor, probablemente religioso del mismo Alaón, estu- 
diaba con relativo acierto. Si hubo mala fe, radicó en el afán 
de canonizar tal escrito añadiéndolo á un códice vetusto, para 
que se diese á la pequeña historia de Ribagorza una antigüe- 
dad y, por lo tanto, un crédito que de suyo no tenía. 

Si paleográficamente no se puede llevar el Fragnientum más 
allá de comienzos del siglo xv, el estudio de su contenido mues- 
tra que fué compuesto en aquella época: hay en él una crítica 
razonada y seria, aunque incipiente, hasta en medio de sus 
equivocaciones, que no se concibe en el siglo xii; la etimología 
de Sobrarbe (de Super-Arbem) es demasiado culta para un his- 
toriador de dicha centuria, y aun de la siguiente, y lo mismo su- 
cede con la afirmación de que antiguamente llevaba Ribagorza 
el nombre de Barbitania (i). Sin que esto quiera decir que todo, 
ni mucho menos, en el Fragmentum historicwn, sea dar en el 
clavo; errores tiene, y bien grandes, como afirmar que San- 



(i) Quod modo dicitur Superarbium, olim vocabalur territorium Ber- 
bitanum. Cum autem homines Superarbi Barbastrum perdidissent, a quo- 
dam monte qui dicitur Arbi, eo quod super eum starent christiani, et sub- 
tus mauri, vocaverunt se Superarbenses, id est, super illum moniem 
stantes. 

Sin embargo de esto, advertiremos que D. Jaime Villanueva en su Viage 
literario (tomo XV, págs. 283 y 284) irae la Convenientia ínter episcopos 
Aragonensem et Rotensem (año 1080), donde se menciona la Barbutania: 
«Omnis regio Barbutana, sicuti descenditur ex supra scripta serra Arbi, 
habens ex meridiano latere castra quae vocantur Nabal et Salinas et Alche- 
zar, et alia quamplura, usquc ad rivum qui dicitur Alcanadre, simili modo 
sit juris ecclesiae Rotensis.» 

En la copia que de este documento había en un Cartulario de Roda, se 
añadían las siguientes palabras, que tal vez sean una interpolación; «Sit ju- 
ris ecclesiae Barbutanae urbis quae debet es^e episcopalis Sedes loco anli- 
quae urbis Hictosae, quia in suburbio eius est fundata proea.» 

Los romanos llamaban á dicha región Doletania, como se ve en dos ins- 
cripciones publicadas por el P. Fita en el Boletín de la Real Academia d-: 
la Historia^ tomo IV, págs. 214 y 2i5. Nombre conservado en el actual de 
Boltaña. 



56 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



cho Garcés III de Navarra hizo rey de Sobrarbe y Ribagorza á 
su hijo Ramiro I de Aragón. 

De todos modos, quien compuso el Fragmentum histori- 
en))! era hombre de archivos; su cronología de los Condes de 
Ribagorza parece hecha con los documentos de Alaón y de 
Obarra, y la noticia de que el acta de consagración del Obispo 
Borrell se conservaba en Urgel, prueba que, más ó menos, co- 
nocía este archivo catedralicio; tareas de investigación que, 
acompañadas de una crítica no siempre despreciable, nos ha- 
cen creer, fundadamente, que se trata de un cronista relativa- 
mente moderno; de un monje de Alaón que, á comienzos del 
siglo XV, se dedicó á estudiar los orígenes de Ribagorza y aña- 
dió su pequeña crónica al viejo Cartular^io de aquel monaste- 
rio para que su obra pareciese de mayor antigüedad y funda- 
mento. 

En lo que el Frag)ne}iium historicum dice del Conde don 
Bernardo hay bastantes analogías con lo que se afirma en un 
privilegio que se supone concedido por aquél (i) al monasterio 
de Obarra, y esto induce á creer que ambos proceden de la 
misma fuente, ó uno de otro, acaso lo más cierto, pues la única 
discrepancia notable es atribuir aquél á D. Bernardo un hijo lla- 
mado Mirón, ó iMiro, y la conquista de Sobrarbe. 

II 

TEXTO DEL FRAGMENTUM HISTORICUM 

(Cartulario de Alaón, fol. io3 v. y 104 r.) 

Bernardus comes Rippacurcie habuit coniugem nomine Totam, 
íiliam Galindonis comitis Aragonis, ex qua genuit III filios: Regi- 
mundum, et Borrellum et Mironem; in tempore huius Rippacurtia et 
Paliars seruicbat (a) mauris, et fertur esse ex progenie Karoli, cuius 
virtute prephatus comes cum Francis expulit ex supradictis locis et 
de Superarbio ib) quam terram acceperat cum prephata uxore sua, 
mauros usque ad Calasanz; F'ranci veroqui venerunt sibi in adiuto- 



Anoiamos las principales variantes, ó, mejor dicho, equivocaciones, del 
lexlo publicado por Fr. José de la Canal. 
(a) Paliars serviebant. (b) Suprabio. 

(i) Es el llamado f^eneralmenle de la fundación del monasterio de Oba- 
rra, publicado por D. José Pelliccr con la lecha arbitraria del año 8i3. 



FRAGMENTÜM HISTORICUM EX CARTULARIO ALAÓNIS b') 



rium ex Francia, adhuc in his terris retinent pristinum nomen et ipsi 
et terre eorum. Fuit autem Comitis cuiusdam Raimundi filius {á) qui 
etiam ob munimine [b) virtutis miliciam (c) Machabeus, et quia cepit 
marcham, marchio dictus est. Edificavit unum monasterium nomine 
üuarra, in quo ipse et {d) uxor eius sepulti sunt. Iste tenuit comitatum 
de Lacermas (e) usque in Madireio (J); qui moriens diuisit comitatum 
suum tribus filiis suis: Regimundo, Rippacurtiam; Borrello, Palia- 
res; Mironi, de Nocharola(g) flumine usque in Nochariam {h). Mirone 
mortuo absque liberis diuiserunt terram fratres illius. Regimundus 
tenuit Rippacurciam usque in Codon, et Vallem Boynam et Sanctum 
Petrum de Nubibus, et Superarbiam usque in Madideio {i). Reliquam 
autem terram de Palliars habuit Borrellus (/). Regimundo {k) prephiato 
Comiti Rippacurtie fuit uxor Garsendis nomine de Galliis, et Aua (/) 
filia Regimundi fuit uxor comitis Sancii de Castella. Unifredus, Ar- 
naldus, et Isarnus et Odisendus episcopus fuerunt fratres filii Regi- 
mundi predicti Comitis. Borrellus Paliarensis Comes habuit fiÜum 
nomine Lupum. Lupus uero genuit Suniarium (m) et Suniarius {n) 
Raimundum Suniarii {ñ) et Guillelmum Suniarii. Raimundus Sunia- 
rii (o) genuit Raimundum. Raimundus uero habuit tres filios, Pe- 
trum, scilicet, et Bernardum, et Arnaldum. Petrus itaque tenens Co- 
mitatum patris sui mortuus est sine liberis. Post hunc Bernardus 
frater illius Comitatum tenuit, qui mortuus propria morte in hoste 
de Malacha dum reuerteretur, unam tantum filiam habuisse dicitur, 
nomine Dolziam. Post cuius obitum Comitatum nepos illius, filius 
fratris sui Arnaldi Raimundi adeptus est, nomen ejus Arnaldus Mi- 
ronis. cuius tempore hec memoria renouata est. Et sunt anni a na- 
tiuitate Domini MCLIIII. 

Unifredus filius {p) prefati Regimundi Comes Rippacurcie, ha- 
buit uxorem nomine Sanciam, qui mortuus est sine filiis. Iste 
uero (q) quia non habebat liberos, multa bonadedit ecclesiis, et pre- 
cipue Alaonis monasterio, in quo ipse et uxor ejus post mortem tu- 
mulati sunt. A Lodouici (r) enim filii Karoli tempore fuit mos regum 
et comitum ut unusquisque monasterium construeret in quo post 
mortem tumulatus esset. Post mortem eorum, Isarnus frater Uni- 
fredi, tenuit Rippacurcensem (s) comitatum, quem occiderunt mauri 
in Monte Sion. Tota sóror (t) Unifredi post mortem Isarni fratris sui 
habuit maritum Suniarium {u) nepotem suum. Post mortem Sunia- 
rii {v) et fratrum suorum, quia vidua et sine filiis remansit, missit ad 



{a) filii. {b) nomine, (c) millitaris. {d) ut. * {e) Lacmas. (/*) Ma- 
direio. {g) Noharia. {h) Nochariolam. {i) Madierro. (;') Berrellus. 
{k) Raymundo. (/) Ova. {m) Sumarium. (») Sumarius. (;í) Su- 
marii. (o) Sumarii. {p) frater. {q) autem. (r) Lodevici. (s) Ripa- 
curciensem. {t) uxor. (m) Sumarium. {p) Sumarii. 



58 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RiBAGORZA 



Castellam per penotem suum nomine Guillelmum Isarni, quem ge- 
nuerat Isarnus prefatus ex concubina, qui erat incuria regis Sancii 
avunculi sui. Illo uero ueniente cum magno exercitu dato sibiarege 
prefato, mauri qui occupauerant comitatum Pampilone totum, fu- 
gerunt victi ab eo. Quem occiderunt homines in Aran eo quod ter- 
ram illam vendicabat, quia pater et avus eius, et precipue Atho epi- 
scopus, tValer Bernardi Comitis, possederant, et pro eo quod iure he- 
reditario eam terram expetebat (a) dixerunt intra se: Hic est heres; 
venite,occidamus eum et habebimus hereditatem eius. Qui (¿>) adliuc, 
lieu proh dolor (c), sunt sine domino. Port mortem eius, rex Sancius 
tenuit Comitatum Rippacurcie, qui ei accidebat iure propinquitatis 
tali modo. Maior comitisa sóror Comitis Sancii de Castella, fuit uxor 
comitis Paliarensis Raimundi Suniarii(íi). Quam dimissam consangui- 
nitatis causa, cogitavit eam eicere a Rippacurcia. Quod cum non 
posset timore suo stetit in térra sua Rippacurcia, sedens in valle So- 
sitana. Que cum inde expulsa esset ab iniquis Rippacurcie, reddiit 
in terram Castelle. Rex Sancius Pampilonensis habuit uxorem filiam 
predicti comitis Sancii de Castella, nomine Maiorem, ex qua genuit 
Garsiam, Fredelandum (e), et Gonzaldum; que habuit postea mari- 
tum Poncium Tolose, et inde uenit in Rippacurciam et edificauit ibi 
multa castella, et mauros inde expulit, et filium suum Gonzaldum 
comitem in ibi[dem| constituit (/), qui occisus est a suis apud Alas- 
corre (g). Isto uero mortuo, prefatus rex Sancius filium suum nomine 
Ranimirum Comitem loco eius constituit. Qui cum nobiliter regeret 
terram, occisus esta mauris in bello apud Gradus(i). Postcuius obi- 
tum dominus rex Sancius filius eius, vir religiosus, tenuit Comita- 
tum. Illo defuncto anno iMXCílll in obsidione Osche ob (h) vulnere 
sagiie, dominus Petrus filius eius tenet (i) Comitatum, qui anno In- 
carnacionis Domini MCII cepit Calazanz, et iste habuit magnum 
bellum in obsidione Osche cum mauris, et adiuvante Deo (;) illos 
superauitcampumque obtinuit, et ciuitas iam dicta illi reddita (k) est 
anno M.XC.VII." Quo ex propria migracione mortuo in Aran, Ilde- 
fonsus frater eius tenuit Comitatum, qui ómnibus diebus vite sue 
expugnauit mauros et multociens (/) debellauit eos ac superauit, et 
nunquam cum eis pacem habuit nisi cum subiectis sibi, civitatem- 
que Cesaraugustanam longa obsidione cepit anno M.CXVIII. Post 



(a) expetabat. (b) Que. (c) heu dolor, (d) Sumarii. (e) Fredenan- 
dum. (/) Tolose; et Fredenandum Comitem ibidem constituit. (g) Alas- 
cono. (/i)a. íñ tenuit. (;) Domino. (A) dedita. (/) multocies. 

(i) Dozy, en sus Recherches (3.^ edición, tomo II, págs. 242 á 246), 
dice, fundadamenle, que Ramiro I sobrevivió cuatro meses á la batalla de 
Graus, y que no pelearon en ésta ni el Cid, ni el Rey Sancho de Castilla. 



FRAGMENTUM HlSTORlCUM EX CARTULARIO ALAONIS Sq 



mortem cuius quia non habuit filium, Ranimirus frater eius mona- 
chus tenuit Comitatum. Qui videns obiisse fratres suos sine filiis, 
consilio magnatorum suorum uxorem accepit ex Francia, habuitque 
ex ea filiam quam quidem marito tradidit cum universo regno suo, 
videlicet Raimundo Berengario, Comiti (a) Barchinonensi; ipse uero 
pristinum monasticum (b) ordinem seruiturus Deo (c) recuperauit. 
Prephatus uero Comes Barchinonensis tenens regnum, nec non 
et Comiíatum predictum, nauigauit cum magna hoste et obsedit 
Almariam , quam debellando cepit anno Incarnacionis Do- 
mini M.CXLVII. Deinde ueniens, Tortosam similiter cepit anno 
M.CXLVIII. Post hoc obsedit Ilerdam et cepit; tune reddita est ei (d) 
Fraga, et omnia castella et municiones que illi subiecte erant red- 
diderunt se prefato Comiti anno M.CXLVIIII, exceptis Miraueti (e) 
et Siurana, quos postea obsidendo et debelando cepit. Hucusque de 
Comitibus. 

Ex hinc de Episcopis. In temporibus Bernardi suprascripti (/) Co- 
mitis, Atho frater eius tenuit episcopatum Rippacurcensem et Palia- 
rensem et Superarbensem et Aran. Quod modo dicitur Superarbium, 
olim vocabatur territorium Berbitanum. Cum autem homines Super- 
arbi Barbastrum perdidissent, a quodam monte qui dicitur Arbi, eo 
quod super eum starent christiani, et de subtus (g) mauri, vocaverunt 
se Superarbenses, id est super illum montem stantes. Modo uero vo- 
careconuenit eos Barbastrinos, quia iam Dei gracia capta Barbastra 
et a christianis possessa, dignum est ut nuncupentur sicut antiqui- 
tus, quia desierant esse Episcopi in Hylerda. Post eum Horiolfus, si- 
cut antecessor eius tenuit similiter. Isto uero mortuo, Odisendus fra- 
ter Unifredi Comitis, tenuit in supradictis locis Episcopatum simili- 
ter. Post cuius obitum Aimericus fuit episcopus in supradictis locis. 
Qui autem captus est a mauris in castro quod dicitur Rota. Ipsius 
tempore diuisus est Episcopatus a Suniario, Paliariensi (h) Comité, 
quia desierant {i) esse in Rippacurcia proprii Comités cum prefatus 
episcopus in captiuitatem iaceret. Non enim potuit Episcopus resi- 
stere sibi uim inferentibus. Isto sepulto electus est ab abbatibus Rip- 
pacurcie Borrellus, et consecratus est apud Urgellum, cuius electio 
adhuc est scripta in Urgello. Post cuius obitum Arnulfus electus est 
et consecratus ápud Burdegalem, et post istum Salomón Riuipollen- 
sis monacus episcopus fuit, qui quantum potuit meliorauit episcopa- 
tum cum Ranimiro venerabili rege. Cui prefatus rex Rotam dedit 
per hereditatem {;) iure perpetuo; quo eiecto ab episcopatu accusii- 



(a) comité, (b) monasterium. (c) Domino, (d) et. (e) Mirabel. 
(O In temporibus suprascripti. (¿;) et sublus. {h) Sumario Pala- 
riensi. (/) desierunt. (/) pro heredite. 



éo NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



cione suorum, electus est probus (a) Raimundus Dalmacii (b), qui 
astucia et sanguine et precibus a religioso domno Sancio rege, effe- 
cit (c) ex paupere episcopatu mediocrem, et possuit sedem suam in 
Rota, et uocatus est primus Rotensis episcopus, [nam primi] episcopi 
Rippacurcenses {d) uocabantur. Post cuius obitum, Lupus fuit, sed 
dimisit episcopatum, nec diu tenere uoluit. Post quem (e) electus est 
dominus Poncius, qui Barbastrensis episcopus dictus est ideo quod 
in (/) dicbus eius capta sit (g) Barbastro, et ipse hoc impetrauit a duo- 
bus Apostolicis l'rbano et Paschasio, et a domino Petro rege Arago- 
nensi. Huic successit bone memorie et vite venerabilis Sanctus Rai- 
mundus, post gloriosam mortem cuius Stephanus electus est. Cui 
nolenti suscipere episcopaiem consecracionem, finita tamen eleccio- 
ne, successit Petrus Guillelmi, monacus Sancti Victoriani, qui mor- 
tus est gladio in obsi[diJone de Fraga cum inumerabili multitudine 
xpianorum pereuncium in bello. 

[Fol. io3 V.] Adhuc de Episcopis. Post mortem Petri Guillelmi 
episcopi (/z), electus est in episcopatu Ranimirus, Tomeriensis mona- 
cus, frater lldefonsi (/jregis Aragonensis. In illis diebus mortuus est 
prefatus rex. Cui successit in regno predictus Ranimirus frater eius, 
causa videlicet nccessitatis, eo quod non esset ei consanguineus qui 
regnum adipisci mercretur. Tune Gaufridus, Tomeriensis monacus, 
factus est episcopus. Post cuius obitum omni clero et uniuerso po- 
pulo acclamante electus est episcopus dominus (/) Guillelmus Petri, 
qui ih) totis viribus suis mauros expugnans, multa castella illis 
abstulit, alia obsidendo, atque alia debelando capiens, titulo Xpi 
subsignauit. In tempore cuius Hilerda ciuitas obsessa et Dei nutu 
cum ómnibus finibus suis est capta, et predictus episcopus sedem 
suam Hilerdam, Dei gratia obtinuit, que diu (/) captiua sub iussione 
infidelium paganorum fuerat, ac (m) deincebs uocatus est (n) Hyler- 
densis episcopus. Post (;7) cuius obitum successit in episcopatu íler- 
dcnsi Berengarius, frater rcgis lldefonsi, qui postea fuit Narbonensis 
archiepiscopus, et in loco eius fuit consecratus dompnus Gombaldus 
episcopus (o) post cuius mortem successit in Ilerdensi episcopatu 
domnus Berengarius, XXX et 111 annos; post mortem uero eius 
fuit consecratus ibi magister Petrus de Albalath, et post annum et 
médium fuit factus Tarrachonensis archiepiscopus. 



ia) est a pluribus. (b) Dalmacius. (c) episcopus efectus est. 
{d) Ripacurcienses. (e) Ipsius loco, (f) Episcopus dicitur. ín. (g) est 
(h) Falta la palabra episcopi. (i) Aldefonsi. (;) Falta la palabra do- 
minus. (A) et. (/) dies. fm) et. (^2) vocatur Ilerdensis. (ñ) Et post. 
(o) episcopis. 



i 



PRAGMENTUM HISTORICUM EX CARTULARIO ALAONIS 6l 



Anno Incarnacionis DominiDCCCXIII obiit Rarulus Magnus (i). 

Anno DCCCCLXXXV capta est Barchinona (2). 

Anno MX obiit Ermengaudus filius Borrelli, apud Cordubam (3). 

Anno MXXXVII obiit Ermengaudus peregrinus. 

Anno MXL, dedicacio Sánete Marie sedis Urgellensis, et obiit 
Eribaldus (a) episcopus (4). 

Anno MXC obiit Ermengaudus in Barbastro. 

Anno MLXXV obiit Guillelmus Guifred (b) episcopus (c) Ur- 
gellensis (5). 

Anno MXCII obiit Ermengaudus de Girb (d) etBernardus Guil- 
lelmi episcopus Urgelensis (6). 

Anno MXCVIII obiit Raimundus Raimundi comes Paliarensis. 

x\nno MXCVIII lerusalem capta est (7). 

Anno MCII obiit Ermengaudus [in castro] de Molgeruza (8). 

Anno MCIIIl obiit Petrus Sancii rex Aragonis (9). 

Anno MCVIIII obiit Adefonsus rex Castelle (10). 

Anno MCIÍII Maliorgas capta est (11). 

Anno MCXXII obiit (e) Sanctus Odo (12) episcopus Urgellen- 
sis (/). 



(a) Eribaldus ejusdem sedis. (b) Guifridi. (c) episcopis. (d) Gurb. 
(e) Obiit Sesenando. (/) episcopus et episcopis Urgellensis. 
(i) Garlo Magno falleció á 28 de Enero del año 714. 

(2) Fecha verdadera en la que Almanzor se apoderó de Barcelona. 
Cnf. Dozy, Historia de los musulmanes españoles. Sevilla, 1877; tomo III, 
pág. 242. 

(3) Armengol, Conde de Urgel, murió en Junio del año loio en la bata- 
lla de Acaba-al-bacar, no lejos de Córdoba, donde fué derrotado Solimán, 
usurpador del Califato (Obra cit,; tomo III, pág. 362.) 

(4) Noticia confirmada por Villanueva, Viage literario; tomo X, pá- 
gina 1 56. 

(5) Fecha aceptada por Villanueva, Viage literario; tomo X, pág. 181. 

(6) La misma fecha de Villanueva en su Viage literario; tomo XI, pá- 
gina I, respecto á la muerte de Bernardo Guillen. 

(7) Los cruzados no se apoderaron de Jerusalén hasta el i5 de Julio del 
año 1099. 

(8) De Armengol, Conde de Urgel, casado con D.^ Elo, hija de Peran- 
zures, señor de Valladolid, } de su muerte en Mollerusa, no en Mallorca, 
según algunos entendieron, trata Zurita en sus Anales; lib. I, c,ap. XXXV. 

(9) Según Zurita (Anales, lib. I, cap. XXXVI), murió á 28 de Septiem- 
bre de dicho año. 

(10) Alfonso VI, que falleció aquel año en Toledo. 

(11) Mallorca, de cuya capital se apoderó Ramón Berenguer líl en Fe- 
brero de I ] i5. 

(12) A 7 de Julio del año 1122. Villanueva, Viage literario; lomo XI, 
pág. 38. 



02 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



Anno MCXXVI obiit Kalistus Papa, et Sanctus Raimundus Bar- 
bastrcnsis cpiscopus, et Bernardus, Comes Paliarensis (i). 

Anno M.CXXXI obiit Raimundo Berengarii, Comes Barchino- 
nensis (a). 

Iterum de Episcopis. 

Fuit {I?) in loco eius frater Raimundus episcopus, qui erat abas 
Populeti; post mortem istius successit in episcopatum (c) Ilerden- 
si(d) frater Guillielmus, et (2) mortuo isto fuerunt dúo elecciones 
facte: una de Berengario de Peralta, et altera de Guillelmo de Monte 
Catano, canonicis Ilerde; post magnam altercacionem eleccio dicti 
dopni Berengari de Peralta a domno Papa fuit finaliter confirmata, 
et üie qua conlirmacionem recepit, mortus fuit, per quem Dominus 
multa mirabilia operatus fuit; postea dictus (e) Guillelmus de 
Monte Catano sublimatus est iterum episcopus (/) Ilerdensis, et 
post obitum uero istius, Guillelmus de Fluviano archidiaconus Rip- 
pacurcie, concorditer fuit sublimatus (g) episcopus. 



Ít7) La E. S. añade: Bernardus, Comes Palliarensis. (b) Consecutus 
fuit. (c) Episcopatus. (d) lierdense. (e) Dominus. (/) est istum epis- 
copatum. (^) sublebatus. 

( 1 ) Calisto lí murió en Diciembre del año 11 24, y no en 11 26, fecha en 
que ya le había sucedido Honorio II. 

(2) Hay en el original tres palabras borradas. 



CAPITULO Vil 

LA CANÓNICA DE SAN PEDRO DE TABERNA. — SU TEXTO 

I 

Relacionados con los orígenes del condauo de Ribagorza 
están dos célebres diplomas: el Privilegio de Alaón y la Canó^ 
nica de Taberna. La falsedad del primero fué demostrada con 
evidencia por D. José Oliver y Hurtado, en la contestación al 
discurso de recepción de su hermano D. Manuel, en la Acade- 
mia de la Historia (año 1866), quien señaló, y con fundamento, 
á D. José Pellicer como autor de aquel fraude (i). 

La Canónica de Taberna existia ya á principios del siglo xv, 
en que fué añadida al Libro gótico de San Juan de la Peña, 
acaso por el mismo que la forjó; pero, en vez de ser, como el 
Privilegio de Alaón, inventada por un hombre tan erudito cual 
D. José Pellicer, conocedor de los documentos medioevales de 



(i) El cronista Jerónimo Blancas, gran defensor de patrañas iiistó- 
ricas, fué el primero que en sus Aragonensium rerum Commentarii (año 
1 588) publicó la Canónica áe Taberna, si bien no íntegra (págs. 6 á 9). Llá- 
mala jucundissima antiquitatis memoria. Dice que la copió de un perue- 
tusto códice Sancti loannis Pinnatensis (el libro Gótico). 

Aun siendo lan crédulo Jerónimo Blancas, pone algunas dudas á la Ca- 
nónica: quae Jides adhibenda sit, af firmare non ausim. 

Más adelante la reimprimieron: 

D. José Pellicer, en los Annales de ¿a Monarquia en España después de 
su perdida. Madrid, año de 1681; págs 3 á 8. 

Fr. Lamberto de Zaragoza, en el Teatro histórico de las Iglesias del 
Reyno de Aragón, tomo I, págs. 3ió á 334. 

D. Joaquín M. de Moner, en su Biblioteca de escritores ribagorzanos, 
Zaragoza, j 884, trata de Belasculo, á quien da el titulo de Santo, y copia 
su Canónica, en las págs. 23 á 48. 



6^ NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

la historia aragonesa, y gracias á esto supo mezclar hábil- 
mente, en aquel diploma, noticias fidedignas con otras imagi- 
narias, la Canónica fué redactada por un ingenio lego que llenó 
(le anacronismos y de absurdos aquel parto de su mala fe. 

Sólo por una obcecación lamentable pudo creerse en la au- 
tenticidad de la Canónica luego que el P. Risco la desmenuzó 
en su tomo XXX de la España Sagrada (i); quien redactó la 
Canónica desconocía en tal manera la Historia de España, que 
supone hacia el año 58o dos reyes visigodos: Suintila en Cór- 
doba y Recaredo en la Iberia (2); el obispo Ciricio es imagina- 
rio, pues consta que lo fueron de Zaragoza, en los años 58o á 
619, N'icenie II, Simplicio y Máximo; San Isidoro no falleció an- 
tes ó al mismo tiempo que San Gregorio Magno, sino que le so 
brevivió treinta y dos años; también son fabulosos el Bencio, 
obispo de Zaragoza, cuando la invasión de los árabes; su fuga 
á las montañas llevándose el brazo de San Pedro; el viaje de 
Belascuto á Francia, donde no reinaba por entonces ningún Car- 
los, y el conde visigodo Armentario que mandaba en Ribagor- 
za. Y hay todavía en la Canónica algo más repugnante que una 
burda falsificación histórica, el desenfado casi impío con que su 
autor pone al Cielo por testigo de su veracidad, invocando nada 
menos que el día tremendo del Juicio (3). El P. Risco llega á in- 
dicarnos los materiales con que fué labrada \a, Canónica: «Esta 
fabulosa noticia se forjó de lo que consta de la Epístola que San 
Gregorio dirigió al Rey Recaredo por un abad llamado Ciríaco, 
juntamente con una parte de las cadenas con que el Apóstol 
San Pedro fué aprisionado, y con otra carta y el Palio para San 
Leandro, Arzobispo de Sevilla (4).» 



íi) Págs. i3i á iSy y 198 á 2o3. lin las págs. 129 á 140 prueba que du- 
rante los años 58o á 619 gobernaron la diócesis de Zaragoza Vicente II, Sim- 
plicio y Máximo; nunca el Ciricio de la Canónica. 

(2) In Cordubense ciuitate Suintilla rex erat, et in Yberie partibus Re- 
caredus regnum lencbat. 

En esta noticia hay un recuerdo muy confuso de haber Leovigildo aso- 
ciado al trono á sus dos hijos Hermenegildo y Recaredo. 

Í3) E\ seudo Belascuto de la Canónica acaba la relación de sus desati- 
nos con estas palabras: juro vobis fratribus meis dileclissimis,per diem íre- 
mendi Judicii, quod lioc quod vobis exposui, in veritate dixi, quia oculis meis 
vidi. 

(4) España Sag^raí/a, tomo XXX, págs. i36. 



LA CANÓNICA DE SAN PEDRO DE TABERNA 65 



Después de tan lógica refutación parecía imposible dar au- 
toridad alguna á la Canónica y al monje Belascuto, y, sin em- 
bargo, en la misma España Sagrada (i) se volvió á creer en la 
existencia de aquél y en los milagros que obró con sus devotos, 
especialmente en las enfermedades de los oídos, y favoreciendo 
la evasión de D. Manuel Pedro Chía, religioso de San Victo- 
rián, afecto al Archiduque en la guerra de Sucesión (2); error 
tanto más extraño si se considera que D. Pedro Sáinz de Ba- 
randa, patrocinador de tales consejas, reparaba algo en admi- 
tir la Canónica^ único documento biográfico de Belascuto. 

El argumento de la Canónica es de lo más disparatado que 
puede imaginarse: había en San Pedro de Taberna un monje 
llamado Balascuto (3), quien, no se sabe por qué razón, era el 
único que conocía la historia de aquel Monasterio; mientras- fué 
joven y tuvo salud, no se cuidó, como parecía natural, de escri- 
bir sus recuerdos, ni se lo aconsejó nadie; pero, cuando ya de- 
crépito, enfermó gravemente, pensó el abad Davidio (4) que 
faltando aquel cronicón viviente se quedarían á obscuras, y pi- 
dió á Belascuto que en presencia de la Comunidad narrase el 
origen y las vicisitudes del Monasterio. Belascuto lo hizo así, y, 



(i) Tomo XLVÍII. La Santa Iglesia de Barbastro, por D. Pedro Sáínz 
de Baranda. Págs. 107 y 108. 

(2) Dicho monje hizo pintar un cuadro en que se representaba este epi- 
sodio, y lo puso en la ermita de San Blascut, cerca de Campo, donde aún 
recibe culto el imaginario autor de la Canónica. 

(3) Así dice el ms. de la Canónica, y no Balastuto ó Belastuto. como 
han llamado algunos á este fingido cronista. El verdadero nombre es Be- 
lascuto, que se deriva de Velasco, y éste, cuya verdadera ortografía debía 
ser la de Belasco,, viene de la palabra ibero-eúskara belaisico, vencejo. 
{Diccionario vasco-español-francés, por Resurrección María de A^kue. Bil- 
bao, 1905.) Según el cronista arábigo Aben-Al-Atsir, citado por D. Fran- 
cisco Codera en su discurso de recepción en la Academia de la Histo- 
ria, cuando el Emir Abderramán I dirigió en el año 781 una expedición 
á la Vasconia, y al pasar destruyó la fortaleza de Calahorra, se llevó en re- 
henes al hijo de un caudillo cristiano á quien llama Aben Belascot, con- 
fundido por Dozy con el Conde Galindo de Cerdaña. 

El nombre de Belascuto figura entre los testigos de un documento, que 
ya hemos visto, del Cartulario de Alaón; así que no fué inventado por el 
autor de la Canónica. También aparece en otro del año 899, publicado por 
Monsalvatje en su Colección diplomática del Condado de Besalú, tomo IV, 
págs. 24 y 25. 

(4) Briz Martínez (pág. 354) lo llama, equivocadamente, Donato. 

5 



66 NOTICIAS Y DOCUMENiOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



después de consignar la venida á España de San Torcuato y los 
demás varones apostólicos enviados por San Pedro, refiere que 
cuando ¡Suintila reinaba en Córdoba y Recaredo en la Ibe- 
ria! era (obispo de Sevilla San Isidoro, y de Zaragoza, Ciricio; 
ambos prelados, unidos por estrecha amistad, acordaron pedir 
al Papa San Gregorio algunas reliquias de San Pedro, y, al 
efecto, marchó á Roma el Obispo aragonés. Muy perplejo es- 
taba el Papa en acceder á lo que se le suplicaba, mas una apa- 
rición del Santo le convenció; abren el sepulcro del Apóstol, to- 
man un brazo que ya encontraron milagrosamente separado, y 
lo entregan á Ciricio. Este vuelve á España, y, noticioso de que 
San Isidoro acababa de fallecer, decide conservar en Zaragoza 
tan preciosa reliquia. Pasan los años, y al caer la monarquía 
visigoda entran los árabes en Aragón; Bencio, Obispo de Zara- 
goza, y tan imaginario como Belascuto y como Ciricio, huye á 
los montes cargado con el brazo de San Pedro (i), y se pre- 
senta al Conde Armentario, quien le concede, para guardar 
aquella y otras reliquias, la iglesia de Taberna. Después de esto 
Belascuto marcha á Francia y demanda contra los moros el 
auxilio del Rey Carlos, quien prometió mucho, un grande ejér- 
cito, y al fin parece que no envió ni un soldado. Bencio consa- 
gra la iglesia de Taberna con asistencia de siete Obispos y del 
Conde Armentario. Al poco tiempo de hacer esta relación mu- 
rió Belascuto; de modo que si el abad Davidio no anda listo 
perdemos las valiosas noticias contenidas en la Canónica de Ta- 
berna. 

Briz Martínez creyó, con los ojos cerrados, en la Canónica 
de Taberna, y admite sin dudar la existencia del Conde Ar- 
mentario, con otras patrañas de aquélla (2). Reconoce, sin em- 



(i) La tradición de que los cristianos, a! entrar los musulmanes en Es- 
paña, se llevaban en su fuga las reliquias, es fundada en algunos casos. Tal 
sucedió con las de San Justo y San Pastor, que fueron llevadas, acaso en 
uempo de Abderramán í, á un santuario del valle de Nocito (provincia de 
Huesca); en los años 1134 á 1 187 fué cedida una parte de ellas á la iglesia 
de Narbona, y el resto llevado á San Pedro el Viejo, de Huesca, en 1499, de 
donde, en 1 568, se verificó el traslado á la antigua Cómp\ulo (España Sagra- 
da, tomo Vil, págs. i85, 189, 195 y 196). Pero dicha tradición sirvió luego 
para justificar muchas leyendas. 

ía) Historia de la fvndación y antigüedades de San han de la Peña, y 



LA CANÓNICA DE SAN PEDRO DE TABERNA 67 



bargo, que había notables equivocaciones en la Canónica, pero 
sale del paso achacándolas á flaqueza de memoria en Belascuto 
«que como hombre enfermo, y de edad tan anciana, pudo re- 
cibir engaño en algunas cosas, y señaladamente en las tocantes 
á sucesos que refiere de otros tiempos muy más antiguos». 

Con tan cómoda interpretación resuelve luego dificultades 
de las más graves que hay en la Canónica; ¿que en la serie de 
obispos cesaraugustanos jamás figuró Ciricio, á quién Briz 
llama Ciríaco?; pues esto consiste en que «el enfermo, en su 
relación, se equivocó, sin duda, en algunos destos nombres y sus 
tiempos, ó le faltó la memoria para dezirlos con toda puntua- 
lidad». 

El primero que dudó seriamente d-e la Canónica fué D. Ma- , 
nuel de Abad yLasierra, á cuya fina perspicacia no se le ocultó 
que esta narración es un conjunto de absurdos. Con todo, ima- 
ginó que tal documento se basaba en memorias antiguas, mez- 
cladas luego con cien desatinos, acaso por el mismo Prior Juan 
Márquez, y que probablemente había existido el monje Be- 
lascuto: 

«Yo bien me persuado que hubo alguna memoria antigua de este 
archivo de San Pedro de Tavernas, que contenía parte de las noti- 
cias que refiere dicha Canónica... pero a el abad Marques le pareció, 
sin duda, muy desnuda la sencilla narración de la Canónica... y la 
vistió con varios exordios, razonamientos, milagros y patrañas que 
la hicieron estupenda, embolviéndola en tales anacronismos y des- 
figurando la verdad (i).» 

La Canónica de Taberna quedó triturada con el sabio SLná- 



de los Reyes de Sobrarte, Aragón, y Nauarra. Ordenada por su Abbad Don 
luán Bri^ Martines,. Qarag09a, Año 1620. Págs. 353 á 358. 

El sabio Oihenart supuso que !a Canónica de Taberna fué auténtica en 
su origen, pero luego sufrió interpolaciones: «cum in plerisque ab aliquo re- 
centiori interpolatum fuisse, mihi non sit ambignum.» {Notitiautriusque 
Vasconice. Parisiis, MDCXXXVIII. Pág. 218.) 

(i ) índice de los archivos de la Congregación benedictina Tarraconense, 
por D. Fr. Manuel de Abbad y Lasierra. Añodeiyy 2. Ms. orig. con firma 
autógrafa; en folio. Bibl. del Seminario de San Carlos de Zaragoza; est. 49, 
tab. 2, núm. 5.221. 

D. Eduardo Saavedra en su Estudio sobre la invasión de los árabes en 
España (pág. 1 12), se inclina á creer en la autenticidad de la Canónica, pues 
dice: «á pesar de los anacronismos y equivocaciones palmarias que contiene, 
no dificulto darle crédito, porque nada hay en él provechoso al Monasterio, 



68 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



lisis del P. Risco, en tal grado, que parecía imposible defen- 
derla en el tribunal de la Historia; y, sin embargo, por un pa- 
triotismo regional mal entendido, halló después apologistas. 
Fué el más testarudo Fr. Lamberto de Zaragoza, uno de los 
cronistas de menos crítica y de peor estilo que se han conocido. 
Acostumbrado por sus estudios escolásticos á defender cosas 
más arduas que la Canónica, quiso demostrar la veracidad de 
este documento, y llenó iSy páginas de aquella prosa ramplona 
que gastaba. Fn la probanza de su tesis apela á un recurso có- 
modo: si la Canónica tiene errores, es debido al copista, quien, 
verbigracia, puso Isidoro en vez de Leandro; el Rey Carlos de 
Francia lo fue Carlos Martel, pues aunque, nunca llevó seme- 
jante titulo, ejerció de hecho la soberanía; á más de esto, la fa- 
mosa reliquia de San Pedro conservada en Taberna, fué juzgada 
auténtica por diez yochoCardenales,tres de ellos Obispos, nueve 
presbíteros y los restantes diáconos (i). Con tales razones y con 
afirmar, porque sí, que el soñado Belascuto merece todo cré- 
dito, y comparar los yerros de la Canónica, á los que enmendó 
Esdras en los libros sagrados del judaismo, que por ello no de- 
jaron de ser verídicos, creyó el P. Zaragoza haber puesto las 
cosas en claro, en vez de enturbiarlas con su pesada sofistería, 
y acaba con este donoso argumento, muy propio de un arago- 
nés tozudo: «Solo quando el Rmo. Risco nos exhiva un testi- 
monio autentico que demuestre hallarse el cuerpo de San Pedro 
en su sepulcro con sus dos brazos, entonces confesaremos, que 
el que existe en San Pedro de Tabernas, no es del Apóstol (2).» 



y una relación de un pobre monje, viejo y decrépito y acaso iliterato, puede 
ser auténtica á pesar de tales defectos.» 

A la misma opinión se inclina Simonet: Historia de los mo:{árabes de 
España^ págs. ¡85 y 187. 

(i) «Prueba esta verdad una Bula de Indulgencias concedidas por diez 
y ocho Cardenales á los fieles que asistiesen al reparo y ornato de la iglesia 
del Priorato de San Pedro de Tabernas.» 

Copia luego dicha bula, dada á 20 de Agosto de i5i4, y añade: «A pre- 
sencia de estas Letras, no puede omitirse la reflexión de ser obra de diez y 
ocho Purpurados de la iglesia, de los quales tres son Obispos, nueve, Pres- 
by teros, y seis Diáconos, y de ser expedidas en Roma, donde se guarda el 
cuerpo del Apóstol San Pedro.» (Teatro histórico. Tomo I, págs. 2Ó3 á 3b5.) 

Í2) Teatro histórico de las Iglesias del Reyno de Aragón, tomo I, pá- 
gina 278; dedica el P. Lamberto las págs. ic^g á 335 á defender la Canónica, 
cuyo texto reproduce. 



LA CANÓNICA DE SAN PEDRO DE TABERNA 69 



En pleno siglo xix siguió las huellas del P. Zaragoza un 
cronista aragonés, D. Bartolomé Martínez y Herrero (i), quien, 
dando ciego crédito á Pellicer, creyó ser la Canónica «una Es- 
critura muy antigua é importantísima». 

Otro cronista moderno de Ribagorza, no contento con ver 
en Belascuto un historiador de carne y hueso, lo canonizó, sin 
permiso de Roma, y le llama San Belascuto (2). 

El Diccionario enciclopédico hispano-americano, que tan- 
tas verdades, pero también tantos dislates, ha propagado (3), 
en el artículo Ribagorza admite la Canónica y el Privilegio 
de Alaón. En España tiene el error más vitalidad que la hidra 
de Lerna; no basta cortar las cabezas y restañar con fuego las 
heridas; semejante al ave Fénix, renace desús mismas cenizas. 

TEXTO DE LA CANÓNICA DE TABERNA 

{Cartulario de San Juan de la Peña, fol. i23 v. á i25 r. (4). 

BIBLIOGRAFÍA 

Jerónimo Blancas: Aragonensium rerum Commentarii, págs. 6 á 9. Su- 
prime el preámbulo y otros párrafos. 

D. José Pellicer: Anuales de la Monarquía de España, págs. 3 á 8. 



(i) Sobrarte y Aragón. Estudios históricos sobre la fundación y pro- 
greso de estos reinos hasta que se agregó á los mismos el condado de Barce^ 
lona. Zaragoza, 1866. Tomo I, págs. 202 á 204. 

(2) Biblioteca de escritores ribagor^anos, por D. Joaquín M. de Moner, 
cronista de Ribagorza. Los cronistas San Belascuto, Don Martín de Ara* 
gón y Urrea, Don Felipe Luis Pérez, Don Pedro Mongay de Espés, Don 
Pedro Bardají y A\cón. Zaragoza, 1884. — 8.", 487 págs. Trata de Belascuto 
en las págs. 12 á 22. 

En un artículo rotulado Nuestra Señora de Obarra en Ribagorza, pu- 
blicado en la Revista de Aragón, año 1879, págs. 23o á 232, Moner contra- 
dice á la Canónica, y dice que el famoso brazo de San Pedro fué donado por 
Belascuto, en el año 714, á dicho Monasterio. 

(3) Sirva de ejemplo esta lindeza que se lee en el artículo Biblioteca: 
«Establecida otra en el siglo 11 por Adriano, cerca del Partenón, Jerjes la 
trasladó á Persia, siendo devuelta á los Atenienses por Seleuco Nicator.» 

¡Jerjes, el hijo de Darío, llevándose los libros regalados por Adriano, y 
devueltos luego por Seleuco Nicator! ¡Imposible decir en tan pocas pala- 
bras mayores desatinos! 

(4) Hállase este códice, cuyo paradero se ignoraba, en la biblioteca de 
la Facultad de Derecho de Zaragoza, que lo adquirió, hace pocos años, de 



70 NOTICIAS Y DOCL^MENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



Fr. Lamberlo de Zaragoza: Teatro histórico, tomo I, págs. 3i6 á 334. 
D. Joaquín M. de Moner y Sisear: Biblioteca de escritores ribagor^anos, 
págs. 23 á 46. 

HIC HABETUR CANÓNICA SANCTI PETRI DE TABERNA 

O lidelis orator!, quamuis animus tuus continué insistere de- 
beat circa studium Sacrarum Scripturarum, per quarum doctrinam 
veram noticiam cognoscendi viam Omnipotentis Creatoris panditur 
et Beatorum Sanctorum pro ñde católica pugnantium, et victorie 
triunfum obtinencium vita ostenditur, quorum meritis datum est 
eis sedere super sedes xii ad iudicandum xii tribus Israel, et inter- 
cessionibus eorum lideles ad Dominum recurrentes, exaudiantur, et 
ipsorum anime saluentur (1), set precipue intendere debet, cum reli- 
quie ipsorum visitantur et devotissime pertractantur. Et quia in 
partibus nostris Ispaniarum inter ceteras ecclesias singularissima 
memoria preciosissimarum reliquiarum in ecclesia monasterii Sancti 
Petri de Taberna, Ordinis Sancti Benedicti, a monasterio Sancti Vic- 
toriani depcndentis, cui dominus Frater Johannes Marques, abbas 
Sancti Johannis de Pinna, prefuit ut Prior a mense Julii anni 
M' CCCC noni usque ad decimam octauam diem Decembris anni 
Domini MCCCC quinti decimi, et constat sibi verissime contineri 
que in Canónica infra scripta referantur et per experientiam ab 
experto nouisse virtutes, miracula et prodigia que fideles illuc denote 
concurrentes, a Deo omnipotente intercessionibus sanctorum reli- 
quiarum infrascriptarum cotidie obtinent et impetrant. Laudetur 
Deus; et ut mirabilia luceant, et quibusvis manifesta habeantur, hic 
subscribitur tenor predicte Canonice, ut per eiusdem studium tua de- 
uotio ad illam almam ecclesiam dirigatur, et per bonam predicatio- 
nem et tuam doctrinam aüorum íidelium audientium (2) intentio ex- 



las religiosas benedictinas de Jaca, quienes lo poseían desde que fueron ex- 
claustrados los monjes de San Juan de la Peña. 

Ksie Cartulario, llamado generalmente el Libro gótico, consta de i25 
hojas de pergamino, escritas las cji primeras en el siglo xii, y en el xiii las 
que siguen, excepto las seis últimas, cuya letra es del siglo xv. 

Kn la misma biblioteca se conserva el manuscrito rotulado Liber Pripi- 
legiorum idos volúmenes en fol.), coi'iados por D. Juan Fenero, abad de 
San Juan de la Peña, que falleció á 8 de Abril de ¡592. 

Reproducimos la Canónica según este manuscrito, porque el texto de 
Pellicer, copiado por Fr. Lamberto de Zaragoza y por D. Joaquín M. de 
Moner, tiene bastantes equivocaciones. 

íi) Tachado: signatus. 

(2) Tachado: deuo. 



LA CANÓNICA DE SAN PEDRO DE TABERNA 7I 



citetur etelevetur taliter ut meritis et intercessionibus eorum vitam 
obtineamus eternam per infinita seculorum sécula. Amen. 

Sequitur tenor Canonice. 

Venerandus Pater Dauidius suo tempore preerat in monasterio 
Taberne, et Beatus Balascutus sub ipso erat primus in ipsius con- 
gregationis collegio et mérito, et vir Beatus Balascutus quadam die 
ad scribendi studium recessit, in quo studio eum infirmitas corporis 
percussit, qui infirmitate diu grauiterque egrotauit. Infirmitate ergo 
tanti viri cum omni congregacione contristatus est valde Davidius 
Prior predicti monasterii sólito more cum omni reuerencia et reli- 
gione, ut tanto viro erat dignum, venerunt eum visitare, et secun- 
dum consuetudinem Sánete Ecclesie et appostolica iussione Deo 
commendare, Beato lacobo dicente: Infirmatur aliquis in uobis?; in- 
ducat presbíteros Ecclesie, et orent super eum, imgentes eum oleo in 
nomine Domini, et oratio fidei saluabit injirmum. Qua itaque reue- 
rencia visitato tanto superiore ac Patre et omni cura ecclesiastico 
ordine, ceperunt reuocare memorie condicionem monasterii Ta- 
berne. Sed quia ceteris erat dificilimum et antiqua vetustate contra- 
dictum, omni sollicitudine a beato Balascuto condicionem ecclesie 
Taberne uoluerunt inquirere, ut qui, ut diximus, sicut erat maior 
mérito, ita et etate. Hic itaque beatus vir acquiescens precibus ab- 
batis et congregacionis, fideliter veraciterque reuocavit memorie 
pro posse condicionem monasterii Taberne, et sic incipit narrare. 
NuUus enim posset hoc dicere postquam ipse esset egressus a cor- 
pore. 

[Narratio Belascuti.] 

Post glorióse celestis victorie triumphum cum quo conditor se- 
culorum principe mundi devicto, celique penetrauerat regnum, 
apostolice dignitati ipsius Saluatoris presencia Petrus apostolus ele- 
ctus et actor presignatus, clanes regni suscipere uniuersalis Ecclesie 
gubernacula meruit obtinere. Qui beatus Apostolus tali functus offi- 
cio et injuncto Domini verbo, qui dixit: Negociamini dum nenio, ad 
persequendum Simonem Magum, et ad dilatandam Sanctam Eccle- 
siam Catolicam, lerosolimam egressus, Romam peruenit, ibique per 
XXV annos miraculis coruscauit, atque discípulos suos per orbem 
terrarum ad predicandum missit. Ínter quos in Galias Sanctum Tro- 
phimum et Sanctum Marcialem etBeatum Saturninum misit; in Ys- 
paniam vero Sanctum Torquatum cum alus vi sociis suis direxit; qui 
cum Yspanias ingressi íuissent, tanta miracula per eos Dominus fe- 
cit ut cecis visum, claudis gresum, surdis auditum, egris pristinam 



72 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



sanitatem redderent, et de obsesis corporibus demones expelerent. 
Et sic omnes relicto errore gentilium Xpo. crediderunt, ita ut in una- 
quaque ciuitate ydola destruxerunt et ecclesias construxerunt. Et 
post hec perfecta in ñde Xpi Yspania, ipsi vii episcopi in uno anno 
de hac luce migrauerunt. Post hec fuit Yspalensis ciuitatis episco- 
pus Sanctus Ysidorus, et in Cesaraugustana ciuitate episcopus Ci- 
ricius; in Cordubense ciuitate Suintilla rex erat, et in Yberie partibus 
Recaredus regnum tenebat. Isti ergo ambo episcopi in una erant ca- 
ritate coniuncti, qui in unum conuenerunt et hoc salubre consilium 
repererunt; ait enim Sanctus Ysidorus: si uis, frater, unus et nobis 
ad beatuin Gregorium romanum episcopum pergat (ipse enim tune 
temporis Romanam ecclesiam regebat)etdereliquiis beati Petri apos- 
toli aliquid nobis concedat ut in eius honore ecclesiam hedificemus 
ct honoritice dedicemus, ut sicut illa ecclesia beati Petri est caput 
Ytalie, ita et nostra ecclesia sit capud Yspanie. Cui beatus Giricus 
respondit: quia ita tibi placet, frater charissime, diuina gratia auxi- 
liante gregem mihi comisum rege, et ecclesiam quam dicis te habere 
in volúntate non ceses hediíicare; ego enim tua vice Romam pergam 
libentissimc huic nostro iusto desiderio efectum tribuere; huic verbo 
beatus Ysidorus asensit, et sanctus Giricus Romam perrexit, et cum 
peruenisset ad Romam urbem, fama sanctitatis et gratia charitatis 
eum beatus Gregorius suscepit, et ob quam causam fatigationem 
tanti itineris asumpsisset, inquisiuit. Gui beatus Giricus cum magna 
reuerentia et sólita humilitate respondit: ad vestram venerandam su- 
blimitatem me missitdomini Ysidori Yspalensis episcopi vestri fide- 
lissimi famulí, et totius Yspanie populi deuotio nimia, ut inspirante 
omni vestra gratia subueniat nobis vestra clementia ut de corpore 
Sancti Petri apostoli nobis reliquias donetis et hedificabimus eccle- 
siam in ipsius honore, ut quomodo ista vestra ecclesia est capud is- 
lius prouincie, sic et nostra ecclesia obtineat principatum totius Ys- 
panie. Gui beatus Gregorius: fusta mihi videtur tua voluntas et desi- 
derium, frater charissime, sed hoc ego non posum faceré; corpus 
enim Sancti Petri apostoli est conditum in abtissimo loco incognitum 
ab homine excepto me et V alus sacerdotibus meis. Sed uno concorde 
consilio omnes pariter per triduum ieiunemus, et si voluntas Dei fue- 
rit effectum nostre petitionis et bone voluntatis a Deo cui omnia 
posibilia sunt accipiemus. Gunctis placuit iste sermo, et pariter ab 
ómnibus per triduum celebratum est ieiunium; tertia uero nocte ex- 
pleto ieiunio, beatus Petrus apostolus per visum apparuit beato Gre- 
gorio, cui et ait vultu placidissimo: iusta est, frater charissime. Do- 
mino iubente, asensum vestre petitioni tribuere. Et idcirco munito do- 
minico sacramento ad sepulcrum meum tibi notum vade, et hoc quod 
requiris inuenies certissime, et reuerentissimo viro Cirico Yspanie 
geniis legato trade, et scias hoc voluntatem meam esse. Ergo beatus 



LA CANÓNIGA DE SAN PEDRO DE TABERNA yS 



Gregorius a sopno expergefactus gradas egit Deo qui tanta beneficia 
suis prestitit fidelibus, et cum omni alacritate ad sepulcrum beati 
Petri apostoli uadit et eiusbrachiumdesuper vidit, et accipiens foras 
traxit et uase áureo dignissime coUocauit, et insuper capsole ex ho- 
nichino lapide pretexit, et eam cum omni diligencia Cirico episcopo 
tradidit, et accipiens cum gaudio Yspanias remeauit. Qui cum perue- 
nisset ad Gesaraugustanam ciuitatem, sanctum Ysidorum defunctum 
reperit et ecclesiam hedificatam inuenit, ibique brachium sancti Pe- 
tri apostoli honorificecollocauit, et posthec xii annis spiritualiter vi- 
xit et de hac luce dicessit. Pos eius obitum beatissimus Bencius ka- 
tedram suscepit et xv ordinationis sue anno furor persecutionis 
inualuit, quo tempore Rodericus(i) rex preerat Yspanie, et sarraceni 
Yspanias sunt ingressi, quorum furore persecutionis nuUus xpiano- 
rum ante eorum occulos vivus remanere potuií. Hac persecutione 
comperta, sanctus episcopus Bencius omnesdiscipulos suos in unum 
congregauit et cum lacrimis ait: videte fratres quanta sunt peccata 
christianorum ut divina vindicta super nos mitat impiissimam gen- 
tem sarracenorum. Nunc ergo filii acquiescite consiliis patris vestri, 
et cum codicibus vestris et cum brachio sancti Petri apostoli et cum 
alus sanctorum reliquiis, aut Romam pergamus, aut ad montes 
ubi nos sarraceni invenire non possint fugiamus. Cui unus dicipulo- 
rum proterua mente respondit; nuntius venit ad nos de impiissima 
gente sarracenorum, per quem promittunt et jurant ut quicumque 
xpianorum cum eis habitare voluerit se eis nullum malum factu- 
ros. Isto malo consilio turbati ceteri alii discipuli non adquieverunt 
consilio patris. Cum ergo audisset sanctus episcopus quod discipuli 
sui non adquiescerent consilio salubri, nocte superueniente brachium 
sancti Petri apostoli et reliquias multorum aliorum sanctorum acce- 
pit, et cum paucis de suis occulte de ciuitate fugit. Eodem tempore 
in térra ipsa Armentarius comes erat, ad quem beatus episcopus fu- 
giendo peruenit, et ipse clementissimus princeps ut eum vidit quod 
quereret, quid vellet interrogauit; Cui beatus episcopus ait: Ce- 
saraugustanus episcopus fui; a facie sarracenorum nunc fugi, et rogo 
te multum ut si habes in térra tua ecclesiam in loco tutissimo posi- 
tam, dona eam ut habitans in ea brachium sancti Petri apostoli et 
reliquias beatorum martirum seu confesorum quas mecum habeo 



(i) Anno dccxiii xi die nouembris iii.° anno regiminis huius regis, xxv 
reges sarraceni cum suis gentibus ingressi Yspanias iractatu comitis luliani 
uicerunt hunc regem et conquistarunt usque Arlet de Proenga infra xiiii 
menses, ut habetur in coronicis Sancti lohannisde Pinna, capite Como preri- 
dieron Spayna; et sic potes inferre de tempore quo reliquie fuerunt pórtate 
ad monasterium Sancti Petri. (Nota marginal.) 



74 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

recondam ibi. Gui benedicte memorie Armentarius respondit: ba- 
beo ecclesiam terminis locis positam in honore sancti Petri apostoli 
hediñcatam; placet accipere eam et has preciosissimas reliquias re- 
conde in ea. Beatus igitur Bencius audiens gaudio magno repletus 
ad monasterium meum venit, et ut decebat abbas meum dopnus 
Donatus cum congregacione tota eum honorifice suscepit, quo sus- 
cepto in aduentu eius omnes valde gauisi fuimus et mérito. Venit 
enim cum magno tesauro, et témpora sue vite transiens felici fine 
requiescit, in eodem loco. Eodem tempore strenuissimus res Carolus 
super gentem Francorum regnabat, ad quem misit me dopnus Dona- 
tus abbas et indicauit omnia que erant gesta. Igitur ipse audiuit talia 
promisit se venturum cum máximo exercitu et cum nimio alimona- 
rum aparatu Yspanias ut sarracenos inde eiceret et libertatem patrie 
retideret, et propter amorem sancti Petri apostoli dedit mihi actori- 
tatem libertatis monasterii nostri, et insuper multa muñera mihi 
concesii, et cum omni prosperitate ad nostrum monasterium me re- 
misit. 

DE CONSECRATIONE ALTARIUM 

Ergo post regressum meum de Francia sanctus episcopus Ben- 
cius adhuc uiuebat et ordinauit diem ut dedicaret noua altarla in 
quibus sanctissimas reconderet predictorum sanctorum reliquias. 
Consecrauit igitur altare in honore sancti Petri apostoli in quo 
reposuit brachium eiusdem apostoli, et reliquias de vestimento beate 
Virginis, et reliquias de corpore sancti Pauli apostoli, et sancti An- 
dree, et sancti lacobi fratris íohannis euangeliste, et pretiosissimas, 
reliquias de sancto Laurencio leuita et martire, et alias multas san- 
torum reliquias quas modo non valeo nominare mea humilitate. 
Consecrauit aliud altare in honore sancti íohannis Baptiste in quo 
reposuit reliquias uasculum argenteum plenum ex beatorum apo- 
stolorum precioso sanguine, et hoc dictum est certissime, et ciñeres 
de corpore sancti íohannis Baptiste, et de vestimento et capillis 
sancti íohannis Euangeliste, et reliquias aliorum plurimorum sancto- 
rum quas propter numerositatem non potui reddere memorie. Con- 
secrauit et altare in honore sancti Stefani prothomartiris in quo re- 
posuit dúos digitos de corpore eiusdem martiris, et reliquias de cor- 
pore sancti Bartolomei apostoli, sancti Barnabe apostoli, et sancti 
Cipriani martiris, et capud sánete Nulionis (úc) et spatulam sánete 
Alodie, et Crucis particulam de lignum Domini. Hiis ergo rebus ve- 
nerabiliier completis, conuocatis episcopis totius provincie ordinauit 
diem dedicationis ecclesie, et fuit dedicata cum magna honorificen- 
lia. íluic dedicationi interfuerunt vii episcopi, et predictus comes 
Armentarius, et vir nobilissimus nomine Redemptus, et ego pecator 



LA CANÓNICA DE SAN PEDRO DE TABERNA 76 

Balascutus. Et juro uobis fratribus meis dilectissimis, per diem tre- 
mendi juditii, quod hoc quod vobis exposui in veritate dixi, quia 
oculis meis vidi. Et aliqua que non vidi, ore fidelium audivi. 

Hec beatus Balascutus dixit, in infirmitate pressus, siluit et bo- 
nis (i) Kalendis aprilis ad celorum regna transivit, et juxta altare 
sancti Petri apostoli sep[ultus est] (2) imperante domino nostro Ihu. 
Xpo. qui viuit et regnat per omnia sécula amen (3). 

Preterea sunt reliquie multe quorum delectata (sic) sunt nomina, 
et ibi est caput (4) in minori vero est vasculum argenteum in quo 
habentur multe reliquie sanctorum fratrum (5) Justi et Pastoris et 
sanctarum Juste et Rufine; et ibi est sepultum sicut superius preno- 
tamus (6) [corpus] beati Balascuti. Ita vidimus esse in altaribus. 

Preterea sicut in antiquissimis dicte istoriis reperitur et testatur 
veracissime rerum antiquarum, postquam nutu Dei cum illa feda 
sarracenorum proienies ab Yspania repulsa et christicole totam Ybe- 
riam habitarent in pace, quidam prefate urbis Cesarauguste ciues 
prepotentes, reperientes in scriptis antiquis qualiter beatissimus 
Bencius, Ghristi confesor, de ipsorum ciuitate prefatas sanctissimas 
reliquias ad beati Petri prelibatam ecclesiam persecutionis tempore 
apportasset, reprobo inter se consilio manu armata prefatam beati 
Petri ecclesiam adierunt, uolentes ipsius apostoli brachium sanctis- 
simum et supra memoratas reliquias ad suam urbem cum violentia 
reportare, quam quidem ecclesiam cum prefati ciues ingressi fuis- 
sent, abbatem et monachos qui tune temporis ibi degebant proterua 
mente tractauerunt pro eo quod voto eorum asensum tribuere no- 
luerunt, et súbito ad predicta altarla ausu temerario ascendentes et 
sacratissimum reliquiarum tesaurum rapere cupientes, ultronee di- 
vina cecitate in via sunt percussi; sicque huc illuchque vagantes et 
suis manibus palpitantes, apertis oculis nichil videbant; tune mi- 
seri ciues cognoscentes contra se manum Domini afuisse, gementes 
et dolentes et de temeritate sua penitentiam agentes, abbatis et mo- 
nachorum pedibus prouoluti cum magna humilitate, instantia et cla- 
more petunt ad Dominum et ipsius apostolum exorari, uouentes se 
nunquam prefate sánete ecclesie violentia illaturos, ymo eam donis 
et muneribus ditaíuros si forte Dominus per merita beatissimi Petri 
apostoli se humiliter prosternentes cum lacrimarum afluentia Domi- 



(I) 


Roto el ms. 


(2) 


Roto el ms. 


(3) 


Roto el ms. 


(4) 


Borradas dos palabras. 


(5) 


Borradas dos palabras. 


(6) 


Borrada una palabra. 



76 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

num precabantur quod ipse qui aperuit occulos ceci nati, prefatis 
ciuibus pure penitentibus luminis beneficium prestare dignaretur; 
tune omnes tientes pre gaudio infinitas Deo altissimo gratias referen- 
tes totam illam diem in laudibus perduxerunt, et sequente nocte ante 
altare beati Petri apostoli ducentes insopnem, altera die illuscente 
datis et oblatis magnis muneribus dicte ecclesie exhibita Deo reue- 
rentia abbatique ac monachis et sanctissimis reliquiis deuotissime 
adoratis, ad propriam vacui sunt reuersi; per omnia benedictus Deus 
qui voluit ecclesiam sancti Petri apostoli tanto tesauro preualere. 

ítem, cum altare in honore sancti íohannis Baptiste et Euange- 
liste predicte ecclesie esset dirutum et fractum, frater lohannes 
episcopus, Del gratia Orsonensis, aliter de Orsona, consecrauit 
predictum altare (i) xxvi die septembris anno domini mcccxciiii" 
et fuerunt indulgeniie concesse in die consecrationis xl dies; item in 
die veneris et sabbato sancto, Pasee Ascensionis, Pentecostés, Trini- 
tatis, Omnium Sanctorum et Natalis Domini, per quemlibetXL dies; 
item ómnibus illis qui benefecerint aut in fine sui testamenti lumi- 
narie uel reparature ecclesie aliquid dimiserint, xx dies. ítem fue- 
runt inuente in predicto altare quamplurime reliquie pretiosissime 
ut in Canónica supra continetur. Et etiam ultra predictum altare fuit 
consecratum ad instantiam venerabilis fratris Antonii de Barchi- 
nona prioris prcdicti monasterii Taberne, qui oculariter vidit predi- 
ctas reliquias una cum predicto domino episcopo et duobus presbite- 
ris dicti monasterii, scilicet Beltrando et Guillermo, ibi presentibus et 
videntibus omnia predicta veraciter prout ut supra in dicta Canónica 
continetur de altari beati íohannis Baptiste et Euangeliste. 

Iste dominus Antonius in posterum fuit promotus in abba- 
tem sancti Victoriani in mense lulii anno Domini mccccix, in villa 
Perpiniani dyocesis Klnensis, per cuius assecutionem predictus prio- 
ratus vacauit et obtinuit predictus írater lohannes de quo supra, ne- 
pos ipsius, qui posedit eum usque ad asequtionem abbacie sancti 
íohannis de Pinna. 

In prima pagina libri Moralium lob et in canonicis pergameni 
antiquiis monasterii sancti íohannis inuenies tenorem huius canoni- 
ce, quam mente retine. 



(i j Tachado: et sue. 



CAPITULO VIII 

EXAMEN DEL PRIVILEGIO DE ALAÓN QUE DON JOSÉ PELLICER 
ATRIBUYÓ Á CARLOS EL «CALVO» 

Junto á la aldea de Sopeira, en el partido judicial de Bena- 
barre, en un profundo valle, y al pie de riscos descarnados (i), 
hubo desde fecha lejana un monasterio, acaso fundado en 
tiempo de los visigodos, pues aunque una donación (2) hecha 
en el año segundo de Ludovico Pío, ó sea el 8i5, dice que se 
estaba entonces construyendo, al hablar de las iglesias que ya 
había allí, hace presumir que no se trataba de fundar el mo- 
nasterio, sino de reedificarlo ó de ampliarlo. Poco después, en 
el año 819, es mencionado, y no como si fuese fecha reciente, 
en el acta de dotación de la Iglesia de Urgel. El nombre de 



(i) a esta situación debe aquélla su nombre, derivado de sub petra. 

(2) Sancti luliani valle Singicitana. — Pro suma Xpi reuerencia dono 
et gratuito ad predicto monasterio trado Alaoni construendo in onore 
Sánete Marie, uel Sancti Petri apostoli, et illas ecclesias qui in illo m[on]as- 
terio constructa sunt, et ad illo abbati nomine Albaroni, uel omni congre- 
gacione, tam clericorum quam monacorum. Ego Umdisculus presbiter 
concedo in domo Sánete Marie uel Sancti Petri apostoli ipsa ecclesia cuius 
uocabulum Sanctum lulianum, et est in comitatum Ripacorcense, in ualle 
Signicitana, cum omnes fines suos, de Castello Nigro usque in Fonte Ru- 
bia, et de eolio Spina usque in eolio Guarneri, casas, casalibus, terris, ui- 
neis, arboribus et in ómnibus finibus eorum; ego Undisculus presbiter con- 
cedo ipsa ecclesia superius nomina[ta| ut ad diem iudicii hac tremende 
maiestalis mercis mihi exinde acrescat, quia et bene ministrat, gradum bo- 
num sibi adquirat, ut tam iste presens abba Albarus quam alus subcesso- 
res eius legitime perpetualiter leneant et seculo regulari more et decreto 
Canonum appostoiicis usus, uel ubi uoluerint digne expendí uel possidendi 
sine nullius blandimentis abeat licencia, nulli liceant ledere nec federare 
exinde uel in aliquo minuari. Si autem euenerit, quod adsit, ulliusque 
homo mentem inproba aut temerario usum, concessio uel donacio nosira 



yS NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Alaón, como otros muchos del alto Pirineo, es antiquísimo, 
pero no de precedencia griega, según creyó Briz Martínez (i). 
Algunas monedas autónomas de la época romana nos lo han 
conservado con la íorma de Alaun, que hoy corresponde á la 
villa de Alagón, en la confluencia del Jalón y del Ebro (2). 



cupiens inrumpere nullo modo ualeai uindicare. Si presumscrit autem, com- 
ponat auri libras C, et maneat extorens a lliminibus Sánete Ecclesie, et cum 
luda qui Dominum iradidit porcionem accipiat, et subiaceat cannonicam 
penam nisi resipuerit per penitencian! digna, et decreta quam concessi- 
bus (■") cum canónicos uel proprios cler[ic]os ecclesie nostre ad monástica de- 
gencia uitam uitam {sic) evuo in perpetuum maneat firma. Facta carta ele- 
mosinaria in mense lulio anno 11. ° regnante Leudiuico regem. Signum 
Undisculum presbítero, qui hunc carta rogauit scribere et testes firmare. 
Signum Daconi lilio Ansaloni. Signum. Galindoni filio Undiscli. Gila presbi- 
ter uisor fuit. Senterus presbiter uisor fuit. Altemirus presbiter rogitus 
scripsit die et anno que supra. — {Cartulario de Alaón, fol. 29 v. y 3o r.) 

(1) Kste admitió para el nombre de Alaón una etimología de lo más ca- 
prichoso que puede imaginarse: «es muy provable que el nombre de Ha- 
laon, se lo dieron á este puesto algunos griegos; porque Halahon, en aquella 
lengua íy lo dize Aristóteles en el capítulo tercero de sus Melheoros) es la 
corona que haze el Sol, atravesando con sus rayos por una nube quandose 
le pone delante, y ella es igual y uniforme por todas partes... Y porque en 
este puesto de la O, se descubre el cielo por una corona de peñas muy en- 
cumbradas, pareciendo bien apazible á la vista, le devieron llamar Halaon, 
que es lo mismo que corona por donde se descubre el cielo.» {Historia de la 
fundación, y antigüedades de San Juan de la Peña. Zaragoza, Año 1620. 
Pág. 35i.) 

Tan rara como esta etimología es la que conjetura el Sr. Moner de 
Sisear en su Historia de Ribagor^a, tomo II, pág. 162: «El sarraceno Ala- 
hon fué el que ocupó el monasterio de Alahon, sea que tomase este nom- 
bre, sea que lo pervirtiese.» 

Lo más probable es que Alaón se derive de alagu, alago, palabra con- 
servada en el vascuence con la significación de bosque, dehesa. 

(2) Por esta circunstancia llevan dichas monedas en el anverso tres del- 
fines, á más de una cabeza; en su reverso, el acostumbrado jinete con una 
palma. 

A una localidad cuyo nombre se deriva de la misma voz alagu, alago, 
debe referirse otra moneda en que Heiss leyó Laguna ó Lagona, supo- 
niendo que esta palabra era una modificación de la romana lacuna, aunque 
tropezaba con una dificultad: que en la región donde parece que se acuñó, ó 
sea cerca del Ebro, desde Tortosa á Zaragoza, no hay lagunas que justifi- 
quen dicho nombre. (Ob. cit., págs. 147 y 148.) 

El tipo de dicha moneda es el de las llergetes, por lo que sospechó Hefss 
que este pueblo se extendería hasta más arriba de Zaragoza, hecho no de- 

("*; Así en el ms., por concessimus. 



ANÁLISIS DEL FALSO PRIVILEGIO DE ALAON 79 

Un documento publicado al mediar el siglo xvii dio á este 
escondido monasterio una fama con que nunca pudo soñar ni 
en sus mejores tiempos: el tan traído y llevado Privilegio de 
Alaón. 

De tiempo inútilmente perdido se podría juzgar el que se 
gaste en examinar tan extravagante diploma, pues ya nadie le 
reconoce algún valor histórico, por lo que no seremos largos en 
su análisis. Dicho Privilegio fué publicado en el año 1649 por 
D. José Pellicer en su Historia genealógica de la Gran Casa 
de Alagan, hecho que, no sé por qué motivo, se han empeñado 
en ignorar los eruditos franceses que anotaron la segunda edi- 
ción de la Historia de Languedoc (i), y Mr. Jaurgain en su 
Vasconie (2). 

Del mencionado libro lo copió, si bien no íntegro, el Cardenal 
Sáenz de Aguirre en su Collectio máxima Conciliorum Hispa- 
niae (3); después lo reprodujeron, en gran parte, Fr. Ramón de 
Huesca en el Teatro histórico de las Iglesias del Reyno de Ara- 
gón (4), D. Vicente de la Fuente en su Historia eclesiástica de 
España (5), y xMartínez Herrero, Sobrarte y Aragón, tomo I. 



mostrado (*); por lo cual no sería difícil que perteneciera á otra localidad 
distinta del actual Alagón, y situada, acaso, no muy lejos del monasterio 
de Alaón, próximo al Noguera Ribagorzano, circunstancia que explicaría 
los tres delfines de esta moneda en el anverso. 

Cnf. Description genérale des monnaies antigües de l'Espagne, par 
Aloi's Heiss. París, 1870. Pág. i63. 

(i) Uno de ellos, Mr. Emile Mabille, escribe: «.publiée pour la pre- 
miére fois par le Cardinal d' Aguirre, en 1698». {Histoire de Languedoc, 
tomo II, pág. 196.) 

(2) Premiére partie, pág. 71. 

(3) Tomo IV, págs. 129 á ¡35. Omitió los párrafos en que menciona el 
Privilegio los bienes donados que radicaban en Francia. Púsole una fecha 
absurda, la de 832, año en que todavía no reinaba Carlos el Calvo, á quien 
se atribuye el Privilegio. 

(4) Tomo V, págs. 391 á 397. Texto copiado del de Aguirre. Faltan las 
confirmaciones. 

Don Eduardo Ibarra incluyó en sus Documentos correspondientes al rei- 
nado de Ramiro I (págs. 26 y 27) la confirmación VIII del citado Privilegio. 

(5) Tomo II, págs. 617 á 622 de la primera edición (Barcelona, i855). 
Copió el texto de Aguirre y omitió las confirmaciones. En la segunda edi- 
ción quitó este documento. También incluyó, aunque no íntegro, dicho 

(*) La última población Ilergete, subiendo el Ebro, citada por Ptolemeo, es 
KéXaa, la actual Gelsa. 



8o NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

En pleno siglo xix admitieron el Privilegio de Alaón varios 
historiadores como D. Braulio Foz (i) y D. Vicente de la Fuen- 
te, quien escribió en su primera edición de la. Historia eclesiás- 
tica de España que el primer vestigio del Diezmo se hallaba en 
dicho diploma (2); mas al reimprimir esta obra, y ya mejor in- 
formado, suprimió el párrafo en que tal decía. 

Mr. Jaurgain lo dio por falso, pero equivocóse en punto al 
autor: 

Les érudits spagnols ont attribiié. la paternité de la charte 
d'Alaon et de ses confirmations á Joseph Pellicer qui, le premier, 
publia la chronique d'Albelda, á Barcelone, en i663. Quant á moi, 
je crois plutót, malgré le passeport que leur signa don Diego-Joseph 
Dormer, historiographedu royaume d'Aragon, au mois d'avril 1687, 
pour les remettre au cardinal d' Aguirre, que ees documents sont de 
puré origine frangaise, et qu'ils furent maladroitement fabriques 
aprés i638, dans le seul but de rattacher aux prétendus Merovingiens 
d'Aquitaine les deux maisons de Mauleón-Barousse et d'Aspre- 
mont d'Orthe (3). 

El error de Mr. Jaurgain se comprende fácilmente sabiendo 
que ignoraba (cosa que parece increíble) haber sido Pellicer 
quien sacó á luz, por vez primera, la Carta de Alaón, y que 
Aguirre, en su Collectio máxima Conciliorum Hispaniae, no 
hizo más que copiar la burda falsificación del genealogista 
aragonés: 

La charte de Alaon publiée pour la premiére fois en 1694, avec 
ses neuf confirmations, dans la Gollection des Conciles d'Espagne, 
et adoptce sans reserve, en 1780, par les savants auteurs de VHis- 
toire genérale de Lafiguedoc (4). 

Pero el francés que más errores ha escrito acerca de este 
diploma es Mr. A. Giry, en su laudable Manual de Diplomá- 
tica, donde supone que el Privilegio de Alaón fué inventado 
para favorecer las pretensiones de nuestros Reyes austríacos á 



Privilegio el P. La Canal en el tomo XLVI de la España Sagrada, págs. 33o 
á 339, y dándole más crédito de lo debido, creyó (pág. 207) que el monas- 
terio de Alaón fué fundado en el año 835 por Vandregisilo y su mujer la 
Condesa María. 

fi) Historia de Aragón, compuesta por A. S. y corregida por D. B. 
Foz. Zaragoza, 1848. Tomo í, págs, i85 y 186. 

Í2) Tomo I, pág. 184. 

Í3) La Vasconie. Premiére partie. Pau, 1898. 

(4) La Vasconie. Premiére partie, pág. 71. 



ANÁLISIS DEL FALSO PRIVILEGIO DE ALAÓN 8i 

la Corona de Francia, á cuyo fin entroncaba los Monarcas ara- 
goneses con ios Duques de Aquitania; que Dormer exhumó 
una copia y se la envió al Cardenal Aguirre, y que el autor de 
esta falsificación histórica lo fué Tamayo de Salazar (i). 

¿Cuándo falsificó Pellicer el Privilegio de Alaón? Segura- 
mente en los años 1648 ó 1649, cuando D. Blasco de Alagón y 
Arbórea, Marqués de Villasor y Conde de Monte Santo, en Cer- 
deña, aspiró á la Grandeza de España y encargó al despreocu- 
pado cronista aragonés que le justificara tales pretensiones con 
una brillante genealogía. 

Es lo cierto que algunos años antes, en 1642, Pellicer no 
conocía, ni remotamente, á Vandregisilo y otros personajes que 
luego inventó, pues en su Idea del Principado de Cataluña, tra- 
tando de la reconquista en Aragón, Sobrarbe y Ribagorza, se 
funda en las noticias que da la absurda Canónica de Taberna, 
reñidas con las del Privilegio de Alaón, al que no cita cuando 
examina otros dados por Carlos el Calvo, y así, al hablar de 
Carlos Martel y de su intervención aquende los Pirineos, limí- 
tase á escribir: 

Los españoles i godos fueron á pedirle favor, bien assi como 
los cristianos de Aragón y Navarra que se avian acogido a las mon- 
tañas de Ribagorza con el Conde Armencario que amparó a Bencio, 
Obispo de Zaragoza, con las reliquias i demás fieles que alia subie- 
ron, en cuyo nombre fue Belascuto a Francia á demandar socorro a 
Carlos Martelo, que no solo se lo concedió, como se lee en la Canó- 
nica de San Pedro de Taberna, sino que hizo grandes beneficios a 
aquellos católicos de Aragón, i concedió privilegios al monasterio de 
Taberna, donde oy se conservan sus dotaciones, i al de Nuestra Se- 
ñora de Alaon, i otros, reciviendo por vassallo a Armencario, Conde 
de Ribagorza (2). 



(i) C'est aux prétentions de la maison d'Espagne-Autriche a des droils 
á la couronne de France qu'il faut sans doute rapporter Torigine d'un des 
faux les plus célebres en histoire, connu sous le nom de Charle d' Alaon... 
dont l'objet est d'éclairer l'origine des anciens rois d'Aragon, de les faire 
descendre des ducs et rois de l'Aquitaine et de rattacher ceux-ci aux Méro- 
vingiens... II semble que ce texte ait eté forgé peu de temps auparavant par 
un publiciste espagnoi, fameux déjá de son temps comme imposteur, Ta- 
mayo de Salazar. — (Manuel de Diplomalique. París, 1894; pág. 884.) 

(2) Idea del Principado de Cataluña. Recopilación de sus movimientos 
antiguos i modernos y examen de sus Privilegios. Primera parte. Dedicada 
al Rey Nuestro Señor por Don loseph Pellizer de Tovar. — í£n Amberes, por 
Gerónimo Verdus. Año M.DC.XLII. Folio 22. 

6 



82 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Más tarde, en el año de 1649, D. José Pellicer, atento á su- 
blimar las glorias de la Casa de Alagón, no sólo publica su 
Memorial de la calidad, i servicios de Don Blasco de Alagon i 
Arbórea, Marques de Villasor, i Conde de Monte Santo en el 
Rey 710 de Cerdeña, sino también la Historia genealógica de la 
Gran Casa de Alagon, libro del que su mismo autor nos da no- 
ticias en alto grado sospechosas; la obra, en cuyo capítulo VI se 
incluía el estupendo Privilegio dado por Carlos el Calvo (i), es- 
taba dividida en dos partes, y se imprimía á expensas del Mar- 
qués; por la inesperada muerte de éste quedó en suspenso 
cuando estaban ya acabados el primer libro y cuatro pliegos 
del segundo. Si Pellicer tenía confianza en su labor histórica y 
en que muchos puntos obscuros quedaban iluminados con su 
inaudito Privilegio, ¿por qué no continuar la obra?; ó, siquie- 
ra, ¿por qué no poner en venta el tomo primero? Y, S'n em- 
bargo, Pellicer nos dice que únicamente se esparcieron unos 



(i) Por una de esas autosugestiones que suele fomentar el orgullo, Pe- 
llicer eituvo luego casi convencido de la importancia, y aun de la verdad y 
auicniicidad del Privilegio de Alaón, cuya paternidad ¿onocía él mejor que 
nadie, y así dice en su libro rotulado Máximo, Obispo de la Santa Iglesia 
de Zaragoza, fol. 65, hablando de la Orden de San Benito: «Mas á ninguno 
dava ventaja Don loseph Pellicer en la lectura de Privilegios antiguos de los 
Monasterios de toda España, i de que se halla con excesiuo número, i con 
traslados de Tumbos enteros... En sus cordilleras [del Pirineo] es Don 
loseph Pellicer el que mas la ha descubierto i observado en diversos mo- 
nasterios, por escrituras innegables, la de la fundación del gran monasterio 
de Nuestra Señora de Alaon en el Condado de Ribagor(;a, hecha por Uvan- 
"dregisilo... como consta del Real Privilegio de confirmación, hecha por Car- 
los el Calvo, Rey de Francia, el año de 846, por el mes de Henero, cuya Es- 
critura puse entera el de 1649 en la Historia de la Casa de Alagon, en el ca- 
pitulo VI.» 

Lo mismo repite en una Crónica de Aragón que, manuscrita, se con- 
serva en la Biblioteca Nacional (núm 897), donde dice (fol. 161): «[En] otra 
parte del rio Baliera, llamado de los árabes Alacoon, donde fundó el Conde 
Vandregisilo, junto con Doña María Aznar su muger, hija del Conde Don 
Aznar, i sus hijos Don Bernardo, Conde de Ribagorca, Don Alhon, Conde 
de Pallas, Don Antonio, Conde de Besiers, i Don Aznar, Vizconde de Sola 
y de Lovagnier, el antiguo i exemplar monasterio de Nuestra Señora de 
Alaon, del Orden de San Benito, cuya fundación hecha antes del año de 832, 
tengo escrita muy de propósito en otra parte, donde pongo á la letra el Pri- 
vilegio de su fundación.» 



ANÁLISIS DEL FALSO PRIVILEGIO DE ALAÓN 83 

cien ejemplares (i) entre varones doctos. Pero, veamos lo 
que él mismo consigna de su magna Historia de la Casa de 
Alagan: 

Escriviose a instancia del mismo Marques de Villasor, i se im- 
primió con los escudos de armas de los casamientos todos. Co- 
mienza la Primera parte el año de 691, i se escrive con grande pun- 
tualidad la pérdida de España, y su año firme. Pruébase á la mar- 
gen quanto se propone, con auctores de cada tiempo, i con Privile- 
gios y Escrituras originales... i entre los demás se produce el grande 
i singular Privilegio de la fundación del monasterio de N. Señora de 
Alaon, que da luz a muchas obscuridades de la Historia de España 
i Francia de aquellos tiempos... De lo impresso, que son 36 pliegos, 
se esparzieron cassi 100 exemplares entre varones doctos (2). 

Al dar á luz Pellicer este diploma aseguró haberlo hallado 
entre los papeles de Comte, notario de Illa, quien lo había co- 
piado de su original, que se conservaba en el Archivo de la Ca- 
tedral de Urgel; pero es el caso que ni en los papeles de Comte 
pareció luego semejante traslado, ni en el Archivo de ürgel 
rastro de haber estado. Es más: en lo que Comte escribió de 
los orígenes de la Marca Hispánica y de Ribagorza, se apoyaba 
en hechos muy distintos de los contenidos en el Privilegio de 
Alaón (3). 



(i) Por esto resulta un libro tan sumamente raro, que en ninguna bi- 
blioteca de Madrid, ni de otras poblaciones, he podido verlo. 

(2) Bibliotheca formada de los libros, i obras publicas de Don loseph 
Pellicer de Ossav^ y Tobar, cavallero del Orden de Sant lago. Señor de 
las Casas de Pellicer. — En Valencia, por Gerónimo Vilagrasa, Año de 
M.DC.LXXL— Fol. 40. 

D. José Oliver, en el Discurso de contestación á su hermano D. Manuel, 
pág. 95, dice que el Privilegio de Alaón fué impreso en el Memorial citado, 
cap. IV, fol. íg á 62. 

(3) De Comte se conserva en la Biblioteca Nacional (Mss., núm. 6i5), 
una obra rotulada: ///ws/rac/ons deis Comtats de Rosello,Cerdañay^ Con- 
Jlent, de Francés Comte, notari de la pila de Illa. Dirigidas al molt ¡Ilus- 
tre y Reverendissim señor don Joan Teres, Bisbe de Elna, del Consell de Su 
Magestad. y elet pera Bisbe de Tortosa. — Ex Bibliotheca Stephani de Cor- 
bera, año 1620. — 83 hojas en 4.° foliadas, y 5 de preliminares. 

Es un libro indigesto y lleno de disparates, en el que se refieren los orí- 
genes de España. 

Los breves datos que trae acerca de la genealogía de Eudo no se armo- 
nizan con los que hay en el Privilegio de Alaón. 



84 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Falsificación tan burda como era ésta logró después una 
suerte inmerecida; los religiosos benedictinos Vaissete y Devic, 
autores de la monumental Historia de Languedoc, lo recono- 
cieron por auténtico, y cobró desde entonces una fama y una 
autoridad que ningún fundamento sólido tenían y que luego se 
fueron disipando. Ya Fr. Jaime Villanueva lo puso en tela de 
juicio (i); en i856 lo rebatió con feliz éxito Mr. Rabanis (2), y 
el sabio Académico de la Historia D. José Oliver y Hurtado 
hizo lo mismo, y con valiosos argumentos que desconoció mon- 
sieur Rabanis, en su discurso de contestación al de ingreso de 
su hermano D. Manuel en la Real Academia de la Historia (3). 
En la nueva y espléndida edición de la Historia de Languedoc 
añadió el bibliotecario E. Mabille una larga y razonada nota en 



(i) Viage literario, tomo XVIÍ, pág. 121. 

(2) Les Méroi'ingiens d' Aquitaine; essai historique et critique sur la 
charted'Alaon.— París, i856. 8.° 

Mabille observa que este documento en nada se parece á los muchos 
que se conservan de Carlos el Calvo; que en el año 846 supone ya como 
instituciones vigentes la herencia de los feudos y el derecho preferente de 
primogenitura y de linea directa, que son conocidos anacronismos. 

También ignoró Mabille que Peilicer fué el primero en publicar la Carta 
de Alaón, pues la supone publiée pour la premiére fois par le cardi)ial d' 
Aguirre, en 1 6g8. 

(3; Discursos leídos ante la Real Academia de la Historia en la recep- 
ción pública de I). Manuel Oliver y Hurtado, el dia 8 de Abril de 1866. — 
Madrid, impr. de M, Rivadeneyra, 1866. 

Según parece, el arsenal de donde tomó Peilicer los datos para borrajear 
este diploma fué la primera edición de la Notitia utriusque Vasconicc, de 
Oihenart (París, i638); de este libro copió hasta equivocaciones que luego 
enmendó Oihenart en la segunda edición (París, ¡656); v. gr.: Garsitnirwn, 
en vez de Garsim Innicum, como realmente se lee en un códice del cronicón 
.vloissiaccnse, citado por Oihenart hablando de la sublevación de los vasco- 
nes en el año 816. 

Es de advertir que el nombre de Vandregisilo no fué inventado por don 
José Peilicer, pues lo llevó un personaje, y santo por añadidura, de cuya 
vida trata la Historia translationis SS. Wandregisili, Amsberti atque Vul- 
framni in monasterium Blandiniensem, an. (J44, escrita por un monje de 
Blandigny en el siglo xi ó acaso en el xii. (Cnf. Mabillon, Acta Sanctorum 
Ordinis S. Benedicti, t. V, págs. 199 á 21 3.) 

Antes que Rabanis y que D. José Oliver y Hurtado había combatido el 
Privilegio de Alaón M. de la Chataignerie (Dissertation critique sur la charle 
d'Alaon, París, 1841 j. M. de la Chataignerie creyó que el diploma en cues- 



ANÁLISIS DEL FALSO PRIVILEGIO DE ALAÓN 83 

que demostró plenamente que el Privilegio de Alaón es apó- 
crifo de la cruz á la fecha (i). 

Lo primero que llama la atención en este diploma es su for- 
ma, nada parecida á la de los muchos que se conservan de Car- 
los el Calvo; su latinidad, moderna á todas luces; las institucio- 
nes en que se apoya, desconocidas al mediar el siglo ix, como 
la sucesión hereditaria de los feudos y la diferencia que lleva- 
ban consigo las líneas de primogenitura, directa é indirecta; se 
inventan personajes fabulosos, como Gisela, mujer del Rey Ca- 
riberto, y Wandrada, que lo fué de Hatton; Antonio, Conde de 
Beziers; Aton, Conde de Pallas; Burchardo y otros. Hay enor- 
midades tales cual suponer que habiendo fallecido Adalarico 
en el año 812, en el de 840 sus descendientes eran ya de la 
cuarta generación (2). 

Basta leer este diploma, cantar de gesta sin ritmo, sin anti- 
güedad y sin poesía, para notar que todo en él es amañado, 
falso y traído por los cabellos, pues en ningún otro vemos que 
para confirmar ó anular una donación se ponga tan largo 
preámbulo histórico donde se quiere justificar mil cosas de las 



tión estaba interpolado; pero M. Rabanis demostró luego que era apócrifo 
de la cruz á la fecha. 

También lo refutó D. José Fernando González en su Crónica de la pro- 
vincia de Huesca. Madrid, 1866. 

Forma parte de la Crónica general de España^ ó sea Historia ilustrada 
y descriptiva de sus provincias.— Nisiárid, 1865-71. 

Realmente este Privilegio es un cronicón, aunque esté redactado como 
diploma, por lo que debió estudiarlo Godoy y Alcántara en su ameno y co- 
nocido libro (///5/or/a de los falsos Cronicones.— Mdidriá, 1868), donde se 
limita (págs. 281 á 290), hablando de Pellicer, á referir cómo fué patroci- 
nada por éste la Historia de Don Servando, obispo de Orense, y confesor, 
nada menos, que de D. Rodrigo y de Pelayo, uno de los libros más grotes- 
cos que se inventaron en el siglo xvii, obra, según parece, de dos gallegos, 
los hermanos Boán, quienes lo escribieron en el idioma de su país, fingiendo 
que lo había traducido del latín, y adicionado, el obispo D. Pedro Seguino. 

(i) Histoire genérale de Languedoc par Dom Cl. Devic el Dom J. Vais- 
5e/e.— Tolosa, 1875. Tomo II, págs. 196 á 204. Mabille se equivocó en atri- 
buir la falsificación de este Privilegio á D. Juan Tamayo de Salazar. 

(2) El estudio de las confirmaciones que lleva la Carta de Alaón ha sido 
hecho minuciosamente por Mr. Jaurgain, y resulta que de los personajes 
contenidos en las dos primeras, sólo han existido realmente Frédolo y Si- 
gebodo. Arzobispos de Narbona, é Ingoberlo, Obispo de Urge!. — (Cnf. La 
Vasconie, premiére partie, págs. 73 á 81.) 



86 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE BIBAGORZA 

que no había necesidad de hablar. Comienza el autor, ó sea 
Carlos el Calvo, refiriendo que Berario, Arzobispo de Narbona, 
introdujo en el aula regia á Obonio, abad fabuloso de Alaón, 
que no figura en documento alguno de este monasterio, con 
haber en su Cartulario más de veinte de aquella época (i). 
Obonio cuenta al Monarca que Vandregisilo, hijo del Conde Ar- 
talgario, y de la familia Carolingia, después de haber quitado á 
los sarracenos, mandados por el régulo zaragozano Amarván, 
todo el país que riega el Baliera, llamado Alacoon, fué nom- 
brado porLudovico Pío, Marqués, ó algo parecido, de la Vas- 
conia que limita el Carona, ó sea la actual Gascuña. Vandre- 
gisilo, cuya mujer se llamaba María, decidió construir un mo- 
nasterio, de acuerdo con sus hijos Bernardo, Conde entonces 
de Ribagorza, á cuyo país da Pellicer el nombre impropio de 
Vasconia; Atón, Conde de Pallas; Antonio (2), Vizconde de 
Biterra, y Aznar (Asinarius), Vizconde de Loupian, casados 
respectivamente con Teuda, Eynzelina, Adoyra y Gerberga. 
Esta fundación hacía ya, en el 845, diez años que se había rea- 
lizado, de modo que corresponde al de 835 (3), y los monjes, con 
su abad Obonio, procedían del monasterio de Siresa. A tan im- 
portante suceso concurrieron todos los Obispos y abades que 
quiso Pellicer: Bartolomé, entonces Arzobispo de Narbona; Si- 
sebuto, Obispo de Urgel; Ferreolo, de Jaca; Involato, de Co- 
minges; Odoario, abad de Siresa; Hermengaudo, de San Vic- 
torián; otro Odoario, de San Zacarías; Fortún, de Leire; Ati- 
lio, de Cillas; Transirico, de San Juan de la Peña, y algunos 
más. Al mismo tiempo que Obonio hizo esta relación á Carlos 
el Calvo, presentóle un Placitum de Vandregisilo y de su es- 
posa María, por el que hacía al monasterio de Aláón cuantiosí- 
simas donaciones en que se incluían todos los derechos que 
ambos tenían en el monasterio de Roda, fundado por Ludón 



fi) Los verdaderos abades que hubo en Alaón mientras fué Rey de 
Francia Carlos el Calvo se llamaron Céntulo, Frugelo, Uvilimundo y 
Daco. 

(2) Es de advertir que el nombre romano de Antonio, hecho cristiano 
desde el famoso monje de la Tebaida, casi nunca fué usado en España ni 
en Francia durante el primer período de la Edad Media. 

(3) Oiro conocido yerro; el monasterio de Alaón existia ya en el año 
81 3, según c jnsta de un documento que ya hemos visto. 



ANÁLISIS DEL FALSO PRIVILEGIO DE ALAÓN 87 

y SU mujer Valtruda, Duques de Aquitania; todas las tierras é 
iglesias que Vandregisilo poseía en Tolosa, Cahors, Poitou, 
Agen, Arles, Saintonge y Perigord, bienes que fueron de Lu- 
dón y de su hermano Imitario,,y antes los había donado á Bo- 
giso, padre de éstos, el Rey Dagoberto (i). 



(i) In nomine Sanctae et individuae Trinitatis, Carolus Del gratia 
Francorum Rex. Dignum est sanctae Ecclesiae loca auctoritate regali stabi- 
lire, et justis monachorum divini cultus amore ad nos peragrantium preci- 
bus favere. Iccirco notum sit fidelibus sanctae Dei Ecclesiae, tam praesenti- 
bus, quam futuris, quod religiosus vir Obbonius, abbas de partibus Hispa- 
niae veniens, de illa nempe Gotthici regni Marca, Francorum Regibus olim, 
nostroque nunc Praecepto subjecta, et auspiciis Genitoris nostri Augusti 
Ludovici a Sarracenorum squalore praeservata, obtuiibus nostris adiit. 
Eum ad Serenitatem praesentiaenostraeducens Venerabilis ac fidelis noster 
Berarius, primae Sedis Narbonensis urbis archiepiscopus, nobisque palam 
fecit quod praeclarus quondam Vandregisilus Comes, consanguineus noster 
ac homo ligius; quem post patris sui Artalgarii Comitis mortem, genitor 
noster super Vasconiam quae est trans Garumnam flumen, limitaneum 
constituit, quum Dei et militum suorum auxilio, inter alia a Sarracenis et 
ab Amarvano Caesaraugustano Duce eripuit totum illud territorium in di- 
ctae Vasconiae montanis locis situm,quod est ultra et circa flumen Balieram, 
nomine Alacoon. Et quod dictus Vandregisilus Comes, cum praeclara uxore 
Maria Comitissa, in praedicto loco monasterium in Dei Genitricis honorem 
ante decennium sumptibus propriis extruxit, de consilio et consensu filio- 
rum suorum, videlicet Bernarthi, ad praesens ejusdem Vasconiae Comitis, 
et totius limitis custodis, cum uxore sua Comitissa Theuda, et Athonis, 
nunc Palliarensis Comitis, cum Eynzelina uxore, necnon Antonii, hodie 
Vice-comitis Biterrensis, cum uxore sua Adoyra, itidemque Asinarii, nunc 
etiam Lupiniacensis ac Solensis Vice-comitis, cum Gerberga uxore sua.Qui 
omnes de infidelium spoliis monasterium suscitarunt, et clericos et mona- 
chos secundum Regulam Sancti Benedicti conservantes, ex Sancti Petri 
Apostoli Sirasiensi monasterio, cum eodem Obbonio abbate ad illud con- 
tulerunt. Et quod monasterium constructum ac dedicatum fuit de licentia 
et consensu Venerabilis quondam Bartholomaei primae Sedis Narbonensis 
tune Archiepiscopi; et Venerabilis Sisebotus Orgellitanus Episcopus, de 
cujus spiritualitate locus est, juxta ordinationem benedixit; praesentibus 
venerandis Ferreolo Episcopo de Jacca, et Involato Convenarum Episcopo, 
necnon Oddoario Sirasiense abbate, Hermengaudo abbate Assiniense, Od- 
doario abbali Sancti Zachariae, Foriunio Leigerensi abbate, Dondone ab- 
bate Sancti Lavini, Varino abbate Alti-fagiti, Attilio abbate Cellae-fragilii, 
et Transirico Sancti Joannis Oriolensis abbate, cum alus clericis et eremi- 
tis, et Stodilo abbate Sancti Aredii Attanensis, qui ex Lemovicensi Sancti 
Salvatoris Basilica tune comporiavit ad novam ecclesiam Beatae Mariae 
Lipsanas Hatthonis quondam Aquitaniae Ducis, ac filii sui Altagarii Comi- 
tis, patris videlicet et avi praedicti Vandregisiii Comitis, cum caeteris fideli- 



88 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Por si no era bastante donación tan espléndida, Pellicer 
añadió, ¿qué trabajo le costaba?, todos los monasterios que 
Ludón había poseído en Aquitania y en Gascuña; todos los 
bienes que el Duque de la Vasconía, Amando, dio á su hija la 
Reina Gisela, y que luego pasaron á Bogiso y Bertrando, hijos 
de ésta y del Rey Hariberto. Todos los derechos que Vandre- 
gísilo afirmaba tener en los territorios de Limoges, Nuille, Par- 
ce, Podentin y otros, que fueron de Yadregisilo, Duque de 
Aquitania, padre de la Condesa Vandrada. De acuerdo con su 
hijo Aznar dio también al monasterio de Alaón las villas é igle- 
sias ribagorzanas de Arens, San Esteban de Malí, Aulet, Ro- 
queta, Viniallo, Zalvera, las dos Sopeiras, Pardiniella, Casta- 
nesa y Cornudiella; el castillo de Vandres, edificado por Van- 
dregisilo contra los moros de Jaca, y las casas y predios que 
en esta ciudad heredó la Condesa María de su padre el Conde 
Aznar, quien expulsó de allí la morisma. Pero ¿á qué seguir 
con tamaña colección de desatinos retribuidos que amontonó 
Pellicer? Quien no satisfecho con tan largas patrañas imagina 
que el fantástico Obonio pide al Rey franco que confirme la 
donación de Vandregisilo y Carlos el Calvo, oído en Quierzy 
(Carisiacus) el parecer del Clero y la Nobleza, congregados 
allí para solemnizar el casamiento del Monarca con Hermen- 
truda, declara que no puede acceder en todo lo que pedía el 
abad de Alaón; y para defender su resolución se dilata en mi- 
nuciosas historias, y se muestra tan consumado genealogista 
que en pleno siglo ix distingue las líneas y los grados del pa- 



bus; de quibus ómnibus autographum dedit. Simillterque obtulit nostrae 
Serenitaii testamentum seu Placitum praedictorum Vandregisili Comitis, 
et coniugis Mariae Comitissae, in quo de consensu omnium filiorum suo- 
rum, dicius Vandregisilus eidem monasterio el clericis monachis secundum 
regulam Sancii Benedicti in eo conversanlibus, tam praesentibus quam fu- 
luris reliquit. Imprimis omne jus quod ad se pertinere dixit, super monas- 
terium de Rodi Ínsula, quod olim in honorem Beatae Mariae aedificavit 
Ludo Aquitaniae Dux, cum uxore sua bonae memoriae Valtruda, Valchi- 
gisi Ducis, de nosira progenie, filia; et ubi praedictus Ludo sepullus est. Et 
omnes térras, ecclesias et jura quae ad praedictum Vandregisilum Comitem 
pertinere asserebat de patrimonio suo in tota Aquitania, et praecipue in 
pago Tolosano, Cadurcensi, Pictaviensi, Agennensi, Arelatensi, Sancto- 
nensi, et Pelragoricensi, quae fuerunt dicti Ludonis Aquitaniae Ducis, et 
frairis sui Imitarii, et eorum genilori Bog^iso Duci, Dagobertus Rex con- 
cessit post mortem fratris sui Ilderici Aquitaniae Regis. 



ANÁLISIS DEL FALSO PRIVILEGIO DE ALAÓN 89 

rentesco en punto á la sucesión de feudos, como lo hubiese 
hecho un rey de armas del siglo xvii; Vandregisilo no pudo 
ceder los bienes que daba á los monjes de Alaón, en Aquitania, 
porque no descendía por línea de primogenitura de Bogiso y 
de Ludón; y, á más, las donaciones hechas al primero de éstos 
por el Rey Dagoberto quedaron anuladas por las traiciones y 
rebeldías de Hunaldo y Vifario, herederos de Ludón (i). Cario 



(i) De quibus ómnibus praefatus Obbonius abbas suo monasterio, 
sibique Regiae aucioritatis Decretum fieri postulavit. Ut jam dictas villas, 
ecclesias, monasteria et caeteras haereditates sub unius Praecepti conclu- 
sionem nominatim inserens in perpetuum confirmemus, ut cum ómnibus 
facultatibus suis, et nunc subjectis, et moderno in tempore subjiciendis, 
sub nostra defensione et immunitatis tuitione consistere faceremus. De qui- 
bus ómnibus habito consilio cum nostrae Curiae Optimatibus, et cum Ar- 
ciiiepiscopis, Episcopis, Abbatibus, Ducibus et Comitibus nobiscum, tum 
apud Carisiacum congregatis propter solemnitatem ad nostras felicissimas 
nuptias cum gloriosa domina Hermentrude sublimi Regina honorandas, 
recognovimus quod in totum non possumus ejusdem Abbatis precibus au- 
res accomodare, utpote nostrae Regali Celsitudini et multorum juri adver- 
santibus. Quia praedictus Vandregisilus Comes minime faculiatem habuit 
legandi seu donandi villas, ecclesias, monasteria et caeteras haereditates per 
Aquitaniam et Vasconiam constitutas, quia de posteriori linea, seu genera- 
tione Boggisi, et Ludonis Ducum erat. Nam quae Dagobertus Rex olim do- 
navit suis, et Hariberto fratri, nepotibus Boggiso et Bertrando, post necem, 
ut dicitur eofum fratris Ilderici Aquitaniae Regis, jure hereditario ab Lu- 
done Boggisi filio possessae fuere, et post illius mortem a primogénito Hu- 
naldo, et Vifario nepote, qui Aquitaniae ducatu potiti sunt, nomine tamen 
Francorum Regum. Sed cum Vifarius Dux totíes sacramenta fidelitatis in- 
clyto proavo nostro Pipino Regi violaverit, ab eo saepius devictus fuit, 
et post eum apostata Hunaldusdum Aquitaniam nova rebellione praeoccu- 
pare conatus est, a Magno Carolo avo nostro devicti, atque rebelles- dicti 
fuere. Propter quod Aquitania tota cum Vasconia et cum ómnibus juribus 
suis, juxta Francorum leges, ad Carolum Augustum devoluta est; qui 
illam cum regali titulo excellentissimo Ludovico genitori nostro donavit. 
A quo omne jus, regaleque dominium super integram Aquitaniam ad nos 
pervenit. Quod et de tota Vasconia, Deo auxiliante, similiter actum fuit. 
Nam Magnus avus noster Carolus, fidelissimo Lupo Duci, qui ex secunda 
Ludonis linea seu generatione primogenitus fuit, nempe Hattonis Ducis 
major natu, et denuo Magni Caroli se imperio subjecit, totam Vasconiam 
partem beneficiario jure reliquit. Quam ille ómnibus pejoribus pessimus ac 
perfidissimus supra omnes mortales, operibus, et nomine Lupus, latro po- 
tius, quam Dux dicendus, Vifarii patris scelestissimi, avique apostatae Hu- 
naldi improbis vestigiis inhaerens, arripuit, jure (ut ajebat) Adelae matris, 
fidelissimi nostri Ducis Lupi filiae. 



QO NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICO^ DK RIBAGORZA 



Magno dio el gobierno de la Vasconia á Lupo, nieto de Ludón, 
pero Lupo siguió el camino de Hunaldo y Vifario y jugó al 
Emperador una triste partida en Roncesvalles: simulanter 
atrox nepos sacramenta?!! glorioso avo nostro Carolo^ multi- 
plex dicebat solitam ejus majorumque suorum perfidiam ex- 
períus est in reditu ejus de Hispania, dum cum scora latronum 
Corniles exercitus sacrilege trucidavit, propter quod postea 
jam dictus Lupus captus, misere vitara in laqueo finivit. 

Viene después una larga serie de sublevaciones de los des- 
cendientes de Lupo, ó sean Adarico, sus hijos Céntulo y Sci- 
mino (Jimeno) y sus nietos Lupo Céntulo y Garsimiro, nom- 
bres copiados, hasta con sus erratas, de Ohienart en su Notitia 
utriusque Vasconiae (i). 

Acabado tan prolijo y amazacotado preámbulo, que para 
nada hacía al caso, termina Carlos el Calvo accediendo á las 
peticiones del abad Obonio: His summotis, et in perpetuum ad 
silentium redaclis, ob Dei amorem et Deiparae reverentiam, 
in caeterum placuit celsitudini nostrae praedicti Obbonii ab- 
batis petitiojiibus annuere; si bien, añade, que en gran parte lo 
hace así accediendo á las súplicas de Aznar, Vizconde de Lou- 
pian, quien se había distinguido en una campaña contra los 
moros de Córcega; de Burchardo, padre de la Vizcondesa Ger- 
berga; de la reina Hermentruda y del Arzobispo Berario, quie- 
nes ignoramos por qué motivo se interesaban tanto en favor de 
un pobre y obscuro monasterio de Ribagorza, á quien el Rey 
confirma en la posesión de los bienes que Vandregisilo le había 
dado de acuerdo con sus hijos, pero no los donados por Yadre- 
gisilo (2); y aún no satisfecho Pellicer con este caos histórico, 
añadió nueve confirmaciones, que comienzan con la del Viz- 
conde Aznar (año 862) y acaban con la de Raimundo Guiller- 
mo, X'izconde de Soule (año 1040). 

Tal es el asunto del Privilegio de Alaón, miserable engen- 
dro de la codicia y de la vauidad genealógica, y que embro- 
lló no poco los orígenes de los reinos Pirenaicos hasta que fué 



( I ) En la primera edición, hecha antes que se publicase el Privilegio de 
Alaón, se lee Garsimirunn, por Garsim Innicum, y á esta errata obedece el 
Garsimiro de Pellicer. 

(2j Tales eran las villas de Arens, Aulet, Pardiniella y oirás; la iglesia 
de Vandres, unas casas en Jaca, etc. 



ANÁLISIS DEL FALSO PRIVILEGIO DE ALAON QI 

descubierta su falsedad, para lo que debía bastar una rápida 
lectura, pues se trata de un diploma que ninguna semejanza 
tiene con los de su época, y especialmente con los dados por 
Carlos el Calvo, de quien se conservan muchísimos; su exten- 
sión es desmesurada, y la narración histórica, sobria en los ge- 
nuínos, es aquí una verdadera crónica en que se ven las afi- 
ciones genealógicas de su autor. 

Decían los antiguos que Dios vuelve dementes á quienes 
desea perder, y muy fuera de juicio anduvo Pellicer cuando» 
inventó el Privilegio de Alaón, pues fué á dar con un monaste- 
rio del que se conserva un riquísimo Cartulario con más de 
200 documentos de los siglos ix y x, referentes casi todos ellos 
á predios de valor insignificante, y es el caso que en este Car- 
tulario no hay ni copia, ni la menor indicación del Privile- 
gio que hemos analizado. ¿Cabe algo tan absurdo como pen- 
sar que aquellos monjes, cuidadosos en extremo de sus bie- 
nes terrenales, y que trasladaron con solícito cuidado muchas 
compras ó donaciones de míseras viñas ó de pobrísimos he- 
rrenales, no hubiesen incluido en su Cartulario el magno 
diploma de Vandregisilo que les daba riquezas incalculables 
en España y en Francia? 

Todos estos argumentos prueban con luz meridiana que el 
Privilegio de Alaón no es más que una burda falsificación he- 
cha por D. José Pellicer, y no con los fines utópicos á que obe- 
decían las patrañas de Lupián de Zapata ó del P. La Higuera, 
sino con otros más bajos y reprensibles; lisonjear la vanidad 
heráldica y genealógica de D. Blasco de Alagón, á quien en- 
troncaba nada menos que con Cario Magno, y le daba una an- 
tigüedad nobiliaria que no podía ostentar casi ninguna familia 
española. 



CAPITULO ÍX 

LOS FRANCOS EN RIBAGORZA. — PRIMEROS CONDES ATRIBUIDOS 
Á ESTE PAÍS. — FRÉDOLO. — BIGO. — BERENGUER. — AZNAR. 

Decidido Cario Magno á dilatar su Imperio al Sur de los 
Pirineos, comenzó sus campañas con la desastrosa expedición 
del año 778 (i); más afortunados ios francos en 785 se apode- 
ran de Gerona; en 801 se celebra una asamblea en Tolosa, 
donde se organiza la jornada contra Barcelona, ciudad que se 
rinde á Ludovico Pío después de largo bloqueo. El estableci- 
miento de los francos en Pallas y Ribagorza debió de ser con- 



(1) Sabido es que acerca de la jornada de Roncesvalles hay tres versio- 
nes: una, fundada en Aben-Al-Atsir y otros cronistas árabes, quienes, se- 
gún afirma el Sr. Codera en su Discurso de recepción, leído en la Real Aca- 
demia de la Historia (año 1879), dicen que Cario Magno vino á España lla- 
mado por Suleimán-ben-Jakthán-ben-Al-Arabi, gobernador de Zaragoza, 
cuya ciudad cerró sus puertas al Rey franco, por lo cual éste retuvo prisio- 
nero á Suleimán, rescatado luego por sus hijos Matruch y Ayxón, quienes 
acometen al ejército de Cario Magno. 

Dozy, con harto menos fundamento de lo que solía escribir, imaginó 
que mientras Cario Magno celebraba una Dieta en Paderborn, acudieron á 
él Kelbi-el-Arabi, gobernador de Barcelona; Fihri-Abderrahmán-ben-Habib, 
llamado el Siklabí, por sus ojos azules, y Abul Asguad, ofreciéndole su 
alianza contra Abderrahmán I; las disensiones del Siklabí con el Arabi, 
quien fué muerto, y la resistencia de los zaragozanos frustraron la expedi- 
ción, y al regresar Cario Magno fué exterminada la retaguardia de su ejér- 
cito en Roncesvalles por los vascos. (Historia de los musulmanes españoles, 
tomo I, págs. 469 á 473.) 

Los cronistas francos, como Eginhardo, y el biógrafo anónimo de Lu- 
dovico Pío, denominado el i4sírónomo, afirman que Cario Magno llegó á 
Zaragoza; obtuvo rehenes de su gobernador; demolió al regreso los muros 
de Pamplona para dejarla indefensa, y cayó al atravesar los Pirineos en una 
emboscada de los guerreros vascones. 



94 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZ \ 

temporáneo de la conquista de Gerona (i), y es un hecho casi 
cierto que en ninguna de las dos regiones hubo propiamente J 

reconquista, pues los árabes no llegaron, como después veré- 1 

mos con más claridad, á establecerse en ellas, ni á dominar- 
las (2). Las montañas de Guara y de Sobrarbe fueron para 
ellos el verdadero límite de España; al otro lado, en la región 
del alto Pirineo, veían el comienzo del Afranc, del reino Fran- 
co. Añadiéronse á esto en el siglo viii las enconadas luchas de 
los árabes medineses con los de la Siria, de los yemenitas con 
los caisitas, y de los berberiscos con todos aquéllos, de cuyas 
feroces contiendas fué teatro la región aragonesa cuando Ome- 
ya, hijo del walí Abdelmelik, se refugió en Zaragoza, y aliado 
con Ibn-Alcama, gobernador de Narbona, emprendió su desas- 
trosa campaña contra Baldj; en la sublevación de Amir, en 
tiempo de Yusuf y de Samail, á quien sitió en aquella ciudad 
con un ejército de yemenitas y de bereberes; más adelante, Ab- 
derramán I hizo mucho con sofocar las guerras civiles y unir, 
aunque sólo fuese en la apariencia, los diversos y antagónicos 
elementos que había en la población musulmana. Gracias á 
todo esto, Ribagorza, país mísero y nada á propósito para des- 
pertar las ambiciones de los infieles, logró en el siglo ix una 
modesta, pero feliz independencia, que se afirmó cuando Garlo 



(i) Ni Eginardo en su Vila Karoli, ni Ermoldo Nigelo en su conocido 
poema, ni el autor de la Vita Hlodovici Pii, dicen cuándo y cómo los Fran- 
cos entraron en Ribagorza y Pallas. 

(2) De la conquista de Aragón por los musulmanes es muy poco lo que 
se conoce, de tal manera que el sabio arabista D. Francisco Codera, en sus 
Estudios críticos de Historia árabe española, págs. 96 á 1 10, casi nada lo- 
gró averiguar con certeza. 

Sabido es que la casi total de España no concluyó hasta el año 718, en 
tiempo del walí Alhorr, según se colige de un fragmento del Cronicón Al- 
beldensCj publicado por D. Manuel Oliver y Hurtado en su discurso de re- 
cepción en la Academia de la Historia, pág. 48. Los españoles accedieron á 
desmantelar sus ciudades, pero conservaron el derecho de elegir Condes que 
los gobernasen y recaudasen los tributos. Cnf. Caída y ruina del Imperio 
visigótico en España^ de D. A. Fernández Guerra, págs. 5o y 5i. 

Heimprimió dicho pasaje D. Vicente de la Fuente en su Historia Ecle- 
siástica de España, segunda edición, tomo IH, págs. 428 y 424. 

En cuanto al incendio, por los musulmanes, de los monasterios de San 
Viciorián y de Santas Justa y Rufina, hecho mencionado en un diploma de 
Ramiro I (año 1044) y en otro de Sancho Ramírez (año 1090), se ignora si 
fué á comienzos del siglo vm ó del ix, en tiempo del régulo Atauil. 



LOS FRANCOS EN RIBAGORZA qS 

Magno extendió las fronteras de su colosal imperio, rebasando 
la cordillera pirenaica. 

Tal vez subsistiera en Ribagorza, después de la invasión 
musulmana, algún Conde visigodo que la gobernase; pero como 
Estado tan exiguo no podía vivir mucho tiempo abandonado 
á sus fuerzas, fué, no tardando, anexionado al Imperio de Cario 
Magno, del que dependió real y efectivamente hasta que el 
triunfo del régimen feudal en la segunda mitad del siglo ix hizo 
que Ribagorza fuese de hecho independiente. 

¿Qué organización dieron los Francos á los territorios de 
Pallas y de Ribagorza? Si entendemos rectamente las palabras 
Comitatu Paliarensis y pago Ribacurcensis que hay en la carta 
de dotación de la Iglesia de Urgel (año 819), aquellas regiones 
formaban entonces un Condado; sin que valga decir que, acaso, 
tales denominaciones no fueran más que un recuerdo de los 
tiempos visigóticos, igual que hoy sucede cuando hablamos 
del Priorato de San Juan, del Ducado de Medinaceli, de la tierra 
del Infantado, etc., que son meras designaciones geográficas. 
Opinión fundada en que Ludovico Pío, cuando mandó que de 
su Praeceptum pro Hispanis(i), dado en Febrero del año 816, 
se archivaran ejemplares en siete ciudades, indudablemente 
porque eran cabezas de Condado, no menciona el de Pallas y 
Ribagorza, y sí el de Rosellón, lo cual podría inducir la sospe- 
cha de que aquellos países dependían de un Condado cuya 
capital era, si no la antigua Ruscinio, la Tour de Roussillon, 
como pretende Baluze (2), quien, sin embargo, opina que 
muy luego hubo tres condados en la diócesis de Urgel: el de esta 
población, el de Pallas y el de Cerdaña (3). 

Nosotros juzgamos infundada tal hipótesis, porque, tanto Ri- 
bagorza como Pallas y Urgel. fueron desde un principio inde^ 
pendientes de la Gotia y de la Marca Hispánica, y más bien pare- 
cen haberse relacionado con la Cerdaña y luego con Tolosa (4). 

El gobierno de Pallas y de Ribagorza, que en sus orígenes 



(i) Publicado por Baluze en las Capitularía regum Francorum, tomo I, 
col. 570 y 571. 

(2) Marca Hispánica, col. 3o3. 

(3) ídem, col. 253. 

(4) Únicamente en lo espiritual dependieron de la Gotia las regiones 
mencionadas, y asi vemos que los Obispos de Urgel y de Roda fueron sufra- 
gáneos del Arzobispo de Narbona. 



gÓ NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

formaron un solo Condado, estuvo como el de las otras regio- 
nes que constituían el Imperio, encomendado á un Comes^ en 
quien se concentraban el mando militar, la administración de 
justicia y la cobranza de los impuestos (i); su cargo no era ni 
siquiera vitalicio mientras vivieron Cario Magno y Ludovico 
Pío; mas luego que en tiempo de Carlos el Calvo se desbordó la 
anarquía, y con la sucesión hereditaria de los beneficios echó 
el feudalismo sus cimientos, hubo dinastías de Condes en los 
países que antes eran meros territorios administrativos (2). 

A esto obedece el que los primeros Condes de Ribagorza 
fuesen, en cierto modo, esporádicos y pasajeros, como los Go- 
bernadores civiles de nuestros días; ejercían el mando en aque- 
lla región algunos años, y luego pasaban á otra más rica, ó 
eran destituidos por abusar de su cargo, ó por no ser fieles al 
Rey, como sucedió al infortunado Bernardo I, Conde de Barce- 
lona. Casi todos ellos eran gente áulica, educada en palacio, 
que constituía algo así como el seminario de los proceres, de 
los optimates, y aun tratándose de regiones importantes, procu- 
raba el monarca encomendarlas á sus parientes, confiado en 
que éstos le servirían mejor. 



(i) La vraie división officielle et administrative était la división en com- 
tés, comitatiis. Klle s'adaptait d'ailleurs, le plus souvent, á la división en 
pagi et en civilates. Les Carolingiens l'avaient trouvée établie, ils la conset- 
vérent. La seule différence aporéciable est que le mot comitatus, qui á 
l'époquc mérovingienne désignait plútot la fonction du comte. devint au 
viiic siccle un lerme gcographique ct designa un territoire qu'un comte ad- 
ministrait. ( Les transformations de la Royauté pendant l'époque Carclingien- 
ne, par Fuslel de Coulanges. Coulommiers, 1907; pág. 416.) 

El vicecomes era un sustituto del Conde en las ausencias de éste; y así, 
en las Capitulares publicadas por Baluze, tomo H, pág. 179, se lee: <'^Habeat 
unusquisque comes vicecomitem suum cum duobus alus hominibus» El 
vizconde llevaba muchas veces el nombre de vicedominus. 

Desde el momento en que Carlos el Calvo se obligó solemnemente á que 
ningún noble fuese desposeído del beneficio que tuviera, S'n una sentencia 
dada por sus compañeros, los cargos que antes eran amovibles se convirtie- 
ron de hecho en hereditarios. 

(2) 11 n'est pas douteux que, jusqu'á la fin du régne de Charles le 
Chauve, le comte, nommé par le roí, ne íút revocable par lui. Nul ne pen- 
sait qu'un comte fút inamovible. Encoré moins pensait-on qu'un comté 
pút étre héréditaire... ce que nous ne voyons pas, c'est que le fils fút comte 
dans le méme comté oú son pere l'avait été. Les comtés n'étaient done hé- 
rédilaires ni en droit ni en fait. (Fuste! de Coulanges, ob. cit, pág. 426.) 



EL CONDE FREDOLO 97 



11 

¿Quiénes fueron los primeros Condes de Pallas (i) y Riba- 
gorza? Difícil es averiguarlo con certeza. 

Ya en el año 819, en la escritura de dotación de la iglesia 
catedral de Urgel, es mencionado expresamente el Condado de* 
Pallas y el pago de Ribagorza, y se enumeran las principales 

(i) Los límites del Pallas, una vez que se disgregó de este Condado el 
de Ribagorza, no fueron, según ^a hemos visto, muy fijos, por el Noguera 
Ribagorzano; al Oeste lindaba con el de Urgel, y al Sur nunca rebasó en 
los siglos IX y X las alturas del Monsech, cadena de montañas que le servía 
de antemural. Comprendía, por tanto, casi todo el territorio de los actuales 
partidos de Tremp y Sort. El valle de Aran perteneció después á Ribagor- 
za. La más antigua descripción geográfica de Pallas es la hecha en el acta 
de dotación de la iglesia de Urgel (año 819) donde se enumeran las parro- 
quias que había en aquella región: 

«Tradimus vero ipsas parrochias comitatu Paliarensis supradictae se- 
dis Urgeilensis Sanctae Mariae pertinentes, scilicet ecclesiam S. Mariae, 
cujus locum vocitatum dicimus Sanctae Concordiae, cum ejus parrochiae, 
vel villares atque vilarunculis earum, atque ipsas parrochias de Valle sta- 
cione, vel in luncinio, sive Siarb, cum Lagunbes, et Serbaos, et Villafuro- 
ris, et ipsas parrochias de illo Obago, vel de Bereniu et Soponiu, atque 
montano Ortonae, vel Riomairicae, cum villuiis et vilarunculis earum; seu 
teiam ipsas parrochias de Valle Tirbiense, Baien et Alendae, cum Perrera, 
et Burg et Viros. Tirba quoque, et Tavascani, vel Asnet, sive Elins, vel 
Haravo. Cardesensis namque Sanctae Mariae, quae dicunt in Ribera, vel 
Bustis, superiore atque subteriore, vel Labros, alque Vallato, sive Vallate- 
11o. Anabiensis quoque Sanctae Mariae, quae olim vocaberunt locus San- 
ctae Deodatae, cum ejus parrochias, id est Borroso, cum lovo, et Assor, sive 
Sonne, et Isil, et Alos, atque Stirri, seu Burgi, vel Cervo, el Spotu, cum 
villuiis et vilarunculis earum. Deinde locus Sanctae Mariae quae dicunt 
Sanctae Gratae, cum parrochias et villuiis atque vilarunculis eidem eccle- 
siae pertinentes. Inde vero ecclesiam Sanctae Mariae quae dicunt ad Trim- 
plo, cum omnia ibidem pertintntcs.» (Marca Hispánica, col. 764 y 765.) 

Don José Balari (Orígenes históricos de Cataluña, págs. 82 y 83) da al 
nombre de Pallas una etimología inverosímil y caprichosa, pues cree que 
viene de palearia, piel que cuelga en el cuello del buey, y por analogía, 
contrafuerte, peñasco. 

Lo más probable es que dicho vocablo sea ibérico, ó acaso céltico, y no 
latino. 

A más del Condado de Pallas en Cataluña, hubo otro en Galicia, pues 
las actas del concilio que se supone celebrado en Lugo, reinando Teodomi- 
ro, monarca suevo, en el año 669, mencionan el Lotnilatiis Paliarensis; y 

7 



gS NOTICIAS V DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

villas y los monasterios de ambos países, que ni entonces, ni en 
el siglo X, estuvieron unidos á la Marca Hispánica (i). 

De los documentos más antiguos en que figura un Conde 
de Pallas cuando esta región estaba unida á Ribagorza, son los 
otorgados por Frédolo (2) en los años 808 y 81 5; pero la false- 
dad de estas donaciones es tan clara, que casi no merecen la 
pena de su refutación; el estilo es impropio de aquella época; 
absurda la mención de Cario Magno, llamándolo á secas rege^ 
cuando ya era Emperador; anacrónico el suponer abad de 
Labaix á Trasoado, que no vivió hasta mucho después, y exis- 
tente ya dicho cenobio, cuya fundación es posterior. 

A este Conde Frédolo lo vemos citado en una Bula de Ale- 
jandro III, dada á favor del monasterio de Gerrien el año 1 163, 
concediéndole depender inmediatamente de la Iglesia Romana á 
cambio de tributar al año una onza de oro; en cuyo documento, 
después de confirmar á dicho cenobio en el pleno dominio de 
cuantos bienes poseía, incluye las donaciones que le habían he- 
cho Karolus Imperalor^ Fredolus Comes, Raimundus Tolosa- 
nus el Paliarensis Comes (3). Siendo de advertir que los hechos 
históricos consignados en esta Bula proceden, como parece 
lógico, de las noticias que darían al Papa los monjes de Ge- 
rri, afanosos por consolidar su patrimonio, y que Alejan- 
dro III, quien subió al Pontificado y se mantuvo en él gra- 
cias á las (3rdenes religiosas, frente al antipapa Víctor IV, he- 



aunque dichas actas no son de autenticidad indiscutible, tienen, sin embar- 
go, mucha antigüedad. (Cnf. España Sagrada, tomo XL, pág. 347.) En un 
documento del obispo Odoario (año 747) se menciona también el Pallas 
(Paliares) de Galicia. (Ob. cit., pág. SSg.) 

Dicho Condado limitaba con el JIumen Bubalc, nombre que se repite en 
•el alto Aragón, según ya hemos visto; como el nombre de Pallas en un pue- 
blo de la Coruña, y en dos montes gemelos que hay en Salamanca, partido 
•de Sequeros. 

íi) «Ni Ribagorza, ni Pallars, ni Urgel, ni Cerdaña formaron parte de 
la Marca Española, y su reconquista, muy probablemente anterior á la del 
resto del territorio catalán, obedeció á un impulso distinto, ya en parte ori- 
^iaado en el país, ya procedente de los puertos del Pirineo Central.» (Con- 
dado de Gerona. Los Condes beneficiarios, por Joaquín Botet y Sisó. Gero- 
na, 1890; pág. 4.) 

(2) En los diplomas aparece este nombre con las variantes de Frede- 
laus y Fridelus. 

(3) .No hemos hallado las donaciones que Raimundo, Conde de Tolosa 
por los años 852 á 864, concedió al monasterio de Gerri. 



EL CONDE FREDOLO 99 



chura de Federico I (i) no había de reparar mucho en las noti- 
cias que le daban como ciertas aquellos monjes. Nosotros juzga- 
mos que tan aventurado es afirmar como negar en absoluto, que 
el Conde Frédolo gobernase á principios del siglo ix el Condado 
de Ribagorza (2); pero lo que sí parece indudable es que los do- 
cumentos que se le atribuyen no merecen crédito alguno. 

Juzgamos, por tanto, muy probable, el que dos de los docu- 
mentos atribuidos al Conde Frédolo fueron inventados en el si- 
glo XI para dar á los monasterios de Labaix y de Gerri una an- 
tigüedad que no les correspondía; tal hace presumir el di- 
ploma que dice expedido por aquél en nombre de Cario iMagno, 
año 814, donde hay afirmaciones caprichosas, y aun ridiculas, 
cual es el decir Frédolo que había conquistado con sumo 
trabajo la aldea de Cuberes: quam ego in magno labore de sa- 
rracenorum potestate abstraxi (¡vaya una hazaña de Hércules 
que se atribuye un magnate del siempre vencedor de sajones y 
lombardos!); que el monasterio de Gerri había sido incendiado 
por los infieles: a paganis, ui in reí veriiate audivi, male de- 
vastatum atque combustum (3); anacrónico en el siglo ix es po- 
ner dicho convento bajo la protección del romano Pontífice (4). 
Agregúese á estas invenciones lo hinchado y hueco del estilo, 
que difiere no poco del usado en los documentos verdaderos de 
aquel tiempo, y habremos de sospechar que se trata de una do- 
nación apócrifa (5). 

No menos dudas ofrece el tercer documento de Frédolo, 
otorgado á favor del monasterio de Villanova, que parece ser el 
mismo de Labaix, pues está gobernado por el abad Trasoario; 

(i) Quum universa poene anceps Ecclesia vacillaret, praecedeniibus 
itaque(Iartusiensibus et Cislersiensibus, Alexander Papa eclesiarum in par- 
tibusGalliae, Britanniae atque Hispaniae, cito meruit...oted¡entiam habere. 
(Acta Sanctorum mensis Juniiy tomo V, pág. 282.) 

(2) Era costumbre de los falsarios acudir á personajes históricos para 
atribuirles donaciones ó reformar á su gusto las que éstos habían hecho. 
El nombre de Frédolo era bastante usado en el mediodía de Francia, y así 
tenemos un arzobispo de dicho nombre, que lo fué de Narbona en los años 
857 ^ 865. (Jaurgain, La Vasconie, tomo I, pág. yb.) 

(3) Esto supondría que el monasterio de Gerri existía ya en el siglo viii, 
hecho que no creemos verdadero. 

(4) Si tenía ya esta protección en el año 814, ^para qué pedirla de nuevo 
en el de 1 163, según consta de la Bula que hemos citado? 

(5) En la Marca Hispánica, col. 362, se da como histórico al Conde Fré- 
dolo de estos documentos, y se le atribuye vivir por los años de 876. 



100 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE KIBAGORZA 

SU redacción es análoga á la de otras iiJimunitates de aquella 
época; pero el más crédulo advertirá en este diploma algunas 
de las interpolaciones ó modificaciones con que se falseaban 
las escrituras, cambiando el nombre de la persona ó corpora- 
ción en cuyo favor se otorgaban, pues, aquí, resulta sospe- 
choso el nombre del monasterio, ya que no consta por docu- 
mentos fidedignos que el de Labaix fuese llamado antes de Vi- 
llanova, ni que haya existido uno así titulado, y el carecer de 
fecha, omisión que parece intencionada. Queda también en pie 
la cuestión de quién era el Conde Frédolo, magnate que no pa- 
rece lógico identificar con el que fué Conde de Tolosa en tiempo 
de Carlos el Calvo; la redacción del documento, muy análoga 
á la de otros expedidos en tiempo de Ludovico Pío, se explica 
por haberse utilizado el Formulario de MarcuUo ó algún otro 
análogo de los usados en la Cancillería de aquel monarca. De 
todos modos, y aun mirado con mucha benevolencia, el docu- 
mento en cuestión es algo más que sospechoso, pues cuando 
menos, resulta muy probable que lleve interpolado el nombre 
del monasterio (i). 

Bien mirada la redacción de este documento, es más propia 
de un diploma regio que el de un Marqués ó Conde, sospecha 
que confirman las palabras nec misus noster, alusivas á la ins- 
titución carolingia de los missi dominici, delegados del monarca 
para visitar las provincias y castigar los excesos de sus funcio- 
narios, pues aunque es verdad que los Condes solían enviar en 
casos especiales un missus para determinados asuntos, no cons- 
tituían un oficio permanente como el de los Vicarios, Centena- 
rios y los inissi del rey. 

Nada tiene de difícil, por tanto, que el diploma atribuido á 
Frcdolo sea copia, uiutatis mutandis, de alguno expedido por 
la Cancillería de Ludovico Pío, si es que no lo calcaron en el 
patrón de un viejo formulario. 

El único documento de Frédolo cuya autenticidad pudiera 



( : ) Don Jaime Villanueva (Viage literario, tomo XII, pág. Sy) dice que 
esie diploma tenía preiensiones de ser original, pues conservaba restos del se- 
llo, y encima el nombre del canciller Langobardo. Añade que «el contexto 
y estilo de esta escritura es enteramente imperial, digo á la manera de los 
preceptos ó diplomas de Cario Magno, Ludovico Pío y Carlos el Calvo». 
Fija la época de esie documento hacia el año 876, y duda si el monasterio 
de Villanova era el de San Vicente de Gerri, ó el de Santa María de Labaix. 



EL CONDE FREDOLO lOl 



defenderse es uno fechado en Llivia, por el que dona al monas- 
terio de San Saturnino la iglesia de San Esteban y San Hilario, 
y la villa de Sogra mortua, como Conde que era de Urgel y de 
Cerdaña (i). 

D. Jaime Villanueva (2) no halló inconveniente alguno en 
admitir la existencia del Frédolo que otorgó este diploma, y 
supone que el abad Trasibado, ó Trasoaldo, es Trasoario, 
quien estableció vida monástica en la iglesia de San Julián (año 
775), cerca del río Bocega, subtus pilla Senticeto. 

Admite que Trasoario vivió también en tiempo del Conde 
Aznar, cuando éste confirmó al monasterio de Labaix en la 
posesión de sus bienes. 

Nosotros juzgamos bastante probable que el autor ó correc- 
tor del documento que analizamos, lo quiso atribuir á Frédo- 
lo, Conde de Tolosa en los años 845 á 852, y hermano de 
Raimundo I, que le sucedió en el gobierno de aquella ciudad 
por el año 862. En la carta de fundación del monasterio de Va- 
bre por el Conde Raimundo (año 862), se dice que Frédolo ha- 
bía ya muerto: germano meo Fredelone quondam. Hecho que 
también se expresa en una donación hecha al mismo monaste- 
rio por Ricardo (año 874): pro remedio animae seniori meo 
que fuerit quondam Fredoloni, necnon et Raymundo et Ber- 
nardo, qui fuerunt marchiones ac duces (3). 



(() In Dei nomine. Ego Fredelaus, comes, plebi notum facimus prae- 
seniibus et futuris, quod in elemosina domini nostri Ludovici, et proles 
eius, in beneficium quod accepi, hedificavi celiulam in confinio Ceritaniae, 
in honore Sancti Stephani, et Sancti ílarii, dictavique eam de meas opibus. 
Nunc autem inclinavi cor ad facienda iustificationem eternam. Et ideo iam 
dictus ego Fredelaus comes, una cum consensu et adiutorio domini Posse- 
doni episcopi, dono ad domum Sancti Saturnini cenobii, qui ab antiquo 
est fundatus in pago Urgellitano, supra dictam ecciesiam Sancii Stephani, 
et Sancti ílarii, cum decimis, et primiciis... de villa Sogra mortua... Facta 
carta donationis vel helemosinaria V Kal. Angustias, et in ipso die sacra- 
tum, imperante dompno Lodovico Augusto, anni ab incarnationis Domi- 
ni DCCCXV. Signum Fredelaus comes, qui hac carta elemosinaria man- 
davi scribere, sedente me in civitaie mea Livia... Possedonius gratia Dei 
Urgellensis episcopus, anatematizo eos qui praedictas res tulerint a prae- 
dicto iure ecclesiae... (Viage literario, de D. Jaime Villanueva, tomo X, pá- 
ginas 228 á 23 1.) Copiólo del Cartulario de San Saturnino, conservado en 
el Seminario de Urgel. 

(2) Viage literario, tomo XVII, pág. 112. 

(3) Histoire de Languedoc, tomo II, preuvcs, cu!. 329 y 376 á 378. 



102 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOBZA 



DOCUMENTOS DEL CONDE FREDOLO 



MAYO DEL AÑO 8o8 

El Cojide Frédolo confirma las donacio?ies hechas al Monasterio 
de Labaix, á quien autoriza para adquirir toda clase de bienes. 

Jn Dei nomine et individuae Trinitatis qui est verus Deus: Ego 
Fridelo Comes et Marchio, propter nimiam caritatem qua dilexit 
nos Deus, et propter ammonicionem Scripturarum et vitae sancto- 
rum Patrum qui bene vivendo et in servicio Dei laborando etsua ad 
instruendas Dei ecclesias sive ad sustentaciones pauperum largiendo 
vitam meruere post mortem accipere; ideo compunxit me summa 
Divinitas et ammonicionem Trasoaldi religiosi abbatis qui ipsemihi 
monens petiit pro Christo qui precipit tribuere Omnipotenti, quod 
ego Fridelo, Comes et Marchio, ad edificandam et instruendam ec- 
clesiam Sanctae Mariae in loco qui dicitur Lavaix, juxia fluvium 
Nogarie, dedissem talem huic predicto monasterio libertatem ut 
quidquid in omni comitatu Pallarensium, sive donativo, sive compa- 
racione, vel pro quolibet lucro a me vel a parentibus vel successo- 
ribus meis acciperet, francum et ingenuum habeat in sempiternum. 
Et ideo ego Fridelo, Comes et Marchio, misericordia Dei compun- 
ctus, pro amore Dei et Sanctae Genitricis eiusdem et omnium San- 
ctorum, et propter remissionem peccatorum meorum, et propter 
spem remuneracionis vitae eternae et salvacionem animae meae et 
animarum omnium parentum meorum, scilicet etiam et pro nimio 
amore et magnis meritis praedicti Trasoaldi abbatis, dono et concedo 
pro me et pro omni progenie mea nata et ventura posteritate ad 
praedictum monasterium Sanctae Mariae de Laváis et omni ibidem 
conventui servientium monachorum praesentium et futurorum, si- 
cut supra scriptum est et exquisitum. Ut omne quod Abbas prae- 
dicti monasterii, vel successoreseius infra términos comitatus Palla- 
rensium jure de me, aut de parentibus, aut successoribus meis vel 
de aliquibus personis illis donando, vel ipsi comparando vel quolibet 
jure lucrando, ad edificacionem ecclesiae, vel ad sustentacionem suo- 
rum servientium adhibere poterint, liberum et francum possideant 
et ingenuum usque in sempiternum. Et tali institucione constituo 
quod nullus Comes ex proienie, aut Vice Comes, sive baiulus, sive 
vicarius, vel quilibet nuncius successorum, vel qualibet persona 
aliquid usurpando, ñeque vim faciendo, vel gratis accipiendo, in 



DOCUMENTOS DEL CONDE FREDOLO I03 

honore praedicti monasterii invadere audeat sine volúntate Abbatis 
praedicti monasterii et fratrum ibidem Deo servientium. Et si ali- 
qua persona hanc cartam meae libertatis dirumpere voluerú, cum 
Juda traditore in infernum partem recipiat. Facta carta mense ma- 
dii, regnante Rege Karlo, anno ab Incarnatione Domini dccc.viii. 
Signüm Fridelo Comitis. — Signum Egardoni. — Signum Rainulfi. — 
Signum Radiberti. — Signum Centullius presbiter qui rogatus hanc 
cartam scripsit die et anno ut supra (i). 

II 

Escritura de reedificación y dotación del Real Monasterio de Ge- 
rri, por el Conde Frédolo, en nombre del Emperador Cario 
Magno. Año 814. 

Quoniam misericordes, ut Evangelium testatur, misericordiam 
proculdubio consequentur, et eleemosinamdantibus vite eterne pre- 
mia largiuntur, et qui fidelium postulationibus pietatis aures incli- 
navit Christi preceptis obsequendum minime dubitat hanc gratiam 
super addere. Ego Karolus Dei miseratione Franchorum, Longabar- 
dorum atqueRomanorum imperator pihis ac iustis postulationibus et 
deprecationibus inclitorum comitum nostrorum Fredoli scilicet atque 
Guidonis, maximeque Gaudamiri servi Dei Gerrensis loci abbatis, 
inclinatus, a me decretum est et predicto fideli nostro comiti Fredolo 
iussum ut Dei amore et animarum nostrarum, nostrorumque paren- 
tum redemptione, Gerrense cenobium a paganis ut in rei veritate 
audivi male devastatum atque combustum et ómnibus bonis suis 
spoliatum, reformet atque ad omnipotentis Dei servitium restauret, 
et de bonis que in magno labore etin manu forti strenui atque fideles 
curie nostre viri dextra potentia Dei adquisierunt atque paganis iam 
dudum viriliter abstulerunt, ut melius potuerit stabilire atque dittare 
non moretur, ut ex hoc gloria sit Deo et vivendi possibilitas Christo 
in predicto cenobio famulantibus. Ego igitur Fredolus ex precepto et 
eleemosina Imperatoris ac senioris nostri Karoli prelibato arcisterio 
et ómnibus ibidem Deo et Beate Marie sanctoque martiri Christi 
Vincencio et beato Michaeli archangelo quorum ibidem altaria sunt 
edificata, per cuneta sécula servientibus trado atque concedo ipsas 
ecclesias de Montagno cum decimis et primiciis et oblationibus suis 
cum ómnibus ad eas pertinentibus. ítem ipsas eclesias de Tahus 
cum decimis et primitiis suis et cum ómnibus oblationibus suis ab 
integrum, et illas meas condaminas quas habeo in iam dicta villa de 



(i) Viage literario á las Iglesias de España, por D. Jaime Villanueva, 
tomo XVII, págs. 290 y 291. 



104 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Thaus. ítem ipsam meam villam quam vocant Equa, cum suis ecle- 
siis, videlicet ecclesiam Sánete Marie atque Sancti Romani, cum de- 
cimis et primitiis et ómnibus oblationibus suis, et cum ómnibus suis 
habitatoribus et servitiis et censibus, et cum ómnibus sibi pertinen- 
tibus, cum finibus et terminis suis. Termini autem iam dicte ville 
hii sunt: de parte Orientis in ipso eolio de inforcatos, et de Occidente 
in ipsos verellos de fonte Jeremie: de parte meridiano in campo Car- 
dedo; de parte aquilonis in ipso rivoqui descurrit de Molleto. Simi- 
liter ecclesiam sancti Sebastiani cum ipsis condaminis meis magnas 
et bonas qui ibi sunt, et in solano ecclesiam sancti lohannis cum de- 
cimis et primitiis et oblationibus suis et ciminteriis et defunctioni- 
bus ad integrum. Castro de Cuberes (i) concedo itidem ipsam mer m 
villam que est de fischo et de propio meo iure, quam ego in magno 
labore de sarracenorum potestate abstraxi, ubi manent plusquam du- 
centi agricultores, simul cum ipsas ecclesias Sancti Saturnini quam 
ego edificavi, et Alerando Bituricensi Episcopo consecrare iussi, cum 
decimis et primiciis et oblationibus et cum ómnibus edificiis, et ser- 
viciis et regalibus censibus magnis et parvis, quomodo ibi sunt vel 
in posterum erunt, cum ipsis magnis silvis et cum ómnibus edificiis 
et laborationibus quomodo ibi sunt vel que deinceps in ómnibus 
terminis ipsius ville uUo modo erunt, sine uUo retentu, ad propium 
alodium. Termini autem ipsius ville hii sunt: ad Oriente in ipso rivo 
qui discurrit ante Tahus et iungit se cum ipso rivo qui venit de ipsa 
villa de Echa. Ab Occidente in ipsa portella de Pentina quantum vel 
contra aquilonem discurrere potest; de meridie in bove mortuo ab 
aquilone sicut ipse rivus qui venit de Echa usque a Bagastell. ítem 
ad edificandum et construendum iam dictum cenobium in eleemo- 
sina senioris mei Karoli et in redemptione peccatorum meorum dono 
auri libras XX. ^i de meo fischo, et ampullam sanctorum reliquiis, et 
in ipsa ampuUa aliquantulum dominici ligni et Beate Marie vesti- 
menti. Hec omnia superius dicta ex precepto et volúntate domini 
mei Karoli imperatoris trado atque concedo in potestate et dominio 
predicti arcisterii et Gaudamiri abbatis et omnium ibi in perpetuum 
Deo famulantium; voló etiam et dono ut sitsemper iam dictus locus 
cum ómnibus que odie habet vel in antea ullo modo adquirere po- 
tuerit, liber et quietus ab oppresione et inquietudine nostre omnium- 
que ipsorum successorum nostrorum et omnium sub potestate no- 
stra degentium cuiuscumque sint dignitatis vel persone, in perpe- 
tuum. Mito etiam iam dictum cenobium cum ómnibus que ucusque 
adquisivit aut in antea adquirere potuerit ullo modo, sub protectione 
et defensione et mandeburde beati Petri et Romani Pontificis in per- 



(i) Hoy Cuberes, ó Bordas de Cuberes; dos cortijos que hay en el tér- 
mino de Espluga, cerca de Gerri. 



DOCUMENIOS DEL CONDE FREDOLO I05 

petuum. Et ut hec donatio et elemosina senioris nostri Karoli impe- 
ratoris et mei plenius roboretur et firmior habeatur, in spatio VIÍ."^ 
annorum VII. "^ uncías argenti fischo beati Petri perpetualiter ab ab- 
bate et habitatoribus prefati arcisterii fideliter persolvantur. Insuper 
ego supradictQs Comes in ipso solano de Envinio videlicet dono ec- 
clesiam sancti Petri de Payllars, qui est constructus in confinio eius 
super numen Nocarie, cum pertinentiis suis et terminis eius; et in 
alio loco qui nominatur petre Apelie, ecclesiam Sancti Stephani cum 
suis pertinentiis et ipsas condaminas qui sunt in pago Cortelano in 
loco ubi dicunt Avadello, cum afrontationibus suis. Si quis vero con- 
tra hanc cartam donationis senioris mei Karoli vel elemosinam mente 
improba ac temerario aussu venerit ad inrumpendum, non hoc va- 
leat agere, sed componat predicto cenobio auri libras triginta, et hec 
que decrevimus in perpetuum maneant firma pro Dei honore et pee- 
catorum nostrorum remissione, prenotato cenobio Gerrensi. Et qui 
disrrumpere voluerint hec 3icut superius est scriptum, cum luda 
traditore partem accipiat in infernum. Sunt hec omnia suprascripta 
in comitatu Pallarensi in supra nominatis locis. Pacta ista carta con- 
cessionis seu donationis XII Kalendas luli regnante domno Impera- 
tore nostro Karolo ac Longabardorum rege, anno X^LVI. regni eius 
anno trebeationis lesu Christi DCCCXIIII. indicione prima, et anulo 
nostro iussi sigillari. Ego Fredolus Comes qui hanc cartam donatio- 
nis ex precepto senioris mei Karoli iussi scribere roboravi testibus- 
que roborandam precepi i"^ signum ►^. Alerandus Bituricensis Epis- 
copus *ji confirmo. Signum Anianus >^. Signum Dacobertus >^ Sig- 
num Radbertus ^ Signum Fredoli comitis. ^ Langobardus scripsit 
sub die et anno quo supra >^. 

Ego Arnaldus Rogerii comes Pallariensis concedo et confirmo 
donationem quam fecit dominus Fredolus comes Pallariensis mo- 
nasterio Gerrensi, approbo etiam et conlaudo hoc translatum ab ori- 
ginali fideliter scriptum anno incarnationis dominiM.^CC.^LX.'^ in- 
dicione III. IV. °X.^ Kalendas Octobris, in cuius rei testimonium 
sigillum meum apposui. Testes sunt B. de Monteacuto miles, et P 
Puycerver, et Raimundus sacrista Gerrensis (i). 



(i) Biblioteca de la Academia de la Historia. Colección de manuscritos 
de Traggia, tomo XII. 

A continuación lleva una nota que dice así: 

«Esta escritura no se halla original, y si bien existía un fragmento de la 
original en el Archivo del Real Monasterio de Gerri por los años de 17Ó4, 
quando se formó un índice de todas sus escrituras, no se halló dicho frag- 
mento en el ultimo examen que se hizo de aquel archivo; mas se halla co- 
piada en el cajón 7 del mismo, cartuario 5, Escritura 11 5; y en el cajón 2, 
ligarza I, numero 3, se halla el trasunto autentico, en pergamino, que el 



lOÓ NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



III 

AÑO 8i5 

El Conde f redólo hace donación de la Iglesia de San Esteban 
y San Hilario al Monasterio de San Saturnino. 

Ego Fredelaus comes plebi... notum facimus presentibus et fu- 
turis quod in eleemosina domini nostri Ludovici et proles ejus in 
beneficium Dei accepi, hedificavi cellulam in confinio Ceritanie in 
honore S. Stepliani et S. llarii, dictavique eam de meis opibus. Nunc 
autem inclinavi cor ad faciendam justificacionem eternam. Et ideo 
jam dictus ego Fredelaus comes una cum consensu et adjutorio do- 
mini Possedonii episcopi, ad domum S. Saturnini cenobii, qui ab an- 
tiquo est fundatus in pago Urgellitano [dono] supradictam ecclesiam 
S. Stephani et S. llarii cum decimis et primitiis et oblationibus de 
villa Sogra mortua... Facta carta donationis helemosinaria V Kal. 
Augustas et in ipso die... sacratum. Imperante domno Lodoivico au- 
gusto, anno ab Incarnationis (sic) Domini dcccxv. Signum >^ Fre- 
delaus comes qui hanc carta helemosinaria mandavi scribere, se- 
dente me in civitate mea Livia (i). 



IV 



SIN FECHA 

El Conde Frédolo co?icede algunos privilegios é inmunidades 
al mo7iasterio de Villanova. 

in nomine Dei Patris Omnipotentis, et in nomine Domini nostri 
Ihesu Christi, Fridelo divina gratia Comes et Marchio. Si enim jus- 
íis tidelium nostrorum postolationibus quas pro suis necessitatibus 



Conde de Pallas Don Arnaldo Roger, en el susodicho año de 1260, aprobó, 
tesiimoniado por Arnaldo Clemente, Ramón Bretuy, Cura de San Marcial 
de Estach, y Pedro de Montardit, Cura de Nuestra Señora de Erbolo, auto- 
rizado por Francisco (farros, Cura de San Martin de Cañáis y oficial de Ge- 
rri, y otorgado en poder de Ramón de Euseu, Notario publico en todos los 
Estados del Rey de Aragón.» 

( I ) hisciirso histórico sobre el origen y succesión del Reyno Pirenaico, 
por D. Joaquín Traggia, págs. 69 y 60. 

La copia de Traggia es incompleta, y á ello obedecen los puntos sus- 
pensivos. 



DOCUMENTOS DEL CONDE FREDOLO IO7 

sibi fieri expetunt, hoc quod juste hac rationabiliter exposcunt au- 
rem nostrae benignitatis nostram accomodamus, hac totius Comita- 
tui nostro pertinere non diffidimus. Idcirco noverit omnium viro- 
rum nostrorum fidelium praesentium scilicet et futurorum indus- 
tria quia depraecatus est nos vir venerabilis abba nomine Trasba- 
dus, ex monasterio que vocatur Villanova, qui est situs super 
fluvium Nocaria, ut ei talem auctoritatem fieri juberemus per quas 
res ad prisiones eorum quae infra Comitatui nostro consistit, quae 
ipse abba iam superius nominatus et ipsa congregatio de squalido la- 
bore contraxerunt et quidquid deinceps aucmentare potuerint, salvas 
atque inlesas possidere queantur. Ad cuius postulationem quia fidelis 
in ómnibus nobis apparet, immo et pro mérito servitii sui, placite 
hac benigne suscepimus et ad effectum usque perduximus. Ob quam 
causam placuit nobis et placet ut quidquid squalidum locum fiscum 
videlicet nostrum extirpare aut condirgere ipse abba aut ipsa con- 
gregatio laborando potuerit, liberum arbitrium concedimus in eli- 
mosina senioris nostri et nostrae peragere. Et si aliquis homo prop- 
ter amorem et reverentiam Dei in eodem locum venerabilem abitum 
monasticum tenere voluerit, liberam abeat potestatem omnique fa- 
cultati suae quantum eius voluntas expetierit, liberum concedimus 
voluntati eius hoc peragendum. Sed propterea omnino jubemus at- 
que expresso iniungimus ut nullus ex fidelium nostrorum, nec Vi- 
ce-Comes noster, nec Vicarius, nec missus noster discurrens, nec 
aliquis ex junioribus eorum, in aprisiones eorum ausi homines in 
eodem fiscum comanere miserint, nec distringere, nec fideiussores 
toUere (i) nec condemnare non audeant. Et si talis ratio inter eos 
horta fuerit quod inter se diffiniri non possint, in elimosina nostra 
sit ipsa ratio suspensa vel conservata, quatenus ante nos finitivam 



{1 ) Los acusados de cualquier delito estaban obligados á presentar yííifí?- 
jussoreSy quienes respondían, no sólo de la comparecencia de aquéllos ante 
el tribunal, sino del pago de la composición pecuniaria si no podía hacerse 
efectiva con bienes del procesado; por esta razón, los fidejussores debían ser 
propietarios de fincas, y no pobres, de tal modo que fuesen credibiles, ido- 
nei, firmissimi, idóneos fidejussores, como dice San Gregorio de Tours 
(Historiae Franchorum, lib. VI, cap. 11). Carga tan pesada, pues no siem- 
pre resultaba fácil tnconlVdiV fidejussores, fué luego una de las dispensadas 
en las immunitates, que fueron una reacción contra la práctica abusiva de 
convertir en obligatorio ei oficio de fdejussor, que debía ser voluntario; ve- 
jamen que expone así Carlos el Calvo en un diploma {llistoriens de France, 
tomo IX. pág. 479): increvit consuetudo quod comités aique judices seu mi- 
nislri illorum. Sacerdotes Domini sive reliquos Ecclesiae ministros ad pla- 
citum suum ducere, et fidejussores tollere, atque eos inore laicorum distrin- 
gere praesumant. 



I08 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

accipiant sententiam. Et ut haec largitio melias credatur, diligentius- 
que conservetur, de anulo nostro subter jussimus sigillari. Lango- 
bardus Cancellarius hanc auctoritatem scripsi et subscripsi. 
AANri>IUPAOS(i). 

V 

AÑO I l63, 17 DE ENERO 

El Papa Alejandro III recibe en su protección al Monasterio de 
Gerri, y confirma las do?iaciones hechas á éste por el Conde 
Frédolo. 

Alexander episcopus, servus servorum Dei, dilectis filiis Poncio 
Abbati Gerrensis monasterii, eiusque fratribus tam presentibus 
quam futuris regularem vitam professis in religiosam vitam eligen- 
tibus. Apostolicum convenit adesse presidium ne forte alicuius te- 
meritatis incursus eos aut a proposito revocet, aut robur,quod absit, 
sacre religionis infringat. Ea propter, dilecti in Domino íilii, vestris 
justis postulationibus clementer annuimus, etprephatum monaste- 
rium in quo divino mancipati estis obsequio quod specialiter Sancti 
Petri jure ac proprietate consistit, predecessoris felicis memorie 
Johannis Pape vestigiis inherentes, sub beati Petri et nostra protec- 
tione suscipimus, et presentis scripti privilegia communimus. In 
primis siquidem statuentes, ut ordo monasticus qui secundum Deum 
et beati Benedicti regulam in vestro monasterio noscitur ¡nstitutus, 
perpetuis ibidem temporibus inviolabiliter conservetur. Preterea 
quascumque possessiones, quecumque bona idem monasterium in 
presenciarum juste et canonice possidet, aut in futurum conces- 
sione pontificum, largitione regum vel principum, oblatione fide- 
lium, seu alus justis modis Deo propicio póterit adipisci, firma vo- 
bis vestrisque successoribus ¡Ilibata permaneant. In quibus hec pro- 
priis duximus exprimenda vocabulis. ín territorio de Corts omnes 
ecclesias cum ómnibus decimis, primiciis, oblationibus et ómnibus 
ad eas pertinentibus, trevas, sacraria, villas plures et mansos; eccle- 
siam Sancti Cipriani de Laras; ecclesiam sancti Petri de Puilo cum 
hominibus et alodiis suis; Castrum Salat sicut... (2) venditorum tes- 
tantur, et decimas salinarum eiusdem castri, et ceteras dominicatu- 



(i) Viage literario, de D. Jaime Villanueva, tomo XII, págs. 284 y 235. 

Desde mediados del siglo ix, y especialmente en los x y xi, era muy 
usado poner la suscripción en letras griegas y aun con palabras de esta len- 
gua, costumbre que la vemos usada en este diploma. 

(Manuel de Diplomalique, par A. Giry. — París, 1894; págs. 596 y 597.) 

(2) Borrado en el ms. 



DOCUMENTOS DEL CONDE FREDOLO I OQ 

ras quas ibi habetis; ecclesiam sánete Eulalie de Canalibus cum villa 
et ómnibus ad eam pertinentibus; ecclesiam Sánete Marie de Curto 
castello, cum ómnibus ad eam pertinentibus; ecclesiam Sancti Mar- 
tini de Monte Curtes cum ceteris ecclesiis sibi subiectis, videlicet 
Sancti Michaelis de Calvera, sancti Romani de Benui, et Sancti Ro- 
mani de Aqua putida, cum ómnibus ad easdem ecclesias pertinenti- 
bus, et in eodem Montecurtes, et in Aqua putida plurima alodia, et 
stagnum aquile; ecclesiam Sancti lohannis de Belvicin cum ómni- 
bus ad eam pertinentibus; ecclesiam Sancti Martini de Evalli; eccle- 
siam Sancti Felicis; alodia que habetis in Montesrunut; ecclesiam 
Sancti Stephani de capite silve; ecclesias de Hanes cum tota ipsa 
villa et pertinenciis suis; villam de Subripis et omnes ecclesias 
de Sersiu, videlicet Sancti Martini de Chahos, Sancti Martini de 
Mazane, Sancti Andree, Sánete Columbe, et Sancti Petri in ipso 
castro; ecclesiam Sancti Fructuosi de Balastui, cum tribus mansis; 
ecclesiam Sancti Stephani de Bretui, cum mi. mansis; ecclesiam 
Sancti Saturnini de Villa nova, cum mansis, condaminis, et alus 
alodiis; ecclesias Santi Johannis et Sancti Xpofori de petra media; 
ecclesiam Sancti Felicis de Gerrenileila cum tota ipsa villa, et cum 
tota riveria de vado antiquo quod est super Erbolon, usque in sea- 
lam margaritam, cum ómnibus molendinis et pischariis ejusdem ri- 
verie. In Scarbolis unum mansum. In Castro Germano, eccle- 
siam Sánete Eulalie cum mansis et pertinentiis suis. In Sas tres 
mansos; castrum de Brescha cum pertinenciis suis, et ecclesiam 
Sancti Michaelis; ecclesiam sancti Martini cum tribus mansis, con- 
daminis, et alus alodiis ac serviciis. Vilellam cum pertinenciis suis, 
et totam decimam desuper Gerre; ecclesiam Sancti Romani de 
Osez cum ipsa villa, et alus alodiis, et omnes alias ecclesias desu- 
per Gerre usque in molinum, et usque in Colbim de Caseres, et 
usque in Potellas de Sauchet cum ecclesia de Roca; alodia de Castel- 
lis, et de Bescarbo; decimas de condaminis de Taus, et de alus alo- 
diis que ibi habetis. Ecclesias sánete Marie et Sancti Saturnini de 
Cuberes cum uno manso et pertinenciis suis; villam Sancti Sebas- 
tiani; castrum de Rocaforti cum villulis suis; castrum de Baieu 
cum ipsa silva, et alia silva de Peruma. In solano de Envezino, 
ecclesiam sancti Petri de Palears; dúos mansos et alodia que habe- 
tis in termino de Monte ardit, et de Envezln. In Casoal unum man- 
sum et totam deciman. In valle de Escos tres mansos et alodia. In 
Saorth, in Surb, in Seseas, in Caresgue, et in Otron singulos man- 
sos et alodia; ecclesiam Sánete Marie de Bernuio et alodia; totam 
villam d'Eseari, ecclesiam sancti Martini cum pertinenciis suis. 
preter id quod ibi habet ecclesia sancti l*etri de Burgali; decimas 
de toto Anau. et de Aran in ómnibus reddilibus quos Comes ibi 
habet, et mansos et alodia in eodem icrriíono; villam de Alos sicut 



no NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Palearensis Comes eam noscitur habuisse. In Bisue, in Lobercin, in 
Montaniis, in valle Ferraría, in Asnet, in Elins, in Arau, in territo- 
rio de Basturz, et de Limignana, et in Moror, mansos et alodia plu- 
rima; ecclesiam Sancti Martini de Castro libero, et sancti Johannis 
de Palacio, Sancti Martini de Canalibus, Sánete Marie de Coma et 
Sancti Michaelis de Casis, cum decimis et primiciis; ecclesiam Sancti 
Petri de Gavet, et sancti Martini de valle Cirritani cum ipsa villa, 
et ecclesiam Sancti Privati juxta Limignanam, cum ómnibus supra- 
dictorum pertinenciis. Quicquid eciam Radulfus, Guisaldus, et Otto, 
bone memorie quondam Urgellenses episcopi, et Karolus impera- 
tor, Fredolus comes, Raimundus Tolosanus et Paliarensis comes pie- 
tatis in... (i) ecclesie vestre rationabiliier contulerunt, vobis nichi- 
lominus auctoritate apostólica afirmamus. Crisma vero oleum san- 
ctum, consecrationes altarium seu basilicarum, ordinationes mona- 
chorum qui ad sacros ordines fuerint promovendi... álbum a dioce- 
sano suscipietis episcopo, siquidem catolicus fuerit etgratiam atque 
communionem apostolice sedis habuerit, et ea gratis absque pravi- 
tate vobis voluerit exhibere. Alioquin ad quemcumque malueritis re- 
curratis antistitem qui nostra fultus auctoritate vobis quod postula- 
tur indulgeat. Ob eum... ejusdem loci abbate vel tuorum quolibet 
successorum nullus ibi qualibet surreptionis astutia seu violentia 
proponatur nisi quem fratres comuni consensu vel fratrum pars 
consilii sanioris secundum Dei timorem et beati Benedicti regulam, 
providerint eligendum. Sepulturam quoque ipsius loci liberam esse 
decernimus ut eorum qui se illic sepeliri deliberaverint, devotioni 
et extreme voluntati, nisi excomunicati vel interdicti fuerint, nullus 
obsistat. Salva canónica justitia illarum ecclesiarum a quibus mor- 
tuorum corpora assumuntur. Decernimus quoque ut nulli omnino 
hominum liceat prephatum monasterium temeré perturbare aut 
eius possessiones auferre, vel ablatas retiñere, minuere, seu quibus- 
libet vexationibus fatigare, sed omnia integra conserventur eorum 
pro quorum gubernalione ac sustentatione concessa sunt usibus 
omnimodis profutura; salva sedis apostolice auctoritate et diocesa- 
norum episcoporum in predictis capellis consueta justicia. Ad indi- 
cium autem hujusa sede apostólica percepte libertatis, unam unciam 
argenti nobis nostrisque successoribus annis singulis persolvetis. Si 
qua igitur in futurum ecclesiastica secularisve persona hanc nostre 
constitucionis paginam sciens contra eam temeré venire temptave- 
rit, secundo terciove commonita, nisi reatum suum congrua satis- 
factione correxerit, potestatis honorisque sui careat dignitate, ream- 



(i) Borrada una palabra. A la misma causa obedecen los demás pun- 
ios suspeniivos. 



DOCUMENTOS DEL CONDE FREDOLO III 

que se divino judicio existere de perpétrala iniquitate cognoscat, et 
a sanctissimo corpore et sanguine Dei ac domini Redemptoris nostri 
Ihu Chrísti aliena fiat, atque in extremo examine districte subieceat 
ulcioni. Cunctis autem eidem loco sua jura servantibus sit pax do- 
mini nostri Ihu Xpi quatinus et hic fructum bone accionis perci- 
piant, et apud districtum judicem premia eterne pacis inveniant. 
Amen. Amen. 

>^ Ego Hubaldus presbiter cardinalis tituli Sánete Crucis in 
lherusalem.=YEgo lohannes presbiter cardinalis tituli Sánete Anas- 
tasie.= Y Ego Albertus presbiter cardinalis tituli Sancti Laurentii 
in Lucí na. = f Ego Guillelmus tituli sancti Petri ad vincula, presbi- 
ter Cardinalis. 

EGO alexander catiiolice ecclesie episcopus 

y^ Ego Hubaldus Hostiensis episcopus >^ Ego Jacinctus, dia- 
conus, Cardinalis Sánete Marie in Cosmydyn.= ^ Ego Gualterius 
Albanensis episcopus ^ Ego Oddo diaconus cardinalis Sancti Ni- 
cholai in Carcere Tulliano.=Ego Boso diaconus Cardinalis Sancto- 
rum Cosme et Damiani f Ego Cinthyus diaconus cardinalis Sancti 
Adriani. 

Datum Senone, per manum Hermanni sánete Romane Ecclesie 
subdiachoni et notarii, XII. ^ kalendas Februarii, Indictione XI. ^ In- 
carnationis dominice anno M.° C.° Lx.° III. ° Pontificatus vero do- 
mini Alexandri, Pape III, anno V.° (i). 



III 

Según cierto documento que parece ser hecho viviendo aún 
Cario Magno, hubo en Pallas y Ribagorza un Conde llamado 
Bigo, vir inluster, según él mismo se llama; si tal diploma es 
falso no se comprende la razón de inventarlo, pues tiene por 
único objeto asegurar los derechos que á cierto presbítero, de 
nombre Crisógono (2), había dado aquél en una ermita (celia) 
consagrada á Santa María y San Pedro, en el pago de Orrit. 



(i) Doc. original, que posee el Sr. Simón y Ponti, de Lérida. 

En el sello se lee: Sanctus Peírus. Sanctus Paulits. Alexander PP. IIÍ. 
Domine demonstra mihi vias íuas. 

(2) Creemos que éste fué el mismo que Crisconio, ó Crisógono, abad 
de Alaón, mencionado en un diploma del Conde Berenguer, contemporá- 
neo de Ludovico Pío. 



112 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZ'A 

Con buena voluntad, podría identificarse este personaje con 
el vizconde Bego, que en el año 8Ó2 suscribió la carta de fun- 
dación de la abadía de Vabre por el Conde Raimundo de To- 
losa y su mujer Berteiz, con el título de vizconde: Begonis 
vicecomitis; el mismo que también figura después en una do- 
nación de la Condesa mencionada (año 865): Begoni Viceco- 
77iitt (i). Pero esto nunca dejará de ser una hipótesis que no 
hallamos bastante fundada, pues el diploma de Alaón es muy 
anterior á tales fechas. 



( 



PRECEPTUM BIGO COMITÉ 

In Xpi nomine, Bigo uir inluster (2) comis, cognoscant omnes 
fideles nostri qui in pago Orritense comanent, qui ad isto presbítero 
nomine Crisogonio, celia nostra que dicitur in honore Sánete Marie 
et Sancti Petri, erimo posita, ei ad condirigendum uel laborandum 
diebus uite sue perdonauimus, ita ut nuUus eum contangere nec ip- 
sum nec suos homines ibi commanentes inquietare non presumant, 
sed ipso presbítero Crisogonio liceat in ipso monasterio Alaon pro 
domno ímperatore, eius filio Holodogo regem, uel pro me Dominum 
exorare; propterea nobis placuit ut manu propria subtus firmaremus 
ut ipsi fideles nostri tirmiter hoc sciant et intelligant, et quicquid ad 
ipsum monasterium annis preteritis, tam terris, uineis ad ipsa loca 
pertinent, licenciam ipse Grisogonius abbas abeat perquirendi uel 
possidendi. Sig ^ num Bigoni Comiti (3). 



(i) Histoire de Langiiedoc. Edición Privat. Tomo II, preuves, coi. 33i 
y 340. 

(2) El litulo honorífico de pir inluster fué usado por los magnates, y 
aun por Pipino el Breve y Cario Magno; mas no por los reyes merovin- 
gios, como han pensado algunos, leyendo en la abreviatura u. inl. vir in- 
luster^ en vez de viris inlustribus. 

Cnf. Giry, Manuel de iJiplomatique, pág. 3 18. J. Havet, Questions méro- 
vingiennes (Bib. de r Eco le des Chartes, l. XLVÍ, págs. i38-i4Q). La opinión 
de Havet fué combatida por H. Bresiau, Der titel der Merovingerkonige 
(Seues Archiv., t. XII j. 

(3) Cartulario de Alaón, fols. 47. v. y 48 r. 



LOS CONDES BIGO Y BERENGUER Il3 



IV 

A la misma época debe referirse otro vir inlluster y también 
Conde, llamado Berenguer, quien dio al monasterio de Alaón 
algunas iglesias; la frase de domno Imperatore alude, si no á 
Cario Magno, á Ludovico Pío, ya que los monarcas posterio- 
res no solían ser mencionados con estas honoríficas palabras. 
Tan difícil cual probar con certeza, lo es negar la existencia de 
estos Condes esporádicos, que como Bigo y Berenguer, apare- 
cen á semejanza del Cristo de San Pablo, sine patre, sine ma- 
tre, sine genealogía; no obstante, juzgamos que el Praecep- 
tum aludido es auténtico, y que lo dio Berenguer, Duque de 
Tolosa por lósanos 817 al 835 (i). El abad Teodoredo que 
figura en la donación hecha por Berenguer, es mencionado en 
escrituras que parecen fidedignas, otorgadas en los años diez y 
trece de Ludovico Pío, ó sea en los de 823 y 826 (2). 

PRECEPTUM BERENGARIO COMITÉ 

In Xpi nomine, Berengarius, uir inluster, chomis, notum sit óm- 
nibus fidelibus nostris quia in pago Orritense chomanent,quia ad isto 
abbate nomine Teuderedo celia nostra qui dicitur in honore Sánete 
Marie et Sancti Petri seu ceteras ecclesias qui ad ipsum monasterium 
pertinent, quicquidCrischonius abba eius antecessor habuit,uel quic- 
quid condercere uel de heremo traeré potueritis, in ómnibus pleniter 



(i) Histoire de Languedoc, tomo I, págs. gSS y gSó. 
(2) Son estas dos que copiamos: 

ARINCO 

In Dei nomine, ego Basila, uinditor, uobisentores meosTeoderedo abbate^ 
cum monachis qui ibidem sunt uel adueniendi sunt, placuit in animis meis 
et placet ut uobis uinea mea uindo in castro Arinio, et accepi a uobis precio 
aderato et definito viii solidos, et nichil de ipso precio apud uos non reman- 
sit. Et est manifestum ut quiJquid exinde faceré uel iudicare uolueritis, in 
Dei nomine abeatis potestalem. Si quis, sane, quod fieri minime credo esse 
uenturum, quod si nos supra nominati, aut aliquis de filiis nostris, aut de 
propinquis aut quislibet homoqui contrahanc cartam uendicionis inquieta- 
uerit, duplo componat et non disrumpatur. P'acia caria uendicionis pridie 
kalendas lunias anno x°regnante Leodevico rege. S. Basilonis qui hanc car- 
tam rogaui scribere et testes firmare ut sua signa facerent. S. Daconi. S. 

8 



1(4 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOüZA 

ei perdonauimus, ita ut nullus eum seo ( i ) suos monachos coniange- 
re, nec ipsum, nec suos homines nullus inquietare presumat, sed ipso 
abbate Teuderedo liceat ipsum monasterium Alaone consistentem 
liceat pro domno Imperatore eiusque filius uei pro me Deum exorare; 
propterea nobis placuit ut manu propria subter firmaremus ut ipsi 
íideles nostri firmiter hoc sciant et intelligant. Et quicquid ad ipsum 
monasterium annis preteritis, tam terris, uineis ad ipsaloca pertinent 
licenciam ipse Teuderedus abbas abeat perquirendi uel possidendi. 
Sig ^ num Berengarii Comiti. Anania presbiter iussus Beringario 
Comiti scripsi (2). 

V 

Otorgados por un Conde llamado Aznar, existen varios do- 
cumentos á los que Traggia (3) y D. Jaime Villanueva (4) con- 
cedieron más autoridad de la que realmente merecen. Ninguno 
lleva fecha, indicio de suyo bastante sospechoso, y por esto es 
hipotético el fijarla; desde luego parece que el rey Carlos en 
ellos mencionado es Carlos el Calvo, y no Cario Magno, á quien 
se daba siempre el título de Emperador desde el año 800; no 
creemos tampoco quesealuda áCarlos el Simple, niá Carlomán. 

Dicho Aznar es imposible identificarlo con el primer Conde 

Uniscli. laquintus Dei misericordia diachonus, scripsi die et anno quo supra. 
{Cartulario de Alaón, fol. 8 r.) 

ORRITENSE 

In Dei nomine, ego Aldena uinditor, tibi entori meo Teodoredo abbate 
uindo tibi media uinea quem abui per conposicione torculari médium, et est 
ipsa uinea medietas in castro Orritense, in parte Orientis in locum cuius uo- 
cabulum esi Saxsa, iusta uinea Trassimundi qui et alium nomen nuncu- 
patur {sic)quoá inter me et te bone pacis conuenit, idest in aderato et definito 
in solidos xx» et dúos quod tu entor dedisti et ego uenditor de presente recepi 
et penis te nichil de ipso precio aput le remansit; et esi manifeslum... Si 
quis sane quod fieri minime credo, quod si ego aut aliquis de fratribus meis 
uel de propinquis meis aut quislibet homo qui te inquietauerit, inferam 
uel inferat tibi aut partique tue ipsa vinea dupla. Facta carta uendicionis 
in mense Februario tercio décimo regnante domno nostro Lodeuico impera- 
tore. Signum Aldernas qui hanc carta uendicionis firmaui et testes de pre- 
sente rogaui. Raco. ^-^^ Endisculi. (Cartulario de Alaón, fol. 10 v.) 

i\) Así dice el ms., en vez de seu. 

(2) Cartulario de Alaón, fol. 47 v. 

(3) Discurso histórico sobre el origen y succesion del Reyno Pirenaico, 
hasta Don Sancho el Mayor; págs. 5g y 60. 

(4) Viage literario á las Iglesias de España, tomo XVÍI. 



EL CONDE AZNAR Il5 



aragonés de igua! nombre, porque se oponen á ello razones cro- 
nológicas; aparte de lo cual, éste no ejerció mando alguno en 
-Ribagorza, ni en Pallas, sino en la Cerdaña, donde logró un be- 
neficio de Cario Magno (i); y el Aznar de los diplomas en cues- 
tión aparece como gobernando los países arriba mencionados. 
Es, por consiguiente, lo más acertado, no conceder autori- 
dad alguna á tales documentos, pues, aun suponiendo que co- 
rrespondan á comienzos del siglo x, en tiempo de Carlos el Sim- 
ple, no pudo entonces poseer Aznar los Condados de Pallas 
y Rib^gorza, gobernados á la sazón por Lope y su hermano 
D. Bernardo. 



DOCUMENTOS DEL CONDE AZNAR 
I 

Concesión de algunos privilegios é inmunidades al monasterio 
de Lab ai X por el Conde A¡(?iar. 

In nomine Dei Patris omnipotentis et in nomine Domini nostri 

-Jesu Christi. Asinarius divina gratia Comis et Marchio (2), signum. 

Justis fidelium nostrorum postulationibus quos pro suis necesibus 

(sic) sibi fieri exposcunt, aurem noslrae benignitatis accommodamus 

ac totius comitatui nostro pertinere non difidimus. Idcirco noverit 



(i) Las genealogías del Códice Medianense, fuente de autoridad incon- 
testable, después de referir cómo Aznar Galindo I fué desposeído del Con- 
dado aragonés por su yerno García Malo, auxiliado por Iñigo Arista, con cuya 
hija se había casado luego, y por los moros, dicen que «Perrexit igitur Asnari 
Galindones ad Franziam et proiecit se pedibus Carli Magni, et donavit illi 
populationem (^erutanie et Oriello, ubi et tumulatum iacet.» 

Menos aún se puede atribuir el diploma en cuestión al Conde Aznar, 
que murió en el año 836, como dicen los Anuales Beriiniani: Asenarius 
quoque citerioris Wasconie comes, qui ante aliquot annos a Pippino desci- 
verat, horribili morte interiit. El abad Trasoado lo fué del monasterio de 
.Labaix, á principios del siglo x, y esto confirma nuestra opinión acerca de 
los documentos otorgados por Aznar, cuyo estilo no suele verse en otros le- 
gítimos, y parece amañado: y así en la frase de jussio est donnní regís Re- 
cesvinli, se pone aquí: re^is nostri Caroii. 

(2) Le titre de marquis {tnarchio, marchisus) ne se rencontre guére dans 

les actes francais que dans les premiers lempsde la féodalilé (x»^ -xiie siécle) 

... Lescomtesde la marche d'Espagne, de Provence, de Flandre, de Nor- 

mandie, privent longtenips le lilrc de marquis, aussi souvent, si non plus» 

»que celuide comte. A. Giry, Manuel de Dipíomaligue, pág. 327. 



Il6 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

omnium virorum nostrorum fidelium scilicet ac futurorum indus- 
tria, quia deprecatus est nos vir venerabilis abba nomine Trasoadus 
ex monasterio qui vocatur Villanova atque Lavagius, qui est situs 
super fluvium Nocliaria (sic) ut ei adjutorium preberemus. Et idea 
propter remedium anime mee dono illi et servientibus Deo monachis- 
commanentibus monasterio supranominato, Foschoi, cum ipsa spe- 
lunca de ipsa valle, cum omni suo termino, tam in terris, quam in^ 
vineis, pratis et pascuis de Adranecto usque in strata qui vadit ad> 
Sancta Maria, et usque ad ipso rio cúrrente ante Sancto Stephano. 
Et ut ei taiem auctoritatem fieri juberemus, exinde per quas res vel' 
labor illorum qui intra Comitatu nostro vel loco superius nominato- 
hedificaverint vel augmcntaverint, ipse abba vel ipsa congregatio 
deinceps Deo propitio potuerint, salvas atque illesas possidere quean- 
tur (i). Ad cujus postulationem quia fidelis in ómnibus apparet no- 
bis, immo et pro mérito servitii sui, placite ac benigne suscepimus et 
ad efectum usque perduximus; ob quam causam placuit nobis et pla- 
cet. Ac quidquid excalidum (2) loci illius Boschoi extirpare aut con- 
dirigere ipse abba vel congregatio de ipso monasterio jam dicto la- 
borando potuerint, sic liberum arbitrium concedimiis elemosina 
senioris nostri ex nostro peragere. Quod si aliquis homo propter 
amorem et reverentiam Dei in eodem locum venerabilem, habitum 
monasticum tenere voluerit, et quidquid obmittere, liberam habeat. 
potestatem hoc peragendum. Sed propterea omnino jubemus ac ex- 
presso injungimus ut nullo ex fidelium nostrorum nec vicecomes 
noster, nec vicarius, nec centenarius, nec aliquis ex junioribus eorum, 
vel loci commanentes in eodem loco supranominato, a nobis elemo- 
sina nostra concessum, inquietare ausus sit, nec terminata causa 
illorum vel hedificata disipare, vel dimutare presumat. Et si quis post 
nos hoc presumserit faceré, aut istam auctoritatem disrumpere, a li- 
minibus sanctorum extraneus fiat, et faciat secundum precepta le- 
gum. Pacta hanc auctoritate tertio kal. Junii anno... (3) regnante Ka- 
rolo rege. Signum Asinario comité qui hanc autoritatem fecit. Cen- 
tullus cancellarius qui hanc autoritatem scripsit et subscripsit die et 
anno quo supra (4). 



(i) Kn el impreso: quantur, por queantur, según dice el Cartulario. 

(2) Lscualidum, yermo, de donde se deriva el verbo escaliar, usado en 
Aragón, y que significa, según Borao {Diccionario de poces aragonesas),. 
cultivar ó poner en cultivo tierra que había sido abandonada. 

(3) Falla la indicación del año. 

(4) Cartulario de Labaix, fol. 25. ignórase el paradero de este Cartula- 
riOy del que hay una copia, hecha en el siglo xviif, en la Biblioteca de la 
Academia de la Historia, Colección de .Abad y Lasierra, tomo VI. 

El documento quearribi copiamos fué publicado por Traggia en la 
obra antes citada, págs. 67 y 5S. 



DOCUMENTOS DEL CONDE AZNAR I I7 



V 



II 

.Donación de Santa María del Cajigar al monasterio de LabaiXy 
por el Conde A^nar. Sin fecha. 

In nomine Dei Pairis omnipotentis, et in nomine Jesu Christi 
fideliüm divina gratia comes Asnerius, gemma fidelium nostrorum 
postulationibus, quas pro suis necessitatibus sibi fieri expetunt, hoc 
•quod juste et rationabiliter exposcunt, aurem benignitatis nostre 
accommodamus, ac totius Comitatui nostro pertinere non difici- 
mus (sic) Idcirco noverit omnium nostrorum fidelium presentium 
scilicet et futurorum industria, quia deprecatus est nos vir venera- 
bilis Trasoadus ex monasterio quod vocitatur Villanova, quod est 
situm super fluvium Nogaria, ut ei faceremus scripturam ad abba- 
tem nominatum de Sancta Maria de Eschexigar in Ribagorza (i) 
cum ómnibus finibus suis; quia fideles nobis sunt, imo et pro mé- 
rito servicii sui placide ac benigne suscepimus, et ob hanc causam 
placuit nobis et placet, ut id quod squalidum locum fiscum sic ex- 
tirpare aut condirigere ipse abba vel illa congregatio vel alii qui 
adveniendi sunt, potuerint, liberum arbitrium concedimus propter 
animas nostras; et illi supranominati possideant usque in finem se- 
culi sicut jussio est domini regis nostri Caroli ex lege Gotorum ma- 
gister usque ad nos; et ex tempore illo usque in finem decrevimus; 
ut si ego Asnerius uel posteritas mea, tam filius, quam ex propin- 
quis meis, sive comes atque prepositus, sive garlingus {sic) atque 
itiufadus, sive aliquis homo qui istam cartam irrumpere voluerit 
vel inquietare presumserit, in primis iram Dei Patris omnipotentis 
et Filii ejus incurrat, et a liminibus sanctorum extraneus eficiatur, 
et cum Juda Scharioti partem accipiat, et non hereditet cum san- 
ctis ñeque electis Dei in sécula seculorum. Amen. Et apponat super 
illos Deus plagas scriptas in libro Apocalipsis Johannis. Amen. Et 
qui inquietare voluerit in duplo componat; et in antea ista carta 
[disrumpere] non permitatur, sed plenam habeat firmitatem. Pacta 
carta eleemosinaria in mense Augusti ii Kal. Septembris luna decima 
tertia... (2). Longobardus (chanjcellerarius hanc cartam scripsit (3). 



(i) En el Cartulario faltan las palabras: in Ribagor;{a, y en \ez de 
Eschexigar, se lee: Chexigare. 

(2) Cifra que corresponde á la Epacta 20, que coincide con la délos 
años 808 y 827. 

(3) Cartulario de Labaix, fol. 3b. Publicó este documento Traggia en 
su Discurso histórico sobre el origen y succesión del Rey no Pirenaico hasta 
■Don Sancho el Mayor, págs. 58 y 59. 



U8 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



IIÍ 



Donación de la villa de flelarun al monasterio de Labatx, 
por el mismo Conde. Sin fecha. 

Carta de Elaruni quam dedit Asnarius Comes. 

Yn nomine Dei Patris Omnipotentis et in nomine Domini nostri 
Jesu Christi. Asinarius divina gracia Comes et Marchio signum. lus- 
lis fidelium nostrorum postulacionibus quos pro suis necessi[tati]bus 
sibi fieri expetunt hoc quod iuste et racionabiliter exposcunt, aurem 
nostrae benignitatis acomodamus ac tocius Comitatui nostro perti- 
nere non diffídimus. Ycirco noverit omnium virorum nostrorum 
fidelium scilicct et futurorum industria, qui deprecatus est nos vir 
venerabilis Abba nomine Trasoadus ex monasterio que vocitatur 
Villanova, qui est situs super fluvium Nocaria, ut ei adiutorium pre- 
beremus, et ideo propter remedium anime mee donotivi et servien- 
tes Deo monachis comanentibus Monasterio supra nominato infra 
valle de Anabarri qui est secus flumen qui vocatur Hesera, villa' 
vocata Helaruni (i) cumomni suo termino, et ut ei talem auctorita- 
tem íieri iubemus exinde per quas res vel labor illorum que infra Co- 
mitatui nostro vel loco superius nominato edificaberint vel augmen- 
taverint ipseAbbaiam superius nominatus vel ipsa congregado, dein- 
ceps Deo propicio potuerint salvas atque inlesas posidere queantur. 
Ad cuius postulacionem quia fidelis in ómnibus nobio apparet, immo 
et per mérito servicii sui, placite ac benigne suscepimus, et ad effec- 
tum vsque perduximus. Ob quam causam placuit nobis et placet ut 
quicquid escalidum loci illi extirpare aut condirigere ipse Abba aut 
ipsa Congregatio laborando potuerint, liberum arbitrium concedi- 
mus elemosina senioris nostri et nostre peragere, et si aliquis homo 



(i) Sospechamos que la villa de Helarun corresponde á la aldea de El 
Run, cerca dei río Ksera. 

El nombre de este rio suele escribirse sin acento en la primera silaba: 
Esera, lo mismo que Isabena, por Isábena; los de Ribagorza le llaman- 
Esera, como testifica D. Vicente Bardaxi en un estudio histórico y arqueoló- 
gico de Graus: «En el país le llaman lesera {es y será), y dice la tradición 
que recibió este nombre por no habers^agotado su caudal en las prolonga- 
das sequías.» Aragón histórico, pintoresco y monumental. Zaragoza, 1889. 
Pág. 220. 



DOCUMENTOS DEL CONDE AZNAR I I9 

propter amorem et reberenciam Dei in eodem locum veneravilem ha- 
bitum monasticum tenere voluerit et quicquid ibidem obmittere, li- 
beram habeat potestatem hoc peragendum. Set propterea omnino iu- 
bemus atque expresso iniungimus ut nullus ex fidelium nostrorum 
neo vicecomes noster, neo vicarius, nec centenarius, neo aliquis ex 
iunioribus eorum vel loci conmanentes in eodem loco supra nomi- 
nato a nobis elemosine nostre concessum inquietare ausus sit, nec 
terminata causa illorum vel edificata dissipare vel dimutare pre- 
sumat. 

>^ Asinarius Comes qui hanc auctoritatem feci. 

*^ Argibardo Cancellarius qui hanc auctoritatem scripsi \^- sub 
die et anno quo supra (i). 



(i) Cartulario de Labaix, fol. 28. De esta donación publicó un peque- 
ño fragmento D. Joaquín Traggia en su Discurso histórico sobre el origen 
y succesion del Rey no Pirenaico hasta Don Sancho el Mayor, pág. 58. 



CAPITULO X 



EL CONDE GALINDO. — BERNARDO, CONDE DE TOLOSA. — ATON, Y 
ELDEFREDD E 
Y RIBAGORZA. 



ELDEFREDD EL DIÁCONO. — RAIMUNDO I, CONDE DE PALLAS 



Para comprender bien la razón de ser y el carácter de los 
diplomas que ya hemos visto de Bigo y de Berenguer, y los que 
veremos de Galindo y de Bernardo de Tolosa, conviene tener 
presente que, desde Cario Magno, las regiones extensas gober- 
nadas por un Dux, Comes ó Marchio se subdividian en peque- 
ños condados (i) que correspondían con frecuencia á la civitas 
romana tal como se conservó en los Estados bárbaros, y, aca- 
so, en España, á recuerdos de la administración goda. Estos 
Condes inferiores dependían, como todos, inmediata y directa- 
mente del Rey, pero también del magnate á quien estaba enco- 
mendada una de tales provincias, que realmente solían ser una 
supervivencia de antiguas nacionalidades cuyo espíritu se con- 
servaba á través de los siglos (2): y así, por ejemplo, la Aqui- 
tania, había sido la Galia céltica de Julio César, después inten- 
samente latinizada; al morir Clodoveo, el reino de su hijo Clo- 
domiro, salvo las ciudades que poseyó Teodorico de Austrasia; 



(i) He aquí algunos ejemplos de la Marca Hispánica: Precepto de Lu- 
dovico Pío, año 822: vir illusier Rampo Comes nostram adiit Serenitatem... 
poslulans idem Rampo clemenliam nostram (España Sagrada, tomo XLIII, 
pág. 367); otro, de Carlos el Calvo, año 844: per intercessionem Gauzelmi 
marchionis. (Monsalvatje, Colección diplomática del Condado de Besalú, 
tomo I, pág. io3.) 

Í2) Ks lástima que Fustel de Coulanges no estudiase más despacio el 
hecho que mencionamos, y que se limitase á decir: «Venait cnsuite une au- 
tre división en regions qu'on peut appeler nationales. En Gaule on distin- 
guait la France proprement dite, TAquiíaine, la Burgondie, la Seplimanie 
ou Golhie et la Provence... L'Aquitaine était partagée en comtés commc la 



122 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOBZA 

luego el de Cariberto; campo de luchas entre Pipino el Breve 
y Waifaro, y de sus hijos con Hunaldo; reino creado por Cario 
Magno para su hijo Ludovico; motivo de guerras entre Carlos 
el Calvo y Pipino, y más adelante, la región del Oc, mal ave- 
nida con sus vecinos del Norte, con los Francos. Regiones tan 
extensas é iníluídas por un vivo sentimiento nacionalista, á se- 
mejanza de un reino se subdividían en pequeños Condados; y 
esto explica el que en Ribagorza y Pallas, dependientes de la 
Aquitania, haya privilegios dados por Condes locales, como 
Bigo y Galindo, y de Condes ó Duques de Tolosa, como Beren- 
guer y Bernardo. 

, Tales razones justifican la existencia de un diploma á tavor 
del monasterio de Alaón, otorgado por el Conde Galindo en 
tiempo de Ludovico Pío, confirmando al abad Asaldo la pose- 
sión de cuanto había adquirido su antecesor Teodoredo, y la 
de todos los yermos qué roturasen los monjes. La época de 
este documento nos parece fácil de averiguar, pues el califica- 
tivo de antecessor que se da á Teodoredo con relación al abad 
Asaldo, ha de entenderse, no en el sentido general y remoto, 
sino de un modo estricto, es decir, del que inmediatamente le 
había precedido en el gobierno de aquella comunidad; y como- 
quiera que, según ya hemos visto, el abad Teodoredo vivía 
por los años de 826, puede fijarse la época de Asaldo, y, por 
tanto, la fecha del diploma, en el decenio de 83o á 840. Y en 
cuanto al Conde Galindo, por quien fué otorgado, creemos 
que no hay motivos para identificarlo con el Galindo, Conde 
de la Cerdaña que, según el Ajbar Machmúa vivió por los. 
años de 778, cuando la rota de Roncesvalles; pero tal vez fuese 
el Galindo Belacostenes, cuyo hijo García estuvo casado con 
Matrona,- hija de Aznar Galindo I, de Aragón, y luego con 
una hija de Iñigo Arista; sin que sea dificultad el que Aznar, 
desposeído de su Condadopor García el Malo, recibiese algunas 
villas (populaiionem) en Cerdaña, gobernada á la sazón por 
Galindo, pues no consta que en las bárbaras contiendas referí- 



France proprcment díte.» (Les transformations de la Royauté pendant 
rí'poque Carolitigienne, págs. 414 y 416.) 

En la Histoire de Languedoc, tomo II, pág. 269, se dice que la Marca de 
Tolosa, en tiempo de Cario Magno, y antes de ser conquistada la Marca 
Hispánica, limitaba con los gascones, rendus tributaires, mais non encoré 
SGumis, y estaba dividida en ocho Condados. 



EL CONDE GALINDO 123 



das lacónicamente por el Códice Medianense (i) interviniera el 
padre de García, quien, después de todo, no podía menos de 
conformarse con la voluntad del Emperador. 

Y comoquiera que la concisión y la claridad sean Fccomen- 
dables en todo linaje de estudios, y no menos en los históricos, 
resumiremos las conclusiones que, á nuestro juicio, se deducen 
de lo que hemos dicho y de los diplomas analizados: 

I / Todas las regiones poseídas por los Francos en España 
dependieron, al comienzo, del Ducado de Tolosa. 

2.'^ Este se subdividía en pequeños condados que le esta- 
ban subordinados. 

3.^ Cuando fueron separadas la Gotia, ó sea la Galia Nar- 
bonense, y la Marca hispánica, de la Aquitania (2), la Cerdaña, 
Urgel, Pallas, Ribagorza, y quizá Sobrarbe, quedaron unidas al 
Ducado de Tolosa. 

4.'^ Por esta razón vemos hasta los años de 876, fecha en 
que Pallas y Ribagorza constituyen un feudo autónomo, po- 
seído por D. Raimundo, hijo de Bernardo de Tolosa, que hay 
unos documentos otorgados por los Condes ó Duques de esta 
ciudad, y otros por Condes menores, de los que, algunos, es 
probable que residieran en la Cerdaña, de tal modo que Pallas 
y Ribagorza estuvieron agregados algún tiempo, en la primera 
mitad del siglo ix, á la Cerdaña, cuya capital fué Llivia, ó la 
Tour de Roussillón. 

5.^ Creemos falsos los documentos concedidos por Frédolo 
y Aznar; pero esto no prueba que tales Condes, acaso de la 
Cerdaña, no hayan existido. 

PRECEPTUM GALINDO COMITÉ 

In Dei nomine, Galindo, Deo fauente chomis. Nctum sit ómni- 
bus fidelibus nostris qualiter petilt industrie nostre abba Asaldus, 



(i) Ista Matrona fuit uxor Garsie Malo, filiam GaUndi Belacostenes et 
domne Fakilo, et quare in uilla que dicitur Bellosta inluserunt eum in 
orreo, in die Sancti íohannis, occidit Centolle Asnari, et dimisit sua filia, et 
accepit alia uxor filia de Knneco Aresta, et pepigit fedus cum illo et cum 
mauros, et eiecitque eum de comitato. Perrexit igitur Asnari Galindonesad 
Franziam, et proiexit se pedibus Carli Magni, et donauit illi populationem 
Cerratania et Oriello, ubi tumulatum iacet. 

(2) La Histoire de Langucdoc, tomo II, pág. 297, dice que esto sucedió 
en el año 817. 



124 NOTICIAS Y DDCUMENTUS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

in pago Orriiense (i) monasterium chuius uocabulum est Alahone, 
ubi uaselica fundata esse dinoscitur in honore Sánete Marie et Sancti 
Petri, sen celeras ecclesias qui ad ípsum pertinent monasterium quic- 
quid Teoderedus abba eius antecessor habuit, uel quicquid de he- 
remo restaurare potuerint, in ómnibus liceat eis quieto ordine ha- 
bere uel possidere et sub nostra tuitione consistere, ita ut nullus 
eum uel suos monachos, ncc homines suos contangere uel inquie- 
tare presumat, sed ipso abate Asaldo Alahone monasterium consis- 
tentem liceat ei uel suos monachos pro domno nostro Imperatore 
prolisque eius uel pro me Domini misericordia exorare. Propterea 
nobis placuit ut manu propria subter firmaremus ut a fidelibus no- 
stris uerius credatur et firmior abeatur. Et quicquid ad ipsum mo- 
nasterium pertinet, tam terris quam uineis, licenciam habeat ipse 
aba Asaldus perquirendi uel possidendi. Eles in Dei nomine presbi- 
ter, jussus scripsi. Signum ►!« Galindo Comiti (2). 



II 

No muy difícil es resolver qué grado de confianza merece 
cierto diploma otorgado por un Bernardo, que se titula Con- 
de, Marqués y Duque, á favor del monasterio de Alaón, en el 
año 32 de Karolo, gloriosissimo rege, ó sea, de Carlos el Cal- 
vo, en cuyo tiempo vivió el abad Frugelo, como se ve en el 
Cartulario de Alaón, donde otorga varias escrituras desde el 
año 85g al de 875. El monje Porcano, que figura en ellas, y que 
fué prepósito del monasterio, vivió también en aquella época. 

La primera cuestión que debemos estudiar al hacer el aná- 
lisis de este documento, cuya autenticidad resulta muy proba- 
ble, es la identificación del Conde Bernardo. Con este nombre 
figuran durante el reinado de Carlos el Calvo varios magnates, 
como un hijo del infortunado Conde de Barcelona á quien 
mandó ajusticiar aquel Monarca en el año 844, privado de sus 
honores en 864, p'orque intentó, según unos, matar al Rey, y al 
decir de otros, á dos nobles llamados Roberto y Ramnulfo (3). 



í'j Orril, pueblo situado á la izquierda del Noguerra Ribagorzano, 
■en la provincia de Lérida. 

(2) Cartulario de Alaón, fol. 65 v. 

(3) Bernardus, Bcrnardi quondam lyranni carne et moribus filius, li- 
ceniia regis accepta de eodem plácito quasi ad honores suos perrecturus, 
super noctem armata manum regreditur, et in silva seoccuiens, utquidam 

-dicebaní, regem, qui palrem suum Francorum indicio occidi iusserat, et, ut 



BERNARDO DE TOLOSA 125 



Bernardo Plantapilosa fué Conde de iMácon (i), y Bernardo, 
hijo de Bernardo, Conde de Le Mans, rigió la Gotia, nombre 
dado á la Septimania en memoria de sus antiguos dueños. 

Otro Bernardo, hijo de Raimundo, gobernó como éste el 
Condado de Tolosa (2), del que dependieron en la mayor parte 
del siglo IX los de Pallas y Urgel, nunca agregados á la Marca 
Hispánica; además, le concedió Carlos el Calvo en el año 872 
el Condado de Redez y Carcasona (3). De todos estos Bernar- 
dos, el único á quien fundadamente se puede atribuir el privi- 
legio que examinamos es al Conde de Tolosa, que llevó tam- 
bién el título de Marqués (4), pues nada tan absurdo como 

quídam dicebant, Rodbertum et Ramnulfum, regís fideles, malitiís occídere 
locum et horam expectat. Quod regí innotuit; et mittens quí eum caperent 
et ad presentiam illius adducerent fuga síbí consuluit. Unde iudicio suorum 
fidelium honores quos eí dederat rex recepít et Rotberto, fideli suo, dona- 
vit. Anuales Bertiniani. Ad. an. 864, pág. 72. Edición de los Scriptores re- 
rum Germanicarum. — Hannoverae, :883. 

Todas las citas que haremos de dichos Anuales corresponden á esta 
edición. 

(1) eiectis de castro Matíscano Bosonis hominibus, ipsum castellum 
ceperunt et cum comitatu Bernardo cognomento Planto-pilosa dederunt. 
(Op. cit., ad an. 880, pág. i5i.) 

(2) Sed in eodem plácito [Pistensi] rex markiones, Bernardum scílicet 
Tolosae et iterum Bernardum Gothiae, ítemque Bernardum alium susce- 
pit. (Aúnales Bertiuiaui, ad. an. 868, pág. 96.) 

(3) Bernardo autem Tolosae comiti post praestíta sacramenta Carcaso- 
nem et Rhedas concedens, ad Tolosam remísít.(Op.cit.,ad.an.872,pág. 1 19.) 

Que Raimundo, padre de este Bernardo, fué Conde de Tolosa, lo afirman 
dichos Anales, año 863, cuando refieren que Hunfrído se apoderó de dicha 
ciudad sin consentimiento de Carlos el Calvo: 

Hunfridus Gothiae marchio sine conscientia Karoli regis, factione sólito 
more Tolosanorum, qui comitibus suis eandem civitatem supplantare sunt 
soliti, Tolosam Reimundo subripit et sibi usurpat. 

En los textos citados vemos que los títulos de Marqués y de Conde eran 
dados á los que regían provincias más ó menos fronterizas. 

El Bernardo, Conde de la Gotia, fué destituido en el año 878 por Luis el 
Tartamudo: 

Hlodovvicus rex, invitatus a Bosone, ad domum illius perrexit cum qui- 
busdam primoribus consiliariís suis; et pasius ac honoratus ab illo, sed et 
ab uxore ipsius, desponsavit filiam Bosonis Karlomanno filio suo, et cum 
consilío ípsorum consiliariorum suorum dispertitus est honores Bernardi 
Gothiae markionis per Theodoricum camerarium et Bernardum comiiem 
Arvenicum. (Op. cit., ad. an. 878, pág. 144.) 

(4) Según escribe Flodoardo, el Conde Bernardo era pariente del Arzo- 
bispo Hincmaro, de Reims, pues dice que éste: Scripsit Bernardo Comiti 



12(3 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

pensar que aquél fuese dado por el Conde de Le Mans, el de la 
Auvernia, el de Mácon ó el de la misma Gotia, países más ó 
menos alejados de Ribagorza y de Pallas, con los que jamás 
estuvieron relacionados por lo que atañe al gobierno regional. 
Ignórase con certeza de qué familia era el Conde D. Rai- 
mundo, acaso emparentado con San Guillermo de Tolosa y, 
por consiguiente, con los Carolingios, pues es de notar que la 
mayor parte de los Condes del Sur de Francia y de la Marca 
Hispánica estaban unidos por lazos de la sangre con la dinas- 
tía reinante (i); San Guillermo fué pariente de Cario Magno, 
como lo asegura Eginardo en sus Anales; Bernardo, Conde 
de Barcelona, fué hijo de San Guillermo y padre de Bernardo, 
Conde de la Auvernia; varios Condados de la Marca Hispá- 
nica (2), incluso el de Barcelona, fueron luego poseídos por des- 
cendientes de Teodorico, padre de San Guillermo, por lo que 



Tolosano, propinquo suo, pro rebus ecclesiae Remensis in Aquitania con- 
jacentibus. (Historia Ecclesiae Rernensis, lib. I, cap. XXVI.) 

De su madre la Condesa Berteiz sabemos que fué hija de un noble lla- 
mado Remigio, y de Arsinda, nombre que llevó luego la mujer de Raimun- 
do II de Ribagorza. 

Raimundo, padre de Bernardo, fué hermano de Frédelo, Conde de Tolo- 
sa, y había ya fallecido en el año 86[, como consta de una donación fechada 
en este año: 

Ego Roilandus videns hunc locum aptum et a viris religiosis veneran- 
dum, cogitans intra me, volui ipsum locum conslruere sanctum pro reme- 
dio animae Raymundi seniori meo, qui me in sacro fonte sibi in filium spi- 
riiualem conjunxit. (Donación á la Abadía de Vabre, año 861 . Hist. de Lan- 
guedoc, tomo lí, preuves, col. 32i.) 

Ego in Dei nomen Berteiz comiiissa, et filius meus Bernardus comes et 
marchio Tolosensis... Imprimís pro remedium animae jamdicti Raymundi 
et nostrarum animarum mercede cedimus villa Calmilias. (Donación al 
Monasterio de Vabre, año 865. Ob. cit., col. 33^.) 

La Condesa Berteiz vivía aún en el año 883, como se ve por una dona- 
ción á dicha Abadía: pro animae geniloris mei Remigii, ac genitricis meae 
Arsinda, necne el pro jugale meo Raimundo et filio meo Bernardo, qui fue- 
runt quondam, seu et filio meo Odone et Benedicto. (Ob. cit,, col. 405.) 

Que Bernardo había ya fallecido el 874 se ve en una donación de Ricardo 
á la Abadía de Vabre. fOb. cit., col. 376. j 

(i) Es poco firme la genealogía que de la familia de San Guillermo hay 
en la Histoire de Languedoc, tomo II, pág. 1 1 1. 

(2) La Gotia y la Marca Hispánica, que antes formaban un solo Con- 
dado, fueron separadas en el año 865 por Carlos el Calvo. 



BERNARDO DE TOLOSA 1 27 



resulta muy probable el parentesco de éste con Bernardo, 
Conde de Tolosa (i). 

El privilegio del Conde Bernardo á favor del monasterio 
de Alaón es una de las immunitates que dieron al traste con 
-el gobierno centralista y absoluto de los primeros Carolingios, 
y echaron, con la sucesión hereditaria de los beneficios, los ci- 
mientos del régimen feudal. Concedidas al principio solamente 
por los reyes, como urta gracia especial á personas ó corpora- 
ciones determinadas, fueron también dadas por algunos magna- 
tes, aunque abusando de sus atribuciones, luego que se debilitó 
el Poder monárquico desde el irresoluto Carlos el Calvo. Tres 
eran las mercedes generalmente contenidas en las inmunida- 
des: la administración de justicia en determinado territorio, de 
tal modo, que no pudiesen entrar los jueces Reales á substan- 
ciar pleitos (ad audiendas causas) ni á sentenciarlos; no tener 
obligación los procesados por cualquier delito, de presentar 
fiadores (Jidejussores); no satisfacer los vecinos algunos im- 
puestos muy odiados, como la freda y las paratas ó man- 
sionaticum. Así fué naciendo aquella autonomía local, que 
acaso representó un mal menor en una sociedad bárbara, don- 
de el Estado, sin la cultura del antiguo romano, habría ani- 
quilado las iniciativas individuales, que no sabía ni podía en- 
cauzar. 

Bien estudiado el privilegio concedido por el Conde Ber- 
nardo al monasterio de Alaón, no hay motivo para conside- 
rarlo apócrifo, pues las inmunidades en él concedidas eran co- 
rrientes en aquella época, y en todo iguales á las contenidas en 
otros que no parecen falsos: exención de pagar derechos de al- 
bergue; facultad ilimitada de adquirir bienes; garantías contra 
Jos vicarios y otros funcionarios públicos, y concesión de pas- 
tos para los ganados del monasterio en ios dominios del Conde 
Bernardo, única merced que puede parecer algo sospechosa, 
por lo demasiado amplia que resulta. 



(i) Las familias nobles procuraban conservar los mismos nombres, de 
tal manera, que suelen ser un indicio genealógico, y nótese que los tres 
primeros Condes de Ribagorza se llamaron Raimundo y Bernardo, en re- 
x:uerdo, probablemente, de sus antepasados los de Tolosa. 

Kste hecho fué notado en la Histoire de Langucdoc, tomo II, pág. 21 5; 
.11 est aisé de remarquer que, sous la seconde race et bien avant dans la troi- 
sieme, les noms se perpctuoient dans les familles. 



128 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Confirma nuestra opinión de que la cláusula referente á 
los pastos es intercalada, el hecho de haber en el Cartulario 
de Alaón un privilegio de Carlos el Calvo, cuyo contenido es 
idéntico al del Conde Bernardo; manda que se respeten las po- 
sesiones del monasterio; prohibe que se exijan á éste mansionesj, 
fredas, para f redas y paratas, como también privarle de sus 
colonos y siervos; pero no incluye el derecho mencionado. Re- 
sultando lo más lógico quQ Q.\ praeceptum de Carlos e/ Calvo 
debió de ser una confirmación del expedido por D. Bernardo, 
en cuya donación se intercaló después la cláusula de que he- 
mos hablado. 

Debemos, por consiguiente, mientras no haya pruebas en 
contra, juzgar que se trata de un diploma auténtico, pero con 
la salvedad hecha, y otorgado por el Conde de Tolosa, cuya- 
jurisdicción se extendía á los territorios de Pallas y Ribagorza, 
autónomos luego bajo el gobierno de Raimundo I. 

Si fuese auténtico un diploma dado por D. Raimundo, Mar^" 
qués y Conde de Tolosa, de Anau, de Pallas y de Ribagor- 
¡{a (i), quien fue, según todo hace creer, el padre de D. Bernar- 



(i) In Üei eterni nomine. Ego Raimundus, Tolosanensis, Anaviensis,. 
Paliarensis, et Ripacurcensis divina gratia comes et marchio, donator sum. 
Domino Deo et beato Vincentio martiris Chrisii..., quorum altaria hedifica- 
la sunt in Paliarensi territorio, supra amne Nochariae, in loco quae Gerris,. 
per hanc scripturam... concedimus pro Dei iionore... monasterium almi 
martiris Christi, Genesii, quod est situm in valle Beliaria, cum ómnibus 
terminis... ítem, praefixo caenobio Gerrensis concedo totas illas ecclesias 
quae sunt fundatae .. de Sancta Deograta, seu de flumine Borsia, usque in 
Sancto Quirico, vel in omni pago Cortetano usque in Nocharia, et de Male- 
zas usque in scrra de Guasti, cum illarum villis, seu villiariunculis suis, 
cum decimis, primiciis, oblacionibus, et cimiteriis, cum omni censu el ser- 
vitio ab integrum, et de omnes plácitos de cortes, et de ¡psos lexivos, et de 
ipsos tolneos [teloneos] ipsam medietatem sit de iam dicto monasterio, et 
ipsum mercatum sit omni tempore ubicumque voluerit ipse abbas de preno- 
minato caenobio; et in omni térra mea ubicumque voluerint homines ip- 
sius monasierii mercatarc, abeant licentiam, et non dent ad nullum homi- 
nem lolneum, nisi ad abbatem Geriensem. Reddo ilerum et dono praeli- 
bato monasterio Gerrensi, cum praecepto et assensu episcopi mei iam dicto, 
omnes ecclesias quae sunt hedificatae, vel quae deincebsconstruendae sunt, 
de amne Nochariae, et vado antico, quod est supra castro Erbolone, et de 
Pentina, et de Molleto, et in super Gerre, et de Taovis, usque in Guardia, 
et illas ecclesias de Sancto Vincentio de Echa, et de Montagnonio usque in 
Bovo mortuo... Dono eiiam eidem caenobio Gerrensi omnes francliezas 
quae sunt in omni pago Cortetano, vei quas deincebs invenire potuerint. Et 



BERNARDO DE TOLOSA ' 1 29 



do, resultaría probado, no sólo con presunciones bastante lógi- 
cas, mas con evidencia, que la jurisdicción de aquél se había ex- 
tendido á Pallas y Ribagorza. Pero tal privilegio, del que sólo 
existe, en la catedral de Urgel, una copia en letra del siglo xii, 
es algo sospechoso; ya contemos los años de su calendación 
(auno XXVI imperante Karolo imper atore, et augusto) desde 
el año 768, en que Cario Magno sucedió á su padre Pipino, ó 
desde el 771 , en que empezó á reinar solo, por muerte de su her- 
mano Garlomán, resultará que en 798 ó 796 es llamado Em- 
perador, no habiéndolo sido hasta Diciembre del 800; agregúese 
que antes de esta fecha no calendó sus documentos con la 
Indicción, y que en 793 ó en 796 era obispo de Urgel, si bien 
excomulgado, el célebre heterodoxo Félix, mientras en la do- 
nación que examinamos se dice que lo eran dos, nada menos: 
Raudulfo y Wisado. El mismo D. Jaime Villanueva (i) no de- 
cide la cuestión, si bien se inclina á dar por bueno el diploma. 
Para salvar la autenticidad de este diploma sería forzoso admi- 
tir que en la fecha del reinado de Cario Magno omitió el copista 
una X, y el número de la Indicción, que en el año 908 es XI, y 
en el 906, XIV, lo transcribió por XV, equivocación muy fácil 
de cometer; debiendo, por tanto, ser colocado, no en los años 
792 ó 796, como creyó Villanueva, sino en los de 8o3 ú 806, 
según se empiecen á contar los años que reinó Cario Magno^ 
Pero aquí sale al encuentro una dificultad insuperable: en los 
años 8o3 y 806 no fué Duque de Tolosa D. Raimundo, quien 
no gobernó esta ciudad y su territorio hasta los años 852 á 
864 (2). De cuyas razones deducimos que se trata de un docu- 
mento falso, y al que no debe darse crédito alguno. 



in super Gerre, totas ipsas villas et franchezas... Facta haec carta donacionis 
Indicione XV, anno XXVÍ imperante Karoio Imperatore et augusto. Sig >^, 
num Raimundi incliti comitis, qui hanc cartam donacionis seu concessionis 
iam dicto caenobio feci, roboravi, et roborando eam fidelibus nostris iussi, et 
anulo nostro subter iussimus sigillari. Sig v^ num Mauricius vices comes... 
Raudulfus episcopus me subscribo... Wisadus Urgellensis episcopus con- 
firmo. (Viage literario de D. Jaime Villanueva, tomo X, págs. 221 á 225.) 
.(1) Obr. cit., págs. 32 á 40. Dice que es del año 792 ó del 796. 
(2) Los Condes ó Duques de Tolosa, desde fines del siglo vi, i, fueron: 
San Guillermo, desde 790 á 806.— Berenguer, pariente de Ludovico Pío.— 
Warin, nombrado por Carlos el Calvo en 840, por su enemistad con Bernar- 
do.— Hunfrido, de la familia de Cario Magno. (Anuales Bertiniani, ad an. 
864.)— Bernardo, hijo de San Guillermo, partidario de Pipino.— Guillermo lí^ 

9 



3o NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



Exe?icio}ies concedidas al inonasterio de Alaón por el Conde 
Bernardo^ de Tolosa. 

Año 872, 17 de Agosto. 

In nomine sanctae et individuae Trinitatis. Bernardus gratia Dei 
Comes, Dux et Marchio. Notescimus ómnibus fidelibus nostris pre- 
sentium scilicet et futurorum qualiter adiens Frugellus venerabilis 
Abba, mansuetudinem nostram deprecatus est ut ex monasterio sibi 
commisso in pago Palliarense, valle Urritense, cujus vocabulum est 
Alagone, et fundata ecclesia in honore sanctae Mariae vel sancti 
Petri, seQ cum eclesiolas vel térras, celias vel loca et beneficia ad 
eundem monasterium pertinentia, et monachis sibi subjectis tam 
pro auctoritaie gloriosissimi senioris nostri Caroli regis, cum ista car- 
ta firmaremus, sicuti et fecimus. Quapropter omnium fidelium nos- 
trorum cognoscat sollcrtia quod nos eidem venerabili Frugello 
abbati, successoribusque ejus concessimus ut nullus comes vel judex, 
aut exactor, aut vicarius, vel nullus ex fidelibus nostris tam et pre- 
sentibus quam et futuris, infra eodem monasterio vel eorum celias, 
aut beneficia, vel appendicia non ad fidejussores tollendos, homines- 
que distringendos, aut freda vel paratas exigendas (i) vel parafreda 
tollere aut ullas redibitiones aut illicitas occasiones nostris futuris- 



hijo de Bernardo, nombrado por Pipino. — Frédolo, que lo fué por Carlos el 
Calvo y se llamó duque, marqués, conde y principe de Aquitania. De su 
hermano Raimundo procedieron los Condes de Tolosa, hasta el siglo xiii. 

(i) Loi freda era aquella parte que correspondía al Monarca y al Conde 
•en la compensación pecuniaria por algunos delitos. 

San Gregorio de Tours es de los primeros que hablan de \3i freda: Ad- 
firmavit rex quosdam ex his qui absoluti fueranl, ad se venisse atque com- 
posilionem fisco debitam, quam illi fretum vocant, a se fuisse reis indultam. 
{De virtutibus Sancti Martini, IV, 26.) 

Según la Lcx Saltea, el fredum consistía en los dos tercios de la compo- 
sición: Duas partes ille cujus causa est ad se revocet, tertiam partem ad se 
grafio fredum recolliget. La Lex Baiuwariorum fija en un noveno la parte 
que correspondía al juez. 

La obligación de mantener á los reyes y á los señores ó á sus represen- 
tantes, cuando viajaban, fué designada con los nombres ampárala, mansio, 
mansionaticum y conductio, de donde se derivó nuestra palabra conducho, y 
era de las cargas más odiadas, por los abusos á que daba lugar, no obstante 
que se procuró regular con tarifas especiales. Por tal motivo es uno de los 
tributos que desaparecen en las immunitales. 

Kn las fórmulas de Marculfo, lomo I, 'i,hay una, con las cifras en 



BERNARDO DE TOLOSA ' l3l 



que temporibus ingredi audeat; sed liceat memóralo abbati suisque 
-successoribus res ejusdem monasterii cum omni sibi pertinentia et 
cum alia quae ibidem quis augere voluerit, vel dictus abbas vel sui 
monachi adhuc habent ad conquirendum, omnia in quietudine quie- 
to ordine possidere. Postulavit etiam ídem venerabilis abbas ut 
cuneta pécora gregum suarum per cunetas colles et calmes sive pas- 
xuaria absque ullo homine blandiente pascant,quod ita et fecisse nos 
omnium fidelium nostrorum cognoscat solertia. Si quis autem hoc 
decretum nostrum cum audacia frangere ausus fuerit, juxta ceteras 
ímmunitates legem solvat, solidorum videlicet sexcentorum. Et ut 
haec carta in ómnibus optimam habeat firmitatem, manu nostra 
subter eam firmamus. Signum Bernardi Marchionis. Data xii Kal. 
.Augusti anno XXXII Karolo gloriosissimo rege feliciter. Amen (i). 



Precepto de Carlos el Calvo d favor del monasterio de Alaón. 

Sin fecha. 

In nomine sánete et individué Trinitatis. Karolus gratiaDei rex. 

'Si quid egimus pro obtentu servorum Dei, clementi largitate provi- 

dere studemus, regiamque consuetudinem exercemus. Idcirco cog- 

noverit omnium fidelium sánete Dei Ecclesie ac nostrorum presen- 

tium scilicet et futurorum industria, quia monasterium quod voca- 



bianco, donde se liabla del pan, vino, cerdos, corderos, faisanes, etc., que 
se habían de dar en cada caso. 

Ya Childeberto llí, en un privilegio al monasterio de Saint Maur, le dis- 
pensó de mansiones aut parala faciendum. (Publicado por Bordier en la Bi- 
bliothéque de V Ecole des Charles, 1849, P^g- ^9.) 

Iguales exenciones vemos en un privilegio de Carlos el Calvo al monas- 
terio de Vabre, año 863: nullus comes nec episcopus nec abbas aut ullus 
judiciaria potestate praedilus ad causas audiendas, ve( freda exigenda, aut 
mansiones vel paratas faciendas, aut fidejussores tollendos, nec homines 
istius monasterii lam ingenuos quamque servos... distringendos, nec ulias 
redibiliones aut illicitas occasiones perquirendas. (Hisl. de Languedoc, 
tomo II, preuves, col. 826.) 

(i) Marca Hispánica, sive limes Hispanicus, col. 796. 

Reimpreso en la Hisloire genérale de Languedoc, tomo I (París. lyBo), 
doc. XCVI. 

La redacción de este documento se conforma con algunos de inmunidad 
que hay en el Formulario de Marculfo (tomo I, núm. 3): statucntes ut 
ñeque júniores vestri nec nulla publica judiciaria potestas... ad audiendas 
altercaliones ingredi, aut freta de quaslibet causas exigere, vel fidejussores 
tollerc praesumatis. 



1 32 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

tur Alaone, in honore Sánete Marie genitricis Domini, cum abbate 
nomine Frugello, el monachis eiusdem loci militantibus Domino, 
presentibus et futuris, et ipsas cellulas que ibidem subjecte sunt, 
vel erunt, videlicet Sancti Andree cum ómnibus finibus suis et per- 
tinenciis suis, idest de Grado Licerti usque ad Angustum. Et alia 
celia Domnum sancti Romani, cum suis finibus et cum pertinenciis 
suis. Et alias ecclesias que ibi subiecte sunt, vel erunt, cum decimis- 
et primiciis et oblationibus et defunctionibus et possessionibus que 
ecclesia Alaonis hodie possidet, vel in antea adquisierit, et posse- 
derit in tolo regno nostro, non sit ausus quisquam ei tollere vel 
minuere, vel frangere, sed possideat firmum, franchum et ingenuum 
per cuneta sécula, nostra auctoritate et firmitate. Ego Karolus rex 
hoc preceptum fíeri iussimus et volumus, ut nullus chomes, nul- 
lus iudex, vel nullus quilibet fidelium nostrorum, vel aliqua per- 
sona... mundana ad predicta loca, vel agros, seu... reliquas posses- 
siones ad eadem loca pertinentes vel possidentes, ad causas audien- 
das, ad fred[a vel parafreda] exigenda, aut mansiones vel paratas 
faciendas, aut alias quaslibet redibiciones exigendas quolibet modo 
pars fisci ex alus locis solet exigere non presumat accederé vel ingre- 
dere ad homines tam ingenuos quam servos distringendos, vel 
quascumque indebitas inquietudines... gerendas, set liceat iam dictis 
servis Dei eorumque succesoribus presentibus et futuris, sub nostra 
sucessorumque nostrorum defensione atque tuicione sub regulari 
quiete degere ac profleque nostra seu] regni stabilitate, Domini mi- 
sericordiam implorare. Et si aliquis homo supra preceptum nos- 
trum intraverit aut d[isrrumper]it, ipsa mónita componat. Etquan- 
do quidem divina vocatione supradictus abbas et successores eius de 
hac luce migraverint, quandiu ipsi monachi inter se tales invenire 
potuerint qui eos sub regulam Sancti Benedicti regere videantur, per 
hanc nostram auctoritatem et consensum licentiam habeant ex 
ipsos eligendi abbates. Et [ut| auctoritas nostre immunitatis firma 
permaneat per témpora futura, atque ut pleniorem obti[neat firmi- 
tatem manu nostra] subter [fir]mavimus et annuli nostri impressione 
sigjnari jussimus] dum decrevimus. Signum ►-J^ Karolus gloriosissi- 
mi Regis. Dato in mense Septembrio, regnante Karulo. 

YONAM DIACHONUS *^ SCRIPSI (l). 



(i) Cartulario de Alaón, fol. i." Muchas palabras están borradas, y son 
por esto ilegibles. 

Fué publicado en los Discursos leídos ante la Real Academia de la His- 
toria en la recepción publica de IJ. Manuel Oliver y Hurtado el día 8 de 



EL CONDE ATÓN 1 33 



líl 

Otro de los Condes que figuran entre los antiguos de Riba- 
.gorza es Atón, mencionado en el falso Privilegio inventado por 
D. José Pellicer, y en un diploma de veracidad más que algo 
dudosa, pues hay sospechas de que el nombre de dicho Conde, 
no citado en las genealogías medianenses, sea una interpola- 
ción. 

En el documento mencionado se consigna un juicio de ami- 
.gables componedores; los monjes de Obarra piden que se les 
respete el derecho de pescar y de hacer molinos en el río Isa- 
bena, desde el puente de Calvera hasta el monasterio; Galindo 
y varios jueces oyen á dos testigos, quienes, conjuramento, de- 
claran en favor de los religiosos, y éstos alcanzan sentencia fa- 
vorable. 

Si el rey Carlos, en cuyo tiempo se otorgó este documento, 
fuera el Simple, la fecha correspondería al año 918, cuando 
gobernaban D. Bernardo y D.^ Toda el Condado de Ribagorza; 



Abril de j 866, págs. 1 25 y 1 26. Hemos puesto algunas palabras de las que 
están borradas en el original, tomándolas de documentos parecidos. 

Briz Martínez lo atribuyó erróneamente á Carlos el Simple: 

«En el mes de Setiembre del dicho año [90S] el rey Carlos de Francia, 
llamado el Simple (porque este reynaua por aquel tiempo) concedió el mo- 
nasterio de nuestra Señora de Alaon, á su abad Frugello y á los monges be- 
nitos de aquella casa un gran privilegio que oy se conserua en su archiuo. 
Por él, entre otras cosas, le haze donación de las celdas y casa de S. Ra- 
món y de S. Andrés, confrontando esta con ios mismos términos con que 
oy le goza á título de una buena quadra, llamada de S. Andrés, desde Cien 
Fuentes, como discurre el río Noguera, hasta el angosto ó estrecho por 
donde passa aquel río, obra admirable de naturaleza, que va á dar al pro- 
prio monasterio. Concede assimismo libre facultad para que sus monges 
benitos que allí residían, por muerte del dicho abad Frugello... puedan nom- 
brar, y nombren, abad que gouierne aquella casa.» (Historia de la funda- 
ción, y antigvedades de San Jvan de la Peña, por su abbad Don luán Bri\ 
Martines. — Zaragoza, Año 1620. Págs. 35o y 35i.) 

El error de Briz Martínez es evidente, pues por muchos documentos del 
Cartulario de Alaón vemos que el abad F[ ugelo corresponde al tiempo de 
Carlos el Calvo. 

Monsalvalje {Colección diplomática del Condado de Besalú, tomo I), pu- 
blica varios privilegios muy análogos á éste; dos de ellos de Carlos el Calvo, 
concedidos en ios años 844 y 860 al monasterio de Santa María de Amer. 



1 34 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

pero como dicho monarca no era mencionado con el título de 
Augusto, parece más lógico que se trata de Carlos el Calvo. 

Las fechas y las circunstancias en que los documentos ha- 
blan de Atón son contradictorias: el Atón que se menciona 
como ya difunto hacia años, en la sentencia dada por Galindo, 
no puede ser el Obispo del mismo nombre que regía la diócesis 
de Pallas en 939. Lo más prudente es juzgar dudosa la existen- 
cia del Conde Atón, y que su nombre fué interpolado en este 
documento, cuya autenticidad es muy discutible (i). 

AÑO 865 

Galindo y otros jueces reconocen el privilegio que tenía el monas- 
terio de Obarra de pescar y hacer molinos en el rio ísábena, desde 
Catrera hasta dicho convento. 

In judicio Gdlindoni, qui jussus est causas audire, dixcutere ut 
recte judicare, seu et judices qui in ipso judicio risidevant, id est, 
Galindo, Apo, Sanzoli, Ichila, Egica, Banzo, Áster, Maláricos, Ga- 
llenius et in presencia Malefacto presbítero et in aliorum multorum 
hominum presencia, testificant testes prelati propter rimidium anime 
illorum, quos profert Ennecho abbas ad suos monachos consisten- 
tes in domo sancti Petri et sánete Marie Deo servientes in presencia 
Galindoni. Nam testes hi sunt: lumarani et Hymas juramus nos su- 
pradicti testes in primis per Deum Patrem omnipotentem et per le- 
sum Christum filium ejus, sanctum Dei Spiritum qui est in Trini- 
tate unus et verus Deus, et per reliquias sancti Petri apostoli, cujus 
basilica fundata esse dinosciiur in castro Ripacorza, quia nos sci- 
mus et in veritate notum habemus quod isti monachi, consistentes 
in loco Ubarra de tempus de domno Atone comité majori, vindica- 
veru'it de ipso ponte de Calvaría de ista parte et de illa parte ubique 
ín Ubarra, sive de molinos, síve de píscatíone. Qui attentare pre- 
sumpserít, auri libras duas componere non moretur; símilíter et nos. 



(i) En el Privilegio de Alaón que publicó D. José Pellicer, Atón, Conde 
de Pallas y casado con D.** Eynzelina, es hermano de D. Bernardo. Jeró- 
nimo de Blancas ¡o supone á la vez Conde y Obispo (Aragonensium rerum 
Commentarii, pág. 94). El documento á que hemos aludido no se conserva 
más que en una copia, incluida en la Colección de D. Joaquín Traggia. ;In- 
lerpolaría alguno de aquellos cronistas el nombre del Conde Atón? Nadie lo 
juzgará difícil, sabiendo que Pellicer modificaba á su capricho los diplomas; 
buen ejemplo de ello el generalmente llamado de la fundación del monaste- 
rio de Obarra. 



ELDEFftEDO EL DIÁCONO l35 



facimus, sicut antecessores nostri fecerunt, ut ista carta inrumpere 
non permittatur. 

Facta carta in mense Junio, anno XXVI, regnante Carolo Au- 
gusto. Signum Jumarani; signum ímani, qui hunc sacramentum fe- 
cimus. Sancioni signum. Galindoni signum. Egicani. Banzo. Sig~ 
num Gallenius. Signum Áster. Signum Hichila. Signum Malaricus. 
Signum Centullus, presens fuit. Signum Galindo. Signum Godo- 
marus, presens fuit. Annanias presbiter rogatus scripsit (i). 

La dificultad mayor que ofrece este diploma es lo que dice 
del Conde Atón, cuya existencia en aquella época no se ha 
comprobado por escrituras fidedignas, y del que ni hay siquiera 
idea constante: unos lo suponen Conde, y otros Obispo, ó am- 
bas cosas. 



III 



Villanueva cayó, según hemos dicho, en el error de afirmar 
que el monasterio de Labaix ya existía en el año 771 (2); indú- 
jole á tan errada opinión un diploma otorgado por Eldefredo^ 
quien se llama Conde y Diácono, en el año tercero de Carlos, 
gobernando aquella comunidad Trasibado, quien debe de ser el 
mismo Trasoario que vivía á comienzos del siglo x. A nuestro 
juicio, el monarca de que se trata es Carlos el Simple, y la fecha 
de esta donación hecha por Eldefredo corresponde al año 895. 

Quién fuese el Conde Eldefredo no resulta fácil de averi- 
guar, n\ siquiera admitir su existepcia como hecho indubitable; 
pudo ser hijo, acaso natural, de Raimundo I; pero cuanto se 
diga acerca de ello no pasa de mera conjetura. El documento á 
que hemos aludido, es el que va á continuación: 



(i) Acad.de la Historia. Colección dedoc.de Traggia, lomo XII, folios 
169 y 170. 

Fué publicado por el P. Fila en el Boletín de la Academia de la Histo- 
ria,' tomo IV, págs. 222 y 228, C(. n una ñola muy breve, de línea y media, 
pero llena de equivocaciones: «Atón, hijo del famoso Eudes de Aquilania, 
bisabuelo del primer conde Bernardo y del olro Alón conde de Pallars.» No- 
ticias copiadas del famoso Privilegio de Alaón, cuya falsedad es hario co- 
nocida. 

(2) Viage literario, lomo XVII, pág. 111. 



1 36 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



AÑO 895 

Hec est Carta donacionis quamjecit Aldefredus Diachonus, frater 
cof7iitis, de villa sua qui dicitur Erta. 

«ín nomine Domini. Ego Aldefredus Diachonus, frater Comi- 
tis (íz), vobis Trasibadonis (b) Abbali et ceteris fratribus qui estis in 
celia Sancii Martini in pau (c) Agclcle [d) in loco ubi dicitur Laba- 
dios (e): ccrtum quidem et manifestum est nullius quogentis impe- 
rio, nec suadentis ingenio, sed propia michi hoc elegit voluntas ut 
vobis iam dictis fratribus et sanctis dono villa mea {f) qui est in pau 
Petra nigra {g) et sasso, nomine villa qui dicitur Erta, sicuti et dono 
propter remedium {h) anime mee; que michi ex paterna comitatum 
Paliarensium (/) evenit, cum casis, cortificiis (/), campis, pratis, sil- 
vis, cum exium {k) et regrcssum; omnia et ex ómnibus iamdicta ipsa 
mea villa (/) vobis fratribus in vestra trado donacione cum vinea 
mea (m) quam haveo in pau Bellariense in loco ubi dicitur Malolias, 
et cum omnia movilia mea, tam rem quam quadrupedia, quam etiam 
ferramenta, astilia, annona omnia, et ex ómnibus quicquid {n) ha- 
bere videor de meo iure in vestra trado donacione ut in ipso loco sa- 
cro sit perpetim havitura, et infra (o) me metipsum trado in ipsum 
locum ip) ad monástica vita {q) secundum regula (r) Sancti Bene- 
dicti, ut ab hodierno die et tempore ipsa villa (s) iam superius dic- 
ta (f), vel quod superius r.ominatum est, habeatis, adeatis, teneatis, 
et possideatis, et quicquid exindc faceré vel iudicare volueritis ma- 
neat vobis poiestas ad opus Monasterii cum ómnibus suis terminis 
de Sasso in amonte vsque in Cervino, el de Patas vsque in Orreto, 
et de illa Portella usque in Cervino, et de illo rivo que discurrit de 
Fogazata (u) usque in Orrelo; quantum istas {v) afrontaciones inclu- 
dunt dono ego Aldefredus Diachonus comes (x), predicto Monas- 
terio et monachiis, hoc modo in perpetuum, quod nulla persona ho- 
minum habeat licentiam infra hos términos laborandi, nec pascendi, 
nec aliquis utcndi {y) sine volúntale Monasterii et monachorum, et 
dono etiam et concedo quod in alus castellis, idest in Sasso et in Pe- 



Varianies de la copia que hay en el folio 75 del Cartulario de Labaix: 
(a) et comiiis. (¿?) Trassoaldo. (c) padu. .¿y) Aysclei. {e) Lavays. 
(/) viilam mcam. (¿j^) Peire nigre. (/O pro remedio. (:') Comitatus Paliia- 
rensis. (/j corralibus. (k) exitu. (1) iam dictis ipsam meam viilam. 
(m) vmeam mcam. (n) qui ego. <o) perpeiuum iiaviturum, et insuper. 
ip) ipso loco. iq) ad monaslicam vitam {r) regulam. (.v) ipsam vi- 
ilam. {t) diciam. (u) Fogazada. {v) isie. (x) et Comes, {y) introgredi. 



ELDEFREDO EL DIÁCONO l'ij 



tra nigra habeant ipsi havitatores {a) Derta compras et totum ad em- 
paramentum communiter cum ominibus de Saso et Pelranigra, in 
silvis, et garricis, et pascuis, et aquis, et ómnibus utilitatibus ad fide- 
litatem Dei et prefati Monasterii . Si quis sane, quod fieri minime cre- 
do esse venturum, quod si ego Eldefredus Diachonus et comes, aut 
aliquis de fratribus vel de heredibus meis, vel si quislibet homo sub 
posita persona mea contra hanc carta donationis vel tradiccionis ve- 
nerit ad inrrumpendum {b), aut ego ipse venero, inferam vel inferat 
vobis aut partique vestre ipsa mea villa duppla (c), et in antea ista 
carta donationis vel tradiccionis firmis permaneat. Facta carta do- 
nationis vel tradiccionis in mense Madio, octabo Kalendas Junias, 
anno III regnante Rege Karulo. Ego Eldefredus Diachonus et Comes 
qui hanc cartam donacionis vel tradiccionis scripsi, et testes rogavi 
ut sua signa facerent. Signum Eldefredi {d). Dodo >^ Aderito (e) 
Centulus ^ Paschales )í< Eldefredus (/) Diachonus et comes qui 
hanc cartam donacionis scripsi {g) et >h die et anno quo supra (i). 



IV 



Las densas nieblas en que yacen envueltos los orígenes del 
condado Ribagorzano, de tal modo que sus primitivos gober- 
nantes parecen sombras, más que figuras vivas y reales, se di- 
sipan á fines del siglo ix, al mismo tiempo que aquella región 
adquiere personalidad con su independencia, y desbordando 
sus energías, antes reprimidas en los hondos valles Pirenaicos, 
ambiciona extenderse por la cuenca del Ebro; sus Condes em- 
parentan con los jefes de otros Estados cristianos; se alian con 
los musulmanes de Aragón que luchan pDr emanciparse de 
Córdoba, y hacen que los nombres de Pallas y de Ribagorza, 
sean conocidos en toda España. Las circunstancias en que go- 
bernó el Conde Raimundo I no podían ser más favorables; Al- 
fonso III llevaba las fronteras del reino asturiano á las márge- 
nes del Duero, donde Zamora, Toro y Simancas, plazas fuer- 
tes, cerraban el paso á la morisma; en el castillo de Bobasiro 
alzaba su bandera Omar-ben-Hafsún, y en las orillas del Ebro 



(a) habitatores qui sunt. {b) disrrumpendum. (c; ¡psam meam vi- 
llam dupplam. (¿/) Aldefredi. (e) Aldericio. (^ ) Aldefredus. (//j scripsi t. 

(i) Cartulario de Labaix, fol. 69; hay otra copia al fol. 75. 



1 38 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

hacían otro tanto los Beni-Casi, descendientes de una familia 
goda que entró en la clientela del califa Walid, y por esto con- 
servó muchas^posesiones en la cuenca del Ebro. Su poderío co- 
menzó en Muza, hijo de Fortún, señor de Borja y Terrero ó 
Trero, casado con Asona, hija de Iñigo Arista, rey de Navarra. 
Muza, que se había hecho musulmán, apoyó á Hixem, hijo de 
Abderrahman I, en sus luchas con Suleiman, y se apoderó de 
Zaragoza en 788. Sus herederos aspiraron á la independen- 
cia, viviendo Hixem I, y crecieron en poderío, gracias al valor 
de Muza II ben Muza ben Fortun, unas veces feudatario de 
Córdoba y otras aliado con el rey de Navarra; por los años de 
852, al subir Mohammed I al trono, era señor de Huesca, Za- 
ragoza y Tudela(i). Su hijo Lob (Lope), fué nombrado cónsul 
por los toledanos; él peleó contra los moros, unido al rey de 
León (2) y pretendiendo dilatar su influencia hasta el centro de 
la Península, casó una hija con Izrac, gobernador de Guadalaja- 
ra, á quien asesinó luego porque se entendía con el rey de Cór- 
doba. 

A esta rebelión habían acompañado en Zaragoza trágicos 
hechos, en que mostró Abdalah el genio pérfido y sanguinario 
de la raza semítica; sospechando traición del gobernador Ah- 
med se concertó con Abderrahman y Al-Anear, hijo de éste, 
para que lo¿asesinaran, como lo hicieron, renovando la cono- 
cida leyenda de Zopiro: Al-Anear se refugia en Zaragoza, fin- 
giendo ser maltratado por su padre; le acompañan en su falso 
destierro muchos de sus amigos, y llegada la ocasión oportuna,, 
matan al confiado Ahmed. Ya dueño Al-Anear de Zaragoza,. 



(i) Como elemento de apoyo contra los Beni-Casi, se unió Mohammed; 
con Abderrahman, jefe de los Tochibíes, establecidos en Calatayud y Daro- 
ca. (Cnf. Dozy, RechercheSj 3.'^ edición^ tomo. J, pág. 216, y Codera, Estu- 
dios críticos de Historia árabe española, págs. 323 á 35g, donde trae dos 
buenos estudios acerca de dicha familia, 

(2) Muza quidcm nomine, goihus, sed ritu mahamentiano, cum omni 
geniis suae multitudine deccptus, quos Chaldaei vocant Benikazzi, contra 
Cordubensem rcgem rebellavit, eique multas civitates partim gladio, partim 
fraude invasit; prius quidem Caesaraugustanam, deinde Tutelam, et Os- 
cam, postremo vero Toletum, ubi filium suum nomine Lupum posuit 
Praefeclurn. Postea in Francos et Gallos arma convertit; multas ibi strages 
et praedas fecil. (Chronicon Sebastiani,— España Sagrada, tomo XIII, pá- 
gina 488.) 



RAIMUNDO 1 DE BIBAGORZA I Sq 



pelea contra Moahmmed-ibn-Lope, quien muere ante los muros 
de aquella ciudad en el año 898 (i). 

A la muerte de Muza II, recobró el Sultán las ciudades de 
Tudela y Zaragoza; pero veinte años después, Fortu io-Iben- 
Muza, hijo de aquél, arrojó de allí las tropas del Emir, quien 
envió á su hijo Almondir, que fué rechazado, gracias á los 
auxilios de Alfonso el Magno (2). Las discordias entre Fortu- 
nio y Mohamrned,hijo de Lope, y de sobrenombre Abu-Abdala, 
dieron al traste con el poderío de los Beni-Casi, pues aunque 
Mohammed, después de encerrar en el castillo de Viguera á su 
tío Ismael-ben-Muza, y á su primo Ismail, y de darles luego li- 
bertad, se apoderó de Zaragoza, vendió esta ciudad á Ramón 
de Pallas (3). 

Lope-ben-Mohammed, después de luchar en Aragón, se so- 
xiietió al Emir de Córdoba, quien le confió el gobierno de Tu- 
dela y Tarazona y siguió combatiendo con el Señor de Huesca, 
y con los Condes de Pallas y de Barcelona, hasta que en 907 
fué muerto en un combate con el rey D. Sancho Garcés I (4). 

Harto sensible es que no tengamos de Raimundo I más no- 
ticias que las consignadas en un documento Pinatense; las de 
un historiador musulmán, y dos líneas que hay en las genealo- 
gías navarras del códice Medianense, de tal manera que hemos 
de completar el resto con deducciones más ó menos ciertas. 
Mientras no haya pruebas en contra puede afirmarse que fué 
hijo de Bernardo, el Conde tolosano de quien hemos hablado, 
y viejas tradiciones conservadas en el Fragmenium historicwriy 



(i) Dozy: Recherches, 3.^ edición, tomo. I. 

(2) El Cronicón Albeldense conservó la memoria de algunas de estas lu- 
chas: 

Postea quoque in Era DCGCCXXI quae est praesenti anno jam supra- 
fatus, Almundar, Mahomat regis filius, cum duce Abohalit, et cum omni 
exercitu Spaniae a patre suo ad Caesaraugustam directus est: ubi dum ve- 
nit, Ababdellam intus invenit. Üuobus lantum diebus ibi pugnavit; labores 
et arbusta diripuit, non tantum ad Caesaraugustam sed ¡n omnem terram 
de Venikazi similiter egit. (España Sagrada, tomo XIII, pág. 457.) 

(3) Simonet, Historia de los mozárabes de España, págs. 5o3 á 607. 
Dozy, Recherches, 3.'^ edición, tomo I, págs. 212 y siguientes. 

(4) Simonet, ob. cii., págs. 5^3 y 574. 

Era DCCCCXLVI, II kalendas Octobris, intcremptus est Lupe a San- 
zione rege, dicen las genealogías Medianenses. 



140 NOTICIAS V DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIMAGORZA 

y antes en la Crónica general de España dicen que el Conde ri- 
bagorzano D. Bernardo, y, por tanto, su padre D. Raimundo, 
pertenecía á la familia Carolingia, hecho que nosotros juzgamos 
bastante probable, aunque no pueda afirmarse con documentos 
de un modo que no haya lugar á dudas. No leves conjeturas 
hacen sospechar que Raimundo I de Tolosa, abuelo del riba- 
gorzano, fué pariente, y aun acaso nieto, de San Guillermo, Du- 
que de Aquitania (i), de cuya provincia dependió algún tiempo 
la Marca Hispánica, gobernada años por un hijo de aquél, Ber- 
nardo I. 



(i) San Guillermo tuvo tres hermanos: Teudoino, Teodorico y Ada- 
lelmo, y dos hermanas: Alba y Berta. De sus dos mujeres, Cunegunda y 
Wiiberga, hubo tres hijos: Bernardo, Viichario, Gaucelmo ó Gauscelino, y 
una hija: Helimbruch. Nombres que constan en una donación de San Gui- 
llermo á la abadía de Gellone (año 804) fundada por él. 

Histoire de Languedoc, tomo II, Preuves., col. 65 á 68. 

Es de notar que lo mismo en los Condes de Tolosa que en los de Riba- 
gorza alternan dos nombres iguales de familia: Raimundo y Bernardo, y así 
tenemos en aquéllos Raimundo I, á quien sucedió su hijo Bernardo, muer- 
to, según hemos dicho, en el año 876. 

El parentesco de San Guillermo con Garlo Magno consta por el testimo- 
nio de Eginhardo. 

El personaje más antiguo que se conoce en la línea paterna de Garlo 
Magno es Ferreolo de Narbona, perteneciente á ilustre familia galo-roma- 
na. Hijos de Ferreolo fueron San Fermín, Obispo de Uzés, y Ansberto, que 
vivieron á comienzos del siglo v; Ansberto fué padre de Arnoaldo ó An- 
soaldo, y éste de San Arnulfo, Obispo de Metz desde el año 611, uno de los 
que, con Pipino de Landen (*), hijo de Carlomán, rico propietario de Lieja, 
contribuyeron más á la caída de Brunequilda y al suplicio espantoso que le 
dieron, atada á la cola de un caballo salvaje; hacia el año 626 dejó la vida 
palaciega, y, encerrándose en el Monasterio de Remiremond, hizo vida pe- 
nitente. Sucedióle en el Obispado de Metz su hijo Clodulfo, también cano- 
nizado por la Iglesia, y en los cargos palatinos otro, llamado Ansís ó An- 
segiso: Afischis, Arnulji Jilius... sub nomine maioris domui gerebat princi- 
patu <i (Paulus Warnefridi, Historia Langobardorum, lib. VI, § 23); An- 
segiso casó con Bega, hija de Pipino de Landen, y fué padre de Pipino de 
Heristal. 

Esias genealogías de los antepasados de Garlo Magno constan principal- 
mente en las Vita Sancti Arnulfi, y Vita Sancti CloduIJi {Acta Sanctorum 
Ordinis S. Benedicti, tomo II, pág. i5o); en la Vita Firmini Episcopi Use- 
íiensis, y en la Vita Sancti Goerici (Acta Sanctorum omnium, tomo V, pá- 

(*) Landen era una de las villas que poseía, y se le da este nombre para dis- 
tinguirlo de su nieto Pipino de Heristal. Es de advertir que en las fuentes histó- 
ricas se lee siempre Pippinus, y no Peppinus; sin embargo de esto, los franceses 
escriben Pépin. Pepino, eii vez de Pipino. 



RAIMUNDO I DE BIBAGORZA I4I 



Luego que murió, en el año 875 (i) Bernardo, Conde de 
Tolosa, padre de Raimundo I, disgregóse en feudos indepen- 
dientes la extensa región gobernada por aquél, y adquirió su 
hijo el formado con Pallas y Ribagorza. 

Las genealogías de Meya dicen que D. Raimundo estuvo 
casado con D/ Giniguentes, cuyo nombre verdadero quizá era 
el de Sinegentes, hija de Aznar Datur, y ambos fueron padres 
de Bernardo, Mirón, Lope é Isarno (2). 

Como Conde de Pallas lo vemos suscribir un documento de 
Fortún Garcés, rey de Pamplona, otorgado en el año Sg'i (3), 
documento que, si bien está viciado con algunos errores del 
copista, y con la frase interpolada de a quarto décimo anno 
posiquam Carulus rex venit in Ispania (4), es bastante exacto 
en las suscripciones, cuyos personajes guardan entre sí un per- 
fecto sincronismo y responden á la fecha de BgS (5). 



gina 640, y tomo VI, pág. 47), y en Paulo Warnefrido, Libellus de ordine 
episcoporum Mettensium {Patrología latina^ tomo XCV, col. 704). Cnf. Fus- 
te! de Coulanges, Les transformations de la Royauté pejidant répoque Ca- 
rolingienne. — Coulommiers, 1907, págs. í23 á 149, donde hay un buen es- 
ludio genealógico de la familia de Cario Magno. 

(i) En la Histoire de Languedoc, tomo I, pág. 11 16, se da como cierta 
esta fecha, pues aunque en una donación hecha al monasterio de Vabre en 
el año 874 se dice que Bernardo había ya fallecido, es por contar los años 
de reinado de Carlos el Calvo desde el año 841, en que se dio la batalla de 
Fontanet, y no desde 840, en que heredó el trono de Francia. 

(2) Regemundo accepit uxor... et genuit Bernardo, et domno Miro, ac 
domno Lope, seu domno Ysarno qui fuit captibus in Tutela, et abstraxit 
eum de ferros rex Sanzio Garzianis. Istius uxor domna Giniguentes Asnari 
Datur filia fuit. 

(3) Jaurgain (La Vascofíie, tomo lí, pág. 5q5) supone, infundadamente, 
que D. Raimundo y su hermana Dadilde vivieron á fines del siglo viii y 
principios del ix, y que el marido de ésta lo fué García I Jiménez, duque de 
los vascones desde el año 816. Calcula que éste se casó en el año 796. 

Í4) Reimpreso por D. Manuel Magallón en la Colección diplomática de 
San Juan de la Peña, págs. 22 á 27. 

(5) Facta carta in Era DCCCCXXXI. Regnante rege Fortunio Garcia- 
nes in Pampilonia, et comité Galindo Asnar in Aragone, Aldefonsus in Ga- 
llecia, García Asnares in Gallias, Raymundus in Pallares, pagani vero Ma- 
homat Elincupe in Ualle Thenna, Mahomat et Atahuel in Oscha, abbas 
dompnus Bancius in cenobio Sanctorum luliani et Basilisse de Lauasal. 

Mahomat Elincupe es Mohámed Aben Lupo; y en cuanto al valle de 
Tena (Ualle Thenna) regido por aquél, suponemos que es una equivocación 
del amanuense, por Doletania, pues el historiador Abenhayán, citado por 



142 NOTICIAS Y DOCUMKNTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

De sus luchas contra los musulmanes nada sabemos, aun- 
que resulta casi probado que fué enemigo de los Emires de 
Córdoba, pues tuvo relaciones amistosas con los Beni Casi, 
cuvos orígenes godos y cuya rebeldía les llevaban á confede- 
rarse con el rey de Asturias y con el de Navarra, á cuya fami- 
lia pertenecían por el casamiento de Asona, hija de Iñigo Aris- 
ta, con Muza I; y que también se agregó á estas alianzas don 
Raimundo lo prueba el que Mohamed, nieto de Muza II, y re- 
presentante de los Beni Casi, viendo, en el año 884, que su po- 
derío menguaba, deseoso de que un nuevo caudillo siguiese 
enarbolando el estandarte contra Mohamed I, vendió á Rai- 
mundo la ciudad de Zaragoza; adquisición efímera, pues, en 
breve, fué reconquistada por el Emir de Córdoba. Hecho que 
afirma Dozy bajo la autoridad de Ibn-Hayan (i). Es muy pro- 
bable que los últimos años de D. Raimundo no fuesen tan prós- 
peros como los anteriores, y que hubo de luchar con el régulo 
moro Atauil, quien, establecido en Huesca, llevó en el año 890 
sus armas victoriosas contra Ismail, Señor de Lérida, de la 
familia de los Beni Casi, siendo luego derrotado en Monzón por 
Mohamed Aben Lupo (año 897). 

Ignórase la fecha en que murió D. Raimundo; sólo consta 
que vivía en el año 898, como parece por el documento, ya 
mencionado, de Fortún Garcés. Lo más probable es que falle- 
ciese en los primeros años del siglo x, y desde entonces quedó 
para siempre separada Ribagorza del Pallas; heredó este Con- 
dado Lope, y aquél Bernardo, hijos ambos de D. Raimundo y 
D.^ Giniguentes. 



D. Francisco Codera en su artículo Mohamed Atahuil, rey moro de Huesca 
(Estudios críticos de Historia árabe española, págs. 235 á 248) dice que 
aquél gobernó, por concesión del emir Abdalah, y probablemente desde 
Alquezar, el distrito de la Barbotania ó Boletania. 

El valle de Tena fué siempre el Condado de Aragón, y no hay motivos 
fundados para creer que á fines del siglo ix dominasen allí los musulmanes. 

(i) «Le chef de cesderniers, Mohamed, fils de Lopeet petit-filsdu grand 
Mousá II, se vit contraint, dans l'annéc 884, de vendré Saragosse á Ray- 
mond, comte de Pallars... Raymond avait fait un mauvais marché; le sul- 
tán lui enleva Saragosse.» (Essai sur l'Hisloire des Todjibides, les Beni Ha- 
chim de Saragosse, et les Beni Qomadih d'Almerie. Publicado en el tomo I 
de las Recherches.) 



CAPITULO XI 

!DOÑA DADILDIS DE FALLAS, HERMANA DE RAIMUNDO I, Y GARCI 
JIMÉNEZ DE NAVARRA. — ALGUNAS CONSIDERACIONES RELATI- 
VAS Á LOS ORÍGENES Y Á LOS MONARCAS ANTIGUOS DE ESTE 
REINO. — TEXTO DE LAS GENEALOGÍAS NAVARRAS DEL CÓDICE 
MEDIANENSE. 

El matrimonio de Garci Jiménez de Navarra con D.^ Dadil- 
dis de Pallas, hermana de Raimundo I, hecho consignado en 
las genealogías Medianenses (i), y admitido por Mr. Jaurgain, 
si bien cambiando á su gusto la fecha, nos obliga á estudiar, 
aunque breve y sintéticamente, los orígenes del reino de Pam- 
plona, una de las cuestiones más difíciles y más debatidas que 
hay en la Historia de España. La buena crítica nos aconseja 
buscar la luz en las primitivas fuentes históricas, dejando, pro- 
visionalmente, á un lado^ los recios volúmenes en folio publi- 
cados por los cronistas délos reinos Pirenaicos en los siglos XVI 
al xviii, pues, envueltos aquellos hombres beneméritos de la 
Ciencia, en las espesas mallas de tantos diplomas falsos ó vicia- 
dos como había en los archivos monacales, y sin otra fuente 
más verídica de conocimiento, mal pudieron salir del atolla- 
dero sin incurrir en gravísimos dislates y sin proyectar sombras 
€n vez de disiparlas. El reflexivo Zurita, obligado á tratar de 



(í) Garsea Scemenonis et Enneco Scemenonis fratres fuerunt. Iste Gar- 
sea accepit uxor Onneca Rebelle de Sancossa, et genuit Enneco Garseanis, et 
domna Sanzia. 

Postea accepit uxor domna Dadildi de Paliares, sóror Regimundi comi- 
tis, et genuit Sanzio Garseanis et Scemeno Garseanis. 

P^ste suceso no debió de ser posterior al año 88 S, pues en el de go5 subió 
al trono Sanciio Garcés I, hijo de Garci Jiménez y D.*^ Dadilde, y todo hace 
suponer que entonces era ya mayor de edad. 



1^4 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

esta materia, pasó por ella como por ascuas, con singular cau- 
tela y muy de prisa; Jerónimo Blancas (i), gran patrocinador 
de leyendas y de documentos apócrifos, nada hizo de prove- 
cho, y sí mucho en daño de la verdad. Mas adelante, D. Juan 
Briz Martínez (2) y Fr. Domingo la Ripa (3), crédulos, testaru- 
dos, y empeñados en sublimar las glorias de San Juan de la 
Peña y del Reino de Sobrarbe, construyeron sobre cimientos 
de arena edificios que se hundieron por su mismo peso. 

Sólo el P. Abarca (4) llegó á vislumbrar algo de la verdad 
histórica en semejante caos de fábulas y de inveterados erro- 
res que habían, adquirido carta de naturaleza, pues elP. Moret, 
de clara inteligencia, no supo romper del todo con la vieja tra- 
dición (5). 



(1) Aragonensium rerum Commentarii. Caesaraugustae, i588. 

(2) Historia de la fundación y aniigvedades del monasterio de San 
Ivan de la Peña. Zaragoza, 1620. 

(3) Defensa histórica por la antigüedad del Reyno de Sobrarbe. Za.ra.- 
goza, 1 635. 

Corona Real del Pirineo establecida y disputada. Zaragoza, i685 y 
1686. Dos vols. 

(4) Los Reyes de Aragón, en Anales A/s/ór/cos. Madrid, MDCLXXXII. 
Dos vols. en folio. 

Verdad es que el P. Abarca no rechazó el Privilegio de Alaón, y que 
afirmó la existencia de un rey tan fabuloso como Alarico; pero minó el 
cimiento de la monarquía de Sobrarbe: «Las memorias destos ocho, que 
fueron, ó se llaman reyes, se ponen aquí unidas... porque ni son notorios, 
ni tienen las pruebas tan prontas, ni en ñn, son tan constantes, como dis- 
putados en el orden, en el número, en el tiempo, en las filiaciones, en los 
títulos Reales, y aun en la realidad de las personas y de los reynados.» 
{Ob. cit., lomo I, fol. 3o.) 

La serie de monarcas que luego expone como indiscutibles son, excepto 
Alarico, todos ellos históricos, aunque el primero está mal colocado; Ala- 
rico, D. Jimeno, Iñigo Arista, García Iñiguez, P\)rtún Garcés, Sancho Gar- 
cés I, García Sánchez I, Sancho Garcés 11, Abarca, García Sánchez lí el 
Temblón, y Sancho Garcés III el Mayor. 

También es digno de alabanza el que defendiese la carta de San Luiogio 
á Weliiíndo, combatida injustamente por D. José Pellicer. 

(5) Annales del Reyno de Navarra. Tomo I. Pamplona, 1766. 
Investigaciones históricas de las antigüedades del Reyno de Navarra, 

Pamplona, 1766. 

Congresiones apologéticas sobre la verdad de las Investigaciones históri- 
cas de las antigüedades del Reyno de havarra. Pamplona, 1766. 

He aquí los reyes aceptados por el P. Moret en sus Anales: García Jimé- 
nez; Iñigo Jiménez, ó García Arista; Forlún García; Sancho I; Jimeno Iñi- 



ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA l¿[5 

Cuando los pueblos antiguos vencían á sus enemigos, les 
arrebataban sus dioses, que eran llevados en cautiverio á tem- 
plos extraños. El P. Moret hizo algo semejante con los arago- 
neses Briz íMartínez y LaRipa; después de luchar contra ellos, 
les quitó sus idolillos, los fantásticos reyes de Sobrarbe, que 
llevó triuníalmente á Pamplona, donde los puso en el regio alcá- 
zar, y, procediendo como los nobles godos con Vamba, les 
obligó á ceñir la corona de Navarra. Empresa inútil en que el 
sabio jesuíta gastó los mejores años de su vida. 

A fines del siglo xviii, y en los albores del xix, siguió las 
huellas del P. Abarca, Fr. Ramón de Huesca (i), el P. Flórez» 
aragonés, á quien no igualó en talento ni en cultura. D. Joa- 
quín Traggia (2) no supo utilizar el rico arsenal de noticias 
que llegó á reunir, y muchos años después Martínez Herre- 
ro (3) juntó en dos volúmenes casi todas las equivocaciones de 
los antiguos cronistas, y con mucha menos disculpa de la que 
éstos pudieron alegar en su defensa. 



guez; Iñigo Jiménez II; García Jiménez, hermano del anterior; García Iñi- 
guez; Fortún II, el Monje; Sancho II; García Sánchez IV; Sancho líl. Abarca; 
García Sánchez V, el Tembloso, y Sancho IV, el Mayor. 

iQué diferencia entre la acertada crítica del P. Abarca y los embrollos 
genealógicos conservados por el P. José Moret! 

Briz Martínez había admido estos reyes: García Jiménez, de Sobrarbe; 
García Iñiguez, Fortún Garcés y Sancho Garcés, que lo fueron de Sobrarbe 
y Pamplona; Jimeno García y Garci Jiménez, de Pamplona; Iñigo Jiménez 
Arista, García Iñiguez, Fortún Garcés, de Sobrarbe; Sancho Garcés Abarca, 
García Sánchez, Sancho Abarca II, García Sánchez, el Temblón, y Sancha 
Garcés, el Mayor. 

Como se ve, el P. Moret no hizo más que convertir en navarros los mo- 
narcas de Sobrarbe, pero dejó subsistentes casi todos ellos, cambiando algo 
los nombres. 

(i) Teatro histórico de las Iglesias del Reyno de Aragón, Tomos VIII 
y IX. Pamplona, 1802, y Zaragoza, 1807. 

En ocasiones durmióse también el P. Huesca y admitió consejas tales 
como la conquista de Jaca por el Conde Aznar, y su batalla con 90.000 
moros, ayudado por un ejército de amazonas, que salió de aquella pobla- 
ción; dijo que el Privilegio de Alaón era un precioso documento^ y afirmó 
otros hechos igualmente falsos. 

(2) Discurso histórico sobre el origen y succesión del Reyno Pire- 
náyco hasta D. Sancho el Mayor. (Memorias de la Real Academia de la 
Historiaj lomo IV.) 

(3) Sobrarbe y Aragón. Estudios Históricos. Zaragoza, 18Ó6. Dos vo- 
lúmenes en 4." 

10 



146 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RlBAGORZA 

Y hemos de llegar al año 1878, fecha memorable en estos 
estudios, para que se publique el Ensayo histórico acerca de 
los orígenes de Aragón y Navarra, por D. Tomás Ximénez 
de Embún, donde, con severa crítica, más acertada, quizá, en 
la parte negativa que en la positiva, descuajó el bosque espesí- 
simo de errores que impedía el paso á la luz. Escrita dicha 
obra sin el examen directo y personal de los documentos mo- 
násticos utilizados por los historiadores de los siglos xvi al 
xviii, abunda en equivocaciones de detalle, y aún hay algunas 
de mayor cuantía, como lo es el decir que las genealogías del 
códice Rotense no son más que un entretenimiento monacal 
del siglo XIII ó del xiv; pero, con todo, representa un progreso 
enorme, y es un trabajo al que solamente ha superado la Colec- 
ción diplomática de San Juan de la Peña, comenzada á publi- 
car en la Biblioteca de la Repista de Archivos, por D. iManuel 
Magallón, con pleno conocimiento del asunto, con notable ri- 
queza de datos y con una crítica tan juiciosa como acertada; 
buena cualidad que no es dado reconocer en La Vasconie, de 
Mr. Jaurgain, libro de copiosa erudición, pero lleno de prejui- 
cios y de afirmaciones precipitadas y en el aire; vasta mole de 
genealogías, tan barajadas algunas de las navarro-aragonesas, 
que semejan un cementerio sacudido por espantoso terremoto, 
donde lápidas y osamentas han quedado revueltas en la ma- 
yor confusión imaginable (i). 

Las fuentes históricas de que disponemos para estudiar la 
monarquía navarro-aragonesa, son cuatro, que juzgaremos 
brevemente: 

CRÓNICAS DE LA EDAD MEDIA 
La del arzobispo Jiménez de Rada (2), la de San Juan 



(i) Algunos de los errores de Mr. Jaurgain han sido refutados por don 
Francisco Codera en sus Estudios críticos de Historia árabe española, pági- 
nas i33 á i8|, y por D. Manuel Magallón, en su Colección diplomática de 
San Juan de la Peña. 

(2) En s\i obTdi Rerum in Hispania gestarum (Hispaniae iílustratae, 
tomo II, lib. V, caps. XXI y XII) dice que fueron reyes de Navarra Iñigo 
Arista, García íñiguez, Sancho Abarca, García Sánchez el Temblón y San- 
cho Garcés el Mayor. 



orígenes del reino de navarra 147 

de la Peña (i), la del Príncipe D. Carlos de Viana (2) y 
otras. 

Todas ellas son bastante modernas con relación á dicho 
asunto (la de D. Rodrigo fué escrita á mediados del siglo xiii 
y la de San Juan de la Peña á fines del xiv) y, lejos de aclarar- 
lo, introdujeron notables confusiones; por lo que, desde hace 
tiempo, nadie admite la sucesión de reyes indicada en ellas. 



DOCUMENTOS DE LOS SIGLOS IX Y X 

Algunos son apócrifos á todas luces; otros están interpola- 
dos, ó viciados por error ó mala fe de quien los copió; carecen 
de fecha ó son, no diplomas en toda regla, sino relaciones his- 
tóricas á las que se quiso dar el carácter de escrituras, hecho 
que tiene su explicación en que, durante los sigos ix al xii, fué 
costumbre muy general en las donaciones piadosas, no consig- 
narlas en documento público y fehaciente; en cuyo caso los do- 
natarios conservaban una notitia, muchas veces redactada en 
forma narrativa; andando el tiempo, al copiar estas notitiae, se 
les daba aspecto de diplomas, á fin de que tuviesen mayor 



(i) He aquí la serie de reyes que hay en esta Crónica: 

Primera dinastía: García Jiménez, García Iñiguez, Fortún Garcés, San- 
cho Garcés y Jimeno Garcés. 

Segunda dinastía: Iñigo Arista, García Iñiguez, Sancho Garcés Abarca, 
García Sánchez el Temblón y Sancho Garcés el Mayor. 

D. Gabriel Llabrés (Revista de Huesca, tomo I, págs. r á i5), pretende 
probar que dicha Crónica la escribió Bernardo Dezcoll, por mandato de 
Pedro IV, y que fué redactada en catalán. 

Realmente esta Crónica es una ampliación de otra, en castellano arago- 
nés, que se conserva en un manuscrito de la Biblioteca Real, redactada an- 
tes del año i328. (Cnf. Menéndez Pidal, Crónicas gtnerales de España, pá- 
ginas 64 á 66.) 

Según parece, el texto primitivo fué el castellano, y posteriores las dos 
versiones catalanas, y la latina. 

(2) n. Carlos admitió los reyes que siguen: Iñigo Arista, García Iñiguez, 
Sancho Garcés Abarca, García Sánchez el Temblón y Sancho Garcés el 
Mayor. 

En cuanto á la cronología no puede ser más errónea: supone que Iñigo 
Arista fué contemporáneo de Fortún Jiménez, Conde de Aragón; que García 
el Temblón falleció en el año 1022, y da otras fechas igualmente equi- 
vocadas. 



148 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

autoridad, no siendo raro que, al hacer esto, se cometiesen 
anacronismos y otros yerros; así que tales documentos no hay 
que examinarlos con una crítica meramente diplomática (i). 

De todo lo dicho resulta que es imposible, con los docu- 
mentos monacales, establecer una serie cronológica de los an- 
tiguos Reyes de Navarra, y se comprende que, siendo suscepti- 
bles algunos de diversas interpretaciones, hayan motivado 
largas y apasionadas polémicas. En prueba de ello, haremos, 
un breve análisis de los más principales hasta mediados del- 
siglo X. 



DOCUMENTOS DE SAN JUAN DE LA PEÑA 
AÑO 570 

ALARICO, REY DE ARAGÓN 

CoriLesión á dicho monasterio de las villas de Nove y Ardanes.. 

Documento absurdísimo; supone que había en la fecha 
citada un monarca en Aragón, y dos moros: Abderramán y 
Calef, que reinaban en Huesca y Tudela. Por una de esas abe- 
rraciones que padecen los hombres de más entendimiento, el 
P. Abarca defendió este diploma, si bien corrigiendo la fecha,, 
que suponía de los años 8o5 ú 808. 

GARCÍ JIMÉNEZ 

Donación del monasterio de San Martin de Cillas al de San Juaw 

de la Peña. 

Hay dos manuscritos que difieren en la fecha (años 858 
y 964), en los nombres del abad Pinatense y de los confirman- 
tes, y en otros detalles de importancia; uno de ellos tiene que 



(i) Les acies des seigneurs, et particuliérement leurs libéralités pieuses 
firent l'objet, non de charles, mais de notices rédigées par les soins des éta- 
blissemenis qui en avaient beneficié. Les nolices d'acles seigneuriaux abon- 
dent depuis le commencemeni du xc jusque dans les premieres années- 
du xiie siecle. (A. Giry, Manuel de Diplomaiique^ pág. 816.) 



ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA I49 

■ser falso; probablemente lo son ambos, ó, cuando menos, es- 
tán bárbaramente adulterados. 

Tampoco merecen crédito dos escrituras abaciales, confir- 
madas por Garci Jiménez como Rey de Pamplona. Una de ellas 
trata de la fundación del monasterio de Cillas por Atilio y Gon- 
salvo, en el año 858; la famosa carta de San Eulogio á Weli- 
sindo prueba que aquel cenobio existía ya antes del 848. La 
segunda versa acerca de la anexión de la iglesia de San Este- 
ban de Huértalo, á Cillas (año 860). 



garcía iniguez 

SIN FECHA 

fundación de la iglesia y monasterio de Fontjrida, 
y su consagración por Welisitido , Obispo de Pamplona. 

Noticia sacada de un diploma que parece fué auténtico. 

Welisindo regia la diócesis de Pamplona á mediados del si- 
-glo IX, cuando pasó por allí San Eulogio, y este es el único dato 
cierto para calcular la fecha de este documento. 



FORTUN GARCES 
AÑO 893 

Demarcación de los términos de San Julián de Labasal. 

Documento basado en una escritura auténtica, pero inter- 
polado con un sincronismo absurdo: quarto décimo anno post- 
quam Carulus rex uenit in Jspania; lleva también añadida una 
cláusula narrativa: et venerunt ad Lauasal et steterunt ibi die 
sabbato et die dominico, et seruiuit illis abbas dompnus Ban- 
cius. Set die lunis manescente, rege equitante suo equo rosello 
cum tolos suos barones, et comité cum sitos, sic diuiseriint illo 
termino. 

Todos los personajes que suscriben son históricos y vivían 
-en aquella fecha. 



1 5o NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE KIBAGORZA 

SANCHO GARCÉS I ^ 

AÑO 921 

Confirmación de los términos del mo?iasterio de Fontfrida. 

En este documento son mencionados Iñigo Garcés y Jimeno 
Garcés, hermanos de aquel monarca. La opinión general es que 
éstos, lo mismo que Sancho Garcés I, fueron hijos de García 
Iñiguez. Las genealogías del códice Rotense echan por tierra 
esta suposición; hiigo Garcés fué hijo de la primera mujer que 
tuvo Garci Jiménez, de D.^ Iñiga; Jimeno Garcés de la segunda, 
de D.^ Dadildis. 

GARCÍA SÁNCHEZ I 

Fundación del monasterio de San Martín de Cercito por el Conde 
aragonés D. Galindo, confirmada por el rey don García. 

Historia novelesca de cómo persiguiendo á un jabalí D. Ga- 
lindo halló cubierta de espinas y zarzas una antigua iglesia y 
luego edificó allí dicho monasterio. 

El Sr. Magallón opina muy fundadamente que el rey en 
cuestión es García Sánchez I, y el Conde, Galindo Aznar II. 

Es de advertir que entre la fundación hecha por D. Galindo 
y la Confirmación del Rey mediaron bastantes años, pues dicha 
fundación no fué contemporánea de García Sánchez I. 

La fecha del año 920 puesta en un fragmento de un diploma 
donde se marcaban los límites del monasterio de Cercito, pues- 
tos por D. Galindo, quizá no sea muy exacta. 

GARCÍA SÁNCHEZ I Y SU TÍO D. JIMENO 
AÑO 928 

Declaración de los términos de San Juan. 

Narración histórica, más que diploma, escrita por el año ci- 
tado. Es, indudablemente, el documento más fidedigno de este 
período; sus noticias concuerdan con las que hay en las genea^ 



ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA l5l 

logias del códice Medianense y en el códice de Albelda, donde 
está la verdadera interpretación de algunas frases de aquel, cuyo 
sentido no aparece muy claro: al decir que García Sánchez era 
creato de su tío Jimeno Garcés, alude á que éste ejerció la tu- 
tela de su sobrino, quien solamente contaba siete años cuando 
murió su padre en el año 926 (i). No porque fuese, como algu- 
nos han imaginado, Rey honorario de Aragón. 

Los documentos posteriores (2) ofrecen ya menos dificulta- 
des y tienen mayor autoridad, excepto la llamada Memoria de 
Abetito, narración que no debe de ser anterior al siglo xii, afeada 
con notables yerros, como la expedición de Abdelmelik ben 
Kathan, en tiempo de Abderramán I, contra los cristianos re- 
fugiados en el castillo de Paño, y la de Abderramán líl á To- 
losa, y embellecida con la leyenda, muy poética, pero nada ver- 
dadera, de cómo San Voto halló el cadáver del ermitaño Juan 
de Atares. 

El desconocimiento que de la Geografía local hay en esta 
narración hace sospechar que tuvo su origen en Navarra, pues 
la cueva de San Juan de la Peña no está en el monte Oruel, 
próximo á Jaca, en cuya elevada cumbre se halla el pequeño 
campo de Paño, sino á buena distancia y en montaña distinta. 

Briz Martínez, quien, menos que nadie podía ignorar esto, 
salió del paso diciendo al hablar de San Voto: «Vino a parar a 
este llano hermosissimo del monte Panno (aiinque algunos lo 
llaman Uruel), porque entrambos se continúan, y están muy 
ue^inos (3).» 

La vecindad entre el monte Oruel y el de San Juan de la 
Peña es de tal género, que desde el reducido campo lian ado 
antiguamente de Paño, al monasterio, hay unas cinco horas de 
camino, y, en medio, valles profundísimos. 



(i) Las genealogías Medianenses incluyen entre los Reyes á Jimeno 
Garcés, porque lo fué de hecho en la minoría de su sobrino: Successit \Sati- 
cio Garseanis] vero post eum frater eius Scancno Garseanis, ct rc^navit au- 
nas Vet menses II. Obiit siib Era DCCCCLXVIIII, II 1 1 Kalendas lutiias. 

E\ documento de que hablamos le da también el título de Rey, 

(2) Publicados, como también los anteriores, por D. Manuel Magallón, 
en su Colección diplomática de San Juan de la Peña. 

(3) Historia de la fvndacion y antigüedades de San han de la Peña, 
pág. 37. 



ID2 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



DOCUMENTOS DEL MONASTERIO DE LEIRE 



IÑIGO JIMÉNEZ 

Identificado por algunos, co-^.io Jaurgain, con Iñigo Arista. 



1 3 DE MARZO DE 83g 

Donación á su alférez mayor D Iñigo de Lañe, del valle y jnonte 
de Larrea, y de una torre edificada por el Rey. 

Baste decir que el alfére¡{ mayor D. Iñigo es llamado aqui- 
lifero V signífero, y se le concede llevar pendón y caldera; tí- 
tulos y derecho que no pueden ser más anacrónicos y dispara- 
tados. 



14 DE ABHIL DE 842 

Donación para el culto de las mártires Nunilona y Alodia de las 
villas de Esa y Benasa, aumentada por Welisindo, Obispo de 
Patnplona, con parte de los die¡{mos que le correspondían en Val- 
doncella, Pintafio y Artieda (i). 

Kscrilura falsa, pues cc^nsta, por el testimonio de San PZulo- 
gio, que las Vírgenes Nunilona y Alodia sufrieron el martirio 
en el año S!^ i ; y n(3 sirve decir que estuvo mal informado, por- 
que hacia el 848 pasó por Pamplona, y de haberse ya verifi- 
cad) tal suceso no podía ignorarlo. 



. (i) D. Francisco F. de Béth.encourt, fundándose en este privilegio y en 
otro del año 888, supone que Iñigo Jimóne^ Arista fué hijo de D. Jimeno, 
Conde soberano de Bigorre, quien vivió en la primera mitad del siglo ix; 
que á íñiíio Arista le sucedió en el irono su hermano García Ximénez I por 
los años de 858, fecha que deduce del diploma Pinalense que ya hemos ana- 
lizado. (Historia genealógica y heráldica de la Monarquía española, tomo I, 
págs. 334 á 337.) 



ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA l53 



garcía INIGUEZ 
17 DE NOVIEMBRE DE 880 

Donación á dicho tnonasterio de las pillas de Lerda y Añúes 
y un campo cerca de Navardun. 

Tales anacronismos y tan absurdos hay en las suscripcio- 
nes, que el P. Moret ideó una explicación gratuita, diciendo que 
este documento fué luego confirmado por Sancho Garcés III, 
y que en la copia se omitió el nombre de este rey, pero se de- 
jaron los de sus magnates; así disculpa, v. gr., el que aparezca 
en 880 un Iñigo Sánchez, señor de Nájera, cuando esta pobla- 
ción estaba en poder de los musulmanes. 



FORTUN CARCES 
17 DE MARZO DE QOI 

Donación de las villas de Oyarda y San Esteban de Sierramediana. 

El Rey hace mención de su padre: Fertunius rex, proles re- 
gis Garsie. 

SANCHO GARCÉS I 
l5 DE MARZO DE 918 

Donación al monasterio de Leire de varios objetos, y de las villas 
de San Vicente y de Liédena (i). 

Dicho monarca se llama successor in regno germani mei 
Fortunii, frase interpolada, pues en un documento fidedigno 
como es la confirmación de los términos de Fontírida, habla de 
García Iñiguez como de persona extraña á su familia (hedifica- 
vit rege Garsia Enechones) y para nada se acuerda de Forlún 
Garcés. 



(i) F^ublicada, como también las tres anteriores, y las que siguen, por 
Olivar en su Discurso de recepción, págs. 1 12, 1 15, 1 16 y 122. 



1 54 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

17 DE OCTUBRE DE 932 

Donación de las villas de Sierramediana y Ondose. 

Suscribe D. Basilio, obispo de Pamplona. Fecha errónea; en 
el año 932 habían ya tallecido Sancho Garcés I y D. Basilio. 

GARCÍA SÁNCHEZ I 
10 DE FEBRERO DEL AÑO 938 

Confirmación de una donación hecha á Leire por el obispo 
D. GalindOy de Pamplona. 

Documento fidedigno. 

DOCUMENTOS DEL MONASTERIO DE SAN PEDRO DE SIRESA 

SANCHO GARCÉS í 
SIN FECHA 

Donación que le hÍ!{0 el Conde Galindo A^nar II de Javierregay 
con sus términos: «de Scaberrigayo usque ad monasterio, villas 
de mea laborancia tota» (i). 

El rey á que alude es, indudablemente, Sancho Garces I: 
«Et ego depreco domino Sancione rege, propter dictam animam 
suam, ut sit adjutorem ad illum sanctuarium Dei». 

AÑO 922 

Donación de la villa de Javierre al monasterio de Siresa (2). 

Aparece suscrita por Scemeno rege, hermano de dicho mo- 
narca, y es uno de los casos en que la palabra rex significa lo 
mismo que ahora Infante. 



(i) Publicada por Oliver, obr. cil.^ pág. 118. 

El pequeño, pero muy apreciable, Cartulario de Siresa, se halla en el ar- 
chivo de 'a catedral de Huesca. 

ía) Publicada por D. Vicente la Fuente, Historia eclesiástica de España, 
segunda edición, tomo III, pág. 604. 



ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA l55 



I.° DE MARZO DE qBS 

Confirmación, por el mismo, de una donación que había he- 
cho, al monasterio de Siresa, de varias aldeas. 

Fecha mdudablemente errónea, pues entonces había ya fa- 
llecido este monarca (i). 



AÑO 932 

Otra de Sancho Garcés I y de Galindo A^nar II, por la que dan á 
Leire las tierras de Fo^e in iuso. 

Fecha equivocada, pues entonces era rey de Navarra Gar- 
cía Sánchez I (2). 



LIBRO DE LA CADENA, O DE LOS PRIVILEGIOS, DE JACA 

AÑO 867 

Donación que Galindo A^nar hace al monasterio de Siresa «de Exa- 
bierregayo usque ad locum qui dicitur Aqua torta, et Boves, 
cum tota mea labor ancia» (3). 

Este diploma cuya autenticidad parece indiscutible, nos 
aclara la fecha en que vivieron aquél y García Iñiguez, rey de 
Navarra: Facía carta Era DCCCCV, regnante Karolo rege in 
Francia, Alfonso, filio Hordonis in Gallia Cómala, Garsia 
Eneconis in Pampilona (4). 



(i) Publicada por Traggia, Discurso histórico sobre el origen y succe- 
sión del Reynb Pirenayco, pág. 63. 

(2) Publicada por Oliver, op. cit., pág. i(8. 

(3) Op. cit., pág. 119. 

(4) Briz Martínez (Historia de la fundación y antigüedades de San 
Juan de la Peña, págs. 87 á 90) pretende que la fecha de esta donación ha 
de ser la del año 8ü5, sin considerar que se echaba á tierra el sincronismo 
de figurar en ella Carlos el Calvo, Ordoño I y su hijo Alfonso III. 

La Gallia Comata, gobernada por Alfonso líl, no era Galicia, como creyó 
erróneamente el P. Moret (Investigaciones, pág. ?5o) y luego Jaurgain (La 
Vasconie, tomo I, pág. 279), sino la región NO. de Navarra, próxima á Gui- 
púzcoa, conquistada por Ordoño I después de la batalla de Albelda, que fué. 



1 56 NOTICIA-S Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

En este documento hace mención el Conde Galindo de su 
yerno Sancho (Sajictium regem^ generum meum) quien, sin 
duda alguna, es el Sancio Garseanis citado en las ger^ealogías 
Medianenses, hijo de García Iñiguez; su hermana Iñiga (Onne- 
ca) fué mujer de Aznar Galindo 11; doble matrimonio con que 
el rey de Navarra y el Conde de Aragón quisieron estrechar las 
relaciones entre ambos pueblos. 

E\ título de rey, dado á Sancho, equivale al de Infante, hijo 
de monarca, y así vemos que las genealogías Medianenses lla- 
man rey á Iñigo Garcés, hijo de Garci Jiménez, sin que nunca 
tuviese reino ( i). 

MONASTERIO DE ALBELDA 

GARCÍA SÁNCHEZ I 

AÑO 923 

Escritura de fundación de dicho monasterio. 
Fecha inexacta; en aquel año no reinaba aún García Sán- 



según Dozy, en el año 860, y luego conservada por Alfonso III, de quien 
dice un Cronicón del códice Vigilano: Vasconum feritatem bis cum exerciíu 
suo contrivit atque humiliaiñt. (España Sagrada^ tomo XIII, pág. 453.) 

San Eulogio, en su epístola á Welisindo (año 85i) llama Gallia comata, 
6 sea, cubierta de bosques, á la Vasconia de aquende los Pirineos, limitada 
por Pamplona y los de Seburis, ó sea el NO. de Navarra: quae Pampilonem 
et Seburicos limitaí; donde se había sublevado Sancho Sánchez por la 
muerte de su hermano el Conde Aznar; idea que completa al decir que el 
rio Arga pasa por Seburis y Pamplona: Aragus Jliimen oriens, rápido cursa 
Seburim et Pampilonam irrigans amni Cántabro infunditur. 

Seburi es hoy llamada Zubiri, aldea del Ayuntamiento de Esteribar, y 
está junto al río Arga. 

El río Cántabro es, indudablemente, el Ebro, donde desemboca el Arga, 
y así lo entendió el P. Moret, Anales, pág. 267. 

(1) Sobre este hecho fundó D. Manuel Oliver una opinión que juzga- 
mos bastante exagerada: 

«El titulo de rey no significaba entonces un poder supremo y único, ni 
se limitaba muchas veces á una sola persona, sino que se extendía con fre- 
cuencia á varias existentes al mismo tiempo, bien porque fuesen hermanos 
ó padres, é hijos mayores, primos, y aun parientes más lejanos, descendien- 
tes de otros que reinaron antes, bien porque, no sólo los vínculos de la san- 
gre, sino el matrimonio con las hijas ó hermanas, motivaba el ser asociados 
en el remo.» (Discurso de recepción en la Academia de la Historia, págs. 19 
y 20.) 



ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA I Sy 

chez I. D. Vicente de la Fuente puso en duda, y con razón, el 
que sea auténtico este diploma (i). 

LIBRO DE LA REGLA DE LEIRE 

No sabemos con certeza cuándo fué escrito; el P. iMoret, 
fijándose únicamente en el contenido, que no pasa de la era 
iii2(año 1074), imaginó que fué redactado en el año loyS. 
Todo hace suponer que no es anterior al siglo xiii, ó acaso 
al XIV. Sea cualquiera su antigüedad, tal como ha llegado á 
nosotros (2), está lleno de gravísimos errores; y de interpola- 
ciones modernas y caprichosas, por lo que ningún crédito me- 
rece; de Iñigo Garcés, qui fuit vulgariter vocatus Ariesta (3), 
dice que murió en el año 667, ó sea mucho antes de la inva- 
sión musulmana; le suceden Jimeno Iñiguez (Eximinus Eneco- 
nes) fallecido en el año 737; Iñigo Jiménez [Enneco Xemenones) 
muerto en 812; García Iñiguez (Garsia Ennecones) que reinó 
doce años; sucedióle su hermano Fortún Garcés, de longevidad 
asombrosa^ pues después de estar prisionero en Córdoba, ciñó 
la corona cmcuen/a y siete años, y aún tuvo tiempo de hacerse 
fraile en el monasterio de Leire, por lo que nada tiene de par- 
ticular que algunos cronistas (el P.La Ripa uno de ellos) le atri- 
buyan unos ciento veinte años de vida. Heredó el trono su 
hermano Sancho Garcés, que ya debía peinar canas; reinó lue- 
go García Sánchez, hijo del anterior y de D.^ Toda; sucedióle 
su hijo Ramiro (4), y á éste, su hermano Sancho Garcés (San- 
cius Garseanes vocatus a vulgo Abarca), padre de García, Ra- 
miro, Gonzalo y Fernando; monstruosa confusión que basta 
para negar todo género de autoridad á esta serie de desatinos, 
inventados por algún monje de Leire para enaltecer las glorias 



(i) Estudios críticos sobre la Historia y el Derecho de Aragón. Madrid, 
1884. Pág. 95. 

(2) Ximénez de Embún (Orígenes de Aragón y Navarra, pág. 22, dice 
fundadamente, que la Regla de Leire es de intención moderna, y toda ella 
monumento desgraciadísimo. 

(3) Estas palabras fueron añadidas al originaL 

(4) El párrafo que habla de este personaje se hallaba lachado. 

A Ramiro se le atribuye, con poco fundamento, un reino liliputiense, el 
de Viguera. 



I 58 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOKZA 

de su monasterio con los cuerpos de los monarcas que ima- 
ginaba estar allí sepultados (i). 



LAS genealogías NAVARRO-ARAGONESAS DEL CÓDICE 
MEDÍANENSE, O DE RODA 

Traggia fué el primero en publicarlas, pero no les conce- 
dió toda la importancia que tienen, pues apartóse de ellas nota- 
blemente. 

Mr. Jaurgain afirmó, caprichosamente, que están mal colo- 
cados varios párrafos (2), y los ordenó á su modo. Si fuese ver- 
dadera la teoría del erudito francés, dichas genealogías no ten- 
drían valor alguno, pues siendo fácil hacer con tales párrafos 
muchas combinaciones arbitrarias, darían base para defender 
hipótesis encontradas y absurdas. 

Mr. Jaurgain, obsesionado con la afirmación hecha por el 
P. Moret, y otros cronistas, de que Sancho Garcés I fué hijo 
de García Iñiguez, y hermano de Fortún Garcés, el Monje, 
ideó la tan peregrina como infundada teoría de que en las 
genealogías medianenses se halla alterado el orden de los párra- 
fos, y colocando á su gusto algunos, aplicó á la Historia un 
recurso dramático utilizado como especie de la anagnorisis 
desde Torres Naharro en su Calamita; el cambio de dos niños; 
según dice el Códice Rotense, García Iñiguez tuvo un hijo, 
Sancho Garcés, padre de Aznar Sanciones, y el rey Garci Jimé- 
nez, fundador de la segunda dinastía, tuvo en D.^ Dadilde á 
Sancho Garcés I. Mr. Jaurgain deshizo todo esto con un pro- 
cedimiento el más fácil que puede imaginarse: cambió sin fun- 



(1) YaLüguas {Adiciones al Diccionario de antigüedades de Navarra, 
1843, pág. 258) reimprimió la Regla de Leire según una copia que fué del 
archivero D. Juan Antonio Fernández; texto incluido luego por Mr. Jaur- 
gain, en La Vasconie, tomo I, pág. iSy. El códice antiguo de la Regla se ha 
perdido. 

Í2) Toutefois, tc'l qu'il á eté publié par Traggia, le Codex est en con- 
iradiction avec des charles d'une indéniable authenticité, et, comme je Tai 
dit plus haut, aucun de ses éditeurs, nul historien franc;ais ou espagnol, ne 
s'est aper(;.u de Terrear de copie qui le rendait inintelligible... j'ai fini par 
me rendre compte que, dans le manuscrit de iVleya, deux passages commen- 
(;ant l'un et l'autre par le nom de Sanzio Garseanes avaient eté transposés 
par le copiste. {La Vasconie, tomo I, pág. 268.) 



ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA l5g 

damento alguno la colocación, de varios párrafos y de una 
plumada acabó con la sucesión al trono de los sucesores de 
Garci Jiménez. 

Creo inútil detenerme en probar que no hay dislocación 
alguna en estas genealogías; basta leerlas para persuadirse de 
ello; su autor sigue siempre el mismo orden: á la mención de 
cada rey siguen los matrimonios de sus hijos, y aun de sus 
nietos. 

A mi juicio, dichas cronologías son la fuente más autori- 
zada para conocer la sucesión de los reyes antiguos de Nava- 
rra. Redactadas en la segunda mitad del siglo ix, cuando estaba 
vivo el recuerdo de la mayor parte de los monarcas que cita, 
no es probable que haya en ellas graves errores. 

Bien al contrario, su exactitud se prueba en muchos deta- 
lles, aun tratándose de personajes de segundo orden. 

Así que, dado su origen, su antigüedad y lo fidedigno de su 
contenido, en cuanto puede comprobarse con documentos 
genumos, creo que son la piedra angular para los orígenes de 
Navarra y Aragón, y que, á la luz que proyectan, es como 
deben ser estudiados los diplomas de aquella época. 

En lo que ninguna duda cabe es que estas genealogías no 
fueron escritas por algún religioso, ni tomando por base docu- 
mentos monásticos, pues no vemos en ellas la más pequeña 
alusión á fundaciones, leyendas y donaciones piadosas, ni se 
conforman con la serie de Reyes que deducimos de los diplomas 
que había en los archivos de Leire y de San Juan de la Peña, 
aun reconociendo que varios de los que ahora existen fueron 
redactados posteriormente, en los siglos xi y xii. Trátase, pues, 
de un cronicón genealógico, hecho probablemente por un se- 
glar, y fundado en los documentos y noticias oficiales que 
había en la Corte de Navarra, de cuya monarquía trata con 
más extensión y preferencia que de los Condes de Aragón, 
Pallas y Ribagorza (i). 



(i) Con las genealogías navarro-aragonesas del códice Medianense fué 
encuadernado un cronicón que empieza: Initium Regni Pampilonae; (íde- 
digno en su comienzo, está luego afeado con un error de consideración, 
pues á Sancho Garcés III le atribuye nada menos que sesenta y cinco años 
de reinado (desde el 970 al io35); supone que fué hijo de García Sánchez I, 
y niega la existencia de monarcas tan conocidos como Sancho Garcés II y 
García Sánchez II, el Temblón. 



l60 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

En estas genealogías hay varias lagunas que, indudable- 
mente, existían en el códice original y en sus copias, pues las 
tenía el ejemplar del que fueron trasladadas con adiciones, no 
siempre felices, en el manuscrito de León (i) y prueban la 
buena fe de quien las redactó, que prefirió hacer su trabajo 
incompleto á llenarlo con nombres falsos ó dudosos. 

Ambrosio de Morales (2) fué el primero que conoció estas 
genealogías, aunque no en su texto primitivo, el de Meya, sino 
en el de León, de menos autoridad, por ser de fecha posterior 
y por algunas de sus desdichadas enmiendas. 

El P. Abarca, cuyos Reyes de Aragón en Anales históricos 
es la obra más imparcial y de más acertada crítica de cuantas 
se escribieron en los siglos xvii y xviii, aprovechó el frag- 
mento traducido por Morales (3). 

Traggia publicó las genealogías navarro-aragonesas del có- 
dice Medianense; pero tan desacertado anduvo al estudiarlas, 
que, lejos de aclarar el asunto, lo involucró no poco; su crono- 
logía es tan absurda, que hace reinar en el año 788 á Fortún 
Garcés, nieto de Iñigo Arista, y cree que éste nació por el de 698; 
admitió un Rey tan fabuloso como Alarico, á quien hace abuelo- 
de Garci Jiménez; á más de esto, por un género de diplopia 
genealógica, vio dos Garcías Iñiguez y dos Fortunes Garcés, de. 
modo que hasta llegar á García Sánchez I, establece una serie 
de monarcas inadmisible en alto grado: Iñigo Arista, García 
Iñiguez I, Fortún Garcés I, Garci Jiménez, Iñigo Garcés, 
García Iñiguez II, Fortún Garcés II, Sancho Garcés I, hermano 
del anterior, Jimeno Garcés y García Sánchez I. Tales equivo- 
caciones eran casi inevitables, por la ciega credulidad con que 
Traggia dio fe al disparatado Privilegio de Alaón, á un docu- 
mento atribuido al Rey Alarico, y á otros igualmente falsos, y 
enalteció el tan traído y llevado fuero de los Roncaleses; así que 
la obra de Traggia significa un retroceso en este género de. 
estudios, comparada con la del P. Abarca, á pesar de que éste no 



(1) En esie códice se saltan, pero no se llenan, los vacíos; por ejemplo: 
dicen las genealogías: Belasco Fortunionis accepit uxor... et genuit domina. 
Scernena; en aquél se lee: Blasco Fortunionis genuit dominam Exemenam. 
Lo mismo hace en otros casos. 

(2) Las aprovechó en su continuación de la Coránica general de Espa^ 
ña, lib. XV, cap. XXXVI. 

(3) Ob. cit., tomo I, fol. Sj. 



ORÍGENES DEL REIWO DE NAV/>RRA l6l 

dispuso de tantas fuentes de conocimiento como el historiador 
zaragozano (i). 

D. Manuel Oliven y Hurtado, gran admirador de este docu- 
mento, reconoció que sin el precioso hilo de la genealogía 
Medianense, Jamás se hubiera salido de tan intrincado labe- 
rinto como hay en la sucesión y nombres de los reyes navarros, 
y echó sobre tan sólido cimiento la base de su obra, digna de 
alabanza, aunque no estamos conformes con algunas de sus 
conclusiones, como el decir que Iñigo Arista y García Jiménez 
fueron hermanos, hecho reñido con el texto Medianense; que 
Jimena, la esposa de Alfonso III, era de la Casa Real de Francia, 
y prima hermana de Carlos el Calvo; á más de esto creyó en 
algunos diplomas ó hechos falsos: en las donaciones al monas- 
terio de Leire por García Iñiguez (año 842) y Fortún Garcés 
(año 880); que el Rey Carlos, citado en la donación de Labasal, 
fué Carlomán; que vino en romería á Santiago, y que es autén- 
tico el diploma de Huértalo, en tiempo de Atilio, abad de 
Cillas, y suscrito por el Rey Garci Jiménez (año 860) (2). 

No menos crédito que Oliver les dio el sañudo arabista de 
Leyden, Reinerio Dozy, quien, en sus RechercheSy tomó de 
aquéllas varias noticias, cual es el matrimonio de Muza I, jefe 
de los Beni Casi, con Asona, hija de Iñigo Arista (3). 

D. Vicente de la Fuente, si bien reconoció el valor histórico 
de estas genealogías (4), no rompió del todo con la tradición, 
pues consigna, sin aceptar, pero también sin rechazarlo, el 
que Garci Jiménez, primer caudillo de navarros y aragoneses. 



(i) Discurso histórico sobre el origen y succesión del Reyno Pirenáyco 
hasta D. Sancho el Mayor, págs. 52 á 55; trae también las variantes del có- 
dice de León. Texto del que luego se aprovechó Mr. Jaurgain. 

(2) ' Discursos leídos ante la Real Academia de la Historia, en la recep- 
ción pública de D. Manuel Oliver y Hurtado, el día 8 de Abril de 1866. — 
Madrid 1866. 

Publicó las genealogías medianenses en las págs. 107 á 1 10. 
Antes las había reimpreso Romey, Historia de España, tomo IV. 

(3) Essai sur VHistoire des Todjibides. les Beni-Hachim de Saragose, 
et les Beni-Qomadih d'Almerie. 

Ob. cit., 3.^ edición, págs. 21 : y siguientes. 

(4) «El descubrimiento de este precioso códice ha dado mucha é inespe- 
rada luz á las cuestiones sobre la monarquía pirenaica.» 

Historia eclesiástica de P^spaña, 2.* edición, tomo III, pág 71. 

II 



l62 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

^ 

conquistase la villa de Aínsa, y dio por buenos los documentos 
de Leire expedidos á nombre de Iñigo Jiménez (i). 

Estudiando sin prejuicios las genealogías Medianenses, ve- 
mos claramente que hubo en Navarra dos dinastías, una en el 
siglo IX y otra en el x, cuyos fundadores no consta que descen- 
diesen del mismo tronco, y ni fueron, ni pudieron ser hermanos, 
atendida la época en que cada uno vivió. Fué cabeza déla pri- 
mera Iñigo Arista, noble de la Vasconia francesa, natural de 
Bigorra, como afirm.a el Arzobispo D. Rodrigo (2), y acaso em- 
parentado con los Condes que gobernaban aquella región. Pu- 
diendo afirmarse, aunque salga lastimado el patriotismo local 
de algunos, que los Estados Pirenaicos fueron en sus comien- 
zos expansiones de allende los montes, auxiliadas por los ele- 
mentos indígenas, que no tardando se emanciparon de hecho; 
los documentos más antiguos de Aragón van calendados por los 
años de los Reyes francos, y es muy probable que Aznar Ga- 
lindo, el primer Conde que de allí conocemos, fuese oriundo, 
como Iñigo Arista, de la Vasconia ultrapirenaica. Siendo for- 
zoso reconocer q.ue, excepto el reine de Asturias, creado por 
impulso interno y con elementos propios, los demás Estados es- 
pañoles nacieron al calor de Francia, por lo cual ninguno de 
ellos tuvo en mucho tiempo carácter nacional, ni rasgos marca- 
damente individuales; Cataluña, con ser la región más culta y 
progresiva, fué tan sólo una continuación de la Provenza y de 
Languedoc; una rama de la gran familia lemosina; en Aragón 
nunca hubo idioma nacional, pues comenzó hablando el mismo 



(i) Ob. cil., págs. 73, 74 y 142. 

En las págs. 444 á 447, publica el texto de las genealogías navarro-ara- 
gonesas. 

El docto arabista D. Francisco Codera (Estudios críticos de Historia árabe 
española, pág. 247), da al códice de Meya grande autoridad y dice que hoy 
parece ser el punto de partida para la historia pirenaica. 

(2) Cum enim Castella, Legio et Navarra variis Arabuní incursionibus 
vastarentur, vir advenit ex Bigorriae Comitatu, bellis et incursibus ab infan- 
lia assueius, qui Enecho vocabatur, et quiaasperin praeliis, Arista agno- 
mine dicebaiur, et in Pyrenaei partibus morabatur, et post ad plana Na- 
varrae descendens, ibi plurima bella gessit, unde et inter regnícolas me- 
ruil Principatum. (De rebus Hispaniae, lib. V, cap. XXI.) 

La Crónica general repite lo mismo que D. Rodrigo había escrito: 
«Veno un cauallero del condado de Bigorra, que de su ninnez era muy 
usado en armas et en caualleria; et era muy afamado ende, et Uamauanle 



ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA I63 

•dialecto que se hablaba en la región bearnesa (i), hasta que 
iuego se fué, poco á poco, infiltrando el castellano por medio 
del Sur de Navarra y de Soria, no sin luchar al E. con la in- 
vasión del catalán. 

No fué, por consiguiente, en las montañas de la Berrueza y 
Deyo, cercanas de Álava y de Castilla, donde se formó el nú- 
cleo primitivo de Navarra, según imaginaron algunos cronis- 
tas, sino en los valles de Salazar y de Roncal, próximos á Fran- 
cia, de cuya Vasconia, de Bigorre, vino el primer caudillo que 
consolidó la independencia de los vascos españoles (2). 

Reflexiónese también que los Pirineos nunca fueron una mu- 
ralla tan infranqueable que impidiesen cierto flujo y reflujo 
entre las dos regiones contiguas. Desde antiquísimos tiempos, 
y no desde fines del siglo vi, como dice Jaurgain, los vascos de 
España se habían establecido entre el Garona y la cordillera 
pirenaica; el reino godo poseyó hasta su ruina la Galia Narbo- 



Yenego... Et desque ueno esquantra Espanna moraua siempre en los mon- 
tes Pireneos, que son los montes de Aspa, et yazen entre Gasconna et Es- 
panna; empos esto descendió morar a los llanos de Nauarra, et alli uencio 
muchas lides que ouo con los moros. (Primera Crónica general, ó sea Es- 
toria de España. Madrid, 1906, pág. 467.) 

(r) Prueba de las grandes afinidades que había entre ambas regiones. 
Los Ordenamientos de Jaca, uno de los textos más antiguos del dialecto ara- 
gonés, están redactados en una especie de gascón, pero ya modificado por el 
castellano, cosa que nada tiene de extraño dada su fecha, relativamente mo- 
derna (año 1238). (Cnf, Boletín de la Academia de la Historia, tomo LII, 
págs. 346 y siguientes.) 

(2) La vieja opinión de que en el siglo viii se crearon dos Estados inde- 
pendientes, uno en Sobrarbe y otro en Navarra, ha sido renovada, si bien 
con timidez, por el Sr. Altamira, quien escribe: «Sólo algunos años des- 
pués de Covadonga, en 724, según se cree, apareció en el Norte de Aragón 
y en el límite de la región vasca (que también era independiente en su ma- 
yor parte) un nuevo centro cristiano de oposición, cuyo jefe era un tal Garci- 
Jiménez (Conde?; que derrotó á los árabes, apoderándose de la villa de Ainsa 
(70 kilómetros al NE. de Huesca). El territorio que ocuparon este Garci-Ji- 
ménez y sus sucesores se llamó Sobrarbe y comprendía casi todo el par- 
tido actual de Boltaña sobre el Pirineo. Por el mismo tiempo debió existir 
en terfitorio navarro otro núcleo independiente, más ó menos relacionado 
con el de Sobrarbe, y del que los documentos antiguos suponen primer jefe 
ó soberano á un Conde llamado Iñigo Arista. Las noticias que se tienen res- 
pecto de los orígenes de estos I-Jstados son, sin embargo, confusas y contra- 
dictorias, y nada puede afirmarse en definitiva. (Historia de España, se- 
gunda edición, tomo I, pág. 236.) 



164 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZ \ 

nense; Cataluña fué largos años una provincia francesa, lo 
mismo que Ribagorza en sus primeros tiempos; luego, á prin- 
cipios del siglo XIV, Navarra dependió de Francia; el Rosellón 
perteneció á España hasta el año iGSg, y hoy mismo el valle de 
Aran, que geográficamente es del de la región vecina, integra 
la provincia de Lérida. 

La teoría de que Iñigo Arista y Garci Jiménez fueron her- 
manos resulta imposible; aquél, no sólo vivió en tiempo de 
Cario Magno, sino que antes del año 8 14, en que falleció el Em- 
perador, tenía una hija casada con García el Malo; el segundo 
fué marido de Dadildis, hermana de Raimundo I, Conde de Pa- 
llas, que gobernó esta región en el último cuarto del siglo ix, y 
resulta imposible que entre dos hermanos haya una diferencia 
de ochenta ó más años de edad (i). 

A Iñigo Arista le sucedió García Iñiguez, y á éste Fortún 
Garcés, quien, según dice una vieja tradición, que ha llegado á 
ser, en cierto modo, un canon dogmático de la Historia de Na- 
varra, impulsado por santa vocación eligió en sus últimos años 
el estado religioso. 

Si realmente acabó sus días Fortún Garcés en el monaste- 
rio de Leire (2), hecho muy probable, aunque no se funda más 
que en el testimonio del famoso Libro de la Regla, verdadero 
montón de conocidos desatinos, quizá profesara, no tanto por 
devoción, como obligado, pues casi siempre, en la Edad Me- 
dia, los Monarcas destronados eran recluidos en un monasterio. 
Aún es menos admisible la teoría de que hubo dos Monarcas 



( 1 ) La infundada suposición de que Iñigo Arista se llamó también Iñigo 
Jiménez, fué defendida por el P. La Ripa {Corona Real del Pirineo, parte 
segunda, pág. 19), donde dice que aquél tuvo dos nombres, Iñigo y García: 
«L'nas vezes usava del uno, otras vezes del otro.» ¡Qué procedimiento tan 
poco ingenioso para enmarañar la Historia! 

(2) El P. Moret {Annales, pág. SSy) describe este hecho como si lo hu- 
biera visto: «Partió el Rey Don Fortunio al Monasterio de Leyre con los 
Principales de su Corte. Y llamando á su hermano Don Sancho, y Doña 
Toda Aznarezjsu muger, les echó su bendición, pidiendo al Cielo prospe- 
rasse el Gobierno que les entregaba; y dio á su hermano la Corona de su ca- 
beza, su espada, la loriga con el collar de oro, el escudo, lanza, y caballo- 
con la silla, y freno de plata, dos tiendas de campaña, tres cornetas, instru- 
mentos todos del ministerio para que le elegía.» 

El P. Moret copió estas fantasías de la Regla de Leire. 



ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA l65 

I ^— ^— ^— 

navarros llamados Fortún Garcés, ideada para conciliar algu- 
nos anacronismos. 

Briz Martínez escribe que Fortún Garcés no tuvo hijos, y, 
añadiendo un error más, afirma que le sucedió su hermano San- 
cho Garcés, Abarca, cuyo nacimiento prodigioso refiere: «Por 
la mongía de Don Fortunio su hijo [de García Iñiguez] queda- 
ron los dos Reynos de Pamplona y Sobrarve, y Condado de 
Aragón, que ya estaua unido con este, sin natural señor, y con 
muy grandes deseos de tenerlo (i).» 

La opinión de que Fortún Garcés y Sancho Garcés fueron 
hermanos no tiene fundamento sólido, y sí en contra razones 
poderosas. El único diploma en que se afirma tal hecho es uno 
del monasterio de Leire (año 918), donde Sancho Garcés I se 
llama succesor in regno germani mei Fortunii; cláusula inter- 
polada, pues en ningún otro de San Juan de la Peña, del mismo 
Leire, ni de Siresa, justifican los Reyes, con frases análogas, la 
ocupación del trono. En cambio vemos que se oponen á este 
parentesco las genealogías de Meya, en las que se dice clara- 
mente que Sancho Garcés fué hijo de Garci Jiménez, y no de 
García Iñiguez. Opónense también los graves anacronismos que 
se siguen de tal hermandad, pues constando que Iñigo Arista 
vivió en tiempo de Garlo Magno, teniendo ya entonces una hija 
casada, y que Sancho Garcés reinó hasta el año 925, dejando un 
niño de siete, es forzoso que llegara á una edad avanzadísima, 
casi nunca vista, y que ya nonagenario ó centenario mereciese 
el don de la paternidad. Por eso los cronistas de Navarra atri- 
buían á Fortún Garcés unos ciento veinte años de edad, y á 
proporción de ésta hay que imaginar la de Sancho Garcés (2). 



(i) Historia de la fundación y antigüedades de San Juan de la Peña, 
pág. 272. 

(2) El arzobispo D. Rodrigo Jiménez de Rada fué el primero (Historia 
Arabum, cap. XXVIU) en atribuir á un caballero, de nombre Fortún, que 
fué cautivo de los moros, en Córdoba, ciento veintiséis años de existencia, á 
quien luego identificaron con el monarca navarro; y como el P. Moret reba- 
jase cifra tan digna de los tiempos matusalénicos, protestó airadamente fray- 
Domingo la Ripa (Corona Real del Pirineo, pág. 207): «Quiere que la renun- 
ciación de Don Fortuno sea año ochenta y siete de su edad, y con tres que 
le da de mongia, entierra al Rey monje en Leyre, de noventa años. Padre 
Moret, estos son arbitrios de su pluma... También pudo ser que tuviera de 
.mongia veinte, treinta y más años; en esto no ay repugnancia.» 

El mismo Jaurgain (La Vasconie, tomo 11, pág. ujS) dice que cuando 



l66 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Pero, dejando á un lado estas cuestiones de la vejez que^. 
por favor especialísimo del cielo, gozó Don Fortuno, y que, tal 
como las defendían ó impugnaban el P. La Ripa y otros cro- 
nistas, recuerdan las disputas de D. Quijote con Cardenio sobre 
si la reina Madasima fué muy principal señora, ó se amancebó- 
con el sacapotras y bellaconazo de Elisabat, diremos que, vi- 
viendo todavía Fortún Garcés, ocupó el trono de Pamplona 
otra dinastía, fundada por Garci Jiménez, quien, acaso, descen- 
diera de Sobrarbe y sea este el fundamento tradicional en que 
se apoyaron las leyendas relativas á los monarcas de aquella; 
región, pues es rarísima la que no se funda en un hecho histó- 
rico, siquiera muchas veces resulte imposible discernir lo ver- 
dadero de lo falso, y siempre se necesita fina perspicacia y ra- 
ciocinio sereno para no dejar la Historia y la fábula más enma- 
rañadas. La tan traída y llevada leyenda de Garci Jiménez con- 
firma dicho principio; cierto es que no vivió á comienzos del 
siglo viii; ni fué un segundo Gedeón, aunque lo diga Briz Mar- 
tínez; ni el primero en luchar con la morisma; ni conquistó, 
hacia el año 724 (i), el reino de Sobrarbe; ni se le apareció la 



Fortún Garcés profesó en Leire tenía ya unos ochenta y cuatro años, edad 
en que ya no le pondría tentaciones el diablo, como á San Antonio. 

A Sancho Garcés I le asigna también vida propia de un patriarca bíblico: 
noventa y seis años, pues, nacido en 83o, no falleció hasta el año 926. Y como 
consta que García Sánchez I sólo contaba siete años cuando murió su pa- 
dre, resulta que éste lo engendró á los ochenta y ocho de su edad; hecho 
bastante difícil de ser creído, aunque los hombres fuesen entonces de mu- 
cho mejor temple que los de ahora. 

El texto de D. Rodrigo dice así: «Mahomath contra Navarros exercitum 
adunavit, et circa Pampilonam messes et vindemias devastavit, et obtinuit 
tria castra in quorum uno invenit militem qui Fortunius dicebatur, quem 
captum Cordubam secum duxit, et elapsis xx annis suae domui restituit 
cum multis junioribus liberatum, et vixit hic Fortunius cxxvi annis. 

(1) Briz Martínez refiere con sorprendente lujo de pormenores la con- 
quista de Sobrarbe por Garci Jiménez; éste, después de elegido rey en el 
año 724, «passando por junto á los muros de laca, sin ser sentido de los 
bárbaros, llegó con increyble presteza, por caminos ocultos, á la villa de 
Aynsa, donde estauan los moros bien descuydados... Al punto que llegó á 
ella, el valeroso Garci Ximenez, sin dar lugar á los barbaros, la mandó cer- 
car, y fue acometida por todas partes de ios suyos». Bien pronto los moros, 
«confusos y llenos de turbación, se le rindieron luego, sin pacto ni condi- 
ción alguna». (Historia de la fundación, y antigüedades de San ¡pan de la 
Peña. ^arago9a, 1620. Pág. i5.) 



ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA 167 

■ — — 1 

cruz, como á otro Constantino; n\ dio los fueros que se le atri- 
buyen; pero si que fundó una dinastía; que afianzó el dominio 
de esta en Sobrarbe, si es que no lo adquirió, por su matrimonio 
con Dadildis, hermana del poderoso Conde ribagorzano D. Rai- 
mundo I; que en su tiempo echó raíces el sistema feudal, con 
detrimento del poder monárquico, pues mal podían evitarse en 
Navarra la avasalladora influencia del pueblo francés y la co- 
rriente general de la época, por lo que, desde fines del siglo ix, 
adquieren los séniores una situación más ventajosa enfrente del 
monarca (i), y así vemos que suscriben desde entonces los di- 
plomas regios, y aunque su lema no sea la frase tradicional de 
somos tanto como vos, ésta informa la Constitución no escrita 
por la que se rige el pueblo navarro, mucho más firme que la- 
actuales, por hallarse grabada en el pensamiento y en la voluns 
tad de la nación, y no en las vanas utopías de legisladores idea- 
listas. 

Y en cuanto al cambio de dinastía en Navarra, por causas 
que desconocemos, nada tiene de particular, pues la dignidad 
Real era, de derecho, electiva, y resulta infundado por com- 
pleto el error, bastante general en cuantos estudian la monar- 
quía navarro-aragonesa, de imaginar que desde un principio fué 
de derecho hereditaria, cuando realmente, y lo mismo que ha- 
bía sido la de Asturias, era electiva con tendencias á la sucesión 
en los individuos de una familia (2). Por lo cual, nada tiene de 
extraño que, al dejar el trono Fortún Garcés, los nobles eligie- 
sen á Garci Jiménez, ó á Sancho Garcés I, sin grave oposición 
de los hijos de aquél, como lo prueba el que ambas familias 
emparentasen luego, casándose Iñigo Fortún, hijo de Fortún 
Garcés, con D.^ Sancha, hija de Garci Jiménez. 



(i) El Sr. Ximénez de Embún afirma que á principios del siglo x, rei- 
nando Sancho Garcés I, «comenzamos á divisar alguna cosa parecida á fue- 
ros, á saber: el privilegio concedido á los de Roncal en 922», y que dicho 
monarca aparece «colocado ya en medio de una Corte guerrera con encum- 
brados dignatarios semejantes á los del reino de Asturias y León». (Ensayo 
histórico acerca de los orígenes de Aragón y Navarra, pág. 84.) 

(2) El P. Moret reconoció que la monarquía de Navarra no fué heredi- 
taria en sus comienzos: «aquellos pueblos, tenaces todavía de su libertad, 
tendrían por parte de ella el arbitrio de elegir Príncipe sucessor, aunque 
dentro de una misma sangre y Cassa». (Anuales, pág. 217.) 



l68 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

¿Fué Garci Jiménez rey de Navarra? Las genealogías Me- 
dianenses parecen afirmarlo cuando empiezan por éste la se- 
gunda dinastía: alia parte regum. Pero no hay certeza com- 
pleta de que ésta sea la verdadera interpretación, pues un do- 
cumento bien informado en los hechos que refiere, emplea el 
verbo erexit, que parece indicar una renovación dinástica, al 
hablar de Sancho Garcés I (i), y no menciona para nada á su 
padre Garci Jiménez. De todas maneras, aun dado el caso de 
que éste llegase á reinar, sería muy poco tiempo, pues consta 
que Fortún Garcés ocupaba el trono en el año 901, y que en 
goS comenzó á gobernar Sancho Garcés I, y tal vez fuese de- 
bido á esto el olvido en que cayó la memoria de aquel reinado. 

A qué causa obedeció el cambio de dinastía es cosa que se 
ignora; sólo sabemos que este hecho se anticipó á la muerte de 
Fortún Garcés, quien acaso dejara el cetro para acabar sus días 
en el monasterio de Leire, ó quizás fuera destronado, pues no 
resulta probable de otro modo que, teniendo cuatro hijos (Iñigo 
Fortún, Aznar Fortún, Velasco Fortún y Lope Fortún) nin- 
guno de ellos le sucediera. 

Lo que sí puede afirmarse es que en el cambio de dinastía 
influyó, y no poco, Raimundo I de Pallas y Ribagorza, pues 
vemos que no fué rey un hijo que tuvo Garci Jiménez de su 
primer matrimonio (Iñigo Garcés), sino uno de los que hubo en 
Dadildis, hermana de aquel Conde (2) cuyo poder y cuya in- 
fluencia había crecido en los últimos tiempos de los Beni Casi. 

Condensando en pocas palabras, y con la mayor claridad 
posible, las conclusiones que deducimos de las genealogías Me- 
dianenses, base la más cierta para estudiar la serie de monar- 
cas que hubo en Navarra durante los siglos ix y x, diremos: 



(i) El códice Albeldense, ó Vigilano, copiado en 976, refiere este hecho 
de un modo análogo: In Era DCCCCXLIII surrexit in Pampiiona rex no- 
mine Sancio Garseanis. 

El Chronicon Burgense dice: «Era DCCCCXLIII surrexit in Pampilonia 
rex nomine Sancius Garsiae, et obiit Era DCCCCLXII.» (España Sagrada, 
tomo XXIIÍ, pág. Soy.) 

(2) Y no cale decir que Iñigo Garcés murió joven: sobrevivió á su pa- 
dre, se casó con D.^ Jimena y tuvo cuatro hijos: García Iñiguez, muerto en 
la batalla de Liédena; Jimcno Iñiguez, Fortún Iñiguez y Sancho Iñiguez, 
quienes, por motivos que desconocemos, huyeron á Córdoba. 



ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA 169 

1 

i.° Hubo en dicho país dos dinastías, fundada la primera 
por Iñigo Arista, á comienzos del siglo ix, y la segunda por 
Garci Jiménez á principios del x. 

2.° Iñigo Arista y Garci Jiménez no fueron ni pudieron ser 
hermanos. 

3.° Tampoco fueron hermanos Fortún Garcés y Sancho 
Garcés I (i). 

4.*^ Resulta lo más probable que Fortún Garcés fuese des- 
tronado, pues de otro modo le habría sucedido en el trono al- 
guno de sus cuatro hijos. 

5.° Don Jimeno Garcés, hijo de Garci Jiménez, y tío de 
García Sánchez I, no fué rey honorario de Aragón, y sí tutor 
de su sobrino, por cuyo motivo le llaman rex algunos docu- 
mentos. 

6.° No se sabe con certeza las fechas en que empezaron y 
acabaron su reinado los monarcas anteriores á Sancho Gar- 
cés I (2); las de éste (3) y sus descendientes constan de manera 
indubitable (4). 



(i) El P. Moret (Anales, tomo I, pág. 3 12), para demostrar que doña 
Jimena, mujer de Alfonso III de Asturias, fué hija de García Iñiguez de Na- 
varra, cita una donación que atribuye á García I, á la Iglesia de Oviedo (Sep- 
tiembre del 926) en que llama á Sancho Garcés I, su lío; esto no es verdad, 
pues el texto dice así: Monasterium Sanctae Eulaliae de Triungo secus flu- 
men Seliam, quod fuit amitae Xemenae Reginae, et consanguinei ?nei Sancii 
Regis Pampilonensis, et dederunt illud Ovetensi Ecclesiae, quod datum ego 
confirmo. {España Sagrada, tomo XXXVII, pág. 439.) La donación es de 
Ramiro II, aunque la fecha está equivocada. 

(2) La muerte de Fortún Garcés en la batalla de Aybar (año 882) no se 
funda más que en el sospechoso testimonio de Conde, quien añade el error 
de que allí fué herido Omar ben Hafsún, rebelde que nunca peleó en el 
Norte de España, como lo probó Dozy. Sin reparar en esto, Mr. Jaurgain 
siguió la opinión de Conde. 

(3) El códice Albeldense, y el de Meya, copiado aquél en 976, y éste á 
fines del siglo x, están conformes en decir que Sancho Garcés I reinó desde 
el año 905 al 925. Y añade el primero: Jilius ejus Garsea rex regnavit 
annos XL. 

(4) Para concluir, insertamos el catálogo de monarcas navarros que 
hasta Sancho Garcés III admiten los Sres. Ximénez de Embún, Jaurgain, y 
Magallón, y el del códice Mediancnse: 



I yo NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOZRA 

genealogías de los primitivos reyes de navarra 

(Códice MedianensCy ó de Roda) (i) 

Ordo NUMERUM {sic) regum Pampilonensium. 

I. Enneco cognomento Aresta (a) genuit Garsea Enneconis (¿>), 
et domna Assona (c) qui fuit uxor de domno {d) Muza qui tenuit 
Borza (e) et Terrero, et domna (/)... qui fuit uxor de Garsea {g) Malo. 



Don Tomás Ximénez de Embún, Ensayo histórico acerca de los orígenes 

de Aragón y Navarra, pág. 17. 

Iñigo Arista. 84 x. Sancho Garcés II Abarca. '^^70-994 

Garci Iñiguez. 84 x-882? Ramiro, rey de Viguera honorario. 

Forlún Garcés. 882-905. Garci Sánchez II, el Tré?nulo. 994- 

Sancho Garcés I. 906-925. 1000. 

Garci Sánchez I. 925-970. Gonzalo, rey honorario. 

Jimeno Garcés, rey honorario. 

Mr. Jaurgain, La Vasconie, tomo lí, pág. 164, y II, pág. 191. 

Iñigo Jiménez Arista, hijo segundo Fortún Garcés, el Monje. 

de Jimeno Lope, Murió en el año Sancho Garcés I, hermano del anie- 

852. rior. 

García I Jiménez, nieto de Garci J¡- García III Sánchez. 

ménez y D.* Dadildis, con quien Sancho II García, Abarca. 

éste se casó hacia el año 796. García ÍV Sánchez, el Temblón. 
García II Iñiguez. 

D. Manuel Magallón, Colección diplomática de San Juan de la Peña, pág. 6. 

Iñigo Arista. Sancho Garcés I. 

García Jiménez (dudoso). García Sánchez I. 

García Iñiguez. Sancho Garcés II, Abarca. 

Fortún Garcés el Monje. García Sánchez II. 

Genealogías del códice medianense ó de Roda. 

PRIMERA dinastía 

(Siglo IX.) 

Iñigo Arista. Fortún Garcés. 

García Iñiguez. 

SEGUNDA dinastía 

(Siglo X.) 

García Jiménez. García Sánchez I. 

Sancho Garcés I. Sancho Garcés II. 

Jimeno Garcés llamado rey porque García Sánchez II. 
fué tutor de su sobrino García Sán- 
chez. 

Variantes del códice de León: 

(a) Arista. (¿>) Garsiam Eneconis. (c) dominam Assonam. (¿f) domi- 
no, (e) Borca. (/) dominam. (g) García. 

( 1 ) Colección de dijerentes cronicones antiguos que se hallan en un 
códice gótico ms. en vitela de fines del siglo x, el cual parece haber sido de 
la Santa Iglesia de Roda. Copiados por D. Francisco Javier de Santiago Pa- 
lomares. Año de 1780. (Bib. de la Acad. de la Historia, est. 26, grada i.*, 
n.° 9.) Las genealogías navarro-aragonesas ocupan los folios 191 y 192. 



genealogías navarras del CÓDiCE MEDIANENSE I7I 

♦- 

2. Garsea (a) Enneconis accepit uxor domna... filia de... et ge- 
nuit Furtunio Garseanis, et Sancio Garseanis, et domna Onneca (b) 
qui fuit uxor de Asnari Galindones (c) de Aragone. 

3. Furtunio Garseanis (d) accepit uxor domna Oria, filia de... et 
genuit Enneco Furtunionis, et Asenari (e) Furtunionis, et Belas- 
co (J) Furtunionis. et Lope (g) Furtunionis, et domna Onneca (h) 
qui fuit uxor de Asenari Sanzones de Larron (/). 

4. Sancio Garseanis accepit uxor domna... et genuit Asnari 
Sanziones qui et Larron (;). 

5. Asnari Sanzionis accepit uxor domna Onneca, Furtuni Gar- 
seanis filia, et genuit Sanzio Asnari, et domna Tota regina, et 
domna Sanzia (A). Ista Onneca postea accepit virum regi Abdella, 
et (/) genuit Mahomat Iben Abdella (m). 

6. Enneco Furtunionis (n) accepitlixor domna Sanzia, filia de 
Garsea Scemenonis, et (ñ) genuit Furtunio (o) Enneconis, et domna 
Auria (p) qui fuit uxor de Munnio Garseanis (q), et domna Lopa, 
uxor Sanzio Lupi de Araquil (r). Ista domna Sancia (s) postea ac- 
cepit virum domno Galindo, comes (t) de Aragone, et genuit ex eo 
domna Andregoto regina, et domna Belasquita. Ista Belasquiía ha- 
buit virum Enneco Lopiz (w) de Estigi et de Zillegita. 

7. Asnari Furtunionis accepit uxor... et genuit Furtunio As- 
nari {v), qui et cognomento Órbita, pater fuit de Garsea Furtunio- 
nes de Capannas (x). 

8. Belasco Furtunionis accepit uxor... et genuit domna Sce- 
mena (/), qui fuit uxor de rege Enneco Garseanis, et domna Tota, 



(a) Garsias. (b) Fortunium Garsiez, et Sanctium Garsiez, et dominam 
Onnecam. (c) Aznario Galindonis. (d) Fortunio Garsiez. (e) uxorem 
dominam Auream, et genuit Enecum Fortunionis, et Aznarium. (/) Velas- 
cum. (g) Lupum. (A) dominam Onnecam. (/) Aznario Sanctionis de La- 
rron. (;■) Sanctius Garsiez genuit Aznarium Sanctionis. (k) Aznarius 
Sanctionis accepit uxorem dominam Onnecam, filiam Fortunii Garsiez, 
suam congermanam, et genuit ex ea Sanctium Aznarez, et dominam To- 
tam reginam uxorem Sanctü obtimi regis. (/) postea mortuo viro suo ac- 
cepit virum regem Abdalla, et ex eo. {771) Abdalla. (n) Fortunionis. 
iñ) uxorem dominam Sanctiam, filiam Garsie Semenionis, et ex ea. (o) For- 
tunium. (p) dominam Auream. (^) Munio Garsiez. (r) dominam Lupam, 
uxorem Sanctü Lupiz de Haraquil. (5) domina Sanctia. (/) dominum Ga- 
lindum, comitem. (u) genuit Aznarium Galindonis, et dominam Andre- 
godo, reginam, et dominam Blasquitam, que habuit virum Ennccum Lupiz. 
(j^) Aznarius Fortunionis genuit Fortunium Aznarez. (x) Órbita vocaba- 
tur, et fuit pater Garsie Fortunionis de Cabannas. (/) Blasco Fortunionis 
gennuit dominam Exemenam. 



172 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

uxor de Enneco Manzones el de Lucentes, et domna Sanzia, uxor 
Galindo Scemenonis de Pinitano (a). 

9. Furtunio Enneconis accepit uxor... et genuit Garsea Furtu- 
nionis, et Enneco Furtunionis, et domna Sanzia {b). 

Ilem alia parte (c) regvm. 

10. Garsea Scemenonis {d) et Enneco Scemenonis (e) fratres 
fuerunt. Iste Garsea (/) accepit uxor Onneca Rebelle de Sancossa 
et (g) genuit Enneco Garseanis (//), et domna Sanzia (/). 

Postea accepit uxor domna Dadildi de Paliares, sóror Regi- 
mundi (/) comitis, et {k) genuit Sanzio Garseanis et Scemeno Gar- 
seanis (/). 

11. Enneco Garseanis (m) accepit uxor domna Scemena (/i), et 
genuit Garsea {ñ) Enneconis>qui fuit occisus in Ledena, et Sceme- 
no (o) Enneconis, et Furtunio {p) Enneconis, et Sanzio (q) Enneco- 
nis. Isti tres ad Cordobán fugierunt (r). Eorum sóror (s) uxor fuit 
Garsea (/) Enneconis de Olza, nomine domna Tota. 

12. Scemeno Garseanis {u) accepit uxor domna Sanzia Asna- 
ri {v), Sanctionis filia (x), et {y) genuit Garsea Scemenonis (^), et 
Sanzio Scemenonis {aa), qui habuit uxor domna (¿?¿?) Quissilo, filia 
de domno Garsea {ce) comitis Bagiliensis; et alia filia domna Dadil- 
dis, uxor de domno Muza Asnari {dd). 

Iste Garsea Scemenonis (ee)occidit sua mater (ff) in Gallas, in 
villa qui dicitur Laco, et occiderunt eum in Salerazo {gg) Ihoannes 
Belescones {hh) et Cardelle Belascones (//). Iste Scemeno Garsea- 
nis (/;) habuit ex anzilla filium Garseanu {kk), is qui est mortus 
in Cortoba (//). 

{a) uxor regis Eneco Garsiez, et dominam Tutam, que fuit uxor de 
Enneco Manzones de Lucentes, et dominam Sanctiam que fuit uxor de 
Galindo Semenonis de Pitanno. {b) Fortunio Enneconis genuit Garsiam 
Fortunionis, et Ennecum Fortunionis, et dominam Sanctiam, (c) ex alia 
pane genealogia. (í:/)Gars¡as Semenonis. (e) Semenonis. (f) Garsias. 
ig) uxorem dominam Onnecam de Sangossa, et ex ea. {h). Garsiez. 
it) dominam Sanctiam. (/) uxorem dominam Didaldi de Palares, soro- 
rem Regismundi. {k) et ex ea. (/) Sanctium Garsiez, et Xemeno Garsiez. 
(m) Garsiez. (n) uxorem dominam Xemenam. (ñ) genuit ex ea Garsiam. 
(o) Xemeno. (f») Fortunium. {q) Sanctium. (r) Cordubam fugerunt. 
(s) Sóror eorum nomine domina Toia. (/) Garsie. (w)Semeno Garciez. 
iv) uxorem dominam Sanctiam, filiam Aznarii. {x) Falta la palabra filia. 
(y) el ex ea. {^) Garsiam Semenonis. (aa), Fallan las palabras et Sandio 
Scemenonis. (66) uxorem dominam. (ce) filiam domini Garsie. (í/<i) Ba- 
giliensis, qui habuit aliam filiam nomine dominam Dadilois, que fuit uxor 
domini Muzze Aznarel. {ee). Garsias Semenonis. (//"). suam n^atrem. 
{gg) Aiesanco. (hh) Blasconis. (//) Cardellus Blasconis. (;;) Iste Gar- 
sias. (kk) Garsiam. (//) Corduba. 



GENEALOGÍAS NAVARRAS DEL CÓDICE MEDIANENSE lyS 



1 3. Sanzio Garseanis, obtime Imperator, accepit uxor Tota 
Asnari, et genuit Garsea rex, et domna Onneca, et domna Sanzia 
et domna Urraca, hac domna Belasquita, nec non et domna Órbita; 
et ex anzilla habuit alia filia, domna Lopa, qui fuit mater de Rege- 
mondo de Bigorra (á). 

Domna {b) Onneca fuit uxor Adefonsi (c) regis Legionensis, et 
genuit filium Ordonii (d), qui est mortus in Gortoba (é). 

14. Domna Sanzia (/) fuit uxor Ordonii ímperatoris (g). Postea 
habuit virum Albaro Harramelliz de Alaba. Demumque fuit uxor 
Fredenando {h) comitis. 

1 5. Domna (/) Urraca fuit uxor domni (y) Ranimiri regis, frater 
Adefonsi (A) regis et Froila, et habuit filios domno Sanzio rex, et 
domna Gilbira, Deo vota (/). 

16. Iste Ranimirus ex alia uxore Galliciensis (m) nomine... ha- 
buit filium Ordonii regis {n). 

17. Domna Belasquita uxor fuit domni Momi comitis (ñ) Biz- 
cahiensis (o), et genuit (/>) filios Azenari Momiz, et Lupe Momiz, 
hac Sanzio Momiz; et domna Belasquita postea uxor fuit domni Ga- 
lindi, filium Vernardi comitis et domne Tute. Demumque habuit 
viri Furtunio Galindonis {q). 



DE PAMPILONA 



Era DGGCGXXVIII fuit coniunctio duorum regum, id est Ade- 
fonsus Astu[ricensis]... 



{a) Sanctius Garsiez maior, cognomento Avarca. Iste suscepit regnum 
Pampilone Era DCCCC.XL.IIL^ Regnavit annos XVIÍIÍ, et obiit Era 
DCCCCLXIP, et primus fiiius virtutibus preclarissimus, imperator obti- 
mus. accepit uxorem dominam Tutam Asnarez, proneptem de Eneco Arista,, 
et genuit Garsiam regem, et dominam Onnecam, et dominam Sanctiam, et 
dominam Urracam, et dominam Blasquitam, et dominam Orbitam; et ex 
ancilla habuit filiam dominam Lupam, que fuit mater Regismundi de Bigo- 
rra. {b) Domina, (d Aldefonsi. {d) Ordonium. (e) Corduba. iste Alde- 
fonsus reliquit regnum fratri suo regí Ranimiro. (/") Domina Sanctia. 
{g) ímperatoris Legionensis. (h) Albarum Harramelliz, comitem de Álava; 
ad ultimum fuit uxor Fredinandi. (/) Domina. (/) Domini. (A) Aldefon- 
si. (/) Froylani, et in regnum post Aldefonsum, ipso sponte sua illi traden- 
te, et in monasterio se miltentc, successit. Sed cum procedente tempore 
Ídem Aldefonsus de regni traditione graviier peniíeret, et ad illud resumen- 
dum de monasterio egressus fuisset, iussu Ranimiri regis, cum filiis Froylani 
frairis sui, ocuiis orbatus est. De ista Urraca habuit predictus rex Legionen- 
sis Ranimirus, fiiius {sic) dominum Sanctium regem, et dominam Gelviram 
Deo devotam. {m) Galliciensi. {n) Ordonium regem. {ñ) Blasquita uxor 
fuit Monii comitis. (o) Bizcaensis. (jt?) et ex ipso habuit. {q) Aznarium 



174 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Era DGCCCXX fractus est castro Aybaria a Mohamad Iben Lup 
et Mahel. 

Era DCCCCXXVIIII fractus est castro Silbanianus a Mohamad 
Iben Lup. 

Era DCCCCXXXVI mortuus est Mohamad Iben Lup. 

Era DCCCCXLVI, II Kalendas Octobris, interemptus est Lupe 
a Sanzione rege in As... 

Regnavit Sanzio Garseanis annos XX. Obiit sub Era 
DCCCCLXIII, III Idus Decembris. 

Successit vero post eum frater eius Scemeno Garseanis, et reg- 
nauit annos V et menses V. Obbiit sub Era DGCCGLXVIIII, IIII 
Kalendas lunias. 

Successit uero post eum nepos eius Garsea Sanzionis, XII"^" eta- 
tis sue anno, sub Era DCC[CGLXIX]. 

Obiit Era milésima, VIII Kalendas Martias. 

Obiit Tuta regina. 

Obiit Ranimirus nepus eius. 



Moniez, et Lupum iVloniez, et dominam Blasquitam postea fuit domini 
Galindonis, qui fuit filius comitis Vernaudi et Tutae comiiisse; ad ultimum 
fuit uxor P'ortunii Galindonis. 

El códice de León añade: 

Iste regnavit annos XXXVI, et obiit Era M.VIII.^ (*) Garsias rex cogno- 
mento Tremulosus, genuit regem Sanctium, qui pro militie strenuitate 
QuatrJmanus vocabatur. 

Sanciius rex ex ancilia quadam nobilissima et pulcherrima que fuit de 
Ayvari, genuit Ranimirum regeni cognomento Curvum, quem regni par- 
licule, id est Aragoni prcfecit; deinde accepit uxorem iegitimam reginam 
Urracam, filiam comitis Sanctii de Castelia, ex qua genuit Ferrandum, 
prius comitis Castelle, postea regem Legionensem; et ex eadem genuit re- 
gem Garsiam Navarre. Iste Sanctius regnum suum dilatavit usque fluvium 
Pisorga, et caminum Sancti lacobi, quod peregrini per devia Alave decii- 
nabant, timore maurorum, per locum ubi hodie est, sine obstáculo currere 
fecit et securum. Regnavit annos LXX el obiit Era M.LXXíí.* 

(*) Este párrafo, mal colocado en el códice de León, se refiere á García San 
•chez I, que murió en el año 9/0. 



CAPITULO XII 

LOS CONDES DON BERNARDO Y DOÑA TODA: OPINIONES QUE ACERCA 
DE ELLOS TUVIERON ALGUNOS CRONISTAS. — ORÍGENES DEL 
NOMBRE BERNARDO. — EL CONDADO DE APAGÓN: LOS PADRES 
DE DOÑA TODA.— OBSERVACIONES GENERALES REFERENTES Á 
LOS DIPLOMAS DE DON BERNARDO Y DOÑA TODA. 

I 

A la Poesía, más que á la Historia, debe su fama el Conde 
ribagorzano D. Bernardo; sin la mención que de sus victorias 
contra los musulmanes hizo la Crónica general de España, 
repitiendo lo que narraban antiguas gestas, la memoria del fun- 
dador del monasterio de Obarra quizás aún durmiese olvidada 
en unos cuantos pergaminos de las donaciones piadosas con que 
aspiró á ganar el Cielo, más que á perpetuar su nombre (i). 
Verdad es que la misma lozanía de la fábula llegó á obscurecer 
la figura del protagonista, como la hiedra y el jazmín ocultan 
ios muros de viejos torreones; el Bernardo de la leyenda en sus 
postreras formas acabó por ser un personaje ideal, que sepultó 
al de Ribagorza; pero nuevamente sacó de su tumba la Poesía 
al hijo de D. Raimundo, y la Cansó del pros Bernart fué una 
estatua imperecedera elevada por el ingenio de Milá en honra de 
tan famoso Conde y de su mujer la aragonesa D.^ Toda, á 
cuyas biografías dedicamos estos áridos apuntes. 



(i) Lo que Zurita y otros cronistas de los siglos xvi y xvii dijeron de 
D. Bernardo se funda en el Privilegio llamado inexactamente de la funda- 
<:ión del monasterio de Obarra; documento que tiene visos de apócrifo y 
quizás reconozca por fuente las mismas tradiciones en que se inspiraban 
los cantares de gesta aprovechados en la Estoria de España que mandó 
componer Alfonso el Sabio. Estas noticias despertaron luego en los si- 
glos xviii y XIX la curiosidad de algunos eruditos como Abad y Lasierra, 
Traggia, el P. Huesca, el P. La Canal y otros. 



176 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Los autores de nuestra primera Crónica general, que con 
criterio, infantil en apariencia, pero sabio y discreto en el fon- 
do, no aprovecharon solamente lo que hallaban por los latines 
en los libros antigos, mas también tradiciones poéticas de hon- 
das raíces en la Historia, consignaron, mezclados con la le- 
yenda de Bernaldo, noticias preciosas del Conde de Ribagorza; 
después de referir las discordias de aquél con un su hermano 
uterino, y su venida á España, enaltecen sus victorias contra 
los infieles: 

Andando de la una et de la otra parte corriendo et robando 
quanto fallaua, llego a los puertos de Aspa et pobló y la canal que 
dizen de Jaca. Et tan grand era el miedo et ell espanto que dell 
auien las yentes, que non sabien que se fazer ant el. Et andando en 
esto ouo tres uezes batalla con los moros, et siempre los uencio et 
gano dellos grandes riquezas ademas. Et con estos aueres gano el 
después desde Aynssa fasta Bernegal, et Baruastro et Sabarne (i) et 
Moniblanque. Et todas estas fronteras mantenie el muy bien et es- 
for^adamientre. Después desto caso Bernaldo con una duenna que 
auie nombre donna Calinda, fija del conde Alardos de Latre et ouo 
en ella un fijo a que dixieron Calin Calindez, que fue después muy 
estorbado cauallero (2). 

El Fragmentum historicum ex Cartulario Alahonis, que 
parece hecho en presencia de los documentos de Obarra, dice: 

Bernardus Comes Rippacurcie habuit coniugem nomine Totam, 
filiam Calindonis, Gomitis Aragonis, ex qua genuit líl filios: Regi- 
mundum, et Borrellum, et Mironem; in tempore huius Rippacurcia 
et Paliars seruiebat mauris, ct fertur esse ex progenie Karoli, cuius 
virtute prephatus Comes cum Francisexpulit ex supradictis locis, et 
de Superarbio, quam terram acceperat cum prephata uxore sua, 
mauros usque ad Calasanz; Franci vero qui venerunt sibi in adiu- 
torium ex Francia, adhuc in his terris retinent pristinum nomen et 
ipsi et terre eorum. Fuit autem Comitis cuiusdam Raimundi filius, 
qui etiam ob munimine virtutis miliciam, Machabeus, et quia cepit 
marcham, marcHio dictus est. Edificavit unum monasterium no- 
mine Ourra, in quo ipse et uxor eius sepulti sunt. Iste tenuit Co- 
mitatum de Lacermas usque in Madireio; qui moriens diuisit Co- 
mitatum suum tribus filiis suis: Regimundo, Rippacurtiam; Borre- 



fi) Otro manuscrito da la verdadera lección: Sobrarve. 
{2) Primera Crónica general, ó sea Estoria de España que mandó com^ 
poner Alfonso el Sabio. Madrid, 1906, págs. 3j5 y 376. 



LOS CONDES DON BERNARDO Y DOÑA TODA I77 



lio, Paliares; Mironi, de Nocharola flumine usque in Nochariam. 
Mirone mortuo absque liberis, diuiserunt terram fratres illius(i). 

Fuera de la Estoria de España que mandó componer Al- 
fonso el Sabio, y de sus refundiciones, en ningún libro anterior 
al siglo XVI fueron mencionados los Condes D. Bernardo y doña 
Toda; desconociólos el autor de la Crónica de San Juají de la 
Peña, y el crédulo Gauberto Fabrício de Vagad ni siquiera cita 
sus nombres. 

Esteban de Garibay tuvo pocas y confusas noticias de los 
Condes de Ribagorza, pues hablando de D. Bernardo se refiere 
á opiniones ajenas, como quien no las tenía propias: 

Otros auctores dizen que esta Theuda, hija d'el conde don Ga- 
lindo, fue casada con un conde deudo d'el Emperador Carlos Mag- 
no, llamado Bernardo, que apoderándose de lo mas áspero de Riba- 
gor9a, hizo muchas cosas señaladas contra moros (2). 

Más adelante confunde á D. Bernardo con su homónimo el 
Conde de Barcelona: 

El auer sucedido antes el Bernardo que fue conde de Barcelona, 
consta por un privilegio concedido por este conde Bernardo al mo- 
nesterio de Sanct Pedro de Taberna... dado en la Era de ochocien- 
tos y treynta y dos, que es año d'el nascimiento de nuestro Señor 
de sietecientos y noventa y seis (3). 

Zurita, el cronista de más probidad histórica y mejor infor- 
mado que hubo en los siglos xvi y xvn, considerando que no 
era tiempo el suyo para desenmarañar los orígenes de los Rei- 
nos Pirenaicos, fué conciso al tratar de Ribagorza, y con su 
buen sentido logró no caer en graves yerros, ni admitir infun- 
dadas tradiciones ó leyendas. Acerca de D. Bernardo utilizó el 
diploma rotulado, tan general como inexactamente, de la fun- 
dación del monasterio de Obarra, y dice: 

Juntóse con ellos otro Príncipe muy valeroso que se apoderó de 
lo más áspero de Ribagorza y tomó título de Conde, que se llamó 
Bernaldo, y casó con Theuda, hija del Conde Galindo, y según 
parece por antiguas memorias era del linaje de Cario Magno, en 
cuyo tiempo la mayor parte de Sobrarbe, Ribagorza y Pallas estaba 
en poder de infieles. De tal manera se comenzó por aquella parte la 



(i) Cartulario de a laón, ío\. \o¿^v. 

(2) Compendio historial de las Clironicas y vniversal Historia de todos 
ios reynos d' España. Compuesto por Esteuan de Garibay y Qamalloa. An- 
veres, por Christophoro í^lantino, iSyi; tomo IV, pág. G63. 

(3) Op. cit., tomo IV, pág. 663. 

12 



178 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

conquista, y con tanta furia, que lanzaron los moros de las monta- 
ñas hasta Calasanz, y se apoderaron de los puertos y pasos más fuer- 
tes, y pobló el Conde Bernaldo diversos lugares, de cristianos, desde 
el Grado que llamaban de Aras, hasta el Grado de San Cristóbal, y 
desde el rio de Isávena hasta el castillo de Ribagorza. Dentro destos 
limites se poblaron Valobriga, Brayllans, Visarrahon, Villar, Repe- 
ros, Magarrofas, la Torre de la ribera y Visalibons, y fundó el mo- 
nesterio de Ovarra debajo de una gran roca que antiguamente se 
dijo el Castillo de Ribagorza, en la ribera de Isabena, que antes de 
la entrada de los moros se edificó debajo de la regla de San Benito, 
adonde el Conde Bernaldo y la Condesa Theuda eligieron sus sepul- 
turas (i). 

Los mismos hechos acepta Mabillón al hablar de los prin- 
cipios del monasterio de Obarra (2). 

Jerónimo Blancas, juzgando exacta la fecha del mencionado 
privilegio, tal como la corrigieren él y Pellicer, no acertó en 
afirmar que D. Bernardo era Conde de Ribagorza en el año 
8 1 3, pero si en que fué hermano del obispo Atón (3). 

Cree que doña Toda fué hija del Conde aragonés Galindo, 
pero tan mal enterado se hallaba de estos asuntos, y tan escasa 
crítica demostró que, por la terminación masculina del nom- 
bre, hizo varón á doña Endregoto Galíndez, hija del mencio- 
nado Galindo Aznar II (4). 

Las pocas lineas que Pedro Carbonell (5) dedicó á D. Ber- 
nardo y doña Toda están llenas de errores, especialmente en 
las fechas: 



(i) Anales de la Corona de Aragón; libro I, cap. IV. 

(2) Ad hunc annum [8i3] revocanda sunt primordia monasterii Beatae 
Mariae de Ovarra in Ripa-curtia in Aragonia, quod Bernardus comes una 
cum uxore sua Tota et filiis construxit (Aúnales Ordinis S. Benedicti, 
auctore Johanne A/ti6///on. — Lutetiae— Parisiorum, M.DCGIV.— Tomo II, 
pág. 407). 

Mabillón tomó estas noticias de la Marca hispánica. 

(3) Ripacurcensis regio... comiíatus nomine circiter annum DCCCXIII 
apéllala cernitur, sub Bernardo Comité, Aragonensis Comitis genero. Cui 
Aihonem frairem, quem aliquando Gomilem et Episcopum nominatum 
legimus, successisse constat. (Aragone?isium rerum Commentarii, pág. 94.) 

(4) Dúos filios reiiquit [Galindus]: Eximinum Azenarii atque Endre- 
gotum Galindi. Filiam quoque Theudam aut Tolam, quae Bernardo, 
primo Ripacurtiensi Gomiti nupta fuit. (Aragonensium rerum Commen- 
tarii, págs. 40 y 41.) 

(5; Bib. Nac. MSS., D. 86. 



LOS CONDES DON BERNARDO Y DOÑA TODA I79 

En la Era de DCCLX, que es el año del nacimiento de nuestro 
Redemptor de DCGXXXÍI, señoreava *en Ribagorga el Conde Don 
Bernardo, el qual hovo este Estado por Doña Toda su muger, del 
qual hovo por hijo al Conde Don Ramón. Fallesció en la Era de 
DCCCX, y año del nascimiento de Nuestro Señor de DCCLXXII. 
Fundó el monasterio de Ovarra en el dicho Condado, la era de 
DCCLXXXI y del nascimiento de nuestro Señor de DCCXXXXIII, 
como parece por acto público de dicha fundación, testificado el 
dicho año por Chintus, presbítero, cuyo traslado está en el presente 
libro. 

Toda, hija del Conde Don Galindo de Aragón, segundo, hovo en 
dotte del Conde su padre las montañas de Ribagor9a, y caso con el 
•Conde Don Ramón natural franges; fallesció en la era de DCCCXV, 
qu'es año del nascimiento de nuestro Redentor de DCCLXXVII. 

Está sepultado en el monasterio de Ovarra. 

JVlenos afortunado anduvo el autor de la Relación histo- 
rial de los Condes de Ribagor^a, al hablar de los antecesores 
que tuvo D. Bernardo: 

Heredó de Lobo, Mirón, á Ribagorga, del qual la noticia que te- 
nemos es que en vna donación que hizo Bernardo, Conde de Riba- 
gor^a, al conuento de Santa Maria de Ouarra, de la orden de San 
Benito, en Ribagorga, fundado por los bienes que le da, dize dárselos 
de la manera que los heredó de Miran Conde y de sus antecessores; 
■ donde queda deshecho el deiir que Bernardo fue primer Conde, quel 
fue por conquista, o que lo fue por via de dote, pues derriba todo 
esso la palabra heredado con que se confirma la verdad de los Con- 
des de Ribagor9a que dexamos dichos. Tuuo Mirón por hijo á Fic- 
daton, y pues havemos de dezir que el Condado de Pallas salió desta 
Casa por estar casi contiguas sus montañas, pues los Condes de Pa- 
llas llevan por apellido Mir, es este Miro, sin duda, de quien esso se 
origina. Ya en este tiempo reynava Carlos Magno, cuyo reyno co- 
mentó el año de setecientos setenta y ocho. 

Sucedió a Mirón, Ficdaion, Conde de Ribagor^a, padre que tue 
de Bernardo, según el mismo Bernardo lo confiesa en la donación 
que el y su muger, hija de Galindo, hazen a la iglesia de Nuestra 
Señora y de San Estevan, que es vna restauración de dicha iglesia 
en el lugar de Lerda; allí dize: Ego Bernardo filius Ficdatonis; el 
año dize ser de la encarnación de Cristo Señor de g58; pero el error 
que en el hay se ha de corregir conforme se dirá hablando abaxo de 
Ramón. Tuvo este Ficdaton tres hijos: Bernardo, Atton y Kriberto. 
En este tiempo, el año de 780, Garlo Magno hizo donación de cier- 
tos fiscos, ó feudos suyos, al Convento de Santa Cecilia en los Piri- 
Meosy por donde á mas de lo dicho se prueva el antiguo dominio he- 



1 8o NOTICIAS Y DOCl MENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

redado que de estas partes tuvieron los Reyes de Francia, sin que 
esto se atribuya á las conquistas de sus venidas á España (i). 

En un manuscrito del siglo xvii (2), que contiene los Anales 
de Ribagor^a^ se confunde á D. Bernardo con el de igual nom- 
bre que fué Conde de Barcelona en tiempo de Ludovico Pío: 

Premió Ludovico sus servicios dándole la tenencia del Condado 
de Barcelona quando, por haverle sido traidor, le quitó á Vera; de 
modo, que tenía por suyo el Condado de Barcelona, en tenencia, y 
por suyo el de Ribagor^a... Hizo tanta confianza Ludovico, de Ber-^ 
nardo, que quando puso su exército en España, por los años de 828, 
le nombró General del, y en essa occasion, ayudado de las armas y 
gente de su Rey, recuperó lo perdido, ora íuesse por los moros, ora 
por Aizon, su enemigo... Estuvo casado con Toda, hija de Galindo, 
segundo Conde de Aragón, y aunque se dize le traxo en dote las 
montañas de Ribagor^a... hase de dezir le darian alguna parte que 
los Condes de Aragón tendrían en ellas... Fundaron Bernardo y 
Toda el monasterio de Nuestra Señora de Obarra en su condado de 
Ribagor^a, lo qual fue por los años de ochocientos y diez. 

El P. Abarca fué quien más acertadamente fijó la época deli 
Conde Bernardo, rechazando las falsedades del Privilegio de 
Alaón: 

El Conde Bernardo (hijo y sucessor de Don Ramón, Conde de 
Pallars, y Principe de la estirpe Real de Francia) sacó del poder de 
los moros aquellas montañas (como ya diximos) al rededor del año 
novecientos. Sucediéronle en el año de novecientos veinte y seis (ó 
poco después) sus dos hijos, Raymundo, ó Ramón, en las de Riba- 
gor^a, y Sobrarbe; y Borelo en las vecinas de Pallars: que también 
se dividieron el Estado vecino de su hermano tercero Mirón, que 
murió sin hijos (3). 

Fr. Domingo la Ripa (4) siguiendo la opinión de Zurita y de 
Briz Martínez, supone á D.^ Toda hija de Galindo, segundo 
Conde de Aragón, y añade que sucedió á D. Bernardo su her- 
mano Atón. 



(i) Biblioteca Nacional. Manuscritos, núm. 7.877. 

(2) Biblioteca Nacional. Depart. de Manuscritos, G. 94. 

(3) Los Reyes de Aragón en Anales históricos, distribuidos en dos par- 
tes, por el Padre Pedro Abarca. Madrid, M.DC.LXXXII. Pág. 90. 

(4; Corona Real del Pirineo, establecida y disputada. Zaragoza, i685. 
Tomo I, págs. 733 á 735. 

Defensa histórica por la antigüedad del reyno de Sobrarbe. Zarago- 
za, 1675. Págs. 422 y 423. 



LOS CONDES DON BERNARDO Y DONA TODA l8l 

Pero quien más desatinos escribió acerca de los orígenes del 
antiguo Condado de Ribagorza, copiados los unos, é inventa- 
dos los otros (i) fué D. Pedro de Bardají y Azcón; no contento 
•con dar por buena la Canónica de Taberna y la absurda expe- 
dición de Garci Jiménez á la villa de Aynsa, añadió al catálogo 
de los Condes de Ribagorza cuantos nombres quiso: Ligo, que, 
de un adjetivo usado en la Carta de Alaón (homo ligius), pasó 
á la categoría de magnate real y verdadero; Berengario y Ga- 
lindo, precursores de Bernardo I, quien gobernaba por los años 
de 796; Aurelio, que en 8o3 alcanzó de Antonio, rey de Aqui- 
tanta, la agregación de Sobrarbe á Ribagorza; Jimeno, padre 
de Iñigo Arista, Indiscolo, Barón y Chenón, quien murió pe- 
leando contra el árabe Muza. 

Baluze y el obispo Pedro Marca, aceptando l^. Canónica de 
Taberna, si bien con algunas restricciones mentales, hicieron á 
D. Bernardo contemporáneo de Cario Magno: 

ín Ripacurcia, quae, si qua fides Belascuto, Comitem suum ha- 
buit temporibus Gothorum, veteres tabulae aevo Karoli M. praefe- 
Tunt Bernardum Ducem, Marchionem, et Comitem; isaue reperitur 
reliquisse suae dignitatis et dominii heredes (2). 

Masdeu, que tanto se dilató en muchas cosas, dedicó á Ri- 
bagorza unas pocas líneas en las que hay gravísimos dislates, 
pues afirma que dicho Condado «estuvo también unido al de 
Urgel hasta el año de mil, poco más ó menos, en que se apo- 
deró de aquella provincia Don Sancho el Mayor». (3). 

El P. Huesca (4), quien, dejando á un lado su buen sentido 
crítico, aprobó la Carta de Alaón y la Canónica de Taberna, 
se aleja bastante de la verdad en punto á la época de los Con- 
des D. Bernardo y D.^ Toda: 



(i) Noticias de Ribagon^a, recogidas por el Dr. D. Pedro de Bardají 
y A:{conf del Consejo de Su Magestad, y su Asesor en el Condado de Riba- 
gorza. 

Publicadas por D. Joaquín M. de Moner en su Biblioteca de escritores 
ribagor^anos. Zaragoza, 1884. Págs. 341 á 384. 

(2) Marca Hispánica, pág. 253. 

(3) Historia crítica de España, tomo XV, pág. i56. 

(4) El P. Huesca había examinado los documentos del monasterio de 
Ovarra: «He visto — escribe — en el referido archivo Ide San Victorian] va- 
rios privilegios, de los quales copié ocho, todos del Conde Bernardo, y la 
Condesa Doña Toda, hija del Conde Galindo... Los instrumentos son anti- 
•quísimos: hay algunos de letra gótica y otros mixtos de gótica y de francc- 



l82 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Se colige — dice — que Bernardo no fue Conde hasta los últimos 
años de Ludovico Pío, en que murió su padre, y que continuó en 
serlo en tiempo de Carlos el Calvo, á cuyo reynado pertenecen así 
el documento de la fundación de Ovarra como todos los otros del 
referido Conde, que expresan el reynado de Carlos (i). 

De donde resulta que hay en el tiempo asignado por Fr. Ra- 
món de Huesca á D. Bernardo un error de más de sesenta 
años. 

Martínez Herrero (2), considerando auténtica la Carta de 
Alaón, supone á D. Bernardo hijo del Conde Vandregisilo; le 
atribuye la reedificación del monasterio de Obarra, y parece 
inclinarse á la opinión de Traggia, de que existieron dos Ber- 
nardos, medio único de llenar el espacio que hay «desde 835 
en que era Conde Bernardo el hijo de Vandregisilo, á 969 en 
que falleció el Conde Ramón, hijo de Bernardo». 

Posteriormente, el Sr, Ximénez de Embún en su notable 
Ensayo histórico acerca de los orígenes de Aragón y Nava- 
rra (3) estudia en pocas líneas los principios del Condado de 
Ribagorza y asigna á D. Bernardo una fecha exacta: 

No puede quedar duda alguna que en el siglo ix Sobrarbe y Riba- 
gorza continuaban en poder de los agarenos. La continuación de su 
cautividad fué empero interrumpida en el comienzo del deceno si- 
glo; Bernardo, hijo de un Conde franco llamado Ramón, se apoderó 



sa, aunque todos, ó los más, son copias de los siglos once y doce... Las Eras 
están muy equivocadas, y por ellas no se puede venir en conocimiento de 
los años, pues siendo de unos mismos sujetos se diferencian en siglos.» 
(Teatro histórico de las Iglesias del Rey no de Aragón, tomo IX, págs. 26 

y 27-) 

(i) Teatro histórico de las Iglesias del Reyno de Aragón, tomo IX,. 
págs. 27 y 28. 

(2) Sobrarbe y Aragón. Estudios históricos sobre la fundación y pro- 
greso de estos reinos, hasta que se agregó á los mismos el Condado de Bar- 
celona. Zaragoza, 1866. Tomo I, págs. 2o5 á 207. 

(3) Página 55. 

El Sr. Moner de Sisear cree que D. Bernardo sucedió á su padre en el 
año 845, y admitiendo el Privilegio de Alaón, supone que dicho Conde fué 
descendiente de Vandregisilo. (Historia de Rivagor^a, tomo II, págs. 289 
y 290.) 

Aunque Vandregisilo nada tuvo que ver con los Condes de Ribagorza, 
fué personaje histórico; primo de Pipino de Heristal y fundador del monas- 
terio de Fontanelle en el año 645. Cnf. Gesta abbatum Fontanal lensium. — 
Hannoverae, 1886. Págs. 11 á 17. 



LOS CONDES DON BERNARDO Y DOÑA TODA 1 83 

de Ribagorza, Pallas y Sobrarbe hasta Calasanz, fundando los Cou- 
dados de Ribagorza y Pallas. 

Don Manuel Milá y Fontanals, á cuya intuición genial 
debemos el primer libro en que se derramó viva luz sobre la 
obscura y enmarañada selva de nuestra poesía heroico-popular 
de la Edad Media, anduvo poco afortunado en lo que escribió 
del Conde D. Bernardo. Después de reseñar la opinión de Zurita, 
prudentísima como todas las del cronista aragonés, cayó en el 
dislate de admitir las invenciones de Pellicer en el Privilegio de 
Alaón, y creyó que Armentario había sido personaje induda- 
blemente histórico v bisabuelo del Conde Bernardo. 

Menos es de extrañar que, dando crédito á Traggia y al P. 
La Canal, juzgue al tan traído y llevado monje Domingo, como 
el primer cronista de Ribagorza y autor del Fragmentum his- 
toricum ex Cartulario Alaonis (i). 

M. de Jaurgain, diligentísimo historiador de la Vasconia^ 
puntualiza bien la época en que vivió el conde Bernardo: 

Bernard, fils de Raymond II, comte de Pailhars, mort aprés 
893, conquit les pays de Ribagorce et de Sobrarbe sur les Sarrasins, 
vers Tan 900, et prit les titres de comte de Ribagorce et de Pailhars, 
seigneur de Sobrarbe. II décéda, vers 926, laisant de son mariage 
avec Toda d'Aragon: i.' Raymond, qui viendra ci-aprés; 2.° Borel, 
comte de Pailhars vers 926; 3.° Mirón, mort sans postérité; 4.° et 
Galindo, marié vers 980 á Velasquette, veuve de Momi, comte de 
Biscaye, filie de Sanche I^^ García, roi de Pampelune, et de Toda- 
Asnarez; il n'en eut pas d'enfant et sa veuve épousa en troisiémes 
noces le duc Fortun-Galindcz, gouverneur de Najara (2). 



11 

Ignórase con certeza cuál fuese la patria antigua délos pri- 
meros Bernhard, de los Bernardos, por quienes este nombre 
se introdujo en Francia, á causa de hallarse envueltas en la 



(i) De la Poesía heroico-popular castellana. Estudio precedido de una 
Oración acerca déla Literatura española. Barcelona, 1874. Págs. 160 á i63. 

Por un lapsus calami dice Milá que el monasterio de Obarra estaba en la 
Noguera Pallaresa, diócesis de IJrgel. 

(2) La Vasconie. Iitude hislorique et critique sur les origines du royau- 
me de Navarre, du Duchó de Gascognc, des Comtés de Comminges, d' Ara- 
gón, de Foix, de Bigorre, d' Álava & de Biscaye, de la Vicomté de Béarn 



184 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

sombra algunas cuestiones referentes á los antepasados de 
Cario Magno; su abolengo extranjero parece confirmarse por 
el hecho de que en los varios centenares de personajes mencio- 
nados por San Gregorio de Tours en sus Historiae Francorum^ 
ninguno lleva el nombre de Bernardo, y lo mismo sucede en la 
Crónica del seudo Fredegario. Lo más probable es que descen- 
diesen de Baviera, de cuyo país era natural Svanaquilda, sobri- 
na de Odilón, Duque de aquel país en el año ySy, y concubina 
de Carlos Martel, quien se la llevó, acaso como en rehenes, 
cuando en 724 hizo una expedición para neutralizar la influen- 
cia de los Lombardos (1). De este concubinato nacieron: Grifo, 
rebelde luego contra Pipino el Bi eve^ y Bernardo, casado luego 
con una sajona, y padre de Adalardo y Wala, y de tres hijas: 
Teodrada, Gundrada y Santa Ida, mujer del Conde sajón 
Egberto (2), fallecida en el año 81 3. 

El nombre de Bernardo se repite luego en la familia de 



et des grands fiefs du Duché de Gascogne, par Jean de Jaurgain. — Pau, 
1898-1902. — Premiére parlie, pág. 78. 

Lo que Pedro Pach dice de D. Bernardo en su Historia de Roda y su 
comarca (1899) ^s una repetición de lo que escribió el P. Huesca. 

Félix Dahn, en su Historia primitiva de los pueblos germánicos, pá- 
gina 622, qne forma parle de la Historia universal bajo la dirección de G. 
Oncken, tomo IV, embrolla no poco la biografía de D. Bernardo, pues dice 
que Cario Magno encargó la vigilancia de Vich, Cardona y Caserras «al 
Conde Borrel de Pallares, hijo de un Conde Bernardo y de Tola, según un 
documento del mes de Julio de 8i3, extendido á favor de un convento en 
Ribagorza». 

(i) K1 continuador del seudo Fredegario, cap. 108, escribe: «usque 
Danubium praecessit, illoque transvecto fines Baivarenses occupavit, sub- 
acia regione illa thesauris mullís cum matrona quadam nomine Biltrude et 
neple sua Sonichilde regreditur. 

(2) No parece probable que Bernardo fuese hijo de Rotruda, esposa 
legitima de Carlos Martel, y madre de P.pino el Breve. 

Svanaquilda fué recluida en el monasterio de Chelles, como cómplice en 
la sublevación de su hijo Grifo, y allí ejerció él cargo de abadesa. 

Grifo, qui ceteris minor natu eral, matrem habuit nomine Swanahil- 
dem, neptem Odilonis ducis Baioariorum. Haec illum maligno consilio ad 
spem lotius regni concitavit, in tantum, ut sine dilatione Laudunum civita- 
tem occuparet ac bellum fratribus máiztvei. (Annales regni Francorum 
inde ab a. 741 ad a. 529.— Hannoverae, 1895. Pág. 3 ) 

Adalardo fué abad de Corbia, y tanto él como su hermano tuvieron, des- 
pués de ser perseguidos por Ludovico Pío, grande influencia en la Corte de 
este monarca. 



ORÍGENES DEL NOMBRE BERNARDO l85 

Cario Magno: tal era llamado el nieto de éste, hijo de Pipino, 
rey de Italia, muerto bárbaramente cuando su tío el Emperador 
Ludovico, lo condenó á perder la vista por conspirar contra él. 

Después vemos ya otros que ejercen altos cargos, como el 
famoso Conde de Barcelona, condenado á muerte por su pa- 
riente el rey Carlos el Calvo en el año 844 (i). Fué su padre 
San Guillermo, Duque de Aquitania en los años 790 á 806, 
hijo de Thierry ó Teodorico,y éste, pariente de Cario Magno, 
según lo afirma Eginhardo, cuya autoridad en cosas de su 
tiempo es de mucho peso (2). 

En el año 8i5 había en el Poitou un Conde llamado Ber- 
nardo: «Cum advenisset Godilus, missus illustri viro Bernardo 
Comiti, die Mercoris, Pictavis civitate 12 kal lulias ad iusti- 
tias faciendas» (3). 

En un diploma de Ludovico Pío (año 818) figura Bernar- 
dus Cermenis como del consejo palatino: «a consilio nostrorum 
fidelium virorum quorum nomina haec sunt: Bernardus Cer- 
menis... isti sunt comités palatii nostri (4).» 

En un privilegio de Carlos el Calvo á la abadía de San Po- 
licarpo (año 844), hácese mención de otro Conde llamado Ber- 
nardo (5). 

Mencionados quedan ya los Condes de Tolosa, Raimundo 
y Berteiz, fundadores del monasterio de Vabre en el año 862, y 
su hijo Bernardo, que poseyó luego el Condado de Tolosa (b). 



e 



(i) De este suceso hay un documento notable en la Histoire de Lan- 
gitedoc, tomo íí, preuves, col. 289 y 240. 

(2) En sus Aúnales, ad annum 782, dice: «Quibus in ipsa Saxonia ob 
viavit Theodoricus, Comes propinquus regís, cum his copiis.» 

Separada en el año 865 la provincia de la Gocia, ó sea la Seplimania, de 
la Marca Hispánica, gobernó aquélla Bernardo lí (años 865 á 878), cuyo pa 
dre llevó el mismo nombre. Histoire de Languedoc, tomo II, pag. 242. 

(3) Besly: Histoire des Comptes de Poitou, pág. 176. Dom Vaissete opi- 
naba que Bernardo I, Conde de Poitou, fué el hijo de Adalelmo, hermano 
de San Guillermo de Tolosa. Histoire de Languedoc, tomo II, Notes, pá- 
gina 3o5. 

(4) Histoire de Languedoc, tomo II, preuves, cois. 122 y i23. 

(5) Ob. cit., col. 254. 

Bernardo I fué Conde de Auvernia en los años 846 á 8ó^. Le sucedió su 
hijo Bernardo II. Histoire de Languedoc, tomo II, Notes, pág. 309. 

(6) 0¿?. c/í., cois. 329 á 33i. 

La Condesa Berteiz hizo su genealogía en una donación á dicho monas- 



l86 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DK RIBAGOUZA 

En el año 898, otro Raimundo era Conde de Nimes y Ber- 
nardo Vizconde; ambos sentenciaron con otros jueces un 
pleito referente á la propiedad de una iglesia, reclamada por el 
obispo Agilardo (i). 

Claro está que la mera identidad en el nombre no se ha de 
tomar como indicio de parentesco luego que aquél se tué ge- 
neralizando, pero sí cuando se introdujo en Francia, pues 
consta que las familias nobles procuraban conservar el usado 
por sus ascendientes, y tal sucedió en la Carolingia, donde te- 
nemos: un Pipino, abuelo materno de Pipino de Heristal, nieto 
de San Arnulfo, obispo de Metz; Pipino, fundador de la nueva 
dinastía; Pipino el Breve; Pipino, hijo de Cario Magno, y Pi- 
pino, que lo fue de Ludovico Pío; lo mismo sucedió con el 
nombre de Carlos, conservado en Carlos Martel, en Cario Mag- 
no, en Carlomán y en Carlos el Calvo (2). Además de esto, 
nada tan racional como el que Adalhardo y Wala, que tanta 
influencia ejercieron en las cortes de Cario Magno y de su hijo 
Ludovico Pío, procurasen favorecer á sus parientes de la fami- 
lia ducal bávara, dándoles en Francia condados y otros altos 
cargos; por cuyo motivo resulta muy probable que los prime- 
ros Bernardos perteneciesen, próxima ó lejanamente, á la 
misma familia que se había enlazado con la carolingia. 



terio (año 883): «pro anima genitoris mei Remigii, ac genitricis meae Ar- 
sinda, necne et prj jugali meo Raimundo et filio meo Bernardo, qui fuerunt 
quondam {Ob. cit., col. 406). 

(:) Germer-Durand: Cartulaire de Nimes, núm. VIII. 

Kn otro documento, del año 918, publicado en la Histoire de Langue- 
doc, tomo V, núm. 43, son también mencionados éstos: viro venerabili Ber- 
nardo, qui est missus advocatus Raymundo Comité Tolosae civitatis, et 
marchio, per consensu üdone comité genitore suo. 

(2) Otro tanto sucede en los Condes de Tolosa y de Ribagorza, que 
solían llevar en su primera época los nombies de Bernardo y Raimundo. El 
parentesco entre ambas familias es, como ya hemos visto, un hecho bas- 
tante probable. 

La transmisión de los nombres de familia era muy usada en la nobleza 
de Francia, y ya los sabios benedictinos Vaissette y Devic vieron en esta 
costumbre una base probable para las genealogías: 

II est aisé de remarquer que, sous la seconde race [los carolingios] & bien 
avant dans la troisiéme, les noms se perpétuoient dans les familles. Cet 
usage peut servir á connoltre la descendance & la succession de divers com- 
tes, surtout lorsqu'il se trouve appuyé d'autres ci rconstances. ///s/o/re ¿/e 
LaJiguedoc, tomo II, Notes, pág. 21 5. 



EL CONDADO DE ARAGÓN 1 87 



III 



La vida tranquila y obscura que llevó el Condado arago- 
nés (i) hasta que fué convertido en reino, llamado á nobles des- 
tinos, por Sancho el iMayor, evitó que sus orígenes aparezcan 
rodeados de la bruma que flota sobre los de Navarra, y el que 
motivasen largas y reñidas contiendas entre los historiadores, 
quienes trataron brevemente de aquella región, considerándola 
como un feudo de Pamplona, en cuya esfera de acción cayó á 
mediados del siglo x, para luego renacer en el xi con mayores 
alientos y con mayor exuberancia de energías que su antigua 
metrópoli. Tuvo, no obstante, el Aragón primitivo su leyenda, 
pero no indecisa y evolutiva, sino firme y siempre igual, como 
el carácter de sus hijos y como las rocas de sus montañas; 
transmitida de generación en generación y, hoy mismo, con- 
sagrada en Jaca, solar nacional, con fiestas cívico-religiosas, 
anualmente celebradas en la ermita de la Victoria (2) frente á 
los bosques y los peñascos del Oruel, que desde su alta cumbre 
atalaya majestuosamente la vega fecundada por el río Aragón, 
palenque de famosa batalla. Cuando los musulmanes entraron 
en España y llegaron á los Pirineos, unos doscientos cristianos, 



(i) El nombre de Aragón, quizá procedente del Cáucaso, donde hubo 
un río así llamado, y otro el Ebro, es antiquísimo en España, y se repite en 
varias localidades de la Península: los Vasos Apolinarios (Corpus inscrip- 
tionum latinarum, tomo XI, núms. 3.281 á 3.284) y el Anónimo de Ravenna y 
mencionan la estación de Arrago, Arragone, Arragona, entre Gélida y Gra- 
nollers. San Juan de Biclara, en su Crónica [España Sagrada, tomo VI) 
dice que Mirón, rey suevo, conquistó, en el año 572, el país de los Arrago- 
nes, en la Vettonia, que hoy corresponde á las Jurdes, las Batuecas, Pla- 
sencia y Coria, por donde pasan los ríos Alagón y Arrago. 

El río Arga, según consta en la epístola de San Eulogio á Welisindo, lle- 
vaba el nombre de Aragus. 

(2) Celébrase esta fiesta el primer viernes de Mayo, con asistencia del 
cabildo catedral y Ayuntamiento, que van en procesión á dicha ermita, si- 
tuada en el camino de Navarra; precédelos un escuadrón armado á la an- 
tigua, y uno de los regidores lleva un estandarte de seda carmesí, con esta 
inscripción: Chrislus vincit, Christus imperat, C/iristus rcgnat, Christus ab 
omni malo nos defendat. Hay después un simulacro de batalla entre moros y 
cristianos, que acaba con la derrota de los infieles. 



l88 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOhZA 

refugiados en la breve meseta de Paño, aislada por hondos pre- 
cipicios, en lo más alto del Oruel, construyeron un pequeño 
castillo; noticioso Abderramán I envió contra los levantiscos 
un ejército mandado por Abdelmelik-ben-Katán, quien se apo- 
deró de aquel fuerte y pasó á cuchillo sus defensores. Años 
después, en el de j5g, un guerrero de nombre Aznar, descen- 
diente de Andeca, noble godo, se apodera de Jaca al mismo 
tiempo que García Iñiguez estaba en el cerco de Pamplona, y 
obtiene de aquel monarca, en feudo, el Condado aragonés (i); 
los infieles, mal resignados con la victoria de Aznar, vuelven 
con un ejército numerosísimo; pero trabada sangrienta pelea, 
ven que en socorro de los cristianos avanzaba un escuadrón de 
amazonas, de heroínas de Jaca, y huyen, creyendo que éstas 
eran una hueste invencible de franceses (2). Acaso tan viejas 
tradiciones descansen en un hecho histórico, en combates, 
muy probables, de los montañeses con los infieles (3); luchas 
que el histor ador no puede afirmar, ni negar, mientras no apa- 



( i) «Su primer Conde se llamó don Aznar, hombre valeroso y de gran 
linage, de quien refieren algunos autores que estando seruiendo al Rey Gar- 
ci Iñiguez, en el cerco de Pamplona, por auer venido con este intento desde 
Guayayna, fué embiado por aquel Rey con algunas compañías de gentes 
desia tierra, para que a vn mismo tiempo cercasse y combatiesse á la ciudad 
de laca... Embiado, pues, el capitán don Aznar, por el rey Garci Iñiguez, 
acometió tan valerosamente á la ciudad de laca, que casi al mijmo tiempo 
que se ganó Pamplona, él reduxo a su obediencia á los que tenía cercados, 
auiendoles primero ocupado un fuerte castillo de defensa que llamauan 
Aprizio... el rey Garci Iñiguez, agradado de su valor y nobleza con que sacó 
de poder de ios moros la ciudad de laca, y conquistó algunos otros pueblos 
circumvezinos, le dio título de Conde de Aragón, señalándole por su terri- 
torio lo que abra9an entrambos rios, y por cabefa de su Condado, la ciudad 
de laca» (Historia de la fundación y antigüedades de San luán de la Peña^ 
por D. Juan Briz Martínez, pág. 91). 

{■¿) Andaua á la sazón muy trauada la pelea entre los moros, sus con- 
trarios, y los christianos, sus maridos y deudos; y quando aquellos leuanta- 
ron los ojos y vieron venir el esquadron que digo (el qual se descubrió á 
desora por lo alto de la cuesta, bien vezina á la ciudad, y que impide su 
vista, como tengo referido) concivieron un temor y miedo increyble, pare- 
ciendoles que venia sobre ellos algún poderoso exercito de franceses» (Briz 
Martínez, Obr. cit., pág. gS). 

Í3) La leyenda de Garci Jiménez y de su conquista de Ainsa hacia el 
año 724, cuando Jaca estaba aún en poder de los musulmanes, más que 
aragonesa, parece inventada en Sobrarbe, cuyas glorías enaltecía, y acaso 
por los monjes de San Victorián, en-los siglos xi ó xii. 



EL CONDADO DE ARAGÓN 1 89 



rezcan, y esto ya resulta muy difícil, nuevos textos arábigos ó 
cristianos que resuelvan tan obscuro problema. 

Cuándo y cómo apareció el Condado de Aragón es hecho 
que se ignora (i). Las genealogías del códice xMedianense, fiel 
guía que nos debe acorrpañar en estas investigaciones, afirman 
que ya en tiempo de Cario Magno, á comienzos del siglo ix, di- 
cho país estaba regido por Aznar Galindo, padre de Céntulo, 
de Galindo, y de Matrona, casada con García Malo, quien por 
una burla salvaje que le hicieron sus cuñados encerrándolo en 
un granero el día de San Juan (2), mató á Céntulo, repudió á su 

(i) Blaincas (Aragonetísium rerum Commentarii) admite los siguientes 
Condes de Aragón: Aznar; Galindo Aznar; Jimeno Aznar; su hermano Ji- 
meno García; García Aznar, muerto por los infieles hacia el año 832; For- 
lún Jiménez. En el año 868, y reinando Iñigo Arista, supone que fué agre- 
gado Aragón á Navarra. 

Los historiadores de nuestros días no se hallan conformes en esta cues- 
tión: el Sr. Ximénez de Embún redujo el número de Condes á dos: Aznar, 
conquistador de Jaca, y Galindo Aznárez: 

«Hacia la época en que los Beni-Musa se disputaban entre sí y con los 
walíes afectos á los amires de Córdoba, diversos territorios... un caudillo 
desconocido llamado Aznar se apoderó de la ciudad de Jaca y de su territo- 
rio, mientras que Ramón, otro aventurero, se apoderaba de Pallas, fun- 
dando un Estado independiente junto á la Marca Hispánica... Galindo Az- 
nar sucedió al conquistador de Jaca en la época de Fortún Garcés, y dilató 
su vida por el reinado del belicoso Sancho I; á su muerte, D.^ Endregoto 
Galíndez, sú hija, llevó en dote el Condado de Aragón á su marido García 
Sánchez I, Rey de Pamplona, con cuya alianza vinieron á fundirse en uno 
ambos Estados.» (Ensayo histórico acerca de los orígenes de Aragón y Na' 
parra, pág. 180.) 

El Sr. Magallón (Colección diplomática de San Juan de la Peña, pá- 
gina 6) da esta serie bastante aproximada á la verdad: Aznar, Galindo Az- 
nar I, Aznar Galíndez, Galindo Aznar II y Fortún Jiménez. 

De las genealogías Medianenses y de otros documentos deducimos que 
hubo en Aragón estos Condes: 

Aznar Galindo I. 

García Malo. 

^Sancho García? 

Galindo Aznar I. 

Aznar Galindo II. 

Galindo Aznar II. 

Fortún Jiménez. 

(2) El texto dice inluserunt, por incluserunt; no creemos que se trate 
del verbo inludo, is, equivalente á illudo, is, y quiera decirse que los cuña- 
dos de García el Malo, estando en un granero, se mofaron de aquél con 
grosería tal, que motivó su sanguinaria venganza. 



igO NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

mujer, se casó con una hija de Iñigo Arista, y ayudado por éste 
y por los moros, expulsó de sus dominios al Conde Aznar (i), 
quien acabó sus días en la Cerdaña, donde le dio algunas pose- 
siones Cario Magno. Tan bárbaro suceso aparece confirmado 
por un documento del año 33 de Carlos el Calvo, ó sea el 872, 
donde se consigna que Witisclo, demandado ante el juez Salo- 
món por un tal Somane, acerca de la villa de Setereto, en la 
Cerdaña, justificó aquél su propiedad por habérsela cedido 
Aylo, tía suya, hija del Conde Aznar Galindo, quien la había ad- 
quirido por adprisión y ruptura, conforme á los privilegios da- 
dos por Cario Magno en favor de los españoles emigrados á 
tierras de los Francos (2). 



(i) Trágicos hechos como éste se repitieron con frecuencia en el alto 
Aragón, de tal modo que, según dice Quadrado, «pocos anales hay tan san- 
grientos como los de Jaca: crueles rivalidades de los ciudadanos con los 
pueblos de las montañas; mutuas sorpresas, incendios y homicidios; con- 
cordias firmadas entre los agraviados á las puertas de una iglesia, ó en el 
cementerio, al pie de un olmo; robos, ya de un caballo, ya de rebaños, he- 
chos á los barones de los contornos, sin perdonar á los más respetables mo- 
nasterios». España: sus Ttionumentos y Artes, su Naturaleza é Historia. Ara- 
gón, por D. José M.* Quadrado. Barcelona, 1886, pág. Soy. En las notas 
comprueba lo dicho "on varios documentos de los años I2i5 á 1226. 

La expulsión del Conde Aznar debió de suceder por los años 810 á 812, 
pues muy luego se aprovechó de los beneficios concedidos á los españoles 
en un Praeceptum de Cario Magno dado en Abril del 812. 

(2) Hic esL judicius el litis. Cum ¡n Dei nomine resideret vir inlustris 
Salomón comis, in vico Alie, in mallo publico una qum judices suos que 
jus i sunt causas au[dire et] recle judicare; id sunt videlicet Adalelmo vi- 
cecomite, vel judices Arasebado, Fedantius, Leopardus, Heles, Arlascuii, 
Salomón, Longobardus, Bu'gar el Sancoli judicum leí in] presencia aliorum 
plurimorum bonorum hominum qui in ipso mallo residebant; id sunt Pa- 
ternus, CentuUus, Aspandus, Maurucus, Sperandeo, Ferriolus et Martino 
sajone vel alii pluresqui ibidcm aderant. In supradictorum judicio veniens 
homo nomine Witisclus et dicens: audite me, qum isto homine nomine So- 
mane. Qualiler esset villa nomine Seltereto, quod mihi dedil amita mea per 
scriiura donaiionis, et illi el evenit de patre suo Asenari Galindonis comité, 
per sua ruptura et aprisione, per preceptum domni ímperaioris, sicut ce- 
teri spani, el ruperunt ea servi sui his nominibus, Apila, Gomesindus, Ade- 
mirus, Franculinus, Servus Dei, et item Franculinus, Sunila, Duljobiezus. 
Tudila, P^ugenius, uel alii plures servi sui... Tune ipsi judices ¡nterroga- 
veruní prefatum Witisclo si potuisset habere talem lestim inia qui cum vi- 
dissent eam habentem vel dominante ipsa Aylone amita sua, infra os XXX 
annos, per ruptura et aprisione de patre suo Asenario. Et ipse Witisclus 



EL CONDADO DE ARAGÓN IQI 



Cambiando después las circunstancias, acaso por haer fa- 
llecido García Malo, Galindo Aznar ( i ) ocupó los dominios de su 
padre (2), y estos hechos demuestran que el Aznar de que ha- 
blan los Anales Bertinianos, ajusticiado en el año 836 por 



dixit: abeo testes pluresquos et dedit sua testimonia in ipso plácito... qui 
ei juraverunt et testificaverunt a serie conditione, qualiler ipsi viderunt 
Ayione, amita Witiscli ipsa villa Settereto tenente et dominante... et dum 
aberet Aylo ipsa villa ab omni integritate sic eam dedit ad isto nepote suo 
Witisclo per scriptura donationis...; et dum eam aberet ipse Witisclus ab 
omni integritate, sic eam tulit Hunifredus comis et dedit eam ad beneficio 
ad Isarno absque legis ordine... Facto judicio sub die VII Kalendas Septem- 
bris anno XXIII regnante Karulo rege. (Traggia, Discurso histórico sobre 
el origen y succesion del Reino Pirenáyco, pág. 56.) 

El Praeceptum de Cario Magno á que se alude en la sentencia dada por 
Salomón, concede á los españoles refugiados el dominio de las tierras que 
hubiesen roturado y luego poseído treinta años: demandamus ut ñeque 
vos ñeque júniores vestri, memoratos Ispanos nostros, qui ad nosiram fidu- 
ciam erema loca sibi ad laboricandum propriserant, et laboratas habere 
videntur, nullum censum superponere praesumatis, ñeque ad proprium 
faceré permittatis; quoadusque illi fideles nobis aut filiis nostris fuerunt, 
quod per triginta annorum abuerint per aprisionem, quieti possideant et illi 
et posteritas eorum... Data IIII nonis Aprili, anno Christo propicio imperii 
nostri XII. (Baluze, Capitulares, tomo I, pág. 499.) 

(i) a este Conde atribuyó Jerónimo Blancas unos Fueros de Jaca, ana- 
crónicos y absurdísimos, cuyo texto publicó en sus Aragonensium rerum 
Cojyimentarii, págs. 38 á 40, queriendo hacer de Galindo Aznar otro Numa. 

(2) Mr. Jaurgain afirma, sin demostración alguna, que el relato de las 
genealogías Medianenses no merece crédito: «Mais ce récit est fabuleux d'un 
bout á l'autre: toutes les donnés historiques en démontrent l'absurdité. 
Galindo Belacostenez et Faquilo, prétendus pére et mere de García le Mau- 
vais, sont purement imaginaires. (La Vasconie, tomo I. págs. 278 y 282.J 

El error de Jaurgain tiene por base el desconocimiento de la época en 
que fueron escritas las genealogías aragonesas de dicho códice, pues no las 
creyó anteriores á la segunda mitad del siglo xiii: 

Si, par son incontestable antiquité, son exactitude et sa concordance 
avec les anciens monuments, chroniques et diplomes, la généalogie du 
mtnuscrit de Meya a une réelle valeur historique, il n'en est pas de méme de 
la courte notice sur les comtes d'Aragon que coniient le méme recueil et 
qui doit été interpolée dans la seconde moitié du xiiie siécle, au plus lót. 
(Obr. cit., pág. 277.) 

Si Mr. Jaurgain ha visto los facsímiles de las genealogías Medianenses, 
publicados por D, Salvador Sanperey Miquel en la Revista de Archivos 
(Mayo y Junio de 1904), se habrá convencido de que los párrafos tocantes 
á los Condes aragoneses no son, ni mucho menos de fines del siglo xin, sino 
■de principios del xi, como los que tratan de Navarra. 



192 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Pipino, no fué Conde de Aragón, como se cree generalmente, 
sino de Gascuña (citerioris Wasconiae comes); hecho que cono- 
cería bien el autor de la segunda parte de dichos Anales donde 
tal se refiere (i) por ser español, el sabio teólogo Prudencio 
Galindo, obispo de Troyes y célebre por sus controversias con 
el arzobispo Hincmaro (2). 

Ignórase de qué familia procedía Aznar Galindo, y sólo 
puede afirmarse con relativa certeza que, dada la regla gene- 



(i) Asenarius quoque citerioris Wasconiae comes, qui ante aliquot 
annos a Pippino desciverat, liorribili morte inierüt; fraterque illius San- 
cio-Sanci eandem regionem negante Pipino occupavit (Anuales Bertiniani, 
pág. 12). 

Resulta muy probable que este Conde Aznar fuese el mismo que con 
Eblo acaudilló una expedición á Pamplona en el año 824, que acabó con un 
segundo Roncesvalles, donde el ejército de los Francos fué aniquilado por 
los vascos, Eblo enviado preso á Córdoba, y Aznar puesto en libertad: 

Aeblus et Asinarius comités cum copiis Wasconum ad Pampilonam 
missi, cum peracto iam sibi iniuncto negotio reverterentur, in ipso^ Pirinei 
iugo perfidia monianorum in insidias deducti ac circumventi capti sunt, et 
copiae, quas secum habuere, pene usque ad internicionem deletae; et 
Aeblus quidem Cordubam missus, Asinarius vero misericordia eorum qui 
eum ceperant, quasi qui consanguineus eorum esset, domum rediré per- 
missus esi. Anuales regni Francorum. Hannoverae, 1895. Ad an. 824, 
pág. 1 66. 

lil Sr. Codera (Estudios críticos de Historia árabe española, pág. 186), 
propenso, como oíros arabistas, á rebajar la autoridad de las fuentes histó- 
ricas cristianas, y á ponderar las musulmanas, pone en duda este hecho 
porque no está mencionado por los autores árabes, y los Anales Francos 
quizá no merezcan entera confianza. Los no arabistas opinan que el autor 
de la Vita Hlodovici Pii y el de los Anuales regni Francorum (años 802 
á 829) malamente atribuidos á Gginardo, contemporáneos de los sucesos que 
refieren, son tan dignos de crédito como Abenjaldún, que escribía en el 
siglo XIV, ó como Aben-Adhari de Marruecos, que vivió en el siglo xiii. 

Tampoco está probado, como opinaron Oliver y Fernández Guerra, que 
los vascones se aliaran entonces, ni con los Beni-Muza de la Rioja, ni con 
moros de Córdoba. 

Realmente, á juzgar por los textos Francos, para nada intervinieron los 
infieles en la emboscada, más que campaña, contra Eblo y Aznar. 

(2) Cnf. Historia de los heterodoxos españoles, por D. M. Menéndez y 
Pelayo, tomo I, págs. 353 á 364. 

G. H. Pertz puso en claro que el libro II de dichos Anales fué escrito 
por Galindo, y el III por su rival Hincmaro (Cnf. Anuales Bertiniani. Han- 
noverae, 1 883. Págs. V á VIII). 



EL CONDADO DE ARAGÓN IqS 



ral con que solían entonces formarse los apellidos, el padre 
de Aznar se llamaba Galindo (i) y acaso éste fuera el Con- 
de así llamado, de la Cerdaña, que en el año 778 se alió 
con Abul'-Aswad, con Al-Arabí y otros en favor de Cario 
Magno (2). 

Si mereciese crédito una donación hecha por el Conde Ga- 
lindo, hijo de García, al monasterio de Siresa, en tiempo de Lu- 
dovico Pío, estaría probado que á García el Malo sucedió en 
Aragón un hijo suyo, Galindo, antes que el de Aznar recobrase 
los dominios de su padre; pero la fecha de este diploma es ab- 
surda, el año 683 (3); error que, cuando menos, obliga á con- 
cebir algunas dudas. Pero, sea lo que quiera de esto, puede 
afirmarse que Galindo Aznar poseyó el Condado aragonés en el 
segundo tercio del siglo ix, y que aún vivía en el año 867, pues 
hay razones cronológicas para que se le deba atribuir la dona- 
ción de la villa de Javierregay al monasterio de Siresa, docu- 
mento que ya hemos analizado (4). 

Que le sucedió, en fecha ignorada, su hijo Aznar Galindo II, 



(i) Jaurgain (^La Vasconie, tomo I, pág. 278) dice, porque sí, que el 
primer Conde de Aragón lo fué el de Gascuña, Aznar I Sánchez, hijo pri- 
mogénito de Sancho I Lope; que, aliado con Iñigo Arista se apoderó, hacia 
el año 832, de Jaca, y murió horriblemente en 836. 

jQué poco tiempo gozó de sus victorias en España! 

(2) Dozy: Historia de los musulmanes españoles, tomo I, pág. 471. 

El Ajbar Machmuá se limita á decir que Hosain ben Yahya y Al-Arabi 
se sublevaron en Zaragoza contra Abderramán 1, á cuyas tropas derrota- 
ron; que llamando en su auxilio á Cario Magno, éste no pudo entrar en 
dicha ciudad; luego Al Hosain mandó matar al Arabí, y un hijo de aquél, 
de nombre Said, huyó á tierras de Pallas, donde acaso tenía parientes. 

Abderramán, una vez reconquistada Zaragoza, se dirigió contra los 
vascones y la Cerdaña, y acampó en los dominios de Ebn Belascot, lleván- 
dose en rehenes, un hijo de éste, quien se hizo tributario del Emir. Cnf. 
Ajbar Machmuá (Colección de tradiciones). Crónica anónima del siglo ,\i, 
dada á lu\ por primera yeq, traducida y anotada por D. Emilio Lafuente y 
Alcántara. Madrid, 1867. 

(3) FactJi scriptura donationis et distractionis sub die VII Kalendas No- 
vembris regnante domino nostro Lodovico Imperatore, Era DCCXXI. 

Puede verse este documento en el Discurso de ingreso en la Academia de 
la Historia, de D. Manuel Oliver (año 1866), pág. 110. 

(4) Galindo Aznar H figura en una donación hecha á San Pedro de Si- 
resa en el año 932, y no es admisible que fuese Conde desde el 867, y que, 
por tanto, gobernase cerca de setenta años. 

i3 



194 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

consta por las genealogías Medíanenses (i), de tai modo, que 
puede afirmarse la existencia de este Conde, aunque no haya 
documentos otorgados por él; y aun se conservan preciosas no- 
ticias de su vida; tuvo por mujer á Iñiga, hija de García Iñiguez, 
rey de Navarra, y fué padre de Sancha, casada con Alauil, ré- 
gulo moro de Huesca, suceso que prueba, como otros muchos, 
cuan infundado es el creer que en los primeros siglos de la Re- 
conquista había entre infieles y cristianos odio profunuo y ene- 
mistad irreconciliable, pues, real y verdaderamente, si las dos 
razas peleaban, no era tanto por antagonismos religiosos y por 
sentimientos patrióticos, como por móviles egoístas, la pose- 
sión del suelo y el botín de guerra. 

Más noticias que de Aznar Galindo II, tenemos de su hijo 
Galindo Aznar; fué su primera mujer D.^ Acibela, hija de Gar- 
cía Sánchez, Conde de Gascuña, y tuvo en ella á D.^ Toda, 
Mirón, y Redento, que fué obispo; muerta Acibela ó repudiada 
por Galindo, á fin de tener un suegro poderoso, pues en aque- 
llos tiempos de barbarie los reyes, y aun los Condes, nc repa- 
raban mucho en la legislación canónica, se casó con D.* San- 
cha, hija de Garci Jiménez de Navarra, de cuyo matrimonio 
procedieron D.* Belasquita y D.^ Endregoto, madre de Sancho 
Garcés II. Y aun añaden las genealogías tantas veces mencio- 
nadas, que en algunas mancebas de condición harto plebeya 
(ancillis) tuvo otros hijos: Guntisclo, Sancho, Velasco, Banzo 
y Aznar (2). De que doña Toda fué hija de Galindo Aznar II no 
cabe duda alguna, aunque en los documentos otorgados por 
don Bernardo es llamada ésta, á secas. Tota GalindoniSy 6 



(i) Asnari Galindones accepit uxor domna Onneca, Garsie Enneconi 
regis filia, et genuit Galindo Asnari, et Garsea Asnari, et domna Sanzia qui 
fuit uxor regís Atóele mauro rege; Atóele genuit de domna Sanzia Abdel- 
melik, et Ambros, el Furtunio, et Muza, et domna Belasquita. 

(2) Galindo Asnari accepit uxor domna Sanzia, Garsea Scemenonls 
filia, et genuii domna Belasquita, et domna Andregoto. Habuit prima uxor 
domna Acibella, Garsea Sanzionis Comitis Guasconie filia, et genuit domna 
Tota uxor Bernardi Comitis, et domnus Redemtus episcopus, et domno 
Miro. De alus anzillis habuit domno Guntisclo, ac domno Sanzio,uel domno 
Belasco, aique domno Banzo, seu domno Asnario. Domno Guntisclo ac- 
cepit uxor domna Oria, Scemeno Galindonis de Berale, seu domna... Comi- 
tisse sóror, domini Quintile filia, et genuit... 

La palabra anciila significaba lo mismo que serva, y así, dice la Lex Ri- 
buaria: Si autem tabularius ancillam regiam aut ecclesiasticam seu anci- 



EL CONDADO DE ARAGÓN IqS 



'filia Galindonis, y sólo en el famoso privilegio llamado de la 
fundación del monasterio de Obarra se añade que era hija del 
"Conde de Aragón que llevaba aquel nombre; hecho que juzga- 
mos verídico y no añadido en el diploma por D. José Pellicer, 
pues figura en copias anteriores á la reformada por éste, y apa- 
rece confirmado por las genealogías de Meya y por el Frag- 
menium historicum del Cartulario de Alaón, Probada la exis- 
tencia de dos Condes Galindos (i) es indiscutible que fué hija 
del segundo, quien gobernó su pequeño Estado á fines del si- 
glo IX y en el primer tercio del x, pues figura en algunas dona- 
ciones que, si bien han llegado á nosotros interpoladas, ó con 
yerros del amanuense, parecen exactas en punto á las suscrip- 
ciones. Tales son: la demarcación de los términos del monaste- 
rio de San Julián de Labasal (año SgS) (2); la de los límites del 
de San Martín de Cercito, fundado por dicho Conde (año 920), 
y una donación de Sancho Garcés I al monasterio de San Pe- 
dro de Siresa (año 922) (3). 

Que Galindo Aznar II fué contemporáneo de Fortún Garcés 
el Monje, que reinó en el último cuarto del siglo ix y primeros 



llam tabularii in matrimonium sibi sociatus fuerit, ipsum cum ea servus 
permaneai. 

Si autem tabularius [id est libertus per tabulas] anciiiam Ribuariam ac- 
ceperit, non ipsi, sed generatio eius serviat. 

Lex Ribuaria et Lex Francoru?n Chamavorum. — Hannoverae, i883. 
Pág. 82. 

(i) El Sr. Ximénez Embún {Op. cit., pág. 180) sólo admite un Conde 
'Galindo. 

Mr. Jaurgain {La Vasconie, deuxiéme partie, pág. 335) cree fundada- 
mente que existieron dos, y á esto se adhiere D. Manuel Magallón. {Colec- 
ción diplomática de San Juan de la Peña, pág. 26.) 

(2) Publicada con la siguiente, y anotadas por D. M. Magallón en 
la Colección diplomática de San Juan de la Peña, págs. 18 á 27. 

(3) Publicóla D. Manuel Oliver y Hurtado en sn Discurso áe recepción 
en la Academia de la Historia, pág. 1 18. 

Las noticias que da este privilegio se completan con otro, ya publicado 
por Jerónimo Blancas {Aragonensium rerum Commentarii, pág. 89), y luego 
incluido por D. Gabriel Llabrés en la Revista de Huesca, tomo I, pág. 287; 
€S una donación hecha por D * Endregoto Galíndez á San Pedro de Siresa 
á 25 de Junio del 971, donde dice ser madre de Sancho Garcés: Eqo Endre- 
goto Galindonis, et prolem eius Sancio Garseanis, Rex. 

La terminación masculina de Endregoto engañó á varios cronistas, como 
•Briz Martínez, quien imaginó ser Andregoto ó Endregoto Galindo, «hom- 



196 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOBZA 

años del x, se comprueba con la Memoria de la donación de 
Abetito (i), documento que, si bien contiene al principio he- 
chos legendarios, ó absurdos, como la expedición enviada con- 
tra los cristianos refugiados en el monte Oruel, por Abderra- 
mán-ben-Moawía, á las órdenes de Abdelmelik-ben-Katán (2),. 
y la de Abderramán II á Tolosa, es bastante fidedigna en lo 
demás. 

Sospechamos que Galindo falleció por los años gSo á gSS.. 
Por causas que ignoramos no le sucedió en el Condado nin- 
guno de sus hijos, y sí Fortún Jiménez, quien figura en un do- 
cumento del año 947, en tiempo de García Sánchez I (3). 



bre principal y muy poderoso en las vertientes destos Pyrineos... esse En- 
dregolo era hijo ó hermano de don Galindo II Conde de Aragón». 

(Historia de la fundación y antigüedades de SaJí luán de la Peña, pági- 
nas 317 y 3i8.) 

Zurita (Anales, lib. í, cap. VII) había escrito: «yo tengo para mi por 
constante que [D.* Urraca] fué hija de Endregoto Galindez, hijo del Conde 
Galindo Aznar.» 

D. Vicente de la Fuente (Estudios críticos sobre la Historia y el Derecho 
de Aragón, Madrid, 1884, pág. 96) hace igual afirmación: «Es muy curiosa 
la escritura en que Endregoto, Conde de Aragón, da el pueblo de Exabierre 
al convento 6 cabildo agustiniano de San Pedro de Ciresa, modesta catedral 
por entonces en las montañas aragonesas.» 

D.* Endregoto fué, según hemos dicho, mujer de García Sánchez I, y ma- 
dre de Sancho Garcés lí, casado con D.* Urraca Fernández. 

(1) Reimpresa por D. M, Magallón en la Colección diplomática de San 
Juan de la Peña; págs. 44 á 48. 

(2) .\bderramán-ben-Moawia no puso el pie en España hasta Septiem- 
bre del año 755, cuando hacía ya algunos años que Abdelmelilc-ben-Katán 
había sido muerto en Córdoba por los árabes sirios (Septiembre de 741) 
quienes luego pusieron el cadáver en una cruz, colocando á sus dos lados 
otras con un cerdo y un perro. Es, por consiguiente, imposible que Abdel- 
melik guiase la campaña contra los aragoneses que se habían hecho fuertes 
en Paño. (Cnf. Historia de los musulmanes españoles, y i i-i 1 1 o), por 
H. Dozy; traduc. por F, de Castro; tomo I, págs. 332 á 334. Dozy copió es- 
tas noticias del Ajbar Machmüa, donde se refiere tan bárbaro suceso. Simo- 
net (Historia de los mozárabes españoles, págs. 188 á 192) da como autén- 
tica la Memoria de Abetito, sin reparar en el anacronismo que supone en- 
viar Abderramán un ejérciio capitaneado por Abdelmelik. 

Í3) Reproducido por D. Manuel Magallón (Colección diplomática de San 
Juan de la Peña, págs. 36 y 37). Galindo dejó dos hijos legítimos: Mirón y 
Rédente; éste se hizo clérigo y llegó á obispo; quizá Mirón falleciese joven 
y este tuera el motivo de entrar en el Condado Fortún Jiménez, cuyo ape- 
llido hace sospechar que estaba emparentado con la Casa Real de Pamplo- 



OBSERVACIONES REFERENTES A LOS DOCUM. DE D. BERNARDO I97 



IV 

Lo primero que llama la atención en los diplomas atribuí- 
dos á D. Bernardo y su mujer D.* Toda es su cronología ab- 
-surdísima: abarcan nada menos que nueve siglos, desde el 
año ¡234! en que dan aquéllos al monasterio de Obarra, presi- 
dido por Levila, los diezmos de Ballabriga, hasta el año ii35, 
en que hacen donación al mismo de la iglesia de Santa Eula- 
lia (i). Este nudo gordiano ha sido roto, ya que no desatado, 
con hipótesis que nosotros juzgamos violentas y gratuitas; 
Traggia, que como nutrido en las enseñanzas de la Filosofía 
escolástica, era más dado á ingeniosos argumentos que á ver- 
daderos raciocinios, imaginó que habían existido en Ribagorza 
dos Condes Bernardos y dos Condesas Teudas ó Todas. Hízole 



na, y es lo más probable que fuese hijo de Jimeno Garcés, hermano de San- 
cho Garcés I; así opinó, con fundamento, el P. Moret (Anales, pág. 443): 
4:Este Infante [don Jimenol tuvo por hijo, según parece, á don Fortuno Xi- 
menez, y lo arguye el patronímico, la contigüidad del tiempo, la succesion 
■ en el gobierno de Aragón, y inclusión grande en la Corona Real.» 

(i) Don Manuel de Abad y Lasierra examinó los documentos de Oba- 
rra, y tan confusos los halló en sus fechas, que le parecieron una madeja 
inextricable: 

«Hay un número excesivo de escrituras y pergaminos, pertenecientes á 
los drechos (sic) de esta Casa; pero aparecen copias, y tan turbadas y con- 
fundidas (especialmente en las datas) que sería una producción monstruosa 
si arregláramos la succesion de los condes de Ribagorza conforme de ellas 
resulta; las mismas escrituras están copiadas en un códice de pergamino, y 
'Cn otro de papel recio y antiguo; pero con iguales equivocaciones, sin que 
pueda asegurar de alguna que existe original; y sin embargo que malogré 
en su examen algunos dias, no me atrevo á producir índice de ellas á 
V. Mag.d , pues siendo mi objeto apurar la verdad de la Historia con docu- 
mentos ciertos, seria muy reprensible hacer uso de documentos conocida- 
mente adulterados.» 

índice de los archivos de la Congregación Benedictina Tarraconense que 
con permiso de Su MagA (que Dios guarde) ha examinado /).« Fr. Manuel 
de Abbad y Lasierra. Año de 1772. Manuscrito original con firma autó- 
grafa; 58 hojas en folio. 

Contiene facsímiles de varios documentos y de algunas monedas. Biblio- 
teca del Seminario de San Carlos, de Zaragoza. 



igS NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

caer en tal yerro el juzgar auténtica la Carta de Alaón, y como 
ésta dice que el Conde Bernardo, fundador de Obarra, fué hijo 
de Vandregisilo, era forzoso distinguirlo del Bernardo á quien el 
Fragmentum historicum ex Cartulario Alaonis dio por hijo del 
Conde francés Raimundo. Si ambos aparecen casados con Tota 
Galindonis, es por un error del amanuense. Apoyado en estas 
conjeturas mal fundadas, afirma Traggia que Bernardo I, Conde 
de Ribagorza. fué padre de Raimundo I, y éste de otro Bernar- 
do 1, á cuyo hijo Raimundo II vemos en g5y asistir á la consa- 
gración de la catedral de Roda (i). 

Otro hilo de Ariadna usó Traggia para salir del dédalo que 
forman los documentos otorgados por D. Bernardo y D/ Toda: 
la serie de escribas ó notarios que autorizan aquéllos; base en- 
deble y nada segura, pues en un Condado tan pobre y tan mez- 
quino cual fué Ribagorza en los siglos ix y x es poco lógico 
suponer una Chancillería bien reglamentada, cual pudiera es- 
tarlo en el reino de Asturias, continuador, en la realidad y en el 
espíritu, de la monarquía visigoda. Según vemos por otros do- 
cumentos aragoneses de aquellos tiempos, los autorizaba cual- 
quiera que mereciese crédito, máxime si era sacerdote. En 
pleno siglo XI, cuando Aragón fué ya un reino bien organizado, 
se ve por los Documentos correspondientes al reinado de San- 
cio Ramire^y que publicó D. José Salarrullana, que no puede 
fundarse una cronología atendiendo á los notarios que suscri- 
ben los diplomas, pues alternaron varios en esta función, como 
García, Sancho Porco, Galindo y Eximinus ó Jimeno (2). 

Muchas de las anomalías que ofrecen los diplomas de la 
Edad Media en su primer período, se explican teniendo en 



(i) Memoria sobre el origen del Condado de Ribagorza, páginas 336 
á 340. 

A esta suposición gratuita añade Traggia que Bernardo I «habiendo di- 
latado sus conquistas y disminuido el feudo que sus mayores tuvieron á los 
reyes Francos, murió de más de setenta años, en el de 878, con corta diferen- 
cia)>. Añade que se le deben atribuir «los instrumentos actuados por el se- 
cretario Chinto ó Chinato, y alguno de Samuel, en los que se menciona el 
abad Echicano, Egigano ó Egidio, que parece ser un mismo nombre». A 
Bernardo II le atribuye las escrituras fechadas desde la Era 967, año 929,- 
hasta la Era 988, año 960 «con muy corla diferencia». 

Ya hemos dicho que Bernardo, padre de Raimundo I, fué Duque de To- 
losa, y no exclusivamente Conde de Ribagorza. 

(2) Ob. cit., págs. 9, 14, 21, 26, 40, 71, io5, 177, 180, 186 y 2:0. 



OBSERVACIONES REFERENTES Á LOS DOCUM. DE D. BERNARDO IQQ 

cuenta el modo especial con que eran hechos en caso de dona- 
ciones; el documento en que éstas eran consignadas tenía sola- 
mente el valor de una noticia, como si dijéramos, de una pe- 
queña relación histórica hecha por el donatario, añadiendo, 
para darle más fuerza, los requisitos de escribano y de testi- 
gos, pero sin verdadera intervención del donante, cuyo signum 
se ponía por mera ceremonia; rehechas estas noticias al cabo 
de mucho tiempo y con datos parciales, ofrecen, como es na- 
tural, anacronismos y otros errores; á lo cual se unía la facili- 
dad con que la codicia monacal ampliaba á su gusto el objeto 
y las circunstancias de la donación (i). 

A mi juicio, aunque hay no pocos documentos falsificados 
de la cruz á la fecha por los religiosos de la Edad Media, abun- 
dan más los adulterados; es decir, los que suelen basarse en un 
diploma genuino, modificado luego por varias causas y con 
arreglo á distintos procedimientos, como son: 

i.^ Cambiando, de mala fe, los nombres de los otorgantes: 
unas veces, las menos, por fines históricos ó piadosos; las más, 



(i) La misma costumbre existió en Francia durante aquella época: 

«Bien souvent méme, quand le monastére bénéficiait des largesses d'un 
haui personnage, duc, comte ou evéque, celui-ci, plutót que de faire dresser 
Tacte par son scribe particulier, laissait aux religieux le soin de le rédiger 
et de remédier par ce moyen a «l'incurie de ceux qui on la paresse d'écrire». 
Tres fréquentes jusqu'au milieu du xii^ siécle, les notices se raréfient par la 
suite.^> 

Le scribe de l'acte se substitue ordinairement aux souscripteurs et, non 
contení d'écrire de sa main l'ensemble des souscriptions, il pourvoit lui- 
méme le plus souvent á l'apposition des seings manuels... Ainsi peu á peu 
la souscription est devenue une simple mention de personne, et la serie des 
souscriptions une simple liste de témoins. 

Cartulaires de r Abbaye de Molesme, gi 6-i 25o. Reciieil de documents... 
publié par Jacques Laurent. París, 1907. Págs. 43 y 69. 

También sucedía, en ocasiones, que los diplomas se extraviaban ó eran 
destruidos por varias causas (inundación, incendio, robo, etc.); y entonces 
los rehacían de memoria ó valiéndose de apuntes. En las leyes de los Fran- 
cos había un procedimiento adecuado para, en estos casos, redactar nueva- 
mente los títulos de dominio: una vez que varios testigos declaraban ante el 
Conde ó el Obispo, que tales documentos habían existido y eran lo que afir- 
maba el interesado, se escribían en dos ejemplares, uno de los cuales se fija- 
ba en lugar público. Thévenin (Textes relatifs aux institutions privées et 
publiques aux époques Merovingienne et Carolingienne. Institutions privées, 
páginas 7 á 9) publica una fórmula de estas actuaciones. 



2C0 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

por móviles económicos; en ocasiones se cometía el fraude con 
torpeza tan grande que raspaban toscamente un nombre y es- 
cribían encima otro; en esta obra publico un documento en que 
así se hizo. 

2." Añadiendo en las copias predios ó villas que no estaban 
en el original, ó mejorando otras cláusulas de la donación. 

3.° Incorporando al texto notas marginales puestas por al- 
gún curioso; v. gr. la demarcación de términos de San Julián de 
Labasal, hecha en el año 898 por Fortún Garcés (i), en cuyo 
principio se intercaló la absurda calendación de: XIUI annos 
postquam Carulus rex venit in Ispania, que tanto ha dado que 
hacer á los historiadores. 

4.° Equivocando el amanuense, por ignorancia ó por des- 
cuido, la fecha del diploma, y este es un vicio muy general en 
los documentos anteriores al siglo xi; la supresión, que es á 
veces de dos CC, ó de una L, aparece con más frecuencia que 
la adición; también se copiaba muchas veces una X con rasgui- 
llo, ó sea XL, por L sencilla, ó por X. Consecuencia de esto 
es que resulte aventurado el fijar la fecha de un suceso de 
aquella época mientras no exista el documento original (cosa 
rarísima) ó dos ó tres copias antiguas y conformes, no hechas 
una de la otra. 

Tan frecuentes eran estas falsificaciones en los monasterios 
antiguos, piadosas unas, pero las más encaminadas á un fin 
práctico y utilitario, que Giry, después de mencionar las co- 
metidas por los monjes de Saint-Maur-des Fossés, y de Figeac, 
dice: Je m'arréte, car il faudrait citer les unes aprés lesautres 
touies les abbayes anciennes (2). 

Un elemento que sirve de no poco en la Cronología de los 
diplomas es la sucesión de los abades, pues como este cargo era 
vitalicio (3) salvo raros casos de renuncia ó deposición canó- 
nica, debemos agrupar todos aquellos documentos otorgados 



fi) Publicada por el Sr. Magallón en la Colección diplomática de San 
Juan de la Peña, págs. 22 á 24. 

Í2J Manuel de diplomatique, pág. 875. 

En la página anterior escribe: En réalité il semble bien qu'il n'y ait pas 
d'abbaye d'ancienne fondation qui n'ait á un moment donné, de maniere ou 
d'autre,Jabriqué de fausses charles. 

(3) Así vemos que en el monasterio de Fulda gobernaron: Hoygerio, 



OBSERVACIONES REFERENTES A LOS DOCUM. DE D. BERNARDO 201 

por un abad, siempre que no se pruebe con certidumbre, ó 
con indicios bastante probables, que existieron dos abades del 
mismo nombre; siendo muy aventurado el hacer tal suposición 
sin más fundamento que la fecha de los diplomas cuando se 
trata de meras copias, en las que, según hemos dicho, frecuen- 
temente se halla equivocada. Ejemplo de ello el abad Reces- 
vinto, de Sahagún, á quien pertenecen muchos documentos 
que, por yerro del amanuense, llevan fechas posteriores á los 
de otros abades, y todo hace creer que sólo hubo allí, durante 
el siglo X, un abad llamado Recesvinto (i). 

Nosotros nos apoyamos en otro dato, que nos parece más 
fijo, y en los nombres de los otorgantes: dos abades del 
mismo nombre que se suceden en el gobierno de un monaste- 
rio, es hecho que necesita probarse de antemano, aunque se 
trate de un período relativamente largo, pues como el cargo 
de abad era vitalicio, los hubo que rigieron su comunidad 
cuarenta y más años. En los documentos que examinaremos 
figuran dos abades: Egica y Levila, sucesor éste del primero, 
y no hay motivo racional para duplicar sus respectivas perso- 
nalidades y colocarlas en una época arbitraria. 

También son idénticos los otorgantes D. Bernardo y doña 
Toda Galíndez, pues resulta una coincidencia muy difícil, que 
en menos de un siglo hubiera dos Condes Bernardos y dos Con- 



de 874 á 900, Helmefrido, de 900 á 916; Uvernero, de 969 á 982; Ricardo, de 
1021 á 1039. 

En Santa María de Hirache, según el P. Yepes, tomo III, fol. 382 y si- 
guientes, fué abad Arnaido, desde ii3i á 11 58, y Sancho, desde 1218a 1257. 

Algunos abades, como estos dos últimos, por ser elegidos aún jóvenes, ó 
por llegar á edad avanzada, ejercieron su oficio durante un cuarto y más de 
siglo. 

Siendo vitalicia la dignidad abacial, solamente podía acabar con la 
muerte (obitus), por una renuncia voluntaria {cessio) y por deposición ca- 
nónica {depositio). 

Lo mismo sucedió en los monasterios cistercienses, más adelante. Cnf. 
Cartulaires de rAbbaye de Molesme, anden diocése de Langres. 9 / 6-1 25o. 
Recuei I de documents.., pubVié par Jacques Laurent. París, 1907. Tomo I, 
,pág. 1 85. 

(i) En algunos casos, y por motivos que estudiaremos en el volu- 
.men lí de esta obra, hubo al mismo tiempo dos abades: hecho que aclara al- 
agunas confusiones cronológicas, más aparentes que reales. 



• 
• 



202 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

desas Todas, hijas éstas de un Galindo (i). Hojeando el censo 
de población de Madrid ó de Barcelona, hallaremos algunas 
personas cuyo nombre y primer apellido son iguales; pero acaso 
ninguna en que además coincida el segundo apellido; por sen- 
cilla que parezca esta combinación fortuita de tres elementos,, 
en la realidad es un hecho dificilísimo. Traggia vio que esto 
se oponía á sus hipótesis, y desató el nudo caprichosamente, 
atribuyendo á los amanuenses aquello que le estorbaba (lo de 
ser D.^ Toda hija de Galindo), aunque sin probar tal afir- 
mación. 

Por estas razones opinamos nosotros que los documentos 
cuyo texto publicamos en los capítulos que siguen, se refieren 
á unas mismas personas, á los Condes D. Bernardo y D/ Toda, 
que vivieron á fines del siglo ix y en el primer tercio del x. 



(i) La mayor analogía de nombres que con los de estos personajes 
hemos hallado es la de Bernardo, Conde de Besalú, á fines del siglo x, cuya 
mujer se llamaba Toda (Cnf. Marca Hispánica, sivc limes Hispanus, 
col.gSi y 952). Monsalvatje {Colección dipto?nática del Condado de Besalú: 
tomo I, págs. 242 y 248) reproduce un privilegio de donación que aqué- 
llos hicieron, de una iglesia con su alodio, en el valle de Merles, al mo- 
nasterio de Santa María de Ripoll. (Año 996.) Empieza: In nomijie Do- 
mini. Ego Bernardus Comes et uxor mea Tota, donalorcs. 

De este Conde, á quien hizo famoso la tradición legendaria cantada por 
Verdaguer en su colosal poema Canigó, y hermano del obispo Oliva, escri- 
tor insigne, trata el historiador mencionado en su excelente monografía,. 
San Martín de Canigó, págs. 9 á 84. D." Toda fué hija de Ramón Borrell,. 
Conde de Barcelona. 



CAPITULO XIII 



ANÁLISIS DEL PRIVILEGIO LLAMADO GENERALMENTE DE LA FUNDA- 
CIÓN DEL MONASTERIO DE ObARRA POR D. BERNARDO Y 
D.^TODA. 

Viejas tradiciones conservadas en la Crónica general de 
España y en el diploma que vamos á estudiar nos presentan al 
Conde D. Bernardo como el Pelayo de Sobrarbe y Ribagorza, 
debelador infatigable de los moros, á quienes arrojó de aquellos 
hondos valles para fundar un nuevo Estado cristiano; llevó 
sus armas victoriosas desde el río Noguera hasta el Ara, de 
cuyas regiones ahuyentó á los infieles, repoblando las aldeas 
conquistadas, y edificó un monasterio, el de Obarra, en acción 
de gracias por los triunfos que la Providencia le había conce- 
dido, y como panteón donde sus restos mortales aguardasen 
revivir en el día del Juicio. Y como quiera que lo fundamentad 
de estas noticias descansa en un diploma reputado fidedigno 
por cuantos han escrito de D. Bernardo, lo analizaremos con 
detenimiento, á fin de ver el grado de confianza que merece,, 
copiándolo antes de un manuscrito que no contaminó D. José 
Pellicer con sus correcciones injustificadas y caprichosas. He: 
aquí el texto de este documento: 



Donación de algunas aldeas al monasterio de Obarra 
por los Condes D. Bernardo y D,^ Toda. 

AÑO 781 

BIBLIOGRAFÍA 

A. Anales de Ribagorza, de Pedro Carbonell (Ms. del siglo xvi. Biblio- 
teca Nacional.— Dep. de Mss.— D. 86, folio 10). Es el texto que publicamos, 

B. Pellicer (D. José): Máximo, Obispo de la Santa Iglesia de Zaragoza. 
Valencia, 1675. Fols. 55 y 56. 



204 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZV 



C. Sáenz de Aguirre (El Cardenal): Collectio máxima Conciliorum 
Hispaniae. Romae, 1754. Tomo IV, pág. i25. 

D. Huesca (Fr. Ramón de): Teatro histórico de las Iglesias del Reyno de 
Aragón, tomo IX, págs. 420 á 422. 

Tanto Aguirre como el P. Huesca copian el texto de Pellicer. 

In nomine Domini nostri Jesu Xpi. Ego Bernardus, comes Ripa- 
curcie, et uxor mea Tota, comitissa, filia Galindonis comitis Arago- 
nis, cum consensu et volúntate filiorum nostrorum Raymundus co- 
mes, et Borellius comes, expunxit nos Deus et Trina Magestas (a) ut 
faciamus carta elemosinaria pro remedio animarum nostrarum etpa- 
rentum nostrorum, vivorum et defunctorum, ut edificaremus monas- 
terium in pao Ripacurcense, que nuncupatur Ovarra, que est situm 
prope flumen Hysavana, ad honorem Dei et Beatae Mariae Virginis et 
Sancti Petri Apostoli, et Sancti Pauli, et Sancti Stephani, etSanctae 
Crucis, et alia agmina sanctorum, qui sunt fundata(¿?) in supradicto 
zenobio, sub regula Sancti Benedicti, et ibi nos tumulati sumus (c). 
Tune servientes illius, id est Egicano, vocitato abbati, et cunctis 
monachis ibi consistentibus, id est, Ato monachus, Paterius mona- 
chus, Albarus monachus, Raterius monachus, Phedacus {d) mona- 
chus, Somarius presbiter, Gumara (e) presbiter, Enuego presbiter, 
Adefonsus presbiter, Barone diaconus, et cetera congregatione qui 
ibidem sunt, uel qui adveniendi sunt, sic facimus oblationem etcar- 
tam ad supradictum monasterium (/") de allodes nostros quam (g) 
ego prefatus Bernardus abstraxi de potestate tenebrarum et de gens 
paganorum et populavi eas de xpianis in tempore illo {h) [quo] Ripa- 
curcia et Paliares (i) et Superarbi (/) erant in possessione paganorum. 
Et sunt ipsos allodes in Ripacurcia, de ipsum Gradum de Aras (k), 
usque in ipsum Gradum de Sancto Xpoforo, et de Hysavana us- 
que in castrum Ripacurciae; et nos facimus cartam de istos allo- 
des quantum istas infrontationes includunt, id est villam quae no- 
minatur Valapricha cum ómnibus suis pertinenciis quae ab anti- 
quo tempore tenuerunt, ab integro, et illa villa de Bradilans, et villa 
Arachones (/), et Villare(m), et rio Petruso (n), et illa turre, et Ma- 
garrofas, et Silvi, et villa Lupones. Et ego Bernardus comes et Tota 
comitissa, donamus atque concedimus supradictis villulis (ñ) cum 
suis lermmis et ómnibus suis pertinenciis (o) per nos et per omnem 



Variantes del texto publicado por Pellicer y reimpreso por el P. Huesca: 
(a) maiestas. (b) fundatas. (c) erimus. (d) Tedacus. (e) Gimara. 
(/) Faltan las palabras: ad supradictum monasterium. (g) quae. (h) illo 
quo. (í) Pallares. (;) Suprarbi. (h) ac Aras. (/) Arachonis. (m) Villa- 
ros, (n) Perlruso. íñ) supradictas villulas. (o) Faltan las palabras: et 
ómnibus suis pertinenciis. 



FUNDACIÓN DEL MONASTERIO DE OBARRA 205 

posteritatem nostram, cum tolos illos census et usaticos quos nos- 
habemus vel habere debemus in ómnibus hominibus et in faemina- 
bus, et in campis cultis et incultis, garriciis, silvis, pascuis, fontibus 
et rivulis, molinaribus et quodcumque dici ac nominari potest, quod 
ad usum hominis pertinet (a) et ad prenominatis villulis pertinent 
[a]ut qualicumque ratione pertinere debent sicuti nos habemus vel 
habere debemus; sic donamus et concedimus et tradimusomne nos- 
trum jure et potestatem et dominationen, absque ullo retentu ad 
proprium allodem et propriam hereditatem, et sint omni tempore 
de supradicto monesterio et de ómnibus hominibus qui habitant vel 
habitaturi sunt. Sic mittimus haec omnia ab integrum propter re- 
medium animarum nostrarum vel parentum nostrorum, vivorum et 
deffunctorum, ut ad diem judicii atque tremendae magestatis (¿>), 
merces nobis inde adcrescat, sicut Paulus apostolus dicit: Qui tem- 
plum Dei aedificaty infernum despicit. Et in epistola ad Ephesios: 
Bonum est benef acere ad omnes^ máxime autem ad domésticos Jidei. 
Et est manifestum. Quod si ego Bernardus comes etuxor mea Tota 
comitissa, sive aliquis homo, vel femina, tam filii quam propinqui, 
sive comes, sive villicus, tam vicarius quam praepositus atque gar- 
dingus (c), sive aliqua .persona secularis vel ecclesiastica qui contra 
nostram hanc oblationem vel donationem ullam perturbationem fa- 
ceré voluerit, triginta libras auri sacratissimo fisco persolvat, et in- 
super factum nostrum consultum et intemeratum permaneat omni 
tempore. Si quis vero propinquus aut extraneus qui contra hoc faj- 
tum nostrum venire attemptaverit, ira et maledictio Dei super eum 
veniat et a liminibus sanctae Dei ecclesiae extraneus efficiatur, et 
cum Datam et Abyron et Juda traditore in inferno inferiori ar- 
deat (i) et haec nostra donatio firma permaneat semper. 



(a) pertinent. Faltan las palabras: et ad prenominatis villulis pertinent. 
{b) maiestatis. (c) gardinus. 

(i) Las imprecaciones religiosas con que se quiere dar eficacia á lo 
pactado son casi tan antiguas como los documentos públicos y privados. 
Las usadas en la Edad Media, tomadas, generalmente, de sucesos bíblicos, 
aparecen ya en IsiS fórmulas visigóticas (a): la lluvia de fuego que cayó so- 

(a) ínter impiorum cruciainenta sortis lude damna substineat, inter crepi- 
tantibus llammis a^ternis conflagretur incendis (^Formula i .^) 

ludítium Dei incurrat, et a sacrosancto altario efficiatur extraneus, et sicut 
Datan et Abiron vivus in infernum descendat, et cum ludam Scarioth partici- 
pium sumat (Formula 5.*) 

Gyezi lepra percutiatur (Fórmula 7.*) 

QuemaJmodum descendit ira Dei super Sodomam et Gomorram, ita super 
nos extuantibus ílammis eruat mala a lepra Gyesi (Fórmula 39-^ 

Las Fórmulas visigóticas fueron, según parece, redactadas por un notario de 
Córdoba en tiempo de Sisebuto. Han sido publicadas, entre otros, por don 
Amalio Marichalar y D.Cayetano Manrique en su Historia de la Icgi&lación y 
Recitaciones del Derecho ciiñl de ííspaña. — Madrid, iSbi. — Tomoll, págs. 37 a 86. 

En un privilegio dado en 6(84 al monasterio de Grasell, publicado por Mabi- 



206 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



Facta carta in mense lulii {a) regnante Carolo rege Franchorum 
(b) Era DCCLXXXI {c) Sig ^ num Bernardi Comitis. Sig ^ num 
Dompne (d) Tote Comitisse. Sig >^ num Hunifredi (e) Sig >^ num 
Dachoni(/). Isti sunt testes. Chintus presbiter rogatus scripsit et 
hoc t^ fecit ig) die et anno quo supra. Sig ^ num Raymundus 
Comes Ripacurcie filius prefati Bernardi et Tote Comitisse qui post 
-obitum patris sui accepit Comitatum (h). Sig >^ num Borrellus 
Comes Palliaris (i) filius preffati Bernardi et Tote Comitisse; ambo 
firmamus hanc cartam et oblationem a Deo et ad Sancta Maria (/). 



(a) Julio, {b) Añade: Enneco rege in Aragone. (c) DCCCLI. (d), dom- 
nae (e) Unifridi. (/) Dathoni. (g) hoc sig >J^ num fecit. (h) Faltan las 
palabras: qui post obitum, &a. (/) Pallariensis. (/) Deo et Sanctae 
Mariae. 

Jbre Sodoma y Gomorra; el fin desastroso de Datan y Abirón; la lepra de que 
fué cubierto Giezi por su codicia {Reyes, IV, cap. V); el suicidio y la con- 
denación de Judas, eran conminaciones ya empleadas en documentos del 
siglo VII. Con el tiempo, los anatemas van creciendo, y se hace gala de eru- 
dición bíblica para intimidar al contratante de mala fe; nada menos que diez 
y seis contiene un documento apócrifo de García Jiménez (año 858) publi- 
cado por el Sr. Magallón (a). Los documentos más antiguos de Ribagorza 
son parcos en estas cláusulas; rara vez mencionan otros ejemplos terrorí- 
ficos que el de Datan y Abirón, y el de Judas. 

Una donación hecha por Vicente, diácono, á San Victorián, abad del mo- 
nasterio Asanense, en el año segundo de Agila (55i) lleva estas imprecacio- 
nes: Demum judicio Dei sicut Datan et Abirón subiturus sententiam, vel 
Ananie, vel Safire, quos districtissima severitate in presentí etiam seculo 
legimus esse dampnatos. 

Publicada por Traggia en su Aparato á la Historia eclesiástica de Ara- 
gón, tomo II, págs. 434 á 437. 

A veces hay en las imprecaciones deseos tan bárbaros, que revelan mejor 
que nada la Psicología medioeval, mezcla de religión y de inmoralidad, para 
nosotros incomprensible, como se ve por estas frases: 

«sit maledictus et excomunicatus, dextruatur et tabescat, expectet lucem 
et non uideat nec ortum surgeniis aurore; expeclet pacem et non ueniat ei 
bonum tempus curacionis, et súbito fiat e¡ perturbacio, obscurentur oculi 
eius neuideant, et dorsum illius incurvetur; fiant filii eius orphani et uxor 
eiusuidua, serat et alius comedal, plantel et alius bibat, uxorem habeat et 
alius cum ea dormiat, et post hoc lual penas in inferno inferiori cum luda 
Scariote uel cum Datam et Abirón, insuper peclet mille morabetinos.» 

Cartulario del monasterio de Eslonza. Madrid, i885. Pág. i6r. 

Viva imagen de las costumbres y de las instituciones medioevales, re- 

llón en sus Annales Ordinis S. Benedicti, págs. 698 á 700, se lee esta fórmula: 
-«ponió etiam illi proditoris ludae Scariothis, qui Dominum tradidit, ultionis 
Tindicta adhibeatur, et cum Datham et Abirón vivus in infernum descendat.» 
(a) Colección diplomática de San Juan de la Peña, págs. 6 á 8. 



FUNDACIÓN» DEL MONASTERIO DE OBARRA 2O7 

Publicó este documento por vez primera D. José Pelli- 
cer (i), no sin añadir la frase de Enecho rege in Arragone, y 
-de ponerle una fecha arbitraria, la Era DCGCLÍ, siendo así 
que el original tenia la de DGCLXXXI. Todo amañado á los 
fines que se proponía el cronista aragonés, quien escribe: 

Consta asimismo con toda evidencia, que el año de Ochocientos 
y trece havian fundado con la Santa Regla el monasterio de Santa 
María de Ovarra, en Ribagor^a, el Conde Don Bernardo y su mu- 
^*er la Condesa Doña Toda Galindez, y sus hijos los Condes Don 
Ramón i Don Borrell, como expressamente se lee en la Escritura 
original de su dotación, que por otras ragones, aparte de lo que va- 
mos comprobando, la ponemos entera, sacada de su archivo. 

De Pellicer lo copió el Cardenal Sáenz de Aguirre en su Col- 
lectio máxima Conciliorum Hispaniae (Romae, 1754, tomo IV, 
pág. 125). 

Reprodújolo después Fr. Ramón de Huesca en el Teatro 
histórico de las Iglesias del Reyno de Aragón, tomo IX, pági- 
nas 420 á 422. 

Entre el texto que copió Carbonell y el publicado por don 
José Pellicer hay diferencias notables; en el primero, acaso por 
ignorancia del copista, se supone que D. Bernardo y D.^ Toda 
otorgan la donación desde el fondo de su sepulcro: quia nos ibi 
tumulati sumus; los Condes Raimundo y Borrell, después de 
haber fallecido aquéllos, confirman el diploma, y hay otras va- 
riantes de menos importancia que hemos anotado. Pellicer puso 



producen estas fórmulas, en deseo, los castigos usados en aquella época; la 
excecación era uno de los más crueles, aun tratándose de la familia Real, 
cuando alguno de sus individuos conspiraba contra el monarca, y por eso 
abunda en los anatemas la maldición de la ceguera: careat lucernis afronte 
(donación de Sancho I á Sahagún, 26 de Abril de 960); a fronte careat lu- 
cernis (Otra de Ramiro III á Sobrado, 20 de Septiembre de 968); a fronte 
videns suis ambobus careat luniinibus(de la Infanta Elvira á Sahagún, 4 de 
Abril de 970); duobus a fronte careat oculis (de Ramiro III á Sahagún, 19 de 
Mayo de 980). Cnf. Barrau-Dihigo: Notes et documents sur fHistoire du 
Royaunie de León. Paris, igo3. 

Otro tanto sucede con la privación de sepultura: corpus eius non sepelía- 
tur cum ceteriSf sed in platea devoretur a canibus. (Donación de la Infanta 
Elvira, 4 de Abril de 970). Ob, cit., pág. 899. 

(i) Máximo, Obispo de la Santa Iglesia de Zaragoza, en España, dis- 
tinguido de Marco, levita, y monje del sagrado monasterio del Casino, en 
Italia. Valencia, por Benito Macé, Año M.DC.LXX'V. Parte segunda, fo- 
lios 55 V 56. 



208 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

erimus, en vez desumus, como exigía el buen sentido; hizo que 
los hijos de D. Raimundo firmasen viviendo éste, y añadió el 
sincronismo de Enneco rege in Aragone, enmiendas que pare- 
cen, sobre todo las dos últimas, arbitrarias, y sin basarse en 
las copias antiguas. 

Traggia vio una copia antigua (quizás del siglo xiii) en el 
archivo de San Victorián, y dice que estaba fechada en Julio, 
reinando Carlos el Calvo, Era DCCLXXXI, en la que Traggia 
sospechaba faltar una C, debiendo, por tanto, corresponder al 
año 843. 

Juzga insostenible la fecha de otra copia, también antigua, 
que había en San Juan de la Peña (Era 85i) y es el texto dado 
á conocer por Jerónimo Blancas, pues, según aquél, en el 
año 81 3 no era Conde Bernardo, y sí Vandregisilo, como dice 
el Privilegio de Alaón. Ambas copias coincidían en llamar á 
D.^ Toda, hija del Conde aragonés D. Galindo, y en mencio- 
nar á Raimundo y Borrell, hijos de ésta y de Bernardo (i). 

Realmente, la fecha de la Era DCCCLÍ, no se hallaba en el 
pergamino que copió Blancas, sino que fué puesta ad libitwn 
por D. José Pellicer, como también la frase absurdísima de 
Ennecho rege in Aragone, dando pruebas de la mala fe con que 
el célebre genealogista desfiguraba los documentos históricos. 
Y esto no es una conjetura, sino un hecho: en la Colección de 
manuscritos de Abella, que se conserva en la Academia de la 
Historia, hay un legajo rotulado: Aparato para las historias de 
Aragón, sacado de la mano y letra de Jerónimo Blancas.,, co- 
piólos D. Joseph Pellicer de Tovar. Año de MDCLIV. Blancas 
asignaba al mencionado privilegio la fecha: Era DCCLXXX 
prima; Pellicer la tachó y puso de su letra: Enecho rege in 
Arragone Era DCCCLI. 

Pedro Carbonell escribió en el año ¡577 unas Memorias de 
los Condes de Ribagor^a (2), donde copió este diploma (3) del 



( 1) Memoria sobre el origen del Condado de Ribagor-^a, y sucesión de 
sus Condes hasta que se incorporó en la Corona del Pirineo. Pág. 336. 

Ninguna de las dos citadas copias se halla en los documentos de San 
Victorián y de San Juan de la Peña que se conservan en el Archivo Histó- 
rico Nacional, ni en los demás que, procedentes del primer monasterio, he 
visto en Zaragoza. 

(2) Bib. Nac. Mss. D. 86. 

(3) Esta copia es la que hemos reproducido, á falta de otra más antigua. 



FUNDACIÓN DEL MONASTERIO DE OBARRA 209 

pergamino que se custodiaba en el Archivo de San Victorián, 
y su fecha es también: Era DCCLXXX prima; sin que se haga 
mención alguna del Ennecho rege. La falsedad cometida por 
D. José Pellicer queda probada hasta la evidencia. 

Esto nos explica el absurdo enormísimo que hay en tal pri- 
vilegio, conforme ha sido impreso hasta ahora después de Pe- 
llicer; bastaría para dudar mucho de su autenticidad el que la 
frase de regnante... Ennecho rege in Aragone se hubiera leído 
en las copias antiguas; porque, si dábamos por buena la fecha 
del año 8i3, resultaría que entonces era ya D. Bernardo Conde 
de Ribagorza, y no lo fué hasta los primeros años del siglo x. 
Si, en la hipótesis de que el amanuense olvidó en la fecha una 
C, admitiésemos la del año 918, tendríamos el hecho imposible 
de que reinase entonces Iñigo Arista, que fué contemporáneo 
de Cario Magno y de Ludovico Pío. 

El P. Huesca imaginó que debía leerse año, en vez de Era; 
opinión que lleva consigo los mismos inconvenientes, y deja en 
pie el anacronismo de que en tiempo de Iñigo Arista viviese 
D.^ Toda, á quien las Cronologías de Meya hacen hija del 
Conde aragonés Galindo Aznar II; estuviera casada con D. Ber- 
nardo, y fuese madre de Raimundo, Conde de Ribagorza á me- 
diados del siglo X. 

Jaurgain, aunque desconoció que la fecha del año 81 3 era 
una falsificación de Pellicer, se aproxima á la verdad cuando 
opina que el Monasterio de Obarra debió su fundación á los 
Condes Bernardo y Toda en 91 3, suponiendo que en la copia 
del documento suprimió el copista una C (i). 

Pasando al análisis de los hechos contenidos en este diplo- 
ma, nos hallamos con algunos que, desde luego, parecen in- 
exactos. Refiere D. Bernardo que él sacó las regiones de Pa- 
llas, Ribagorza y Sobrarbe de la potestad de las tinieblas y de 
la gente pagana, repoblándolas con cristianos (2). Señala des 
pues los límites del segundo de aquellos países, resultando que 
llegaban desde el Grado de Aras, así llamado por su cercanía al 
río Ara, hasta el Grado de San Cristóbal (3) que parece ser 



(i) La Vasconie, deuxieme parlie, pág. 596. 
^ (2) E[ auior del J'yag7nejitum /listar icu?n ex Cartulario Alaonis, añadió 
por su cuenta que aquellos nuevos pobladores eran franceses. 

(3) No creemos que se refiera al Grado, en el part. jud. de Benavarre, ni 
á la villa de Graus, conquistada más adelante por Sancho Ramírez. 

14 



210 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

. f 

Grau, junto á Roda, y desde el río Isábena hasta el castro de 
Ribagorza. Pone á continuación los alodios que daba al monas- 
terio de Obarra, y eran las aldeas de Ballabriga, con sus anti- 
guas pertenencias; Bradilans, Aracones, Los Villares (i), Rio- 
pedroso, La Torre, Magarrofas, Lupones y Silui. Excepción 
hecha de La Torre (2), y de Ballabriga, de origen romano, á 
juzgar por su nombre (Vallis aprica), las demás villas citadas 
en este documento no existen ahora. 

Desde luego llama la atención que D. Bernardo conquistase 
desde El Grado, junto al río Ara y hoy barrio de Guaso, par- 
tido judicial de Boltaña, hasta el Grado de San Cristóbal, en las 
inmediaciones de Roda; y más todavía, el hecho de que los ára- 
bes colonizasen la comarca ribagorzana de tal modo que hubo 
de repoblarla con cristianos D. Bernardo, es una afirmación re- 
ñida con la verdad, pues la dominación de los musulmanes en 
el alto Ribagorza fué nominal hasta fines del siglo x, ya que 
mostraban poco afecto á las regiones montañosas y pobres, 
considerando que para llevar una vida miserable no necesita- 
ban haber dejado su patria (3). 



(i) En vez del nombre de villares, aplicado en muchas regiones de Es- 
paña para designar las ruinas de pueblos antiguos, solía usarse en Aragón 
el de rafales, voz arábiga que significa despoblados. 

(3) Hoy caserío del Ayuntamiento de Erdao. 

(3) Un sabio historiador contemporáneo escribe: 

«La parle montuosa |de los Pirineos] estuvo siempre en poder de los vas- 
cones ó naturales del país, siendo quizá Alquezar en Sobrarbe, Roda en Ri- 
bagorza y Ager en el Pallas, las poblaciones que marcaron el límite de la 
dominación musulmana por aquella parte, y aun Roda y Ager sospecho 
que no fueron ocupadas en los primeros tiempos, sino cuando se establecen 
en Huesca y Lérida estados musulmanes más ó menos independientes.» 

Expedición á Pamplona de los Condes francos Eblo y A\nar (publicado 
en los Estudios críticos de Historia árabe española^ por D. Francisco Code- 
ra. Zaragoza, igoS. Págs. i85 á 199.) 

En su discurso de recepción en la Academia de la Historia, leído á 20 de 
Abril de 1879, había ya escrito el Sr. Codera (pág. 49): «No consta que [los 
musulmanes! atravesasen el Pirineo central, y por esto nunca mencionan á 
Jaca, Barbastro. Alquezar, Roda y Burtania (Boltaña?), únicas poblaciones 
de aquella región que encuentro en los geógrafos ó en historiadores de suce- 
sos posteriores.» 

El crédulo Gauberto Fabricio de Vagad (Coránica de Aragón, Zaragoza, 
MCCCCXCIX, fol. 7) atribuye á Garci Jiménez de Navarra la conquista de 
Ribagorza. 



FUNDACIÓN DEL MONASTERIO DE OBARRA 211 

< 

El documento que estudiamos consigna que los musulma- 
nes se habían establecido en dicho país, que el Conde Bernardo 
repobló de cristianos; hecho desmentido por la toponimia local; 
fuera de Castrocit, ninguna villa, ni despoblado, ni río, ni mon- 
te, es designado en los siglos ix y x con nombre de raíz arábi- 
ga; los otorgantes y los testigos de las donaciones y de otros 
diplomas llevan nombres de origen hispano-romano ó godo; 
jamás árabes; muy al contrario de los documentos referentes á 
países donde los islamitas arraigaron, y buena prueba de ello 
los documentos de algunos monasterios leoneses y castellanos. 

Estudiando los documentos particulares del monasterio de 
Sahagún, comprendidos entre los años 85o al 940, vemos que 
la dominación musulmana dejó bastantes huellas en la Geogra- 
fía local de León; v. gr.: Alkamin, Autero Morisco, villa Habi- 
bi, villa de Motarraf, Avolfeta y Abomar. Nótase, además, que 
por 62 nombres de procedencia germánica, como Adulfo, Re- 
cesvinto, Olmundo, Vitiza, Sigerico, Gixila, Hermilda, Sesnan- 
do, Gudesteo, etc., hay 56 hispano-romanos: Sempronio, Ci- 
priano, Liberio, Lecinio, Orbano, Dulcidio, etc., y 12 musul- 
manes: Sarraceno, Mahemat, Melíc^ Abobaron, Hazan, etc. 

De los cinco abades que hubo en Sahagún durante aquella 
época, cuatro llevan nombre visigodo: Recesvinto, Vitiza, Si- 
gerico y Alfonso (i). 

De donde el historiador puede lógicamente deducir que la 
raza visigoda conservó un relativo predominio en los tres siglos 
primeros de la reconquista, pues goza muchos de los principa- 



(i) índice de los documentos del monasterio de Sahagún. Madrid, 1874. 

La fecha de algunos documenlos está equivocada, y por eso resulla de- 
fectuosa la cronología de los abades tal como en aquéllos aparece. 

De la facilidad con que en Galicia y León se mezclaron las razas espa- 
ñola y musulmana dan testimonio muchísimos documentos en que intervie- 
nen cristianos cuyo nombre delata origen berberisco ó árabe; citaremos al- 
gunos: Mauregalus (Privilegio de Alfonso II, año 832); Sarracinus I\uniz 
(Privilegio de Ordoño II, año 91 5). Publicados en el tomo XL de la España 
Sagrada. 

Sarracino Sili:{ (Privilegio de Bermudo II, año 988); Sarracinus Rapi- 
«aí/s (Documento del año 994). Cnf. A^o/es et documents sur rHistoire du 
Royanme de León, par L. Barrau-Dihigo. París, 1903. 

Froia Sarracini (Fundación del monasterio de Sobrado, año 962); Sa- 
rracinus, presbiter (Donación de Gundesindo, el Obispo Sisnando, año 955]; 
Sarracinus, diaconus (Donación del Obispo Sisnando al monasterio de So- 



212 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

les cargos y posee gran parte de la riqueza nacional; y que la 
fusión de los pueblos musulmán y cristiano se realizaba enton- 
ces de un modo espontáneo y sin conversiones forzadas, como 
siglos después, no existiendo aún entre ambas razas el odio que 
luego hubo; los presbíteros de origen islamita, cuales Melic y 
Ayub(i), yla colonia berberisca de los maragatos, son una 
prueba de nuestra afirmación (2). 

Nada tan difícil como analizar diplomas antiguos y afirmar 
ó negar los hechos que refieren; lo que parece vicio intrínseco 
no es, quizá, más que error del copista, ó exceso de vanidad en 
el otorgante, como pudiera suceder en este caso; tal vez el mis- 
mo D. Bernardo exageró sus proezas contra los infieles; sin em- 
bargo, resulta bastante probable que el documento en cuestión 
fuese redactado, no en vida de aquél, sino mucho tiempo des- 
pués, cuando sus conquistas y sus victorias se agrandaron con 
el transcurso de los años; por el testimonio de un cronista árabe 
sabemos que D. Bernardo no fué siempre vencedor, sino que 
sus enemigos le hicieron sufrir duras humillaciones y lastimo- 
sas derrotas, ya que parece averiguado con certidumbre que 
Mohámed Atauil, reyezuelo independiente de Huesca, según re- 
fiere Abenadarí, en el año 908 emprendió una campaña contra 
los condados de Pallas y Ribagorza, donde tomó y destruyó el 



brado, año gSS). Sarracimis (Donación de Sancho el Craso á la iglesia de 
Santiago, año 956); Nunus Zarra^em^ (Donación de Ordoño IV á la misma, 
año 938); Sa^racenus S/7/;( (Donación de D.^ Elvira, viuda de Bermudo II, 
á la iglesia de Santiago, año 1017). 

Del considerable número de cautivos moros que había en Galicia da tes- 
timonio un privilegio de Ordoño ÍI á dicha iglesia, en que dona á ésta más 
de 3o siervos de gente hismaelitarum, cuyos nombres inserta. 

Cnf. Historia de la Santa A. M. iglesia de Santiago de Conipostela, por 
D. Antonio López Ferreiro, tomo II. 

En pleno siglo ix era muy frecuente que cada familia conservase el re- 
cuerdo de sus orígenes étnicos, y así, Paulo Alvaro nos dice que él descen- 
día de godos, y su amigo Eulogio de hispano-romanos: nobili stirpe proge- 
nitus, Cordubae civitatis patriciae senatorum traduce na^ius {España Sa- 
grada, tomo Xí, pág. 218). 

(i) índice de los documentos del monasterio de Sahagün. Madrid, 1874; 
págs. 129 y 141. 

Í2) Cnf. Dozy: Sur les causes de ragrandissement du royaume des As- 
turies sous le régne d'Alphonse 7^^, et sur iorigine des Maragatos. Publi- 
cada en el tomo I de las Recherches sur l'Hisloire et la Litterature de VEs^ 
dagne pendant le Moyen Age. 



FUNDACIÓN DEL MONASTERIO DE OBARRA 21 3 

^— 

castillo de Roda, y en el año siguiente los de Monte-Pedroso y 
Olióla, en el que hizo 3oo prisioneros, rescatados luego por 
1 3.000 monedas de oro que gastó Mohámed Atauil en reparar 
las murallas de Huesca (i). Pero de esto á que los musulmanes 
se estableciesen en Ribagorza, va mucha distancia; fué una ra- 
zia, una algara, y no conquista duradera. 

Tan incomprensible como los datos analizados resulta que el 
Condado de Pallas y Ribagorza, tan poderoso en tiempo de 
Raimundo I, que llegó en 884, según hemos visto, á dominar, 
aunque efímeramente en Zaragoza, hubiese caído á los pocos 
años bajo el yugo enemigo, siendo preciso reconquistarlo de 
nuevo, y aun colonizarlo. 

Otro hecho poco lógico ofrece este documento, y es la dona- 
ción de villas que luego aparecen en otros diplomas como pro- 
pias de D. Bernardo, quien las da al monasterio de Obarra. ^;A 
qué fin repetir la donación de Magarrofas en un documento del 
año 838, y la de Riopedroso en otro sin fecha? Claro es que este 
vicio de nulidad lo mismo puede corresponder á los diplomas 
posteriores que á los anteriores, pero siempre será un indicio 
sospechoso, y únicamente se podría explicar admitiendo que 
los religiosos enajenaban aquellas aldeas apenas las recibían del 
donante, acaso para tener la satisfacción de recibirlas otra vez 
al poco tiempo; hecho que no se compagina con la resistencia 
que las congregaciones religiosas ponían á vender sus fincas, 
salvo en caso de extrema necesidad ó de suma conveniencia. 

xMás probable es la fundación del monasterio de Obarra por 
los Condes D. Bernardo y D.* Toda, en fecha que se ignora con 
exactitud, pues nada tan erróneo como atribuirla, según gene- 
ralmente se ha hecho y hace todavía, á la del documento que 
hemos estudiado, ya que la del año 743 es absurda, y la del 81 3 
una invención caprichosa de Pellicer; á más de que el diploma 
supone ya creado el monasterio, y bien mirado es una carta de 



(i) Mohámed Atauil, rey moro de Huesca, por D. Francisco Codera. 
Publicado en la Revista de Aragón, año 1900, págs. 81 á 85. Reimpreso en 
los Estudios críticos de Historia árabe española. 

Sospecha el Sr. Codera que Monte Pedroso quizá estuviese donde hoy 
la ermita de Nuestra Señora de Pedruy en el término de la Puebla de Roda. 

Más lógico es suponer que se trata de Río Pedroso, aldea que aparece 
en muchos documentos de los siglos ix y x con el nombre de Rio Petruso ó 
Petroso. 



214 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

»-^. ^- 

donación como otra cualquiera, y no de fundación, la cual es- 
muy verosímil que se hiciese en los primeros años del si- 
glo X (I). 

Por la ley de las afinidades, que se cumple en el orden mo- 
ral tanto como en el físico, el pueblo no ha solido escoger, 
para idealizarlos, á los grandes hombres, cuyo espíritu rara vez. 
comprende, sino á las medianías. Los hechos guerreros de Al- 
fonso VI fueron mucho más gloriosos y heroicos que los del 
Cid, en cuyas empresas hubo más de ambición personal y de 
codicia que de religión y de patriotismo; y, sin embargo, el con- 
quistador de Toledo no fué el héroe de nuestra epopeya caste- 
llana, sino el hijo del Bivar, quien lo mismo peleaba contra 
moros que contra cristianos, con tal de aver mantenencia. 

Igualmente sucedió[con el Conde D. Bernardo: de vencido y 
humillado por los musulmanes, pasó en la imaginación popular 
á conquistador de Ribagorza, y agrandándose con el tiempo y 
en otra tierra su memoria, llegó á ser el símbolo de la indepen- 
dencia castellana contra la hegemonía de Francia. 

Los falsarios de la Edad Media procuraban escudar sus in- 
venciones al abrigo de personajes históricos, aprovechando los 
datos que acerca de ellos había en crónicas, leyendas, docu- 
mentos, y aun en cantares épicos; así, los monjes de Saint- 
Denis forjaron una colección de diplomas atribuidos al rey 
Dagoberto, valiéndose de las noticias contenidas en las Gestas 
de aquel monarca (2). Tal aconteció conD. Bernardo; la leyen- 
da incipiente, y acaso no escrita, en qué figuraba como recon- 
quistador de Ribagorza, pasó casi entera al privilegio llamado 
de la fundación del monasterio de Obarra. 

Que el monasterio de Obarra no existía á comienzos del 
siglo IX, y que, por tanto, no es de fundación visigótica, como 



(1 ) El monasterio de Obarra, del que hoy sólo existe la pequeña iglesia,., 
sencilla y relativamente moderna, se halla contiguo al río Isábena y rodeado 
al Norte por el monte llamado La Croqueta; no lejos están los pueblos de 
de f^aluy, Morens y Ballabriga. 

En una colina próxima estuvo el castro de Ribagorza, acaso de origen 
ibérico, y habitado en tiempo de los romanos, como se prueba con la ins- 
cripción que descubrió allí D. Manuel de Abad y Lasierra en una piedra que 
servía de ara; publicóla el P. F"ita en el Boletín de la Real Academia de la: 
Historia, tomo IV. - 

(2) J. Tardif, Monuments Historiques, núm. 46. 



FUNDACIÓN DEL MONASTERIO DE OBARRA 2l5 

lo fueron probablemente los de Alaón y Taberna, se demuestra 
con el acta de consagración de la Iglesia catedral de Urgel (año 
819) donde se enumeran las comunidades de religiosos que 
había en la diócesis: «Tradimus etiam ipsas ecclesias velparro- 
chias episcopales in pago Ribacursensis atque Gestabiensis 
supradictae Sedis Urgellensis Sanctae IMariae quae vocant 
Alaone, cum finibus suis et ecclesiis ibidem subditis, et villulis 
atque villarunculis earum. Similiter locum Sanctae Mariae et 
Sancti Petri apostoli quaedicunt Taberna, cum finibus suis et 
villulis atque villarunculis (i). 

Lo mismo viene á probar, aunque no de un modo tan efi- 
caz, el testamento de Sisebuto, Obispo de Urgel, otorgado en el 
año 26 de Ludovico Pió, ó sea el 889, quien legando su biblio- 
teca á los monasterios de aquella diócesis, no menciona el de 
Obarra: «Do et concedo similiter domum domnae meae Virgi- 
nis Mariae monasterium Alaone, bibliotecam. Do et concedo 
similiter domum domnae meae Virginis Mariae monasterium 
Taverna, libros dúos beati Augustini, De Trinitaíe (2).» 

Respecto á la fecha en que el abad Egica lo fué de Obarra, 
diremos que de tres documentos que hay en los de aquel mo- 
nasterio, fechados en los años 900, 902 (3) y 921 (los 8 y 10 y 
29 de Carlos el Simple) parece deducirse que á los abades 
Egica y Levila precedieron otros dos llamados Francon é 
Iñigo. Que el abad Egica fué anterior á Levila se comprueba 
con el siguiente documento que parece auténtico: 

In nomine Domini. Ego íncliga, nobis Egikani, uocitato abba, 
et cunctis monachis consistentibus in monasterio uocitato Uarra, 
constat me uobis propter remedium anime mee daré uobis térra 
quod abeo ex ruptura mea, in ualle de Ueranoi, in loco ubi dicitur 
Uescas, qui de uno latere infrontat in térra Uuistirlanes, et de alio 
in térra Serbodei; et ipsa térra supra terminata, dono et indulgo 
monachis ibidem consistentibus, et domum Sancti Petri et Sánete 
Marie, ut ex presentí die et tempore aueatis, adeatis, teneatis adque 
possideatis iure quam uso, in perpetuum uindicetis, uel quidquid 
exinde faceré uel iudicare uolueritis, maneat uobis firma potestas. 
Si quis, sane, quod fieri minime credo esse uenturum, quod si ego 
íncliga aut aliquis de filiis uel heredibus, uel quisliuet omo, contra 



(i) Marca Hispánica, pág. 765. 

(a) Villanueva, Viage literario, tomo X, págs. 233 á 236. 

(3) Estas dos fechas nos parecen equivocadas. 



2l6 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

hanc karta donationis a me uobis facta uenerit ad inrumpendum, 
aut ego ipsa uenero, inferant uel inferam uobis ipsa térra dupla, et 
in antea ista carta donationis inrumpere non permitatur. Facta 
karta donationis in mense Decembrio, anno xxxii regnante Karulo 
rege. Sig. Incliges, qui hanc karta donationis feci et testivus tradidi 
ad roborandum. Galindo >^ Francu t^ Dadila ^. 

Nilridius presbiter, qui hanc karta donationis scripsi et >^ sub 
die et anno quo supra (i). 

Si juzgásemos exacta la fecha de este diploma, sería preciso 
colocar su redacción en el año 871, en tiempo de Carlos el Cal- 
vo, ya que Carlos el Simple no llegó á reinar treinta y dos años; 
pero tal suposición resulta absurda, pues en esta donación in- 
terviene el abad Egica, que no lo fué de Obarra hasta mucho 
después; lo cual induce á pensar que la fecha del documento 
está equivocada en una ó dos unidades, y que realmente perte- 
nece al reinado de Carlos el Simple; lo más probable es que 
corresponda á los años 922 ó 928. 

En otro documento, fechado en el año 5, de Luis de Ultra- 
mar, ya no figura Egica, sino Levila como abad del monaste- 
rio de Obarra, panteón de los Condes ribagorzanos. 



(i) Arch. Hist. Nac. Al dorso: Goncession de Bal de Beranuy. 18, 
Obarra. 

Doc. part. núm. 17. 

Dociimento que tiene aspecto de ser original. 



CAPITULO XÍV 



OTROS DOCUMENTOS DE LOS CONDES DON BERNARDO Y DONA TODA 

Analizado el privilegio más conocido y famoso de cuantos 
hay atribuidos, con razón ó sm ella, á D. Bernardo y D.^ Toda, 
vamos á estudiar otros que de estos Condes existen en las co- 
lecciones de pergaminos procedentes del monasterio de Obarra; 
trabajo lleno de tantas y tan magnas dificultades que arredró 
en el siglo xviii á D. Manuel de Abad y Lasierra y á otros eru- 
ditos, quienes temieron perderse en un laberinto de noticias ab- 
surdas y contradictorias, más á propósito para conocer una 
fase de la Psicología monástica en la Edad Media que para es- 
clarecimiento de la verdad histórica. Lo primero que en tales 
documentos llama nuestra atención es la cronología, absurda 
en alto grado, y que debe referirse al primer tercio del siglo x, 
época en que D. Bernardo poseyó el Condado de Ribagorza; 
imponíase, por tanto, la corrección de las fechas; pero como 
el hacer esto puede, en algunos casos, resultar arbitrario, las 
dejamos tal cual aparecen en los diplomas, pues bastan los lí- 
mites cronológicos á que, según opinamos, deben reducirse 
aquellas que no infundan sospechas vehementes de falsedad, 
como sucede con algunas de las que van á continuación. 

I 

AÑO 284 

D. Bernardo y D^ Toda hacen donación al monasterio de Obarra 
de los diésemos de Ballabriga. 

In nomine Domini Ihu Xpi qui est unus et trinas. Quam ego 
Bernardos Comes Rippacurcie et Tota Galindiz Comitissa eius uxor, 
expunxit nos Deus et trina magestas, et propter remedium anime 
mee et uxori mee, et anime parentum nostrorum, et propter deside- 



2l8 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

rium regni celestis accipienda et claustra inferni fugienda, et quia 
dignum estofferrehelemosinam pro defunctis considerantes helemo- 
sinis et sacrificia qui facte sunt et in futuro aduenienda sunt in mo- 
nasterio Sánete Marie de Ouarra, de assensu et uoluntate reuerentis- 
simo Odisendus Episcopus Rotensis et capitulo eiusdem loci, damus 
et in perpetuum concedimus Deo et glorióse Virginis Marie, uel 
Sancto Pedro Apostólo, et Sancto Paulo, et Sánete Crucis^ quorum 
altaría sunt in ecclesia Sánete Marie de Ouarra, et uobis Leuila ab- 
bati dicti monasterii Sánete Marie de Ouarra, obedientem sub regula 
Sancti Benedicti, et ómnibus successoribus uestris et cunctis mona- 
chis ibi degentibus, et clericis presentibus et futuris in perpetuum, 
omnes decimas bladii cuiuscumque laboris sit, et decimam vini et 
carnei (sic) et omnia et singula que homines et feminas habitantes 
et habitaturos in uilla de BaJlabrica laborauerint uel scaliauerint, totas 
decimas dent et respondeant, uel adquirere potuerint infra términos 
et possessiones de Ballabrica, uel in alio loco ubicumque laboraue- 
rint uel scaliauerint, totas decimas dent et respondeant per cuneta, 
sécula uobis Leuila abbati et monasterio Sánete Marie de Ouarra. 
Et specialiter dent, soluant et respondeant predictos homines et femi- 
nas de Ballabrica et successoribus suis, uobis Leuila abbati et succes- 
soribus uestris et monasterio Sánete Marie de Ouarra de iam dictas 
decimas de ipsa spluca de Uiscarrones et ipsum rivum diuidente us- 
que ad ipsos feniles, et de ipsos feniles usque ad ipsa spluca de pe- 
tra lata, et in ipsa spluca habet fonte; et de ipsa spluga uadit per 
ipsa serra usque ad illo podio de illo lauaio, et de illo lauayo uadit 
per ipso serrato usque in illa coma in fundus de illo solano de cu- 
bilas, et pergit ad illa sallita quod dicitur ad illa Ciressa; exinde 
uadit ad ipsam fontem de ipsum scallellum; deinde pergit usque ad 
illo g-radu, et deinde pergit et firmat usque in fundus de castellum 
Sacioly, et descendit in illa tossa usque in illa fonte ad ipsos comes; 
deinde uadit usque ad ipsa serra de ipso prato, et deinde usque in. 
illo puy alto, et deinde pergit ad illo gradu uel ad illum pontem de 
Caluaria qui sedet super flumen Yssauena. Quantum hi fines cir- 
cumdant esí terminum de Ballabrica notum et diuissum. Et de quo- 
qumque quod homines ct feminas de Ballabrica laborauerint uel 
scaliauerint per cuneta sécula dent totam decimam uobis Leuilla ab- 
bati et successoribus uestris et Deo et monasterio Sánete Marie de 
Ouarra, et non alibi. Quam donacionem nos Odifredus (sic) Episco- 
pus Rotensis in remissione omnium peccatorum nostrorum, et in. 
remissionem omnium peccatorum patrum et matrum nostrorum, ad 
honorem Dei et glorióse Uirginis Marie et Sancto Apostólo (sic) et 
Sancto Paulo, et Sánete Crucis quorum altaria sunt hedificata in mo- 
nasterio Sánete Marie de Ouarra, hanc donacionem per cuneta sécula 
per nos et successores nostros laudamus, condimus (sic) et confir- 



i 



o 
> 

H 
C 

> 




:» 

O 
> 

W 
co 

"V 

> 

o 

r 
> 

r 




^ -a "^ "^ "a."^ "a ^a ^a •;& >i. W ^s 




DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.^ TODA 2ig 

mamus. Et qui hanc donacionem inquietare seu perturbare presum- 
pserit, in duplo componat, et sit particeps in inferno inferiori cum 
Dathan et Abiron, ludas proditor, amen, et hec donacio sit firma in 
perpetuum. 

Pacta hanc carta helemossinaria donacionis in mense Agusto, 
Era CC^ LXX^ II* regnante Bernardo Comité et Tota Comitissa 
eius uxor, qui hanc cartam donacionis per nos et successores nostros 
facimus, laudamus, concedimus et confirmamus uobis Leuilla ab- 
bati et successoribus uestris, et Deo et monasterio Sánete Marie de- 
Ouarra, et clericis seruientibus ejusdem loci, et istam cartam ro- 
gamus scribere, et nostris signis faceré. Sig>í<num Bernardi Comes. 
Sigij^num Tota Comitissa eius uxor qui hanc cartam donacionis fa- 
cimus ad honorem Deo et Sánete Marie de Ouarra et altaria qui 
ibi sunt edificata. Sig>j<num Yssarnus de Villacarle. Sig>í<num Aconi 
presbiter; isti sunt testes. 

Chintus presbiter rogatus a predictis, scripsit et hoc sig>í<num 
fecit (i). 

Por este documento, los Condes Bernardo y su mujer hacen 
donación al monasterio de Obarra de los diezmos de Ballabríga, 
cuyos términos demarcan, y especialmente de la cebada, del 
vino y de la carne. 

Pase la fecha del año 284, que se pudiera atribuir á des- 



(i) Cartulario de Obarra^ págs. 778. 

Este Cartulario es un códice copiado á mitad del siglo xiii; consta de 46 
páginas numeradas en el siglo xviii, con unas 3o ó 82 lineas cada una. El 
tamaño de la caja, i i8X 200 mm. y el total, de 164X265 milímetros. 

Pertenece al que fué monasterio de San Victorián, con otros varios di- 
plomas que hemos ya citado con el título de Documentos de San Victorián. 
No sabemos dónde se halla otro Cartulario de Obarra, igual que éste, pero 
escrito en papel. Cítalo Abad y Lasierra en su índice de los archivos de la 
Congregación benedictina Tarraconense, ya mencionado. 

Don Manuel de Abad y Lasierra tuvo en sus manos dicho Cartulario, pero 
notó en sus diplomas tales anacronismos que juzgó muy difícil, ó casi im- 
posible, ver algo con certeza en tan confuso caos de fechas; describiólo así: 

«Es un códice manuscrito, en pergamino; contiene 23 folios útiles, de 
letra muy metida, escrito á fines del siglo xiii; en él hay una multitud de 
escrituras pertenecientes al antiquísimo monasterio de Obarra; pero tan tur- 
badas las datas y equivocadas las Eras, que no se puede asegurar tiempo- 
alguno con ellas; sin embargo, es útil para los nombres y parentescos de los 
Condes de Ribagorza, noticia de sus obispos y otras noticias que contienen, 
como no se use para fijar el tiempo de los sucesos. 

Se halla en el archivo del Abadiado de San Victorián, cajón de Obarra, 
número 7.» 



220 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

cuido del amanuense; pasen también las palabras modernas 
que hay en el señalamiento de linderos, pues muchas veces los 
monjes, con menos escrúpulo del que ahora se observa en 
casos análogos, al copi-ar la donación de una finca, añadían 
para mayor claridad, y de buena fe, los límites que á la sazón 
tenía, usando nombres propios y otros vocablos de su tiempo. 
La misma palabra regnatite, atribuida á D. Bernardo, y que 
éste no usaba, podría ser una intercalación. Pero lo que no 
puede admitirse, y da al suelo con la autenticidad del diploma, 
es que ya existiese la Iglesia de Roda, y que Odisendo fuese 
Obispo viviendo sus abuelos D. Bernardo y D.^ Toda, pues 
consta con certeza que tal hecho no se verificó hasta muchos 
años después. Trátase, por consiguiente, de una donación 
apócrifa y falsificada con torpeza suma por algún religioso ig- 
norante que barajaba á su capricho los datos históricos. 

II 

AÑO 627 

Donación de un aprisco en los montes de Casíanesa al monasterio 
de Obarra por los Condes D. Bernardo y D.^ Toda. 

A. — Perg., siglo XII. Arch. Hist. Nacional. 
B. — Cartulario de Obarra, págs. 3o y 3i. 

ín Dei nomine et eius gratia. Ego Bernardas comes Rippacur- 
censem (a), et tota Galindone comitissa eius uxor, expunxit nos 
Deus et trina magestas ut faciamus cartam helemosinariam ad 
honorem Dei et Sánete Marie Ouarra et Sancti Petri apostoli {b) et 
Sancti Pauli et Sánete Crucis quorum altaría sunt hedificata in ce- 
nobio de Ouarra, et uobis Leuilla abbati eiusdem loci, 2t omnem 
congregacionem qul seruiunt altaría supranominata in iam dicto ce- 
nobio, tam presentí quam adveniendi, unum coillarem ín montaneis 
de Castanessa, ubi dícitur Lalíena, et est circumdatatum et determi- 
natum hoc modo: de prima parte Orientis rio Torrente (c), et de 
Occidente símiliter, et per capud tenet usque ad ípsas ñeras, et per 
fundus ubi ipsi rivum uterque se adjungunt. Síc dono et corroboro 



Variantes de B: 

{a) Ripacurcense. {b) Petri apostoli. (c) Orientis, torrente. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.* TODA 221 



ipsum couillare ad jam supradictum monasterium et cenobiun cum 
egressibus et regressibus, juiibus et pertinenciis suis et que (a) per- 
tinere debet, franchum, liberum, ¡ngenuum de francho alodio, cum 
decimis, primiciis (b) omnium fructuum et de pecudes que in dicto 
coyllare peperint. habeatis et percipiatis per cuneta sécula seculorum 
uos dopno Leuila abbati et successoribus uestris et monasterio 
Sánete Marie Ouarra et seruientibus ejusdem loci, ad tenendum, 
possidendum, explotandum, et nemo sit ausus intrare uel ademprare 
in dictum coyllare absque licencia tenetores cenobium Sánete Marie 
Ouuarra. Si quis uero ausv temerario hanc cartam nostre donatio- 
nis confringere uel inquietare atemptauerit, in duplo componat 
XXX* libras argenti fisco persoluat, et hec nostra donatio incorrupta 
permaneat super eum et sit particeps in inferno cum Datan et Abiron 
et Judas proditor, et hec nostra donatio firma et stabilis permaneat. 
per cuneta sécula seculorum. 

Sig>j<num mihi (c) Bernardus comes. Sig^J^num Tota Galin- 
donis cometissa eius uxor, qui hanc cartam helemosinariam lau- 
damus, concedimus et confirmamus (d) et nostra signa fieri man- 
damus. OrioUus de Ualseyniu (e) teste. Sig^í^num Burellus (/) 
de Castanessa teste. Sig^í^num Micharro de Caluaria teste. Facta 
carta helemosinaria nostre donationis X^ Kalendas Augusti Era 
DG.^LX/^V.^ (g) Regimundus presbiter rogatus a suprascriptis 
hanc cartam seripsit et hoc Sig^num fecit anno et die quo supra (i). 

La fecha de este documento es absurdísima; en ella faltan 
tres C, de modo que debe de corresponder al año 927. 

La sierra de Castanesa en las inmediaciones de Benasque, 
donde nace el río Balira y se halla un pueblo de aquel nombre, 
es famosa por sus ricos pastos de verano y por su lozana 
vegetación. 

La posesión de rediles y el derecho de pastar sus ganados 
fué una de las cosas que más ambicionaban nuestros religiosos 
de la Edad Media, ya que la riqueza pecuaria tenía suma im- 
portancia durante la reconquista, por no estar, como la inmue- 
ble, tan expuesta á las depredaciones de los infieles. Esto ori- 
ginó que, á falta de legítimos documentos, se inventasen al- 



(a) qui. (b) primicis. (c) mei. (d) firmamamus (sic). (e) Uual 
Seyniz. (/) Burrellus. (g) La fecha es igual en ambas copias. 

(i) Archivo Histórico Nacional. Perg.; copia del siglo xii. — Obarra, 
100 P. bis. 

Al dorso: Donación de un cobilar en el llano de Castanesa, para Nuestra 
Señora de Obarra. Era io65. 



222 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

gunos como son la conocida iMemoria de Abetito (i) zurcida 
con fragmentos de otras más antiguas, por la que se concedía 
al monasterio de San Juan de la Peña la cueva de Galión y los 
pastos de sus cercanías, y un privilegio en que Sancho el Ma- 
yor (2) daba al de San Pedro de Taberna amplísimos derechos 
para los rebaños de su comunidad: «precipimus ut ex predicti 
arcisteri pécora uel iumenta semper ubi uoluerint pascani et 
acubenty imo et parianl, tam in montanea, quam etiam in 
Ispania». 

El abad Levila, que regía el monasterio de Obarra cuando 
D. Bernardo hizo donación del aprisco de Castanesa, es, indu- 
dablemente, posterior á Egica, que parece casi contemporáneo 
de la fundación de aquél. 



III 

AÑO 696 

D. Bernardo y D.^ Toda dan al tnonasterio de Obarra la villa de 
Forno?is, con la iglesia de Santa María. 

A. — Cartulario de Obarra, págs. 25 á 27. 
B. — Colección de Abad y Lasierra, tomo XII. 

In Xpi nomine et individué Sánete Trinitatis, unus et uerus Deus. 
Ego Bernardus, gratia Dei Comes (3) et uxor mea Tota (4) Comi- 
tissa, expunxit nos Deus et trina magestas ut (5) faciamus cartam 
helemosinariam ad honorem Dei et beate Marie Uirginis, et Sancti 
Petri, et Pauli, et Sánete Crucis, que altaría sunt constructa in ceno- 
bio quod dicitur Ouarra, (a) et a dompno Leuiane abbate et omnem 



Variantes de B. Faltan en esta copia las palabras que A lleva entre líneas. 
(a) Ubarra. 

(i) Publicada por D. M. Magallón, Colección diplomática de San Juan 
de la Peña. 

(2) Arch. Hist. Nac. Doc. de San Viciorian. Tomo í. Hay dos copias 
antiguas que llevan fecha distinta: la una, Era M; la otra, Era MLXV. 

(3) Entre lineas, de letra algo posterior, y pequeña; Ripacorcensem. 

(4) I-]ntre líneas: Galindonis. 

(5) PZntre líneas: et propter remedium animarum nostrarum (al mar- 
gen) el omnium parentum nostrorum. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.^ TODA 223 



congregacionem {a) illius tam presentí quam futuri {b). Damus igitur 
predicto cenobio quod nos a principio fündauimos et construximus, 
unam uillam que dicitur Fornons, cum terminis unversis ad se per- 
linentibus, et cum ómnibus hominibus ibi habitantibus in presentí 
et in futuro, cum exitibus et reditibus nostris, et cum questiam 
qualem nos uoluerimus ab illis accipere. Que uilla uolumus sic dis- 
tricte (i) per unaquaque afrontacione terminari. In prímis ad par- 
tem de Satarrue uadit per illam pennam de predicta uillo de Satarrue, 
et exit ad farum de Fornons, et de illo faro, sarrato sarrato usque ad 
turmum aquile, et de turmo aquile exiit ad uiam de illo gradu, sa- 
rrato sarrato qui exiit de Sadarrue. Et de uiam (c) de illo grado 
usque ad ripas fredas, et de ripas fredas exiit ad molinum de la 
torre. Et de dicto molendino (d) transit flumen de Issauena, et as- 
cendit per illo torente (e) usque ad illam matam de coscullo (/) et de 
mata de coscullo (g) transit per capud de illos terres, et exiit ad 
torrentem de Belforato, et ad partem de Pardinella de pennea miiana 
usque ad torrentem de capud de illos cañamares de Pardinella, et 
de torrente transit per ipsam sponnam de illos cañamares, sponna 
sponna transit usque ad flumen Isauena, et exiit ad casellas, et de 
casellas exiit per capud de illo plano entramas aquas {h) usque 
ad iam díctum Bellum foratum. Hec omnia uero supra scripta sic 
damus et concedimus nos dictus Bernardus Comes, et uxor mea 
dompna Tota Galindonis Gomitissa, predicto cenobio de Ouarra, et 
ómnibus posidentibus dictum cenobium, presentibus et futuris, per 
nos et per omnes successores nostros tradimus in perpetuum sicut 
a predictis terminis dicta uilla de Fornons ambitur et includitur (i) 
et cum suis aquis, pascuis et silvis, cultum et incultum, et cum 
ómnibus homnino locis qui in supra (/) dictis terminis sunt uel 
erunt, et cum ingressu et egressu; sic tradimus, ut dictum est, per- 
petualiter habendam. Preterea damus et íirmamus uilla de Fornons 
qui (k) uocatur Sancta María, cum decimis et prímiciis tocíus uille, 
et cum defunctionibus et oblacionibus cunctis, (/) volumus et fm) 
mandamus (n) perhenniter statuimus ut omnes homines et feminas 
habitantes in iam dicta uilla á vii amnis et supra, in dicto cenobio 
de Ouarra habeant comunem sepulturam. Hanc autem donacionem 
nostram ómnibus propaletur et notificetur que (ñ) nuUus alius est 



(a) omne congregatione. (b) futuris. (c) via. (d) molinü. (e) torren- 
te, (f) Cuscullü. ig) Cuscullo. (h) entermas aguas. (/) ambit et inclu- 
dit. (/) infra. (A) que. (/)oblal¡on¡bus ecclesiaslicis. (;«) eliam. (ti) et. 
'(ñ) quod. 

(i) Entre líneas: et determínala. 



224 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

■ — t ^— — 

qui in prefata uilla aliquod (a) habeat dominium neo in reditibus, neo 
in prouentibus preter nos tantum, et sicut nos plenaliter habemus et 
possidemus, sic tradimus dicto cenobio habendam et possidendam 
cum cmnia iura nostra ad nos pertinencia, per nos et per omnes 
successores nostros in perpetuum habendam tradimus, concedimus 
et firmamus sine uUa diminucione, ut supra diximus. Si quis uero 
ausu temerario hanc nostram donacionem confringere uel inquie- 
tare atemptauerit, X libras purissimi auri regali fisco persoluere 
cogatur, et nostra donacio incorrupta permaneat semper; insuper 
ira et maledictio Dei omnipotentis ueniat super eum, et in extrema 
die anima a corpore separauerit {b) in posse (sic) demoniorum in 
eternis supliciis perenniter cremanda permaneat. Ego Bernardus 
Comes anc cartam laudo, firmo et hoc sig >^ num fació. S. Tote, 
uxoris eius. S. Braulionis, teste. S. Isnardi, teste. S. lufedis (c) 
teste. 

Facta carta in mense September, Era dcc^xxx^iiir'^. 

Sigismundi qui hanc cartam scripsit (d) (i). 

En este documento afirma otra vez el Conde D. Bernardo, 
que había fundado el monasterio de Obarra, y concede á éste 
la villa de Fornons con su iglesia de Santa María, á condición 
de que fuesen enterrados en ella los moradores de aquel pueblo 
que al fallecer tuvieran siete ó más años. 

Si la fecha del año 6g6 no fuese una equivocación de la co- 
pia, habríamos de juzgar falsa por completo esta donación; 
pero nos inclinamos á suponer que el amanuense omitió varias 
cifras, de manera que corresponde probablemente á los años 
gio á 920, en cuyo tiempo regía D. Bernardo el condado de 
Ribagorza. 

Los límites de la villa de Fornons, que hoy no existe, se 
marcan con bastante claridad, y vemos por ellos que radicaba 
en el actual municipio de Beranuy; advirtiendo que El Grau y 
el molino de La Torre, allí mencionados, no pueden correspon- 
der á las aldeas del mismo nombre situadas en los términos de 
Roda y Erdao. 

La Geografía local ofrece un nombre curioso en el torrente 
de Belorado (Velforato) idéntico al de una villa de Burgos, y 
las voces tormo (lurmo) y faro^ aplicadas para designar peñas- 
cos altos y aislados. 



(a) aliquem. {b) separavit. (c) Yufed. {d) fecitque hoc S. )í<. Hoc 
est iranslatum fideliter factum. 

(i) Cartulario de Obarra, págs. 26 á 27. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.^ TODA 325 



IV 
AÑO 746 

Donación que D. Bernardo y D," Toda hacen al monasterio 
de Otarra de las estivas de Golbes y de Petrenga. 

PRIMER TEXTO 

In Xpi nomine et indiuiduae Trinitatis qui est trinus, unus et 
verus Deus. Ego Bernardus gratia Dei Comes et uxor mea Tota 
Gomitissa expunxit nos Deus et Trina Maiestas ut faciamus cartam 
elemosinariam ad domum Dei et Sanctae Mariae Virginis et Sancti 
Petri, et Sancti Pauli Apostoli et ad alias ecclesias quae sunt cons- 
tructas in cenobio Ubarre, et ad Levilane Abbate et Congregatione 
illius, de una stiva quae fuit de Mirone Comité et de antecessoribus 
nostris, et nominatur Golbes, cum fines et términos illius, ab inte- 
gro, cum exios et regressios. Donamus etiam aliam stivam quae voca- 
tur Petrenga, absque ulla retinencia, circundata et terminata hoc 
modo: in primis per illum rivum de Forado, et exiit in viam publi- 
cam; per caput de faxas de costa Talladiza, et exiit ultra rivum de 
Codilbela, et exinde per caput de Fontanalls, et exit in collato su- 
per illo Villar et ascendit ad Crestella et exit in vértice de (i) et re- 
dit per caput de illa paga de Forado, et venit ad illa Pretenga. Sic 
damus, et corroboramus istas supra dictas stivas ad iam supra dic- 
tum monasterium ad posidendum, et ad pascendum, et ad laboran- 
dum, et ut iaceant ipsas bestias Sanctae Mariae et pascant usque 
ubi atendere poterunt usque in perpetuum. Et non sit Comes vel 
Vicecomes nec allia ulla persona qui ibi ullam perturbationem fa- 
ceré voluerit (2); triginta libras argenti*sacratissimo Fisco persolvat, 
et insuper hoc factum nostrum consultum et intemeratum perma- 
neat. Si quis sane quod fieri minime credimus, contra hoc donati- 
vum nostrum venire temptaverit, in primis iram Dei incurrat et a li- 
minibus Sanctae Dei Ecclesiae extraneus eficiatur, et cum Datan et 
Abiron in Inferno inferiori partem accipiat et judicio Sancti Spiri- 
tus anathemate vinculo feriatur usque ad satisfaccionem. 

Facta Carta donationis vel distributionis in mense Septembrio 
Era DCCLXXXIIII— Sig y^ Ego Bernardi Comitis et Tote Comi- 



(i) En blanco en el ms. 

(2) El amanuense omitió aquí algunas palabras: si autem hoc fecerit, ú 
otras análogas. 

i5 



226 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

tise qui hanc cartam rogavimus scribere et testes firmare ut suas 
signas facerent. Sig ►!« num Oriol de Balsinguiz et filius eius Bure- 
11o. Sig ►I-^ num Micharro de Benascho. Sig ^ Apo de Kalvaria. 
Sigismundus presbiter scripsit hec sub die et anno quo supra (i). 

SEGUNDO TEXTO 

A. — Perg. Copia del siglo xii. Arch. Hist. Nac. 

B. — Perg. Copia de la misma época. Doc. de San Victorián. 

In Xpi. nomine et indiuidue sánete Trinitatis qui est trinus unus 
et uerus Deus. Ego Bernardus, gratia Dei comes, et uxor mea Tota 
comitissa, expunxit nos Deus et trina maiestas ut faciamus carta 
helemosinaria ad domum Dei et sánete Marie uirginis, et sancti Pe- 
tri et Sancti Pauli apostoli, et ad alias ecclesias que sunt constructas 
in cenobio Uuarra, et ad Leuilani abba et congregacione illius,de una 
stiua qui fuit de Mirone comité, et de ipsa Petrenga, et est terminata 
et circundata hoc modo: de oriente rio discurrit; de occidente usque 
ad illum circinum; per fundus uia publica ante ipso forato. Sic 
damus etcorroboramus ipsas estivas ad iam supra dictum monaste- 
rium ad possidendum et ad pascendum et ad laborandum, et ut 
iaceant ipsas bestias Sánete Marie et pascant usque ubi adcendere 
poterunt, usque in perpetuum, ut non sit comes uel uicecomes nec 
alia ulla persona qui ibi ullam perturbacionem faceré voluerit XXX* 
libras argenti sacratissimo fisco persolvat, et insuper hoc (a) factum 
meum consultum et intemeratum permaneat. Si quis sanequod fieri 
minime credo contra hoc factum meum ab ore (sic) temptauerit, in 
primis iram Dei incurrat et a liminibus ecclesie extraneus efficia- 
tur. Sig. ^ Micharro. Sig. >^ Oriolus. Sigismundus presbiter scrip- 
sit W (2). 

De esta donación se conservan dos textos que no discrepan 
en lo sustancial; el segundo, más que copia es un extracto, 
donde se omite el nombre de una de las estivas: la de Golbes. 

Si la fecha del año 696 hubiese constado en el diploma ori- 
ginal, habriamos de juzgar falsa por completo esta donación; 



(a) Tachado: factum. (b) Antes dice Ouearro. 

(i) Colección de Abad y Lasierra, tomo XIÍ, folios 3 y 4. 

Al margen de la fecha de la lira hay una nota que dice: Falla una C y 
ha de decir Era de UCCC.LXXXJIII, que es año 846. 

(2) Arch. Hist. Nac. Copia del siglo xii; perg. de forma irregular, de 
unos 60 á io5 X Sgo mm.— 61— P. 

Al dorso. Donatio de quadam estiua ad pastindum (sic). 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D^ TODA 227 

pero nos inclinamos á suponer que el amanuense omitió dos C 
y una X, de modo que corresponde, probablemente, al año 906, 
en cuyo tiempo ya regía D. Bernardo el Condado de Riba- 
gorza. 

El aparecer, como en otros documentos de D. Bernardo, 
errada la fecha, y siempre con la tendencia á que sea muy an- 
tigua, lleva á sospechar si más que torpeza del copista, habría 
intención de dar mayor autoridad al diploma, suponiéndolo 
hecho allá en época muy lejana. 

La primera cuestión que ofrece este diploma es averiguar 
quien fué el Conde Mirón, á quien había pertenecido la estiva 
de Golbes. 

Las genealogías de Meya y de León atribuyen á D. Ber- 
nardo un hermano de nombre Mirón, quien parece ser el mismo 
que un Conde así llamado, que en el año 18 de Carlos el Sim- 
ple, ó sea el 910, compró á Gayo las dos terceras partes de una 
heredad en Santa Cándida (i). A este Conde Mirón suponemos 
que se refiere el Privilegio de D. Bernardo. 

Traggia conoció este documento; opinaba que Mirón fué 
hermano de D. Bernardo, y tendría algún feudo subalterno, 
pues lleva título de Conde. Cree que la fecha debe de ser el 
año 895 (2). 



(i) He aquí dicho documento: 

DE- SANCTa candida 

In Dei nomine, ego Gaio uobis ''entore meo domno Mirone comité, per 
hanc scriptura nostra uindo uobis ipsa tercia parte de térra qui est in Sancta 
Candida; alia tercia pane que milii aduenit per alode parentum meorum. 
De parte Orientis térra Espanufreda; de Occidente uia qui discurrit; de alia 
parte térra de ipsos entores; uindo uobis in ipsa térra illa mea parte ab 
omni integritaie in precio placibile argénteos X quod uos entores mihi 
dedistis et ego de presente recepi. Et est manifestum ut ab odierno die et 
tempore inde quod faceré uolueritis abeatis potestatem. Si quis sane quod 
fieri minime credo esse uenturum; quod si ego Gaio aut eredes mei, aut 
aliquis homo qui istam cartam inquietauerit, duplo componat et non dis- 
rumpatur. Pacta carta in mense Aprile anno xvni regnante Garlo rege. S. 
Gaio qui hanc carta uendicionis rogauit scribere et testes rogaui ut sua signa 
facerent. S. Ginciales. S. Argemirus. S. Elpericus. Suniarius presbiter, ro- 
gitus scripsi et die et anno quo supra. 

(Cartulario de Alaon, fol. 5 v.°) 

(2) Memoria sobre el origen del Condado de Ribagorza, pág. 341. 



228 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



V 

AÑO 747 

Los Condes D. Bernardo y D.^ Toda con ocasión de resolver las 
disputas que había entre los vecinos de Benasquey de Senuy por 
la estiva de Balira, dan parte en la misma á los monasterios de 
San Victorián, Otarra, Taberna y Orema. 

A. — Perg.; s. xii; 208 X 286. — Arch. Hist. Nacional. 

B. — Perg.; primera mitad del s. xii; 168 X 280. — Arch. Hist. Nacional. 

In Xpi nomine, ego Bernardus gratia Dei Comes, et uxor mea 
Tota Cometissa. Notum sit ómnibus hominibus qualis altercado 
tuit Ínter homines de Benasco et de ualle Signici (a) per ipsam stiva 
de Baliram {b) ita ut se inuicem interficerent: Tun cueneruntad me 
proceres me¡ et dixerunt mihi: Quare tu non discernis eos ne inter- 
ficiant se inuicem? et ego pulsatus eorum precibus ueni ad ipsam 
stiuam et sortiui eam et accepi ego primitus sorte meam et post hec 
unicuique heredi dedi sortem eorum iusta auctoritatem quam antiqui- 
tushabebant. Eo quoque tempere uenitad me Leuila Abba de ceno- 
bio Uuarra et dixit mihi: domine, nos in ac stiva sortem debemus 
abere; et omnes qui aderant testimonium dederunt quia ita erat sicut 
illc proferebat; et ego ut probaui testimonium eorum quia uerum 
erat, dono et confirmo ad supradictum cenobium ipsum cuuile que 
nuncupatur Lena, et esi terminata et circumdata hoc modo: de orien- 
te rio cúrrente, et de occidente similiter, et per caput tenet usque ad 
ipsas ñeras, et per fundas ubi ipsi riui uterque se adiungunt. Sic dono 
et corroboro ipsum cuuile ad iam supra dictum monasterium ad 
possidendumet ad pascendum et ad laborandum usque in perpetuum, 
ut non sit comes vel uicecomes nec alia ulla persona in potestate 
constitutus qui ausus sit ibi ullam per-turbationem faceré ad prefa- 
tum monasterium. Si quis autem hoc fecerit, iuxta santionem le- 
gum XXX libras argenti sacratissimo fisco persoluat et insuper hoc 
factum meum consultum et intemeratum permaneat. 

Et insuper aliam fació donationem ómnibus cenobiis meis, vide- 
licet Asaniensi cenobio, et Sancto Petro Tauernensi, et Sancto Justo 
de Aurigema, et Sánete Mariae de Vuarra, et Sanctae Mariae de 



Variantes de B. 

(a) Singici. ib) Valira. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.* TODA 229 

Alaone, ut in toto Comitatu meo tam in alpibus quam in vallibus 
siue planiciis, tam hyemis quam estates, ubi uoluerint et potuerint 
€orum pécora absque ulla perturbationí pascant, et non sit homo 
neo superior nec inferior persona qui eis ulla calumnia promoueat. 
Si quis hoc fecerit, damna suprascripte legis obtineat, et insuper 
hoc factum meum firmum et corroboratum permaneat. Si quis sane 
quod fieri minime credo de eredibus pro heredibus veniens contra 
hoc factum meum abore temptauerit, in primis in ira Dei incurrat 
et ad iiminibus Sanctae Dei Ecclesiae extraneus efficiat, et cum 
Datan et Abiron porcionem accipiat, et in judicio Sancti Spiritus 
anatemate uinculo feriatur usque ad satisfactionem. Pacta carta 
-donationis uel distributionis die kalendas Augustas (a) uel sépti- 
ma X.^ (b) Era DCG.^LXXX.^V.'^ S. ego Bernardus Comes qui 
hanc cartam rogaui scribere et testes firmare ut sua signa facerent 
S. Oriolus de Valle Signici (c) et filius eius Burrellus {d) S. Micharro 
de Benasco S. Apo de Caluaria. S. Durando. Sigimundus (e) presbi- 
ter scripsit hoc sub die et anno quae supra (i). 

Este documento fué publicado, como inédito, por el P. Fita 
en su estudio rotulado: Inscripciones romanas de la diócesis de 
Barbastro (Boletín de la Real Academia de la Historia^ 
tomo IV, págs. 225 y 226). No era, ni mucho menos, inédito, 
pues ya lo había incluido Monlau en su Crestomacía de textos 
medioevales. 

Hay una segunda copia de este diploma, cuya fecha coincide 
con la otra hasta en los días del mes: die Kal. Augusti XVII, 
Era DCG* LXXX* V/ La fecha, tal como aparece en ambas 
copias, es absurda. 

Comienza este diploma recordando las cuestiones que hubo 
entre los vecinos de Benasque (2) y los de Senuy (3) por la es- 
tiva del Balira (4) y que á tal extremo llegaron las disputas 



(a) Augusti. {b) XVII.* (c) Singici. {d) Borrellus. (e) Sigemundus. 

(i) Arch. Hist. Nac. Al dorso; Ouarra puede pacer por todo Ribagor- 
za. Tiene estiva en Seniau. Obarra. Cax. 10, lig. i.", núm. 3. 

Copia del siglo xii; pergamino de 208 X 286 mm. 

Juma con este documento hay otra copia, quizá algo anterior y muy 
borrosa, á trechos ilegible. Pergamino de 168 X 280 mm. 

(2) El nombre de esta villa, de origen celta ó ligúrico, se repite en al- 
gunas regiones de Europa, según ya hemos visto. 

(3) Aldea del partido judicial de Benabarre; pertenece al ayuntamiento 
•de Noales ó Noalls. 

(4) Este nombre, en la forma de Bullera, se halla aplicado á un arroyo 



23o NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOhZA 

que corrió la sangre: ita ut se invicem ínter ficerent. Entonces 
acudieron al Conde D. Bernardo, quien dividió entre aquéllos 
la estiva; pero al hacer esto se presenta Levila, abad del mo- 
nasterio de Obarra, alegando su derecho á una parte, y le es 
concedida por general asentimiento. A más de lo dicho, el 
Conde, en uso de sus facultades, adjudica á los monasterios de 
San Victorián, ó Asaniense, San Justo y Pastor de Orema, 
Santa María de Alaón, Santa María de Obarra y San Pedro de 
Taberna, el derecho de que sus rebaños pastasen en aquella 
estiva. 

La dificultad mayor que ofrece este diploma es el suponer 
que había una comunidad monástica en San Victorián cuando 
el Conde D. Bernardo repartió la estiva de Balira, pues de 
estar arruinado y sin religiosos dicho monasterio, era absurdo 
concederle el derecho de que sus ganados pastasen en aquélla. 

Que el monasterio de San Victorián existía en la primera 
mitad del siglo vi, consta, no solamente por la biografía que de 
aquel virtuoso monje escribió Venancio Fortunato, quien vivió 
en la misma época, sino por un curioso documento conservado 
en la Biblia Oscense (i); pero es también cierto que los árabes, 
á poco de entrar en España y en una de sus vandálicas expedi- 
ciones por el alto Aragón, destruyeron aquel cenobio, que to- 
davía seguía arruinado en tiempo de Sancho Garcés, quien lo 
volvió á edificar; así consta de un diploma que en Mayo del 
año 1 044 otorgó Ramiro I, quien acabó la obra comenzada por 
su padre. 

Casi la misma dificultad hay en lo que se refiere al monas- 
terio de San Justo y Pastor de Orema (hoy Urmella); la me- 
moria más antigua que de este se conservaba era un diploma, 
algo dudoso, otorgado por el Conde Isarno de Ribagorza (2), 
en el año 1200, fecha imposible. 



en una donación que Alfonso III el Magno hizo al monasterio de Tuñón,. 
año 891: per illo rivulo qui descendit de Sarande, quem dicunt Buliera. (Es- 
paña Sagrada, tomo XXXVI), pág. 338. 

i\) Publicado por Traggia en su Apáralo á la Historia eclesiástica de 
Aragón, tomo II, apéndice III. 

(2) F.n este pais hubo dos Condes llamados así, por lo cual no puede 
afirmarse quien de ellos es autor de la mencionada donación. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.'"^ TODA 23 1 

El juicio arbitral de D. Bernardo es, por consiguiente, á 
juicio nuestro, un documento apócrifo, redactado con posterio- 
ridad al año 1078, cuando ya los monasterios de Taberna, de 
Obarra y de Orema (i) dependían del de San Victorián, de tal 
modo que sus intereses eran los mismos, y de ahí la manco- 
munidad que hay en esta donación, de tipo colectivo y no acos- 
tumbrado, pues era regla general que cada cenobio cuidase 
nada más que de sus derechos, y no de los de otro, aunque per- 
teneciesen á la misma Orden. 

VI 

Donación de Silui y otras villas, hecha al monasterio de Obarra 
por D. Bernardo y D.^ Toda. 

SIN FECHA 
PRIMER TEXTO 

In Xpi nomine, ego Bernardus gratia Dei Comes, et uxor mea 
Tota Comitissa. Notum sit ómnibus hominibus quodego fació carta 
de uillulis meis quod babeo in Ripacurcensis, tam moiatas quam 
in oblias, quod a Comité pertinet, [vel ad] seniorem, uel ad uica- 
rium, siue in parrochiis, uel in alodes quos infra istos términos 
abemus per comparacionem, uel per parentum nostrorum, in ceno- 
bio Uuarra, idest Egicani uocitato abbati, et cunctis monachis con- 
sistentibus in ipso cenobio ibidem prenotatos; et sunt ipsas uillas 
cum suos términos, prima Silui; IP villa Recones; IIP Rio Petruso. 
Hec omnia dcnamus ad supra dictum cenobium ut propter reme- 
dium anime mee utque de tremendum iudicium diem mercis michi 
exinde crescat, sicut apostolus Paulus dixit: Qui templwn Dei hedifi- 
catj Infernwn despicit. Si quis sane, quod fieri minime credo esse 
uenturum, quod si ego Bernardus Comes, aut Tota Comitissa, aut 
de filiis nostris, aut quislibet homo qui ista carta inquietauerit, ira 
Dei super eum incurrat, et cum luda Scarioth porcionem accipiat, 
et in antea ista charta firma permaneat per sécula cuneta (2). 



(i) En el año 1078, D. Raimundo Dalmacio, Obispo de Roda, viendo 
cuan relajado estaba el monasterio de Alaón, instituyó allí por abad á Ber- 
nardo de Adelmo, religioso de San Victorián, del cual vino aquél á depen- 
der en algún modo. 

(2) Arch. Hist. Nac. Copia en letra del siglo xii; pergamino. Obarra* 
Doc. part., núm. 56. 

Entre líneas se lee al principio: Enutries me Edue comitissa. In domo 
Domini mei. 



232 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



SEGUNDO TEXTO 

In Xpi nomine, ego Bernardus gratia Dei Comes, et uxor mea 
Tota cometissa. Notum sit ómnibus hominibus quod ego fació carta 
de villulis meis quod babeo in Ripacurcensis, tam in mogatas quam 
in oblias quod a Comité pertinent, aut a seniorem, uel ad uicarium 
siue in parrochüs, uel in alodes quos infra istos términos habuimus 
per comparationem, uel per parentum nostrorum, in cenobio Uva- 
rra, idest Egicani uocitato abbati, et cunctis monachis consistenti- 
bus in ipso cenobio ibidem prenotatos, idest Samuel presbiter, Pe- 
tresus presbiter, Malangecus presbiter, Gondemarus presbiter, et 
Romellus, et Dato, et Elpericus, et xMelenare et ceteri monachi, tam 
laici quam clerici; et sunt ipsas villas cum suos términos: prima 
Silui, idest villa Luponis; secunda villa Reconis; tertia Rio Petroso; 
quarta villa Eldeboni; quinta Valle Aprica; sexta dúos Mocerenos; 
séptima Caluera et Castello Cit. Hec omnia donamus ad supra no- 
minatum cenobium ut propter remedium animarum nostrarum, ut 
ad tremendum iudicü diem mercis nobis exinde adcrescat, sicut 
Paulus apostolus ait: Qui templum Dei hedificat, Infernum despicit. 
Et in epistola ad Efesios: Bojium est benefacere ad ojjines, máxime 
autem ad domésticos fidei. Si quis sane, quod fieri minime credo esse 
uenturum, quod si ego Bernardus Comes, aut Tota Cometissa, aut 
de filiis nostris, aut quislibet homo qui ista carta inquietauerit, in 
duplo conponat, et in antea ista carta firmis permaneat in sécula 
cuneta (i). 

Cuando existen dos ó más copias de un documento de los 
siglos IX al XI, es muy general que ofrezcan variantes numero- 
sas de lenguaje ó de redacción; lo cual prueba que los ama- 
nuenses no se fijaban en detalles, y sólo iban á lo sustancial. 
Esta ausencia de escrúpulo llegaba más allá en ocasiones y se 
convertía en mala fe y en interpolación de cláusulas que no es- 
taban en el diploma original. Buen ejemplo de ello es el docu- 
mento que precede; en el primer texto, D. Bernardo cedía al 
monasterio de Obarra tres villas: Silui, ó sea villa Lupon, Re- 
cones y Ríopedroso; en el segundo se añaden cinco: Eldebón, 
Vallabriga, Morens, Calvera y Castelcit (2). Lo cual es prueba 



(1) Arch. Hist. Nac. Pergamino. Copia en letra del siglo xii. AI dorso: 
Donación de Calbera, Castrocit y otros lugares al monasterio de Obarra. 
Perg. irregular de unos io5 x igo mm. 

Obarra, doc. pan., núm. 20. 

(2) Hoy Castrocit, aldea del Ayuntamiento de Calvera, cuyo nombre 
antiguo fué Calvaría. Al mismo pertenece la aldea de Morens. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.^ TODA 233 

-> ■ 

-de que, al menos, la segunda copia, se halla interpolada, y 
liace sospechar que tampoco la otra merezca mucho crédito. 
Lo de menos es que en el primer texto se supriman los nom- 
bres de los religiosos, y uno de los versículos que con yerro 
manifiesto se atribuían á San Pablo en muchos documentos de 
-aquella época; lo más grave es que en la lista de los monjes que 
formaban entonces la comunidad, no haya un solo nombre que 
coincida con los mencionados en el privilegio del año 781, y 
eso que gobernaba el mismo abad, Egica; en este son llamados: 
Atón, Alvaro, Rateno, Tedaco, Suniario, Gimara, Iñigo, Al- 
fonso y Barón; en el otro, Samuel, Petreso, Malangeco, Gon- 
demaro, Romelo, Dato, Elperico y Melenare. Y no siendo pro- 
bable que alguna fiera pestilencia hubiese renovado en pocos 
años y en absoluto el personal monástico de Obarra, es de pre- 
sumir que los de la última lista, y acaso todos, no sean más 
que entes de razón y figuras decorativas ideadas para dar visos 
de legitimidad al documento. 

Vil 

AÑO 874 

Carta de Sancto Stephano de Aguilar. 

In nomine Domini nostri íhu Xpi. Ego Bernardus Comes, simul 
cum uxore mea Tota Comitissa, filia Galindonis, placuit in animis 
nostris et bono animo et spontanea uoluntate, et propter amorem 
Dei et remedium animarum nostrarum, omniumque parentum nos- 
trorum, damus et concedimus Domino Deo et monasterio Sánete 
Marie Ouarra, et Sancti Petri apostoli, et Sánete Crucis, et dompno 
Gualephonso abbati omnibusque eius successoribus, et monachis 
clericis et laicis ibi degentibus, presentibus atque futuris, unum 
monasterium qui uocatur Sanctus Stephanus et Sancti Petri et 
Sancti lusti, qui est situs intra Aquilare et Sancta Listra, cum óm- 
nibus suis pertinenciis qui ad ipsum monasterium pertinent, sicut 
taillat {sic) de ipsa ualle et exiit per ipso rio et uadit usque ad ipsa 
penna mediana, et exiit ad ipso sarrato de Centullo presbítero. Sic 
donamos predictum monasterium cum ecclesia qui ad ipsum perti- 
nent {úc) uel pertinere debent, cum domibus, edificiis, terris, uineis, 
ortis, cannamaribus, linaribus, arboribus, aquis, aquarumve ducti- 
bus, siluis, pascuis, cultis et incultis, heremo et populato, et cum 
-omnia que in antea augmentare, comparare, acaptare, scalidare uel 



234 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RlBAGORZA 

exampiare potuerunt in ualle de Terraja et in Uacamorta, et in 
Aquilar, et in Sancta Lestra et in ómnibus uillülis et terminis qu^ 
in circüitu eius sunt in plano et in monte; totum habeant, teneant 
et posideant frachum (sic) liberum et ingenum et sine omni mala 
uoce et contrarietate, ut illi qui in iam dicto monasterio sunt uel 
erint in perpetuum, non seruiant pro eo mihi uel successoribus meis, 
ñeque generacioni mee, siue ulli seniori uel potestati, ñeque ulli ho- 
mini cuiuscumque dignitatis sit, sed totum hoc qui modo possidet 
uel in antea in predictis terminis adquirere quoquo modo potuerit, 
totum sit ab integro de Deo et de monasterio de Sancta Maria de 
Ouarra et de his qui ibi habitant uel habitaturi sunt, ad propriam 
hereditatem, per faceré inde totam suam uoluntatem per cuneta sé- 
cula seculorum. Si quis uero propincus aut extraneus contra ho: 
facium nostrum uenire temptauerit, ira et maledictione Dei super 
eum ueniat, et a luminibus Sánete Ecclesie extraneus efficiatur, et 
cum Dathan et Abiron et luda traditore in inferno ardeat, et hec 
nostra donacio firma permaneat. 

Facía carta in mense Madio, regnante Leodouicho rege Franco- 
rum. Era dcccc^ XII''^. Sig^J^num Bernardi Comes. Sig^í^num dompne 
Tote Comitisse. Sig>í<num Vniíredi. Sig^num Dachoni; isti sun^ 
testes. Cintus presbiter rogatus scripsit et hoc sig^J^num fecit die et 
anno quo supra ( (). 

En los otros documentos, verdaderos ó apócrifos, atribuidos al 
Conde D. Bernardo, figura uno de los dos abades que por aquel 
tiempo hubo en el monasterio de Obarra: Egica ó Levila, pero éste 
nos da á conocer otro llamado Gualefonso, ó sea Alfonso, hecho 
que hace concebir sospechas de falsificación. Más grave es aún el 
que se hable de séniores en el Condado de Ribagorza, á principios 
del siglo x; institución que, mientras otra cosa no se pruebe, es 
muy posterior en aquel país y de importación aragonesa. 

Varias de las palabras usadas en la demarcación de límites pare- 
cen demasiado modernas para aquel tiempo, á no ser que se supon- 
gan modificadas por el amanuense. 

Es pues, el presente, un diploma de autenticidad muy dudosa. 



íi) Cartulario de Obarra, págs. 35 y 36. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.'^ TODA 235 



VIII 



AÑO 917 

El Conde Bernardo y su mujer D.^ Toda hacen donación al ?nonas 
terio de Obarra de las pillas de For nones, Fonticella, Biescas y 
Magarro/as. 

ín Dei nomine: notum sit cunctis hon:iinibus hanc scripturam 
legentibus presentibus et futuris, quam ego Bernardus, gratia Dei 
comes, simul cum uxore mea Tota cometissa, pro remissione om- 
nium peccatorum nostrorum et pro animabus patrum et matrum 
omniumque parentum nostrorum, bono animo et spontanea volún- 
tate donamus et concedimus domino Deo et glorióse virgini Marie, 
sancto Petro apostólo et sancto Paulo et sancto Stefano et sánete 
Crucis quorum altaria sunt in monasterio quod dicitur Ouarra, et 
domno Egicano abbati eiusdem monasterii omnibusque succesori- 
bus eius et cunctis monachis ibi degentibus, tam clericis, presentibus 
et futuris in perpetuum, sic donamus predicto cenobio Sánete Ma- 
rie de Ouarra villas que dicuntur Fornones et Fonticella et Biesca- 
ras et Magarrofas et ecclesiam Sancti lachobi cum ipsa domo om- 
nemque hereditatem que ad ipsam pertinet vel pertinere debet, et 
homines qui ibi sunt vel erunt in perpetuum; has villas prenomi- 
natas donamus et concedimus iam dicto monasterio Sánete Marie 
de Ouarra et his qui ibi habitant vel habitaturi sunt, cunctis deci- 
mis, quartis, primiciis, oblationibus et defunctionibus etcum ómni- 
bus omnino usaticis, directis et censibus quos ibi abemus vel abere 
debemus, scilicet cum domibus, terris, vineis, arboribus, ortis, can- 
namaribus et linaribus, aquis, aquarumve ductibus, molendinis, pra- 
tis, pascuis, paludibus et siluis, et cum ómnibus hominibus qui ibi 
sunt vel erunt in perpetuum, et cum omni seruicio quod ecclesiis et 
nobis qualicumque modo debent faceré ut iam dictum cenobium 
Sánete Marie de Ouarra, et abbates et monachi tam presentes quam 
futuri teneant, abeant et possideant predictas villas cum ómnibus suis 
directis integre et secure et sine omni diminutione et mala uoce, ad 
propriam hereditatem per cuneta sécula seculorum, amen. Si quis 
sane de successoribus nostris aut aliquis de genere nostro aut aliqua 
persona secularis siue ecclesiastica aut alius quilibet homo uel fe- 
mina cuiuscumque dignitatis sit hanc donationem nostram et obla- 
tionem quam nos contulimus monasterio Sánete Marie de Ouarra 
pro animabus nostris omniumque parentum nostrorum destruere, 



236 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIEAGORZA 

perturbare vel inquietare presunserit, ira et malediclio Dei super 
eum veniat et cum Datan et Abiron et luda Domini traditore in in- 
ferno inferiori ardeat per cuneta sécula seculorum, insuper in duplo 
componat et [hec nostra] donatio semper firma et stabilis permaneat. 

Facta carta anno ab incarnatione Domini dccc°.lxx°.vi° regnante 
Karolo rege franchorum anno xxv regni eius, vi° Kalendas Julii, die 
V* feria. Sig^J^num Galefonsi. Sig^J^num Guondefredi. Sig^num Si- 
dilani. 

Ego Bernardus chomes hanc cartam laudo et confirmo et hoc 
sig^ímum fació. 

Ego Tota comitissa hanc cartam firmo et corroboro et hoc si- 
gnum manu mea ^ fació. 

Ego Samuel scriba precepto et uoluntate domni Bernardi comitis 
et domne Tote uxoris eius, hanc cartam scripsi et hoc signum ^^ feci. 

Ego Sancius Dei gratia rex Ranimiri regís filius hanc donatio- 
nem et cartam laudo et confirmo et hoc S. t~^ fació. ^^^^1 ts ^La^ Jt^j 

Signum [ J -J-f^ [Ildefonsil Dei gratia regis Aragonis (i). 

Este diploma, aunque lleva las confirmaciones de Sancho 
Ramirez, de Pedro Sánchez, y de Alfonso I, no parece original, 
sino copia hecha á principios del siglo xii; es un pergamino 
de forma irregular, de unos i52 X 112 mm. 

Lleva dos fechas: la del año 876 de la Encarnación, y la del 
25 del reinado de Carlos, quien debe de ser el Simple, y no su 
antepasado el Calvo; ambas están muy lejos de coincidir pues 
la segunda corresponde al año 917; esta es la más probable. 

Los diplomas carolingios se calendaban, casi siempre, por 
los años de cada reinado (2); los españoles, por los de nuestra 
Era. El que publicamos contiene la fecha, poco usada, de la 
Encarnación. En él se repite la donación de Magarrofas, y es 



(i) Arch. Ilist. Nac. Al dorso: «Donación de un Conde de Ribagorza, 
como dio al monasterio de Obarra los lugares de Forniones, Fonlicela, 
Viescas y Magarrofas y la iglesia de Sant Jayrne. 

Monasterio de Obarra. Doc. part. núm. i5. Copia de la primera mitad 
del siglo XII. 

(2) Hay algunas excepciones, como son el acta de consagración de la 
iglesia del monasterio de Santa María de Amer, en 949, por el Obispo God- 
maro; la de la iglesia de San Bartolomé de Llayers en 961, y otros. (Cnf. 
Monsalvaije, Colección diplomática del Condado de Besalü, tomo I, páginas 
171 ái74y '97-) 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.^ TODA 287 

más de extrañar lo equivocada que está, cuando menos una de 
las fechas, tratándose de un documento aprobado por tres mo- 
narcas aragoneses. 

Fuera de esto, no ofrece motivos que hagan sospechar de 
su autenticidad. 

Las aldeas de Fornones, Fonticella ó Fuentecilla y Maga- 
rrofas no existen ahora. La de Biescaras es llamada actual- 
mente Biescas de Obarra. El hecho de repetirse este nombre 
en varios pueblos de Asturias y Aragón, y también con la for- 
ma de Béseos (i) hace sospechar que tenga origen celta, ó acaso 
ligúrico. 

Traggia enmendó la fecha de este documento, diciendo que 
por la circunstancia de ser ya difunto el abad Egica, y no con- 
curriendo el año 876 con el 25 de Garlos el Calvo, sino con el 
35, es de creer que el amanuense añadió una x, y por tanto, 
dicha escritura debe referirse al año 866 (2). 



IX 

AÑO gSS 

Galito vende á DJ" Toda Galínde^ una tierra en el valle 

de Ribagor^a. 

In De¡ nomine. Ego Galito tibí entori mea Tota Galindonis, quam 
placuit in animis meis et placet ut tivi uindere térra mea quem abeo 
de parentum meorum, et est ipsa térra in ualle Ripacorca in loco ubi 
dicitur uilla Singalle; de parte Oriente infrontat in aqua discurrente 
que nominatur Isauana; de Ocidente strata pulvika; uindo tiui ipsa 
térra ab omni integritate quale parcionem (3) abeo in adonato (4) 



(1) Béseos de Garcipollera, en el part. de Jaca, y Béseos de Serrablo en 
el de Boltaña. 

(2) Memoria sobre el origen del Condado de Ribagorza, pág. 337. 

(3) La voz porízo significa la parte de una i^///a, de un /i//2¿/ws, que se 
había dividido por sucesión hereditaria, ó por enajenación; algunos pensa- 
ron que tal denominación se aplicaba á fincas indivisas, lo que no es cierto, 
pues cada dueño disponía libremenre de su portio como de una finca inde- 
pendiente. — Fustel de Coulanges: L'alleu et le domaine rural pendaut l^ apo- 
que Merovingicnne. París, 1889. Págs. 238 á 252. 

(4) Así, por adéralo. 



238 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

et defenito precio, id est lí solidos et ÍIII argénteos, quod tu entor 
mihi dedisti et ego uenditor de presente recepi, et nihil de ipso precio 
aput te non remansit, et est manifestum ut ab odierno die et tenpore 
in Dei nomine abeas potestatem. Si quis sane, fieri minime credo 
esse uenturum, quod si ego Galito aut aliquis homo qui ista karta 
uendicionis inquietare uoíuerit, intra uel infra (sic) duplo tiui com- 
ponat et in antea ista karta firma sit. Facta uendicionis in mense 
Madio, anno III re[glnante Leodiuico rege. >^ Galito qui hanc kar- 
tam rogauit scriuere et testes rogauit ut sua sinna facerent. t^ Gali- 
to. >I< Samuel Hecco per presens hoc fecit (i). 

A juzgar por el apellido Galindonis, ó sea Galínde!(, que no 
llevó ni pudo llevar D.^ Toda la hija del Conde Raimundo II, 
el anterior documento se refiere á la mujer de D. Bernardo. El 
hecho de no figurar éste en el contrato acaso obedezca á que 
D.^ Toda fuese ya viuda en el año gSS. 

Las escrituras de Obarra, con sus fechas equivocadas, no 
aclaran la fecha en que murió dicho Conde; juzgamos lo más 
probable que tal hecho no fué posterior al año 838. 

Los documentos más antiguos en que figura D, Raimundo, 
hijo y sucesor de D. Bernardo, son dos que hay en el Cartu- 
lario de AlaÓHj y van copiados más adelante; corresponden á 
los años de 964 y gSo. 

X 

MAYO DEL AÑO qBq 

Dulcidio y Helesea venden una tierra á la Condesa D.^ Toda. 

In Dei nomine. Ego Dulcidius et uxor mea Helesea, te emtore 
nostra Tota chomitissa, placuit in animis nostris et placet ut tibi 
uinderemus térra nostra que nobis aduenit per alode parentorum, et 
est ipsa térra in ualle Ripachorca in loco qui dicitur intramas aquas; 
de horiente inírontat in térra Ramionis, et de occidente in térra 
de me emtore, et desuper de Embolatu et Balde Uoncia, et desubter 
in strata pulbicha; uindimus uobis ipsa térra ab omnem integrie- 
tatem precio placibile iclxi solidos quod uos emtor nobis dedistis et 
nos uendiiores de presente recepimus et nichil de ipso precio aput 
uos non remansit, et est manifestum ut de ab odierno dieettempore 



(i) Archivo Histórico Nacional.— Ovarra, jj P. Copia del siglo xii; 
pergamino. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.^ TODA 289 

firma abeatis potestatem. Si quis sane, quod fierit minime credo 
esse uenturum, quod si ego Dulcidius aut ego Elesea, aut aliquis 
homo qui ista charta inquietauerit, dubpla componat et in antea ista 
charla firmis permaneat et non dirrumpatur. Pacta charta uendic- 
cionis in mense Madio anno ÍIIl regnante Levd'ivicho rege. 

Sig ^ Dulcidui. Sig ►í^ Helesea qui hanc charta rogauit scribere 
et testes rogauit ut sua signa facerent. Sig >^ Galietoni. Sig ^ Dom- 
nolum. 

Chintus prebiter rogitus scribxit et sig. ^ fecit (i). 

La importancia de esta escritura, cuya fecha no parece 
equivocada, consiste en confirmar la sospecha de indicar que en 
el año 939 había ya fallecido el Conde D. Bernardo, sobrevivién- 
dole Doña Toda, explicación la más racional de que otorgue do- 
cumentos ella sola y no mencione para nada á su marido. 

La voz alode, que se ve en este y en otros muchos docu- 
mentos, ha sido no pocas veces entendida, con poca exactitud, 
como finca libre de todo tributo y de todo censo. 

Ignórase con certeza la etimología de la voz alodium, alodis 
alotis, que se supone compuesta de las germánicas a/, todo, y 
od, propiedad. Usada nada más que en Francia y en las regio- 
nes que á ésta pertenecieron, significó en un principio lo mismo 
que hereditas en latin, y no, eomo se ha creído, las tierras que 
se apropiaron los bárbaros, esto es, las sortes barbaricae; dicha 
acepción, que se demuestra con numerosas escrituras merovin- 
gias y carlovingias (2) se confirma con las ribagorzanas. 



(i) Arch. Hist. Nac. Copia del s. xii. Al dorso: «10 bis, Obarra.» 2 P. 

(2) Fustel de Coulanges, Ualleu et le domaine rural pendant l'époque 
-Mérovin^ienne. — Paris, 1889. Págs 149 á 167, 

He aquí algunos de los textos alegados en este libro y que prueban clara- 
mente lo dicho: Paternae hereditati quam nostrates alodium veí patrimo- 
niu m vocant (C/zron/con Centulense,\, i5). Ancillam meam cum infantis 
illius, quam de alode visi sumus habere {Formulae Arvernenses, 3). Vos 
omnem alodem genitricis vestrae recipialis {Formulario de Marculfo, U, 9). 

En documentos posteriores, de los siglos x y xi, alodio significa un pre- 
dio, algo asi como el manso: habent affrontationes praedicti alodes... Sunt 
enim in praescriptis alodibus domus, curtes, horrea, areae, torcularia 
(año 1020). 

Et in Comitatu Confluente dono ibi alodem meum de Madrechexanes 
(año io35). 

Documentos publicados por Monsalvatje, San Martín de Canigó, pági- 
-Jirs 216 y 222. 



240 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Más adelante cambió de significado, y designó los bienes 
patrimoniales, los que constituían un feudo; hecho que originó 
el error de creer que esta palabra estuvo siempre vinculada á 
las instituciones feudales, y que era uno de sus términos más 
característicos. 

Los documentos leoneses y castellanos, como puede verse 
en los Cartularios de Eslonza y de Cárdena, usan, en vez de la 
palabra alodium^ la de hereditas, en el mismo sentido, que en 
algunos casos era el actual de heredad^ esto es, finca, ya ad- 
quirida por sucesión, ya por otro título jurídico. - 



XI 

AÑO 940 

Doña Toda Galindei compra á Céntido dos tierras inmediatas 

á Rio Pedroso. 

In nomine Domini. Ego CentuUus, tibi entore nostro Tota Ga- 
lindonis. Certum quidem et manifestum est, quam sic placuit in 
animis ,meis et placet ut uobis uinderemus duas térras que mihi ad- 
uenit de mea ruptura in castro poga circuso, in loco ubi dicitur in 
rio Petruso; de parte Orientis rio cúrrente, et de Occidente de ipsa 
ereditate; vindo tibi ipsas duas térras ab omni integrigetate (sic) in 
precio placibile, id est Vi solidos quod tu entus (sic) nobis dedisti, 
et ego uenditor de presente recipi de te, et nihil de ipso pretio aput 
uos non remansit, et es manifestum ut de ab odierno die et tempere 
ipsas térras abeas, tencas et in Dei nomine abeas potestate. Si quis 
sane quod fieri minime credo esset uenturum, quod si ego supra no- 
minatus, aut de filis, aut eredibus, aut aliquis homo qui istam cartam 
inquietaberit, ipsas térras duppla conponere faciat et in antea ista 
carta firmis permaneat. 

Pacta carta benditionis in mense Aprile, agno {sic) V regnantem 
Leudeuigo rege. Sig^pnum Centullus qui ista carta bendictionis ro- 
gauit scribere et testes rogauit ut sua signa facerent. Sig>í<num Ge- 
lemondum. Sig^J^num Caoane. Auriolus presbiter rogitus scripsit et 
sub>í<scripsit sub die et agno {sic) quo supra (i). 

Si, como todo lo hace creer, D.^ Toda Galíndez es la mujer 
del Conde D. Bernardo, tenemos otro indicio de que sobrevivió 



íi) Perg.; siglo xii; 128 X 170 mm. — Documentos de San Victorián. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.^ TODA 24I 

á SU marido, pues no figura éste para nada en la compra de dos 
fincas á Céntulo. El Rey Ludovico, en cuyo tiempo fué otor- 
gado el documento, no puede ser el hijo de Cario Magno, sino 
Luis de Ultramar, y, por tanto, la fecha corresponde ai 
año 940. 

La copia en que se ha conservado este diploma es incorrec- 
tísima; pero de algún interés filológico, pues la forma de agno 
por anno, que se repite dos veces^ da á entender que las letras 
gn se pronunciaban como la ñ, igualmente que luego en el 
idioma italiano, y, quizás, antes, en la lengua latina. 



XII 



SIN FECHA 

Eldebono j su mujer Tanani venden d D.^ Toda un casal en Lorrot. 

In Dei nomine. Ego Eldebonus et uxor mea Tanani (i) uos em- 
tore nostra Tota cometissa placuit nobis ut uobis uinderemus nos- 
trum alodem quod abemus in Lorroi, et aduenit nobis aliquid de 
parentorum, aliquid de conparacionem; uindimus uobis kasale cum 
suas kasas et sua super posita et suo orreo et cortina, et exio et in- 
troitum, et in ortis et in terris et uineis et pascáis, in monte, in ualle, 
cultum et incultum, quidquid uisi sumus abere in ipsa uilla Lorro^ 
et in tota agacencia quod ad ipsa uilla pertinet, nostrum alodem et 
tota nostra porcionem quod ibidem abemus; uindimus uobis ad in- 
tegrum in precio xxxx et v solidatas, ut post hodiernum dia libera et 
firmissimam abeatis potestatem; quod si nos jam dicti aut alicus 
homo uos exinde inquietare uoluerit, componat uobis ista omnia in 
duplo et cata [sic] ista uindicionis fírmis permaneat. Facta ista karta 
in meme februarioannoXpum. regnante regem expectante. Sig>í<num 
Eldeboni. Sig^-<nm Tanani (2) qui hanc karta íecimus et testes ro- 
gauimus firmare. Sig^í^num Igilani. Sig^í^num D (3) Sig^I^num Ga- 
lindo. Sigi-I^num Sancium. Tellus presbiier rogatus scripsi sub die et 
anno quo supra (4). 



(1) Tachadas algunas palabras: «et ego ¿Gelvire? et ego...» 

(2) Tachadas varias palabras, ilegibles. 

(3) Hay un agujero en el pergamino. 

(4) Al dorso: «Carta de una hazienda en Laruy.» 
Obarra, Ap. 10, C. 

Arch. Hist. Nac. Parece original. 

16 



242 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Este y el documento que sigue parecen auténticos y llevan 
por fecha la frase de Xpo regnante, que no obedece á un inte- 
rregno, sino que es una mera fórmula piadosa bastante usada 
en la Edad Media (i). 

XIÍI 

SIN FECHA 

Quenegos, Riquinilde y Nauno venden á D.^ Toda una pina 

en Cal ver a. 

In Dei nomine. Ego Chenegos et uxor mea Richinildi et ego Nau- 
nus uos emiore nostra Tota cometissa placuit nobís ut uobis uinde- 
remus uinea nostra quod abemus in Calbera, et abet ipsa uinea de 
Oriente de uos emtore, de Ojcidente strata, et de subtus uinea de 
uos emtore, et super strata; uindimus ipsa uinea ad integrum in pre- 
cio VI solidatas, ut post odiernum die exinde libera abeatis potestate; 
quod si nos aut alicus homo uos exinde inquietare uoluerit compo- 
nat uobis ipsa uinea in duplo, et carta ista firmis permaneat. Facta 
ista karta in mense madio Xpo. regnante rege expectante. Sig^Imum 
Chenegi, Sig'í^num Richinildi. Sig^^^num Naunus qui ista carta te- 
cimus et testes rogauimus firmare. Sig^í^num Borrelli. Sig>í<num 
Igilani. Sig>í<num Nunnetarani. 

Hellus presbiter rogatus scripsi et >^ sub die et anno quo supra (2). 

XIV 

AÑO 947 

Donación de D. Bernardo, al tnonasterio de Otarra, de una viña 

en Calvera. 

In nomine sánete Trinitatis, Bernardus, gratia Dei Gomes, ser- 
uientibus Deo, idest, Leuila abba, qui est in monasterio que uoci- 
tatur Warra, in domum Sánete Marie et beati Petri apostoli et Pauli 



(i) a cóté des indications de régne figure dans la date de plusieurs de 
nos chartes la curicuse formule regnante Xpisto, dans laquelle il ne faut 
voir qu'une expression pieuse. (J. Laurent, Cartulaires de rabbaye de Mo- 
Iesn$e, pág. 64.) 

Giry {Manuel de Diplomatique, pág. 579) se aparta algo de esta opinión, 
pues dice de aquella fórmula: on paratt Tavoir employée... pendant les in- 
terregnes, cu bien lorsque le nouveau roi n'était pas connu cu reconnu 
dans le pais oú l'acte étail dressé, 

(2) Arch. Hist. Nac. Copia del siglo x. Al dorso: «Una térra en Calve- 
ra.» Obarra, Ap. 5, C. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D. TODA 248 

doctoris gentium, et alia agmina sanctorum qui in hoc monasterio 
divúlgate sunt, nec non et alii fratres, idest, Melanius prepositus, 
Rauciarius presbiter, Atus monachus, Octarius monachus, Anse- 
mirus monachus, et alü piures qui ibidem seruiunt, uel qui adue- 
niendi sunt. Expunxit mihi Deus et trina mayestas ut quociens 
homo a Sancto Spiritu conpungitur, augmentetur fidem et gratiam, 
et illud debet homo cum animum suum tractare consilium, unde 
ante Deum possit inuenire remedium. Et ideo, propter remedium 
anime mee et timendum diem altitonantis, pro facinoribus meis 
trado et concedo una uinea in uilla que uocatur Caluaria, et est 
ipsa uinea in loco ubi dicitur ad fonte noces. De Oriente discu- 
rrit illa fonte. De Occidente, torrente. Per fundus discurrit río, et 
est ipsa uinea circumdata et terminata ab integro. Hanc vineam 
supra nominatam trado et concedo ad ipso monasterio Warra et ad 
seruientes illius, ut ad diem iudicii ueniam adipisci mercar. Si quis- 
libet homo, tam ego quam propinquiías mea, siue extraneorurn uo- 
lumptas non ausus sit abstraeré ipsam uineam de ipso monasterio 
iam dicto, nec de seruientes illius istum meum donum, et si quis 
hoc presumpserit faceré, in primis ira Dei omnipotentis incurrat su- 
per eum, et sit particeps lude Scariothis, etconponat secundum pre- 
cepta canonum atque legum, et anc donacio siue firmamentum in- 
rumpere non permiíatur, sed in ommbus per omnia abeat firmi - 
tatem. Facta donacio ista in mense Septembrio anno XÍP regnante 
Leudouico rege. Sig^num Bernardi Comitis qui anc cartulam do- 
nationis iussit scribere et testibus tradidit ad roborandum. S. Bu- 
rreili. S. Daconi. S. Heamii. S. Eychi. S. Elisei Uuisibali. Chintus 
presbiter scripsit (i). 

En cuanto á la fecha de esta escritura, puede afirmarse que 
el Rey en cuyo tiempo se otorgó fué Luis de Ultramar, que co- 
menzó á gobernar en el año 936. 

El estilo difiere algo del usado en otras donaciones de don 
Bernardo, pero esto nada tiene de particular, pues forzosamente 
había de variar según los clérigos que intervenían como nota- 
rios. Lo mismo que el de todos los diplomas ribagorzanos y los 
de otras regiones españolas, es desaliñado, y un calco del idio- 
ma popular, muy lejos de hacer gala de un latín ampuloso, 
cuya ridiculez llega al colmo en los preámbulos de las donacio- 
nes anglo-sajonas, donde vemos párrafos como estos que van 
á continuación, gongorinos y gerundianos en profecía: 



(i) Copia del siglo xrii. Perg. de 240 X í3o. Al dorso: «Obarra. Cax. 10, 
lig. 2, núm. 9.^» Doc. de San Víctor ián. 



244 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOHZA 

Flebilia fortiter detestanda totillantis saeculi piacula, diris ob- 
scaenae horrendaeque mortalitatis circumsepta latratibus, non nos 
patria incoeptae pacis securos, sedquasi foetidae corruptelae in 
voraginem casuros, provocando admonent, ut ea toto mentís cona- 
mine cum casibus suis non segniter projiciendo, sed etiam velut fas- 
tidiosam mehncholiae nauseam abominando fugiamus (Donación de 
Eduardo I al monasterio de Hyde, año 921). 

Praepollenti cunctitonantis dapsilitate trina fauste rerum ma- 
china exiat disposita, ac tam miririca inexhauste bonitatis clemen- 
tia, citra aliarum creaturarum visibilium, videlicet, seriem ac mate- 
riem protoplastus lúteo confectus tegmine somatis, felici permanet 
ditatus privilegio. (Donación de Etelredo, año 988) (i). 



XV 

AÑO gbS 

Bernardo y su mujer Quixilo jundan y dotan la iglesia de San 
Esteban, en la villa de Llert ó Lert. 

Indiuiduitas Dei Patris qui est unus in unitate et trinitas in Tri- 
nilate, et in nomine lesu Xpi. filii eius, ego Bernardus filius Fic- 
dathonis, cum conjux mea Quixillo, tilia Galindonis, ambo in simul, 
coniunxit nos Deus irinita majestas ut edificaremus domum in hono- 
rem domini nostri lesu Xpi et Sánete Vírginis Marie, et invocatione 
Sancti Estephani martiris et levite, in villa que vocatur Lerda, et 
nulla ibidem est fundata ab annis antiquioribus nostris; et nos pre- 
dicti in honorem Dei volumus illic ecclesiam fundare et edificare; 
et ideo, anno dominice íncarnationis lesu Christi Dcccclviii° ve- 
niens episcopus Pontius Balbastrensis, intercedens predictus Ber- 
nardus et uxor eius Quixillo, ad locum venerabilem consecrandum, 
ad cuius consecrationem christiani devotissimi populi religione ca- 
iholica concurrentes devotioni sue vel parentum decessorum statui- 
mus absolvendum vel per remedium animarum suarum et in cala- 
mitate futura adipiscendum, et zabulón deterrimum fugiendum et 
statum Ecclesie sánete Dei erigendum ut renuntiationem ab eterno 
arbitrii consequi valeant et cum sanctis ómnibus in celesii religione 
coruscent, cum astante clero et devotissimum populum. Ego episco- 
pus Pontius Fialbastrensis ad eam dictam ecclesiam omnes decimas, 
primitias, oblaiiones atque fructus et términos eidem pertinentes, 
scilicet in caput Turboni a la fonte Roga, et a Cohornillo al rivio de 



(i) Liber monasterii de Hyda, págs, io5 y 228. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.'^ TODA 245 

la Muría, et a la porlella de Gabas, et a la tont de Roga, et a la font 
de Aui, et a la croz de Sant Salbador de Aui, et a la Porcina et 
obaga de la costa de Lert, et a la bal Sexenias en la Carona, al 
turmo Molar, et Cerbin al coU del Fora, et per pasadías al turmo 
del Castellar, et per la serra deis lübianz de la serra del castell de 
Exíu, et axiux cabídíosa in caput de la sierra de Merli de Lena, et al 
prado Cabrero et al pux (i) Bailarín, et a la espada del Castillelo de 
Alui, et al cuello de lo turmo loguero a part de Mesue, et a la croz 
del caput de serra estaca, et al prado Bacher de caput serra Estaca, 
et a la pedra pica, e torna a la íont Roga; sicut predíctís locis am- 
biunt, íncludunt dictam ecclesiam, ego predictus episcopus omnia 
jura ecclesíastica dono et concedo sícui sanctus Urbanus habet, 
decimas, primitias a Deo sunt dandas et omnia alia jura ecclesías- 
tica ab episcopo dividendas, et sicut olím constítutum fuit; et si quís 
contra hanc dotem venerít ad disrumpendum minime scurdanti et 
fíat se anathematis innodatum et apostólica authoritate excomuni- 
catum et hanc dotem inconpulsa permaneat in posterum. Ego pre- 
dictus Bernardus et uxor mea Quixillo predíctam ecclesiam in hono- 
rem Deí et virginís Marie et invocatíonem Sancti Estephani mar- 
tíris et levite in futura statuímus, donámus et damus in presentí 
ipsam casam que est prope ecclesiam predíctam cum ómnibus suis 
pertínentiis quibus habemus ibí, franca et libera, et ípsa faxa que 
est ad víllam ubi dícíiur ad illam moram, per animas nostras et pa- 
rentum nostr[oru]m preteritis, presentibus et futuris, et signa eorum. 
Et ego diaconus presbiter dono in presentí dictam ecclesiam unícam 
de Avenáis, et fui n^gatus ad predicta hanc cartam scribere et hoc 
signum [faceré]; hujus reí testes sunt Scutario presbítero, et don 
Dathers, et signum eorum. Et ego Fortunío Soder, filio Soro, pro 
anima mea et parentum meorum anno ab incarnationis dominice 
DCGCCLXII sexto idus Apprilis mitto in altarí Sancti Stephani de 
Lert reliquias de Sancti Stephani, et de Sancto Vincenti, et de 
Sancto Thome apostólo, et de Sancto Clemente, et de Sancto Guan- 
din, et de lignum Domini et de lapide ubi crux tuit fixa, et de capi- 
llís beate Marie matrís domini, et de Sancta Guandína, et alus que 
non habet literas per se sive per relíquos (2). 



(i) Pux equivale á puig. Balari (Orígenes históricos de Cataluña, 
pág. 37) supone que esta voz se deriva de podiuin, muro que ceñía la arena 
del circo; como los cerros han existido antes que los circos y hubieron de 
llevar algún nombre, es más lógico suponer lo contrario de lo que opinaoa 
el erudito catalán. 

(2) Anales del Condado de Ribagorza, por Pedro Carboncli; ins. del 
s. XVI. Bib. prov. de Zaragoza; núm. 102. 

Un párrafo de este documento, desde las palabras: scilicci incapud Tur- 



246 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Pocas observaciones añadiremos á este documento, por ser 
falso á todas luces; parece referirse á nuestro Conde Bernardo, 
pues califica á su esposa de filia Galindonis, aunque, en vez de 
Toda, la llama Quixillo, nombre usado en el mediodía de Fran- 
cia, donde vemos que lo llevó la mujer de Sancho III, Mendi- 
tarra, Duque de Gascuña, casado hacia el año 845 (1). 

Los anacronismos que contiene son disparatados, como su- 
poner que en el año 958, Poncio Dalmacio, Obispo de Barbas- 
tro, consagrara la iglesia de San Esteban de Llert, al pie del 
monte Turbón, siendo indudable que ni entonces había obispo 
en aquella ciudad, que no fué reconquistada hasta el año de 
io65, en tiempo de Sancho Ramírez, ni Poncio gobernó aquella 
diócesis antes del año 1 100 (2). 

Además de esto, el lenguaje es relativamente moderno, im- 
propio del siglo X. 

Se trata, por consiguiente, de un diploma falso de la cruz á 
la fecha, ó cuando menos, viciadísimo con interpolaciones (3) y 
errores intencionales. Agregúese que la copia existente en la 
Biblioteca provincial de Zaragoza tiene muchos yerros, por la 
impericia de Carbonell, que seguramente no se hallaban en el 
original; así que ninguna fe merece este diploma, á no admitir 
la hipótesis, quizás poco probable, de que Bernardo y Quixilo 
sean .personajes históricos, pero distintos de los Condes riba- 
gorzanos D. Bernardo y D.* Toda, á quienes no hubo intento 
de atribuir el diploma en cuestión. La cita de una disposición 
canónica referente á diezmos y primicias, atribuida al Papa 
Urbano I (años 223 á 23o) en las falsas Decretales de Mercator, 
se repite en otros documentos de la misma época. 



boni á la fonte Roga, fué publicado en la Introducción del Dieciona^^io de 
voces aragonesas, de Borao (Zaragoza, 188:^, pág. 36) dándolo por auténtico, 
y añadiendo que, con ser del año 968 se transparenta el idioma vulgar y 
y asoynan los solecismos. 

(i) Jaurgain: La Vasconie, tomo I. 

(2) En el año 1076 Barbastro cayó otra vez en poder de los musulma- 
nes; reconquistóla nuevamente Pedro I. 

(3) Tal es la donación, que se añade al final, hecha en el año 862, por 
Fortún Soder, de algunas reliquias. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.* TODA 247 



XVI 

AÑO 980 

D. Bernardo y D,^ Toda hacen donación al monasterio de Obarra 
de un alodio en el puente de Cahera, con facultad exclusiva de 
pescar y de hacer molinos en el Isábena. 

A. — Cartulario de Obarra, págs. 44 á 46. 

B. — Copia en letra del siglo xvii. Una hoja de papel en folio. Archivo 
Histórico Nacional. Doc. de Obarra. 

CARTA DE LA SALITOSSA 

In nomine Domini nostri Ihu Xpi et eius indiuidue Sánete Tri- 
nitatis. Notum sil ómnibus qui hanc scripluram legentibus, presen- 
tibus et futuris, quam nos Bernardus, Comes Rippacurcensem, et 
Tota Galindonis, eius uxor, expunsit nos Deus et trina magestas, et 
propter remedium animarum nostrarum et anime parentum nos- 
trorum, et propier desiderium regni celestis accipienda, et claustra 
inferni fugienda, bono animo et spontanea uoluntate damus et con- 
cedimus Domino Deo et glorióse Uirginis Marie, et Sancto Petro 
apostólo, et Sancto Paulo, et Sánete Crucis, quorum altaria sunt 
hcdificata in cenobio que dicitur Ouarra, et uobis Leuilla abbati, 
obedientem sub regula Sancti Benedicti, et ómnibus successoribus 
uestris, et cunctis monachis ibi dtgentibus, et clericis presentibus 
el futuris in perpetuum. Sic damus a predicto cenobio Sánete Ma- 
rie de Ouarra, scilicet, quendam nostrum alodem que habemus a 
ponte Caluaria usque ad Congustum cenobii Sánete Marie de Oua- 
rra, sicut iníerius est determinatum. In primis incipit determinari 
et afrontat a congusto de Ouarra, et surgit a las penellas prout 
pennas cindit a parte flamen Yssauena, et uadit ad ecclesiam Sancti 
Clementis, et exit al oratori, et de oratorio uadit per uia pupliea et 
decendit al torent de Ballabriea, et de torrente surgit intra serra 
usque in camino que exit de Uallabriea et uadit a Lorue, et de ca- 
mino descendit al torent de la tornossa, et torent torent in camino 
riparia qui uadit inta (sicj Lorue, et aseendit per caminum de Lorue 
usque in loratorio, et oratorio descendit usque ad pontem de Cal- 
uaria a sursu (sic). Damus et coneedimus in iam dicta donacione 
totam la Salitosa, et agro nostro de Buydal sicut toréate cindit Cal- 
uaria et flumen Ysauena et uadit et reuertit in dictum eongost de 
Ouarra. Et damus et coneedimus cenobio Sánete Marie de Ouarra 
et uobis Leuilla abbati et successoribus uestris toiam aquam que exit 
de eongost usque ad ponte Caluaria, ut ncmo ibi in dieta aqua sit 
ausus piscare, ñeque molendinos lacere, uel eonstruere, nee in dicta 



248 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Salitossa lignare, neo yscalidare nuUo modo sine licencia et uolun- 
tate uestri Leuila abbati et successoribus uestris; quam donacionem 
uobis dicto abbati et successoribus uestris et monasterio Sánete Ma- 
rie de Ouarra facimus et concedimus cum aquis, erbis, et cum omni 
domínacione que nos habemus et habere debemus infra iam dictas 
afrontaciones, ad tenendum, posidendum et explectandum uos 
dompno Leuila abbati et successoribus uestris et monasterium 
Sánete Marie de Ouarra, habeatis, teneatis et possideatis a franco 
uestro proprio alodio, cum decimis et primiciis. Si quis uero pro- 
pincus aut extraneus, contra hanc nostram donacionem uenire tem- 
ptauerit, ira et malediccio [Dei] super eum ueniat et a luminibus 
Sánete Dei Ecclesie extraneus efficiatur, et cum Datan et Abiron et 
ludas traditore in inferno ardeat, et hec nostra donacio firma per- 
maneat, et qui contra hoc factum meum uenire uoluerit soluat uo- 
bis Leuila abbati et successoribus uestris et cenobio Sánete Marie de 
Ouarra XXX^ uncías auri purissimo. 

Pacta hanc cartam donacionis in mense lunio anno ab incarna- 
cione (i) dcccc* LXXX**. Sig ^ num Bernardi Comitis. Sig ^X^ num 
Tota Galindonis eius uxor, qui hanc cartam donacionis rogauimus 
scribere, et nostra signa faceré. Sig >^ num Sancioli. Sig >^ num 
Galindoni. Sig ►J^ num Egichani. Sig ►J^ num Ban^onis; isti sunt 
testes. Centuli Ananias presbiter, rogatus a supra scriptis, sig ^ 
num qui hoc scripsi anno quo supra (i). 

Desde Calvera hasta el monasterio de Obarra, situado en 
un estrecho y profundo valle casi cercado de peñascos, y al 
pie del cerro llamado la Croqueta (2) baja el río Isábena entre 
riscos altísimos, que, aproximándose cerca del monasterio, 
forman un desfiladero llamado El Congosto, nombre muy 
común en España. 

Por el documento que transcribimos, D. Bernardo hace do- 
nación al abad Levila de la salitosa de Buydal, mas el derecho 
exclusivo de pescar y de tener molinos en el Isábena, desde 
Calvera hasta Obarra. 

Si este diploma fuese indiscutible, resultaría curioso desde 
el punto de vista filológico, pues en la demarcación de los lí- 
mites veríamos ya formándose el dialecto regional que se habla 

(1) Cartulario de Obarra, págs. 44 á 46. 

(2) A esta situación debe su nombre Obarra, compuesto de las pala- 
bras ibéricas obi, foso y arria, piedra. Concuerda en el bascuence con 
arraobi, mina, cavidad protunda. 

La Trtíz obi, ob se halla en los nombres de muchos pueblos, como Ovetum 
Oviedo, Obe (prov. de Lugo), Obón (de Teruel), Übona í^Asturias). 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.^ TODA 249 

en Ribagorza, lazo que une el aragonés de Sobrarbe con el ca- 
talán de Pallas, lo mismo que el bable de Asturias es la transi- 
ción del gallego al castellano leonés. Pero hay algunos motivos 
que hacen sospechosa esta donación, tales como la fecha, que, 
á más de ser imposible, está calendada por los años de la En- 
carnación, poquísimas veces usada en el siglo x; la cláusula 
penal de pagar al monasterio de Obarra treinta libras de oro en 
caso de transgresión, pues estas multas para que tuviesen ver- 
dadera sanción se aplicaban en todo, ó en gran parte, al Fisco; 
por último, lo moderno del lenguaje, á que nos hemos referido. 

Relacionado con este diploma, pues ambos tratan del mismo 
asunto, hay uno, fechado en el año 26 del Rey Carlos, quien 
opina el P. Fita (i) que es el Calvo, y añade arbitrariamente en 
aquella cifra una X; nosotros juzgamos más probable que se 
refiera al Simple, y que, por tanto, corresponde al año 918. 

El documento en cuestión dice que un Galindo, personaje 
que no hay motivos para identificar con el segundo Conde 
aragonés de igual nombre, juntamente con varios jueces, exa- 
minó los testigos que presentaba Iñigo, abad de Obarra, á fin 
de probar que, desde los tiempos del Conde Atón, gozaba 
aquel monasterio del derecho exclusivo de tener molinos y de 
pescar en el río Isábena, desde Calvera hasta Obarra. Los tes- 
tigos Hymas y Yumarano juran que esto era cierto, y Galindo 
sentencia en favor de los religiosos. 

XVII 

AÑO I 100 

D. Bernardo y Z).* Toda hace?i, al jnonasterio de Obarra, donación 
de la iglesia de Santa Eulalia en el pueblo de Senuy. 

j\^ — Perg. Copia en letra del siglo xn. Arch. Hist. Nac. 
B.— Cartulario de Obarra, págs. 3i y Ó2. 

¡n Dei nomine et eius indiuidue Trinitatis. Ego Bernardus co- 
mes et dopna Tota Galindonis comitissa eius uxor, expunxit nos 
Deus et Trina magestas et per (a) remedium animarum nostrarum 
et parentum nostrorum facimus cartam helemosinariam ad Deum 

Variantes de B: 
(a) pro. 

(i) En su estudio acerca de las Inscripciones romanas de la diócesis de 
Barbastro. (Boletín de la Academia de la Historia, lomo IV.) 



25o NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOHZA 

et ád cenobium Sánete Marie Ouarra (a), et uobis Levila abbati et 
clericis et seruientibus eiusdem loci, et damus et concedimus uobis 
dicto Leuila abbati et cenobio Sánete Marie Ouarra et Sancti Pe- 
tri {b) et Sánete Crucis quorum altaria sunt hedifiea[ta] in cenobio 
Sánete Marie Ouarra quadam (c) nostra eeelesia sita in uilla de Sey- 
niz (d) que nominatur San:ta Eulalia, eum ómnibus juribus et per- 
tinenciis suis, scilieet eum decimis, primiciis, oblationibus et de- 
íunciionibus, et eum tota sua hereditate, campos, vincas, pratos et 
omnia et singula hereditate eiusdem pertinencia et que ad dictam 
eeelesiam pertinere debet, et habet predicta uilla (e) de Seyniz tales 
afrontaciones que ineipiunt de eolio de Domingo usque in eolio Des- 
pina, et descendit per podio Clerent (/) et exiit ad illo podio de Sa- 
narque (g) totum illum podium, et exit ad illas corberas ad illa 
sponna (i) de illo (h) foger, et exiit ad lobera sobirana et exiit ad illa 
codieella {i) et ad illo plano, et uadit ad illos racals de eresteron et 
ad partem de illas rogellas. Sicut vero istas afrontaciones ambiunt 
et eireumdant jam dictum terminum, sie damus et concedimus nos 
dietus Bernardus comes et dopna Tota eius uxor comilissa predieto 
cenobio Sante Marie Ouarra et omnem congregacionem eiusdem et 
jam dicta eeelesia eum sua hereditate et possessiones eiusdem perti- 
nencia, et eum decimis, primiciis, oblationibus, deíunetionibus, ha^ 
beatis et pereipiatis uos dopno Leuilla abbati et successoribus ues- 
tris et cenobio Sánete Marie de Ouarra et clericis et seruientibus 
eiusdem loci, ad tenendum, posidendum et expletandum. Si quis 
uero ausu temerario hane cartam nostre donationis coníringere (/) 
uel inquietare atemptauerit, xxx uncias auri purissimo fisco per- 
soluat et hee nostra donacio incorrupta permaneat semper. Insuper 
ira {k) et maledietio Dei omnipoteniis ueniat super eum et a lumini- 
bus (sic) sánete Dei eeclesie desiciat (/) et sit partieeps in inferno 
eum Datan et Abiron et Judas proditor, et hane donacionem nos- 
tram firma et stabilis permaneat omnique tempore. Sig >^ num Ber- 
nardus comes. Sig t^ num Tota Galindonis comitissa eius uxor qui 
hane cartam helemosinariam laudamus et firmamus et nostra signa 
fieri mandamus. Sig ^ num Rodolfus de Castanessa. Sig >^ num 
Asnerus de ualle Seyniz. — Sig t^ num Altemiro de Impropearia; isti 
fuerunt testes. Facta (m) carta in mense Jullio luna X^ anno ab in- 



(a) Ouarre. (b) Pelri apostoli, et Sancti Pauli. (c) quodam (sic). 
id) Siniz. (e) predictam villam. (/) Clerint. (g) Sanargue. (h) de. 
(i) codecella. (j) confrangere. (k) inra (sic). (/) deficiat. (m) Acta. 

(i) Palabra que todavía se usa en Aragón con las formas de espona 
y espuenda, y significa, según Borao (Diccionario de voces aragonesas) mar- 
gen de campo ó de río. 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.* TODA 25l 



carnatione Domini M.° C.°— Galindus presbiter qui fuit rogatus a 
suprascriptis, sig t^ num qui hoc scripsit anno et die quo supra (i). 

El error de la fecha se explica más difícilmente en este di- 
ploma que la supresión de ees ú otros signos en los anteriores; 
como también es algo sospechoso el estar calendado por el año 
de la Encarnación, raras veces usado en España, y el lenguaje 
con que se marcan los límites de la iglesia de Santa Eulalia; 
V. gr.: lobei a sobirana; ad illos racals de cresteron. 

El pueblo de Seyniz, donde radicaba aquella iglesia, es el 
mismo que hoy se llama Senuy, partido judicial de Benabarre. 
Cerca de Sigüenza existe la alquería de Séñigo, cuya etimo- 
logía parece igual; fué en los siglos xii y xiii medianetum entre 
Sigüenza y Atienza, ó sea el lugar donde se reunía el tribunal 
de labradores que juzgaba de las controversias entre ambas po- 
blaciones acerca de linderos y cultivos (2). 



XVIll 

AÑO 1 1 35 

Donación de la villa de Lorue al monasterio de Otarra. 

CARTA DE LORRUE 

In Dei nomine et eius indiuidue Trinitatis. Ego Bernardus Co- 
mes Ripacurcensem, et dompna Tota Galindonis eius uxor, expun- 
xit nos Deus et trina maj^estas ut faciamus cartam helemosinariam 
ad honore Dei et B.^ate Marie Uirginis, et Sancti Petri et Pauli, et 
Sánete Crucis, que altaría sunt constructa in cenobio quod dicitur 
Ouarra, et a dompno Leuila abbate et omnem congregaconem illius, 
tam presentí quam adueniendi. Damus igitur predicto cenobio quod 
nos a principio tundauimus et construximus, unam nostram uillam 
que dicitur Lorue, cum terminis uniuersis ad se pertinentibus, et 
cum hominibus et feminabus ibi habitanlibus et in futuros habitatu- 
ros cum extíbus ($ic) et reditibus nostris et cum questiam quaiem 
nos uolumus ab illis accipere. Que uilla est sic confrontata et deter- 



(i) Arch. Hist. Nac. — Übarra, 62 parr. Pergamino del siglo xii. Al 
dorso: «Donación de la iglesia de Sánela Eulalia con toda la décima y pro- 
micia {sic) de Siniu.» 

(2) Cnf. La Catedral de Sigüenza, por D. Manuel Pcrez-Villamü. Ala- 
drid, 1899; pág.48. 



252 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

minata quod precium. In primis incipiunt aírontaciones ad fonte de 
la Guiladuro, et tendit serra serra et exit in podio alto, el de podio 
alto exiit ad fontem deis plans et surgit ad podio Loat et exiit in ui- 
sum uel faciem de Ballabrica, et tendit sarratum saratum (sic) usque 
ad uiam realem, et deinde camino camino uadit ad fontem de la 
tossa del cumo, et de fonte del cumo uadit torrente torrente usque 
flumen Yssauene, et de flumine Yssauena uadit per las arenas et re- 
uertit per fundus coma (i) de pailles et exiit in fundus comas de San- 
cto Uicencio, et surgit saratum saratum et exiit ad t0(;alem (2) circa 
Sánelo Uicencio, et uadit per saratum inferius usque ad fontem de cap 
de Saillan, et tendit per lassponnas altas subtus uineas de Lorue, et 
exiit in lo sarrato de ponte Caluaria, et saratum saratum ascendit et 
reuertit ad fontem de la Guiladuero. Hec omnia uero supra scripta 
sic donamus et concedimus nos dictus Bernardus Comes et uxor 
mea dompna Tota Galindonis Comitissa predicto cenobio de Ouarra, 
et ómnibus posidentibus dictum cenobium, presentibus et íuturis, per 
nos et omnes successores nostros tradimus in perpetuum sicut a pre- 
dictis terminis dicta uilla de Lorue ambitur et includitur, et cum 
suis aquis, et cum suis pascuis et siluis, cultum et incultum, et cum 
ómnibus homnino locis [qui] infra dictis terminis sunt uel erunt, et 
cum egressu et egressu (sic) sic tradimus ut donacionem perpetuali- 
ter habendam; preierea damus et concedimus et firmamus a predicto 
cenobio et dompno Leuila abbate Sánete Marie de Ouarra et cunctis 
ibi habitantibus, ecclesiam que est constructa et hedificata in uilla de 
Lorue ad honorem Dei et Sancti Glemens, cum decimis et primiciis 
tocius uille, et cum defunctionibus et oblacionibus cunctis. Volumus 
etiam et mandamus et perhenniter statuimus ut omnes homines et 
feminas habitantes in iam dicta uilla de Lorue a Vil annis et supra 
in dicto cenobio de Ouarra hab^nt communem sepulturam, et Vil 
sacramenta Kcclesie; hanc autem donacionem nostram ómnibus pro- 
paletur et notificetur quod nullus est qui in prefata uilla de Lorue 
habeat dominium nec in reditibus, nec in prouentibus, nisi tanium 
monasterio Sánete Marie Ouarra et dominus eiusdem loci, et sicut 
nos plenaliter habemus et posidemus sic tradimus dicto cenobio ha- 
bendam et posidendam cum omnia iura nostra ad nos pertinencia 



(i) Según Du Cange, cuma ó cumba significa locus declipís, propensus, 
in valiem desinens. De la misma raíz, que denota concavidad, se derivan 
Giras palabras en algunos idiomas indo-europeos; en griego, xuij-poc, r¡, ov; en 
laiin, cymba, ae; en el gaélico, cum, valle; en castellano, comba, etc. De donde 
se deduce que no es admisible la opinión del P. La F^ipa {Corona Real del 
Pirineo, lomo II, pág. 840), al decir que cumbo significa majada de pastores. 

(2) Tozal viene de! gaélico tivs-alt, cabezo, cumbre escarpada (Costa: 
Poesía popular española, pág. 242). 



DOCUMENTOS DE D. BERNARDO Y D.^ TODA 253 

per nos et successores nostros in perpetuum habendam, tradimus^ 
concedimus et firmamus sine ulla retinencia nostra ut supra dixi- 
mus. Si quis uero ausu temerario hanc nostram donacionem con- 
fringere uel inquietare atemptauerit, X uncias puro auri fisco per. 
soluere teneatur, et nostra donacio incorrupta permaneat semper; 
insuper ira et malediccio Dei omnipotentis ueniat super eum, et in 
extrema die anima a corpore separauerit in posse (s/c) demoniorum 
in extremiis supliciis perenniter cremanda permaneat, et cum Datan 
et Abiron et luda traditor. Facta hanc carta helemosinaria in mense 
Madio, luna XIX^ anno ab incarnacione Domini M°. C° XXX° V. 
— Sig>í«num Bernardus Comes. — Sig^num Tota Comitissa eius uxor 
qui hanc cartam helemosinariam rogamus scribere et nostra et nos- 
tra (sic) signa íacere. Sig^^num Petri Mir de Caluaria, teste. Sig^- 
num Gufernus teste de Ballabrica. Sig^Jinum Petrus Gautpertus de 
Sancto Stephano, teste, uisores et auditores. Miro presbiter rogatus 
a supra scriptis sig^num qui hoc scripsi (i). 

Hay razones de bastante peso para creer que este docu- 
mento es apócrifo, ó que, al menos, está sumamente viciado. 
Lo que menos importa es lo erróneo de su fecha, que pudiera 
atribuirse á descuido del amanuense. Lo que hace concebir du- 
das, y con fundamento, es la mención de un tributo, la questia, 
que no aparece hasta mucho más adelante, cuando los pageses 
fueron pasando á la condición de censatarios, como ya hemos 
visto en documentos anteriores. Agregúese á esto lo moderno 
del lenguaje en la designación de linderos (fontem deis plans, 
fontem de cap de Saillan) y la inserción de cláusulas descono- 
cidas en los diplomas genuinos de D. Bernardo y D.^ Toda. Ar- 
gumentos que nos impiden el dar fe á esta donación, forjada, 
quizá, en el siglo xii, para justificar el monasterio de Obarra 
ciertos derechos en la villa de Lorue (2) y en la iglesia de San 
Clemente. 



(i) Cartulario de Obarra, págs. 27 á 29. 

(2) Probablemente, la villa de Lorue es la misma que Larrui, mencio- 
nada en otra donación. 



i 



CAPITULO XV 

-DOCUMENTOS DE D. BERNARDO REFERENTES Á SIERVOS ADSCRIP- 
TICIOS.— CONDICIÓN JURÍDICA DE ESTOS EN RIBAGORZA HASTA 
EL SIGLO XIII. 

Heredero el pequeño Condado ribagorzano de las institu- 
ciones godas; sometido por muchos años al dominio del pueblo 
francés, y luego bajo la influencia de éste, era forzoso que la 
servidumbre de la gleba estuviese allí muy desarrollada, si bien 
no haya rastro de aquellos malos usos que en Cataluña fueron, 
durante la Edad Media, el terror de los villanos, y en nuestros 
días el escándalo de los historiadores. Hubo en Ribagorza, 
como en otras regiones de España, siervos personales y siervos 
adscripticios, cuya condición jurídica y social estudiaremos al 
comentar las donaciones que siguen, de los Condes D. Bernardo 
y D.''^ Toda, al monasterio de Obarra, quienes pensaban, con 
todos los de aquel tiempo, que ofrecer un siervo para el culto 
de Dios, como los antiguos ofrecían corderos ó palomas, era 
acción más piadosa que manumitirlo ante los altares de Cristo, 
reconociéndole el privilegio de la libertad que la Naturaleza ha 
concedido generosamente aun á las mismas bestias. 

Los documentos mencionados de D. Bernardo son estos dos: 

I 

AÑO 246 

Carta de VI.'^ capdemasos de Ballabrica 

In nomine domini nostri Ihu Xpi et eius diuine Trinitatis. No- 
tum sit cunctis hanc scripturam legentibus, presentibus et futuris 
quam Bernardas, Comes Rippíicurcense, et Tota Galindo, comitissa, 
leus uxor, expunxit nos Deus et Trina magestas, et propter remedium 



256 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

anime mee, et uxori mee, et anime parenlum nostrorum, et propter 
desiderium regni celestis accipienda (s/c) et claustra iníerni fugienda, 
bono animo et spontanea uoluntate damus et concedimus Domino 
Deo et glorióse Uirginis Marie, et Sancto Petro Apostólo, et Sancto 
Paulo, et Sánete Crucis, quorum altaria sunt in monasterio qui di- 
citur Ouarra, et dompno Leuila abbati eiusdem monasterium obe- 
dientem sub regula Sancti Benedicti, ómnibus successoribus eius, et 
cunctis monachis ibi degentibus, et clericis, presentibus et íuturis in 
perpetuum; sic damus a predicto cenobio Sánete Marie de Ouarra, 
scilicet, VI^x capudmassos in uilla de Ballabrica, qua uilla est sita 
prope monasterio Sánete Marie de Ouarra; primum capudmassum 
est de Rodolío, et uxor eius Elo, quod capudmassum est in capud 
uilla et afrontat ex una parte in domo Enecho, et ex alia parte in 
stirpi; secundum capudmassum est super la plaga, qui est de Lu- 
canus, et uxor eius Oriolla, et afrontat de Occidente in uia publica, 
et ex altera parte in domo Franconus. Tercium capudmassum est 
subtus plaga, qui est de Galindo, et uxor eius Aldena, et afrontat in 
uia publica, et in domo Duranno. Quarta et quinta capudmassias 
sunt in fundus uille: prima est de Gamizan, et afrontat a parte 
Orientis in uia publica, et ex altera parte in domo Mascaron; se- 
cunda est de Tbeodoricho et uxor eius Luchana, et afrontat a parte 
Occidentis in uia publica, et ex altera parte in domo Manulfo. Sexta 
est in medietate uille, qui est de Lodouillo et uxor eius Durana, et 
afrontat a parte Occidentis uia publica, et ex altera parte in orto 
Lucano. íam nominatos capudmassos damus et concedimus uobis 
Leuila abbati et monasterio Sánete Marie de Ouarra et successori- 
bus uestris, ad tenendum, possidendum, expletandum de francho 
alodio cum homines et feminas ibi habitantes et habitaturos, et cum 
domos, térras, uineas, et possessiones que nunc sunt, uel de cerero 
lucrare uel aquirere potuerunt in uilla de Ballabrica et per omnes 
términos eiusdem. Et homines et feminas qui ibi habitauerint 
habeant plenam et liberam potestatem excaliandi, examplandi, labo- 
randi per totos términos de Ballabrica, et possint suos greges erbare,. 
pastincare ct acoillare, lygnare et fustare per omnes términos de 
Ballabrica. Quos capudmassos damus et concedimus uobis Leuila 
abbati et Monasterio Sánete Marie de Ouarra de francho alodio cum 
homines ct feminas ibi habitantes et habitaturos, et cum omnia 
iura que nos et successores nostros habemus et habere debemus in 
iam dictos capudmassos, et in homines et feminas ibi habitantes et 
habitaturos. Damus et concedimus uobis Leuila abbati et Deo et 
monasterio Sánete Marie de Ouarra per sécula cuneta, et nun- 
quam de cetcro nichilominus non dent, ñeque respondeant nobis 
ñeque successoribus nostris, set semper dent et persoluant uobis 
iam dicto Leuilla et successoribus uestris omnia iura et seruicia 



LA SERVIDUMBRE ADSCRIPTICIA EN RIBAGORZA 257 

que nobis et nostris tenentur faceré. Et dictos capudmassos cum 
homines et feminas ibi habitantes et habitaturos habeatis, teneatis, 
posideatis et explentetis franqui et liberi et quieti uos Leuila abbatti 
et successoribus uestris et monasterium Sánete Marie de Ouarra, 
cum aquis, erbis, montibus et uallis et possessiones eiusdem perti- 
nentibus, et que de cetero lucrare uel exampiare potuerint. Et omni 
dominacione in potestate et fidelitate quod nos Bernardus Comes et 
Tota Comitissa et successores nostros nunc per cuneta sécula ha- 
bemus et habere debemus in prefatos capudmassos et in possesiones 
eiusdem, et in homines et feminas ibi habitantes et habitaturos a 
nobis et nostris eicimus (sicj et uobis Leuila abbati et monasterio 
Sánete Marie de Ouarra damus et concedimus per cuneta sécula 
sine omni nostrorum retinimento, quod in prefatos capudmassos et 
in possessiones eiusdem, nec in homines et feminas ibi habitantes 
et habitaturos nichilominus retinimus, imo damus et concedimus 
ad honorem Dei et Virginis Marie et monasterium Sánete Marie de 
de Ouarra. Et si aliquis de generacione uel posteritate nostra, per 
superbiam uel molestacionem uolebat iam dicta donacione inquie- 
tare, cadat in ira Dei et Virginis glorióse Marie, et sit particeps in 
inferno cum Dathan et Abiron et ludas proditor, amen, et soluat 
pro pena XXX^ uncias auri, et hec donacio firma permaneat omni 
tempore. Facta hec carta donacionis in mense lanuario Era 
CG^L^XXX^IIIP (sicJ regnante Bernardo Comité et Tota Comitissa 
eius uxor, qui hanc cartam donacionis per nos et successores nostros 
facimus, laudamus, concedimus etconfirmamus uobis Leuila abbati 
et successoribus uestris, et Deo et monasterio Sánete Marie de Oua- 
rra, et clericis et seruientibus eiusdem loci, et ista carta rogamus 
scribere et nostris signis faceré. Sig vl< num Bernardi Comes. — 
Sig^í^num Tota Comitissa eius uxor qui hanc cartam donacionis fa- 
cimus ad honorem Deo et Sánete Marie de Ouarra et altaría qui ibi 
sunt hedificata. — Sig>I<num Miro de ipso podio, teste. — Sig <i* num 
Burellus de Uillacarle teste, presentes (sic), et Gillelmus de Gallinero 
teste, et Enecho presbiter, teste. Raimundus presbiter rogatus a 
dicto Bernardo Comité et Tota comitissa hanc cartam donacionis et 
concesionis scripsi, et sig^í<num meum feci anno et Era ut supra (i). 
Sólo conjeturas más ó nnenos infundadas pueden hacerse en 
punto á la verdadera fecha de este documento, en el que faltan 
quizás los numerales DCLX, correspondiendo, en tal caso, al 
año 906. Algunas palabras, como plaga, acaso estén moderni- 
zadas en la copia. 



(1) Cartulario de Otarra, págs. 5 á 7. 

17 



258 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE BIBAGORZA 



II 

AÑO 863 

D. Bernardo y D.'^ Toda hacen donación á Obarra 
de cuatro pageses de remensa. 

A. — Perg.; copia del siglo xii. Arch. Hist. Nac. 
B,—Pevg.; copia del siglo xi. Arch. Hist. Nac. 
C. — Cartulario de Obarra, págs. ii y 12. 

In Dei nomine, ego Bernardus gratia Dei Comes, simul cunv 
uxore mea Tota Comitissa, filia Galindonis, placuit in animis no- 
stris et bono animo et spontanea uoluntate, propter amorem Dei et 
remedium animarum nostrarum omniumque parentum nostroram, 
donamus {a) et concedimus Domino Deo et monasterio Sánete Ma- 
rie de Ouarra et Sancti Petri apostoli et sánete Crucis, et Sancti> 
Pauii, et domno Egicano abbati omnibusque successoribus eius, 
et (b) monachis, clericis et laicis ibi degentibus, presentibus atque 
futuris, IIIIo'" capudmasos in castro et uilla de Fantoua, ab integro, 
cum ómnibus suis pertinentiis que ad illos pertinent uel pertinere 
debent; unum de istis capudmasis (c) est ubi dicitur ad Pares altas, 
nomine Guolferus, et uxor eius Adolina; et alium ubi dicunt ad To- 
rrente id)y cum ecclesia de Sancta Eulalia, nomine Asner, et uxor 
eius Fachilo; et alium ubi dicunt ad Uillarzel, nomine Oriol, cum 
coniuge sua Ouiuia; et alium sursum in uilla Fantoua, subtus illa 
castello, nomine Bitalato, cum coniuge sua Matroni. Istos IIIIo'" ca- 
pudmasos, sicut predictum est, donamus et concedimus Domino Deo 
et monasterio Sánete Marie de Ouarra cum domibus, edificiis, te- 
rris, vineis, ortis, cannamaribus, linaribus, arboribus, aquis aqua- 
rumve ductibus, silvis, pascuis, cultum et incultum, eremum et po- 
pulatum, et cum omnia que in antea augmentare, comparare, acap- 
tare, scalidare uel exampiare potuerint ipsi et omnis posteritas 
eorum per cuneta sécula seculorum, ut totum hoc quomodo possi- 
dent uel in antea in omni termino de Fantoua acquirere quoquo- 
modo potuerint, totum abeant, teneant et possideant hii qui in pre- 
dicto cenobio sunt uel erunt, in perpetuum, sine ulla mala uoce, ad 
propriam hereditatem per faceré inde totam suam uoluntatem per 
omnia sécula seculorum. Si quis uero propincus aut extraneus con- 



Variantes de B: 

{a) dona (sic). (b) idest. (c) capudmansus. (d) torréntem. 



LA SERVIDUMBRE ADSCRIPTICIA EN RIBAGORZA 25g 

tra hoc factum nostrum uenire temprauerit, ira et maledictio Dei 
super eum ueniat, et a liminibus (a) sánete Ecclesie extraneus eífi- 
ciatur et cum Datan et Abiron et Juda tradiiore in inferno ardeat, 
et hec nosira donatio firma permaneat semper. Pacta carta in mense 
lulio regnante Karolo (b) rege Franchorum, Era dcccc* I*. — Sig- 
num Bernardi Comitis. Signum domne Toie Cometisse. Signunti 
Unifredi. Signum Dachoni; isti sunt testes. Chintus presbiter roga- 
tus scripsit et hoc signum >^ íecit die et anno quo supra. Signum 
regis Sancii Ranimiri (c) regis filius {d). \ssr,\\.^ ¿\ » ^Laj ^x^ . Sig- 
num |:^4-)j (e) Dei gratia regis Aragonum, Comitis Barchinonen- 



sis(/), Marchionisque (g) Provincie. Signum -i^h Petri regis Ara- 
gonum et Comitis Barchinone (i). 

Para comprender bien el origen de los mansos es preciso 
considerar que la civiias romana, conservada con leves modi- 
ñcaciones en los primeros siglos de la Edad Media, tenia en su 
territorio pocos centros poblados por hombres libres; vicos, 
pagos y villas, habitados por siervos, muchos de ellos adscrip- 
ticios, eran como el centro de grandes propiedades, de aquellos 
latifundios (2) que tanto daño causaron á la agricultura y á la 
sociedad: subdivisión de menor cuantía fué luego el manso, 



{a) luminibus {sic). {b) Karullo. (c) Ramiri. (d) filius regis 
Alfonsus. (e) Ildefonsi. (/) Barchinonensi. {g) Marchiosque. 

(i) Arch. Hist. Nac— Ai dorso: Quatro capmansos en Fontoa. Obarra, 
doc. part., núm. 1 1. Copia hecha en el siglo \\\. Pergamino de 862 X 220 
milímetros. 

(2) Losfundi, los praedia romanos tomaban generalmente el nombre 
del poseedor y solían conservarlo; tal costumbre, que aparece ya en las ins- 
cripciones del sigío I, continúa después, y dio origen á una nomenclatura 
geográfica que hoy mismo se conserva en gran pane. 

Fundum lunianum, et Lollianum, et Percennianum et Statuleianum 
(Wilmans, Exempla inscriptionum latinarum^ núm. 95) 

En las Gallas se formaban estos nombres con el sufijo acus: Victoriacus, 
Juliacus. Luego se prefirieron las palabras villa y ciirlis: Silve^trivilla, 
Gundulfivilla, Adulficuriis, Godonecurtis. 

Propiamente, el manso no significó en un tiempo más que el edificio 
donde residían el siervo y su familia; luego designó lambién las tierras que 
le eran anejas, experimentando la acepción de e^ie vocablo el mismo cam- 
bio que el de villa. 

Realmente, en Francia, la extensión de los mansos fué muy varia, si 
bien generalmente sólo comprendía lo equivalente de unas cuatro á ocho 



200 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

cuya extensión era distinta según los países (i), y constituyó 
algo así como una unidad agraria, mayor, casi siempre, que el 
Jugerum latino; en los reinos anglo-sajones equivalía á una 
hyde, y por eso alterna esta denominación con la de mansa (2); 
en otras regiones abarcaba doce yugadas. 

Por tal motivo, y porque acontecía muchas veces que el 



hectáreas; pero los hubo de menos, y de hasta de cinco veces más terreno. 
Lo mismo que en España el manso era dado á perpetuidad, y de hecho, he- 
reditario; únicamente cuando el siervo moría sin descendientes pasaba aquél 
á otro colono. 

Otra circunstancia solía reunir el manso, y es constar de porciones ais- 
ladas, para cada uno de los cultivos: cereales, viñas, árboles frutales, etc. (*). 

L'unité économique agraire était done, ici, comme en Allemagne, le 
manse, formé ici, en moyenne, de dix bonniers de terre arable, de six ar- 
pents de prés et de deux arpents de vignes. A cette unité se rapportaient les 
prestations et services des tenanciers. De lá les expressions: faciunt servi- 
tium sicut de manso, de dimidio manso, de quartam partem mansi. 

(Marcel Thévenin: Textes relatifs aux Institutions privées et publiques 
aux époques Mérovingienne et Carolingienne; Institutions privées, pág. 96. ) 

En los documentos germánicos el manso lleva el nombre de hoba, de 
hof, equivalente al anglo-sajón hufe, y usado muchas veces exclusivamente 
como medida agraria. 

Dono servum meum Witgisum cum hoba sua, id est, terris, casis, cam- 
pis, peculiis (Codex Wissemburgensis, núm. i5). Servum illum cum hoba 
sua (Ídem, núm. i3i). Curtile unum indominicatum et hobas servorum 
quatuor (Ídem, núm. 19). Hobam unam ubi servus ille habitat, (h^ormulae 
Sangallenses, núm. 21.) 

(1) Papias (siglo xi) en su Vocabularium, dice que el manso compren- 
día doce yugadas de tierra: ynansus dictus a manendo, quod iníegrum sit 
duodecim jugeribus. 

En los Dialogi creaturarum, diálogo io5, se da la misma idea: mansum, 
id est terram duodecim jugerum arandum. 

(2) donans donabo perpetuis temporibus XXX mansas in ¡lio loco ubi 
ruricolae appellati/a relatione nuncupant Pevesyge.» (Donación del rey 
Edmundo, año 940.) 

En otra, del rey Edwin, en favor de Ethelgard, se lee: «aliquam portio- 
nem terrae perenniter mente devota concedo, id est, quindecim mansas. 

Ego Edgar, totius Britanniae basileus, quasdam villas, ut nominantur, 
Dunkstone, habens quinqué hydas terrae et ecclesiam; Sueyse, cum viginti 
octo hydis terrae et ecclesia; Titelescumbe cum decem hydis terrae. 

Donación hecha por Edgar en el año 966. 

Liber monasterii de Hyda; comprising a Chronicle of the afjairs of En- 

(*) Fustel de Coulanges: L'alleu et le domaine rural pendant l'époque Méro- 
vingienne, París, i889. Págs, 367 á 374. 



LA SERVIDUMBRE ADSCRIPTICIA EN RIBAGORZA 201 

manso era cultivado por siervos personales, y aun por hombres 
libres, al ser transmitido por donación ó por venta, sólo se 
hablaba del predio, y no de siervos anejos á éste (i). Extendién- 
dose luego la servidumbre de la gleba, mediante la obnoxiación, 
por la inseguridad en que vivían las clases rurales (2), ya llegó 
un tiempo en que la mayor parte de tales predios tenían un 
caput inansi, un siervo adscripticio que labraba aquella finca, 
y que, en caso de enajenación, era inseparable de la tierra. En 
Cataluña se les dio el nombre de pageses, que en su origen sólo 



gland, from the seülement of the Saxons to the reign of King Cnut; and a 
Chartulary of Ihe abbey oj Hyde, in Hampshire. A. D. 455. — 1023. 

Ediíed by Edward Edwards. London, 1866. 

cx)v-468 págs. en 8.° mayor. Págs. í36, 170 y 2o3. 

Este monasterio, fundado en el año 901 por Eduardo I cumpliendo los 
deseos manifestados por su padre Alfredo el Grande, hallábase en Winches- 
ter (Wintonia) y llevó los nombres de New Minster y de Hyde. Su primer 
abad lo fue Grimbaldo, personaje en quien había depositado su confianza 
el Rey Alfredo. 

Su Cartulario y las Crónicas en él contenidas son una de las principales 
fuentes para el estudio de la Inglaterra anglo-sajona. 

(i) Terris, mansis, una cum super positis edificiis. 

Repedebat ei, dum diceret, eo quot térra sua de suo maso vel de sua po- 
lestate malo ordine proprisisset. 

Otras veces ya se hace mención de siervos: 

Mansos tantos cum hominibus ibidem commanentibus vel aspicien- 
tibus. 

Había mansos mayores y menores, pues algunas veces es usado este 
nombre en diminutivo: ad ipso locello aut mansello. {Textes relatifs aux 
Institutions privées et publiques aux apoques Mérovingietine et Carolingien- 
ne, publiés par Marcel Thévenin. Chartres, 1887. Págs. 40, 46 y 5o.) 

Manso uno qui dicitur ad Lica, et alios dúos mansos qui iicitur ad Bosco 
(Año 874). 

(Histoire de Languedoc, tomo II, col. 376.) 

En un documento del Políptico de Irminón (*), hecho en el siglo ix, se 
habla, no sólo de los mansos, sino de sus pageses: Isti tres manent in Nu- 
viliaco. Tenent mansum I habentem de térra arabili bunuaria XV, de praio 
aripennos IIII. Faciunt angariam in Andegavo et in mense madio Parisius. 
Solvunt ad hostem multones II, pullus VIIII, ova XXX. 

(2) Thévenin (Ob. cit., págs. 5 y 6) reproduce un documento del For- 
mulario de Angers, por el que un hombre y su mujer, ambos libres, enaje- 
nan sus personas, hijos y bienes, y entre éstos mencionan un manso et té- 
rra vel viniolas. 

Los casos como éste fueron muy frecuentes. 

(*) Tomo II, págs. I 1 9 á 1 a i . 



202 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

nid caba la circunstancia de vivir en una aldea ó en un caserío, 
pagus (i). 

La servidumbre personal, tan difundida en el período visi- 
gótico, se conservó en Ribagorza, lo mismo que en Asturias y 
Galicia. Por los documentos que preceden vemos que la condi- 
ción jurídica de los siervos ribagorzanos era la misma que en 
los Condados de la Marca hispánica, si bien la cláusula de «cum 
omnia que in antea uel augmentare, comparare... potuerint 
ipsi et omnis posteriías eorum per cuneta sécula secuiorum» 
indica una falta casi absoluta de derechos, comparable á la de 
los esclavos romanos. 

Modificándose la condición de los antiguos siervos persona- 
les y de los adscripticios, ó de la gleba, nacieron los pageses 
de remensa, homo proprius, solidus et affocatus, como son de 
nominados en los documentos catalanes (2). Estos infelices, 
más adheridos al terruño que el árbol con sus raíces, pues eran 
transmitidos con el predio, llamado manso, capmás ó capde- 



(t) En el Formulario de San Gall, el nombre de pagenses no indica 
más idea que la de habitantes en un pago: factus est conventus proceruin 
vel mediücrium... et reliquos eorundem pagenses (Thévenin, pág. 5i). 

(2) Cnf. La pagesia de remensa en Cataluña. 

Publicada en los Estuíios sobre la Historia del Derecho español^ por 
Eduardo de Hinojosa. Madrid, iQoS. Págs. ií5á 142, 

El régimen señorial y la cuestión agraria en Cataluña durante la 
Edad Media, por Eduardo de Hinojosa. Madrid, igoS. Págs. 83 á 92 y 207 
á 246. 

Ya existía un laudable estudio de D. Bienvenido Oliver, rotulado: De la 
familia entre los siervos de la tierra, rústicos ó payeses de remensa de Ca- 
taluña; publicado en la Resista de la Universidad de Madrid, año 1873, 
tomo I, págs. 65 á 66 , y tomo II, págs. i85 á 198. 

A diferencia de Navarra y Aragón, no vemos en Ribagorza siervos de los 
llamados exaricos y mezquinos; éstos eran siervos de la gleba, cuya presta- 
ción, llamada census ó parata, se fijaba en una parte de la cosecha. Los 
exaricos, unas veces aparecen arrendatarios libres, y otras siervos adscrip- 
ticios, de origen musulmán generalmente; los de 'al procedencia no podían 
ser presos ó maltratados por su señor, pero éste se hallaba autorizado para 
confiscarles los bienes con justas causas. Solían pagar de censo la quinta 
parte de los frutos. La enajenación de un exarico solía llevar consigo la de 
sus hijos, y á veces la de tod^ su posteridad, (^nf. Mezquinos y exaricos. Da- 
tos para la Historia de la servidumbre en Navarra y Aragón, por D. Eduardo 
de Hinojosa. Publicados en el Homenaje á D. Francisco Codera, págs. Í23 
á 53i. 



LA SERVIDUMBRE ADSCRIPTICIA EN RIBAGORZA 203 

manso, se conocieron también en Ribagorza, según consta del 
anterior documento y de otros que ponemos á continuación. 

El nombre de capudmasos que se daba á estos siervos, y de 
m¿ínso al terruño donde vivían apegados (i) muestra que su 
principal condición jurídica, á más de ciertas prestaciones, con- 
sistía en ser inseparables del predio. Juzgamos opinión bastante 
probable que la voz remensa venga de redimentia, pero fué 
de uso tardío, pues las instituciones se designan generalmente 
por una de sus condiciones esenciales con que nacen, y claro 
está que la remanentia fué la que caracterizaba á este género 
de servidumbre; la redimentia no se conoce en muchísimo 
tiempo; se concede luego cuando la institución decae y tiende 
á desaparecer por anacrónica, y es un medio de que aquellos 
siervos adquieran la condición de hombres libres (2). 

Probablemente el origen de los siervos de remensa fué más 
bien romano que germánico (3); de todos modos es institución 
muy antigua; puede afirmarse con certeza que existía ya en la 
España visigótica, aunque el Fuero Juzgo, atento á legislar de 
los siervos fugitivos y de sus encubridores, no trata de los de 
remanentia, para quienes únicamente regiría la costumbre, 
muy firme y general cuando no había necesidad de sancionarla 
con preceptos legislativos. De Francia existen documentos mu- 
cho más antiguos que los de España, en que se habla de los 



(r) De donde también se derivan los nombres más y fnasia. 

Federico Mistral en sus notas á A¿íireya, dice que la palabra Mas (Lou 
mas di Falabrt'go, dc^nde el cestero Vicente cono e á Mireya) es de origen 
céltico, y que Massalia (Marsella) suele derivarse de Mas Salyum, habita- 
ción de los Salyos. 

(2) Los calificativos de homines de redempiione y homines di redimentia 
no son anteriores al siglo xii, cuando tal género de servidumbre iba deca- 
yendo. 

(3) El nombre de manso, d vivado de mansus, participio de maneo, es, 
ere, demuestra que el origen de los siervos de remensa fué irás bien la- 
tino que bárbaro. 

Pujades (Crónica universal del Principado de Cataluña, tomo VI, pá- 
gina 59) defendió una peregrina teoiía del origen que tuvieron los pageses 
de remensa: cuando el Emperador Cario Magno y su hijo Ludovico em- 
prendieron la conquista de la Marca Hispaniza, no quisieron ayudarles mu- 
chos crisiianoi de esie país, y juzgando inhumano degollarlos, por ser tan" 
tos, los condenaron á servidumbre, lo mismo á ellos que á sus descen- 
dienies. 



264 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

mansos, ó de los hombres adscriptos á ellos; tal es la venta de 
algunas fincas en el Pincerais, fechada á 5 de Junio del año 769: 

Et est ipsa pecia de maso in villa Pociollus in pago Pinciacinse. 
Et accibimus de vus precium taxatum qua nubis conplaguit et con- 
vinit, hoc sunt in argenti solledos, III tantum. Post hunc die ipsa 
pecia de maso abias, tenias, vindere, donare, transmutare quitquit 
exinde facire voUuires libera et firmesima in ómnibus abiis potesta- 
tem at faciendi que volluires et de meo juro potestate in tua trado ad 
domenandum ut post hunc die si ego ipsa ullus eredis meus seu ex- 
trania persona qui contra vindicione ista at me facta venire aut ec- 
contra ipsa adom... se volluiret inter te et socium fisco auri libera 
una argenti soUedis LX conponat et quod petit non vindicit, et vin- 
dicio ista omnique tempore firma permaniat cum extiblacione sub- 
nexa (i). 

La donación de siervos es muy frecuente en los diplomas 
regios; en el año 11 16, queriendo Pedro Sánchez mostrar su 
devoción á la iglesia de Calasanz, le dio tierras de labor, unas 
casas en Monzón y en Barbastro y dos pageses con todo su alo- 
dio, palabra que aquí retiene su antiguo significado de peculio, 
de conjunto de bienes (2). 



(i) Reproducido por a. Giry en su Manuel de Diplomatique. París, 1894. 
Pág. 439. 

(2) In Dei nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti amen. Ego Petrus 
Sancii Dei gratia rex, placuit michi libenti animo etspontanea uoluntaieet 
dono domino Deo et ad illo abate de Sancto Bartolomeo de Calasanz ibi in 
ipsa uilla de Calasanz uno homine nomine Cipriane, cum toto suo alode 
quod habebat et erat tenente die quo ista carta fuit facta. Et in Acannui 
similiter uno homine nomine Algiuna, cum tota sua hereditate unde erat 
tenente die quo ista caria fuit facta, et quod sedeat hoc totum ad honorem 
et seruicium Dei et de iam dicto altare Sancti Bartolomei et de ómnibus 
hominibus ibidem seruientibus per sécula cuneta. Dono ibi similiter in cas- 
tro tota illa hereditate de mea laborancia propria quod ibi abebam die quo 
ista carta fuit facía, simul cum illa uinea quam ibi abebam, libenti animo et 
sponianea uoluntate et propter amorem domini mei Ihu Xpi atque gloriosis- 
sime Virginis matris eius Marie,et omnium Sanctorum,et propter remedium 
anime mee uel omnium parenium meorum dono et concedo atque confirmo 
domino Deo et ecclesie beatissime Marie de Alagone illas casas de Ramondo 
Guielmo et de Petro Guielmo suo germano, quas habebant in Monteson et 
in Birbastro, cum totis suis hereditatibus et uniuersis suis pertinenciis, et 
cum ómnibus suis diretaticis quod illis ibi periinet uel pert nere debet quo- 
modo isti predicti fratres fuerunt inde unquam plus melius tenentes. Et 
hoc donativum totum ab integro sicut superius scriptum est laudo et corro- 
boro ut ab isto die in antea firmum et salvum et liberum et ingenuum sine 



LA SERVIDUMBRE ADSCRIPTICIA EN RIBAGORZA 265 

La triste condición de los siervos ribagorzanos y aragone- 
ses, continuada en algún modo hasta el siglo xvii, en los vasa- 
llos signi servitud se ve en un diploma de Ramiro I, por el que 
da al monasterio de San Victorián dos hombres con todos sus 
bienes presentes y futuros, sus hijos y toda su descendencia (i). 

Arnal Bernardo, de Benasque, dio á la iglesia Catedral de 
Roda, en el año 1092, gobernándola D. Raimundo, un siervo, 
no sólo con todos sus bienes, muebles é inmuebles, más tam- 
bién con sus hijos y toda su posteridad, confesando que no ha- 
cía sino cumplir la voluntad de su hermano García Bernardo, 
consignada en testamento (2). 



ullo malo censu permaneat ad seruicium Dei omnipotentis et predicte eccle- 
sie beate Marie atque ómnibus ibidem Deo seruientibus tam presentibus 



quam futuris per cuneta sécula amen. Signum ^ Adefonsi Imperatoris. 

Facía uero carta Era M^C'^L^IIIP in mense lanuario apud locum et ui- 
llam que dicitur Filero, que est in ripa de Pisorga, regnanie me, Dei gra- 
tia, in Toleio el in Castella et in Aragone et in Pampilona siue in Su- 
perarbi atque in Riparcorcia; episcopus Stephanus in Osea; Petrus epis- 
copus in Irunia; domnus Ramundus episcopus in Barbastro; Sancius epis- 
copus in Nagera. S. Acenar Acenarez in Funes et in Sancto Stephano de 
Gormaz. S. Lope López in Calagorra. S. linneco Galindez in Sos et in 
Ablego. S. Fortunio Dat in Barbastro. S. don Aizon in Monteson et in Bol- 
le. S. Fortunio lohannes in Montecluso et in Atanares. Don Pere luzbert in 
Azanui. Don Banzo Gombal in castro Muniones et in Capella. 

Ego quidem Garsias scriptor, iussu domini mei Imperatoris hanc car- 
tam scripsi, et de manu mea hoc signum feci. (Cartulario de A laón, fo- 
lio 75 V. y 76 r.) 

(i) Concedo supradicto monasterio unum hominem in villa Alas- 
core (a) nomine Oriolus, cum uxore sua Elo, et alium hominem in villa 
Luzares cum filiis et filiabus suis, et alium hominem in Latre, nomine Fe- 
ratum, et in villa Foratata fiüos Centelli Gimarane, tt Foulem (sic) cum 
uxore sua et filiis; hos homines supradictos dono jam dicto monasterio 
cum domibus et uxoribus suis, cum filiis et filiabus suis, et cum universis 
posteritatibus suis, et cum ómnibus que posident, vel in antea augmenta- 
re, comparare vel escalidare potuerint, ipsi et omnes generaiiones eorum 
per sécula seculorum. fPr/ViVe^/o de Ramiro I en que refiere la antigüe- 
dad del monasterio Asanense. Año 1044 ) 

Publicado por Fr. Ramón de Huesca en el tomo IX del Teatro histórico 
de las Iglesias del rey no de Aragón, págs. 427 á 481 . 

(2) In Dei nomine, ego Arnalus Bernardi de Benascho fació donationem 
domino Deo et Sancto Vicencio de Rota et de eius episcopo Raimundo, 
de uno homine Sinifreo et de filiis et íiliabus eius ct de omni posie- 

(a) Lascuarie, pueblo del partido judicial de Benabarre. 



266 



NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



Con las mismas condiciones dio Gozperto, un siervo al mo- 
nasterio de Alaón, en tiempo del abad Bernardo (i). 

Ceder un hombre como se pudiera regalar una bestia era 
ya de suyo inhumana; pero aún resulta más extraño que el 
donante se mostrase liberal pensando con ello ganarse un 
puesto en la gloria eterna, y para que la donación de un siervo 
resultase completa, añadían hasta la suegra de aquel desdi- 
chado (2). 



rítate illius et de homnibu'^ que habent et habere debent, chasis, chasali- 
bus, terris, uineis, ortis, arboribus siccis, viridis, eggesibus (sic) regressi- 
bus, cuUuris, laboribus, lab >randis, carriciis, siluuis (sic) paschuis, pas- 
turis, ¡n aquis, ¡n aqueduciibus, in molibus (sic) et in inmobilibus, et in 
ómnibus que habent et adquisituri sunt illos, et omnia eorum ab integrum 
do et in perpetuum trado Deo et Sancto Vicentio, et auenit michi a patre 
meo per alodiu et diuiseram alodium cuín fratrem meo et sororibus meis 
et orno (a) iste cum ómnibus que abeba accidit ad pariem fratris mei Gar- 
cía Bernardi, et frater meus pro animam suam comísit íllum et omnía sua 
Sancto [Vincentiül (b) set ego Arnallus noilens adquiescere peticioni fratris 
mei post moriem eius rccuperauil eum et tenui eum in domino, et quía 
debebam quinquaginta uncías auri ualenlini sed pecatís meis exigentíbus 
Raimundo episcopo propter illas unceas et propter malta mea peccata, et 
pro anima fratris mei ut Deiis nobís ^faciat? misericordia dono ominem 
cum ómnibus suis per ueram fidem ex toto Deo et Sancto Vincentío cum 
concilio Gillelmi Arnali de íesiaui et fratrum eius Petrí et Petri Rogerii 
et Petro Roballe... Visores et auditores ístius donationís fuerunt Bernardus 
de Alaonis. Beril^nus aba Sancti Andre; Petrus Rogerii de Girb; Gaceran- 
dus de Capella; Ro'landus Raimundi de Siculus. Facta est carta donationis 
anno M.° LXXXXIT dominice íncarnacionís, XV kalendas íanuarii LXVJ 
era I.*... Cartulario de Alaón, fol. 121 v. y r. 

(i) In Dei nomine, ego Gozpert filius Raimundi fació carta ad Sancta 
María Alaonis de UTO homine qui est in castello Aulas, nomine Altemír 
Barón, cum suam partem et homnem suam posteriíaiem, cum ómnibus 
que habet et habere debet ípse et posierítas eius. Et hoc fació per bona 
uolumptate et bono animo sine ullo ingenio malo ut in diebus meis ego te- 
neam, et post obitum meum sit líber et ingenuus de Sancta María... Signum 
Guilermí ñlius Redballi. Signum Krmengaudí fiíius Giruerga; visores et 
auditores Bernardus prior. Miro presbiter. Baro presbíier. Ato levit-*. Facta 
carta donacionis 111° iCal. Aprilis luna XX^. — Signum ^ Boneti filio loz- 
perti. (Cartulario de Alaón, fol. k>i r.) 

(2) In Dei nom ne, ego Rodland, filio Raimundus et filio Enginelles, 
fació carta ad Sancta María de Alaone in manu Bernardi abbaiis et cunctis 
fratribus eius qui ibí sunt uel adueniendí sunt, propter remedium anime 
mee uel parentum meorum, dono Alír Arioif cum uxore sua Tota et socra 

(a) Tachado e. 
{b ^ Tachado ad. 



LA SERVIDUMBRE ADSCRIPTICIA EN RIBAGORZA 267 

Con ser un hecho cierto que cuanto adquirían los siervos 
de la gleba solía ser considerado como perteneciente á sus due- 
ños, y así consta en muchísimos documentos, lo expuso con 
alguna vacilación el Sr. iMuñoz y Romero, quien escribe: 

Sin embargo, no debían disponer libremente de estos bienes [que 
adquirían], sin el consentimiento de sus señores, porque en muchas 
escrituras antiguas vemos que donaban los adscriptos, juntamente 
con los bienes que tenían, los que pudiesen adquirir ellos y sus des- 
cendientes (i). 

Un siglo más adelante ya se dulcifica algo la suerte de aque- 
llos hombres, y no siempre se transmiten con su progenie, se- 
gún vemos en este documento del Rey Monje: 

In Xpi nomine et indiuidue Trinitaiis. Ego Ranimirus Del gra- 
tia rex, fació hanc karta donationis et confirmaiionis. Placuit mihi 
libenti animo et obtimo corde et dono ad Deo, et Sánelo Vincencio. 
et beato Raimundo, et ad ipsis kannonicis qui sunt ibi statutis; dono 
ibi ipso meo clauero qui fuit ibi m Rota, pernominato Pere Galin, 
et Mir Galin, ambo fratres, etBonum Vital, cum quantum habent et 
abere debent qui ad clauaria de rege pertinet, et cum totum censum 
quod mihi faceré debent; dono et confirmo uobis propter amore Dei 
et animabus parentum meorum, et fratribus meis, et per memedip- 
sum quod Deus mihi adiuvet in totas meas rancuras ubicumque mihi 
opus íuerit, ut abeatis et teneatis ad propriam hereditate per íacere 
inde totam uestram voluntatem, salua mea fidelitate et deomni mea 



posteritaie, per cuneta sécula seculorum, amen. Sig A | *i* Q num 



regís Ranimiri. Facta ista karta Era MCLXXII in mense Septem- 
brio, in uilla que dicitur Kastro (2). 

Verdad es que no siempre la condición de los pageses de 
remensa fué tan dura; desde el siglo xi suelen estar limitadas 
sus prestaciones; pueden adquirir y poseer bienes, y más que 
su persona, se transmiten por donación ó compraventa los ser- 
vicios personales ó las rentas que habían de dar á sus señores, 



sua Regales, et genersuus Barón At, et uxor sua Ores cum filiis uel filiabus 
suis, cum casas, cum casa ibus, cum omnia que abent uel augmentare 
potuerint, et ego Ramón Rollan laudo et confirmo hanc donacionem quem 
fecii pater meus et propria manu hoc Sig. ►?< fació pro me et fratres meos 
et posteriíate mea. (Cartulario de Alaon, fol. loi v.) 

El abad Bernardo, en cuyo tiempo se hizo esta escritura, vivió á fines 
del siglo XI (desde el año loy.S) y comienzos del siguiente. 

(i ) Del estado de las personas en los reinos de Asturias y León. Madrid, 
i883. Pág. 65. 

(2) Archivo de la catedral de Lérida. Documentos de la iglesia de Roda. 



268 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

viniendo á ser una especie de solariegos, aunque no separados 
del predio á que se hallaban adscritos, con el cual eran trans- 
mitidos; tal fue un Guillen Per, donado en 1124 al monasterio 
de Obarra, cuyas obligaciones consistían en pagar siete hoga- 
zas, un cuarto de carnero, un pernil de tocino y otras cosas (i). 
A pretensiones análogas estaba obligado otro siervo que 
por donación adquirió el monasterio de Obarra en el año 1218, 



(i) Ego Poncius et uxor mea Orracha simul cum filiis nostris uel filias, 
facimus donativum Deo et Sánete Marie de Ouarra propter remedium ani- 
marum nostrarum et parentum nostrorum et pro anima de filio nostro Ar- 
nal, donamus unum hominem in Chaluaria, qui uochatur Guillem Per, 
cum suo chapud manso et cum omnia que ad capud mansum pertinent, et 
est iste capud mansus super illum chastellum de Chaluaria, et facit nobis 
seruicium VII fogacas et uno quarter de molton et una perna de meliore 
porcho quod occidit, et si porcum non occiderit, una perna de molton, et 
emina e media de uino et 111.^ eminas de ordio, et tota sua decima, et sua 
pre.era et alios seruicios quos debet faceré... Facta charta in mense Marcio 
anno regnante Raimundo chomite in Barchinona et in Aragone, Era 
Al.C.LXII. Episcopus in Rota, Guillem Per. (Arch. Hist. Nac. Doc. de Oba- 
rra. 68. P.) - 

El obispo Guillen Per, ó Pedro Guillermo, lo fué de Barbastro y Roda, 
según el P. La Canal (España Sagrada, tomo XLVI, pág. i58), durante los 
años li 26 á II 35. En 1 1 3o asistió á la consagración de la iglesia de Tolva. 
Murió en el cerco de Fraga. 

Habet Sancta Maria de Alaon homines in Castanesa. In primis in Cas- 
tanesa superiore Atho ministrabilis, et alius Atho, et alium capmaso de Du- 
ran Lal, et in alia Castanesa subteriorem capmaso de Bardina, et alio cap- 
maso de Altemir Ranui, et in uilla Arnannui Abegons. 

De capud maso de Bella ad Omnium Sanctorum IlIIor panes fórmenlos, 
et un sester ordei, et uno cáseo obtimo; ame die Domini Ilílof panes, et ses- 
ler ordei, et P perna de porco si occidit; sin autem, I^ perna de molton ob- 
tima, ita ut una costa se teneat. Si uacca occidit, una ancha. De capmaso 
de Galin Eizons similiter. 

Isii suní censarii nostri de Castanesa; Bernard Petri debet VI panes et 
pernam; Bernard Galindi VII panes, sester ordei, sester auena, et perna, et 
cáseo. Guillelmus Baronis, similiter. Raimundus Altemiri, Vil panes, per- 
nam, sester ordei et aliud auene. Raimundus Dachoni, similiter. — ^Car/u/a- 
rio de Alaón, fol. 38 v.). Documento en letra del siglo xii. 

Capud breue de Cellis. In primis Ffeiret de Celles I seruicium duas fo- 
ga*^as; I quarter de molto; I sester de ceuada; miya mina de ui. Marti de 
Capdeuila, similiter. Marti d'Erui, similiter. A. de Malpas siue de Lascha- 
nada, similiter. Omnes isti faciunt pernam porci, excepto Feiret, et pregera 
et forma iuris, et alia seruicia que homines de alodio debent faceré domino 
suo. De Petra. Imprimís Dalmau III quartes de molto, et I sester de ui et 
sester de ceuada, et III fogaces; decimum de nucimento et de ómnibus alus. 



LA SERVIDUMBRE ADCRIPTICIA EN RIBAGORZA 269 

una de las cuales era el diezmo de los frutos (i). Hecho que, lo 
mismo que otros muchos, prueba cuan equivocada es la opi- 
nión de que las clases populares estaban en la Edad Media ex- 
cesivamente recargadas de tributos: unos cuantes panes, un 
queso, una pequeña cantidad de cebada ó avena y una pierna 
del animal que mataran cada año para su gasto (vaca ó cerdo) 
era lo que solían pagar á sus amos los siervos de Ribagorza en 
los siglos XII y XIII. 

En el siglo xiii, muchos de los pageses nbagorzanos pasa- 
ron á la condición de censatarios, y pagaban un canon que so- 
lía consistir en jamones, hogazas, gallinas, vino y cereales (2), 



R. Bernard similiter, et mayal et questiam de diñes, et de uino et de pane. 
P. de Bareda III fogaces, II partes de molto et una cañada de ui, et perna, et 
un sester de cenada, et cenam... — (Cartulario de Alaón, fol. 84. v.) 
' In Dei nomine, ego Pere Gauzpertus et uxor mea domina Orracha, et 
fiiii mei Bernardus, et Petrus, et Guilelmus Petrus canonicus, et Bertran- 
düs et Guilelmus, Petrus castellanus, et filie mee, donamus Domino Deo 
et Beate Marie Alaonis, et uobis domno Bernardo abbati... vno homine in 
Suppetrunio, nomine At lohan, et Uvirana uxor sua, cum suocaputmanso 
et cum omnia que Ijodie habet et in antea accaptare potuerit ipsi et omnis 
posteritas eius, et debent censum faceré ad Sancta Maria et ad abbatem et 
ad monachos eiusdem loci, idest ad festa Sancti Micahelis lí^s íochazas obti- 
mas, et unas iunctas de carner, et un sester de ciuata, et una emina de uino; 
ad Natalem Domini, II^s bonas fochazas, et perna de porcho, si occidit, el I 
sester de ciuata, et una emina de uino; ad kalendas Maii II*s fochazas et I 
corder, et per mugiada I semodio formenti et alio ordei; et per árida I car- 
ner soller si dúos boves habet; si unum bouem habet, IlIIor argénteos, et 
queslia sicut alii vicini... — (Cartulario de Alaón, fol. 3/ v. y 38 r.) 

([) In Dei nomine et eius diuina gratia. Ego Bernardus et Raimundus 
de Aspes, simul cum fratribus nostris facimus donativum Deo et Sánete 
Marie Ouarre et aliorum Sanctorum qui ibidem sunt, propter remedium 
animarum nostrarum uel parentum nostrarum (sic) et pro anima de matre 
nostra dópna Eligsendis, donamus unum hominem in uilla Aspes, qui uo- 
catur Petro Salad, cum suo capud manso et cum omnia que ad capud de 
mansum pertinent. Et est isle capud de mansus prope ecclesia que uocatur 
Sancto Justo, et facit nobis seruicium decem et octo panes, et V quartas de 
molton, el una perna de meliore porcho quod occidit, el IIIIo'" sesiers auena 
et líos sesiers ordei, et tota sua decima de omnia que possidet et... alios ser- 
uicios quos debet faceré... Facía carta donacionis in mense Aprile Era 
M.^CC^^L.^VI.* regnante Jacobo rege in Aragoni et in tolo suo regno. — Ar- 
chivo Hisi. Nac. Obarra. 9?, P. 

(2) In nomine Domini, notum sil cunctis preseniibus et futuris quod 
ego domna Alda de Ayscle dono domino Deo el Beate Marie Alaonis, ul 
mihi sil requies in die iudicii, unum caputmansum in ipsa uilla de Cellis, 



270 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DK RIBAGOBZA 

En ocasiones, el donante de pageses no cedía en vida más 
que los servicios de éstos, quienes, á la muerte de aquél, entra- 
ban por completo en poder del donatario; así en tiempo del 
abad Bernardo, que vivió á fines del siglo xi, Arnal Ramón 
otorga al monasterio de Alaón un siervo, obligándose él á 
cierto género de milicia en defensa del convento (1). 

Muchos pageses de remensa obtuvieron en Ribagorza la 
condición de villanos solariegos, antes que en otros países, y 
gozaron muv pronto de derechos que en Castilla no adquirie- 
ron hasta fines del siglo xiv, pues el Fuero viejo, aun tratán- 
dose de los «que son pobradores de Castiella de Duero fasta en 
Castiella la \'ieja, el señor nol'deve tomar lo que a, si non 



in capite de uilla, nomine P. de Ruio, cum suis usaticis, scilicet, perna de 
porco, et Ii'''s fagazas, et una cañada de ui, et I sester d'auena, et altra part 
duas gallinas, el IIK's fogaces, e miya mina de ui, et I sester de ciuada; quod 
est acium Xll kalendas Januarii, anno Domini M."CC° quadragesimo V.° 

Signum Alde Andrre. Signum B. de Miral et A. de Pallerol testium. P. 
de Lastnrri hoc scripsit et eius sig^J^num. 

In nomine Domii.i, notum sit cunctis presentibus atque futuris qualiter 
ego A. de Aiscle, de bono corde et spontanea uoluntate, cum consilio et 
uolunlale Alde, filie mee, et fratrum meorum... dono dommo Deo et Beate 
Marie Alaonis, et tibi Bernardo eiusdem ecclesie abbati, et frairibus tuis mo- 
nachis, ei cunctis donalis, unum excusalum in Cellis, nomine G. de Lascha- 
nada, cum ómnibus suis periinenciis et possessionibus et usaticis.. ; et pre- 
dictus excusatus debet daré per usaticum 11»^ fogagas pañis, unus emin 
farine et media cminna uini et I sester aaene, et pernam porci, et pregeram 
et ospitium si opus fuerii. Facta ista carta 1111° Kalendas Nouembris anno 
Domini incarnacionis M°CC." V regnanie Petro rege in Aragone. Sig^num 
A. de Ayscle qui hanc cartain rogauit scribere et testes firmare. Sig^J^num 
Alde filie mee. Sig>í<num P. de Ayscle. Sig>í<aum Bernard de Ayscle fra- 
irem mcum...— (Cartulario de Alaón, fol. 34.) 

(i) In Dei nomine, ego Arnal Ramón miles de illo Castclleto, dono cor- 
pus meum Deo et beate Marie Alaonis in manu domni Bernardi abbatis ce- 
terorumque fratrum, ul in diebus uite mee sim miles de Sancia Maria et 
de abbate et de monachis qui ibi habitant, et mito uno homine nomen 
Ramón Mir in illo Gastelleto |ut| in uita mea habeat uno seruitio Sancta Ma- 
ria de Alaon et monachi, idest Ules fogazas et emina uini et un sester ceua- 
da, el quarter de carn, et post obitum meum remancat ad Sancta Maria ab 
integrum quod hodie abet et in antea acapitare potuerii descalidis et de com- 
paras et de examplis, et uno lectulo óptimo qui ualeat Xem solidos Pnliaren- 
sis. Sig^num Arnal Ramón qui ista carta mandauit scribere et testes fir- 
mare. Testes sunt Ramón Mir abbate de Miralias, et Berengarius sénior de 
Annouals. Bernardus prior scripsit et hoc signum >h fecit. {Cartulario de 
Alaón, fol. 52 v.) 



LA SERVIDUMBRE ADSCRIPTICIA EN RIBAGORZA 27I 

ficíer por que; salvo sil'despoblare el solar, e se quisier meter 
só otro señorío; sirfallare en movida, ó iendose por la carrera, 
puedePtomar quanto mueble le fallare, e entrar en suo solar, 
mas nol'deve prender el cuerpo, nin facerle otro mal» (i). 

En Ribagorza, por sentencia que dieron en el año i 1 19 
Poncio, abad de San Victorián, y Bala, prior de Obarra, se es- 
tableció que los solariegos de varias aldeas pudiesen cambiar de 
domicilio al casarse, y llevar consigo los bienes muebles, que- 
dando las fincas que cultivaban á cargo de los demás villanos 
adscritos á ellas, y pro indiviso (2). 

La emancipación de estos siervos, iniciada en el siglo xi, 
avanza con más rapidez en los siguientes, quedando reducidos, 
en la mayor parte de los casos, á la condición de censatarios; 
así vemos que en el año 11 12, Bernardo, abad de Alaón, dio 
carta de franqueza y libertad á un siervo del mismo nombre y 
á su mujer Ermengarda, con tal que siguiesen pagando al mo- 
nasterio los diezmos y las primicias. Como era lógico, la inge- 
nuidad se refería también á los descendientes, que antes eran 
concebidos y nacían con el pecado original de laservidumbre (3). 



(i) Libro i, título VIÍ. 

(2) In Xpi nomine. Notum sit cunctis quod homines de Sancto Cirico 
abuerunt contentionem cum hominibus de super casa Lifred, er homines 
de Solano requirebant pacem in iiereditate Sancti Chirici, et ante domnum 
Poncium abbatem Sancti Victoriani, et domnum Ballam priorem Ouarre. 
Et ipse abbas et ille prior ordinauerunt et constituerunt ut una consuetudo 
esset de Magarrofas^ et de Sancto Auentino, et de illa Turre, et de Bescaras, 
et de Sancto Jacobo, et de illos Campos, et de Solano, et de Sancto Chirico, 
et ordiíiauerunt ut si quis homo uel femina egrederet de istis supradictis lo- 
cis super uxorem uel super uirum, cum auere niobile exeal; hereditas uero 
nullo diuidatur, sed semper ipsi abeant et possideant sine ulla diuisione ab 
integro qui habitare uoluerint in domibus. Hec institucio sicut supradictum 
est facta est in presencia domni Poncii abbati snprascripti, et domni Baile 
prioris iam dicti, cum consensu et volúntate omnium hominum qui in 
predictis locis eo tempore erant, in Era M.* C.'^ L.^ VII.'' regnante Adefonso 
rege in Pampilona, in Aragón, in Suprarbe et in Ripacurza. (Archivo His- 
tórico Nacional; copia del siglo xii; perg. Doc. de Obarra, 63, P. bis.) 

(3) In Dei nomine, ego Bernardus abbas et cuneta congregacione Sánete 
Marie Alaonis, idest Vitalis prior, et Dominicus presbiter, et Miro presbiier, 
et Guillermus presbiter, et alius IJvilelmus diachonus, et aliorum mona- 
chorum qui ibidem sunt, propter tuum bonum seruicium quod fecisti et 
facis uel facturus es ad Sancta Maria et ad nos, facimus tibi Bernardo ma- 
gistro el uxori tue Erniengard el filiis uel filiabus luis de legitimo coniugio, 



272 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Los pageses llamados de remensa fueron conocidos en Ara- 
gón y Sobrarbe con el nombre de excusados. El censo que so- 
lían pagar, era el diezmo de los frutos, á más de otras presta- 
ciones personales, y su transmisión iba también acompañada 
de cuantos bienes poseían ó adquiriesen en lo futuro, y se ex- 
tendía á su descendencia. Así, que, intrínsecamente venían á 
ser lo mismo que dichos pageses. 

Tal se ve en dos documentos de Ramiro I, el segundo de 
ellos inédito, y en otra donación otorgada en el año io55 por 
Atón Galinz: 

In Xpi nomine et eius diuina clemencia. Ego Ranimirus Rex, 
Sancione regís filius, considerans delicta parentum meorum, patris 
et matris mee et omnium decessorum meorum, necnon delicta mea 
parcenda, símul cum uxore mea Ermesinda, dono et concedo sánete 
Dei genitricis Marie, Sanctique confessoris Victoriani et omni 
agmine sanctorum quiescentium, et lohanni abbati et monachis ibi 
degentibus, presentibus et (a) futuris, dúos excusatos in uilla Alas- 
corr(i), Oriol Zaracuz (b) simul cum uxore sua Elo, et filiis et 
filiabus eorum; et Galin cum uxore sua Matrona, (c) et filios eorum 
Martino et Eortunio et Stephano et Oria. Istos excusatos dono in 
monasterio Sancti Victoriani cum omnia que habent uel in antea 
augm.entare, acaptare, comparare [et] scalidare potuerint absque 
ullo retinimento, et in istos excusatos tale fació decretum ut omnes 
filii uel filie qui de eorum posteritate nascituri sunt, in monasterio 
Sancti Victoriani perhenniter seruiant sine ullo blandimento senio- 

Varianles de B: 

(a) atque. (b) Aracuz. (c) Martina. 
et ad omnem posteritaiem tuam, sic facimus cartam libertatis et de fran- 
cheza de omnia quod hodie habes uel deincebs augmentare potueris tu et 
posteritas tua, ad fidelitalem Sánete Marie et seruicium sibi, ita ut nulli se- 
niori nuilum reddas censum,nisi quantum tua fuerit uoiuntas, excepto de- 
cimas uel primicias quas reddis beate Marie Alaonis et ibi seruientibus; 
hoc totum facimus pro bona uoluntate et propler te, sine ullo malo ingenio, 
el est manifestum. Quod si ego Bernardus abbas, aut decessores mei, uel 
presentes monachi aut futuri, aut aliqua persona parva uel magna qui con- 
tra hanc cartam uenerit ad disrumpendum, non ualeat, et auri G"^ libras 
componat, et postea ista carta firma permaneat omni tempore. Facta est 
huiusmodi scriptura hec VI idus lanuarii, anno ab Incarnacione Domini 
M^C^XII, regnante Eldefonso rege, Ramón Guielm episcopo in Ripacurcia. 
Sig>í<num Bernardi abbatis qui hanc cartam rogaui scribere et testibus ro- 
gaui ut sua signa facerent. Sig >í( num Bertrán Oliuer Sig ^ num Pere Alh; 
hii sunt lestes. Dominicos indignus Dei sacerdos scripsit hoc sub die et anno 
quo supra. (Cartulario de Alaón, fol. q8 r.) 
(I ) Hay Lascuarre, en el partido de Boltaña. 



LA SERVIDUMBRE ADSCRIPTICIA EN RIBAGORZA 278 

rum, uel uicarii, et sint semper cum omnia que habuerint de eodem 
loco, donent in ibi decimas suas de omnia que abuerint uel posside- 
rint, de terris, de uineis, de ortis, de cannamaribus, de linaribus, et 
de bestiis, et de omni nutrimento suo. Insuper dono et afirmo (a) in 
predicto (b) cenobio beati Victoriani unum campum meum in Alas- 
corre, in ipsa fita in eolio Marches, et habeant et teneant illum cam- 
pum supra dicti homines pro Sancto Victoriano, (c) et donent de eo 
primiciam et decimam in cenobio iam dicto. Ad Orientem de isio 
campo, illo torrente cum fonte, et illa millera; per capud, costa in- 
festa, insuper dono eis libertatem et franchezam de quantum com- 
parare, exampiare et excalidare potuerint siue de infanzones, siue 
de meos villanos sine {sic) capdemasum integrum. Aliud totum ha- 
beant (d) franchum et ingenuum absque mala uoce, et decimam- 
donent Deo et Beate Marie et Sancto Victoriano. Quisquis uero ex: 
(e) meis uel extrañéis^ uiri {/) aut femina qui hanc oblacionem nos- 
tram (g) inquietare uel disrumpere voluerit, sit maledictus et anate- 
matizatus et a liminibus sánete Dei Ecclesie extraneus, et cum Datan 
et Abiron, et cum luda Scariot in infernum porcionem recipiat et 
hanc oblacionem meam firmis permaneat in iam dicto monasterio. 
Pacta carta in mense Madii, (h) die Kalendarum lanuarum {sic} 
die IP (/) feria, Era M." LX,^ I.^ {sic) regnante Ranmiro rege in 
Aragone et in Ripacurza et in Suprarui et ultra. 

Ego Ranimirus rex laudo et confirmo hanc cartam et hoc signum 
@ fació. 

Ego Sancius Ranimiri regis filius, prolis Ermessende (/) et me 
laudo hanc cartam et hoc signum ^ fació. Sig ^ num Arnulfi epi- 
scopi Ripacurcensis. 

Ego Exemenus presbiter, notarius Ranimiri regis, per manda- 
mentum domini mei hac cartam scripsi sub die et anno quo supra,, 
et hoc signum >^ de manu mea feci (i). 

In Christi nomine. Ego Ranimirus, Dei gratia [Rex, una] cum. 
uxore mea Ermesinda, pro remissione omnium peccatorum nos- 
trorum, et pro animabus patris et matris nostre et omnium pa- 
rentum nostrorum, dono Deo et ecclesie Sánete Marie et Sanct» 



{a) adfirmo, {b) supra dicto, (c) per Sanclum Victorianum. (d) ha- 
bebant. (e) de. (/) uir. {g) meam. {h) Madio. (/) XI. ° (j) Ermessindis. 
regine. 

(i) Copia de fines del siglo xii. Pergamino. Al dorso: «Carta Real de 
Alascorre.» Nichil valet. (Doc. de San Victorian.) 

Hay otra del siglo xiii. Pergamino. Al dorso: «Cajón segundo, núm. i.» 
La hemos designado con la letra B. 

Otro texto fué publicado por D. A. Ibarra en sus Doc. de Ramiro /, pá» 
gina 54. 

18 



274 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



Uictoriani, et monachis ibi Deo seruientibus, presentibus atque 
tuturis, unam ecclesiam in térra Gallecho, que est fundata in 
honore Sancti MichaeUs archangeli, prope Calonica baasa, cam 
ómnibus que ad ipsam ecclesiam pertinerii, terris, vineis, cultum 
et incultum, mobile et immobile, uel omnia que olim iuris sui fuis- 
se noscuntur. Totum ibi dono et concedo, et dono ibi uno campo 
in Suprarbi, in loco ubi dicitur Beleserri, in. territorio Portulas, 
cuius terminum omnes sciunt, et dono tres escusatos: in Toleto (i) 
filius Senteri, Durando presbitcro, cum fratribus suis; in Aráoste 
Ato Sanzoli, cum íiliis suis, et in Buili Exemeno presbítero cum 
ecclesia Sancti lacobi; istos dono cum omni sua posteritate, cum 
ómnibus que modo abent et in ante augmentare potuerint ipsi et 
omnis postcritas eorum, et firmo ibi dúos escusatos quos pater 
meus dedit Sancto Uictoriano in Jaro (2) Barone presbítero, et Al- 
bino fratre suo; in Coscollola, Centullum cum filiis suis, cum ómni- 
bus que modo abent et in ante augmentare potuerint ipsi et omnis 
posteritas eorum; et dono ibi aliam ecclesiam prope uillam Araost 
que est íundata in honore Sancti Laurentii, cum ómnibus que modo 
abet et in ante augmentare potuerint qui ibi fuerint; et fació uobis- 
cum concamio quod mihi et uobis placet, [et] accipio de uobis here- 
ditatem que fuit de Ansilane presbítero in septem castella, ab inte- 
gro, et dono Sancto Uictoriano, domno Gamizane de ípso pueio de 
uilla fossato, cum omni sua posteritate, cum ómnibus que modo abet 
et in ante augmentare potuerint ípse et omnis posteritas eius. Simili- 
ter dono in Petra rúbea unum escusatum nomine Adroer, cum omni 
sua posteritate, cum ómnibus que modo possidet et in ante ípse et 
omnis posteritas eius augmentare potuerint; et dono aduc alium es- 
cusatum in Salinas, nomine Banzo, et in muro maiore, Baila et Gen- 
tullo, et in Sancto L'incentio, Banzo Gallones; istos totos escusatos 
supra scriptos dono Sancto Uictoriano cum totas suas posteritates 
€t cum ómnibus que modo abent et in ante augmentare potuerint 
ipsi et omnis posteritas eorum, et totum seruicium quod mihi et 
successoribus meis faciuiit et lacere debent, faciant Sancto Uicto- 
riano per sécula cuneta. 
S. E<!0 Ranimirus rex. 



S. Ego Ermesinda regina -^|-:- 

Pacta carta in Era M."" LXX.^ III.^ regnante Ranimiro rege in 
Ripacorza, in Suprarbi et in Aragón. S. Ego Sancio Ranimiro re- 
gis filio primogénito, teste. S. Ego Sancio Ranimiri regis filio pro- 

(i) EsLe nombre y el de Trillo, aldeas de Sobrarbe, parecen antiguos y 
no copiados en la Edad Media, de las poblaciones llamadas igualmente en 
Castilla la Nueva. 

(2) Hoy Jaro, en el partido de Boltaña. 



LA SERVIDUMBRE ADSCRÍPTICIA EN RIBAGORZA 275 

les Ermesendis regine, teste. S. Arnolfus episcopus Ripacurcen- 
sis. S. Garsias episcopus Aragonensis. S. Blascho abba cum cuneta 
congregacione Sancti lohannis. S. Banzo abbas Sancti Andree de 
Fanlo. Sénior Sancio Galinz in Boltania. Sénior Ennecho Lobez in 
Buil. Sénior Gilelmi Serui Dei in Toleto. Sénior Fortunz Blaschiz 
in Elesone. Ennecho scriptor domni Ranimiri regis lianc cartam 
scripsit et hoc Sig >^ num fecit (i). 

ín Xpi nomine. Ego Ato Galinz, una cum fratre meo Galindo... 
donamus... Sancto Victoriano et domno íohanni abbati... unum 
excusatum in castro et uilla que dicitur Morechato (2), nomine San- 
cio Modeger, cum íiliis et filiabus suis, et cum omni sua posteritate, 
cum cuneta que possidet uel in antea augmentare, comparare et 
scalidare potuerit ipse et omnis posterita (sic) eius, cum toto suo 
mobile uel immobile... Facta carta in Era M.^ XC.^ III.^ regnante 
Ranimiro rege in Aragone uel in Ripacurcia. S. Sanz Galinz te- 
nente Boltania, uisor et testis. S. Fertunio Blascho, tenente Sancto 
-Martino, uisor et testis. S. Fertunio Sanzonis, teste... (3). 

En el Cartulario de Alaón hay un caso de donación de un 
manso, donde se ve la piedad que enriquecía á los monasterios. 
Un Pedro Guillermo, con licencia de su mujer Ava, se entregó 
á dicho monasterio, dando de limosna un caput manso en Cas- 
tanesa. Acto que no debe entenderse como verdadera profesión 
religiosa, sino como un medio de obtener las gracias espiritua- 
les conferidas á los monjes por Dios y por su Iglesia; algo así 
como la Orden Tercera de San Francisco, que no es incompa- 
tible con el matrimonio ni con la vida seglar (4). 

En tiempo del abad Bernardo un Berenguer Mir entregó su 
cuerpo, se hizo donado, ofreciendo al monasterio anualmente 



(1) Copia del siglo xii; perg. de 332 X 160. Al dorso: «Cax. 2, lig. i, 
núm. 2.» (Doc. de San Victorián.) 

(2) Nombre que corresponde al de Morgade,. llevado por algunas al- 
deas en Galicia, y á los apellidos Morgades y Morgado. 

(3) Copia del siglo xii. Pergamino. Documentos de San Victorián. 

(4) ín nomine Domini, ego Pere Guielm irado me ipsum in manu 
dompni Ponlii Barbastrensis episcopi et dompni Bernardi abbatis Alaonen- 
sis monasterii; irado me ad prephalum monasierium ad monachicum ordi- 
nem, asensu uxuris mee nomine Aua. El ul mercis nobis inde adcrescal, 
propter metum geene et desiderium celeslis patrie, donamus ad prephalum 
monasierium ego iam diclus P. cum predicia uxore mea uno caput maso 
cum homines uel feminas qui ad ipsum perlineni capul maso, lam maio- 
res quam minores, idesl sunt Bella, Vndisculus, Maria, Ermesen, ambe só- 
rores, cum viris suis qui ibidem sunl uel adueniendi sunt, et filiis uel filia- 



27Ó NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



12 libras de pan, dos serters de vino, 30 huevos y una emina> 
de habas, censo que recaía sobre los bienes de sus hijos (i). 

Realmente los oblatos no eran, ni mucho menos, de condi- 
ción servil, pues la única frase que parece indicarlo, trado cor- 
pus meinriy no pasaba de fórmula piadosa más ó menos conven- 
cional. La oblación resultaba algo semejante al seguro vitalicio 
moderno y fué de suma conveniencia durante la Edad Media, 
en que la propiedad estaba sujeta á mil azares, que se dismi- 
nuían poniéndola bajo el amparo de una Orden religiosa. Razo- 
nes por las que no estamos de acuerdo con el sabio medioevista 
D. Tomás Muñoz y Romero, quien clasificó los oblatos comO' 
un género de servidumbre personal: 

Comprendemos también en la obnoxación á los que por fanatismo- 
religioso ofrecían su persona y bienes á las iglesias y monasterios. 
A éstos se les solía llamar oblati. Su estado era más ó menos ven- 
tajoso, según las condiciones con que se ofrecían. Sin embargo, su 
suerte era muy diferente de la de los otros siervos (2). 



bus eorum uel earum, cum omnia que hodie habent uel in antea augmen- 
lare potuerint, cum censis uel usis quos nobis usque hodie feceruní ipsiet. 
antecessores sui fecerunt aniecessoribus nostris. El est ipsum caput manso 
in uiila Castanesa suptcriore... Ego iam dicta Aua hoc totum supra scrip- 
tum laudo et confirmo, et ut ita fiat de bona uoluntate opto... Sig ^ num. 
P. G. Sig >^ num Aua qui hanc cartam rogauerunt scribere. Dominicus. 
rogitus scripsit. (Cartulario de Alaón, fol. 98 v.) 

(i) Notum sil ómnibus hominibus legeniibus et audientibus quod ego 
Berengarius Mir, in memoria mea propter amorem Dei omnipotenlis et per 
iremendi iudicii diem, et pro remedium anime mee, et pro anima patris mei, 
dono Corpus meum ad monachiam in monasterio Sánete Marie Alaonis in< 
presentia domni Bernardi abbatis et cuneta congregatione ciusdem loei. 
Dono censum de alodio meo Xllim libras pane, et II sesterios vino, etXXX'^ 
oua, et I* emina fauae, et per istum censum teneat ipsa clusa filius meus 
Bernardus el facial ad Sánela Maria et ad monachos eiusdem loei isium cen- 
sum, et si ipse nolebat faceré hoc censum supra nominalum, facial lohan- 
nes aud Haimundus, aud P. Berengarius aud Arnallus, et si isti filii mei, 
nolebanl hoc censum faceré, abbas uel monachi reeuperenl ipsa clusa ad 
proprlum alodium... Sig ►Jí num B. Mir qui isla carta mandaui scribere et 
testes firmare et sua signa faceré. Sig >^ num Martin Martin fi)io Adalel. 
Sig ^ num Bernard filio Cheno Testes sunl. Marlinus de Berius scripsit el 
hoc signum ►J^ fecil. (Cartulario de Alaón, fol. 38 v.) 

(2) Del estado de las personas en los reinos de Asturias y León en los 
primeros siglos posteriores á la invasión de los árabes. Madrid, i883; pági- 
nas 3i y 32. 

El caso que cita Muñoz y Romero prueba lo contrario de su teoría, pues- 



LA SERVIDUMBRE ADSCRIPTICIA EN RIBAGORZA 277 

Los contratos de oblación solían ir acompañados de cláusu- 
ilas penales; cuando Ramón Arnal se consagró al monasterio de 
Alaón, dio al abad Gauzberto un siervo llamado Bernardo, que 
tenía en Celias, juntamente con la madre y los hermanos de 
éste, y á condición de que si él abandonaba sus obligaciones, 
perdiese para siempre los derechos que le correspondían en di- 
cho pagés (i). 

Lejos de confundirse la oblación con la servidumbre, era 
muchas veces un contrato bilateral con mutuos derechos y 
obligaciones. A principios del siglo xii, siendo Bernardo abad 
de Alaón, dio la iglesia de San Esteban á un oblato, para que 
la disfrutase, á cambio de que éste cediese la mitad de sus bie- 
nes muebles, y que á su muerte, heredase la otra el monaste- 
rio; imponíasele, también, la condición de vivir castamente 
como buen clérigo (2). 



mal podía ser juzgado siervo quien recibía una moura que serviat me in vita 
mea. E\faciam vestram operam quam mihi juseritis, sólo indica una cuasi 
obediencia monacal. 

Un publicista francés de nuestros días ha seguido la misma opinión que 
Muñoz Romero: 

«l'oblat de Molesme est un homme qui, dans le dessein d'acquérir la 
•confraternité sans embrasser Tétat monastique, s'est donné corps et biens, 
et s'est constitué de plein gré serf d'Eglise... c'est encoré un procede écono- 
mique destiné á réaliser les effets de la précaire ou ceux de la rente via- 
gére.» (J. Laurent, Cartulaires de l'Abbaye de Molesme, pág. 199.) 

(i) In Dei nomine, ego Ramón Arnall fació cartam de me ipso cum uno 
homine quem abeo in Celias, nomine Bernard, filio Petri Radulphi, cum 
sua matre et cum suos germanos, ad domum Sánete Marie Alaonis et ad 
uos dompno Gauzberto abbate et monachis ibi Deo seruientibus, cum omni 
hereditate quam hodie abent et in antea adquisierint ipsi et posteriías eorum, 
et cum omni censu quae abuerunt parentes mei et ego, in tali conuenien- 
cia quod si ego ex ista die et in antea uolebam exire de Sancta Maria pro 
mea stulticia, iste homo supra scriptus cum ómnibus que supra scripsimus 
remaneat ad Sancta Maria et ad abbatem et ad monachis íbi Deo seruienti- 
bus. Facta ista carta in mense Aprili regnante Allefonso rege in Aragone et 
in Pampilona et in Superarui et in Ripacorca. Sig >^ num Ramón Arnall 
qui hanc cartam mandaui scribere et testes firmare. Sig ^ num Petri Rod- 
geri seniori Aiscli. >^ Signum Arnaldi Petri filii sui. (Cartulario de Alaófi, 
fol. 81 r.) 

(2) Hec est conuenientia inter Bfernardum] abate cenobii Alaonis, 
et Martin Galin, quod donat Martinus se a Sancto Stefano de Sclupuca 
freta, cum medieíate de suo auere mobile, ut ipse Martinus uiuat caste 
sicuti clericus debet, et si in hoc inciderit, in ante perdat ipsa ecclesia simul 



278 



NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



En algunos casos la oblación no era hija de la piedad, sino 
la pena de un delito cometido contra las personas eclesiásticas ó 
sus bienes. Así, vemos que en el año 1 002, un vasallo del sénior 
Atón, llamado Quinto, se apoderó, en Geronilla, de tierras que 
pertenecían al monasterio de Labaix; más adelante, arrepenti- 
do, se hizo oblato, y dio á los religiosos la mitad de dicha villa, 
una viña y un caballo con freno y silla (i). 

Por otro documento, hecho en el año 1 136, vemos que Rai- 
mundo Altemir, del pueblo de Castanesa, por haber defrau-^ 
dado al monasterio de Alaón negándole sus derechos, dióse en 
oblación, que extendió á sus descendientes, con carga de ofre- 
cer cada año una cena al abad y cinco de sus vasallos, y piensO' 
á tres jumentos (2). 



cum ipsa medielate superius scripla, et quando obeierit Martinus, ueniat 
suum Corpus ad Alaon cuín alia medietate. Hoc fuit factum in presencia de 
Uidiano et de filio suo Rodlando, in Purificatione beate Marie, et de hoc su- 
per scripto sunt íidiatores Uidianus et filius Rodlandus... (Cartulario de 
Alaón, fol. 98 r.) 

(i) Conversio Ql'intoni Monacho. 

In nomine Domini nostri lesu Christi et individué Sánete Trinitatis. Ego 
Chintus me recognosco c[ulomodo suadentem Diabolum et seniori meo 
Atoni, sic fraudavi ipsum casirum Gerundellam ad domum Santae Mariae, 
et Sancli Petri ApostoÜ, et Sancti Laurencii, et ad servientes illius; prop- 
ler hoc trado corpus meo a domo Sánela Maria, et Sti. Petri, et Sti. 
Laurencii, ul vivam secundum Regulam Sti. Benedicti, et mitto ibi, de 
illa villa de Gerundella, ipsa medietate ab integro quomodo Actus sénior 
meus michi firmavit per sua manum et per suos homines, et una vinea que 
lavoravi de Sánela Maria, ct vnum chavallum cum freno el sella; et in res 
mobiles illa mea porcione, ut Deus omnipolens misereatur sic michi hi[n]c 
el in perpetuum... Facía isla carta ia mense Octubrio, anno vii. regnante 
Rodoperto Rege. Signum Quintone qui ista carta rogavit scribere et lestes 
firmare. Signum Kndisclo presbítero. Signo Sentero. Bonus filius iudex, 
visor fuil. Galindo visor fuit. Dacho presbiter rogitus scripsit. (Cartulario 
de Labaix, fol. 8.) 

(2) In nomine Domini nostri Ihu Christi, ego Raimundus Altemir de 
Castanesa, recognosco me culpabilem de ipsam contencionem quam habui 
cum scnioribus de Alaone dominis meis, et de suis directis que retinui et 
negaui, et ideo me ipsum trado in manu Bernardi abbatis et senioribus Alao- 
nis, el dimitió baiuliam de decimis Sánete Marie quam tenebam in Ualeira et 
in ualle Singicilana, el omnes aecaptos quos adquisiui de abbatibus Alaonis 
anlecessoribus uestris, excepto hereditatem et sortem quam habeo. Quod si 
michi de hoc supra scripto aliquid relinquere uoluer¡lis,ero fidelis et seruiam 
melius quam non feci usque hodie. Sin autem propter sortem hereditatis- 



LA SERVIDUMBRE ADSCRIPTICIA EN RIBAGORZA 279 

Como forma especial de la oblación debe ser estudiado un 
pacto del que hay no pocos documentos; consistía en obli- 
garse un hombre libre á la defensa de cierto monasterio, unas 
veces gratuitamente y por móviles piadosos; otras, con algunas 
utilidades y derechos. Tal institución, que parece antigua, fué 
el germen de las Ordenes militares, uno de cuyos fines princi- 
pales consistía en defender á la Iglesia contra los infieles y con- 
tra todos sus enemigos. 

Dicha obligación se originaba, en ocasiones, de delitos co- 
metidos cuya compensación no se apreciaba en dinero, sino en 
dedicarse á la defensa de los monjes. 

Tal vemos por la escritura adjunta, en la que Gaucerando, 
por haberse apoderado de los diezmos y otros derechos que 
correspondían al monasterio de Alaón, temiendo ser excomul- 
gado se ofreció con sus hijos á ser milites Beatce Marice, de- 
biendo recibir por ello la mitad de las caloñas exigidas á los 
clérigos en caso de fornicación, y algunas otras rentas (i). 



mee quam habeo in Caslanesa, in omni uita mea, per unumquemque 
annum preparabo cenam honorifice abbati Alaonis, scilicet hominibus 
quinqué et tribus iumentis. Similíter filii mei et posteritas mea, post mor- 
lem meam faciant. Quod si hoc faceré noluerint, íalem seruicium 
faciant abbati qualis de domo de Ramón Dach exit. Facía ista carta Era 
M^C^L^XXIIIP regnante Ildefonso rege in Aragone. Sig ^ num Ramón Al- 
temir qui istam cartam fieri mandauit et firmauit et testes firmare rogauit. 
Isti sunt testes. Sig ^ num Pelri Baronis. Sig ^ Ab Mir. Visores et audito- 
res multi. Sig ►^ num Bertrandi. Sig ►^ num Berexing Mir. Bernardus pres- 
biter rogitus scripsit et hoc signum >^ fecit. (Cartulario de Aiaón, fol. 38 r.) 

(i) Hec est euacuacio quam fació ego Gaucerandus miles. Domino Deo 
et beate Marie cenobii Alaonensis, et domno Bernardo abbati, et monacis 
ibidem commorantibus, scilicet Petrus prior et Bernardus presbiter et Pe- 
irus presbiter, et Enneco presbiter, et Berengarius leuila, et B. ct loannes et 
Petrus, aliorumque monacorum atque clericorum qui ibi habitant, de om- 
nes directos quam habet Sancta Maria in ualle Singicitana, uel habere de- 
bet in decimas et primicias et defunctiones et oblaciones siue alios directos 
quos pater meus uel ego tulimus beale Marie. Modo agnosco me reum et 
indignum, ideoque euacuo hoc totum scriptum, et ut possimus euadere 
ego et paier meus periculum excomunicacionis. 

Et ego Bernardus abba cum congregacione mihi commissa fació istud 
placitum rali uidelicet conueniencia quia non facis cmendacionem de deci- 
mis et primiciis uel alus rebus quas iniustc pater tuus aut tu tulistis beate 
Marie, facias emendacionem de te ipso. Tali uidelicet modo ut propriis ma- 
nibus fias meus homo successorumque meoruin tu filiiquetui qui lenuerint 
ualle Singicitana, et sitis milites beale Marie íirmi ct fideles et mei successo- 



280 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



A fines del siglo xi ó comienzos del xii, en tiempo del abad 
Bernardo, otro oblato, llamado Vidiano, se hizo caballero (mi- 
les) de Alaón, dando un capdemás en la almunia de Alamir, á 
cambio de participar en los bienes espirituales de los monjes, 
y de sepultura en aquella iglesia (i). 



rumque meorum et aliorum monacorum ¡n hoc loco manencium; et ego 
Gaucerandus laudo et uolo atque confirmo hoc totum supra scriptum, et 
propriis manibus sum uester homo, et ero ego el filii me¡ qui tenuerint ono- 
rem illum successorum uestrorum. Ego Bernardus abba ceterique monachi 
donamus libi et filüs tuis per nos et pro successoribus nostris nonam par- 
tem in decimis et defunccionibus per seculum. Et ípsi clerici si fornicaue- 
rint, ipsam calumniam quam pectauerint fornicator et fornicaria, abeatis 
medieíatem. De alus placitis ecciesiasticis, siue clerici, siue laici, si pectaue- 
rint ullam calumpniam, similiter habeatis medietatem, exceptis hominibus 
beale Marie siue Sancti Andree, et de ipsos baiules quos habuerit Sancta 
Maria illuc, siue monachos siue clericos, si habueritis ullam querimoniam, 
ego successoresque mei faciemus uobis iusticiam. Hoc totum donamus tibí 
filiisque tuis per seculum, ut sitis homines commendatiui mei successorum- 
que meorum. Est fideiiussor atque laudator a parte Gaucerandi, Petrus Co- 
mes. ►Jí Et sunt alii fidiatores de hoc supra scriptum ut faciant faceré Can- 
cerando filiisque suisqui tenuerint honorem ualle Singicitana, Gaucerandus 
de Castello nigro, et Petrus Bremundus de Caluera fraterque eius Petrus 
Uvililmus de Benauarri, et Petrus Raugerius de Agiscle filiusque suus Ar- 
nallus Petrus atque maier sua Arsen. Signum ►Jí Gaucerandi qui hanccar- 
tam rogauit scribere et testes firmare. — (Cartulario de Alaón, fol. loi v. 
y loa r.j 

(i) In Dei nomine, ego Vidianus trado me ipsum in domum Sánete Marie 
Alaonis, in presencia domni Bernardi abbatis, et Petroni Arnal priori, et ce- 
teris fratribus ibidem Deo seruientibus, ut sim miles rectus de omni honore 
Sánete Marie Alaonis, máxime de ipsa que sita est infra términos meos con- 
tra Sancta Maria, militem rectum me esse promito. Et dono ibi unum ho- 
minem nomine Bernardo Bonfilg, qui est in almunia que uocatur Alamir, 
cum totum suo caputmaso, et cum omnia que habet uel aucmentare po- 
luerii ipse et posteritas eius. Et hoc fació ego Uidianus per bonam uolump- 
tatem, sine malo ingenio, et per remedium anime mee íet pro anima fratris 
mei llamón Rotlan. Et ego Bernardus abba et ceteri supra dicti fratres col- 
ligimus le Vidian et fratrem tuum Ramón Rodlan in omni beneficio que 
ibi beo (projperante fuerit facium. Et ego Vidianus dice et promito ut post 
mortem meam, corpus meum et de omni posteritate mea ad Sancta Maria 
ducatur et sepeliatur. Sig>i-<num Vidiani. — {Cartulario de Alaón, ío\. lOor.) 



CAPITULO XVI 



EL CONDE DON BERNARDO Y LA LEYENDA DE BERNARDO 

DEL CARPIÓ 

Salidos ya del intrincado laberinto que hay en los diplomas 
atribuidos, con verdad ó sin ella, al Conde D. Bernardo, y an- 
tes de examinar los hechos legendarios de éste, resumiremos en 
pocas líneas lo que, á nuestro parecer, se deduce de aquéllos, y 
puede ser afirmado por el historiador, aunque no siempre con 
certeza y con demostración plena, sino, más bien, por fundadas 
conjeturas. 

Hijo de D. Raimundo, el primer Conde autónomo de Pallas 
y de Ribagorza, heredó el segundo de estos dos países; se casó 
á fines del siglo ix con Toda Galíndez, hija de Galindo Aznar II, 
de Aragón, y comenzó á gobernar en los albores del siglo x, 
allá por los años de 902 al 906. 

No consta, ni mucho menos, que arrojase á los infieles de 
Ribagorza y de Sobrarbe; lejos de ello, hay bastantes presun- 
ciones de que no salió bien parado en sus luchas con Atauil, ré- 
gulo moro de Huesca. 

En cambio es casi cierto que fundó el monasterio de Oba- 
rra en fecha que se ignora con exactitud, por los años 910 
al 9i5. 

Su muerte fué anterior al año 938, pues ya en esta fecha 
contrata sola D.* Toda, hecho que es un indicio muy probable 
de viudez. 

Sus hijos, y de D.'*^ Toda, única mujer que tuvo, fueron 
Raimundo, Galindo y Aba; de ésta sólo conocemos el nombre; 
de Galindo, consta, por las genealogías medianenses, que se 



282 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

casó con D/^ Velasquita, viuda del Conde Monio (Muño), y des- 
pués mujer, en terceras nupcias, de Fortún Galíndez (i). 

De Raimundo, sucesor en el condado ribagorzano, y de sus 
documentos, trataremos en capítulo aparte. 

Si obscura y enmarañada es la biografía del segundo Conde 
ribagorzano, de D. Bernardo, mucho más la relación que pueda 
tener con la leyenda de Bernardo del Carpió, pues ésta, lejos 
de haberse desarrollado, como la de Fernán González, la del 
Cid y otras, per evolución interna y con materiales propios, 
por idealización sistemática de un personaje y de hechos que 
siempre encierran algo histórico y positivo, es una confusa 
mezcla de aspiraciones, de sentimientos y de sucesos de distin- 
tas épocas, no ya incoherentes, sino incompatibles; tan radicales 
adaptaciones á nuevas ideas hubo de sufrir que, realmente, en 
las versiones posteriores no quedaba más que el nombre del 
héroe, ó se yuxtaponían mecánicamente sus proezas, con un 
procedimiento que sólo podía aceptar la infantil credulidad de 
D. Lucas de Túy (2) y de quienes redactaron en tiempo de Al- 
fonso X la Crónica general de España. Perdidos los antiguos 
cantares de gesta, como el que se rotulaba la Estoria de Ber- 
naldo, y sin más resto de ellos que los conservados por dichos 
cronistas y por el arzobispo D. Rodrigo, únicamente con taO' 
pequeños materiales, y con hipótesis más ó menos lógicas, po- 
demos reconstruir el origen y el desarroyo de la leyenda. 

Todo hace suponer que ésta, en su forma primitiva, ninguna 
relación tenía con el desastre de los Francos en Roncesvalles (3). 



(i) Donna Belasquila fuit uxor domni Monii Comitis Bizcahiensis, et 
genuit filios Azenari Moniiz, et Lupe Moniz, hac Sanzio Moniz; et domna 
Belasquila postea uxor fuit domni Galindi, filium Bernardi Comitis et dom- 
ne Tule. Demumque habuit virum Furtunio Galindonis. 

(2) lüi la narración de este hay dos reyes Francos de igual nombre 
(Cario Magno y Carlos el Calvo) derrotados por Bernardo y los moros, al 
enlrar en Fspaña, y no al regreso; ambos reyes van á Comp:slela, para 
cuya Iglesia alcanzan el rango de metropolitana; los dos se reconcilian con 
Bernardo y los españoles, y vuelven tranquilamente á Francia; hay también 
dos victorias de Bernardo contra los musulmanes que invaden el reino- 
leonés. 

(3) Véase acerca de este suceso el hermoso estudio de D. Marcelino Me- 
néndez y Pelayo en el tomo VII de las Obras de Lope de Vega (págs. xci á 
ci) que extractó luego en su Tratado de los romances viejos, tomo I, pá- 
ginas 176 á 192. 



EL CONDE DON BERNARDO 283 



Vetustísimos cantares de ios que, gracias á la Crónica general, 
tenemos alguna idea, nos representan á Bernardo francés del 
todo y no traidor á su nación; hijo de D.^ Tibor ó Timbor (i), 
nombre que los amanuenses trocaron en Tiber, hermana de 
Cario Magno. Ninguna mención del Conde Sandias, ó Sancho 
Díaz (2); antes es lógico pensar que Bernaldo, naciúo y criado 
en la corte del Emperador, quien le distinguía con su afecto, 
sería hijo de algún noble francés. Lo único que ya se apunta 
es la condición de ilegítimo, como parece indicarlo su desafío 
á un hermano uterino por los insultos que éste le hizo. Despe- 
chado Bernardo por su afrenta, con las riquezas, armas y ca- 
ballos que le da su tío Cario Magno, sale de París y hace mu- 
chos daños por los pueblos de su camino hasta llegar á España, 
donde, lejos de aliarse con los moros de Zaragoza, vence á los 
infieles en tres batallas y conquista la escabrosa región del alto 
Pirineo, desde Ainsa y Berbegal hasta Sobrarbe y Monte 
Blanco (3). Después casa con D.^ Calinda, hija del Conde Aliar- 
dos de Latre, cuyo nombre, desfigurado por el copista, era in- 
dudablemente el de Gah'ndo. Pero, veamos el texto de la Cró- 
nica general tal como lo ha publicado un concienzudo y erudi- 
tísimo filólogo, Don Ramón Menéndez Pidal: 

Et dizen en los cantares quel dixo allí Bernaldo á Carlos: que 
era sobrino del rey Carlos el Grand, et fijo de donna Timbor su 
hermana; et quel dixo Carlos que era bien, et quel plazie mucho con 
el; et que estaua y estonces en la Corte un fijo dessa donna Timbor, 
a quien pregunto el rey si le querie recebir por hermano á Bernaldo. 
Et el dixo que non, ca lo non era. A Bernaldo quando lo oyó, pésol 
muy de coracon et desafiol por ello y luego ant el rey et salióse de 
palacio et fuese pora su posada. El rey Carlos enviol estonces grand 
auer et cauallos et armas. Otro dia mannana salió de Paris Bernaldo 
et fue andar por la tierra, et comento a fazer muchos males por 
todos los logares por o andana: Et andando de la una et de la otra 
parte corriendo et robando quanto fallaua, llego a los puertos de 
Aspa et pobló y la canal que dizen de Jaca. Et tan grand era el 



(i) Lo más probable es que el verdadero nombre fue.s'e Tibhaut, con 
el mismo final que Brunehaut (Brunequilda) y que se leía Tibot; la confu- 
sión de una t con una r nada liene de difícil en la letra francesa. 

(2) Milá y Fonianais(/)e la Poesía heroico-popular castellana, pág. i5o)- 
sospecha que este era el verdadero nombre. 

(3) El nombre de Barbastro es adición posterior. 



284 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOhZA 

miedo et ell espanto que dell auien las yentes, que non sabien que 
se fazer ant el Et andando en esto ouo tres vezes batalla con los 
moros, et siempre los uencio et gano dellos grandes riquezas ademas. 
Et con estos aueres gano el después desde Aynssa fasta Beruegal et 
Baruastro et Sabarne et Montblanque. Después desto caso Ber- 
naldo con una duenna que auie nombre donna Calinda, fija del 
Conde Alardos de Latre, et ouo en ella un fijo a que dixieron 
Calin Calindez, que fue después muy esforzado cauallero (i). 

El monje anónimo de Arlanza que por el añode i25o, com- 
puso el Poema de Fernán González, inspirándose en la relación 
del Tudense, admite dos entradas de Cario Magno á España y 
otras tantas victorias de Bernardo contra los franceses: 

Sopo Vernald del Carpyo que frranceses pas(s]avan, 
Que a Fuente Rrabya todos (a)y arrybauan, 
Porconqueryr (a) Espanna segunt que ellos cuydavan, 
Que ge la conquerryan mas non lo byen asmavan. 
Ovo grrandes poderes Vernaldo dayuntar, 
E dessi enbyo los al puerto de la mar 
Ovol todas sus gentes el rrey; casto a dar. 
Non dexo a es(e) puerto al rrey Carlos passar. 
Malo (a)y de franceses rreyes e potestades, 
Com(mo) diz(e) la escryíura syete fueron, (que) sepades, 
Muchos morieron (a)y, esto byen lo creades, 
Que nunca mas tornaron á las sus bezindades. 

En la segunda campaña figura Bernardo como aliado de Marsilio, 
rey moro de Zaragoza: 

Mouio Vernald(o) del Carpvo con toda su mesnada, 
Sy sobre moros fues [s]e era buena provada, 
Movyeron por(a) vn agua muy fuerte e muy yrada, 
Ebrrol dixeron sienpre, as[s]y es oy llamada. 
Fueron (por)a (¡larago^a a los pueblos paganos. 
Veso Bernaldío) del Carpió al rrey Marsil las manos, 
Quedies(e) la delantera a los pueblos castellanos, 
Conirra los doze pares, es[s]os pueblos lo9anos. 

Tovo la delantera Vernaldo esjsja vez, 

Con gentes espannones, gantes de muy grran|d] prez. 

Vencieron es(f.]as oras a (los) fran9eses (muy de) rrefez, 

jByenl fue es[s]a (a los frranceses) mas negra que la primera vez (2). 



(i) Primera Crónica general, ó sea Estoria de España que mando com- 
poner Alfonso el Sabio y se continuaba bajo Sancho IV en 1 28g; publicada 
por Ramón Menéndez Pidal. Madrid, 1906. Págs. 35o y 35i. 

(2) Poem2 de Fernán González. Texto critico con Introducción, notas y 
glosario por C. Carroll Mar^^cn. —Bal ti more, 1904. Págs. 19 á 21. 



EL CONDE DON BERNARDO 285 



Si el texto de la Crónica general fuese copia de alguna re- 
lación histórica más ó menos reflexiva y erudita, la identifica- 
ción de Bernardo del Carpió con el conde ribagorzano pudiera 
ser una idea caprichosa y reciente en el siglo xiii; pero si te- 
nemos en cuenta que ni D. Lucas de Túy, ni el Arzobispo don 
Rodrigo, conocen á D. Bernardo y D.^ Toda, quienes siguerk 
ignorados para los mismos aragoneses á fines del siglo xiv, 
pues ni siquiera los menciona la Crónica Pinatense, es lógico 
deducir que los cantares de gesta aprovechados en la Estoria de 
España, eran ya en los tiempos del Rey Sabio, de una antigüe- 
dad bastante respetable, y que su primitivo ge^^men acaso pro- 
cediera del siglo x. 

La imaginación popular fué una Crónica viva en que, no 
sólo se perpetuó el recuerdo de D. Bernardo y de su familia, 
mas también se idealizaron sus hechos, olvidando las humi- 
llaciones y derrotas que sufrió del régulo moro Atauil, con-- 
virtiendo fáciles empresas guerreras en heroicas proezas, y 
llegando á suponer que don Bueso fué vencido por aquel en 
singular batalla. 

Prueba de que la leyenda de Bernardo, hasta en sus más an- 
tiguas formas, era un recuerdo vago, contuso y lleno de ana- 
cronismos, de los hechos que se atribuían á los Condes de Rí- 
bagorza y á sus parientes del Sur de Francia, es el episodio de 
don Bueso, personaje á quien no juzgamos aventurado identi- 
ficarlo con Boso, el intrigante magnate de Carlos el Calvo que 
logró ceñir la corona Real de Provenza. Modelo perfecto de esos 
hombres cínicos, atrevidos, ambiciosos y ajenos á todo con- 
cepto moral, que nunca faltan al decaer las naciones, de cuya, 
podredumbre viven como los gusanos que anidan en las úl- 
ceras, Boso (O llegó, por caminos tortuosos, á conseguir el ñn 
de sus deseos. Traficando con la honra de su hermana Riquilde,, 
apenas enviudó Carlos el Calvo, se la dio por concubina (2) y^ 



(i) En el latín de la Edad Media hay varios nombres que, como éste, se 
declinan de distinto modo: Mirus, i, y Miro, nis; Bernardiis, i, y Bernar- 
do, nis; Alvarus, i, y Alijaro, nis, Bosus, i, y Boso, nis. 

(2) Karolus in villa Duciaco 7 Idus Octobris certo (nuntio) comperiens, 
obisse Hyrmentrudem uxorem suam 2 Nonas Octobris in monasterio Sancli 
Dyonisii, ubi et sepulta est, exsequente Bosone, filio Buvini quondam comi-- 
tis, hoc missaticum apud matrem ct materteram suam Teutbergam,. 



286 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



á este precio ganó la rica abadía de San Mauricio (i). Con- 
vertido luego en matrimonio el concubinato de Riquilde (2) 
Boso fué creciendo en poderío: cuando en el año 871 Carlos el 
Calvóse apoderó de Viena, se la encomendó á su cuñado (3) 
quien llevó su audacia al extremo de casarse con Hirmengarda, 
hermana del rey, sin el consentimiento de éste (4); lazos de 
sangre que no evitaron nuevas traiciones de Boso, y en mo- 
mentos angustiosos para aquel monarca tan débil é irresoluto 
que no parecía nieto de Cario Magno; cuando Carlos, en el 
año 877, conferenciaba con su protector Juan VIH, sabiendo 
que en contra suya se habían aliado Boso, el abad Hugo, Ber- 
nardo, Conde de Auvernia, y otros nobles, huyó vergonzosa- 
mente, para luego morir envenenado por un médico judio (5). 
Hecho Boso rey de Provenza, sostuvo luchas reñidas con 
Bernardo 111, Marqués de la Gotia y Conde de Auvernia, fiel á 
su legítimo Rey; mientras Carlos el Gordo peleaba con los nor- 
mandos, Bernardo emprendió una campaña contra Boso, y 
murió en ella por Agosto del año 886 (6). 



Hlolharii regis reliclam, sororem ipsius Bosonis nomine Richildem mox 
sibi adduci fecit et in concubinam accepit. (Aúnales Bertiniajii^ — Hanno- 
verae, i883. Ad an. 869.) 

(i) Qua de re eidem Bosoni abbatiam Sancti Mauricü cum alus honori- 
bus dedit. (Op. cit., pág. 107.) 

(2^ Et in die fastivitatis septuagesimae predictam concubinam suam 
Richildem desponsatam atque dotatam in coniugem sumpsit. (Op. cit., ad 
an. 879). 

(3) Karolus, Vienna in potestate sua suscepta... Bosoni, fratri uxoris 
suae, commisil (Op. cit., ad an. 871.) Esta Viena era la del Delfinado. 

(4) Boso, postquam imperator ab Italia in Franciain rediit, Berengarii, 
Everardi filii, factione, filiam líludowici imperatoris Hyrmengardem, quae 
aqud eum morabatur, iniquo conludio in matrimonium sumpsit (Op. cit., 
ad an. 876.) 

(5) Imperator autem aliquamdiu una cum lohanne papa in eisdem 
locis immorans, exspectavit primores regni sui, Hugonem abbatem, Boso- 
nem... Etcomperiens eos non uenturos, ur audierunt ipse et papa lohannes 
appropinquare karlomannum, imperator post Richildem fugam arripuit. 

Karolus vero febre correptus, pulverem bibit, quem sibi nimium dilcc- 
lus ac credulus medicus suus iudaeus nomine Sedechias transmisit... 1 1 die 
posi venenum haustum in vilissimo tugurio mortuus esl. (Op. cit., ad 
an. 877.) 

(6) Histoire de Languedoc, tomo líl, pág. 29. 

Los cantares de gesta, con una libertad poética de la que hay muchos 
casos, imaginaron que el vencedor fué Bernardo; lo mismo que de Waifre ó 



EL CONDE DON BERNARDO 287 



Estos episodios del Bernardo de la Gotia, probablemente 
cantados en Ribagorza por juglares franceses, y luego incorpo- 
rados á la leyenda del Bernardo español, por la confusión de 
nombres, dieron origen al combate con don Bueso, aquel alto 
orne cuya intervención aquende los Pirineos aparece de un 
modo violento y nada lógico en las posteriores gestas del héroe 
ribagorzano, y más aún cuando éste afincó en el reino de León, 
olvidando su solar antiguo. 

La primitiva gesta de Bernaldo, después de vivir muchos 
años encerrada en los profundos y aislados valles de Ribagor- 
za (i), debió de pasar á Castilla con motivo de un hecho im- 
portante que, si bien mencionado por algunos historiadores, y 
consignado en genealogías tan antiguas y fidedignas como las 
incluidas en los códices de Meya y de León, cayó después en 
injusto olvido. Me refiero al casamiento de D.^ Ava, hija de 
Raimundo II, Conde de Ribagorza, nieta de D. Bernardo y 
D.'^ Toda, con Garci Fernández, Conde de Castilla; hecho que 
refiere así el códice medianense: 

Regemundus accepit uxor domna... Gilelmo Garsias filia, 
et'genuil domnus Uvifredus, ac domniis Arnaldus, seu hamo 
et domna Aba Gaste I le Comitissa. 

Que el Conde Raimundo tuvo una hija, de nombre Ava, 
consta en un documento que publicamos en otro capítulo, y 
cuyo original se halla en los del monasterio de Obarra; diploma 
en el que se reseñan algunos objetos preciosos que aquélla re- 
cibió como dote cuando se casó con Garci Fernández, Conde 
de Castilla. 



Waifaro, enemigo de Pipino el Breve hicieron un paladín de Cario Magno 
en Roncesvalles, trocándolo en el Gaiferos de los romances. 

No creemos que el don Bueso de la leyenda, un alto orne de Francia, co- 
rresponda al personaje de igual nombre que fué merino de Saldaña en el 
año 1 :57; fecha en que, según lodo hace suponer, ya se había agregado este 
episodio á la Estoria de Bernaldo. Milá {De la Poesía heroico-popular caste- 
llana, pág. FÓg) desechó la identificación del Bueso legendario y el Bueso 
maiorinus in Saldania. 

(i) «Los cantares que celebraron al primer Conde de Ribagorza no es 
verosímil que dijesen nada de Roncesvalles, ni mucho menos de la historia 
doméstica de Bernardo del Carpió, que es la parte verdaderamente humana 
y dramática de esta fábula. Todo esto debió de inventarse por grados, pero 
no á merced de una fantasía arbitraria.» {Obras de Lope de Vega, publica- 
das por D. M. Menéndez y Pelayo; lomo VII, pág. cxvii.) 



288 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOBZA 

Después que la antigua leyenda se difundió en el incipiente 
Condado de Castilla, y por el reino leonés, el Bernaldo primi- 
tivo, carolingio hasta la medula, extranjero en su nombre y 
debelador infatigable de la morisma, fué adquiriendo carta de 
naturaleza aquende los Pirineos, y resultó hijo de un Conde 
leonés, y luego de madre española, de D.^ Jimena, hermana 
de Alfonso el Casto (i). La cólera de Bernaldo por los insultos 
de su hermano había sido el germen de tan radical transforma- 
ción; aquel episodio, insignificante en la primitiva leyenda, 
cambió del todo el carácter y los hechos del personaje, ni más 
ni menos que la venganza de Aquiles fué el origen y después 
lazo de unión que hizo de viejas rapsodias el más inspirado y 
clásico poema de los griegos. El despecho de Bernaldo se troca 
en desnaturamiento, según los fueros anárquicos de la Nobleza 
medioeval, y olvidando hasta su patria y familia, se volvió fe- 
roz é implacable enemigo de los franceses, á quienes, perdido 
el temor de Dios, y aliado con los moros, acomete y vence 
cuando llegan con el poderoso Cario Magno á librar del yugo 
musulmán la cristiandad española. Todo hace presumir que 
tan profunda evolución en la leyenda se realizó á principios del 
siglo XII, cuando los peregrinos franceses que iban á Santiago 
dieron á conocer la Chanson de Rollans^ se forjaron los prime- 
ros capítulos del seudo Turpín, y cundía en León y Castilla el 
descontento por la excesiva influencia de las instituciones y de 
la Corte de Francia en los dominios de Alfonso VL Nada más 
lógico suponer que entonces la imaginación del pueblo hiciese 



( i) «Andados XXÍ annó del rey Alfonso el Casio, que fué en la era DCCC 
et XXXVIIÍ annos, quando andaua el anno de la Incarnacion en DCCC et 
del enperio de Carlos en V, demientre que el rey don Alfonso fazie todos los 
bienes que auemos ya contados ante desto, donna Ximena, su hermana, ca- 
sóse a furto del con el conde San Diaz de Saldanna; et ouieron amos vn fijo 
a que dixieron Bernaldo.* 

La primitiva gesta suponía que Bernardo era francés y sobrino de Cario 
Magno: 

«Et algunos dizen en sus cantares et en sus tablas que fue este Bernaldo 
fijo de donna Timbor hermana de Carlos rey de Francia, el que viniendo 
ella en romería a Santiago, que la conuidoel conde San Diaz, et que la leuo 
pora Saldanna, et que ouo este fijo en ella, et quel recibió el rey don Alfonso 
por fijo, pues que otro non auie que reynaseen pos el.» Primera Crónica 
general, ó sea Estoria de España que mando componer Alfonso «el Sabio'», 
Madrid, 1906, págs. 35o y 35i. 



EL CONDE DON BERNARDO 289 



de Bernardo el campeón de la absoluta independencia españo- 
la, el jurado enemigo de la nación francesa. Si los dramáticos 
episodios de nacimiento de Bernardo, de la prisión del Conde 
su padre en el castillo de Luna y la trágica muerte de éste pre- 
cedieron al segundo estado de la leyenda, recibieron luego mo- 
dificaciones que no deben de ser anteriores á los últimos años 
de Alfonso VI. El campo de acción de Bernardo se dilató como 
las fronteras de Castilla, y únicamente después de haber aquel 
insigne monarca asegurado la dominación cristiana en Sala- 
manca, pudo el hijo de Sandias ó San Díaz, Conde de Saldaña^ 
tundar, no lejos de aquella ciudad, el castillo del Carpió (i). 

El origen exótico de la leyenda, aclimatada en León y Cas- 
tilla de un modo artificial, como planta de estufa, y la confusa 
amalgama de sus elementos hicieron que nunca penetrara, 
igualmente que la del Cid, en lo más profundo del alma popu- 
lar, y aun de que más adelante cayese en el ridículo, de tal 
suerte, que hoy, la espada de Bernardo, que ni pincha, ni corta, 
es el símbolo de nuestra decadencia nacional, de la postración 
á que ha llegado un pueblo que en mejores días ensanchó triun- 
fante sus dominios por el orbe entonces conocido. 

El primero en advertir que el Bernaldo de la antigua le- 
yenda no era otro que el Conde ribagorzano de igual nombre 
fué D. José Pellicer, á quien no se puede negar una penetra- 
ción histórica nada común, sobre todo cuando no le cegaban el 
amor propio y la codicia. En sus Anales de la Monarquía de 



(1) Nuestros historiadores de los siglos xvi y xvii que dieron como cier- 
tos los hechos de Bernardo, siguieron la última redacción de la leyenda, y 
así, escribe el P. Mariana: 

«doña Ximena, oluidada del respeto que deuia a su hermano, y de su 
honestidad, puso los ojos en Sandia, o Sancho, Conde de Saldaña, sin repa- 
rar hasta casarse con el. Fue el matrimonio clandestino, y del nació el In- 
fante Bernardo Carpense, o del Carpió, muy famoso y esclarecido por sus 
proezas y hazañas en las armas... conuencido ¡Sancho] fue priuado de la 
visia, y condenado a cárcel perpetua, señalaron para su guarda el castillo- 
de Luna, en que passo io demás de la vida en tinieblas y miseria, que tal es 
la paga de la maldad, y su dexo. La hermana del Rey fue puesta en un mo- 
nasterio de monjas. Sin embargo el rey hizo criar el Infante, como si el 
mismo le ouiera engendrado.» 

Kn el cap. XII refiere cómo Bernardo se retiró enojado al castillo de Sal- 
daña, y en el XVÍI, cómo edificó otro en el Carpió «quatro leguas de Sala- 
manca, donde ahora está la villa de Alva» desde el que «hazia caualgadas 
en las tierras del Rey, rouaba, saqueaua y talaua ganados y campos». Res- 

í9 



290 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



España, después de referir lo que en viejos cantares se atribuía 
al hijo de D.^ Jimena, escribe con laudable sensatez: 

Todas son acciones de Don Bernardo, Conde de Ribagorga, Pa- 
llas i Sobrarbe, que casó con Doña Toda Galindez, hija del Conde 
Don Galindo Aznar. Y todo lo referido quenla ia Crónica general... 
aunque previniendo que no se hallava en historias verdaderas, sino 
en los ¡uglares i cantares. Y estos se compusieron con otras diver- 
sas fábulas del pscudo Turpin (i). 

Dos siglos después Milá y Fontanals recogió el feliz atisbo 
de Pellicer y alegó buenas razones para demostrar que el Ber- 
naldo de los antiguos cantares, y el Conde ribagorzano, funda- 
dor del monasterio de Obarra, habían sido un mismo persona- 
je, ya. que la Crónica general «comprende los hechos del héroe 
en Aragón entre los cantados por los juglares y no confirma- 
dos por los libros antiguos^ de lo que, como también de la al- 
teración de los nombres del suegro y de la esposa, se deduce 
que no eran una agregación reciente y erudita á las narracio- 
nes poéticas, sino que provenían de l:i tradición oral. Esta pudo 
ser cantada originariamente en los mismos países donde cam- 
peó el héroe, tanto más cuanto Ribagorza era un feudo tranco; 
la lengua de algunos distritos, la de oc (catalán en Pallars, 
bearnés en el valle de Aran), y Bernaldo era, como los que so- 
lía celebrar la poesía épica de aquellos tiempos, un héroe franco 
y carolingio ó por tal considerado (2)». 



pecio á la muerte de Bernardo, apunta Mariana distintas versiones: la de 
£}ue acabó sus días peregrinando por Francia y Navarra, y la de aquellos 
que mostraban el sepulcro del héroe en Aguilar de Campóo. Historia ge- 
neral de España. Madrid, 161 7. Tomo I, págs. 338, SSg, 346 y 357. 

La superstición genealógica, tan arraigada en España, inventó que los 
Bernaldos de Quirós descendían del héroe de Roncesvalles; Trelles Villade- 
moros {Asturias ilustrada, tomo II, parte tercera, págs. 210 á 278) dice que 
Jimeno Vela, rico home de Ordoño II, se casó con Calinda, hija de Bernardo 
del Carpió. 

Y aún no hace muchos años hubo quien afirmó ¡en letras de molde! que 
Bernardo fué hijo del Emperador Constantino; que salvó al Papa, cercado 
«n Roma por los lombardos, y luego combatió contra los moros en la ba- 
talla de Clavijo, terminando por afincar en España. 

(1) Afínales de la Monarquía de España después de su perdida, que es- 
crivio Don loseph Pellicer de Ossau y Tovar, En Madrid, por Francisco 
Sanz. Año de 1681, pág. 334. 

(2) De la Poesía heroico-popular castellana, pág. 162. 



EL CONDE DON BERNARDO 29I 



No contento Milá con haber probado la identidad que hay 
entre los hechos que la Crónica general atribuye á D. Ber- 
nardo y los que del mismo refieren algunos documentos más ó 
menos auténticos y fidedignos, ensalzó las glorias de aquel 
personaje, y no yendo á buscar la poesía en las últimas y abi- 
garradas formas de la leyenda, sino en la más antigua y más 
sencilla, escribió un bellísimo cantar de gesta que, al decir de 
D. Marcelino Menéndez y Pelayo, «es de lo poco verdadera- 
mente épico que hay en nuestra literatura contemporánea (i)». 

El poeta se transforma en juglar de la Edad Media y pide 
.á sus oyentes que escuchen las proezas de Bernardo: 

^Voleu oir la gesta — del pros Bernart 
Compte de Ribagorsa — y de Pallars, 
Que tingué bras de ferré— ab cor lleal? 
Hi ha una valí tenebrosa — estreta y gran 
Per hon lo riu Noguera— corre sonant 
Entre dos murs de roques — negres, clapats. 

Al pie de aquellos pavorosos riscos vive un ermitaño de 
nombre Vicmar, consagrado á la oración y á la penitencia, 
como los anacoretas de la Tebaida: 

Vestit de pell de cabra — nuu de tot drap, 
Salmejant tot lo dia — la nit plorant. 

Las oraciones de Vicmar se interrumpen con la visita de dos 

guerreros á quienes tristes azares llevan por aquellas tierras: el 

Conde Ramón, en quien se ha cebado la calumnia, y su hijo el 

animoso Bernardo: 

L'un es home de dies — l'altr'es novell, 
Abdos membrutsy grossos — d'ayre soberch, 
Abdos xops y fangosos — y sens alé; 
De fines malíes eren — llurs bons osberchs. 

Herido por la traición y abrumado por hondas melancolías, 
muere en aquellas soledades el invicto Conde Raimundo, hecho 
que el poeta refiere con la adusta sencillez de los antiguos ju- 
glares; nada de sensiblerías indignas de hombres esforzados que 
habían luchado en cien batallas; todo es de una sencillez ho- 
mérica, hasta en los manjares que el cenobita da á Bernardo 
con que reponga sus cansadas fuerzas: 

Li dona fruyts selvatjes — ab pa deglans, 
Li dona l'aygua clara — vi no n'hi ha. 



(i) Tratado de los romances viejos, tomo I, pág. 199. 



392 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Vicmar aconseja á Bernardo que vaya á luchar con los mo- 
ros en los dominios de Galindo Aznai, conquistador de la ciu- 
dad de Jaca, en cuyas inmediaciones aterroriza á los cristianos 
un negro morazo llamado Acmet. Las hazañas de Bernardo le 
hacen yerno de Galindo, quien le concede en matrimonio su 
hija la bellísima Toda, y la boda se solemniza 'con la rústica 
majestad propia de aquella sociedad guerrera; en el palacio con- 
dal se reúne la nobleza aragonesa en torno de Galindo, y Toda, 
se presenta llena de hermosura: 

La seva lilla Teudia— a l'altre part, 
La de cara vermella — la deis uUs clars, 
Cabells sutils y rossos— caragolats, 
Corona de floretes — y de diamants, 
Curtet mantell de seda— sobre'l brial. 

Por licencia poética añade Milá que también asistían mon- 
jes blancos, esto es, cluniacenses, cuya reforma no se introdujo 
en Aragón hasta el año i025, en tiempo de Sancho III el 
Mayor: 

També h¡ havia monges — negres y blanchs. 

Galindo, con lacónicas palabras, entrega su hija Toda al es- 
forzado campeón Bernardo: 

Donchs pren ma tilla Teudia, la deis ulls clars 
Dona guerrera y pia — t'en portarás. 

En las montañas de Aramunt vive un opulento ganadero 
llamado Ricolfo; un hermano suyo, de pocos años, había sido 
ajusticiado en Lérida por los infieles. Ricolfo acude á la ermita 
de Vicmar y le refiere con alegría cómo D. Bernardo acababa de 
conquistar y de repoblar los valles de Ribagorza: 

Ribagors' han poblada— arreu, arreu, 
En les roques basteixen — colren les erms; 
Ais uns lo blat y lo ordi— los naix espes, 
Alires corráis habiten — prop de les neus 

Con rudo entusiasmo describe el campamento de los cris- 
tianos: 

D'altre Noguera he vista — i'aygua correnl, 
Y entre les pollancredes— y 'Is verts canyers 
De llotjes y de tendes — aprop de cent. 
Una tenda mes alta — de drap vermell 
(Los moros la tingueren — ans deis faels) 
Es la tenda del comte— y sa muller. 



EL CONDE DON BERNARDO IqS 



Viene luego la conquista de Pallas por el Conde D. Ber- 
nardo, terror de la morisma, y acaba el poemita recordando la 
fundación del monasterio de Obarra, en cuyos diplomas guar- 
dóse, aunque no más puramente que en la tradición popular, 
la memoria del esforzado Conde ribagorzano: 

En Ovarra fundava — monestir sant, 
Ses celles acullien — monges cantants. 

Aún añadió Milá un fragmento que no desmerece de la Can- 
sój donde se refiere la muerte que en una emboscada dieron los 
infieles á Galindo Aznar, padre de D.* Toda (i). 



(i) La Cansó del pros Bernarti fill de Ramón. Reimpresa en las obras 
completas del Dr. D. Manuel Milá y Fontanals, tomo VI. Barcelona, 1896; 
págs. 49 y siguientes. 

Acerca de las obras literarias inspiradas en Bernardo del Carpió, que 
llegó á ser un personaje desligado por completo del ribagorzano, como son 
la España defendida, de Suárez de Figueroa; el Bernardo , de Val buena; 
Las mocedades de Bernardo del Carpió, de Lope de Vega, y otras, véase el 
hermoso estudio, ya citado, de D. M. Menéndez y Pelayo en el tomo VI de 
las Obras de Lope. 



CAPITULO XVII 

EL CONDE ISARNO, HERMANO DE DON BERNARDO. — EL CONDE MI- 
RÓN. — BORRELL, DE PALLAS, HIJO DE LOPE. — DOCUMENTOS DE. 
RAIMUNDO I DE PALLAS. — GUILLERMO, HIJO DE MIRÓN. 



Antes de que pasemos á estudiar la biografía de Raimundo I 
de Ribagorza, y á fin de evitar algunas incertidumbres y con- 
fusiones genealógicas causadas por la identidad de nombres, 
pondremos en claro 1© locante á Isarno y Mirón, hermanos de 
Don Bernardo; á Borrell, Suñer y Raimundo I de Pallas, hi- 
jos de Lope, que gobernó esta región hasta mediados del si- 
glo X, y á Guillermo, hijo de Mirón. 

Las genealogías de Meya, cuya antigüedad é importancia 
no pueden negarse, también aclaran un documento que va 
á continuación, pues, á no ser por ellas, nada tan fácil 
como atribuirlo al Conde Isarno, hijo de Raimundo I de Riba- 
gorza. 

Según el códice Medianense, Raimundo I tuvo cuatro hi- 
jos: Bernardo, que le sucedió en el Condado de Ribagorza; 
Miro, Lope é Isarno, quien fué hecho cautivo por los mo- 
ros de Tudela y rescatado por Sancho Garcés I: Regemun^ 
do accepit uxor [domna Giniguentes] et genuit Bernardo, et 
domno Miro, ac domno Lope y seu Isarno qui fuit capíi- 
bus in Tutela, et abstraxit eum de ferros rex Sancio Gar- 
cianis. 

Este Sancho Garcés no puede ser otro que el primero de 
igual nombre, que reinó por los años de go5 á 926, según consta 
del Cronicón Albeldense, y por una escritura en que se deslin- 



296 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

1— 

dan las tierras del monasterio de Fonfrida, la cual parece 
auténtica; su fecha el año 921 (i). 

El cautiverio de Isarno y su liberación por Sancho Garcés 
es una prueba de las íntimas y buenas relaciones que había en- 
tre el monarca de Navarra y el conde de Ribagorza, como 
también de que D. Bernardo no fué tan poderoso como parece 
indicar el privilegio llamado de la fundación del monasterio de 
Obarra. 

Desconocemos la fecha en que isarno fué hecho cautivo de 
los moros; quizá sea anterior al año 918, y consecuencia de las 
incursiones hechas por el régulo Atauil en Ribagorza, aliado en 
ocasiones con xMohamed Abenlupo, rey de Tudela. 

La fecha del documento que publicamos ha de referirse á 

Carlos el Simple, hijo de Luis el Tartamudo, y no á Carlos el 

Calvo, hijo de Ludovico Pío, pues éste no era llamado Rey á 

secas, sino Emperador, y además resultaría un anacronismo 

indudable. 

La memoria de Isarno y de Lope, hermanos de D. Bernar- 
do, y sucesor el segundo en el Condado de Pallas á la muerte 
de Raimundo I, se ha conservado en un documento del Cartu- 
lario de Labaix, por el cual vemos que, teniendo pleito los re- 
ligiosos de San Ginés de Bellera y de Labaix con un presbítero 
llamado Dómnulo, acerca de sus posesiones en Reverte, To- 
ralia, Villanueva y Cenzovi (2), resolvieron el negocio los Gon- 



(i) Cnf. Colección diplomática de San Juan de la Peña, por D. Manuel 
Magallón. págs. 28 á 3o. 

De Raimundo I y de sus hijos Isarno y Lope hace mención un docu- 
mento otorgado en el año 9.}4, en tiempo de Raimundo íí de Pallas, primo 
carnal de Raimundo II de Ribagorza: 

Notum sit vobis cunctisque audientibus quale inlencio est vertita in plá- 
cito de Regimundo Comité, et Borreilo Comité, et Suniario Comité inter 
illum abbate Alone qui cusios esi de domo Sancti Genesii, et illos homines 
de Salasse... el ille Ato abba in suis responsis dixit: nos habemus scripturas 
de tempore Ragimundo Comité, qui estcondam,et de tempore Isarno Co- 
mité, qui est condam, et de Lupone Comiie, qui est condam... III Kalendas 
Marcii. Anno VIH regnante Ugo Magno rege, et Karllo expeclantem qui est 
in vinculo. — (Discursos leídos ante la Real Academia de la Historia en la 
recepción pública de D. Manuel Olivery Hurtado, el día 8 de Abril de 1 866. 
Madrid, ir66, pág. 126.) 

(2) Hoy corresponden estas aldeas á las de Torralla, Torrallola, Ribert 
y Censuy, agregadas al Ayuntamiento de Scrradell. 



HERMANOS Y SOBRINOS DE DON BERNARDO 297 

des Isarno y Lope en un tribunal constituido, al uso de los 
Francos, por aquéllos, como presidentes, varios jueces (judi- 
ees) y en presencia de hombres honrados (boyxorum hominum); 
fué adjudicado á Dómnulo desde unas viejas tapias hasta el 
collado de Villanueva, y á los monjes, desde las mismas á Cen- 
zovi. La fecha de esta sentencia es el año 26 de Carlos el Sim- 
ple, hijo de Luis de Ultramar, pues razones cronológicas de 
mucho peso hacen imposible que se trate de Carlos el Calvo (i), 
hijo de Ludovico Pío. 

En el Cartulario de Obarra se ha conservado otro docu- 
mento que hemos de referir al mismo Isarno, pues gobernaba 
aquel monasterio el abad Levila, contemporáneo de D. Ber- 
nardo, hecho imposible tratándose de Isarno, el hijo de Rai- 
mundo II, ó de Guillen Isárnez, en cuyo tiempo ya Levila ha- 
bía fallecido. Por este diploma consta que la mujer de Isarno 
se llamaba Bala. 

No leves discusiones ha promovido el averiguar quién fué 
el Conde de Isarno, que hacia el año 945 fundó el monasterio 
de Burgal; según se ve en el acta publicada por los Benedicti- 
nos en la Historia de Languedoc (2), Isarno era hermano del 



(i) En tiempo de este monarca no era aún Conde Raimundo I, padre 
de Isarno y de Lope. 

(2) Domnus Isarnus comes et marciiio, dum resideret in Paliarensis 
regnis, ad coelorum regem illi concensum, compunctus spiratione divina, 
caepit tractare de statu Sanctae Ecclesiae... venerabilem petivit consultum, 
ejusdem comitatum eclesiae domnum Alonem, carissimum fratrem etmi- 
rificum praesulem... Insuper autem offero conditori pió et venerabili epi- 
scopo filia mea nomine Ermengarde, ut in praedictas eclesias secundum 
S. Benedicii regula vitam degeat... Et ego vero Atus, Dei opitulatione epi- 
scopus... dono et gratuito trado ad praedicto monasterio construendum in 
honorem Sancti Petri apostoli, omnes ecclesias quae sunt in valle vocitata 
Aniani, de ipso pontem qui est ad locum vocatum Gilardum, ad Rustica- 
num autem vocatum Gelarennem seu foro nundignali quae vulgares vo- 
cantur Mercatum, usque ad castrum Leovultum, quem vulgares dicunt 
Leovorte, sive a pontem ipsius quem vocaní Hurrexte... Isarnus SS. Ego 
Lupus SS. Regimundus se subscripsil... 

(Histoire genérale de Languedoc, par Dom Cl. Depic k Do?n J. Vais- 
setc. Edición Privat. T«mo V, págs. 198 á 200.) 

San Pedro del Burgal es hoy un caserío del Ayuntamiento de Escaló, en 
el pan. judicial de Sort, á la margen izquierda del iNoguera Pallaresa. 

De Obispo Atón, hijo de Raimundo, Conde de Pallas y Ribagorza, y 
hermano de don Bernardo, trataremos en el último capitulo de este libro, 
dedicado á la Iglesia de Roda. 



298 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Obispo Atón y padre de Ermengarda, primera abadesa de dicho 
convento, y comoquiera que suscribe el diploma Lope, al pa- 
recer, como Conde, es de creer que el Isarno en cuestión fuese 
el hijo de igual nombre que las genealogías de Meya atribuyen 
á Raimundo I, y hermano, por consiguiente, de D. Bernardo. 

Por otra escritura, algo posterior (año 947), se ve que Isarno 
estaba casado con Adelaicis y que el abad de Gerri se llamaba 
Atón; en este documento se consigna la venta del alodio de 
Cerci y de la iglesia de San Licerio, en dicho año, á favor del 
monasterio, el cual pagó en moneda y especies: vino, trigo^. 
un caballo, etc. (i). 

Doña Ermengarda, en una donación á su monasterio, fe- 
chada á 24 de Octubre del año gSo, dice dónde estaban las po- 
sesiones que recibió de su padre: en el valle de Aneu y en eh 
castro de Leorte (2). 

El hecho de morir pocos años después Isarno, en el de gSS (3), 



(i) Ego Isarnus Comes, et uxor mea Adelaicis Comitissa, et hlius meus 
Guillelmus Comes, tibi Atoni abati facimus cartam donationis vel vendilio- 
nis de ipso alodio de Cerci, cum ecclesia ipsa S. Licerü, in comitalu Palia- 
res, in ipsa ribera de Sane... propler pretium quod recepimus de te ccc 
solidos placibiles, c modios annonae et unum caballum mauricellum, et 
mulum unum mauricellum, el tapetum unum, et tolam unam hispanam^ 
et tonam unam vini tenentem metras septem... Facta carta donationis et 
venditionis idibus Septembris anno XII regnanie HIud[ov]ico rege, filio Car- 
loni. — Histoire genérale de Languedoc, tomo V, pág. 2o5.) 

(2) In nomine Domini. Ermengardis abbatissa... cogitavi peccata atque 
facinora mea, ut sit mihi Dominus adjutor ad suo judicio, et donare fació 
alodes meos quam habeo in Comitatu Paliarense infra termines de valle 
Anabi, de quantum pater meus habuit et habiit (sic) consensum et volun- 
tatem ad Adtoni episcopi, mihi dedit de ipso castro Leorte usque ad ipso 
ponte ad ipso mercadale; sic dono atque concedo ad domum Sanctae Ma- 
riae monasterii, qui esl situs in Comitatu Carassense, super fluviumUrbio- 
nem, id est in locum qui nuncupatur Burgali, cum ecclesias Sancti Petri et 
Sancti Michaelis et Sancti Joannis... et pro anima fratri meo nomine Wil- 
gelmo Comité... Facta donatione VlíII kal. Novembris anno XV regnanie 
Ludovico rege. {Histoire de Languedoc, tomo V, col. 210.) 

En la misma obra, col. 2i5 hay una donación del Conde Suñer al mo- 
nasterio de la Grasa; su fecha, 3o de Junio del año gSS. 

Í3) Su testamento, fechado á i3 de Septiembre de dicho año, fué pu- 
blicado en \di Histoire de Languedoc (lomo V, págs. 216 á 218); en el se 
llama Conde de Pallas: Ego Isarnus gratia Dei Comes Paliarcnsis, et Mar- 
chio, fació testameniLim meum. In primis laxo fratri meo Oito episcopo 
mille mancusos. Llama después á su mujer Sinegenlis, apellido bastante 



HERMANOS Y SOBRINOS DE DON BERNARDO 299 

dejando por abadesa de Burgal á su hija Ermengarda, prueba 
que no falleció, ni mucho menos, de temprana edad, y que 
cabe identificarlo, según hemos dicho, con Isarno, hijo de don- 
Raimundo I y hermano de D. Bernardo, pues hay razones cro- 
nológicas muy atendibles para no confundirlo con Isarno, hijo 
de Raimundo lí, ni con Guillen Isarnez, quien vivió á fines del 
siglo X. 

1 

MARZO DEL AÑO 7I4 

El Conde Isarno y su mujer Baila dan al monasterio de Otarra 

la Coma del Grau. 

CARTA DE LA COMA DEL GRADO DE FORNONS 

hi Dei nomine et eius indiuidue Trinitatis. Ego Ysarnarnus (sic) 
Comes Comitatu Ripacurcensem, et Baila Comitissa eius uxor, ex- 
punxit nos Deus et trina magestas ut faciamus cartam helemosina- 
riam ad honorem Dei et Beate Marie Uirginis, et Sancti Petri após- 
tol!, et Sancti Pauli, et Sánete Crucis, qui altarla sunt constructa 
in cenobio qudd dicitur Ouarra, et a dompno Leuila abbate et om- 
nem congregacionem illius, tam presentí quam adueniendi, damus 
etiam et igitur quandam nostram comam del Grau; que coiía est 
determinata et afróntala de prima parte per fundus Solanel, et ex 
alia parte Orientis la coma de stallo, et ex alia parte in la coma de- 
super fexa ladiello, et a parte Occidentis la sellua de las tremolosas. 
Quantum istas iam dictas confrontaciones ambiunt et circumdant 
iam dicta coma del Grau, sic damus et concedimus iam dicto ceno- 
bio Sánete Marie Ouarra cum ómnibus iuribus et pertinenciis suis, 
cum aquis, erbis expletus, decimis et primiciis de ómnibus tructi-- 
bus, et expletus quod de iam dicta exinde exierit, habeatis et perci- 
piatis uos Leuila abbati et successoribus uestris, et domum Sánete 
Marie Ouarra et clericis et seruientibus eiusdem loci, ad tenendum, 



usado en aquella época por las damas nobles que no heredaban feudos. 
Hace legados píos á los monasterios de Gerri y al de Burgal. 

Este fué unido á la abadía de la Grasa en Noviembre del año 1007 ÍObra 
citada, págs, 354 ^ 356) por el Conde Suñer, quien hace su genealogía en 
estas palabras: 

quemadmodum avus meus Raimundus Comes, et patruus meus Isar- 
nus, hac frater illius Atonis cpiscopus, similiier mihi palmus dederunt. 



300 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

posidendum, cum egressu et regressu, iuribus et pertinenciis suis, 
et explectandum. Si quis uero ausu temerario hanc cartam donacio- 
nis confringere uel inquietare atemptauerit, in duplo componat et 
nostra donacio incorrupta permaneat semper; insuper ira et maledic- 
cio Dei omnipotentis ueniat super eum, et sit particeps in inferno 
cum Datan et Abiron et ludas proditor, et hanc donacionem firma 
permaneat per cuneta sécula seculorum. Sig*f^num Ysarnus Comes 
Sig^í^num Baila Comitissa eius uxor qui hanc cartam helemosinaria 
laudamus et firmamus, et nostra signa fieri mandamus. Sig^pnum 
Enecho filio Berguine teste qui hoc testimonium fació. Sig^I^num 
Baronis de Lorue, teste. Sig^í^num Gamizan filio en Gamitan de 
Sadarue, teste. Facta carta helemosinaria in mense Marcio, Era 
DCC.^ L.^ 11.''^ Rodolfus presbiter rogatus a supra scriptis hanc car- 
tam scripsit (i). 

i 

AÑO 918 

Acta de la división de ¿os térmÍ7ios de Villanueva y Censiiy. 

ALIA CARTA DE CENSUÉ (2) 

In nomine Domini libellum divisionis quod diviserunt servientes 
de domum Sancti Genesii et domum Sánela Maria ad homines de 
Reverte et deToralia, ab ipso Abbate Egamium, et Roderondo pres- 
bítero, Guischafredo presbítero, Ermesindo presbítero, Orsengo 
presbítero, Balderico presbítero, Asnero monacho, Ataolfo mona- 
cho, Banzone monacho, Roctero monacho et alia cetera congre- 
gatione qui ibidem serviunt, et Ichilane cosario, in judíelo Isarno 
Comité et suis judices, idest Áster Altemiri, Ato Agila, Ato Asneri, 
et in presencia hominum bonorum qui ibidem aderant, qualíter ver- 
lit intempcio infra istos supra díctos, et Dompnulum presbítero, 
quia terminavit istos términos ínter Villanova et Cenzovi, et in fa- 
cie de ipso Comité Isarno et Lopone Comité, et istos supradictos 
omnes sic venerunt et terminaverunt eas per ipsa petra rubia qui 
est in ipso serrato qui vadít de Occidente subtus ipso pugo, et per 
ipsos tres tartarios, et per ipsa pariete aniíqua usque in ipso sarrato 
in parte Orientis vnde apparet villa Gabarlas, et prehendídít Domp- 
nulus de ipsas paríetes usque in eolio de Villanova, et prendídcrunt 
ípsi monachi de ipsas paríetes usque in Cenzovi, nísi ipso campo 
de Dompnulum quod non prendídcrunt. Et hec omnia suprascripta 



(\) Cartulario de Otarra, págs. :¿9 y 3o. 

Í.2I Censué corresponde á la ya mencionada aldea de Censuy. 



HERMANOS Y SOBRINOS DE DON BERNARDO 3oi 



verum est. Facta divisio inter nos V Ralendas Madii, Anno XXVÍ 
regnante Karllo Rege filiOj Lodivicho. Biarichus Presbiter. Pennel- 
lus presbiter. Adefonsus presbiter. Durandus. Singiricus. Ato. 
Trasuerus; isti visores fuerunt. Dompnulus presbiter^, Isarnus>I-<. 
Roctarius presbiter rogitus scripsi sub die et anno que supra (i) 



11 

El Fragmenium historicum, erróneamente atribuido al 
monje Domingo, dice que el Conde Don Bernardo nombró he- 
rederos á sus tres hijos, dando á Raimundo, Ribagorza; á Bo- 
rreli. Pailas, y á Mirón, desde el rio Nogueruela hasta el No- 
guera. 

Que Mirón ha existido y que llevó el título de Conde se 
prueba con un diploma que va á continuación; pero, siendo 
cierto, como ya hemos visto, que el autor del Fragmentum se 
equivocó en los hijos de D. Bernardo y D.''^ Toda, resulta lo 
más probable que Mirón fuese hijo de Raimundo í, y her- 
mano de Lope, heredero del Pallas; así lo indican las genealo- 
gías Medianenses (2)y se confirma con el hecho de que los bienes 
donados por aquél al monasterio de Alaón pertenecían enton- 
ces al Condado de Pallas, y no al de Ribagorza, donde no es de 
suponer que Mirón tuviese feudos. 

Tampoco es verdadera la afirmación hecha en el Fragmen- 
tum^ de que Mirón falleció sin descendencia, por lo que fué di- 
vidido su Condado entre sus hermanos Borrell y Raimundo; 
no sólo se opone á ello la frase de filiis meis, que se lee en el 
documento mencionado, y que no parece aquí de mera fórmu- 
la, sino que consta, como luego veremos, que tuvo dos hijos: 
Guillermo y Raimundo. 

Es muy probable que Mirón talleciese poco después del 
año 954, pues en el diploma que otorgó con esta fecha se queja 
de su dolencia, grave al parecer: mee infirmilatis magnitudine 
opressus (3). 



(1) Cartulario de Labaix, fol. 65 r. 

(2) Regemundo accepit uxor... et genuit Bernardo, et domno Miro, ac 
domno Lope. 

(3) Dada la fecha en que murió, es de suponer que tenía ya bastante 
edad, y que había nacido después de Don Bernardo, acaso el primogénito. 



30'2 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE BIBAGORZA 



I 

AÑO 954 

El Conde Mirón da al monasterio de Otarra tres villas 
en el Castro de Ariño, 

In nomine Dei sánete et indiuidue Trinitatis, ego Miro comis, 
uobis Altemirus abbas et cuneta eongregacionem uestram, sacerdo- 
tes, diachonos et monaehos presentibus ceteris et futuris comonen- 
tlbus in cenobio que uocitatur Alahone, uel de ipsas eellulas sub ho- 
norem apostolorum et uirginum et sub regula Sancti Benedicti et 
abocatione Sánete Marie uirginis et Sancti Petri aposíoli uel quorum 
reliquie ibidem reeondite sunt, prouidendum ualde est ex omni modo 
querendum est qualiter unusquisque mortalium actiue uita ualeat- 
que agere cursum et in timore Dei seeuli, ergo mente sane integro- 
que consilio mee inñrmitatis magnitudine opressus, set bona uolump- 
tatem et Dei timorem et propter remedium anime mee, et ut mercis 
inde crescat ante Deum factorem; propterea ego JVIiro comis, fació 
uobis carta de tres uillas, et sunt ipsas uillas prope apendicio de 
castro Arinio; ipsa una uilla in loco que dicitur Frexanetum (i), 
quod michi aduenit aliquid de compara et aliquid de coneamiacio- 
nem; et est ipsa alia uilla in loco que dicitur Arias, quod michi ad- 
uenit aliquid de compara et aliquid de coneamiacionem. Et est ipsa 
alia uilla in loco qui dicitur Ginalbo, quod mihi aduenit aliquid de 
compara et aliquid de concamiacione: de Occidente ipsa térra; per 
caput de ipsa hereditate de Borrello. Ego Miro comis, fació uobis 
carta de ipsas tres uillas ad domum Sánete Marie uirginis et Sancti 
Petri apostoli, propter remedium anime mee ab omne integritatem 
ita ut in uita mea ego teneam et possideam, et post mortem meam 
sit uobis firma potestas. Si quis sane quod fierit fsic) minime credo 
esset uenturum, quod si ego supra nominatus Miro comis, aut ali- 
quis de fratribus meis, aut de filiis meis, aut aliquis libet homo qui 
contra hane carta elemosinaria uenerit ad irrumpendum, ipsas uil- 
las 1111°^ duplos uobis eonponat, et ista carta firmis et stabilis per- 
maneat. Pacta carta elemosinaria V Nonas íulii anno XVlllI reg- 
nante Leudiuigo rege (2). Sig^í^num Miro comis qui hane carta ele- 
mosinaria rogaui seribere et testes rogauit firmare ut [sua signa 
facerent. Sig^í^num Guilimondus. S. Sanci. Adifonsus presbiter 
scripsit et die et anno que supra (3). 

(i) De fraxinetum, fresneda^ nombre que se conserva en algunos luga- 
res de Cataluña, llamados Freixanet; uno de ellos en !a prov. de Lérida, 
part. de Solsona. 

(2) Luis de Ultramar, que empezó á reinar en el año 986. 

(3) Cartulario de Alaón, fol. 81 v. 



HERMANOS Y SOBRINOS DE DON BERNARDO 3o3 

En el mismo Cartulario de Alaón hay otros documentos 
que parecen ser del Conde Mirón, aunque no se le da este titu- 
lo, pero sí el de domno, que no solía atribuirse á personas de 
•condición plebeya, y por eso los incluímos en este capítulo. 

Si realmente corresponden á Mirón, fueron otorgadas por 
éste en su juventud; acaso por tal motivo no se llamaba enton- 
ces Conde. 

II 

AÑO 91 3 

Albarico vende á Mirón una tierra en Santa Cándida. 
Sancta Candida. 

In Dei nomine, ego Albaricus uobis entori meo domno Mirone 
per hanc scripturam uindo uobis illa parte in ipsa térra in castro 
Arinio in uilla que dicitur Sancta Gandida, quem babeo de alodepa- 
rentum meorum; de Oriente infrontat in térra de Spanufreda; de 
Occidente uia qui discurrit. Vindo uobis ipsa mea parte in ipsa té- 
rra ab omni integritate in precio placibile V solidos quod uos mihi 
dedistis et ego de presente recepi. Et est manifestum ut ab odierno 
die et tempere exinde quod faceré uoluerilis abeatis potestatem. Si 
quis sane, quod fieri minime credo esse uenturum, quod si ego Al- 
baricus, aut filii mei, aut eredes mei, aut aliquis homo qui istam 
cartam inquietauerit, duplo componat et non disrumpatur. Pacta 
carta in mense februario anno XVl° regnante Cario rege (i). S. Al- 
barico qui hanc cartam rogaui scribere et testes rogaui ut sua signa 
facerent. S. Dachone. S. Ennechone. Suniarius presbiter rogitus 
scripsit die el anno quo supra (2). 

III 

AÑO 915 

De Sancta Candida. 

In Dei nomine, ego Redemptus et ego Netar, uobis entores nos- 
tros domno Mirone per hanc scriptura nostra uindimus uobis tercia 
parte in ipsa térra qui est ad Sancta Candida, quod nobis aduenitde 



(i) Carlos el Simple, que reinó con Odón desde el año 893, y sólo, desde 
el 898. 

A partir de esia fecha se computaban muclias veces los años de su rei- 
nado, y asi lo hemos hecho nosotros. 

(2) Cartulario de Alaón, fol. 3 v. 



304 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



alode parentum nostrorum. Ego Redemptus uindo in ipsa térra 
duas partes, et in alia parte uindimus uobis ipsa tertia parte.ab omni 
integritate. Et infrontat ipsa térra de Oriente in térra de Spanufre- 
da; de Occidente uia qui discurrit, et de IIP^ parte térra de ipsos en- 
tores; uindimus uobis ipsa tercia parte ab omni integritate in precio 
placibile V solidos et Illl^f argénteos quod uos entores mihi dedistis 
et ego de presente recepi, et est manifestum ut ab odierno die et 
tempore exinde quod faceré uolueritis abeatis potestatem.' Si quis 
sane quod fieri minime credo esse uenturum, quod si nos supra no- 
minati aut aliquis homo qui istam cartam inquietauerit, duplo com- 
ponat et non disrumpatur. Pacta carta in mense Aprile anno XVIIP' 
regnante Cario rege. S. Redemptus et Netar qui hanc cartam roga- 
uimiis scribere et testes rogaui ut sua signa facerent. S. Galitone. 
S. Albinus. S. Mirone. Suniarius presbiter rogitus scripsit sub die 
et anno que supra (i). 

IV 

AÑO 917 

Sancta Candida. 

In Dei nomine, ego Redemptus uobis entores nostros domno 
Mirone per hanc scripturam nostra uindo uobis duas partes in ipsa 
térra qui est in Sancta Candida, quem abeo de alode parentum meo- 
rum: de parte Orientis térra Espanufreda; de Occidente uia qui dis- 
currit, et de tercia parte térra de ipsos entores; uindo uobis ipsas 
duas partes in ipsa térra ab omni integritate in precio placibile 11 
solidos quod tu entor mihi dedisti et ego de presente recepi, et est 
manifestum ut ab odierno die et tempore quod faceré uolueritis 
abeatis potestatem. Si quis sane quod fieri minime credo esse uen- 
turum, quod si ego Redemptus aut aliquis homo qui ista carta in- 
quietauerit, duplo componat et non disrumpatur. Pacta carta uen- 
dicionis in mense Aprile anno XX° regnante Garlo rege. S. Redemp- 
tus qui hanc carta U'indicionis qui hanc carta uendicionis (sic) rogaui 
scribere et testes firmare ut sua signa facerent. S. Áster, S. Arge- 
mirus. S. Lebericus. Sunarius presbiter rogitus scripsit sub die et 
anno que supra (2). 



(i) Cartulario de Alaón, foi. 63 r. y v. 
(2) Cartulario de Alaón, fol. 69 r. 



HERMANOS Y SOBRINOS DE DON BERNARDO 3o5 



III 

El Fragmentum historicum y la escritura que se llama de 
la fundación del monasterio de Obarra dicen que D. Bernardo 
y D/ Toda hubieron un hijo de nombre Borrel. quien heredó 
el Condado de Pallas; tal afirmación nos parece desprovista de 
fundamento, y creemos que Borrel no fué hijo de aquéllos, 
sino sobrino, conforme se desprende del diploma que va á con- 
tinuación, en el cual se ve también que Raimundo I de Pallas, 
heredero del Condado, ejercía de hecho el poder, y acaso con 
Suñer, la tutela sobre Borrell, por ser éste menor de edad, 
único sentido que puede tener la frase de sub potestate fra- 
trum meorum. De donde resulta un hecho digno de ser tenido 
en cuenta para evitar contusiones, y es el gobernar al mismo 
tiempo los Condados de Ribagorza y de Pallas dos Raimundos: 
uno, el hijo de D. Bernardo, y otro el de Lope, mencionado 
en las genealogías de Meya, que en este caso demuestran la 
exactitud de sus noticias. Para que esta cuestión quede puesta 
en claro de una vez, publicamos algunos documentos del Rai- 
mundo de Pallas, primo carnal del que al mismo tiempo era 
Conde de Ribagorza. De todos ellos se deduce una conclusión 
cierta, y es que el autor del Fragmentum historicum se equi- 
vocó al atribuir á D. Bernardo la paternidad de Borrell y de 
Suñer, que real y verdaderamente fueron hijos de Lope; acaso 
lo llevó á esta equivocación el no haber distinguido al Rai- 
mundo de Pallas del de Ribagorza, creyendo que se trataba de 
una sola persona; ahora bien, figurando Lope y Sunier como 
hermanos de un Raimundo, creyó que los tres eran y debían 
ser hijos de D. Bernardo (i). 

Otro hecho se consigna bien á las claras en los mismos di- 
plomas, y es, que el monasterio de Alaón fué adjudicado al 
. ii 

(i) Como en éste, y en oíros documentos que luego veremos: 
Ego Reimundus, divina üei clemencia Comes aique Marchio de Pala- 
riensis terris, quem Pater coelesiis mihi concessit, et fratres mei Borrellus et 
Suniarius, cum iliorum concessum... monasterium monachorum cenovi- 
tarum quae vocalur nomine Gerre... aurem benignitaiis nostrae accomoda- 
mus. . Facía scriptura eiemosinaria V idus junii, anno XV regnante Leu- 
tario Rege filio Leudibicho. — {Viage literario á las iglesias de España, de 
D. Jaime Villanueva, págs. 262 y 263.) 

30 



3o6 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



Pallas en la división que de sus dominios hizo Raimundo I en- 
tre D. Bernardo y Lope; prueba de lo variables que fueron por 
mucho tiempo los límites de ambos Condados, ya que dicho 
cenobio está á la derecha del Noguera Ribagorzano; hecho 
que motivó el que los Condes de Pallas hiciesen frecuentes do- 
naciones á los monjes de Alaón, y nunca, por entonces, los de 
Ribagorza. 

En ellas vemos también cómo todos los hijos de cada Con- 
de, no sólo recibían alodios en herencia, sino cierta participa- 
ción en el gobierno, hecho que expresa claramente Raimundo II 
cuando en las donaciones asocia al suyo el nombre de sus her- 
manos Borrell y Sunier. 



Carta de Borrello Comité, de lunchero. 

In Dei nomine, ego Borrellus chomis, Loponi condam prolis, 
Xpi clemencie chomis et marchio de térra Pallariense, sub poteslate 
fratrum meorum Raimundo chomite, et presencia nostrarum Sun- 
gerum chomite, nobiliores fideles nostros qui in nostra noticia ad- 
sistunt decreui disponere in corde meo ut de rebus meis sanctas 
dictas suma ecclesias; idcirco offero omnipotenti Deo et predicto 
monasterio Alahone, et ad domum Sánete Marie uel Sancti Petri, in 
illius honore condono atque concedo una térra in comitatu Palarien- 
se, in territorio speluncha Córranse, in loco ubi dicitur ad Gunche- 
ru, et sunt términos 1111°'': de Oriente in uinea Altemiro; de Occi- 
dente in térra de Gisseru; de IIP in ipsa hereditate; de líIP in térra 
Agilane; ista superius terminata sic dono atque trado ab integrum 
cum decimas et oblationes et primicias ut tam iste presens abas aut 
alii successores eius legitime uel perpetualiter teneant secundum 
regulari mora et decreta cannonum. Si aut aduenerit, quod adsit, 
ullusque homo in mente improba aut temerario usu {sic), concessio 
uel donacio nostra cupiens inrumpere, nulli modo audeat uindicare; 
si presumpserit, componat auri libras c et maneat extorrens a limi- 
nibus Sánete Dei Ecclesie, et subiaceat canonicha pena nisi resipue- 
rit per penitencia digna et decreta quam concessimus in cannonis. 
S. Borrellus chomis qui istum pactum rogaui scribere et testes fir- 
mare. S. Reimundo chomite. S. Hychilane. S. Gamizane. S. Ezone. 
Fedacho iudex scripsi (i). 



(i ) Cartulario de Alaón, fol. 64 r. y v. 



HERMANOS Y SOBRINOS DE DON BERNARDO 3o7 

IV 

DOCUMENTOS DE RAIMUNDO I DE PALLAS 

Aunque el principal objeto de este libro no sea estudiar el 
Condado de Pallas, materia de la que esperamos una excelente 
monografía que hace tiempo están escribiendo los Sres. Miret 
y Sans, y Carreras y Candi, como los orígenes históricos de 
aquel país van mezclados con los de Ribagorza, de tal manera 
que un conocimiento parcial y aislado llevaría consigo el peli- 
gro de no pocos yerros, publicamos las escrituras que hemos 
hallado de Raimundo I de Pallas, para que nadie confunda á 
éste con sú primo hermano el de Ribagorza. Las más de ellas 
fueron otorgadas al monasterio de Labaix, preferido, casi siem- 
pre, en sus donaciones, por los Condes de Pallas, y entonces en 
el apogeo de sus prosperidades. 

Fué Raimundo hijo de Lope, Conde de Pallas, á quien su- 
cedió en fecha que ignoramos con precisión, allá por los años 
de 852 á 856. Tuvo tres hermanos: Sunifredo, Borrell y Suñer, 
de quien ya hemos visto una donación fechada en el año 1007, 
y gozó larga vida, pues hay un documento suyo hecho en el 
año 994. De aquéllos hay mención expresa en los diplomas que 
van á continuación, donde se afirman, de manera que no deja 
lugar á duda alguna, sus lazos de sangre con el Conde Rai- 
mundo I de Pallas, y con Lope, padre de éste. 

I 

AÑO 954 

Carta de ipso Pueio de Aporte. 

Yn iudicio Raimundo Comitem, seu et iudices qui in ipso judi- 
cio residevant, idest Fedacho et aliorum multorum hominum qui 
ibidem aderant; Odesindus Episcopus, et Endisclus, et Guisado, et 
Bonefilio de Orriti. et Ato de Erilli, et seniore Barone de Perbas, et 
seniore barone de Sasso, in eorum iudicio me recognosco, ego Ragi- 
mundus, ad peticionem de Gelemundo, qui est mandatarius de illo 
monasterio que vocabulum est Lavagus, et de illo custo ecclesiae 
quem vocitant Mirone, qui est advocatus abba, et de illos mona- 



3o8 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



chos, idesl Solmo Prepositus, et Oriolus, et Guisipaldus monachus, 
et Dacho monachus, et Daco presbiter, et Quintone monacho, et 
Ychilane monacho. In eorum presencia recognosco me ego Ragi- 
mundus de illum vestrum alode quod ego tenebam in Comitatu Pa- 
Harense, in locum que dicitur Ovorte, et fuit ipse alodes de Gima- 
rane de S.^' Tirsi, vsque in ipso pueio de Tobes, et de monte ac- 
cuto vsque in ipso eolio de Arbas; istum iam superius nominatum 
sic me recognosco in isto plácito quia ad vestrum opus sic devetis 
illum vindicare, quia verum est quod vestrum debet fiere et non 
dux, non comes, non vicecomes, non ulla persona aussus sit contra- 
dicere eum. Quod si contingerit, quem incoavit non obtineat, et Dei 
judicium incurrat excomunicacione sánete Ecclesiae, et multa illam 
que carta continet persolvat, idesd CCC.III libras auri, et res illas 
ex integro reddat, et esfredum in populo solvat sicut habeai; et in- 
lerrogavit me ipsi iudices una, et alia, ct tercia vice: videte non 
menciatis, nec vobis crimen non admittatis; et ego in meis responsis 
dixi: vide, non mencio, nec michi crimen non admitto, sed veraciter 
me recognosco in vestro supradicto iudicio, et est mea reconditio 
in ómnibus vera et non falsa. Facta ista recondicione in mense Ma- 
dio anno primo regnante Leutario Rege. ^^ Ragimundus qui ista 
recondicione rogavit scribere et testes tradidit ad roborandum ^. 
Bonofilio *^. Gelemunius sig>í<num. Arigus. Fedacho presbiter rogi- 
tus scripsit et subscripsit die et anno quod supra. Et ego Arnaldus 
Comis firmo isto iudicio et dono ipsum alodem ad domum Sanctae 
Mariae et Sancti Petri. Datto presbiter visor fuit. Dacho visor fuit. 
Radipertus visor fuit. Galindo visor fuit >^ (i). 

El diploma transcrito es una confesión en juicio, hecha por 
el Conde Raimundo, de que el alodio de Ovorte, en cuya pose- 
sión estaba, pertenecía al monasterio de Lavax, presidido por 
el abad Mirón; uno de los jueces es Odisendo, hijo de D. Rai- 
mundo. Si la fecha de este documento es exacta, prueba que 
ames del año gby se había ya constituido la diócesis de Roda. 

Cuando los juicios trataban de asunto cuantioso, se redac- 
taba una nolitia judicaii bastante detallada; si de poco interés, 
un resumen de las declaraciones de los testigos: conditiones 
sacramenlorum; á cuyo tipo de documentos pertenece el que 
hemos copiado. 

El diploma en cuestión no ofrece caracteres intrínsecos que 
hagan poner en duda su autenticidad, y es una prueba más de 
que Rairrundo fué Conde, no de Ribagorza, sino de Pallas. Sólo 



(i ) Cartulario de Labaix, fol. 69 r. 



HERMANOS Y SOBRINOS DE DON BERNARDO SOQ 

un detalle contiene que pudiera infundir alguna duda, y es la 
suscripción del conde Arnal, hijo de D. Raimundo, según otros 
diplomas, pero que no firma en ellos, y sí en éste por excepción. 



II 

AÑO 957 

Carta de Villa Gerundela quam dedit Ragimundiis Comes, 

PRIMER TEXTO 

In nomine Dei patris omnipotentis et in nomine Domini nostri 
Jesu Christi. Ragimundus divina gracia Comes et Marchio, signum; 
iustis fidelium nostrorum postulationibus quos pro suis necessitati- 
bus sibi fieri expetunt hoc quod iuste et racionabiliter exposcunt 
aurem nostre benignitatis acomodamus, hac tocios comittatui nos- 
tro pertinere non diffidimus; icirco, noverit omnium virorum nos- 
trorum fidelium, scilicet et futurorum industria, quia deprecatus est 
nos vir venerabilis abba nomine Quintus, ex monasterio que voca- 
tur Lavagus, que est situs super flubium Nocharia, ut ei adiutorium 
preparem. Et ideo propter remedium anime mee dono tibi et ser- 
vientib'js Deo monachis conmanentibus monasterio supra nominato 
in pao Esterritano ipsa pennella Girundella, et ipsum villare qui di- 
citur Salinas cum omni suo termino, in pratis, et paschuis, et silvis, 
et omnia quod ibi pertinet, et ut ei talem auctoritatem fieri iubere- 
mus, et inde per quas res vel labor illorum que infra comitatui nos- 
tro vel loco superius nominato hedificaverint vel augmentaverint 
ipse abbas iam superius nominatus vel ipsa congregatio, deinceps 
Deo propicio potuerint, salvas atque illesas possidere queantur. Ad 
cuius postulationem quia fidelibus in ómnibus nobis apparet, immo 
et pro mérito servicii sui, placide ac benigne suscepimus et ad effec- 
tum usque perduximus, ob quam causa placuit nobis et placet ut 
quicquid excalidum loci illi extirpare aut condirigere, ipse abba 
aut ipsa congregatio laborare potuerint, liberum arbitrium concedi- 
mos elemosina seniori nostri et nostre peragere. Et si aliquis homo 
propter amorem et reberenciam Dei in eodem locum venerabilem 
havitum monasticum tenere voluerit, et quicquid ibidem obmitere, 
libera habeat potestatem hoc peragendum. Sed propterea omnino 
iubemus atque expresso iniungimus ut nullus ex fidelium nostrorum 
nec vicecomes noster, nec vicarius, nec centenarius, nec aliquis 
2x iunioribus eorum vel loci comanentes in eodem loco supra nomi- 
nato Labais, olemosine nostre concessum inquietare ausus sit, nec 



3lO NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

terminara causa illorum vel edificata dissipare aut mutare presump- 
sit; simulque et villare Belaxisi ibi concedo vel omni suo termino 
ad ipsum locum venerabilem iam dicto et ad te Quintoni abbatti, 
vel ad cuneta congregatione qui ibidem serviunt. Hec dono ut ad 
diem iudicii hac tremende Maiestatis veniam adipisci mercar. Si quis 
sane, quod ñeri minime credo esse venturum, quod si ego Ragi- 
mundus Comis aut vllus comis post nos, vel quislibet homo qui hanc 
auctoritatem inquietare vel disrumpere presumpserit, in primis iram 
Dei omnipotentis incurrat et a liminibus sanctorum extraneus effi- 
ciat, et cum ludas Scarioth partem accipiat, et veniant super illum 
omnes plage que sunt scripte in numero librorum, et hanc auctori- 
tas inrumpere non permittatur, sed in ómnibus habeant firmitatem. 
Facta auctoritas in mense Marcio, anno IIII regnante Leutario 
Rege. Sig>í<num Ragimundo Comiti qui hanc auctoritatem fecit et 
rogavit scribere et fidelis suis firmare. Sig^í^num Barone diaconus. 
Sig^num Galindo Manzionis. Sig^num Barone Gamizanis. Dacho 
presbiter rogitus scripsit t^ sub die et anno quod supra (i). 



SEGUNDO TEXTO 

Carta donacionis de Gerunella, quam fecit Raimimdus Comes. 

Yn nomine Dei Patris Omnipotentis et individué Sanctae Trini- 
talis. Ego Raymundus gracia Dei Paliarensis Comes et Marchio, 
dono Domino Deo et Beatae Mariae alme genitrici eius, necnon et 
monasterio Lavacensi et tivi venerabili Quinto abbati illius loci at- 
que monachis... sive clericis ibi Deo servientibus ipsam villam no- 
mine Penellam, que nunc Gerundella vocatur, et ipsum locum et 
villare qui dicitur Salinas, cum ómnibus illorum alodiis et terminis 
et possessionibus ac laboracionibus quas homines qui in predicti 
locis habitant vel habitaturi in futuro venerint, ubi longius labora- 
berint vel laborare et rumpere potuerint; sic dono predicto monas- 
terio ego prefatus Raimundus Comes iam dictam villam et Salinas, 
et omnes homines et feminas ibi abitantes vel abitaturi venientes, 
cum omni illorum laboracione et adquisicione et emptione, cum 
censis et vsaticis et placitis et firmamentis, cum decimis et primi- 
cis... et cum ómnibus rebus que ad usum hominum pertinent vel 
pertinere devent, sicut melius dici vel intelligi possit, ad vtilitatem 
et profectum venerabili predicte ecclesiae et abbatis atque mona- 
chorum... sive clericorum ibi in perpetum Deo serviencium, et ni- 
chil in hac predicte helemosine donacione retineo, sed cum omni 



(i) Cartulario de Labaix, ío\. 7. 



HERMANOS Y SOBRINOS DE DON BERNARDO 3ll 

integritate in volúntate et dominacione et iure monasterii prefatum 
et abbatum de illo, et de meo iure trado, et in eius possessione de- 
relinquo et inrevocabiliter concedo; et hac donacione helemosina- 
ria advenit michi Raymundo Comiti ex debita parentum meorum 
et digna adquisicione hereditario iure, nullo contradicente, in pre- 
sencia multorum hominum facta, et propter hoc quod sic erat mea 
iusta possesio, dedi et deliberavi penitus Ecclesiae et ómnibus lilis 
servientibus presentibus et futuris sine ullo retentu. Quod Dominus 
noster lesus Christus dignam si placet peccatorum meorum retribu- 
cionem et mercedem beata Maria intercedente cum ómnibus sanctis 
eius michi daré et concederé dignetur, et in futuro veniam consequi 
habere merear, amen. Acta donacionis huius presentís helemosine 
scriptura in mense Marcio III, Ydus Marci, anno IIII regnante Leu- 
íario rege, tali modo quod si quis contra hanc donacionis cartam et 
auctoritate ad irrumpendum venerit et inquietare voluerint, non va- 
leat, sed qua dupliciter emendet et iram Dei omnipotentis incurrat, 
et cum luda traditore in inferno particeos fiat. >^ Raimundi Comi- 
tis qui hanc cartam donacionis scribi rogavit et propria manu hoc 
suo signo corroboravit et testibus firmari fecit. ^ Baroni Daconis. 
0^ Galindo Manzonis. >^ Baronis Gamizanis. Dacho presbiter rogi- 
tus scripsit et ^ sub die et anno que supra (i). 

Los documentos literarios de la Edad Media y, sobre todo, 
los populares, que se inspiraban en sentimientos é ideas de la 
colectividad, no solían tener una redacción fija; á medida que 
pasaba el tiempo se enriquecían con nuevos episodios, se mo- 
dificaba el carácter de los protagonistas y se remozaba el len- 
guaje; hasta en las crónicas regía esta ley de la adaptación, que 
indica la intimidad en que vivían con el pensamiento nacional. 
Todo esto se explica fácilmente. Lo que no se comprende es 
que documentos públicos, solemnes, otorgados por el rey y 
por los magnates, donde se consignaban derechos muy respe- 
tables para unos, y cargas muy pesadas para otros, tuviesen 
una redacción flotante, que varía en las distintas copias, hecho 
que arguye negligencia imperdonable, ó mala fe evidente. Tal 
acontece con el diploma arriba publicado; ambas copias difie- 
ren en cosas no livianas; la primera no declara vasallos del mo- 
nasterio de Labaix á los habitantes de Peñuela ó Geroni- 
11a, y Salinas; la segunda, sí; en aquélla se concede al mo- 
nasterio amplia facultad de dar el hábito religioso á cuan- 



(i) Cartulario de Labaix, fol. 71. 



3l2 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

tos lo deseasen, y de adquirir bienes; en la otra falta esta 
cláusula. 

Otros detalles hay en el diploma que lo hacen algo, y más 
que algo, sospechoso; la rudimentaria organización política que 
los documentos acusan en el antiguo Condado de Ribagorza, 
se complica en éste, donde se habla de vizcondes, vicarios y 
centenarios, como si se tratase de un importante reino cuya ad- 
ministración estuviese calcada en la visigótica. 

El mismo estilo, menos bárbaro del que solía usarse en los 
documentos expedidos por la modestísima curia de los Condes 
ribagorzanos, tiene semejanzas notables con los dados un siglo 
antes por Carlos el Calvo á los monasterios de la Marca His- 
pánica y regiones inmediatas. 

Por estas razones creemos que se trata de un diploma que 
merece escaso crédito, y que acaso fué hecho en presencia de 
otro más antiguo, cambiando los nombres y la fecha; método 
que se usó no pocas veces en análogos fraudes. 

III 

AÑO 956 

El presbítero Alfonso y otros cambian una tierra 
con el Conde Raimundo. 

SANCTA CANDIDA 

In Dei nomine, ego Adifonsus presbiter, et lustus, Alipandus, 
Asnerus, tibí entori nostro Reimundo chomite per hanc scriptura 
nostra concamiamus tibi nostra térra pro ipsa tua quod nobis adue- 
nit de parentum nostrorum, et est in castro Arinio, in loco qui dici- 
tur Sancta Candida: de Oriente abet térra de ipso entore; de Occi- 
dente térra de Ermesendu; concamiamus tibi ipsa nostra térra per 
ipsa tua ab omni integritate, ita in Dei nomine abeas potestate. Si 
qqis sane quod fieri minime credo esse uenturum, quod si nos su- , 
pra dicti, aut aliquis homo te inquietauerit, duplo tibi componat et 
non disrumpatur. Pacta carta concamiatiationis (sic) in mense lunio 
anno III regnante Leotario rege. S. Adifonsus. S. lustus. S. Alipan- 
dus et Asnerus qui hanc cartam rogauimus scribere et testes fir- 
mare. S. Gilmundi. S. Ramione. Adifonsus presbiter rogitus scrip- 
sit die et anno que supra (i). 

íi) Cartulario de Alaon, fol. 117 r. 



HERMANOS Y SOBRINOS DE DON BERNARDO 3l3 

IV 

AÑO gSg 

Oriol hace donación al monasterio de Obarra de un alodio 
en el castro de Lastarre, que había pertenecido al Conde Raijnuudo. 

LASTARRE 

In nomine Domini, ego Oriolus notesco scilicet pretérita et fu- 
tura ut pro retributione eterna trado atque concedo ad domum 
Sánete Marie uel Sancti Petri apostoli aliquid dealode meum, et sunt 
fundati in comitatum Palgares, in locum que uocabulum est Ala- 
hone, et est ipse meus alodes in castro Lastarre, térras, uineas, ca- 
sas, casalibus, áreas, palgaribus, molinis, pratis, Icarricis, petris, sil- 
uis cum ipsas fontes qui ibidem emanantur, ortis, arboribus, pren- 
sum uel ad prendendum, conquestum uel*conquirendum, etaduenit 
mihi ipsus meus alodes per patrem meum Atone uel matre mea 
Baila, térra quod illi camiauerunt cum illo Comité Raimundo; is- 
tum iam superius nominatum trado atque concedo ad domum Sánete 
Marie uel Sancti Petri, ab omni iniegritate, propter remedium anime 
mee uel de patre meum aut matre, ut ante tribunal domini nostri 
Ihu Xpi mercis nobis crescat, et est manifestum. Si quis sane, quod 
fieri inuenerint ad inrumpendum, quadruplum componat, et ista 
carta firmis permaneat. Facta carta elemosinaria in mense Octubrio 
anno VI° regnante Leotario rege. S. Oriolus qui ista carta elemosi- 
naria rogaui scribere et testes firmare. S. Amilgus. S. Fedacho. Ge- 
raldus presbiter rogitus scripsit (i). 

Es muy dudoso á qué Raimundo se alude en esta escritura 
al decir Oriol que la finca por él donada al monasterio de Alaón 
la adquirieron sus padres Atón y Bala por cambio con el Conde 
Raimundo: térra quod illi camiauerunt cum illo Comité Rai- 
mundo: si al que fué Conde de Pallas y Ribagorza, padre de 
D. Bernardo, ó al hijo de Lope, Conde solamente de Pallas. 

Dejamos esta cuestión sin resolver, pues ninguna de las dos 
hipótesis tiene en su favor argumentos de algún peso que la 
defiendan. 



(i) Cartulario de Alaón, fol. 52 r. y v. 



3l4 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



V 

AÑO 994 

Sejitencia dada por los condes Raimundo^ Borrell y Suñer 
e?i un pleito de Atón, abad de Sa7i GiJiés^ con los veciiios de Salase. 

■ evacuacio de alode de censué 

Notum sit vobis cuntisque audientibus quale contencio est ver- 
tita in plácito de Regimundo Comité, et Borrello Comité, et Sunia- 
rio Comité, inter illum Abbatte Atone qui custus est de domo Sancti 
Genesii, et illos homines de Salasse, idest Randemirus, Davidius, 
Secofredus, Placianus presbiter, Oriolus presbiter, Astesus presbi- 
ter, Durandus, Hila, Possedonius, Ariulpho, Columba; isti iam dicti 
vel supranominati cum suos eredes sic tenebant ipsos alodes de do- 
mum S.^' Genessi qui sunt in Comitatum Paliarense in apenditio de 
castro Toralia, et in apenditio de Reverte et in apenditio de Salasse 
in loco que dicitur Cen^ui, et in rio de Reberte, mandavit atque prae- 
cepit ille Comes Suniarius ad illum Abbate iam supranominato Ato- 
ne et ut mallas et illos homines iam supradictos qui hic resonant: et 
quomodo dixerunt ita et fecerunt et interrogaverunt eos ipsi iudi- 
ces idest Fedacho qui est custus de domum Sanctae Mariae, cuius 
vocabulum est S.^* Grata, et ille alius judex Fedacho qui est de Cas- 
tro Liminiana, isti iudices iam dicti interrogaverunt illos homines si 
tenebant ipsos alodes, et ipsas vineas, aut non, et illi elegerunt dúos 
de eredibus suis qui responsum dederunt, idest Randemirus, et As- 
tesus: ipsos alodes et ipsas vineas et ipsos torcularios et ipsos moli- 
nos, et ipsos molinares, et ipsas arbores, nos illas tenemus; et inte- 
rrogaverunt eos ipsi iudices: ^pro qua voce illum tenetis?; et illi in 
suis responsis dixerunt: parentes nostri illos tenuerunt, et post 
illius obitum ad nobis dimiserunt incensati; et bene intellecti iudi- 
ces interrogaverunt ipsum Atone Abbate si potuisset abere tales 
scripturas qui fuisent anteriores, vel non potuisset convincere illos 
homines et illas cartulas quod preferrent in illo plácito; et ille Ato 
Abba in suis responsis dixit: nos habemus scripturas anteriores et 
meliores, de tempore domno nostro Lodovico imperatore, et de 
tempore Ragimundo Comité, qui est condam, et melius pertinet ad 
domum Sancti Genesii per istas scripturas quam ad illos homines 
per sua genealogia. Aprehenderunt ipsi iudices illas scripturas et 
scrutaveruní eas bene, legcrunt et melius intellexerunt, et adfirma- 
verunt ipsos alodes iam supranominatos ad domum S.^' Genesii 
cum suos fines et suos términos et suas agacencias. Ego Randemi- 



HERMANOS Y SOBRINOS DE DON BERNARDO 3l5 

rus, et Placianus presbiter, et Astesus, et Possedonius, et Oriolus 
presbiter, cum nostros heredes recognoscemus nos a peticione de 
Atone Abbate quod melius pertinent ipsi alodes ad domum S.^^ Ge- 
nesii per suas scripturas quam ad nuUum alium hominem. Videte 
non menciatis, nec vobis crimen non imponatis; videte non menti- 
mus nec nobis crimen non imponimus, sed veraciter nos recognos- 
cemus in vestro supradicto Judicio. Et hec nostra recognitio vel ex- 
vacuatio vera est et non falsa. Facta ista recognicione vel exvacua- 
tione III kalendas Marcii, anno VIII regnante Vgo Magno Rege 
et Karllo expectantem qui est in vinculo. Sigi^num Randemirus. 
Sig>í<num Davidius. Sig^num Secofredus. Sig^num Placianus 
presbiter. Sig>j<num Oriolus presviter. Sig^J^num Astesus. Sig>í< 
num Durandus. Sig^num Ichila. Sig^num Possedonius. Sig^ 
num Ariulfo. Sig^num Columba qui hanc recognitione vel exva- 
cuatione fecimus et testes rogavimus ut sua signa facerent. Sig^í^num 
Ramio Altemiri. Sig>í<num Ato Guifredi. Sig^í^num Miro Arioli. 
Serbas Dei, Borrellus, Asnerus, Ichila visores sunt. Miro levita ro- 
gitus scripsit »I^ sub die et anno que supra. Raimundus Comes. 
Borrellus ^. Suniarius \^. Fedacho iudes t^ fecit(i). 

Por esta sentencia judicial vemos los procedimientos con 
que en Ribagorza se tramitaban los pleitos; demandantes y de- 
mandados comparecen ante los Condes Raimundo, Borrel y 
Sunier; interrogados los vecinos de Salase en virtud de qué de- 
recho poseían algunos alodios, contestan que por legítima he- 
rencia; replica el abad Atón, representante del monasterio de 
Labaix, que éste podía mostrar documentos dados por el Em- 
perador Luis, á quien suponemos el hijo de Cario Magno, y por 
el Conde Raimundo; examinan los jueces las escrituras que 
presentaba Atón, y los demandados reconocen el mejor dere- 
cho de los religiosos en los bienes objeto del pleito. 



VI 

Carta quam fecerunt Ragimundus Comes et fratres suos Borrellus, 
et Suniarius, et Sunifredus. 

In Dei nomine, ego Ragimundus Comes, et fratres meos, idest 
Borrellus, et Suniarius, et Sunifredus. Expuncxit michi Deus et 



(i) Cartulario de Labaix, fol. 6i. 

Publicado en el Viage literario á las Iglesias de España, de D. Jaime 
Villanueva, tomo XII, págs. 241 á 243. 



3l6 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

trina maiestas et Dei misericordiam, et fació carta de ipsum meum 
alodem de villa Invicinio, ad domum Sancti Vincenti et Sancti Ste- 
phani qui sunt fundati in villa Savariense, at advenit nobisipse alo- 
des per parentorum nostrorum, per vocitatum Isarno Comité, et 
Lopone, et est ipse alodes terminatus quod terminavit Isarnus 
comes, et Lopus, ab ipsos homines de Sancta Engratia, idest Rondo, 
et Galito, et Altemiro de Gorvi,et Fratellus, et Atila. Quam isti ter- 
minaverunt ad istos comités supra nominatos, sic facimus carta ad 
domum Sancti Vincenti, et Sancti Stephani martiris Christi, ut ante 
tribunal Domini nostfi Jesu Christi in retributione sanctorum me- 
reamur réquiem sempiternam pervenire, amen. De vna parte habet 
affrontationes ad ipso Glupo, et de alia ipso Pugo subtus ipsas vi- 
ncas de Gurui; de tercia in ipso eolio de Invicinio, et de quarta in 
ipsa coma de Otero et de Lovillo. Quantum infra istas affrontationes 
includunt sic donamus et trademus ad domum Sancti Vincenti, et 
Sancti Stephani martiris Christi, abomni integritate, proter reme- 
dium animas nostras. Et si aliquis homo ista carta inquietaverit, in 
primis ira Dei omnipotentis incurrat, et cum Datan et Abiron, qui 
vivos obsorbuit terram, porcionem accipiant. Sig>í<num Raimundus. 
Sig>í<num Suniarius. Sig^num Sunifredus. Sigi^num Borrellus qui 
ista carta rogavimus scribere et testes firmare. Sig^num Galindone. 
Sig^í^num Borrello. Sig^^^num Egicane. Guifredus, et Falcuzo, et 
Gelemundus visores sunt. Ato abba kJ^. Galindo >í<. Ragimundus 
Comis ^ et ista carta firmis et stabilis permaneat. Argemirus 
presbiter rogitus scripsit et ►£< die [et] anno quod supra (i). 

Por única vez, D. Raimundo habla de sus hermanos Borre!, 
Suñer y Sunifredo, quienes llevan el título de condes, como en 
casos análogos fué costumbre en Pallas y Ribagorza. 

Los Condes Isarno y Lope mencionados aquí son, induda- 
blemente, los hijos de Raimundo I, que ya conocemos por indi- 
cación de las genealogías medianenses, y parece deducirse de 
las palabras con que son citados, que ambos heredaron el 
Pallas y no D. Bernardo, cuyo dominio se limitó á Ribagorza. 



V 

Las genealogías Medianenses dicen que el Conde D. Ber- 
nardo tuvo un hermano llamado Mirón, quien, lejos de morir 
sin descendencia, como asegura el autor del Fragmeníum his- 



(i) Cartulario de Labaix, fol. 67. 



■I. 



HERMANOS Y SOBRINOS DE DON BERNARDO 3lJ 

toricum (i), tuvo un hijo, de nombre Guillermo, en la Condesa 
D.* Gemo. Tales hechos constan en una donación al monas- 
terio de Obarra, otorgada por Guillermo en el año 975, y que 
no ofrece sospechas de falsedad. Calcada en un formulario, 
quizás visigodo, contiene la cláusula en que se alude á las re- 
formas legislativas de Recesvinto y Quintila. Es la que va á 
continuación: 



AÑO 975 

El conde Guillermo, hijo de Mirón, da al monasterio de Obarra 

los diezmos de dos villas. 

In nomine domini nostri Ihu. Xpi. et indiuidue sánete Trinitatis 
qui es trinus et uerus et unus Deus, ego Guigelmus Del gratia cho- 
mis, qui sum plenos memoria et bona uoluntate, expunxit michi 
Deus et trina maiestas ut faciam kartam elemosinaria de aliquis de 
parrochiis meis qui michi aduenit de parentum meorum; fació 
karta propter remedio anime mee, Guilgelmo chomite, et patrem 
meo Mirone chomite, et matrem meam Gemo chomitissa, ut ante 
tribunal Xpi. merces nobis exinde adcrescat; fació karta ad domum 
Sánete Marie et Sancti Petri apostoli et Sancti Pauli et Sancti Ste- 
fani et sancta Crux, et alia merita sanctorum qui sunt fundata in 
pao Ripachorcense, in monasterio qui uocatur Uvarra, obedientem 
sibi Actoni abbati sub regula sancti Benedicti. Tune seruientes illius 
idest Soniarius presbiter, Fertunio presbiter, Guimara presbiter, 
Ennecho presbiter, Adifonsus presbiter, Maiolus presbiter, Gotisclus 
presbiter, Eldericus presbiter, Bonusomo presbiter. Acto monacus, 
Ascaricus, Paternus et alia cuneta congregacionem qui ibidem sunt 
uel qui adueniendi sunt, placuit in animis meis et placet ut lacio 
karta elemosinaria ad locum destinatum et supra nominatum; ego 
Guilgelmus chomis micto de castello Sangici et de Ossupirore (2) 
ipsa decimam, quantum donauerunt ad Mirone comité iam omicto 
in locum supra dicto, ut in diem iudicii adque tremende maiestatis 
merces nobis exinde crescat, sicut Paulus apostolus dicxit: gui tem- 
plum Dei edificat infernum despicit; et in epistola ad Ephesios: bo- 
num est benef acere ad omnes, máxime autem ad domésticos fidei. Si 



(i) Este supuso, además, que Mirón fué hijo de D. Bernardo. Equivo- 
cación que hemos refutado en otro capitulo. 

(2) Es muy probable que los nombres de estas aldeas estén mal copia- 
dos, y que el castello Sangici sea la villa Segnici, hoy llamada Senuy. 



3ií? 



NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



quis sane, quod fieri minime credendo esse uenturum (hoc est divul- 
gatum ad tempore Recensuindi regis, legum magister, et Otilanis 
principis, usque ad nos, et nos finem decreuimus) ut si ego GuilgeU 
mus uel posteritas mea, tam filii quam propinqui, adque comes, uel 
uilicus, uicarius, prepositus, adque gardingus, siue aliquis omo, 
tam de extrañéis quam de propinquis, qui hunc Icarta mercedis in- 
rumpere aut inquietare presumserit, in primis iram Dei omnipoten- 
tis incurrat super eum et ad liminibus sanctorum extraneus efficiat, 
et cum luda Schariot partem accipiat, et non [ereditet cum sanctis, 
ñeque cum electis Dei in Eclesiam sanctorum, amen; et in antea ista 
karta elemosinaria firmis permaneat et non disrumpalur. 

Facta karta elemosinaria in mense Nouembrio anno XXII reg- 
nante Loctario re[ge]. Signum Guilgelmo qui hanc karta elemosina- 
ria rogauit scribere, et testibus tiadidit ad roborandum. Signum 
Egichani. Siguum Bonofilgo. Signum Actilani. Signum Ramioni 
Saguero. Hec sunt testes. 

Ennecho presbiter rogitus scribsit sub die et anno quo supra. 

VviGELMUS (l). 



(i) Copia del s. xi.; p¿rg. Al dorso: Donación de unas iglesias al monas- 
terio de Otarra. Guilgelmo Comité, de valle Sangici. Obarra, cax. lo, lig. 2, 
núm 5. — Arch. Hist. Nacional, Obarra, doc. part núm. 8. 



CAPITULO XVIII 

LOS CONDES DE RIBAGORZA DON RAIMUNDO Y DOÑA GARSINDA. — 
SU HIJA DOÑA AVA, MUJER DE GARCI FERNANDEZ, CONDE DE 
CASTILLA. 

La misma niebla que flota sobre los hechos del Conde don 
Bernardo rodea la biografía de su hijo D. Raimundo; ni siquiera 
puede fijarse el año en que sucedió á su padre. 

Únicamente por conjeturas, más ó menos fundadas, presu- 
mimos que entró á gobernar hacia el año gSS. En punto á los 
hermanos que tuvo, y á la parte que lograron de la herencia 
paterna, varían, y aun se oponen los documentos unos á otros. 
Según el documento llamado generalmente de la fundación del 
monasterio de Obarra, D. Bernardo y D.^ Toda tuvieron dos hi- 
jos: D. Raimundo, luego Conde de Ribagorza, y Borrell, que lo 
fué de Pallas; pero ya hemos visto la poca fe que merece este di- 
ploma. Las genealogías de Meya les atribuyen, con mayor fun- 
damento, dos hijos: Raimundo y Galindo, y una hija, doña 
Ava (i). 

Como ya en tiempo de D. Raimundo I se había adjudicado 
el Pallas á Lope, sólo heredó Raimundo II el de Ribagorza, y 
Galindo el título de Conde y algunos feudos. 

El autor del Fragmentum historicum, quien solía inspi- 
rarse en documentos, que con frecuencia interpretaba mal, dice 
que Borrell heredó el condado de Pallas; Mirón, de Nocharola 
flumine usque in Nocharimn, y Raimundo, el de Ribagorza y 
Sobrarbe (2). 

(i) Este nombre se halla en algunos documentos con la forma de Aba. 
Hemos adoptado la ortografía, más general, de Ava. 

(2) Mirone mortuo absque liberis, diviserunt terram fratres illius. Regi- 
mundus tenuit Rippacurciam usque in Codom, et Vallcm Boynam, et San- 
ctum Petrum de Nubibus, et Supcrarbiam usque in Madideio. Reliquam 
autem terram de Palliars habuit Borrellus. 



320 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Ya hemos visto que esto no puede afirmarse; que el monje 
de Alaón confundió los hijos de Lope, hermano de D. Bernar- 
do, con los de éste, y que el Raimundo de Ribagorza, y el de 
Pallas, contemporáneos, fueron dos personajes distintos. • 

El P. Abarca, siguiendo las indicaciones del Fragmentum, 
dice que Raimundo fué hermano de Borrell y de Mirón; que 
aquél heredó los dominios de Sobrarbe y Ribagorza; Borrell el 
Pallas, habiéndose ambos repartido la herencia de Mirón (i). 

Análoga confusión á la que hay en los textos mencionados 
se nota en casi todos los cronistas aragoneses; el autor de la 
Relación historial incurre en enormes equivocaciones: 

A Bernardo le succedió Atto, su heimano, como tutor, que esto 
no fuera bastante para hacerlo señor de este Estado, ni tampoco, á 
mi ver, por violenta usurpación que haría á su sobrino, que aunque 
esse sería ya de edad, pues el año de 8io confirma en la donación de 
sus padres; pero aquellos tiempos eran, con las guerras, tan calami- 
tosos, que obligarían á dar el Estado al tío, como más maduro y ex- 
perimentado... Casó Atto con doña María; tuvo y ganó la valle de 
Aran, y no teniendo hijos con doña María, por su muerte se hizo de 
la Iglesia y fue Obispo de Ribagorza... 

De Ramón tenemos una muy grande contradicion: que Gerónimo 
^urita dize era conde de Ribagorza juntamente con Arsendis ó Gar- 
senda, su muger, por los años de 967, que era el tercero del rey Lo- 
tario: y como del año de 810, en que dejimos era ya confirmador de 
donación de sus padres, á los de 967, van ciento y quarenta y siete 
años, haze essa cuenta impossible para ser hijo Ramón, de Ber- 
nardo... 

Ramón y Garsendis fueron por los años de 840, y Ramón fue 
hijo de Bernardo. Era Garsendis francesa. Tuvieron en hijos á Uni- 
fredo, ísarno, Arnaldo, que morirla en vida de sus padres, y Odi- 
sendo, primer Obispo de Roda; Toda, que caso con Sancho su so- 
brino, conde y marqués de Pallas, y á Anna, que se dize casó con un 
rey de Navarra, de quien descienden los reyes de Aragón (i). 

Briz Martínez supone que á D. Bernardo sucedió su her- 
mano el obispo Atón, y á éste D. Ramón, hijo de aquél, 
por los años de 967, casado con Arsinda, y no Garsenda, 



(i) Los Reyes de Aragón en Anales históricos. —Madrid, 1682 — Fo- 
lio 90. 

(2) Relación historial de los Condes de Ribagorza; ms. del siglo xvii. 
Bib. Nacional. Mss. T. 284. 



LOS CONDES RAIMUNDO Y GARSINDA 32 I 

como la llamó Zurita; afirma que Ramón fué padre del Obispo 
Odisendo. Como en el año 1620, en que publicó Briz Martínez 
su libro, no se había forjado aún la Carta de Alaón, al negar 
que este monasterio fuese fundado por D. Ramón y D.* Ar- 
sinda, se limita á decir que ya existía mucho antes del año 908, 
y cita una donación que en esta fecha hizo á dicho monasterio 
Carlos el Simple (i). 

Traggia (2) acertó al afirmar que habían existido dos con- 
des llamados Raimundo, pero no dio con noticias indudables 
del primero: «no hallo escritura alguna que se le pueda atribuir 
con seguridad, y sospecho que en su tiempo se volvió á perder 
y estuvo muy turbada la Ribagorza y parte de Sobrarbe». Sin 
embargo de esta carencia de datos, dice que Raimundo I murió 
hacia el año 906. 

El P. Huesca (3) expone acerca de Raimundo iguales dudas 
que acerca de D. Bernardo: esto es, sí hubo uno solo ó dos 
condes del mismo nombre, y si Garsendis, Ermesendis y Ar- 
sendis fueron una ó dos mujeres. Opina, sin fundamento, que 
Raimundo fué también Conde de Pallas «comprehendido entre 
los dos ríos Noguera Pallaresa y Noguera Ribagorzana». 

Jaurgain (4) hizo de D. Raimundo tres personajes distintos: 
Raimundo III de Pallas, Conde de Ribagorza y Señor de So- 
brarbe, hacia el año 926, muerto antes del 9 de Septiembre 
de 947; fué padre de Isarno, casado con Adalais Sinegentis, 
llamada así porque no tuvo sucesión. El segundo Raimundo 
fué hijo del anterior y casado con Ermesinda; padres ambos 
del obispo Odisendo y del otro Ramón, también Conde de Ri- 
bagorza y Señor de Sobrarbe, quien heredó estas regiones por 
el año 960; casó con Garsendis y tuvo por hijos á Wifredo (sic), 
Isarno, Toda, llamada Zita, segunda mujer de Suñer, Conde 
de Pallas, y Urraca, esposa de Sancho García, Conde de Cas- 
tilla. 

Muy probable es la afirmación que hace el Fragmentum dt 



(i) Historia de la fundación, y antigüedades de San Juan de la Peña, y 
de los Reyes de Sobrarbe, Aragón^ y Nauarra. Zaragoza, Año 1620; pá- 
gina 35o. 

(2) Memoria sobre el origen del Condado de Ribagorza, pág. 338. 

(3) Teatro histórico de las Iglesias del Reyno de Aragón, tomo IX, pá- 
ginas 29 y 3o. 

(4) La Vasconie, deuxiéme partie, págs. 696 á 601. 

21 



3-22 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

ser francesa Garsendis, mujer de D. Raimundo, y está en lo 
firme cuando dice que la hija de éstos, D.^ A va, fué Condesa 
de Castilla, si bien yerra al creer que estuvo casada con San- 
cho Garcés y no con Garci Fernández (i). 

Las genealogías de Meya dicen que D.'"^ Garsinda fué gas- 
cona, hija del Conde Guillermo Garcés: Gilelmo Garsies acce- 
pit uxor... et genuit... domna... mater domne Abe Comitisse. 
Testimonio que juzgamos autorizado. 

II 

Buena prueba de que el Condado de Ribagorza no era tan 
insignificante como su pequeña extensión parece indicar es el 
matrimonio de D.* Ava con el Conde castellano de las fermo- 
sas manos (2). 

Increíble parece que durante la Edad Media fuese apenas 
conocido el nombre de D.^ Ava, y el arraigo que tomaron las 
fábulas de D.^ Argentina y D.^ Sancha, siendo muchas las do- 
naciones piadosas que aquélla otorgó con su marido, y que, si 
le aprovecharon para ganar el cielo, no lograron dejar un re- 
cuerdo de gratitud en los hombres. El P. Berganza publicó va- 
rias (3) y aún quedan otras inéditas. 



(r) Regimundo prephato Comiti Rippacurtie füit uxor Garsendis no- 
mine, de Galliis, et Aua, filia Regimundi fuit uxor Comitis Sancii de Cas- 
tella. 

(2) Crónica general, ó sea Estoria de España. Madrid, 1906. Pág. 427. 

(3) Son las siguientes, al monasterio de Cárdena: 

Donación de un hospital cerca de Villavascones — 22 de Abril del año 971. 

Donación y fueros de varios montes arreglados al Fuero Juzgo. 2j de 
Mayo de 972. Se refiere á las dehesas de Ausines, Cozcurrita y otros pueblos. 

Escritura de apeo de la dehesa del monte de la Cabana. — 23 de Junio 972. 

Apeo de los términos comuneros y privativos del monasterio de Cár- 
dena. — 3 de Julio de 972. 

Donación del pozo de Salmoral de Granadera.- 23 de Junio de 972 

Escritura de profesión de hermandad en Cárdena, de Garci Fernández y 
D.*^ Ava. —22 de Abril de 982. 

El P. Luciano Serrano (Cartulario del Infantado de Covarrubias) pu- 
blicó estas otras: 

Fundación de la abadía de Covarrubias por Garci Fernández y D.'*^ Ava. 
24 de Noviembre de 978. 

Donación á dicha abadía de ciertas heredades y de eras de sal en Anana. 
34 de Noviembre de 978. 



LOS CONDES RAIMUNDO Y GARSINDA 323 

En la donación del Conde Garci Fernández y de la Con- 
desa doña Aba su muger^ quando fundaron el monasterio de 
San Cosme y San Damián de Covarrubias (20 de Noviembre 
de 978) se dice: «Haec est series testamenti quam patrari volu- 
mus, ego Garsias Fernandez, cum coniuge mea Ava comitisa, 
extremitate ultimi iudici diem inixii^ decernentes... Ego Gar- 
sia Fernandez Comité, & Aba Comitisa (1)». 

Por vez primera, dos jóvenes pueblos cristianos tan separa- 
dos como Ribagorza y Castilla, estrechaban sus relaciones y se 
influían mutuamente en su vida; en la Corte de D.^ Ava se 
educó su sobrino carnal Guillen Isárnez, hijo natural del Conde 
Isarno y nieto de Raimundo II, y cuando por la muerte de su 
padre volvió á su patria para gobernarla, llamado por su tía la 
Condesa D.''^ Toda, subió al poder con auxilio de tropas caste- 
llanas que envió Garci Fernández (2), y ¿quién sabe si entre la 



\ 



(i) Antigüedades de España?!, propagadas en las noticias de sus Reyes. 
Madrid, 1719-21. Tomo II, págs. 406 á 415. En el tomo I, pág. 295, copia 
un absurdo y moderno epitafio de D.^ Ava, donde se dice que fué nieta del 
Emperador D. Enrique. El P. Berganza sospecha que D.** Ava fué hija de 
un rey de Francia ó del Duque de Aquitania. 

\2) Coránica general de la Orden de San Benito, por el Maestro Fray 
Antonio de Yepes. Tomo V. Valladolid, año de 1617. Folios 444 y 445. 

En los folios 162 á 164 trata el P. Yepes de la fundación del monasterio 
de Covarrubias, y en los fols. 820 á 323 refuta las leyendas que se cuentan 
de D.* Ava, y el error de haberse ésta llamado Oña; cree el P. Yepes que 
D.* Ava fué de origen alemán: «el propio nombre de D.^ Ava, como lo lee- 
mos en los privilegios y en las lápidas de los sepulcros, fué, según se colige 
dellos de la ilustrísima sangre de los Emperadores de Alemania, y única 
muger del conde Garci Fernandez». 

Del monasterio de Covarrubias y de su fundadora D.^ Ava trata el padre 
Flórez en la España Sagrada, tomo X'XVII, cois. 25 á 27 y 25 r á 255. 

El P. Luciano Serrano dice que la Infanta D^ Urraca, hija de Ava y de 
Garci Fernández no fué religiosa propiamente dicha, «sino una de tantas 
princesas como en aquellos tiempos se consagraban á Dios, prometiendo 
castidad y vivir de ordinario en un monasterio, pero sin estricta sujeción á 
la regla». — {Cartulario de Covarrubias, pág. 3i.) 

En la misma obra pueden verse los tres textos de la fundación de dicho 
monasterio. 

Hermanas de D.* Urraca fueron Velasquita y Elvira, que sucesivamente 
se casaron con Bermudo II; Iñiga, que fué Señora del monasterio de Chilla- 
perlata, no lejos de Oña, y Toda que vivió soltera en tierra de León. Un 
manuscrito, de la Biblioteca Nacional (núm. 712) consigna la especie, más 
que dudosa, de haber tenido Garci Fernández y A va un hijo llamado Rol- 
daniz. — (O/?. cz7., pág. 20,) 



324 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

servidumbre que llevó consigo D.''^ Ava no figuraba algún ju- 
glar de Ríbagorza que difundiese en Castilla las proezas legen- 
darias del ya famoso D. Bernardo (i)? 

La leyenda vulgar, que generalmente suele complacerse en 
idealizar á sus personajes, fué implacable y dura con Garci 
Fernández y con sus dos fantásticas mujeres D/ Argentina y 
D.* Sancha; borró hasta el nombre de D.^ Ava, quien, según 
parece, fué dama honesta y piadosa, como lo prueba la funda- 
ción del monasterio de Covarrubias, y casó al hijo de Fernán 
González con la andariega Condesa D.* Argentina, mo¡{a muy 
fermosay pero que salió mala mujer ^ y abandonando á su es- 
poso cuando yacía doliente, huyóse á Francia con cierto Conde 
de aquel reino. \'indicada su honra con la muerte de los adúl- 
teros, la negra fortuna del Conde castellano le llevó á casarse 
con D.* Sancha, su entenada, la que, enamorándose de un in- 
fiel, «asmó de matar su fijo [Sancho García] portal que se al- 
9asse con los castiellos e con las fortalezas de la tierra, et que 
desta guisa casarle con el moro mas enderezadamente et sin 
embargo. Et ella destemplando una noche las yeruas quel diesse 
a beuer con que muriesse, fue en ello una su couigera de la 
Condessa, et entendió muy bien que era. Et quando ueno el 
Conde, aquella couigera descubrió aquel fecho... Et el rogóla 
muchas uezes que beuiesse, et ella non lo quiso ninguna uez; 
et el quando uio que la non podie uencer por ruego, fizogelo 



fi) Nicolás de Padua, compilador de U Entrée en Espagne, cita como 
autoridades á Juan de Navarra y Gautier de Aragón, quienes puede sospe- 
charse que más que cronistas fueron juglares: 

Qan de Navaire et Gauter d'Arragon, 

Ces dous prodromes ceschuns saits pont á pon 

Si come Garles o la fiore frangon 

Entra en Espaigne conquerré le roion. 

D. {Á&rceVmo Menéndez y Pelsivo (Obras de Lope de Vega, tomo Vil, pá- 
gina cxvii) sospecha que la leyenda de éste no se divulgó hasta más ade- 
lante en León y Castilla: «¿Cuándo empezó Bernardo á convertirse en héroe 
leonés? No creemos que antes de la unión de Navarra y Castilla en la per- 
sona de D. Sancho el Mayor. Entonces seria cuando la obscura leyenda de 
Ribagorza, encerrada hasta entonces en los valles del Pirineo, penetrase en 
la tierra llana, en la región épica por excelencia, y fuese recogida y trans- 
formada por el sentimiento patriótico de los juglares castellanos, que con- 
virtieron en protesta lo que hasta entonces había sido remedo.» 



LOS CONDES RAIMUNDO Y GARSINDA 325 

beuer por fuerga... Et ella eon aquel miedo beuio luego el uino, 
et cayo luego muerta» (i). 

El primero en desconocer, y aun enturbiar, tan claras fuen- 
tes como son las genealogías de Meya, y en difundir nieblas 
acerca de la verdadera patria de D.^ Ava, fué el cronista Gari- 
bay, quien bajo la fe de unos epitafios modernos y sin autori- 
dad alguna, afirmó que aquélla era Princesa alemana: 

En las memorias de las sepulturas del monesterio de San Pedro 
de Cárdena, es de la mesma manera llamada doña Abba. En el le- 
trero de Arlanga, donde el hijo esta enterrado, se refiere ser ella so- 
brina del Emperador de Alemana. En el de Cárdena, donde ella con 
el Conde su marido fue sepultada, se escriue ser nieta del Empera- 
dor Henrique... Parece que el Conde tuvo della al dicho Garci Rol- 
daniz, que siendo primogénito, murió niño (2). 

Lanzado al público tan grande yerro, no faltó quien lo pa- 
trocinara, y así vemos que lo adoptaron Fr. Prudencio de San- 
doval (3), el concienzudo genealogista Salazar (4) y Fr. José 
de Yepes (5). En nuestros días, un erudito benedictino que ha 
consagrado sus vigilias á esclarecer los orígenes de Castilla, lo 
ha prohijado como verdad inconcusa, y afirma que «estaba ca- 
sado el Conde [Garci Fernández] á la sazón de ya pasados 



(i) Primera Crónica general ^ ó sea Estoria de España que mandó com- 
poner Alfonso el Sabio. Madrid, 1906. Pág. 464. 

Esta leyenda, como casi todas, no deja de tener algún fondo histórico; 
D.* Ava, mujer de Garci Fernández, era realmente de linaje francés, pues 
descendía por su bisabuelo Raimundo ) de los Duques de Tolosa. Y en 
cuanto á sus amores con un joven musulmán, pudieron fundarse en dos he- 
chos mencionados porDozzy(i^ec/zercAes, primera edición, págs. 23 y sigs,): la 
hospitalidad que Garci Fernández concedió al hijo de Almanzor, Abdalá, y 
el matrimonio de aquél con la madre de Abderramán Sanchol, dama cris- 
tiana, y, como algunos quieren, hija de Sancho García, Conde de Castilla. 

El P. Mariana {Historia de España^ lib. VIII, cap. IX) puso en duda las 
fábulas tocantes á D.'' Argentina y D.^ Sancha: «Otros afirman [que la mu- 
jer de Garci Fernández] se llamó Abba, como lo muestran los letreros anti- 
guos de los sepulcros de estos Condes, que hay en Arlanza y en Cárdena; 
la verdad, ^'quién la averigua?» 

(2) Los quarenta libros del Compendio historial de las Chronicas y vni- 
versal Historia de todos los Reynos de España. Barcelona, año 1628. To- 
mo I, lib. X, cap. XIII. 

(3) Historia de cinco obispos, pág. 325. 

(4) Casa de Lara, tomo I, pág. 56. 

(5) Coránica general de la Orden de San Benito, tomo V, pág. 819. 



32b NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

treinta años, con Doña Ava, princesa de la familia imperial de 
Alemania é hija de uno de los soberanos del mediodía de Fran- 
cia» (i). 

El sabio y fecundo genealogista D. F. Fernández de Bé- 
thencourt también afirma sin vacilación que D.''^ Ava era ale- 
mana: «Fué la condesa doña Ava Princesa de Alemania, como 
fué el primero á descubrir el erudito cronista Esteban de Gari- 
bay» (2). 

Otro yerro digno de ser notado es el de Mr. Jaurgain (3), 
quien supone que Sancho García, Conde de Castilla, estuvo 
casado con dos mujeres, llamadas ambas Urraca: la primera, 
hija de Ramiro II y deGarsendis, Condesde Ribagorza, la cual 
fué madre de D/ Mayor, casada con Sancho Garcés III de Na- 
varra; murió en el año 1000, en Covarrubias, á manos de los 
árabes. La segunda, cuya paternidad ignoraba Jaurgain, falle- 
ció en Mayo de i025 y fué enterrada en el monasterio de Oña. 

Esta distinción de personas se funda en una cita in- 
exacta de Jaurgain, quien leyó en los Anales Toledanos: Era 
MXXXVIII, mataron á la condesa doña Urraca en Cuevarru- 
bias. Cuando, realmente, el texto de dichos Anales, publicado 
por el P. Flórez, dice asi: «io38. Mataron á la Condesa Doña 
Urraca en Cucvarrubias. Era MLXXVI» (4). 

Cuya fecha demuestra claramente que la Condesa doña 
Urraca, muerta por los moros, ni fué ni pudo ser la esposa de 
Sancho García, Conde de Castilla. 



I 



(i) Fuentes para la Historia de Castilla, por los PP. Benedictinos de 
Silos. Tomo II. Cartulario del Infantado de Covarrubias, por el Rdo. padre 
D. Luciano Serrano. Valladolid, 1907. Pág. xxv. 

(2) Historia genealógica y heráldica de la Monarquía española, tomo I, 
página 454. 

(3) La Vasconie; deuxiéme partie, págs. 594 y SgS. 
(4j España Sagrada, lomo XXIII, pág. 384. 



DOCUMENTOS DE D. RAIMUNDO Y D.^ GARSINDA 32/ 



DOCUMENTOS DE D. RAIMUNDO Y D.* GARSINDA 



DICIEMBRE DEL AÑO 976 

Donación al monasterio de Obarra de las villas de Calvera, 
Castelcit, Morens, j el derecho de moler con agua del río 
Isábena. 

A. — Copia del s. xi; perg. Arch. Hist. Nacional. 

B. — Otra de la misma época; perg. Arch. Hist. Nac. 

C. — Cartulario de Obarra, pág. i. 

/). —Copia del s. xvii. Una hoja de papel en folio. Arch. Hist. Nac. 

ín Dei nomine. Notum sit cunctis hominibus hanc scripturam 
legenijbus presentibus et futuris quam (a) ego Raimundus comes, 
filius Bernardi comitis et de Tota comitissa, et uxor mea Garsen- 
dis,(¿') cum consensu et uoluntatefiliorum nostrorum,scilicetVnifre- 
dus et Arnaldus et Isarnus et Odissendus episcopus, per remissionem 
omnium pecatorum nostrorum et pro animabus patrum et matrum 
omniumque parentum nostrorum, bono animo et spontanea uolun- 
tate donamus et concedimus domino Deo et glorióse virgini Marie et 
sancto Petro apostólo et sancto Paulo et sancto Stephano et sánete 
Crucis quorum altaria sunt in monasterio quod dicitur Ouarra, et 
domno Leuila abbati eiusdem monasterium obedientem sub regula 
sancti Benedicti, omnibusque successoribus eius et cunctis monachis 
ibi degentibus et clericis presentibus et futuris in perpetuum. Sic do- 
namus predicto cenobio sánete Marie de Ouarra villas que dicuntur 
prima Caluaria; alia Castello Citi, et dúos Morezenos, et illa aqua 
de flumine Ysauana, de illo monasterio usque ad ponte de Caluaria, 
ut nulli enim sit ausus homo (c) uel femina cuiuscumque dignitatis 
sit faceré aliquam perturbationem vel contrarietatem, siue de moli- 
nos {d) siue de piscuationem; has villas prenominatas donamus et 
concedimus iam dicto monasterio sánete Marie de Ouarra et his 



Variantes de C: 

(a) Quomodo. ib) Faltan las palabras: et uxor mea Garsendis. (c) sit 
homo, (d) molendinos. 



328 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

qui ibi habitant uel habitaturi sunt, (a) cum ecclesiis, decimis, quar- 
t!s, primitiis, oblationibus et defunctionibus, et cum ómnibus cen- 
sibus quos ibi habemus uel habere debemus; et suos términos per- 
nominatos terminantur sic. In primis de podio alto qui est in monte 
sciso, serra serra usque peruenit ubi dicitur monte Todo, quan- 
tum aqua discurrit a parte de supra dictis parrochiis. Et de monte 
Todo, serra serra usque ad illas tossas, et ascendit usque in Pegar 
et infrontat cum termino de Elins: sed Elins et Caluaria unum ter- 
minum habent, et descendit usque ad monasterium sánete Marie de 
Ouarra, qui situm [est] prope flumen Ysauana;(¿?)hoc totum donamus 
atque concedimus quantum istas infrontationes includunt, (c) Deo 
et sánete Marie et aliorum sanctorum qui ibi sunt fundati, (d) excep- 
tisdirectis quod Sancta María de Alaonis debet abere in supra dicto 
termino. Sic mittimus has uillas supra dictas cum suis terminis et 
decimis (e) et oblationibus (/) et cum illa aqua supra dicta et termi- 
nata. Si (g) aliquis per iniuriam uel suoerbiam uolebat aufferre de 
de decimis uel de (h) direciis sánete Marie et intrare presumpserit 
iniuste in his locis supradictis, xxx^^^ libras argenti sacratissimo 
fischo persoluat, et insuper factum nostrum consultum [et] inteme- 
ratum permaneat omni tempore. Sic mittimus propter remedium 
animarum nostrarum uel parentum nostrorum uiuorum uel mor- 
tuorum ut ad iudicii diem atque tremende maicstatis merces nobis 
exinde crescat. Sicut apostolus Paulus dicit: qui templum [Dei 
edificat] iníernum despicit. Et (i) est manifestum quod si ego 
Raimundus comes et uxor mea Garsendis comitissa [vel] ali- 
quis (;') homo uel femina, tam filii quam propinqui, siue comes, 
siue uillicos, tam uicarii quam prepositi (k) atque gardingius [vel] 
aliqua (/) persona secularis uel ecclesiastica qui cartam nostram 
hanc oblacionem vel donacionem uUam perturbacionem faceré uol- 
uerit, ira et maledictio Dei super eum veniat, et a liminibus sánete 
Ecclesie extraneus efliciatur, et cum Datan et Abiron et luda tradi- 
tore in inferno inferiori ardeat et hec nostra donacio firma perma- 
neat omni tempore. (w) Era dcccc'^i''^ facta carta helemosinaria, in 

(a) añade: terminis quos dedimus et asignauimus dictis uiliis (Siguen dos 
palabras borradas.) in podio de plan milans, et per sarratum descendit ad 
flumen Isauana et transit a la plana Centol, et serra serra adcenditad monte 
de Padreno et exit a la liena laruenas, et ascendit (Borradas dos palabras. )per 
sarratum al puy de le moli harenc,et ascendit serra serra sicut aqua discurrit 
ad puy alto qui est in monte ciso. (b) Isauana est. (c) ambiunt et includunt, 
(¿f) fundata. (e) cum cunctis decimis, quartis, primiciis. (/)et defunctioni- 
bus, et ómnibus censis quos ibi habemus uel habere debemus. (g) Kt si. 
(h) decimis de dictis terminis uel de. (/) Quod. (/) Garsendis siue aliquis. 
(A) vicarius quam prepositus. (/) siue aliqua. (m) Facta carta helemosi- 
naria in mense Decembrio. 



DOCUMENTOS DE D. RAIMUNDO Y D.'^ GARSINDA 829 

mense decembrio, anno vicésimo tercio regnante (a) Leuctario rege. 
Sig>-I<num Raimundi comitis. Sig^í<num uxor eius Garsendis comi- 
tissa. Sig>í<num Vnifredi. Sig^iinum Arnaldus. Sig>í<num Isarnus. 
Sig^Jinum Odissendus, filiorum eorum. Si^num Orioli presbiteri. 
Sig>í-num Aponi (b) presbiteri. Isti sunt testes. 

Chintus presbiter rogatus (c) scripsit et hoc S.^J^fecit {d) die et 
anno quo supra (i). 

El P. Huesca vio este documento, á cuya fecha hizo algu- 
nas observaciones, juzgándola equivocada: «Su data, en el 
año 23 del rey Lotario, en que corria el año 976 de Jesu Christo, 
en que parece hay error, porque seis años antes era Conde su 
hijo [de Raimundo] Unifredo, y Zurita afirma que el Conde 
Ramón murió en el décimo quinto de Lotario, que corresponde 
al de 969 y no al siguiente (2).» 

Traggia opina que en la fecha de esta donación sobra una X 
en los años de reinado de Lotario, pues el 26 no corresponde a 
la era 901, y que, por tanto, «se podría reducir al año 967» 
(sic) (3) cuando aún vivían Garsendis y sus hijos. 

Por el documento que precede, Raimundo hace donación 
al monasterio de Obarra, que presidía entonces el abad Levila, 
de las villas de Calvera, Castelcit y Morens, y á más, el dere- 
cho de pescar y de hacer molinos en el río Isábena desde la 
casa monacal hasta el puente de C^alvera. Y aquí nos ocurre la 
misma duda que antes hemos expuesto: si el dominio absoluto, 
irrevocable y perpetuo de dichos lugares, y la concesión de las 
aguas del Isábena, pertenecía ya á los monjes de Obarra en vir- 
tud de los privilegios que ya conocemos, expedidos por don 
Bernardo, ¿á qué fin hacer nueva donación, cuando, á lo sumo, 
bastaba con la confirmación de la primera? No menos difícil 
resulta admitir que el abad Levila, quien lo era en Obarra 



(a) vicésimo III. ° regnante rege Leutario. (b) Apponi. (c) rogitus a 
predictis. (d) Faltan las últimas palabias. 

(i) Arch. Hist. Nac. Al dorso del documento se lee: Obarra. Cax. ío, 
lig. i.° núm. 7. Calbera. Donación de Calbera y Castro Cit, con sus con- 
frontaciones y términos á Santa María de Obarra. — Nota: por donde tienen 
las confrontaciones por la parte de Calvera hasta el río Todo es de Obarra. 
Era 901. 

(2) Teatro histórico de las iglesias del Rey no de Aragón j tomo IX, pá- 
gina 29. 

(3) En su Memoria sobre el origen del Condado de Ribagor^a. 



33o NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

hacia el año 926, viviese todavía en 976; casos mayores de lon- 
gevidad se han visto, y pudiera ser uno el de Levila, pero los 
hechos insólitos es preciso que consten de algún modo para 
creer en ellos. La mención de los vilicos, vicarios y gardingos, 
hecha en el documento, es un anacronismo que sólo puede ex- 
plicarse por una imitación servil de los antiguos formularios 
visigóticos, cuya tradición se conservó en Ribagorza más que 
en otras regiones españolas. Pero la objeción más grave que se 
puede hacer á este diploma es que en el año 976 había ya 
muerto D. Raimundo, y gobernaba el Condado su hijo Uni- 
fredo, como se prueba con escrituras indubitables otorgadas 
por éste. 

II 

AÑO 976 

Doña Garsináis, en ?iombre de su marido, hace donación, al monas- 
terio de Otarra, de sus derechos en las parroquias de Calvera, 
Castrocií y More?is. 

In [nomine Domini nostri] (i) Ihu Xpi et indiuidue Sánete Tri- 
nitatis qui est trinus et unus et uerus Deus, ego Raimuridus, gratia 
Del (2) comis, simul cum (3) hucxor mea Karsindis Comitissa, ex- 
punxit nobis Deus et trina maiestas [ut] faciamus karta helemosina- 
ria de parrochiis nostris qui nobis aduenit de parentum meorum, 
et ego mando tibi ut facías karta propter remedium anime mee et 
pro anima tua utante tribunal Xpi merces nobis exinde acreschat. 
Ego Garsindis Comitissa qui sum mandataria de seniore meo Ra- 
gimundo Comité ut fació kartam ad domum Sánete Marie uirginis, 
et Sancti Petri apostoli, et Sancti Pauli, et Sancti Stephani, et Sán- 
ete Crux, et ali[a] anmina Sanctorum quÍ4Sunt fundatas in pao Ri- 
pacurcense, in monesterio que uocitatur Uvarra, hobedientem 
sibi {sic} Aymericho presul, sub regula SancU Benedicti, tune ser- 
uientes illius, idest, Soniarius presbiter, Gimara presbiter, Enncco 
presbiter, Adífonsus presbiter, Gutiscul presbiter, Miro presbiter, 
Barone diaconus, Gimara diaconus, Ato monacus, Petrus monacus, 
Alvarus monacus, Raterus monacus, Fedaco monacus, et alia cuneta 
congregacione qui hibidem sunt, uel qui adueniendi sunt, et ego Gar- 
sindis Cometissa, et filia mea Tota, et filio meo Ysarno Comité, miti- 



íi) Roto el perg. 

(2) Borrada una palabra. 

(3) Roto el perg. 



DOCUMENTOS DE D. RAIMUNDO Y D.^ GARSINDA 33l 

mus ipsas hoblias(i) de Caluaria, etipsa mogata(2),et quale censum, 
uel quale opera nobis debuerint faceré. Sic mitimus ad locum supra 
nominalum propter remedium animas nostras, et ego Garsindis Co- 
mitissa qui sum mandataria de seniore meo Ragimundo, mitto ipsos 
parrochiis (sic) quod michi mandauit ad Deo et Sánete Marie et alia 
hacmJna Sanctorum qui hibidem sunt sunt (sic) fundatas, et sunt 
ipsas parrochias in ualle Kaluaria, idest, prima Kaluaria, alia Chas- 
tello Citi, et ipsos ll^^^ Morecenes. Sic mitto in loco supra nomina- 
tum, ut ad diem iudicii adque tremende maiestatis mercis nobis ex- 
cinde crescat, sicut Paalus apostoius dicit: qui templum Dei edtficat, 
infernum despicií; et in apistola (sic) ad Efesios dicit: bonum est be- 
nefacere omnes, máxime autem ad domésticos fidei. Si quis sane, 
quod fieri minimi credimus esse uenturum, hoc est diuulgatum ad 
tempore Recensuindi regis, legum magister, et Etiianis Principis us- 
que ad nos, et nos finem decreuimus; ut si ego Garsinna, uel poste- 
ritas mea, tam filii quam propincui, -adque Comes, uel uicllicus, 
uicarius, prepositus adque gardingus, siue aliquis homo, tam de ex- 
trañéis quam de propinquis qui hac karta elemosinaria inrumperit 
aut inquietare presumpserit, in primis ira Dei omnipotentis incu- 
rrat super eum, et a liminibus Sanctorum extraneus efficiat, et cum 
luda Schariothis hereditet in eternum, et non hereditetcum sanctis 
ñeque cum helectis Dei in Ecclesia Sanctorum, amen, et in antea 
isia karta (3) elemosinaria firmis permaneat et non disrumpatur. 

Pacta karta helemosinaria in mense Decembrio, anno vicé- 
simo IIP regnante Lauctario rege. Signum Garsinda Comitissa, 
qui hanc karta elemosinaria rogauit scribere et testibus tradidit ad 
roborandum.Sig^num Gisadoni. Sig^í^num Ramioni. Signum (sic). 

Miro presbiter rogitus scripsit in die et anno que supra (4). 

La cláusula más notable de esta donación es aquella en que 

se alude á ciertas leyes de Recesvinto y de Quintila: hoc est di- 

vulgatum, ad tempore Recensvindi regis, legum magister, et 

Etiianis principis, usque ad nos, et nos finem decrevimus. 

Otros documentos ofrecen la variante de Otilanis, y la ver- 



(1 ) Du Cange define la oblia, de oblata, como mensurae vinariae species. 
En ocasiones tenía el sentido genérico de censo. 

(2) iJe mediata, tierra de labor que solía comprender un modio de sem- 
bradura. 

(3) Tachado: Jirmis permaneat . 

(4) Copia del siglo xii. Perg. de 335 X 120 mm. 

Al dorso: «Donation de las parochiasde Calvara, Castrocit y Morens."» 
Documentos de San Viciorián. 



332 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIÜAGORZA 

f ' 

dadera lección de Quintilanis, nombre que no parece una equi- 
vocación, por Egicani. 

Aunque bastante obscura dicha cláusula, y puesta con noto- 
ria violencia, parece que se trata, no de leyes substantivas, 
como son las que dio Recesvinto acerca de los documentos, 
conservadas en el Forum Judicum ó Líber Judiciorum (i), sino 
á otras que dejaron de incluirse y atañían á la forma de las es- 
crituras, una de cuyas disposiciones trataba de las frases con- 
minatorias. 

Si el nombre de Quintila, no está por Egica {2), probará 
que aquel Monarca legisló también acerca de lo mismo, y que 
se han perdido sus disposiciones (3). 

Después de cláusula tan vieja nada tiene de particular que 
el escriba haga mención de funcionarios que ya no existían, 
propios de la monarquía vissigoda, como el gardingo y el 
ti ufado. 



(i) Además de las incluidas en el lib. II, tit. V, Recesvinto publicó dos 
Novellae leges, no comprendidas en su Código, ni en las reformas de Ervi- 
gio y de Egica; por la primera, Plene discretionis, declara nula toda escri- 
tura de transmisión de bienes (testamentos, donaciones, etc.) en cuanto pase 
de lo establecido por la ley. En la segunda, Querumdam inlicita, que atri- 
buyen á Recesvinto los mss. de Covarrubias, se castiga el reducir á escrito 
ante notario supuestos mandatos Reales. 

(2) Egica sancionó dos Novellae acerca de documentos, y son las Qua- 
rumlibet scripturarum, y Cum uve sint uerba (lib. V, tít. 5 de la Vulgata). 

(3) Admitida esta hipótesis, la fórmula en cuestión prueba que también 
fué legislador Quintila, cuando menos en punto á redacción de documentos 
públicos, aunque sus disposiciones no se incluyeran en el último texto del 
Fuero Juzgo; por lo que no ha muchos años escribía el sabio profesor, don 
Rafael de Ureña: 

«Tampoco podemos apreciar á Chintila (636 639) como legislador, pres- 
cindiendo de los nomocánones, principalmente relativos al Derecho público, 
estatuidos en los Concilios V y VI de Toledo (636 y 638)» (*). 

(*) La Legislación gótico-hispana (Leges antiquiores-Liber Judiciorum). Es- 
tudio critico de R. de Ureña y Smenjaud.— Madrid, i9o5. Págs. 475 á 478. 
De las Novelas de Hgica trata en las págs. 507 á 5io. 



DOCUMENTOS DE D. RAIMUNDO Y D.* GARSINDA 333 



III 

Consagración, por Odisendo, Obispo de Ribagor^a, de una iglesia 
en Fantova, edificada por D. Raimundo y Doña Garsindis. 

I.° DE ENERO DEL AÑO IO16 

Almitas Dei Patris clemencia qui est unus in trinitate et trinus 
in unitate, et in nomine Ihu. Xpi. filii eius, et Spiritus Sancti. Ego 
Raymundus comes et Gassindis coinitissa et omniun bonorum ho- 
minum tam masculi quam femine qui sunt habitantes in castro 
Fontoue et in terminis suis, expirans nos Deus et trina majestas ut 
edificaremus domum Sánete Gecilie in honorem domini nostri Ihu. 
Xpi. qui est in comitatum Ripacorcensem in castro Fontoua, et 
ideo Incarnationis dominice annorum XVI post millessimum sub 
die kalendis januarii, luna XXX regnantem Leotarium regem, ve- 
mens R."^^^ Hodisendus episcopus ex comitatum Ribacorcensem 
per preces de domno Raymundo comité et Gassindis comiiisse, ad 
locum venerabilem, et ad consecrandam ecclesiam in honore Sánete 
Gecilie virginis et ah'a agmina sanctorum, et prefactus qui scriptus 
est, pro amore Dei ei remissione peccatorum suorum per desidería 
in celestiam patriam. Ad cuius dedicationem christiani etdevotissimi 
populi religionem catholicam concurrentes, deuocionis sue vel 
parentum decessorum, facinus absoluendum, vel pro remedium 
animarum suarum et nostrarum et incolumitate futuram adi- 
piscendam, et zabulo teterrimum effugiendum, et statum sánete Dei 
ecclesie erigendum ut remunerationem ad ethereum Deo Patre ad 
ultimum consequi valeant et cum sanctis ómnibus in celesti regione 
refulgeant cum adstante Deo ac devotissimo populo per dictum 
Sánete Gecilie virginis et ad servientes illum qui ibidem serviunt 
sub iussione episcoporum quorum nomina inserta tenent. Ego Ray- 
mundus com^s et Gassindis comitissa et filiis nostris qui mittimus 
in ornamentis ecclesie in domum Sánete Gecilie una cruce et uno 
candelabro, et tres vestimentos et uno cálice et uno missale et uno 
lec^onario et una venia [vinea] subtus Herdao: de Oriente via; de 
Occidenie torrente; et uno villare in illa selua: de Oriente Gulferus; 
de Occidente Fertungo, et una térra ad illo villare comitale de coma 
bona (i). 



(i) Anales del Condado de Ribagorza; ms. de la Bib. prov. de Zara- 
goza, núm. 102. 



334 



NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOf<ZA 



El diploma arriba copiado trata de cómo los Condes Rai- 
mundo y su mujer, edificaron en Fantova la iglesia de Santa 
Cecilia, que fué consagrada por Odisendo, Obispo de Roda. 
Si nada hallásemos equivocado más que el nombre de dicha 
Condesa y la fecha en numerales romanos, del reinado de 
Lotario, año trigésimo, pudiera creerse que tales yerros no vi- 
ciaban el documento, por ser, quizá, lapsus calami del ama- 
nuense; pero contiene además un anacronismo tan absurdo 
cual es indicar que Lotario vivía en el año 1016, lo que hace 
concebir dudas muy serias de su autenticidad, pues tiene to- 
dos los caracteres que distinguen á los documentos apócrifos 
de los genuínos, como es la confusión de los personajes históri- 
cos, que el falsario solía conocer mal, y de las fechas en que 
vivieron. 

Tanto el Conde D. Raimundo, como su hijo el Obispo Odi- 
sendo, estaban muy lejos de vivir en el año 1016, y el Rey fran- 
cés Lotario falleció en el de 986. 

Tampoco se salvaría la dificultad con imaginar que en vez 
de post millessimumy se debe leer ante mi 1 1 essimuin, pues en 984 
eran ya difuntos el Obispo Odisendo y su padre. - . 

DOCUMENTOS DE D." AVA, CONDESA DE CASTILLA, 
HIJA DE RAIMUNDO DE RIBAGORZA 



I 



RELACIÓN DE ALGUNOS OBJETOS PRECIOSOS QUE DIERON LOS MONJES £)E 
OBARHA AL CONDE RAIMUNDO, CUANDO SE CASÓ SU HIJA D.^ AVA, 
Á CAMBIO DE LAS VILLAS DE SILUY, RACONES Y RIOPEDROSO (l). 

Sin fecha; hacia el año 960 

Breue rememoratorium de ipso auere de Ouarra quod recepit 
Ragimiindus Comes, filius Bernardi, et donauit illi Leuila abba et 
ceteri monaclii qui fuerunt in ipso monasterio. 

Uno' freno cum sua alacma (2) in quingentos solidos, quia totus 
erat purus de argento mundo et desuper de auro, et desuper dede- 



íi) En la Marca Hispánica, pág. 788, hay un inventario análogo á éste, 
de cosas donadas al monasterio Exalatense en el año 855. 

(2) En el manuscrito se lee alacma, por alacina ó alagina, rienda. 
Entre lineas se repite: sua alacma. 



DOÑA AVA, CONDESA DE CASTILLA 335 

runt uno anappo (i) de auro et erat (2) in precio vc^^ solidos ad ar- 
gentéis, et una spata ubi non habebat rcngu (3) neo eltrum (4) nisi 
de aurum habebat ibi vc°s solidos; et Ull^^ alias spatas, et 1111°^ lo- 
ricas, et IIII'^^ frenos granatos (5) cum suas alaginas (6) et 11^^ sellas 
granatas, et P motili (7) et 1° ganabe (8) pallia texta cum auro c 
solidos erat preciata, et duxit eaní filia sua Aua in alleua (9) et unas 
sporas (10) de argento ubi habebat nisi bioca (i i) de ferro, et alias 
causas (12) nos non potuimus numerare. Et ille sic dedit uobis su- 
pra dictas uillas Sillui et uilla Recones et Rio Petruso per compa- 
racione quod nos donauimus illi isto supra dicto auere. Et qui istas 
donaciones uoluerit nobis inquietare, ira Dei ascendat super illos 



(i) Copa ó vaso. En el testamento de Armengol, Conde de Urgel (año 
I o 10) se lee: Ad Sancto Vincentio de Castres, anapos dúos de argento. 

(2) Entre líneas: duplo in. 

(3) Rengu significa tahalí ó talabarte. Viene de rinca ó ringa. 

En el Jus feudale Saxonum se prescribe: antequam vassailus accedat ad 
dominum... deponat rincas et barras. 

(4) Lo mismo que electrum, esto es, aleación de oro y plata.. 

(5) No creemos que se trate de frenos moriscos, al uso de Granada, 
sino de color rojo; acepción que la vemos usada más adelante en el Cua- 
derno de Cortes de Nájera, de 1252: «Otrossi mando que la siella de barda de 
sennal, la meior, que non vala mas de XV mr. con estriberas doradas ei gra- 
nadas» (Las Cortes de i25 2, por Antonio Ballesteros. Anales de la Junta 
para ampliación de estudios, tomo III, Memoria 3.*^, pág. i23). 

(6) Igual que alacina; rienda. 

(7) Acaso de mutilus, de donde, en otro sentijo, viene la palabra moti- 
lón. Psirece significar caparaaión, hecho de piel depilada. 

(8) De galnabis o galnape; capa velluda. En la Regula Sancti ísidori, 
cap. XIV, De peste monachi, se lee: pellesque lanatoe duce, galnabis quoque. 

En el diploma de fundación de la abadía de Covarrubias por Garci Fer- 
nández, año 978, se dice: donamus tibi XX ledos cum suos tapetes... et XXVI 
genapes pallas; y en una donación de Apaz y Belasco al monasterio de San 
.Clemente de Moduvar: ¡11 guenapes et V plumarios. (Cartulario del Infan- 
tado de Covarrubias, por el P. Luciano Serrano. Valladolid, 1907. Págs. 10 
yi3.) 

íg) De allepo, as, are. Significa dote. 

(10) Espuelas. Viene de la voz germánica sporen, y. coincide con la 
francesa éperons, y la italiana sperone. 

En el testamento que Ramiro I de Aragón otorgó en el año 1061, lega: 
ipsas yneas sporas mcliores ad Vivus sacerdotem. 

Estas palabras no se hallan en el texto publicado por D. E. Ibarra en sus 
Documentos de Ramiro /, que difiere bastante del reimpreso por Jaurgain, 
La Vasconie, tomo lí, pág. 21 5. 

(i i) Significa lo mismo que aculeus, aguijón, estoque. 

( 12) Causa tiene aquí el significado de cosa. 



336 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

amen, et a liminibus sánete Ecclesie extraneus efficiat, et cum luda 
Scharioth porcionem accipiat, amen (i). 

La primera cuestión que hemos de resolver en el análisis de 
esta noticia de las joyas adquiridas por el Conde D. Rainundo 
á cambio de las villas de Siluy, Recones y Riopedroso, es de- 
terminar su fecha, que juzgamos casi contemporánea del matri- 
monio de D.^ Ava con Garci Fernández. Ahora bien: éstos, en 
el año 978, tenían ya una hija que debía de contar unos diez y 
seis, pues edificaban para ella un monasterio, el de Covarru- 
bias; de donde se deduce, que, probablemente, se casaron por 
los años gSS al 961, y no antes, ya que, según todo hace creer, 
D.^ Ava era la primogénita. 

El diploma en cuestión parece algo posterior, y está redac- 
tado sin formalidades jurídicas, con el solo objeto de que cons- 
tase la permuta en el archivo monástico de Obarra. 

Traggia, que vio esta iMemoria, dedujo de ella que Rai- 
mundo fué hijo de Bernardo II, y padre de la Condesa D^ Ava, 
la cual se casó con Sancho, Conde de Castilla; opina que las 
alhajas dadas por el monasterio de Obarra al Conde Raimundo 
fueron el dote de D/ Ava (2). 



II 

Relación histórica de algunas divisas de Clunia que Jueron de la 
Condesa D.^ Ava, y de otras que poseyó Ruy Godestio^. 

Sin fecha; por los años 1028 al :o3o (3). 

In tempore quod térra obtinuerunt Comité García Fernandiz et 
domna Aba, exinde eorum íilius Sánelo Gareianiz, obtinuerunt in 



(1) Arch. Hist. Nac. Copia en letra del siglo xii. Ocupa la mitad infe- 
rior de un pergamino donde antes hay una donación de D. Bernardo al mo- 
nasterio de Obarra. 

Al dorso: Donación de Silui y villa Racons y Rupera, el Conde Ber- 
nardo (sic) comprador, por unas espadas, frenos y espuelas ricas. También 
hay pequeños fragmentos de escritos religiosos; el más largo (ocupa cuatro 
líneas) empieza: Plangit nona flectibus... 

Rste párrafo lleva neumas musicales. 

(2) Memoria sobre el origen del Condado de Ribagon^a; pág. 341. 

(3) Arch. Hist. Nac. Doc. de San Juan de la Peña. Tomo I, núm. 18. 
Copia en letra de la primera mitad del s. xi. 



DONA AVA, CONDESA DE CASTILLA SSy 

Espelia (i) sua diuisa que pertinet ad Clunia, (2) illa diuisa denique 
uti pro filiatione que profiliauit ad illo Comité Garcia Fernandiz et 
ad domna Aba; proinde intrauit in Comitatu; et illa diuisa de An- 
naia, (3) Didaz Per, que infurtavit III caballos et I homine et fuit se 
ad térra de mauros; proinde intrauit in Comitato; Abolmondar 
Flahiniz et Abolmondar Obeciz habuerunt in terre intemtione (4) 
per earum hereditates de Spelia, et fuerunt ad illo Comité Garcia 
Fernandiz, et dediteis suo homine fidele prenominato Teliu Barra- 
kaniz, (5) et partibit (6) eis eorum hereditatibus et presit illa serna 
maiore per ad ¡lio Comité, ita uero illas sernas per sekare, et illas 
uineas per uindemiare; sic eas partibunt (7) illos infanciones d'Es- 
pelia quando transibit (8) domno Sancio Comité; ipsos infanciones 
d'Espelia abuerunt fuero per anutba tenere in Gormaz et in Oxima 
(9) et in Sancti Stefani; quando prenderunt ipsas casas mauros (10) 
mandauit domno Sancio Comité que tenuissent ipsas anutbas (11) 



(i) Kspeja, en el part. jud. del Burgo de Osma. 

(2) Ciudad notable en tiempo de los romanos, y cabeza de convento ju- 
rídico; marcaba, según Plinio, la frontera septentrional de la Celtiberia. Ha- 
llábase cerca de Coruña del Conde, en la prov. de Burgos. 

(3) Probablemente, Annaia es una equivocación del amanuense, por 
Amaya. 

(4) Sospechamos que terre es una equivocación del amanuense, y que 
se debe leer: ititer se; es decir, que hubo altercado, pleito entre los dos 
Abolmondar. 

La frase de habuerunt in terre intentione, significa que alegaron de- 
rechos, discutieron. Ya la usó en el mismo sentido Gregorio de Tours fHis- 
loviae Francorum, lib. VIH, cap. XXXII, edición de Omont y Collón, 
Macón, 1893) cuando dice qus Domnola, hija de Víctor, Obispo de Rennes, 
tuvo intencione de píneis cuín Boboleno, referendario Fredegundis; sl'iqt- 
cado que, luego, costó la vida á Domnola; donde se ve que la palabra inten- 
tione, equivale á contentione, pleito. 

(5) El apellido Barrakaniz, es parecido al aragonés Borde, Borda ó La- 
borda, y ambos indicaban ¡legitimidad en la filiación. 

(6) Por la especial ortografía de este documento los pretéritos tienen la 
forma de futuros; partibit, laxabit, en vez de partivit, laxavit: partió, dejó. 

(7) Partibunt, está por partiverunt. 

(8) Por transivit. 

(9) De IJxania, Osma. 

(10) F'ortalezas de que se apoderó Almanzor en sus campañas de los 
años 988 á 99|. (Dozy, Historia de los musulmanes españoles, tomo III, pá- 
ginas 257 y 269.) 

(11) Du Cange, mal enterado de las cosas españolas, como suelen es- 
tarlo muchas veces los franceses, definió la anubda ó anutba, de un moda 
genérico; Praestationis peí oneris species. 

El servicio de las anubdas, mencionado ya en la carta puebla de Braño* 

33 



338 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOKZA 

in Karazo (i) et in Penna fiJele, (2) quomodo totos infantiones 
faciebant, el non quesierunt (3) infantiones d'Espelia suo mandato 
faceré. Proinde presot fsic) ille Comité tota Spelia, et non eis laxa- 
bit (4) nisi suas hereditatelias, et mandauit illa suo maiorino de 
Clunia, et post obitum de illo Comité domno Sancio partibunt (5) 
se illa illos infanciones de terre de Gisando (o); domno Gisando et 
don Kinila, et don Gutierre, et don Monnio fuerunt basallos de illo 
comité García Fernandiz, et m^ttarunt illos mauros in Zeruera (7) 
et fuerunt manneros (8). Proinde intrarunt earunt (sic, por eo- 
ritm) diuisas in Cometato, et mandarunt illas suos merinos que 
Clunia tenuerunt, et post obitum de domno Sancio Comité par- 
tirunt (91 illas intanciones; Zelleruelo de Cinara et uarrio de Fa- 
bon (ío) et alio uarrio in Piniellas, (i i) 111 uilliellas [quae] abent no- 
men Agsiuellas(i2), fuerunt de Comité García Fernandiz. et de domna 
Aba et de domno Sancio Comité, et mandarunt illas suos maíorinos 
que Clunia obiinuerunt, et illos homines de ipsas uillas abuerunt 
fuero peF totas illas labores de palatio de Clunia faceré; et post obi- 
tum de domno Sancio Comité partierunt illas infanciones; Valdela- 
tus et uilla de Zate (i3) fuerunt de uilla de Tarasia; post obitum de 
domno Sancio Comité partibunt (14) ipsas duas uillas infanciones; 



sera (año 824) como institución añeja, consistía en vigilar aquellos lugares 
más expuestos á invasiones ó daños de los enemigos; después se cambió en 
un tributo, y muchas villas lograron la exención de esta carga, por hallarse 
lejos de las fronteras. 

íi) Carazo, en el pan. jud. de Salas de los Infantes. Al decir del Poema 
de Fernán Gon!{ález^ fué uno de los límites de Casulla en sus primeros 
tiempos. 

Moros tenían (a) Carado en aquella sazón. (Edición de Carroll Marden, 
página 25 ) 

(i) Peñafiel, en la provincia de Valladolid. 

(3) non quesierunt significa lo mismo que noluerunt. 

(4) Por laxavit; esto es, no les dejó. 

(5) En vez á^ partiverunt. 

(6) Gisando, parece aquí nombre personal, no de lugar. 

(7) Cervera del río Alhama, en la prov. de Logroño. 

(8) Mañero: sin hijos ni herederos legítimos. 

(9) Por parliverunt. 

(10) Acaso Bahabón de Esgueva, en el part. jud. de Lerma. Zelleruelos 
fde Ginara se llama hoy Cilleruelos. 

íii) Probablemente Pmilla de los Moros, er. el part. jud. de Salas de 
Jos Infantes; no Pinilla de Arlanza, ni PiniUa de Transmonte, ambos tam- 
.'bién en la prov. de Burgos. 

(12) Local'dad juyo nombre no se conserva. 

(i 3) Valdezate, en el part. jud. de Roa. 

(14) Por part i iferunl. 



DOÑA AVA, CONDESA DE CASTILLA SSq 

Abdella de uilla Zate, nulla lingienza faciendo, et adclamandose ad 
rege domno Sancio, et ad maiorinos de Clunia, quasi abuit uexato; 
mandauit Ruderico Godestioz (i) ad suos merinos et predarunt (2) 
iliam et prenderunt ei CXXX obes et Xllll uobes; uilla de Piniel- 
lo (3) et uilla de Uitlo (4) et uilla de Frohela (3), que solent faceré 
illas lauores de palatio de Clunia, tenet illas domna Tarasia fR. Illas 
hereditates de Fonteauria, (6) de domno Seuero, e¿ suas casas fecit 
eas Ruderico Godestioz palatios, et tenet Sancti Isidori monasterio 
de Clunia cum suas sernas et suas uineas et suo mulino. Presit Ra- 
nales cum suas hereditates. Presit illa deuisa (7) de Didaco Alhas- 
trez de Uanios. Presit tota Torreziella (8). In uilla de Scemeno pre- 
sit ipsa hereditate de illo populatore, et ad sua socra dedit ea in 



(i) El patronímico Godestioz, de donde se derivó el de Gustios, pro- 
cede del superlativo godest, de god, bueno, en el idioma gótico; palabra 
conservada en el inglés. 

Si Gonzalo Gustios, padre de los Infantes de Lara, es, como todo hace 
creer, personaje histórico, resulta probable que estuviese emparentado con 
el Ruy Godestioz de este documento, hombre rico, de alto rango social, y 
contemporáneo de aquél. 

Ruy Godestioz aparece confirmando un documento del año 1082, por el 
que Diego Muñoz y su mujer Teresa dan á D. García, abad de Cárdena, la 
villa de Espinosa de Juarros, y el alfoz de Santa Cruz de Scuarros. 

{Becerro gótico de Cárdena, por el R. P. D. Luciano Serrano. Vallado- 
lid, 1910. Págs. 84 y 85.) 

(2) Predarunt no significa robar, sino tomar prendas, embargar. 

(3) Pinillos de Esgueva, en el part. jud. de Aranda de Duero. 

(4) Aldea que ha desaparecido. 

(5) Villafruela, en el part. jud. de Lerma. 

(6) Lugar mencionado con el nombre de Font-Oria en una escritura 
de venta, hecha por García González al Obispo dj Burgos D. Gómez ÍI en 
el año 1096. {España Sagrada, tomo XXVI, pág. 226.) 

Hoy existen allí dos pueblos, llamados Hontoria de Suso y de Yuso. 

(7) En su origen la palabra divisa indicó solamente, como el ager limi- 
tatus de los romanos, una tierra cuyos linderos habían marcado especial- 
mente el testador ó el donante; así lo vemos en las leyes anglo-sajonas de 
Ina, cap. XLIV: Ceorli habeant herbagium in communi, vel aliam compasca- 
lem terram, peí divisain claudendam. El mismo sentido tiene en varios docu- 
mentos franceses. 

Luego tuvo esta palabra dos acepciones en España: la porción de tierra 
que cada divisero poseía en su behetría y el impuesto que pagaban los va- 
sallos á los diviseroá, en reconocimiento del dominio útil que éstos les ha- 
bían dejado en algunas fincas. 

Cárdenas, Ensayo sobre la Historia de la propiedad territorial en Espa- 
ña, tomo í, pág^. 23 1 á 236. 

(8) Torrecilla del Monte, part. jud. de Lerma. 



340 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOHZA 

préstamo. In Penna de Aranda (i) illo uarrio de Comité, et suas 
sernas et uno monasterio que dicunt Sancti lohannis; inter illas here- 
ditates de illo monasterio et illas de Penna de Aranda, X iugus de 
uobes arabant ibi de annoad anno. In torre de Abolmondar, (2) suo 



(i) Peñaranda del Duero, en el part. de Aranda de Duero. 

(2) Hoy Villalmondar, en el part. de Belorado. 

En el Catálogo de la tion nata Colección de fueros y cartas pueblas de 
España, que proyectó, hace muchos años, publicar la Academia de la His- 
toria, se hace mención del fuero dado á Cuevacardiel y Villalmondar por 
Alfonso el Batallador, á 10 de Enero de 1 146, incluido por Llórente en sus 
Noticias históricas de las Provincias Vascongadas, tomo IV. 

Muy anterior á dicho fuero es otro, que no se cita en dicho Catálogo, 
concedido en el año io52 por. García, rey de Navarra: he aquí su parte dis- 
positiva: 

XPS. Sub Xpi nomine et individué Trinitatis. Ego gratia Dei, Garcia 
rex, una cum conjuge mea Stefania regina, nullius cogentis imperio, nec 
suadentis ingenio, sed propria atque spontanea mea volúntate sic fació car- 
tam donationis vei ingenuationis ad hanc villam quam vocitant Cova Car- 
delli cum suo monasterio Sancti Pelagii, que non faciant fosato ñeque ad 
apellido vadant, et non pectent montatgo, nec maguaría. Et habeant foro 
iilos jugueros annutuba dúos solidos. Et qui uno bove habuerit, uno soli- 
do. Et enparada decem fornazos unusquisque, et dúos colodros de vino 
et... (a) dúos kasados uno carnero annale. Et mulleres que fuerint vidue 
non pectent annutuba, sed pectent enparada quinqué fornazos unaqucque, 
e[tl sendos colodros de vino, et inter quatuor uno carnero; et si habuerunt 
filios, non pectent supra. Et illi barraganes qui non habuerint patrem ñe- 
que matrem, non pectent magis de una vidua usquequo faciant nuptias; et 
postquam fecerini, sedeam escusados uno anno. Et de homicidio et de ca- 
lonia pectent lo medio. Et si aliquis hoiro petierint, judicium pro aliqua 
causa, donet fidiator de suo consilio, et cum illo fidiator faciat suo foro, delin- 
dent se aut de villa aut extra villam unde melius potuerint invenire. Et ego 
rex Garsia ingenuo Cova Cardelli cum terris et vineis, quatuor vineis in 
valle vinez, et quatuor in rivo de Anguilas, in termino de Aguilar. Sic in- 
genuo cum istos foros Covacardelli ad atrium Sánete Marie Nazarensis cum 
exitus et introitus, montibus, vallibus plaudis [paludibus] fontibus atque 
molendinis; et sunt in illa villa duas defesas, tina de ligna, et altera de er- 
ba; et terinini ejus sunt del era de Celia per viam de Radigada usque ad 
summum vallem de leles, et per médium lombo usque ad Sanctum Marti- 
num, et deinde per summum lumbo usque ad illam moneca, et deinde ad 
plano de cozina, et deinde ad Ribota, et deinde de Navas en susu usque ad 
summum vallem de Fanaeferrero, et deinde per medio plano ad ribam Rae- 
rá, et deinde ad rivo merdcro, et deinde ad Sanctum Andream, et deinde 
plano de marrano de suso usque ad eram de Celia, sicut iam supradictum 
est. Et mando ut ipsum ganatum de Covacardelli quoquo modo audeat in 

(a) En blanco. 



I 



DOÑA AVA, CONDESA DE CASTILLA 3^1 

uarrio. In Torre de Abo Lazaba, suo uarrio, suas sernas et suo mu- 
lino. In Mercatiello (i) suo uarrio. In Terriziella, suo uarrio et suas 

totas partes pascando et bíbendo usque ubi potuerint alkatzare aquas te 
erbas pascendum et bibendum. Et mando ut ilios ho.nines de Cova Carde- 
111 que uno die laborent in arare, et uno diein semanare [seminare], et uno 
die in segar, et uno die in trillare, et donent illis pane et vino et carne... Ego 
Garsea regís cum Stephania uxore mea manibus propriis confirmavimus et 
roboravimus >í< Era millesima nonagesime, die vero II idus Decembris, 
Luna vero VIP... (Becerro de Santa Marta de Nájera; tomo í, fol. 44. Ar- 
chivo Histórico Nacional.) 

Ambas aldeas fueron donadas al monasterio de Santa María de Nájera 
en Noviembre del año io35 por el Rey García (Becerro citado, fol. 142). 
Más adelante, suscitándose cuestiones con motivo del fuero que les conce- 
dió Alonso Vil, se encomendó el asunto á un arbitro,* quien resolvió lo que 
sigue, de conformidad con los interesados, á 10 de Febrero de 1270: 

«Que los de Covacardiel et villa Almondar que labran con dos bues o 
bestias, o más, que pechen annutuba II sueldos; et los que labran con un 
buey, ho con una bestia, que pechen annutuba un sueldo, assi como dice 
el privilegio de los fueros, etcada uno de estos sobredichos pechen diez for- 
nazos emparada, et dos colodros de vino, et entre dos casados, un carnero 
annal, ho los dineros que son puestos en la carta de la postura; e otrosí 
mando que todos los otros casados que son en los logares sobredichos, ma- 
guer no ayan bues, ni bestias, si en otra guisa an por que, pechen X forna- 
zos de emparada, et dos colodros de vino, et entre dos casados, un carnero 
annal, ho la postura de los dineros del carnero, assi como es dicho de suso. 
Otrossi mando que las mugeres biudas no pechen annutuba, quier que 
ayan bien, o no; mas cada una peche cada anno V fornazos emparada, et 
sendos colodros de vino, et entre quatro de ellas un carnero annal, ho la 
postura de los dineros del carnero, assi como dice de suso; et si ovieren 
fijos pequennos, o grandes que no sean ni fueron casados, ni apartados de 
las madres, si non que fagan las labores de ellas ho dellos, no pechen mas 
desto que dicho es, segunt se contiene en el Fuero. Et eso mismo mando 
de los biudos, que pechen como las biudas, fata que casen. Otrosí mando 
de los barraganes huérfanos et de las mancebas huerphanas, que no pechen 
sino assi como de suso dicho es de los bibdos et de las bibdas, et esto 
íata que casen, et el primer anno que cassaren, mando que sean escusa- 
dos ellos ho ellas de toda la effurcion que de suso dicha es, et que pechen 
del omizilio et de las calonnas la meatad en aquel anno, et después, que 
tornen a su fuero de los otros. Otrosí mando que los ommes de Covacardiel 
et de villa Almondar labren un día en arar, et un dia en segar, et un día en 
trillar, cada anno, en esta manera: que si los sennores o quien tobiere su 
logar quisiere llamar un día a los de Covacardiel, et otro día a los de villa 
Almondar, a facer una de las obras sobredichas, cada una a su tiempo, que 
lo puedan fazer; et mando a ellos que cumplan su mandamiento, et los sen- 
nores que les den sus derechos, segunt se contiene en el privilegio de los 
fueros del Emperador. (Becerro de Santa María de Nájera, tomo I, fol. 367.) 

(i) Santa María de Mercadíllo, en el part. jud. de Lerma. 



342 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

sernas et suo mulino. In Abellanosa, (i) suo uarrio et suas sernas et 
suo mulino. Toto isto tenet Ruderico Godestioz, que a (2) isto tolo; 
dedies de illo Comité Fernando Gundesalbiz, usque obitum de 
illo Comité domno Sancio, merinos que in Clunia fuerunt, illos eas 
mandarunt et ad Clunia seruierunt. 

In Arandiella (3) illo uarrio de Albar Albariz, Roderico Gudestioz 
tenet illo. 

Este documento, escrito en un latín sumamente bárbaro, 
especialmente en la sintaxis, y copiado con no pocas ni leves 
equivocaciones, refiere que gobernando el Condado de Castilla 
Garci Fernández y su mujer D.* Ava, á quienes luego sucedió 
Sancho Garcés, adquirieron por herencia, por hijuela (prO' 
filiatione), una divisa, una finca en Espeja, lugar que pertenecía 
á la behetría de Clunia; después se incautaron de otra en Amaya< 
porque su dueño, Diego Pérez, hurtó tres caballos y un hom- 
bre, de condición servil, indudablemente, y huyó á tierra de 
moros. Por entonces había pleito entre Abolmondar Flahiniz y 
Abolmondar Obeciz, parientes, y acaso hermanos, por algunas 
divisas de Espeja; acudieron á Garci Fernández, y éste envió 
uno de su servidumbre, Tello Barrakaniz, Barragán, quien re- 
partió entre aquéllos las fincas en cuestión, dejando la serna 
mayor para el Conde. 

Los infanzones de Espeja, y entre ellos los dos Abolmonda- 
res, tenían la obligación de prestar el servicio de anubdas en 
Gormaz, San Esteban de Gormaz y Osma; pero habiéndose 
apoderado de estas villas Almanzor en los años 988 á 994, se 
les mandó continuarlo en Carazo y en Peñafiel, precepto que 
no obedecieron; por lo que el Conde D. Sancho se apoderó de 
Espeja, sólo dejó á los infanzones de allí algunas tierrecillas, que 
les pertenecían por otros conceptos, y envió su merino de Clu- 
nia para que gobernase aquel pueblo. Muerto Sancho Garcés 
(año 1 02 i), pasaron las divisas de Espeja á D. Gisando, don. 
Kintla, D. Gutierre y D. Munio, que habían sido vasallos de 
Garci Fernández, y fueron muertos en Cervera del río Alhama 
por los moros, sin dejar herederos, por lo cual de nuevo vol- 
vieron aquellas divisas al Condado, y las tuvieron sus merinos- 



(i) Abellanosa de Rioja, en el part. jud. de Belorado. 

(2) a, está por habet. 

(3) Arandilla, en el part. jud. de Aranda de Duero. 



DONA AVA, CONDESA DE CASTILLA 3¿í^3 

de Clunia, siendo luego dadas á los infanzones de aquella locali- 
dad. Celleruelo de Ginara, el barrio de Fabon, y otro de Agsive- 
llas, habían pertenecido á Garci Fernández y á su mujer D.^ Ava;^ 
luego á Sancho Garcés, á cuyos merinos de Clunia las conce- 
dió; es de advertir que los pobladores de dichas villas tenían la 
obligación de reparar el palacio, la casa del Conde, en Clunia^ 
y labrar las heredades anejas; muerto Sancho Garcés, se adju- 
dicaron aquellas divisas á los infanzones. Valdelato y la villa 
de Zate pertenecieron á una villa de D.'^ Teresa, hija de Ber- 
mudo II; también ambas vinieron á ser propiedad de los infan- 
zones á la muerte del Conde. Abdalá, vecino de villa Zate, am- 
parándose en el rey Sancho Garcés III, de Navarra, y en los 
merinos de Clunia, lo usurpó, hasta que el Conde mandó á Ro- 
drigo Godestioz y sus merinos, quienes se incautaron de dicha 
aldea y tomaron en prenda i3o ovejas y 14 bueyes de Abdalá. 
Las villas de Pinillo, Vitlo y Fruela, que solían hacer las labo- 
res del palacio de Clunia, las tenía á la sazón D.''^ Teresa, monja 
en León. Las heredades de Fonteáurea (Hontoria) que fueron 
de D. Severo, y en cuyas casas había hecho un palacio Ruy 
Godestioz, las poseía entonces el monasterio de San Isidro, de 
Clunia, con sus sernas, viñas y un molino. Reseña luego el 
documento los bienes de que tomó posesión Ruy Godestioz, 
como son Ranales; la divisa de Diego Alhastrez de Baños; otra 
en villa Jimeno; en Peñaranda, el barrio del Conde, sus sernas, 
y el monasterio de San Juan, que sumaban diez yugadas; en la 
torre de Abolmondar, uno de los ya citados personajes, un ba- 
rrio; otro en la torre de Abo Lazaba, con sus sernas y un mo- 
lino; los barrios de Mercadillo, de Torrecilla, de Abellanosa y de 
Arandilla. 

La fecha de esta relación no puede ser anterior al 5 de Fe- 
brero de 1021, en que falleció el Conde Sancho García de Cas- 
tilla, hecho que menciona con claridad. 

Algo más difícil es averiguar con certeza quién fué D.'^ Te- 
resa, dueña de las villas de Pinillo, Vitlo y Villafruela; desde 
luego no puede ser la mujer de Sancho el Craso y madre de 
Ramiro lll, pues ésta ya había muerto en aquella fecha. Tal 
vez se refiera á una señora de las muchas que por entonces 
llevaban el nombre de Teresa; pero juzgamos más probable que 
se trate de la hija de Bermudo II el Gotoso, protagonista de 
una famosa leyenda. 



344 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA. 

DDzy, coQ una ligereza de criterio que él había censurado 
con acritud en algunos historiadores españoles, defendió como 
hecho verdadero el matrimonio de una infanta llamada Teresa, 
con Almanzor, de quien dice tuvo un hijo, Abderramán-ben- 
Sanchol, por sobrenombre el ahmar ó el royol; pero, al fin, 
en la tercera edición de sus Recherches dejó sin resolver la 
cuestión, y dudó si D.^ Teresa era hija de Sancho de Castilla, ó 
de Sancho de Navarra: «Nous avons done ici Tembarras du 
choix (i).» 

El doctísimo publicista D. Emilio Cotarelo combatió las 
afirmaciones de Dozy; después de advertir que el texto de 
Abén-Jaldún, escrito á fines del siglo xiv, no merece el crédito 
que le dio el arabista de Leyden, expone la fuente primitiva de 
esta leyenda, consignada por D. Pelayo, Obispo de Oviedo, 
quien dice en su Cronicón que Alfonso V de León, para ase- 
gurar las paces con el rey moro de Toledo, le dio su hermana 
Teresa en matrimonio, hecho que castigó el cielo hiriendo al 
musulmán; la princesa cristiana volvió á León, donde tomó el 
hábito en el monasterio de San Pelayo, y falleció en otro de 
Oviedo. 

El Sr. Cotarelo demuestra que no habiéndose casado Ber- 
mudo II con D.'^ Elvira, hija de los Condes de Castilla Garci 
Fernández y D.^ Ava, y madre aquélla de D.^ Teresa, antes 
del año g88, mal pudo ésta á los cuatro ó cinco años desposarse 
con Almanzor, cuya mujer ó concubina cristiana, en quien 
hubo á Sanchol, tampoco fué hija de Sancho García, de Cas- 
tilla, ni de Sancho Abarca, de Navarra, por lo que debió de 
ser alguna esclava, de la que se apoderó en sus campañas (2). 

La relación que publicamos, al hablar de D^ Teresa como 
de persona que vive todavía, tenet illas domna Tarasia, 
prueba que fué escrita antes del año lo'ig, fecha en que falleció 
aquélla á 26 de Abril. 

En el manuscrito hay junto al nombre de D,*^ Teresa un 
anagrama compuesto de una cruz y una R, que se debe inter- 
pretar algo así como religiosa de Cristo. 

(i) Recherckes, 2>.^ edición, lomo I, págs. 184 á 192. 

(2) El supuesto casamiento de Alman;{or con una hija de Bermudo II. 
Nota de crítica de Emilio Cotarelo. Madrid, igoS. Véase también el Tra- 
tado de los romances viejos, de D. M. Menéndez y Pelayo, tomo II, páginas 
78 á 84. 



DOÑA AVA, CONDESA DE CASTILLA 345 

Con fecha posterior (año io63) hubo una Condesa llamada 
Teresa, quien juntamente con sus sobrinos Diego y Fanne, dio 
al monasterio de Cárdena dos divisas en Campo-retondo de 
arriba, y otra en el de abajo (i). 

La familia burgalesa de los Abolmondares, cuyo origen ma- 
hometano parece indudable (de Abu Almondhir), lejos de con- 
tinuar en la obscuridad, como otras de la misma estirpe que 
descendían de cautivos hechos en la guerra, ó de colonos mu- 
sulmanes que permanecieron en Castilla después de reconquis- 
tada esta región, ó de levantiscos allí refugiados, ocupó muy 
luego cargos importantes. Sampiro (2), al hablar de los Condes 
que apresó el Rey Ordoño II en Tejares y luego mandó ajusti- 
ciar en León porque no obedecían al Monarca (erant ei rebe- 
lies), dice que dos de ellos fueron Abolmondar el Blanco (Abol- 
mondar Albus) y su hijo Diego. 

Tal vez fuesen descendientes ó deudos de éstos el Abolmon- 
dar Flahiniz y el Abolmondar Obeciz, mencionados en este do- 
cumento, quienes vivieron á fines del siglo x. 

El sobrenombre de Flahiniz (Layn) fué llevado por Layn 

Calvo, el famoso juez de Castilla^ antecesor del Cid, como dice 

el Poema de Fernán Gon^ále^: 

El otro don Layno, el buen guerreador, 
Vyno de su linaje el (buen) (^id Canpeador (3). 

La procedencia musulmana de los Abolmondar está confir- 
mada por un documento del año 989, por el que Feles Sarra^ 
cini¡{ cum coniuge mea Elduara et filiis nostris Ruderico cog- 
nomento Abolmondar, et Cristilo, venden á Quintila, abad de 
Cárdena, una viña, una serna y otros bienes en Quintana, cerca 
del río Cabia (4). 

Otro del mismo nombre era presbítero, y concurrió con mu- 
chos vecinos de Burgos y otros lugares (año 932) ante el Conde 
Fernán González, en un juicio con los religiosos de Cárdena 
acerca del agua que, viniendo de Castañares, movía unos mo- 
linos de dicho monasterio (5). 



(1) Becerro gótico de Cárdena, págs. 287 y 288. 

(2) España Sagrada, lomo XIV, págs. 468 y 464. 

(3) Edición de Carroll Marden, pág. 24. 

(4j Becerro gótico de Cárdena, por el R. P. D. Luciano Serrano. Valla- 
dolid, igio; págs. i3g y 140. 
(5) Op. cii., pág. 2i3. 



346 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Otro Abolmondar figura como testigo de un documento en. 
que dos presbíteros, Iñigo y Galindo, reconocen haber jurado 
falsamente, y dan en pena al Conde Garci Fernández una viña 
en la villa de Gundissalbo Telli^, año 972 (i). 

Estos y otros datos que pudieran citarse prueban que el 
elemento musulmán tuvo más importancia de lo que general- 
mente se cree en los 01 ígenes del Condado de Castilla: hecho 
que se comprende: región fronteriza con los dominios de los 
Bení Casi, al ser vencidos éstos por los emires de Córdoba de- 
bieron de huir allí bastantes moros de condición nada vulgar; 
éstos y otros que ya residían en Castilla lograron después in- 
fluir no poco en el gobierno de aquel pequeño Estado, y asi los 
vemos suscribir como confirmantes ó testigos algunos diplo- 
mas de los Condes. 

Donación de la villa de Naveta al monasterio de Sahagún, por 
Doña Toda, hija de Doña Ava y de Garci Fernández, v nieta 
de Doña Toda de Ribagor^a. 

AÑO 1061 

Testamentum de Comitessa domna Tota, de Sancto Pelagio de 
Nabeta de Castella. 



Sub Xpi nomine, ego domna Tota comitessa, filia Garsie Fer- 
nandiz, et de domna Aua, in Xpo perpetuam salutem. Hec est series 
testamenti quam faceré malui dum cogitaui que et quanta sunt que 
aDomino promituntur in celis, uilescunl omnia que habentur in térra. 
Proinde, ego Sancto Spiritu inñamata preuidi intra medipsa et tra- 
didi ad atria Sanctorum Facundi et Primitiui, quorum corpora re- 
quiescunt secus flumine Cela iuxta strata. Trado ego domina Tota 
ad ipsos uenerabiles sanctos Dei iam dictos, et abbati domino Ci- 
priano abbati, uel cuñete congregacioni qui ibidem commorare 
uidentur. In primis offero ad ipso loco corpus et anima mea, ac de- 
inde timendo penas inferni et paradisi amenitate conc^uirendo, 
elegi pro remedio anime mee et de patre meo et matre mea Garsia 
et Aua, et de germano meo Sanctio, et de subrino meo domno Gar- 
sea quem occiderunt in Lcgione, tam pro anima mea quam pro 
istos quos superius nominaui, trado ad ipsos Sanctos iam supradictos 
in locoquod nuncupant Campo Pau(2)una uilla quam dicunt Napeta^ 



(1) Becerro gótico de Cárdena, págs. 1 13 y 114. 

(2) Aguilar de Campóo. 



DONA TODA, DE CASTILLA, HIJA DE DOÑA AVA 047 

cum suo monasterio in quo recondite manent reliquie Sancti Pelagii 
et aliorum sanctorum; est autem ipsum monasterium cum sua uilla 
in ripa de flumine Iggasi qui fluit in Ebro, cum sua hereditate 
et cum omnia adiacentia ab omni integritate sicut ego eum uirifi- 
caui aut uirificare debui ab omni integritate, sic trado ego eum 
ad ipso loco sancto cum sua uilla, ut exinde hab.ant sirui Dei 
et pauperes subsidium temporalem, et sit elemosina pauperum, 
et ospitum, susceptionem oppressorum et pupillorum orfanorum, 
adque uiduarum sit subleuationem et michi adta peccatorum remis- 
sionem. Et inde cautionem pono ego domina Tota quod si aliquis 
homo rex uel comes aut aliquis de quocumque genere uel dignitate 
contra hunc meum factum contemptor extiterit, in primis extraneus 
permaneat a sinu sánete matris Ecclesie, et uiuens in corpore duabus 
lucernis careat a fronte, et a Domino omnipotenti sit anathematiza- 
tus, et cum luda proditore luat penas in eterna dampnatione, insu- 
per ipsa hereditate duplata a uoce ipsius monasterii, et V^ libras 
auri, et a parte regia alias quinqué, et hec scriptura maneat firma. 
Pacta scriptura testamenti Vl^ kalendas Maii Era MXCVIIII (i) reg- 
nante rege Sanctio in Castella. Ego domna Tota comitessa in hac 
scriptura testamenti quam uolui faceré et legendo cognoui et satis 
michi complacui (sic) coram testibus subterius adnotati cum manu 
mea signum >^ roboraui coram testes. Gansaluo Petriz, confirmat, 
Gunsaluo Monninz confirmat. Domno Tello confirmat, et aliorum 
multorum de concilio ipsius eclesie Sancti Pelagii. Petro, hic testis 
Diaco, hic testis. Pelagio, hic testis. Johannes scriba fecit hoc (2). 



(i) Algo borrada la fecha. Al margen: /« LXVIIIL Era pro anno. 

(2) Cartulario de Sañagún, tomo I, foi. 182. Ms. del siglo xi. Archivo 
Histórico Nacional. 

No obstante la indecisión con que aparece fechado este documente, re- 
sulta casi cierto que no es posterior al año io33, en que murió Sancho Gar- 
cés III, quien se tituló rey de Castilla desde que el Conde D. García fué ase- 
sinado en León por los Velas, (a) trágico suceso que se supone ocurrido en 
el año 1029. No creemos que el Sancho en cuyo tiempo se hizo la donación 
arriba publicada, sea el hijo de Fernando I (años io65 á 1072) á menos que 
D.^ Toda, nacida antes del 980, llegase á contar 86 ó más de su edad. 

(a) Tampoco se sabe á punto fijo cuándo su hijo D. Fernando adquirió el Con- 
dado de Castilla por su matrimonio con D." Sancha, Lo cierto es que D. Sancho 
Garcés 111 aún se titulaba regnante in Castella en el año 1033, como puede verse 
en dos privilegios de la Colección diplomática de San Juan de la Peña, págs. i 24 
á 128. 



i 



CAPITULO XIX 



EL CONDE UNIFREDO 



Al morir el Conde Raimundo, suegro de Garci Fernández, 
el de las fermosas manos, le sucedió su hijo Unifredo, quien he- 
redó la gobernación del Condado ribagorzano; sus hermanos 
Isarno, Arnaldo y acaso Odisendo, aunque era Obispo de Roda, 
recibieron, según era costumbre, algunos feudos. Con Unifredo 
comienza á declinar la relativa prosperidad que tuvo antes Ri- 
bagorza, decadencia que luego se aumentó con la rápida suce- 
sión de sus Condes, fallecidos en temprana edad, y aún más 
con las campañas de Almanzor contra los Estados cristianos, 
hasta aquéllos que, como los Pirenaicos, se habían defendido 
con ventaja encastillados en sus montañas. Los documentos 
monacales, única fuente biográfica de Unifredo, derraman es- 
casa luz acerca de sus hechos, mezclada con la sombra que 
proyectan varios diplomas falsos ó corrompidos, uno de los 
cuales afirma que aquél reconquistó el valle de Soperún, re- 
verdeciendo los laureles de sus antepasados en luchas encarni- 
zadas con la morisma. 

La fecha en que Unifredo heredó el Condado ribagorzano 
es incierta, y sólo conjeturalmente puede fijarse por los años 962 
á 964; más claro parece haber sido el único heredero, en el go- 
bierno, de cuantos dominios poseía D. Raimundo. 

Que estuvo casado con D.''^ Sancha, cuyo origen desconoce- 
mos, lo sabía ya el autor del Fragmentwn historicum (i); pero 
Traggia, engañado por dos diplomas de autenticidad muy du- 



(i) Unifredus, filius prefati Regimundi, Comes Rippacurcie, habuit 
uxorem nomine Sanciam, qu¡ mortuus est sine filiis. Iste uero, quia non 



35o NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

dosa, opina que Unifredo tuvo dos mujeres. Toda y Sancha, y 
que el no haber hijos de ninguna (i) hizo que fuese pródigo con 
el monasterio de Alaón y con otros. 

Juzgamos poco sólida la opinión de Traggia en punto á los 
matrimonios de Unifredo; verdad es que un diploma de Obarra 
lo supone casado con D.^ Toda; pero otros de Alaón, más nu- 
merosos y más verídicos, le atribuyen al mismo tiempo por es- 
posa D.* Sancha, y como no es de creer que Unifredo fuese 
bigamo y resulta probado hasta la evidencia que Unifredo tuvo 
una hermana llamada Toda, es de suponer que en dicho docu- 
mento hay una equivocación: la de conjux por sóror. De los 
documentos otorgados por Unifredo se deduce claramente que 
el monasterio de Alaón pasó al señorío de Ribagorza después 
de haber pertenecido, según ya hemos visto, al de Pallas. No 
juzgamos un hecho probado el que Unifredo procurase dilatar 
sus dominios combatiendo contra los musulmanes, aunque se 
consigna en una donación (2) al monasterio de Labaix, diciendo 
que aquél había reconquistado el valle de Soperún: que ego 
abstraxi cum fidelibus meis de gentem paganorum. 

Ignórase la fecha en que murió Unifredo; Traggia, que esto 
fué hacia el año 980, en lo cual creemos que no anduvo desca- 
minado (3). 



habebat liberes, multa bona dcdit ecclesiis, et precipue Alaonis monaste- 
rio, in quo ipse et uxor ejus post mortem tumulati sunt. 

Lo que de Unifredo escribieron los cronistas aragoneses, como Zurita, 
el P. Abarca, y Briz Martínez, es muy poco y fundado en la narración del 
Fragmentu?n. Otro tanto sucede con la Relación historial de los Condes de 
Ribagor'^a ("Bib. Nac, Mss. T. 284) que se limita á decir: «Por muerte de 
Ramón, que seria los años de 867, sucedió en el Condado de Ribagorza y 
val de Aran, Uvifredo, su hijo mayor. Ganó las montañas de Pallas, y en- 
tiendo que sería alguna parte que en aquellos tiempos havían perdido dellas 
los Condes de Pallas, sus deudos. Casó Uvifredo con D.* Sancha, de la que 
no teniendo hijos, murió y fue enterrado en Nuestra Señora de Alaón.» 

(i) Un documento que figura en esta obra le atribuye una hija llamada 
Toda. 

(2) La fecha de ésta, el año 949, es algo sospechosa, como veremos 
luego. 

(3) Memoria sobre el origen del Condado de Ribagorza, pág. 347. 



EL CONDE UNIFREDO 35l 



I 

SEPTIEMBRE DEL AÑO QU 

Mirón y otros venden á Unifredo y á Toda, su mujer ^ 
varias tierras en Calvera. 
In nomine Domini. Ego Miro et ego Fragellus, et ego Elo, et ego 
Rudigildi, et ego Sanigildi, uos entores nostros Unifrido et uxoris 
sue Tota certum quiiem et manifestum est ut uobis uindere de- 
ueremus sicut et uindimus térras in uilla Kalbaria justa ipsa uilla 
qui nobis aduenit de alode parentum nostrorum; parte Oriente in- 
frontat de uos entores; parte Occidente in ortos infrontat; parte 
subteriore infrontat in strata puluica; de super infrontat in térra (i) 
de uos metipso entores; bindimus uobis de ipso hanc pro ipsas 
nostras parciones ab omnem integritatem , et accepimus nos de 
uos pretium, id est xi solidos, et de ipso precio aput uos non re- 
mansit; est manifestum ut ab odierno die et tempore abeatis, ad- 
eatis ac possideatis, et quidquid exinde faceré uel iudicare uolueri- 
tis, ueram, firmissimam abeatis poiestate. Si quis sane, quod fieri 
minime credimus esse uenturum, quod si nos supra nominati aut 
aliquis de filiis nostris, uel de fratribus uel de eredivus, aut quisli- 
uet homo sub posita quis persona qui contra hanc carta uendiccio- 
nis uenerit ad inrumpendum, aut nos ipsi uenerimus, inferat uel 
inferam ista omnia supra scripta dupla uel tripla componere non 
moretur, et in antea ista carta firmis permaneat. Facta carta uen- 
diccionis in mense Septemvrio, anno XVIIII regnante Kario rege, 
fiUo Leodeuico. Sig. Mironi. Sig. Fragelli. Sig. Eloni. Sig. Rudigil- 
di. Sig. Sangildi, qui hanc carta uendiccionis rogauimus scriuere et 
testes rogauimus ut sua signa facerent. Sig. Petrasi. Sig. Eleseo. 
Sig. Gundefridi. Sig. Dabidii. Ego Reccemirus presbittr qui hac 
carta uendiccionis rogitus scripsit et *^ die et anno quo supra (2). 

(i) Borrada una palabra. 

(2) Arch. Hist. Nac. Al dorso: Alodium in Calvera. 9, Obarra. — Perg.; 
copia del siglo xii. Obarra, doc. part., núm. 14. 

La fecha de este documento debe referirse al tiempo de Carlos el Simple, 
hijo de Luis el TarLamudo, y esta es la verdadera interpretación de las pa- 
labras: regnante Karlo rege, filio Leodeuico, lejos de suponer que se trata 
de Carlos el Calvo, hijo de Ludovico Pío. 

Traggia, viendo que en este diploma figura Toda como esposa de Uni- 
fredo, quien, á su juicio, no era otro que el Conde de Ribagorza, imaginó 
que aquél fué dos veces casado: la una con D.^ Toda y la oira con D.* San- 
cha. Pero teniendo en cuenta que en el año 91 1 ni siquiera había nacido el 
Conde Unifredo, y que el diploma ninguna dignidad atribuye á su otor- 
gante, es lo más lógico pensar que no se trata del hijo de D. Raimundo, 
sino de un hombre obscuro que llevó igual nombre. 



352 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOBZA 



II 

AÑO 949 

Donación hecha al monasterio de Labaix, por el Conde Unifredo, 
de la aldea de San Vicente en el valle de Soperún, 

CARTA DE SANCTO VINCENCIO DE ILLO SASSO, QUA FECIT COMES 

LNIFREDUS 

In nomine Domini nosiri Jesu Christi et individué Sanctae Tri- 
nitalis, Unifredus Dei gracia Comes. Expuncxit mighi Deus et trina 
maiestas ut ad monasterio quod vocitatur Lavagius, ad domum 
Sanctae Mariae seu et Sancti Petri Apostoli et ad servientes illius, 
idest Adroarius advocatus abba, vel cuneta congregacio monasterii 
illius, donarem locum dominatum Sancto Vincencio, in valle Supe- 
drunio, que ego abstraxi cum fidelibus meis de gentem paganorum, 
cum omni suo termino, domibus, edificibus, terris, vineis, ortis, ar- 
boribus, pratis et paschuis, silvis; omnia quod ibi adquisitum est, 
trado atque concedo ad monasticum servitium, et ad regulam 
Sancti Benedicti propter remedium anime mee ut ante tribunal Do- 
mini nostri Jesu Christi veniam mercar adipisci. Potestatem autem 
habeatis condirigere, plantare, comutare, atque inrumpere in ipsum 
locum, sicut voluntas est de ipso advocato Abbate iam dicto et de 
ipsos monachos, sicut consuetudo est monasterio vestro que dicitur 
Lavagus, vt si aliquis homo post discessum obitis mei, tam comes, 
quam vicecomes, aut sive centenarius, aut villicus, aut aliquis homo 
qui istum testamentum aut istam donacionem inquietare ausus sit 
que ego trado ad monasticum servitutem propter remedium anime 
mee, in primis ira Dei omnipotentis incurrat super eum, et a limi- 
nibus Sanctorum extraneus efficiat, et ista cartula donacionis in 
ómnibus habeat firmitatem. F^acta carta donacionis in mense Mar- 
cio, anno XÍIII regnante Ledovicho Rege. Sig^->num Unifredo Co- 
mité qui hunc testamentum rogavit scribere et testibus tradidit ad 
rovorandum. Sig^Jinum Borrello. Sig^I<num Abone. Sig^í^num Gon- 
defredo. Adalgarius presbiter scripsit ^^ die et anno quod supra (i). 

La fecha más moderna que se puede atribuir á este diploma 
corresponde al reinado de Luis de Ultramar, quien falleció en 
el año 954; así que, de ser aquél auténtico, probaría que en 949- 
había ya muerto D. Raimundo, y regía su Condado Unifredo; 
hecho que, conforme á los datos cronológicos de los documen* 
tos que preceden, resulta muy poco probable. 



(i) Cartulario de Labaix, fol. 27 r. 



EL CONDE UNIFREDO 353 



Otro hecho hay en él que parece algo dudoso, y es la re- 
conquista del valle de Soperún, hecha por Unifredo, lo cual 
supondría una dominación, siquiera parcial, de Ribagorza y de 
Pallas, por los musulmanes, en el segundo tercio del siglo x; 
suceso al que no aluden los documentos de Alaón, ni de 
Obarra. 

La existencia del abad Adroario en el año 949 quizá sea un 
anacronismo, pues aunque lo juzgamos distinto de Trasoario, 
que vivía en el año 900, como consta de un documento publi- 
cado por D. Jaime Villanueva (i), resulta, según otros, del Car- 
tulario de Labaix, que regía este monasterio á mediados del si- 
glo X el abad Quinto, á quien, hacia el año 960, sucedió Mi- 
rón (2). 

III 

29 DE DICIEMBRE DEL AÑO 964 

Unifredo concede al presbítero Oriuljo un alodio que 
fué de Ramón, traidor á dicho Conde. 

CARTA SANCTI STEPHANI DE MALLO (3) 

In nomine Dei Patris omnipotentis et indiuidue Trinitatis, ega 
Hunifredus chomes, te fidele meo Oriulfo presbítero fació tibí carta 
de ipso alode Ramione traditore, quia ludas qui Dominum tradidit 
rapham colorem abuit, quia sic uoluit me Ramius tradere, et sic 
fació tibí carta de ipso suo alode, in casas, in casales, terris, uineis,. 
ortis, chanamares, in monte, in ualle, omnia quod uisus fuit abere 
uel possiderein dic obitus sui, propter tuum bonum seruicium, et 
est in chomitatum Ripacorcense in castro Sancti Stephani cuiusque 
uocabulum est, et sic facimus ista charta ego Hunifredus et fratres 
mei etmater mea, et est jnanifestum ut ab hodierno die et tempore 
firma maneat uobis potestas; quod si nos supra nominati, aut ali- 
quis homo qui ista charta inquietare uoluerit, in duplo componat, 
et in antea firmis permaneat et non disrumpatur. Facta ista carta IIÍF" 
Kalendas lanuarias anno xi regnante Leuctario rege. Sig ^ num 
Hunifredo cum fratres suos qui hanc carta rogauerunt scribere et 
testes firmare. Sig >^ num Lopone. Sig >^ num Mazvala. Áster 



(i) Viage lilcrario á las Iglesias de España, tomo XÍI, págs. 287 á 239. 

(2) Figura ya en un documento del año 964 (Cartulario de Labaix,. 
fol. 67). 

(3) San Esteban del Malí, pueblo cercano de Roda. 

33. 



354 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOKZA 

presbiicr uisor fuit in facie Odisindi episcopi. Altemir presbiter ro- 
gitus scripsit et >^ sub die et anno que supra (i). 

Por este documento, lleno de ingenuidad, el Conde Unifredo 
hace donación al presbítero Oriulto de un alodio que había per- 
tenecido á Ramio, quien hizo traición á su señor, como el 
rubicundo Judas á Crisio (ludas qui Dominum iradidit, rupham 
colorem abuil). Las palabras obitus sui parecen indicar que 
Ramio acabó sus dias de muerte natural, y no ajusticiado. 

El hecho más notable señalado en este diploma es el que 
D.^ Garsmda, mujer de D. Raimundo, vivía en el año 904. 

La intervención del Obispo Odisendo cum fralres suos es 
una de las muchas pruebas que hay para demostrar que aquél 
fué hijo de los Condes Raimundo y Garsinda. 

El numbre de Áster, que figura como testigo, es de origen 
ibérico, según lo prueba la famosa inscripción romana de Oba- 
rra, y se repite en muchos documentos de los siglos ix al xi. 

IV 

27 DE JULIO DE 968 

Unifredo y su madre la Condesa Garsinda dan al jnojtasterio 
de Alaón el castro de Lastarri. 

In nomine sánete et indiuidue Trinitatis. Signum Arsihdis (2) 
chomitissa et filio suo HunifreJo chomiti et fratres suos. Notescimvs 
ómnibus fidelibus nostris presencia scilicet et futurorum solercia, 
qualiter hodiens hodiens (sic) Horiolfus venerabilis abba mansuetu- 
dinem nostram deprechatus est vt ex monasterio chuius vochabu- 
lum est Alaone et fundatas baselichas in honore sánete Marie vel 
sancti Petri, seu cum eglesiolas uel celeras celias uel locha, expunsit 
nos Deus et trina maiestas nos supra scriptos vt faciamus chartula ad 
domum sánete Marie uirginis et sancti Petri apostoli uel quorum 
reliquie ibidem reccondite sunt, prouidendum ualde est, et omni- 
mode querendum est qualiter hunusquisque mortalium hactiue vite 
ualeatque agere chursum et in timore Dei seculi, et nos supra scrib- 
tos mente sane integroque consilio, neo infirmitatis magnitudinis 
obpressos, set bona uolumtate et Dei timore et propter remedium 
animas nostras vt mercis nobis inde creschat ante Deum factorem; 



(1; Cartulario de Alaón, fol. 48 r. y v. 

(2) Arsindis, por Garsindis; equivocación del amanuense. 



EL CONDE UNIFBEDO 355 



probterea nos supra scribti facimus uobis charta de ipso chastro 
Lastarri, qui est prope Alaoni monasterio, in horientem, cum óm- 
nibus hominibus franchorum qui hibidem estis, uel adueniendi sunt, 
uel census illorum quod nos supra scribti debemus contra nos ad- 
prendere de Justicia uel de boni hoperis, in terris in uineis et in 
ómnibus finibus eorum. Nos autem supra nominati facimus uobis 
ista charta propter remedium animas nostras ad isto monaste- 
rio Alaoni et ceteris fratribus qui hibidem seruiunt clericis[et] mona- 
chis tam presentes quam et futuris, vt ante tribunal domini nostri 
Ihu. Xpi. mercis nobis adcreschat. Si quis sane quod fieri minime 
credimus esse uenturum, quod si nos supra nominati aut parenium 
nostrorum uel quislibet homo qui hista chartula uoluerit extraeré de 
monesterio illo Alaoni aut de illo abbati uel congregacio illorum, in 
primis iram Dei inchurrat super eum et a liminibus sanctorum ex- 
traneus efficiatur, et cum luda qui Domino tradidit partem accipiat, 
et ad gratiam Dei non adueniat, et in antea hista carta elimosina- 
ria firmis permaneat et non disrumpatur. Facta charta vi kalendas 
Agustas anno XV regnante Leuthario regem. Sig^í^num Arsindis 
chomitJssa et Hunifredo filio suo chomiti . et fratres suos qui hista 
charta elemosinaria rogabimus scnbere et testes firmare. Sia^í^num 
Galindo Horiulfi. Sig^num Dachoni. Sig^num Maioii. Ennecho 
presbiter, Bonifilio, visores. Horiolfus presbiter scribsit et X)^)? svb 
die et anno que supra. Hodesindus episcopus in presencia fuit fue- 
runt (sil) (i). 

La inexactitud con que los nombres propios de personas y 
lugares aparecen más de una vez en los documentos no es vi- 
cio que indique nulidad, y esto sucede aquí con el nombre de 
Arsindis, por Garsindis, la viuda del Conde Raimundo. 

La existencia del abad Oriulfo aparece comprobada por al- 
gunas escrituras de aquellos años, copiadas en el Cartulario 
de Alaón; dos de ellas otorgadas en el año i8 de Lotario, ó sea 
el 971. 

La frase de ómnibus hominibus franchorum, cuyos censos ó 
tributos dan al monasterio de Alaón Unifredo y su madre, jun- 
tamente con el castro de Lastarri, parece denotar que allí había 
una pequeña colonia de franceses, pues no es lógico traducir 



(i) Arch. Hist. Nac. Doc. de San Viclorián, tomo 2.° doc. i." AI dorso: 
«Donaiio ad monasterium de Alaon per Garsindis comiiissa el Hunifredo co- 
mité de Castro Lastarri prope Alaoni, anno XV sub Leuthario rege. — /Era 
MVIll, anno 970. — San Victorian, tt3 C. 36 ex. 

Copia hecha en el siglo xi; perg. de SaS X 460. 



356 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

en este caso fi'anchus, por hombre libre, ingenuo, como solía 
indicar en otros. 

V 

29 DE MAYO DE 97I 

Co7isagración de la iglesia del mo7iasterio de Alaón, por el obispo^ 
Aitnerico, á instancias de Unifredo. 

PRECEPTUM HUNIFKEDO COMITÉ 

Almitas Dei Patris clemencia qui est unus in unitate et trinus in- 
trinitate, et in nomine Ihu Xpi filii eius et Spiritus Sancti, ego Hu- 
nifredo chomite, et coniux sua Sancia, expuncxit nos Deus et trina 
maiestas ut hedificaremus domos in honore domini nostri Ihu Xpi 
et saluatoris, et sunt in comitatum Ripachorcense, in monasterio 
que uocitatur Alaoni, et est in ualle Horritense (i), prope flumen 
Nocaria; et ideo, dominice incarnacionis anno dcccc^ xxvi", indic- 
cione Vil, in die IIII Ral. Ivnias est dedicacio Sánete Marie, luna 
XIII, et est dedicacio Sancti Petri Ilí Kal. Ivnias, luna XIIÍI, anno 
XVIIÍ regnante Leuitario rege, secundum post transitum Leudeuici 
patris eius. Veniens reuerentissimus Haemerichus episcopus ex co- 
mitatum Ripacorcense per preces domdo (sic) Honifredo chomitii 
et coniux sua Sancia in locum uenerabilem ad consecrandas eccle- 
sias in honore Sánete Marie virginis vel Sancti Petri apostoli quem 
prephatus qui iam supra scripti sunt pro amore Dei et remissionem 
peccatorum suorum, et per desiderium celestis patrie. Ad cuius de- 
dicacionem xpiani et deuotissimi populi religione chatholica concu- 
rrentes deuocionis sue, uel parentum decessorum facinus adsoluen- 
dum, uel per remedium animarum suarum et incholomitate future 
adipiscendum et zabulo teterrimum etfugiendum, et statum sánete 
Dei Ecclesie herigendum ut remuneracione ad hettere mercar, una 
térra in loco ubi dicitur inter amos poios: de Oriente Banzo; alia 
térra... (2) per caput Guilelmus Barbin^us. Ego Ecco et uxor mea 
Brexunio mitimus in domo Sánete Marie una térra in ipsa serra 
Sancti Martini subtus ipsum poium de Asner Atons: per caput Ba- 
rón Duran. Ego Altemirus Cudilatus mito una térra in domum 
Sánete Marie ad ipsum uillare de Garuzone... ipsa hereditate: de 
Occidente strata publica. Ego Mir... mito una térra in domum Sánete 



i i) Orrit, aldea próxima á Sopeira; corresponde á la provincia de Lé- 
rida. 

(2) Borradas por la humedad algunas palabras, como también otras 
cuyo vacío indicamos con puntos suspensivos. 



EL CONDE UNIFREDO 'ÓSy 



I 



Marie: per fundus... de Oriente térra de Ramón Mir. Ego Barón... 
finito una térra in domum Sánete Marie in loco ubi dicitur ad seu... 
Sancti Martini: per caput Mir Barbinzus; de Occidente arpe... 

Hec omnia donamus ut in diem iudicii hac tremende maiestatis 
merces nobis exinde crescat, ut si quis aliquis aduenerit ad disrum- 
pendum, in quadruplum restituat et a liminibus Ecclesie extraneus 
efficiat et cum luda Schariotis porcionem accipiat et sub iussione 
monasterio Alaone semper subiaceat. Si quis sane, quod fieri mi- 
nime credat esse uenturum. Facta carta dotis uel donacionis nonas 
Nouembrii anno XVIII regnante Leuctorio (sic) rege. S. Aimerici 
presbiteri atque archidiachoni. S. Altemiri presbiteri atque archidia- 
choni. S. Galitoni filio Adilani. S. Gilmondo filio Falconi. Enneco 
presbiter filio Manconis rogitus scripsit die et anno que supra. No- 
^nas Nouembri dedicacio ecclesie alme Marie virginis in territorio 
que dicitur Petroi, luna IIP (i). 

Lo primero que se advierte en este diploma es que las fe- 
'Chas resultan incompatibles, pues el año 926 de la Encarnación 
de Cristo no corresponde al 18 de Lotario; sin embargo^ la di- 
ficultad no es grave, ya que los amanuenses, por negligencia, 
ó por impericia, solían equivocarse al copiar las fechas escritas 
en numerales. 

Otro error más notable hay en este documento, y menos 
fácil de salvar, cual es decir que la iglesia edificada por los 
Condes Unifredo y Sancha fué consagrada por Aimerico, 
Obispo de Ribagorza, en el año 18 de Lotario (el 971 de Cris- 
to); consta en otros varios diplomas que vivía después de esta 
fecha Odisendo, hijo de D. Raimundo y Obispo de Roda; así 
que mal se puede explicar la intervención de Aimerico, no ha- 
biendo gobernado aquella diócesis hasta bastantes años más 
adelante. 

La misma indecisión con que se habla de Aimerico, lla- 
mado en la suscripción presbítero y arcediano^ cuando antes 
lleva el título de Obispo, resulta sospechosa. No tanto el que 
se calende la fecha por los años de la Encarnación, aunque era 
más general computarlos por la Era española. 



(i) Cartulario de Alaón, fol. 106 v. y 107 r. 



358 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Vi 

AÑO 972 

El Conde Unifredo y su mujer Toda fundan la iglesia 
de San Esteban, cerca del rio Isábena, y le conceden algunas fincas. 

In nomine Dei Patris omnipotentis et indiuidue Trinitatis. Ego 
Unifredo misericordia Aitisonanti qui sunt comitis, et coniux mea 
nomine Tota, expuncxit me Deus et trina maiestas ut hedificem 
ecclesiam in onore domini nostri Ihesu Xpi, et ad nomina beati 
Stephani prothomartiris atque levite, et est in comitatum Ripacur- 
ciense prope ipsumabne (i) que vocitatur nomine Ysauena, et sic 
hedificaui iam dicta ecclcsia que superius est nominata, pro anima 
mea et pro animabus parentum meorum atque omnium fidelium 
defunctorum. ín anno Incarnationis domini nostri Ihesu Xpi 
DGCCC.°LXX.° 1° venientem super nos beato Audesindoque pre- 
sule, et sic hedificaui illa ecclesia sancti Stephani quem in ipsum 
kastrum beati Stephani hedificaui eam incolomitate futura, ads- 
tante clero cum deuotissimo populo. Ego Unifredus comes qui sum 
memoria plenus, mito in ipsa ecclesia uno missale et uno lecciona- 
rio et antiphonario et psalterio, et alio missale et uno uestimento,. 
et unum calicem et unam crucem. Sicut autem ibi mito totum ip- 
sum alodem qui fuit de Ezone traditore, chasas, chasalibus, lerris, 
uineis, ortis, cannamaribus et omnia que habuit ab integrum. Et 
mito unum campum in Frexaneto, semen capiente VÍI.^"^ modios. 
Afrontat ex parte oriente serra quae uocitatur nomine Marfai et 
sarat que vocitatur nomine Moxa, per fundus 'pena, et una spelun- 
ca; ex parte meridie torent quae exit denant Emeterie Zelodoni; ex 
parte ahilone torent que exit de sarat de la Moxa. Adhuc autem 
mito unos molendinos quos habeo in Ysauena predicte ecclesie cum 
sua super posita, et cum ómnibus pertinentiis suis, et media Ínsula, 
cum suo exeo et regressio ab integro. Et ego Arguila mito una térra 
in illa strata, de oriente Barone, de occiente (sic) Daniel; et mito 
similiter uno kannamare quod habeo in Ysauena, ab integro, et una 
ciresa in illa tormosa in prefate ecclesie. Et ego Oriolus et Sunna- 
rius damus domino Deo et sancto Stephano uno kannamare in Ysa- 
uana, de oriente aquale sancti Stephani; de occidente flumen; et 
quantum ibi uisuri sumus habere, totum ab integrum damus et 
concedimus ibi in prefate ecclesie. Et ego Bradila et Altemiro filio, 
laccinta similiter, damus et concedimus eiusdem ecclesie et clericis 
ibi Deo seruientibus, medio molendino quod habemus in Ysauena 
in loco ubi dicitur ad molendinos de illa dompna, ut teneat et possi- 

(i) Ábne, por amne. 



EL CCNDE UNIFREDO ?>5g 



deat ad propriam hereditatem. Haec omnia supra scripta ego Uni- 
fredo comes et coniux mea Tota et alii superius nominali damus, 
concedimus, corroboramus, laudamus et afirmamus domine Deo 
et sancto Stephano ut ad diem iudicii ac tremende maiestatis mer- 
ces nobis exinde crescat. Et si quis aliquis homo uenerit ad dis- 
rumpendum,in quadruplum restituat et a liminibus matris Ecclesiae 
extraneus effíciatur, et cum luda Scariothis porcionem accipiat, et 
ira Dei omnipotentis super eum incurrat; si quis sane quod fieri 
minime credo esse venturum. Pacta cartula dotis et donacionis 
XIÍl Kalendas octobris anno XVIIII regnante Leuitario fege. Sig>í< 
num Unifredo comité. Sig^num Tota coniux eius qui hanc carta 
donaria scribere jusserunt et testes istius donationis ñrmare roga- 
verunt. Sig^í^num Gelemundo. Sig>^num Galitoni. Signum Ga- 
landoni presbiteri filio Macangoni. Sig^í^num Odegero iudice. Sig^I-^ 
num Aimerici presbiteri. Sig^J^num Altemiro presbiteri. Sig^í^num 
Brandila et Altemiro filio Jaccinta. XIII Kalendas octobris dedicatio 
beati Stephani prothomartiris atque levitae luna lili. In Dei nomine 
lohannes episcopus Cesaraugustanae sedis vel ceterorum sedium 
omnes donationes quae superius sunt prenotatas in ecclesia sancti 
Stephani cuneta per jussionem meam omni tempore firmis perma- 
neant. Facta haec firmatio XI Kalendas februarias era MXVII. En- 
necgo presbiter rogatus, scripsit sub die et anno quod supra et hoc 
sig>i<num fecit (i). 

Refiérese en este diploma la consagración de la iglesia de 
San Esteban del Malí, edificada por el Conde Unifredo; veri- 
ficó la ceremonia Odisendo, Obispo de Roda. Unifredo concedió 
al nuevo templo varios códices litúrgicos y un alodio que fué 
del traidor Aizón (Ezone), y otros fieles dan algunas tierras. 

Dos fechas lleva este documento; la del año 971, al princi- 
pio, y la del año 19 de Lotorio, ó sea el 972, en la calenda- 
ción; difícil es averiguar cuál de ellas está equivocada. Casi 
todos los documentos otorgados por el Conde Unifredo dan á 
su mujer el nombre de Sancha; pero éste y otro que ya hemos 
visto la llaman Toda. ¿Es que Unifredo estuvo dos veces casa- 
do? En tal caso habría que corregir las fechas de sus escrituras 
para que los nombres de Toda y Sancha no alternasen y resul- 
taran unos documentos anteriores á los otros. Tal vez sea lo 
más probable que Unifredo no tuvo más que una mujer, y que 
el nombre de Toda es uno de los muchos errores que hay en 
los diplomas de Ribagorza. 



(i) D. Jaime Villanueva, Viaf^e literario, tomo XV, págs. 353 á 355. 



36o NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DF- KIBAGORZA 

Otro dato muy sospechoso hay en esta escritura, y es que 
la confirme Juan, Obispo de Zaragoza, en el año 1017. ¿Por 
ventura vacaba la iglesia de Roda, á cuya jurisdicción corres- 
pondía San Esteban del Malí? Añádase que la consagración de 
las iglesias, hecha siempre por un Obispo, y las donaciones que 
se ofrecían en tales ocasiones, de ninguna confirmación tenían 
necesidad, y, por tanto, no la lleva ningún otro diploma aná- 
logo de Ribagorza. 

Esto sin contar con que la existencia de Obispo en Zaragoza 
por el año 1017 es menos que incierta; el mismo Fr. Lamberto 
de Zaragoza, que creía en todas las fábulas y admitía todas las 
tradiciones, por infundadas que resultasen, pone en duda que 
desde el año goS al de 1040 hubiese Obispo en aquella ciudad (1). 

Si el documento analizado no fuera tan sospechoso, mere- 
cería que nos fijásemos en el recuerdo que contiene del traidor 
Aizón, quien, reinando Ludovico Pío, del cual era vasallo y vi- 
vía en su Corte, se fugó á España en el año 826, se apoderó de 
Roda, cuya población destruyó; luego devastó la Cerdaña y el 
Valles; pidió y obtuvo un ejército dé los sarracenos, pero hubo 
de retroceder desde Barcelona á Zaragoza cuando el Empera- 
dor mandó tropas capitaneadas por su hijo Pipino (2). 



(1) Teatro histórico de las Iglesias del Reync de Aragón, tomo II, pá- 
ginas 180 á 186. 

(2) Los Anales Laurisenses, fuente muy digna de crédito, refieren así 
las traiciones del godo Aizón: 

«ad eius notitiam perlatum est de fuga ac perfidia Aizonis, quomodo 
fraudulenter Ausonam ingressus et a populo illo, quem dolo deceperat, re- 
ceptus Rotam civitatem destruxit, castella eiusdem regionis, quae firmiora 
videbantur, communivit, missoque ad Abdiraman regem Sarracenorum 
fralre suo auxilium, quod petebat, iussu eiusdem regis contra nostros ac- 
cepit.» 

Al tratar de los hechos acaecidos en el año 827, consignan los triunfos 
de los musulmanes aliados con Aizón ó Ezón: 

«Imperator Helisachar presbiterum et abbatem et cum eo Hildibrandum 
atque Donatum comités ad motus Hispanicae marcae componendos misit. 
Ante quorum adventum Aizo Sarracenorum auxilio fretus multa eiusdem 
limitis custodibus adversa intulit eosque assiduis incursionibus in tantum 
fatigavit, ut quidam illorum relictis, quae tueri debebant, castellis recede- 
rent. Defecit ad eum et filius Berani nomine Willemundus necnon et alii 
conplures novarum rerum gentilicia levitate cupidi: iunctique Sarracenis 
ac Mauris Ceritaniam el Vallensem rapinis atque incendiis cotidie infesta- 
bant. Cumque ad sedandos ac mitigandos Gothorum atque Hispanorum in 



EL CONDE UNIFREDO 36l 



Los Afínales Fuldénses dicen que Aizón era godo; pero el 
Sr. Codera (i) opina que fué musulmán, hijo, nada menos, que 
de Suleimán Abenalarabí, gobernador de Zaragoza y hermano 
de Matruh, juntamente con el cual derrotó á Cario Magno 
cuando vino á Zaragoza, ó sea en la jornada famosa de Ron- 
cesvalles. 

Tal opinión carece de sólido fundamento y hay en contra 
de ella graves objeciones: el nombre de Aizón se halla en mu- 
chos documentos de la Marca Hispánica y de Ribagorza, otor- 
gados en los siglos ix y x; y por muchas mujeres y muchos hijos 
que tuviese el que fué traidora Ludovico Pío, no es de creer 
que descendiesen de él tantos Ezones ó Aizones. 

Ni aun siquiera puede afirmarse que Ezón fuese godo en el 
significado estricto de la palabra, esto es, descendiente de godo, 
ya que los franceses usaban con frecuencia dicha palabra en el 
sentido de español (2). 



I 



illis finibus habitantium ánimos Helisachar abbas cum alus ab imperatore 
missus multa et propria industria et sociorum consilio prudenter adminis- 
trasset Bernhardus quoque Barcinonae comes Aizonis insidiis et eorum, 
qui ad cum defecerant, callidatiti ac fraudulentis machinationibus pertina- 
cissime resisteret atque eorum temerarios conatus írritos efficeret, exerci- 
tus a rege Sarracenorum Abdiraman ad auxilium Aizoni ferendum missit 
Caesaraugustam venisse nuntiatur, supra quem Abumarvan regis propin- 
quus dux constitutus ex persuasionibus Aizonis haud dubiam sibi victo- 
riam pollicebatur. Contra quem imperator filium suum Pippinum Aquita- 
niae regcm cum inmodicis Franchorum copüs mittens regni sui términos 
tueri praecepit. Quod ita factum esset, ni ducum desidia, quos Francorum 
exercitui praefecerat, tardius quam rerum necessitas postulabat, is, quem 
ducebant, ad marcam venisset exercitus.» 

Tamaña desidia de los francos fué causa de que los sarracenos devasta- 
sen las tierras de Barcelona y de Gerona y volviesen incólumes á Zaragoza 
con mucho botín de guerra. — Amiales regni Francorum itide ab a. 741 us- 
que ad a. 82g, qui dicuntur Anuales Laurissenses maiores et hinhardi. 
Hannoverae, 1896, págs. 170 y 172. 

(i) Kn sus Estudios críticos de Historia árabe española^ págs. 201 á 224. 

Simonet (Historia de los mo^^árabes de España, pág. 289) cree que Ai- 
zón era de linaje godo. 

(2) Dicho nombre era también usado en otras regiones de Europa, y 
así, tenemos un Ezón, Obispo de Altemburgo, mencionado en la Vita Sancti 
Rimberti (siglo ix). Cnf. Monumenta Germaniae histórica, tomo II, pá- 
gina 775. 

Véase en este libro el acta de consagración de la iglesia de Güell, en el 
año 996, por el obispo Jacobo, donde aparece el nombre Ezon, que era bas- 



362 



NOriClAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



Vil 



JUNIO DEL AÑO 978 

Oriulfo, abad de Alaó?i, vende á Udiacro y Bradilán una tierra 
que fué del Conde Unifredo. 

Agmina Sanctorum, vobis eniori nostro Udiacro presbítero, et 
Bradilani, placuit in animis nostris et placet ut tibi uinderemus 
térra nostra quod nobis aduenit per donacionis et per charla quod 
fecit Hunifredus comis ad Sancta Maria et ad Sanctum Petrum 
apostolum. Vindimus tibi ipsa térra abomni integrietatein precium 
placibile unum kauallum, et est ipsa térra in chastro Lastarri, sub- 
tus Sancti Ylarii ad turmum latum: de Oriente térra Centullum 
presbiterum, et de Occidente strata pulvica. Vindimus uobis ipsa 
térra circumdata et terminata ab omni integrietate ut ab hodierno die 
et tempore firma abeatis potestate. Quod si Oriolfus abba, aut ceteri 
monachi, uel aüa persona qui hunc charla uenerint ad inrumpendum, 
iram Dei incurrat super eos, et insuper in duplo componat. Facta 
carta uindicionis in mense lunio anno xx regnante Leuctario rege. 
Signum Oriulfo abbate uel ceteri monachi qui hunc chartam roga- 
uerunt scribere et lestes firmare. Signum Guilimundum presbite- 
rum. Signum Aponi. Asnerus presbiter hoc fecit (i). 

VIII 

AÑO 973 

El Conde Unifredo hace donación al abad Oriulfo de la iglesia de 
Santa Cándida y de otras anejas^ con algunas posesiones. 

Sancta Candida. 

In nomine sánete et indiuidue Trinitatis, Hunifredus gratia Dei 
comis, Dux atque marchio. Notescimus ómnibus fidelibus nostris 
presentium scilicet et futurorum solercie pro summa Xpi reuerencia 
dono et gratuito irado ad predicto monasterio construendum in ho- 
nore Sánela Maria et Sancti Petri apostoli, uel omnes ecclesias qui 



tanle común en Ribagorza. ¿Sería descendiente del Ayxón, hijo de Suleimán- 
aben-al-Arabí? 

Hoy mismo se conserva el nombre de Aizón en el apellido A^ón, llevado 
por algunos individuos de la provincia de Huesca. (Cnf. Guías Fort'hi. Za- 
ragoza, Huesca, Teruel. Zaragoza, 1910; pág. 537). 

(i) Cartulario de Alaón, fol. 12 r. 



i 

'i- 

I 



El conde unifredo 363 



sunt in monasterio Alaoni in comitatum nominato, idest Ripacor- 
cense, infra predicta chastella, hoc est Orritense kaslro et Arimnio,. 
cognoscant omnes fideles nostri qui suntin istum comitatum Ripar- 
corcense qui ad istum abbate nomine Oriulfo cum ceteris mona- 
chis suis concedimus eis cellulam nostram que dicitur Sancta Can- 
dida uel alias ecclesias qui ibidem sunt, ad condirigendum uel 
laborandum uel adorandum cunctis diebus uite sue ei perdonaui- 
mus cum omnes fines suos. De Oriente discurrit flumen Nocharia, 
et de Occidente straia pulvica; ita ut nullus eos contangere, nec 
ipsum, nec ipsos, nec suos homines ibidem conmanentes contan- 
gere uel inquietare non presumat, ut tam iste presens abba Ho- 
riulfus quam alus subcessores eius legitime uel perpetualiter te- 
neant, et secundum regulari morem et decreta kannonum ad pro- 
prias usus uel ubi uoluerint digne expendendi uel possidendi sine 
nullius blandimento abeant licencia. NuUi liceant ledere nec Federare 
exinde nec in alico minuari. Si autem euenerit, quod adsit, uUiusque 
homo mente inproba ut temeralio usum, concenssio uel donatio 
nostra propter remedium anime mee, cupiens inrumpere, nuUo modo 
ualeat uindicare. Si presumpserit autem conponat auri libras C, et 
maneat extorrens ad liminibus sancta Ecclesia et subiaceat channo- 
nicam penam, nisi resipuerit per penitenciam digna et decreta quam 
concessimus cum channonicos uel proprios cleros ecclesie nostre ad 
monasticam.uitam degendam aeuo in perpetuum maneat firma. 

Dono namque ego Hunifredus, propter remedium anime mee,, 
ista omnia supra scripta in monasterium uel ad utilitatem huius ar- 
cisterium Alaoni; propterea nobis placuit ut manum nostram firmi- 
ter fírmaui, et ipsi fideles nostri hoc sciant firmiter et intelligant. 
Sig >í< num Hunifredi illustrissimi Marchioni. Datas literas in 
anno XX regnante Leuctario rege. Nomina testium hec sunt. Ga- 
lindo Mangonis, et domno Actoni filium Mironi, etdomnus Altemi- 
rus, et domnus Galindo (i). 

Este documento prueba que, según ya hemos dicho, la fron- 
tera oriental del Condado de Ribagorza no seguía el curso del 
Noguera, sino que se extendía algo hacia la margen izquierda 
de éste, por cuya razón solía incluirse en aquella región el mo- 
nasterio de Lavax; tal es la causa de que Unifredo hable del 
castro Orritense, hoy Orrit, en la provincia de Lérida, como 
propio del Condado de Ribagorza. 

Los títulos que se da Unifredo de Marqués y Duque, ¿i más 



(i) Cartulario de Alaón, fol. 89 v. y 40 r. 

Fué publicado en la España Sagrada, lomo XLVI, págs. 356 y 35; 



364 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

de Conde, es muy probable que sean una interpolación hecha 
en la copia, pues no consta que, entonces, fuesen llevados por 
los Condes de Ribagorza. 

IX 

JULIO DE 974 

El Conde Unijredo concede algunas franquicias al monasterio 

de Alaón. 

PRECEPTUM HUNIFREDO COMITÉ 

Sub Trinitatis alme honore nuncupatus domnus Hunifredus co- 
mis et matrem suam Arsen comitissa, et filia mea Tota, et nuru 
sua Sancia. Ego Hunifredus gratia Dei comes et dux atque marchio 
et fratres mei, idest sunt Arnallus et Isarnus siue episcopus Hodi- 
sendus, cuius diocesum est Ripacorcense. Notescimus ómnibus fide- 
libus nostris presentium scilicct et futurorum solercie, qualiter 
adiens Oriolfus uenerabilis abba mansuetudinem nostram depreca- 
tus est ut ex monasterio sibi comissum in pago Ripacorcense et ua- 
lle Orritense cuius uocabulam est Alaonis, et fundata baselica in 
honore Sánete Marie uel Sancti Petri apostoli, seu cum ecclesiolas 
uel ceteras celias uel loca et beneficia ad eumdem monasterio perti- 
nencia et monacorum sibi subiectis, tam per auctoritatem gloriosi- 
simi senioris nostri Leuctario regis licita carta reuesticone, firmare- 
mus sicuti ut ómnium nostrorum cognoscant solertia, concedimus 
videlicet ut nullus uicecomis uel iudex aut exactor aut uicarius uel 
nullus ex fidelibus nostris tam presentibus quam et futuris, infra 
eodem monitate uel eorum celias aut beneficia uel apendicia, non 
fideiusores tollendos hominesque distringendos, aut freda uel para- 
das exigendas, aut baiufredos tollere, aut ullas redibiciones aut in- 
licitas occasiones nostris futurisque temporibus ingredi audeat, set 
hceat memorato abbati suisque succesoribus res eiusdem monaste- 
rii cum omnia sibi pertinencia et cum alia quod ibidem quis augere 
uoluerit, uel dictus abba uel sui monachi adhuc habent ad conqui- 
rendum omnia inquietatudine quieto hordine possidere. Postulauit 
et Ídem uenerabilis abba ut cuneta peccora gregium suarum per 
cunetas colles et kalmes siue pascharia uel ullo homine blandiente 
pasceant. Quod ita et facimus omnium nostrorum cognoscat soler- 
cia, et si quis hac ritu nostro cum audacia frangere ausus fuerit 
iuxta ceteras monitates legem censeantur solidorum uidelicet VI 
centorum, et ut in ómnibus optimam abeat firmitatem. Facta ista 
reuisticone in mense Julio anno XXP regnante Leuctario rege. Sig 



EL CONDE UNIFBEDO 365 



•í^num Hunifredus chomis et matrem suam Arsendis comitissa et 
alii supra scripti qui hunc cartam reuestizone rogauerunt scribere 
et testes firmare. Et hec sunt nomina üisores ei auditores. Sig>í<num 
Bonufilio de Urriti. Sig^í^num Galitone. Sig^í<num Altemiri. Sig^ 
num Bonufilio. Sig^num Dacone (i). 

Sí el documento que precede no se halla interpolado, resul- 
taría inexacta la afirmación que hace el Fragmentum histori- 
cum de no haber tenido descendencia los Condes Unífredo y 
Sancha, pues aquí es mencionada una hija de éstos, llamada 
Toda; lo de nuru sua debe referirse á D.^ Arsendis, ó Gar- 
síndis, y no á Toda, como parece indicar el texto, por su mala 
redacción. 

En el adjunto diploma hay varios detalles algo extraños, 
como son los títulos de Dux atque Marchio, que no solían usar 
los Condes de Ribagorza; el estilo, distinto del usado en la mo- 
desta Chancillería de aquéllos, y que recuerda el de los Privi- 
legios de Ludovico Pío y Carlos el Calvo, y la facultad amplí- 
sima que se concede á los monjes de Alaón para que sus gana- 
dos paciesen por todo el Condado; derecho muy apetecido en 
aquella época por ser la riqueza pecuaria fácil de librar en caso 
de guerra, y que originó la falsificación, ó el arreglo, cuando 
menos, de algunos documentos. 

También las franquicias, libertades y derechos que se con- 
ceden á los vasallos del monasterio, como no pagar derechos 
de albergue, de fredas (2) y de paradas (3), no suelen verse en 
los privilegios ribagorzanos de aquella época. 



(i) Cartulario de Alaón, fol. 40 v. á 41 v. 

(2) En el sistema germánico de las indemnizaciones pecuniarias por 
muchos de los delitos, una parte de las caloñas (calumnias) y homecillos 
(homicidios) correspondía al Monarca, y otra al Conde; derechos que lleva- 
ban los nombres de f red a (de f red, libertad, absolución) y parafreda. 

Í3) Tales derechos recibían el nombre general de mansionáticos. Carlos 
el Calvo, por u 1 privilegio dado en el año gi6, eximió de ellos á los vasa- 
llos del monasterio de San Esteban de Bañólas. (Cnf. Monsalvatje, Co/ec- 
ción diplomática del Condado de Besalú, tomo I, págs. i5o á i53.) 



366 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



X 

MARZO DEL AÑO 978 

Donación de la iglesia de San Martín de Suerri al tnonasierio 
de Álaón, por el Conde Unifredo. 

DE SANTO MARTINU DE SUGERBE (l) 

In nomine Domini nostri Ihu Xpi et indiuidue sánete Trinitalis 
tqui est unus et uerus Deus, ego Hunifredus comis et ego Sancia 
coniugem suam expunxii nos Deus et trina magestas ut faciamus 
•carta in primis ad Dominum omnipotentem et ad Sancta María uir- 
ginis et ad Sanctum Petrum apostolum, et ad alias ecclesias qui sunt 
fundatas cuius uochabulum est monasterio Alaoni, de ipsa ecclesia 
que uochabulum est Sanctum Martinum, in apendicio de castro 
Arinio, in locho que dicitur in ipsum solanum qui [est] prope sierre, 
qui fuit ecclesia erupta et est distructa, et uenit nobis ex parentum 
nostrorum. Donamus ipsa ecclesia cum suas uineas et suas térras et 
suos hortos et suos exios et introitos, uel suas posturas uel omnes 
fines illorum, tam in praiis quam pasquis, aquis aquarum ductibus 
et reductibus, de Sugerre usque ad Agosa; de Toralga usque in flu- 
men Nocharia; quanto infra istas adfrontaciones includunt, ubi ere- 
ditas eorum inueni potueritis et nos supra scripto (sicj mente sane 
facimus carta de ipsa ecclesia iam dicta ad ipsas ecclesias supra 
dictas et ad seruientes illius qui ibidem sunt uel adueniendi sunt 
clericis, monacis, tam presentís fsic) quam et futuris, ut ante tri- 
bunal Domini nostri Ihu Xpi mercis nobis adcrescat. Si quis sane 
quod minime fieri credo esse uenturum, qu^d si nos supra nomi- 
nati, aut de parentum nostrorum uel quislibet homo qui ista carta 
uoluerit extrahere de monasterio illo Alaone, aut de illos homines 
conmanentes qui hodie est uel congregado illorum, in primis iram 
Dei incurrat super eum, et ad liminibus sanctorum extraneus efficiat, 
et cum luda qui Dominum tradidit partem accipiat, et ad gloriam 
Dei non adueniat, et in antea ista carta helemosinaria firmis perma- 
neat et non disrumpatur. Facta ista carta xvm (2) Idus Marci 
anno xxv regnante Leuctario rege. Sig >j(num Hunifredo gratia Dei 



(i) Suerri, hoy caserío en el tcrmijno de Luzás, part. jud. de Bena- 
barre. 

(2) En el ms. se halla escrita esta fecha de un modo extravagante, y que 
nunca vi en otro: xiiiiiiii; una x y ocho unidades. 



EL CONDE UNIFREDO 367 



comis. Sig >^ num Sancia coniugem suam qui ista carta helemo- 
sinaria rogauimus scribere et testes firmare. Sig t^ num Hendisculo 
qui uocatur Bonofilio. Sig ^ num Atoni filio Borrelli. Senterus pres- 
biter rogitus scripsit. Ego Odegerus iudex se subscripsit (i). 



XI 

• MARZO DEL AÑO 978 

Donación de Unifredo al mismo monasterio, de un villar en Atscles. 

ACISCULIS 

In nomine Domini, ego Hunifredus gratia Dei comis, et ego San- 
cia coniugem suam, expuncxit nos Deus et trina maiestas ut faci- 
mus carta in domum Sancta JMaria Alaone uel Sancti Petri apostoli 
et alias ecclesias qui ibidem sunt fundatas in monasterio Alaoni, de 
unum uillare in loco ubi dicitur ad illos doUatos, et est ipsum uillare 
in castro Acisculis: de Oriente térra de Gitus; de Occidente uia. 
Donamus ipsum uillare ad domum Sancta Maria uel Sancti Petri 
apostoli propter remedium animas nostras ut ante tribunal Domini 
nostri Ihu Xpi mercis nobis inde adcrescat, et est manifestum. Quod 
si nos supra nominati aut aliquis homo qui ista carta inquietare uo- 
luerit, siue de regibus, siue de propinquis meis, aut aliquis homo, 
in primis iram Dei incurrat et a liminibus sanctorum extraneus effi- 
ciat, et cum luda qui Dominum tradidit, porcionem accipiat. Facta 
carta helemosinaria XVIII idus Marci anno XXV regnante Leucta- 
rio rege. Sig>í<num Hunifredo gratia Dei Comité. Sig^í^num Sancia 
coniugem suam, qui ista carta helemosinaria rogauimus scribere et 
testes firmare. Sig^num Anderalldo. Sig>í<num Dactone. Sig>í«num 
Elpericus, Cacus et Salomomone|(síc). Sig>í<num Redemptus. Du- 
randus presbiter. Senterus presbiter rogitus scripsit (2). 

XII 

MARZO DEL AÑO 978 

Donación de Unifredo á los monjes de Alaón, de varias iglesias 

cerca de Ai se I es. 

ACISCULIS 

In nomine Domini nostri Ihu Xpi et indiuidue sánete Trinitatis 
qui est unus et uerus Deus. Ego Hunifredus gratia Dei comis, et 
ego Sancia coniugem suam, expuncxit nos Deus et trina maiestas 
ut facimus carta in primis ad Deum Patrem omnipotentem et ad 



d) Cartulario de Alaón, fol. 67 v. y 68 r. 
(2) Cartulario de Alaón, fol. 68 v. y 69 r. 



368 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE BIBAGORZA 

Sancta María uirginis et ad Sanctum Petrum apostolum, et ad ip- 
sas alias ccclesias qui ibidem sunt fúndalas in monasterio Alaoni^ 
et ad semientes illius qui ibidem sunt uel qui adueniendi sunt, de 
ipsas ecclesias quod uocabulum est Sancta Maria, et alias ecclesiaív 
qui ibidem sunt, et sunt ipsas ecclesias in illo rio prope castro Acis- 
culis, quod hedificauit Blandericus presbiter etdedicauit Odisendus 
episcopus, et uenit mors ad Blandericum presbiterum et non se co- 
memorauit pro honore de ipsas ecclesias, et inuenit eas Hunifredus 
comis sine presbíteros et sine monachos et sine suo filio, ibidem sua 
muliere stantem et permanentem, quod lex non continet; et proinde 
facimus carta ad Domínum et ad ipsas ecclesias iam dictas, et ad 
semientes illius facimus carta per animas nostras uel fidele nostro 
Blanderico cum suo auere ecclesíasticum, tam in domis quam 
in campis de omnis hereditas eorum quod ad ipsas ecclesias 
peninet, de Ysauana usque in flumen Nocharia. Quantum infra is- 
tas infrontaciones includunt ubi hereditas de ipsas ecclesias iam dic- 
tas potueritís inuenire, donamus ad istum monasterium pro animas 
nostras uel pro anima Blanderichu fidele nostro, et est manifestum 
ut de ab hodierno die ct tempore firmíter et stabiles sínt. Quod si 
nos aud de propinquis nos tris, aut de suis, aut aliquis homo qui ista 
carta uenerit ad inrumpendum, in prímis iram Dei incurrat, et ad 
liminibus sanctorum extraneus efficiat, et cum luda qui Dominum 
tradidit porcionem accipíat. Facta carta hclemosinaria XVIII idus 
Marci anno XXV° regnante Leuctario rege. Sig^J-inum Hunifredo 
gratia Dei comité. Síg^Jtnum Sancíai^ coniugem suam, qui ista carta 
helemosinaria rogauímus scríbere et testes firmare. Síg^í^num Un- 
disculo qui uocatur Bonofilio. Síg^I-mum Atoni filio Borrelli. Sente- 
rus presbiter rogitus scripsit (i). 

Refiere el diploma arriba copiado que Blanderico, por mo- 
tivos que acaso nada tenían de piadosos, edificó algunas igle- 
sias, con la advocación de Santa .María, entre los ríos Isábena 
y Noguera Ribagorzana, en las inmediaciones de Aiscles; con- 
sagrólas el Obispo Odísendo, y al morir Blanderico siguió en 
ellas la mujer de éste: quod lex non continet; buena prueba 
de que en Ribagorza, lo mismo que en otras regiones de Es- 
paña, había presbíteros casados, como lo testificó después 
el Concilio Compostelano del año io56 al hablar de presbyte- 
rh et diaconibus conjugatis. Hecho admitido por D. Vicente 
de la Fuente, quien escribe: «Querer negar que en España ha- 



(i) Cartulario de Alaón, fol. 68 r. y v. 



EL CONDE UNIFREDO SGq 



\ 



bía clérigos casados en el siglo x y á principios del xi, es cerrar 
los ojos á la luz; y no eran solamente los clérigos menores, sino 
también los diáconos y presbíteros (i).» 

XIII 

26 DE ABRIL DEL AÑO 980 

El Conde Unifredo hace donación al monasterio de Labaix, 
del Villar de Mancivert. 

CARTA DE VILA MANCIVERT QUAM VENDIDIT UNIFREDUS COMES 

ATROARIUS ABBA 

In nomine Domini nostri Jesu Christi et individué Sánete Trini- 
tatis qui est vnus et verus Deus. Ego Unifredus Del opitulantem 
clemencia Comis, vobis emptoribus meis Adtroharius presbiter, 
qui est advocatus abbas in monasterio que vocitatur Lavavis in 
domo S.^^^ Mariae et Beati Petri Apostoli, sub iussione pontificis 
nostri Atoni Episcopi, tune alii servientes nominati, idest Daniel 
presbiter, et Gischafredus presbiter, et Alio, et Solmo, et Manni 
presbiter, et Catubales, et Leuva, et Rechesindus, et Gentilis, et 

. Galindo, et Guimar, et alii plures qui ibidem sunt, vel qui adve- 
niendi sunt. Voluntatem michi advenit et placuit in corde meo et 
placet vt in domo S.^*^ Mariae et S.'^i Petri, atque ; servientes illius 
donarem villarem meum Manciverti, divulgatum et terminatum sub 
abpendicionem Evortense, que michi advenit ex donacionem per 
carta de Gutiscli Gimaranis; dono atque concedo propter remedium 
anime mee ipso villare cum suis paschuis, atque pratis, et silvis, et 
instrumentis, et cultis, et incultis, et exio et regressio, et fontis, et 
post hec decernimus fines illius: de parte Orientis est vsque in ipsa 

' padule de Villa Tovos, et de Occidente vsque in rigo, et de meridie 
vsque in ipsa serra vnde discurrit via publica, et de subtus vsque 
in ipso gradu. Dono ipso villare cum fines illius comprehensum in 
domo Sanctae Mariae et Sancti Petri Apostoli, et ad servientes 
illius, ab omnem integritatem, propter remedium anime mee, vt ad 
diem iudicii atque tremende maiestatis merces michi exinde crescat. 
Sicut Paulus Apostolus dixit. Tu autem homo cum vivis hora pa- 
trem tuum, et fac elemosina et hedifica templum, et regJiabis cum 
Sa?ictis Dei in seculum. Et item: qui templum Det edificat inferiium 
despicit. Et in alio loco: bonum est \bene]jacere ad omjies, máxime 
autem ad domésticos fidei; et est manifestum vt de ab hodierno 



(i) Historia eclesiástica de España. Barcelona, i855, tomo II, pág. i6g. 

24 



ByO NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

die vel lempore, firmis sit ista carta cum ipso alode in monasterio 
nominato Lavavis, et ad servientes illius. Sicut iussio est domini 
regiminis nostri Recensvindi regis, et lege Gotorum magister, usque 
ad nos, et ex tempore nos finem decrevimus. Vt si ego Vnifredus 
vel posteritas mea, tam íilius quam ex propinquis meis, sive comes 
atque prepositus, sive gartlingus atque tiufadus, sive aliquis homo 
qui hanc carta inrumpere voluerit, vel inquietare presumpserit, in 
primis iram Dei omnipotentis incurrat, et a liminibus Sanctorum 
extraneus efficiat, et cum luda Scarioth partem accipiat, et non 
hereditet cum sanctis ñeque cum electis Dei in sécula seculorum 
amen. Et adponat super illum Deus plagas scriptas in libro Apo- 
calipsis Johanis, amen. Et hoc quod inquietaverit, in duplo compo- 
nat, et in antea ista carta inrrumpere non permitatur, sed plena 
habeat firmitatem. Facta carta helemosinaria in mense Aprilis II 
kalendas Madii, anno III regnante Leudevicho rege. Sig^J^num 
Vnifredo Comiti qui hanc carta rogavit scribere et testes firmare. 
Sig^num Borrelli iudicis. Sig^J^num Borrelli, que alium nomen 
nuncupatur Geruczu. Sig^num Sungarii. Quintus Presbiter rogi- 
tus scripsit et ^ sub die et anno quo supra. Tedila presbiter visor 
fuit. Conpango visor fuit (i). 

La fecha de esta escritura resulta bastante dudosa; no puede 
referirse á Luis de Ultramar, pues el tercer año de su reinado 
corresponde al de 938, cuando, probablemente, estaba por na- 
cer el Conde Unifredo. Hay que atribuirla, por consiguiente, á 
Luis el Desidioso^ cuyo reinado suele computarse en algunos 
documentos desde el año 078, en que io asoció al gobierno su 
padre Lotario; de modo que el diploma antes copiado será del 
año 980. 

Pero, aun haciendo esta suposición á fin de salvar la vera- 
cidad de este documento, nos hallamos con un grave obstácu- 
lo, y es que el Obispo Atón, hermano de D. Bernardo, no fué 
contemporáneo del Conde Unifredo, ni wivió por los años de 
980, sino mucho antes; anacronismo que hace masque sospe- 
choso el diploma en cuestión, cuya autenticidad únicamente se 
puede afirmar con la hipótesis, que juzgamos infundada, de 
que el Conde Unifredo que lo otorgó es distinto del hijo de don 
Raimundo. 



(:) Cartulario de Lapjx, fol. 8. 



EL CONDE UNIFREDO Sjl 



XIV 

SIN FECHA 

Descripción de varias fincas en el término de Aiscles, de las que, 
algunas habían pertenecido al Conde Unifredo. 

In nomine Domini. De illo alode de Sancta Maria in termino de 
Aciscles, et est illa ecclesia de Sánela Maria de Alaone, de ipso rio 
qui discarrit prope ipsa ecclesia usque in illa uia qui discurrir ad 
illo cascarrero: de Oriente coma sosedida, et de Occidente uinea de 
Sancta Maria et de Bidal At; quantum infra istas affrontaciones 
abet totum de ipsa ecclesia; in choma de lero una térra: de Occidente 
Cetullo (sic) de ipso plano; de Oriente Ennego de Sadarrui; ad illos 
dollados, uno uillare qui fuit de Unifredo Comité: de Oriente ieros, 
et de Occidente uia; et una solanega térra circa illa uia: de Occide 
(sic) Ennego de Sadarrui; ad illo fornone una térra: de Oriente Gui- 
llelm Mir, et de Occidente Maria; ad illa leñosa una térra: de Oriente 
Galin At de Sancta Maria; de Occidente uia qui discurrit ad ipsa 
torricella de Galinnone presbítero; alia térra ad ipso rio de louella- 
re: de Oriente uia publica; de Occidente rio; In Illas rubias unam té- 
rra in illa choma de illo pulo: de Oriente torrente, et de Occidente 
Mir Galin; desubtus uia publica; ad illo eolio de Ariane una térra: 
de Oriente et de Occidente stlrpe; et alia térra ad illo oratorio: de 
Oriente torrente, et de Occidente uia; ad illo eolio de Maluchi una 
térra: de Oriente stlrpe; de Occidente strata publica; In rio de Ma- 
cana una térra: de Occidente uia; de Oriente torrente; in illa 
coma... (i) Mir Ato una sesterada: de Oriente ^uia publica; desuper 
Mir Ato; In Illo campo de Macana una serte: de Oriente saxa; de Oc- 
fcidente Mir Galin; in Saraxone una térra: de Oriente torrente; de 
Occidente strata publica; In Codes V térras qui fuerunt de Ramón 
iDagh et de Engulnelles; ipsa una de Oriente Martinus de Pug Mo- 
llar; de Occidente térra Sancii Clementi, et a super uia; et alia de 
iprope ista: de Oriente uinea de Ennego de Pug Molar: de Occidente 
strata publica; et alia térra: de Oriente, uinea de Sunner Galin: de 
'Occidente, uinea de Sungnero de Chodes; et alia térra qui fuit de 
■Unifredo Comité: de Oriente strata publica; de Occidente torrente; 
[et alia térra ad illos mollares de Chodes: de Oriente térra Sancti 
iMartlnl; de Occidente térra de Mir At; et alia térra in illo sasso: de 
¡Oriente Barón Duran; de Occidente térra de Durauele qui iam fuit; 
;et dvos chasales qui fuerunt de Ramón Dagh et de Enguinelles in 
médium castello de Aciscles: de Oriente et de Occidente strata pu- 
|blica (2). 

(1) Roto el manuscrito. 

(2) Cartulario de Ahón, fol. io5 r. y v. 



CAPITULO XX 

EL CONDE ISARNO. — ARNALDO, HERMANO DE ESTE. — DOÑA TODA, 
HIJA DE DON RAIMUNDO. — SUÑER DE PALLAS 

I 

Al fallecer el Conde Unifredo entró el pequeño Estado riba- 
gorzano en un período el más crítico de su existencia, que fué 
preparando su anexión á la Monarquía de Navarra en tiempo 
de Sancho Garcés III; se aproximan las incursiones de los ára- 
bes durante el gobierno de Almanzor, quienes llegan á valles 
escondidos que nunca pisaran los infieles (i), y se extingue la 
descendencia legítima de D. Bernardo con la temprana muerte 
de Arnal, y de Isarno, quien sucedió á su hermano el Conde 
Unifredo en fecha que sólo aproximadamente conocemos, por 
los años 980 ó 981 . De cuan breve fué su vida nos da testimonio 
el exiguo número de documentos que hizo en favor de los mo- 
nasterios; uno solo hemos podido hallar, el que va á continua- 
ción, y aun éste nos parece controvertible. 

Según dice el Fragmentum historicurriy Isarno fué muerto 



(i) En una donación al monasterio de San Juan de la Peña, hecha en 
el año 1067 por García Aznar, se expresa claramente que las tropas musul- 
manas llegaron á dominar en Ainsa, capital de Sobrarbe, pues al mencio- 
nar los diezmos que aquél poseía en las tierras del castillo de Buil, próximo 
á dicha población, recuerda la calamitosa época en que los infieles penetra- 
ron hasta el corazón de Sobrarbe: «ex quo tempore aduc paganis regna- 
bant super nos, necnon et Almanzor, antiqus rex cordobensis, usque nunc, 
iam párenles nostri liueri fuerunt, et dum regnare ceperunt nos christiani 
sibe in tempus regni sui Sanlius rex, quando castellum de manibus sarra- 
cenorum tulimus et ad christianis eum reddimus». 

Cnf. Moret. Investigaciones, pág. 624. Coleción diplomática de San Juan 
de la Peña, pág. q5. 



374 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

1 — ' 

por los infieles en Monzón (i).¿Es que se sintió con fuerzas para 
intentar apoderarse de aquella plaza, no poco importante y muy 
defendida por su situación y por su castillo? Creemos que no 
hubo tal empresa, reducida, cuando más, á una razia de los 
montañeses, codiciosos de botín, en la que su jefe perdió la vida. 

El único diploma que se conserva de este Conde es poco de 
fiar, pues vemos el hecho raro de que se den nuevamente al 
monasterio de Obarra las aldeas de Calvera, Castrocit y Mo- 
rens, que, según ya hemos visto, las poseía desde el tiempo de 
D. Bernardo. 

En la fecha de a727io regnante rege expectante no es de creer 
que se aluda en modo alguno al interregno que hubo al morir 
Luis el Desidioso (21 de Mayo á 3 de Julio del 987), en que fué 
elegido Hugo el Grande, cuyos derechos al trono parecieron 
infundados á muchos. 

Traggia, confundiendo á Isarno con otro personaje de igual 
nombre que fundó el monasterio de San Pedro de Burgal, cree 
que aquél estuvo casado con Bala y fué padre de Ermengarda; 
errores que ya hemos desvanecido en otro capítulo. Añade que 
el trágico fin de Isarno en Monzón acaeció en el año 992, fecha 
que juzgamos inexacta, y debe ser algo anterior, allá por el 
quinquenio de 985 á 990 (2). 

El nombre de Isarno significa hierro en los antiguos idio- 
mas céltico (3) y germánico, y lo llevó uno de los antepasados 
fabulosos de los godos que enumera Jordanes: «Horum ergo 
(ut ipsi suis fabulis ferunt) primus fuit Gapt... Et Amala genuit 
Isarna, Isarna autem genuit Ostrogotha» (4). 

Consérvase, quizá de origen celta más que visigodo, en la 
feligresía de Isorna, provincia de la Coruña. 

De dicho nombre procede el actual apellido Isern. 



fi) Post mortem eorum, Isarnus, frater Unifredi, tenuit Rippacur- 
censern comitatum, quem occiderunt mauri in Monte Sion. 

El nombre de esta villa (la Tolous antigua) solía escribirse en la lídad 
Media con una forma y etimología absurdas: Monte Sión en lugar de Mon- 
tizón ó Montisón, diminutivo de monte en el dialecto aragonés; denomina- 
ción que recibió por hallarse á la falda de un cerro. 

(2) Memoria sobre el origen del Condado de Ribagorza, pág. 848. 

(3) Manuel pour servir á rétude de r Antiquité Celtique, par Georges 
Doitin. Vannes, 1906, pág. 60. 

(4) Jordanis, Historia de Getarum, sive Gothorum origine^ et rebus' 
gestis. Rerum Jlalicarum scriptores, tomo I. Mediolani, 1728, pág. 199. 



EL CONDE ISARNO SyS 



SIN FECHA 

Los Condes hamo y Garsinda dan al monasterio de Obarra las 
villas de Calvera, Castrocit y Morens. 

ín nomine domini nostri íhu. Xpi. et indiuidue sánete Trinita- 
tis qui es trinus et unus et uerus Deus, Ego Garsinnis chometissa et 
ego Isarnus, gratia Dei comis, siue germana mea Tota chometissa, 
expuncxit nobis Deus et trina maiestas ut faciamus charta elemo- 
sinaria de parrachiis (sic) nostris qui nobis aduenit de parentum 
nostrorum; mittimus ipsa uilla prima Chaluaria, alia Chastello Citi, 
alios dúos Morecenes; mittimus ipsas billas in parrochiis uel in mo- 
gatas aut in oblias, aut in ipsa opera aut hulla opera quod a chomite 
pertinei, exceptos ipsos indomenechatos (i) qui sunt ad obitum 
Garsinnis chometissa. Sic mittimus ipsas billas ad domum Sánete 
Marie et Santi Petri apostoli et Sancti Pauli et Sancti Stephani et 
Sánete Crucis et alia merita Sanctorum qui sunt fundatas in pao 
Ripachorcense, in monesterio qui uocatur Uuarra, obedientem sibi 
Ennechoni abbati, siue et clericis eius, idest Ennechoni filio Baroni, 
et Soniarius presbiter, Gimara presbiter, Adifonsus presbiter, Gi- 
mara presbiter, Gutisculus presbiter, Ato monacus, Albarus mo- 
nacus, Paternus monachus, sub regula Sancti Benedicti, et alia 
cuneta congregacione qui ibidem sunt uel qui adueniendi sunt. Sic 
mittimus ad locum supra nominatum ut ad diem iudicii adque tre- 
mende maiestatis merces nostra exinde creschat, sicutPaulus apos- 
tolus dicit: qui templum Dei edificat infermim despicit, et in uita 
elemosina i mmo faceré sacrificium. Si quis sane, quod fieri mínimo 
esse uenturum, ut si ego Garsinnis chomitissa, aut de filiis meis, 
aut quislibet homo qui ista karta helemosinaria ad inrumpendum 
uenerit, in primis iram Dei omnipotentis incurrat super eum, et a 
liminibus sanctorum extraneus efficiat, et cum ludas Schariot par- 
cionem (sic) accipiat et non ereditet cum sanctis ñeque cum electis 
Dei in egresia sanctorum, et in antea ipsa karta firmis permaneat et 
non disrumpatur. Pacta karta elemosinaria ni mense Decembrio, 
anno regnante rege expectante. Signis Garsinnis chometissa et filio 
meo Isarno et Tota filia mea qui hanc karta rogauerunt scribere et 



(i) Al dividir un predio (fundiis) en varios mansos, era costumbre que 
el dueño se quedase con una parte, á la que se daba, con poca propiedad, el 
calificativo de indominicata, estoes, no adjudicada en usufructo parcial á 
siervos adscripticios ó de remensa. 



376 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



testibus tradidit ad roborandam. Signum Asneri iudex. Signum 
Econi filio Oriulfi. 

Miro presbiter rogitus scripsit in die et anno que supra (i). 



II 

Las genealogías Medianenses y varios documentos que van 
en este libro hacen mención de Arnaldo como hijo de D. Rai- 
mundo, quien parece que le dejó una parte de sus dominios, y 
el título de Conde, con el que autoriza sus donaciones al mo- 
nasterio de Labaix (2). 

La fecha de la primera que publicamos es clara, el año 12 
de Lotario, y así resulta demostrado que Arnal vivió á media- 
dos del siglo X, por lo que nada se opone á que lo identifique- 
mos con el hijo de Raimundo II. 

El monje anónimo de Alaón que redactó el Fragmentum, 
dice también que dicho Conde tuvo un hijo de nombre Arnal- 
do (3), quien debió de morir antes que sus hermanos Arnaldo y 
Unifredo, pues, de otro modo, les habría sucedido en el Con- 
dado. 

I 

AÑO 965 

Carta de villa Ventolafio quam dedil Arnaldus Comes. 

In nomine Dei patris omnipotentis, et in nomine Domini nostri 
Jesu Christi. Arnaldus divina gracia Comis et Marchio: si in iustis 
fidelium nostrorum postulationibus quos pro suis necessi[tatilbus 
sibi fieri expectunt hoc quod iuste et racionabiliter exposcuit aurem 
ncstre benignitatis adcomodamus hac tocius Comitatum nostrum 
pertinere non difidimus, icirco noverit omnium virorum nostrorum 
fidelium scilicet et futurorum industria, quia deprecatus est nos vir 



(i) Arch. Hist. Nac. Copia del siglo xii; perg. irregular de unos 
roo por 2o5 mm. 

Al dorso: Donación de Calbera y Castellcit al monasterio de Obarra.— 
Obarra, Cax. 10, lig. 2. núm. i. 

Doc. de Obarra, part., núm. 47. 

(2) Regemundus accepit uxor domna... Gilelmo Garsias filia, et genuit 
domnus Unifredus, ac domnus Arnaldus. 

(3) Unifredus, Arnaldus et Isarnus et Odisendus episcopus fuerunt 
fratres filii Regimundi. 



ARNALDO, HERMANO DE ISARNO 877 

venerabilis abba nomine Miro, ex monasterio qui vocatur Labagus 
qui est situs super fluvio Nogarie, ut ei ad adiutorio preberemus, et 
ideo propter remedium anime dono tibi et servientibus Deo mona- 
chis conmanentibus monasterio super nominatam, in pago Exterri- 
tano ipsa villa Ventolano (i), cum omni suo termino, in pratis et 
paschuis, et silvis, et omnia quod ibi pertinet, ut ei talem auctori- 
tatem fieri iuberemus exinde, per quas res a lavore illorum que in- 
fra Comitatum nostrum vel locum superius nominato edificaverint 
vel augmentaverint ipse abba iam superius nominatus, vel ipsa 
congregatio, deinceps Deo propicio, potuerint salvas atque inle- 
sas possidere queantur; ad cuius postulationem quia fidelis in óm- 
nibus nobis apparet, immo etpro mérito serbicii sui, placite ac be- 
nigne suscepimus et ad effectum usque perduximus, ob quam cau- 
sam placuit nobis et placet ut quicquid excalidum loci illi extirpare 
aut quam condiligere ipse abba aut ipsa Congregatio laborandum 
potuerit, liberum arbitrium concedimus alimosina seniori nostri et 
nostra peragere. Et si aliquis homo propter amorem et reverenciam 
Dei, in eodem loco venerabilem havitum monasticum tenere vo- 
luerit, et quicquid ibidem obmittere, liberam habeat potestatem 
hac potestatem hoc peragendum. Sic propterea omnino iuberemus 
atque expresso iniungimus ut nullus ex fidelium nostrum nec vices 
comes noster, nec vicarius, nec centenarius, nec aliquis ex iuniori- 
bus eorum vel loci conmanentes in eodem loco super nominato ad 
nobis elemosina nostre concessum, inquietare ausus sit, nec termi- 
nata causam illorum vel edificata dissipare vel dimutare presumat. 
Simulque ibi concedo ad ipsum locum benerabilem iam dictum et 
ad te Mironi Abbati, vel ad cuneta Congregatione qui ibidem ser- 
viunt hec dono ut ad diem iudicii ac tremenda maiestatis veniam 
aspici mercar. Si quis sane quod fieri minime credo esse venturum, 
quod si ego Arnaldus Comis, aut ullus Comis post nos, vel quisli- 
bet homo qui hanc auctoritatem inquietare vel disrrumpere presum- 
pserit, in primis iram Dei omnipotentis incurrat, et ad liminibus 
sanctorum extraneus efficiat, et cum Juda Scariothi partem acci- 
piat, et veniat super illo omnes plage que sunt scripte in numero li- 
brorum, et anc auctoritas inrumpere non permitatur, sed in ómni- 
bus habeat firmitatem. Facta auctoritas in mense Marcio, anno XII 
regnante Leutario regem. Signum Arnaldo Comité qui hanc au- 
ctoritatem fecit et rogavit scribere et fideles suos firmare. Signum 
Ennego presbiter. Signum Atone. Signum Datone. Signum Oriolus. 



(1) Ventola, pueblo agregado al ayuntamiento de Pont de Suert, pró- 
ximo al Noguera Ribagorzano; de donde se deduce que el pago Esterritano 
era distinto de los pueblos hoy llamados Esterri de Aneu y Esterri de Cardos 
en el part. jud. de Sort. 



3yS NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Signum Oriolus presbiter. Signum Hendisclus. Siniofredus presvi- 
ter rogitus scripsit et subscripsit die et anno que supra (i). 

El documento que precede está calcado en uno de los for- 
mularios que se usaban en la curia de los reyes carlovingios, y 
resulta demasiado pomposo para Condes tan humildes como 
ios ribagorzanos y pallareses aunque se arrogasen el título de 
Marqués (iMarchio) como se ve en las frases de aurem nostre 
benignitaiis adcommodamus, y el llamar auctoritas al instru- 
mento legal de la donación. 

El permiso que Arnal da al monasterio de Labaix para que 
pudiese conceder el hábito religioso á cuantos lo pidieran, obe- 
dece á la especial condición de los pageses de remensa, á quie- 
nes estaba prohibido abandonar el predio sin licencia de su se- 
ñor, y, por tanto, hacer profesión monástica, que llevaba con- 
sigo la emancipación (2). 

II 

SIN FECHA 

Carta de villa Soxi qiiatn dedit Arnaldus comes. 

In nomine Domini nostri Jesu Christi. Ego Arnaldus Dei gratia 
Comis, expuncxit michi Deus et trina maiestas ut ad domum San- 
ctae Mariae, vel Sancti Petri Apóstol!, et Sancti Laurencii Martiris, 
que sunt fundati in comitatu Ribacorcense, qui vocitatur Lavagus, 
fació iudicio ego Arnallus Comis ad sanctos supradictos et ad ser- 
bientes illius que ibidem sunt, vel que adveniendi sunt, que per Ge- 
remachiam propheta divina vox nos admonet: super vías estáte et 
Pídete semitis antiquis; interrógate, per vía bojia ambulate, et i?i- 
venietis réquiem (3). Ego Arnallus Comis per eternam patrie amore, 

(i) La sujeción del hombre de remensa á la tierra le incapacitaba para 
los cargos públicos y los órdenes sagrados. Ni la Iglesia ni él Estado podían 
emplear en su servicio hombres que no estaban facultados para cambiar de 
residencia y que no disponían de sí propios » 

El régimen señorial y la cuestión agraria en Cataluña durante la Edad 
Media, por tlduardo de Hinojosa. Madrid, igoS. Pág. i38. 

(2) Cartulario de Labaix^ fol. 4. 

(3) El texto que se cita es de Jeremías, cap. Vi, v. 16, y dice así en la 
Vulgata: State super vías, et vidcte, et interrógate de semitis antiquis, quae 
sit viabona,et ambulate in ea, et invenietis refrigerium animabus vestris. 

La copia que se conserva de este documento está llena de groserísimos 
errores que seguramente no había en el original, aun siendo tan bárbaro el 
estilo usado en los diplomas de aquella época. Hemos añadido, entre 
corchetes, las correcciones de más bulto. 



ARNALDO, HERMANO DE ISARNO SyQ 

gehenne horribili timore, cum cuncensum nobiliorem fideles meos 
qui in nostram probinciam adsistunt, de gregibus [decrevimus] po- 
neré in cordé meo de rebus meis iamdictas ecclesias; offero omnipo- 
tenti Deo vel ad servientes eclesias supradictas, de rebus meis pro- 
prius alode que dicunt Soxi, cum ipsas decimas illarum pertinen- 
tiam, cum omne concedo ad omne integritate ad supradictas eclesias 
propter remedium anime mee ut ante tribunal Christi mercis michi 
exinde crescat; iste per seus servitores legitime Soxi (i) perpetuali- 
ter teneat, et secundum regularem morem et decreceat [decreta] 
cam non [canonum] ad propriis husus possidendi sine nuUus valdi- 
mentum abeant licenciam, nuUi liceant ledere nec federare exinde 
vel in aliquo minuari. Si autem advenerit quod sit ulliusque homo 
mente improba aut temerario husum consentio vel donatio nostra 
cupiens inrrumpere, per penitenciam valeat vindicare. Si pre- 
sumpserit vel quelibet homo quem iudicium istum inquietaverit, in 
primis iram Dei omnipotentis et Sancta Maria vel Sancti Petri Apos- 
toli et Sancti Laurencii incurrat, et a liminibus Sanctorum extraneus 
effíciant, et cum Juda Scariothi partem accipiat, et ipsa villa in quam 
duplum [quadruplum] restituam [restituat] Facto isto iudicio ele-, 
mosinario donationis xii. Kalendas Februarii, anno Christo reg- 
nante regem expectante. Signum Amallo Comité qui hanc carta 
elemosinaria rogavit scribere et testes firmare et sua signa faceré. 
Signum x\snero. Signum Endisclum. Signum Altemirum. Albinus 
uissor fuit. Galindo visor. Possedonius visor fuit. Barone visor fuit. 
Jheremias presviter rogitus scripsit et subscripsit die et anno que 
supra. Bonus fílius iudeX'Se subscripsit (2). 

Según ya hemos dicho en otra parte, los limites de Riba- 
gorza y de Pallas no estaban deslindados con exactitud en el 
siglo x; por eso el documento que precede incluye al monas- 
terio de Labaix in Comitatu Ribacorcense^ aunque estaba á la 
izquierda del Noguera Ribagorzano, y algunos diplomas consi- 
deraban al de Alaón como de Pallas, aunque fundado á la otra 
margen de dicho río. 

Lo mismo sucedía con la villa de Ventola, que luego fué del 
Condado de Pallas; en tiempo de Arnal vemos que aún perte- 
necía al Condado de Ribagorza. 



(i) La villa de Soxi es hoy llamada Sos, en el part. de Boltaña, cerca 
del rio Esera. 

(2) Cartulario de Labaix, fol. 5. 



38o NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



III 

El Fragmentum hisioricwn, único escrito de la Edad Me- 
dia que trata con algunos detalles de los Condes de Ribagorza, 
da como hecho cierto que D.^ Toda, hija de D. Raimundo, 
después de heredar el Condado por fallecimiento de sus herma- 
nos Isarno y Arnaldo, se casó con su sobrino Suñer, quien, á 
juzgar por un documento suyo que publicamos, era viudo en 
el año 986, pues no hace mención de su mujer; tenía entonces 
un hijo llamado Raimundo, que le sucedió en el Condado de 
Pallas y otorgó no pocas donaciones. En un diploma del año 
ioo3 Suñer aparece casado, no sabemos con quién, ya que 
dice solamente: una cum uxore mea. 

Tal afirmación supone resuelto un principo de Derecho pú- 
blico ribagorzano, el de que en la sucesión al Condado eran ad- 
mitidas las mujeres, á falta de varones, especialmente si esta- 
ban casadas; cuestión que resulta algo difícil de estudiar, pues 
aquel pequeño Estado, lo mismo que otros de la Península, se 
regía en este punto, no por ley escrita, sino por la costumbre 
jurídica, que es preciso deducir de los hechos históricos bien 
comprobados. 

Desde luego es evidente que en Ribagorza, igualmente que 
en la xMarca Hispánica, si bien ejercieron no poca influencia las 
instituciones del pueblo Franco, nunca se aplicó en todo su ri- 
gor la ley consignada en ei código Salió, prohibiendo á las mu- 
jeres heredar bienes inmuebles (1 j, derogada por la costumbre, 
que juzgaba inhumana semejante disposición (2). Tanto en Ri- 



(i) Aún es más estrecho el espíritu de la Lex Ribuaria: Dum virilis 
sexus extiterit, femina in hereditatem aviaticam non succedat. 

La Lex Francorum Chamavorum sólo consiente que las hijas hereden á 
sus madres: Si quis Francus homo habuerit filios, hereditatem suam de 
sylva et de térra eis dimittat et de mancipiis et de peculio. De materna here- 
dilate similiter in filiam veniat. 

Lex Ribuaria et Lex Francorum Chamavorum. Edidit Rudolphus Sohm. 
— Hannoverae, i883, págs. 77 y 122. 

(2) En el Formulario de Marculfo se ha conservado un patrón de los 
documentos que derogaban en este particular dicha ley: Carta ut filia cum 
fratres in paterna sucedat aiode. Dulcissima filia mea illa illi. Diuturna, sed 
impia Ínter nos consuetudo tenetur, ut de térra paterna sórores cum fratri- 
bus porcionem non habeant; sed ego perpendcns hanc impietate... per hanc 



DOÑA TODA, HIJA DE DON RAIMUNDO 38l 

bagorza, como en la Marca Hispánica, las hijas heredaban de 
sus padres bienes alodiales inmuebles, y aun villas, en concepto 
análogo al de feudos; disponían libremente de tales propiedades, 
ya por donación, ya por venta, y adquirían otras análogas por 
varios títulos y sin restricción alguna. 

Tratándose de suceder á la suprema jefatura de un Estado, 
condal ó monárquico, de las naciones pirenaicas, la cuestión 
varía mucho: ni en Aragón ni en Navarra vemos que durante 
los siglos IX y X alguna mujer ciñese la corona, y aun se da el 
caso de que al morir Galindo Aznar 11 sin descendencia legí- 
tima de varón, ocupase el Condado Fortún Jiménez, no obs- 
tante que aquél tenía una hija, D.^ Toda, casada con D. Ber- 
nardo, Conde de Ribagorza. De donde resulta lo más probable 
que en este país hubiese análoga costumbre, y que^ por tanto, 
la línea femenina fuera excluida de la sucesión al gobierno; 
medio que empleaban aquellas rudas sociedades, entregadas al 
imperio de la fuerza, para defender su existencia, que peligra- 
ría de confiar sus destinos á la debilidad y al capricho de una 
mujer (i). 

Traggia vacila en afirmar si D.^ Toda fué, hermana ó tía 
de Unifredo, Arnaldo y Odisendo; juzga más probable que 
fuese hija de Ramón II, y prima del Conde Suñer, con quien 
luego se caso; no tía, según dice el Fragmentum historicum. 

El verdadero parentesco entre Suñer y D.^ Toda, tal como 
se deduce de los documentos publicados ei#este libro, es el 
siguiente: D.'^ Toda fué nieta del Conde D. Bernardo; de Lope, 



epistolam te, dulcissima filia mea, contra germanos tuos, filios meos illos, 
in omni hereditate mea aequalem et legiiimam esse constituo heredem, ut 
tam de alode paterna quam de comparatuin vel mancipia aut presidium 
nostrum, vel quodcumque morientes relinquaeremus, equo lance \aequa 
lance] cum filiis meis, germanis tuis, dividere vel exequare debias. 

Reimpreso por Thévenin, Inslitutions prtpóes, pág. i5. 

(i) En lo que atañe á Ribagorza, véanse las donaciones que, otorgadas 
por mujeres, hay en esta obra. De la Marca Hispánica citaremos algunas, 
como las hechas al monasterio de San Juan de las Abadesas por Amal- 
berga, Clarildes y Eldeberta (años 909, 91 1 y 91 3). 

Publicadas, con otras análogas, por Monsalvatje. Colección diplomática 
del Condado de Besalü, lomo IV, págs. 58, 62 y 70. 

En el reino de León se anticipó la intervención de las mujeres en el go- 
bierno, por lo que D.''^ Elvira y D."* Teresa fueron regentes en la minoría de 
Ramiro IIÍ. 



382 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

hermano de éste, fué hijo Suñer, tío, por consiguiente de doña 
Toda, y no sobrino, como dice e\ Fragmentwn. 

Nosotros juzgamos como hecho poco probable el matrimo- 
nio de D.^ Toda con Suñer, y menos aún el que ambos fuesen 
Condes de Ribagorza, pues aunque es verdad que el autor del 
Fragmenium vio documentos que se han extraviado, se mos- 
tró bastante ligero en sus afirmaciones, y por eso abunda su 
pequeña crónica en notables yerros. Fundamos nuestra opi- 
nión en argumentos de no poca fuerza, como son éstos: 

I ." El silencio de los diplomas que hemos hallado, pues en 
ninguno de ellos cita Suñer á D.''^ Toda como esposa suya: en 
uno del año ioo3 se limita á decir uxore mea; hecho muy ex- 
traño si aquélla fuere la heredera legítima del Condado riba- 
•gorzano. 

2.*^ Dice el Fragmentum que Isarno II no entró á gober- 
nar hasta después que murió Suñer; ahora bien, éste vivía aún 
en el año ioo3, y se conservan documentos fidedignos de Gui- 
llen Isarno muy anteriores á esta fecha, dados como Conde de 
Ribagorza; con la circunstancia de que los expide, no como 
Conde honorario, sino ejerciendo el gobierno, hecho claramente 
indicado en los pomposos términos de regnante Guilgelmo 
Comité in Ripacor^a; y no siendo lógico suponer que al mismo 
tiempo rigiesen el Condado Suñer y Guillen (sárnez, se deduce 
que éste fué el inmediato sucesor de su tío Unifredo, y que si 
D/ Toda se casó'^con Suñer, ni éste como consorte, ni aquélla 
como heredera, fueron en modo alguno Condes de Ribagorza. 

3.° No es probable que, según las costumbres jurídicas de 
Ribagorza, pudiesen las mujeres heredar el Condado á falta de 
varones, aunque estuvieran casadas; rriucho menos las solteras, 
como lo era D.* Toda cuando falleció su hermano Isarno, al 
decir del Fra^men/um (i). 

AÑO 1004 

Donación de varios alodios al monasterio de Obarra, por la 

Condesa D.^ Toda, hija de Raimundo íl. 

In nomine Domini et indiuidue sánete Trinitatis qui est trinus 
el unus atque uerus Deus. Ego Tota comitissa filia Ragimundo co- 



(i) Tota, sóror Unifredi, post mortem ísarni fratris sui habuit mari- 
tum Suniarium nepotem suum. 



DOÑA TODA, HIJA DE DON RAIMUNDO 383 

mite expunxit michi Deus et trina maiestas ut faciam carta helemo- 
sinaria ad domum Dei et ad Sancta Maria uirginem et ad sancti 
Petri et ad sancti Pauli et sancti Stephani et sánete Crucis et alio- 
rum sanctorum qui sunt fundati in cenobio qui nuncupatur Uuarra 
et ad semientes illius qui ibidem sunt uel qui adueniendi sunt; sic 
fació carta de alodes (i)... parentum meorum qui michi aduerunt 
(sic) ex comparacione parentibus meis, id est Bernardo comité, siue 
coniux sua Tota Galindonis comitissa, et aliorum parentum meo- 
rum, et sunt ipsi alodes in ualle Ripacurcense, de ipsum Gradum 
de Aras usque in ipsum Gradum de Sancto Cristoforo, et de Isa- 
uana usque in chastro Ripacurza. Sic fació karta de istos alodes 
quantum istas infrontaciones includunt ab integrum, de villa Bra- 
dilanis, cum suos términos ab integrum, et ipsum de Macharophas, 
cum suos términos ab integrum, et in uillare et in uilla EUeboni, 
et in riuo Petroso, et in Silui, et quantum istas infrontaciones in- 
cludunt ab integrum. Fació ista cbarta helemosinaria probter reme- 
dium anima mea et probter remedium animas parentum meorum, 
ut ante tribunal domini nostri Ihu. Xpi. michi et illis qui iam abie- 
runt mercis michi et illis adcrescat; et est manifestu quod si ego 
Tota comitissa aut aliquis omo qui ista charta elemosinaria uenerit 
ad inrumpendum, ira Dei omnipotentis incurrat, et ad liminibus 
Ecclesie extraneus fíat, et cum luda Schariot porcionem accipiat, et 
cum inpiis et sceleratis sit condemnatus. Facta charta elemosinaria 
in mense iulio anno millesimo IIÍP Cristo regnantem regem expe- 
ctantem. >^ Signum Tota chomitissa filia Ragimundo comité qui 
hanc karta helemosinaria rogauit scribere et testes firmare. Sig^l^ 
num Mironi filio Gelemundo. S. t^ Centullo filio Ennechoni. S. ^ 
Orratoni filio Asneri. S. >^ Ansilani filio Odegeri. S. ^ Oriolo filio 
Fedachoni. Dacho uisor fuit. Garuzo uisor fuit. Oriolus uisor fuit. 
Asnerus uisor fuit. Radolfus presbiter rogitus hoc fecit (2). 

Si este documento no ofreciese duda alguna de su autenti- 
cidad, probaría eficazmente que U.^ Toda fué hija del Conde 
Raimundo y nieta de D. Bernardo, como ella misma lo asegu- 
ra; pero hay en él varios detalles que intunden sospecha, y son: 
el donarse otra vez al monasterio de Obarra ciertas aldeas que 
ya le pertenecían, según hemos visto, y la copia servil de una 
cláusula que se halla en el privilegio llamado de la fundación 



(i) Borrada una palabra. 

(2) Arch. Hist. Nac. Al dorso: Donación de ciertas alodes en Ribagor- 
za. De Tota chomitissa in ipsa valle. Obarra. Cax. 10, lig. 2, núm. 8. —Co- 
pia del s. xi; perg.— Documentos part. núm. 24. 



384 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 



de Obarra: et sunt ipsi alodes in valle Ripacurcense, etc., do- 
cumento falso á todas luces. 

La frase de regem expectantem no puede referirse á la Mo- 
narquía francesa, ocupada entonces por Roberto, y sólo tiene, 
á juicio nuestro, una significación meramente piadosa. 

IV 

DOCUMENTOS DEL CONDE SUÑER 

I 

AÑO 986 

Cartam quam fecit Suniarius Comes et Raimundus filiiis eius 
CotJies et Marchio, ad Sancto Genesio. 

Pro summa Christi reverentia dono et gratuito trado a predicto 
monasterio construendo in honore Sanctae Mariae Virginis cuius 
bocabulum est Sancta María Lavadius, qui est fundata super situm 
flubium Nochariae et de alia parte fluvium Gerundelle. Ego Sunia- 
rius Comes et filius meus Raimundus prolem, Christi clementiam 
Comes etMarchio de térra Paliarense, expunxit michi trina Maies- 
tas et Dei misericordiam ut faciam cartam ad domum Sanctae Ma- 
riae cuius vocabulum est Sancta Maria Lavascense, de ipsum meum 
monasterio Sancto Genesio, et Sancto Adriano, et Sancto Stepha- 
no, qui est infra términos Belariense, cum suis terminis et perti- 
nenciis, que ego babeo hereditato de mea honore, idest villa Idiror, 
et villa Censobi, cum ipsas condaminas. Idest Savaris cum ipsas 
condaminas, et ipsas ecclesias, idest Sanctus Vincencius, et San- 
ctus Stephanus et villa Sancti Tirsi, qui est infra términos de castro 
Sass, ipsa decima et ipsa ecclesia et decima de hoc quo vsum homi- 
nis pertinent, et villa Censovi, cum suos términos sine grado de 
seniore de Rivert vel de homines et feminas, sicfutj habet ad impe- 
ramentum in ipsa villa Censobi, nec compra nec planta in ipso mo- 
nasterio Sancto Genesio cum cunctarum illarum pertinencis, sic 
dono et gratuito trado ad predicto Sanctae Mariae... (i) pro recep- 
tione anime mee vel parentorum meorum, sive in vita sive in morte. 
Et... (2) qui est in ipsa ecclesia faciat servicium Dei faceré legitime 
vel perpetualiter teneat ipsum monasterium sive... (5) iste quam 
alii qui adveniendi sunt, quemadmodum auctoritas canonum iubet; 



(1 j En blanco. 

(2) ■■ En blanco. 

(3) En blanco. 



SUÑER DE PALLAS 335 



quomodo superius scriptum est sic dono ab inlegrum per fidem, 
sine enganno; nullus homo de mea posterita, nec baiulus, nec tiranus 
non haveac licentiam mea donacio et mea carta quem ego habeo 
facta adrumpere, sed salva et firma et stabilis permaneat. Ego Su- 
niarius Comes et filio meo Raimundo Dei misericordia imploratus 
promto animo et bona volúntate sic dono atque concedo a domo 
Sánete Mariae... ipsum monasterium de Sancto Genesio ab inte- 
grum propter remedium anime mee et parentum meorum. Factum 
istum pactum lili Kalendas Julias anno I regnante Leudoico rege. 
Signum Suniario Comité et Raimundo filio meo qui istum pactum 
rogavit scribere et testes firmare. Sig<í-^num Atone abate. Sig>í<num 
Asnero monacho. Sig^num Ramione monacho. Sig^num Mirone 
filium Asner Astar. Sig^^mum Egigane filium Marches. Sig>í<num 
Barone filium Sanilanis. ►J^ Signum Suniarius Comes. ^ Signum 
Raimundo filio Suniario. Senioíredus Fedacho judex. ^ Dacho pres- 
biter scripsit et subscripsit die et anno que supra. Borrellus visor 
fuit. Dacho visor fuit. SPSP. (i). 

II 

AÑO ioo3 

El Cofide Suñer vende al abad Galtndo, de Obarra, la villa 
de Lorrui, destruida por los infieles. 

In nomine domini nostri Ihu. Xpi. et indiuidue sánete Trinitatis 
qui est unus et uerus Deus. Ego Suniarius gratia Dei comes simul 
cum uxore mea expunxit nos Deus et trina maiestas ut faciamus 
carta elemosinaria ad dominum Patrem omnipotentem et ad San- 
ctam Maria mater domini nostri Ihu. Xpi. ceterisque sancLis, et ad 
semientes illius qui modo sunt in cenobio qui nuncupatur Uuarra 
id est Galindo abba simul cum cuneta congregatione qui sunt in 
ipso cenobio, tam qui modo ibi sunt quam qui adueniendi sunt us- 
que in fulurum seculum; nos supra nominati, sic facimus karta de 
una uilla qui nuncupatur Lorrui, quod gens paganorum destruxe- 
runt ea et non habitant ibi homines, quia fugierunt per diuersa loca 
propter metu illorum. Ego supra scriptus comes, simul cum uxore 
mea, facimus karta de ipsu uillare ermo et de suos términos eisdem 
pertinentibus, aquis, aquarum [ductibusl paschuerus, esliuas; de 
quantum ab antiquo tempore fuit constitutu omnia uobis donamus et . 
firmamus in ipso cenobio et propter hoc facimus ut ipsi homines qui 
hauitant inter gentem paganam ct per diuersás locas, faciatis eos ue- 
nire ad ipsu uillare et de heremo uastitatemad ciuaaram frugum fa- 

(i) Cartulario de Labaix, foi. 5i. 

a5 



386 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE PIRAGORZA 

ciatiseam perducere. Ego Suniarius comes cum uxore mea facimus 
carta aliquid elemosinaria, aliquid propter uestro seruicio quod nobis 
fecislis, idest unu caballo colore rubio balzypo in centum solidos XXI 
et V mancus (sic) de auro, et est manifestum. Si quis sane quod 
fieri minime credo esse uenturum, quod si ego supra scriptus comes 
et coniunx mea, aut de filiis meis, nec nullus succedens comes, nec 
uicarios, nec nulla fineta persona hominum, de ipsa uilla supra no- 
mínala, nec de ipsos homines qui ibidem habitant qui fuerunt aut 
sunt curiales aut dominicales de comité, uos inquietare non presu- 
mat, sed stauilis et firmis permaneat in omni robore et non disrum- 
patur. Facta karta in mense Decembrio anno post millesimo uino, 
regnante Roberto rege. Signum Soniariu comité cum uxore sua 
qui hanc carta rogauit scribere et testes ad roborandum firmare. 
Signum Mirone filio Gaiesindo. Signum >^ filio Auriolo. Signum 
Ezone de Erbera. Borrellus iudex rogitus scripsit sub die et anno 
quo supra. Suniarivs (i). 



m 

SIN FECHA. POSTERIOR AL AÑO I003 

Dotación de la iglesia de San Clemente, en Lorrui^ que fué del Conde 
Suñer, por el abad Galindo, el presbítero Riculfo, y Atalaviri, 
hermana de éste. 

Sub imperio omnipotentis Dei qui cuneta uerbo creauit et sunt 
creata omnia, et santa uirgo Maria atque Dei mater in suo cjngaudet 
regno, qui cum Patre et Spiriiu Sancto uiuit et regnat in sécula se- 
culorum, amen. Ego autem Galindus abbas simul cum Riculfo pres- 
bitero et Alalauiri sorore sua, comparauimus lUo seuo de i la uilla 
Lorui, de comité Suniero, et dedimus ibi uno chauallo rúbeo balzano 
et XV mancus de auro, et illa uilla erat erema de mauros et nos po- 
pulauiínus eam. Et postea nos supra dictus abbas (jalindo et Riculfo 
et Atalauiri seo comparauimus; isto supradicto seo pro redemptione 
animarum nostrarum et parentum nostrorum et omnium fidelium 
defunctorum mitimus eum in monasterio sánete Dei genitricis Ma- 
rie et bonorum apostolorum Petri et Pauli et Sánete Crueis et alio- 
rum sanctoruin quarum reliquie ibidem sunt condite. Similjter ego 
Ricülfus presbiier et sororor (sic) mea Atalauiri fecimus dedicare 
illa ecclesia de Lorui, nomine sancti Clementis et sancto nomine Eme- 



(i) Arch. Hist. Nac. Al dorso: Donación de un conde de Ribagor^a del 
lugar de l^orui al monasterio de Obarra. — Carla de Lorrui. Cax. 8, iig. i, 
núm. 2. — Copia del siglo xu; p^rg.** Doc. part. núm. i8. 



SUÑER DE PALLAS 387 



richo, per festiuitatem sanctorum Cosme et Damiani, et mitimus ibi 
medietas de nostro alodio quod abemus in uilla Lorui, quia illa eccle- 
sia erat nostra et illum alodium similiier. Et ego abbas Galindus 
mito reliquias in ecclesia Sancti Clementi de scenobio Sánete Marie 
que ibidem sunt condite, et librum responsero et oficiero et antifa- 
nero. Et ego Riculfus et sororor mea Atalauira ad confirmandum 
istam dedicationem mitimus in ecclesia Sancti Clementi terra ad 
illo Gradello: de Oriente uia, et de Occidenti stirpe. Et alia térra illa 
mclusa: de Oriente rigu, de Occidente illa uilla. Et uno orto ad se- 
rrar de Oriente uia, de Occidente nos metipsos. Similiter ego Ricul- 
fus presbiter et sororor (sic) mea Ataluuira mittimus in... (i) de illa 
ecclesia Sancti Clementi ut sit ad seruicioDei et ómnibus sanctis, in 
tali uero conuentu ut nos teneamus eam ad seruicio Dei et Sánete 
Marie et per manu abbatis ómnibus diebus nostris. Post obitu no- 
strum, si abuerit ex nostra generacione nullus qui querat adseruire 
ad Deum et ad Sánete Marie et ad abbatem et a monacis ibidem 
consistentibus, ipsi teneant eam iure perpetuo. 

Signum... (2). Signum Bonus homo. Signum Bellala presbiter. 
Signum Micarro. Ego lohannes de Lastur. custodia episcopo Eme- 
richo, scriptor (3). 



(i) Destrozada una línea por haber estado doblado el pergamino. 

(2) Borrado. 

(3) Arch. Hist. Nac. Copia hecha en el siglo xí; perg. 

Al dorso: Donación de ciertas tierras en Loruy. — Obarra, Ap. 6, C. 
Doc. part., núm. 42. 

Esta iglesia de San Clemente, que perteneció al monasterio de Obarra, 
era distinta de otra con igual advocación y una pequeña comuniJad mo- 
nástica que dependía de Alaón, como se ve en estos dos diplomas, otorgado 
el primero de ellos en el año gSS: 

«Torogone. — In Dei nomine, ego Donatus expunxit mihi Deus et trina 
maiestas ui fació carta de una uinea in domum Sancti Clementis, ubi dici- 
tur Torocone, et sunt monaci ibi prior Comételes, Centullus presbiter, 
Actus ceilerarius [et] alii monaci; est ipsa uinea in apendicio Teruco, in 
loco ubi dicitur Uilba: de parte Oriente abet uinea de Ana; de Occidente 
ipso entone; desuper Gaia; de subius ipso entore, et est manifestum. Quod 
si ego Donatus aut aliquis homo qui ista carta inquietare uoiuerii, du- 
plo nobis conponat et non disrumpaiui". Facta carta in mense Februario, 
anno XXX° regnante Leuctario rege. Sig. Donatus qui hunc carta eiemosi- 
naria rogauit scribere et testes rogauit firmare ut suas signa (sic) facerent. 
Sig. Fedaco. — Sig. Gualauonsus.— Uisores fuerunt Dadila et Ramii el Gi- 
terus presbiter. Centullus presbiter scripsit hoc die et anno que supra.» 
(Cartulario de Alaón, fol. 19 v.) 

«.Torocone. — In Dei nomine, ego Adibonsus fació carta de una uinea in 
domo Sancti Clementis propier remedium anime mee, ad ipsos homines 
qui in Torocone sunt monasterio, id est Cométales prepositus presbiter. 



388 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Las dos últimas escrituras arriba copiadas parece que se 
contradicen: por la una, el Conde Suñer hace donación, al mo- 
nasterio de Obarra, de la villa de Lorrui (carta elemosinaria);. 
por la segunda, el abad Galindo, el presbítero Riculfo y su her- 
mano Atalaviri, dicen que la habían adquirido por compra 
(comparavimus) , dando en precio un caballo alazán (uno cha- 
vallo rúbeo baleario) y quince mancusos de oro. Semejante 
contradicción es aparente y tiene fácil explicación; según las 
costumbres germánicas, el contrato de donación era de carác- 
ter bilateral, no unilateral como en el Derecho romano; el do- 
nante era á la vez donatario, aunque de cosa inferior á la que 
él entregaba (i); por cuyo motivo el abad Galindo regala á Su- 
nier un caballo y quince sueldos mancusos. 

Tal concepción jurídica responde á un estado social donde 
no impera más que el egoísmo y la arbitrariedad, y el medio 
de amparar las donaciones contra las veleidades del donante 
es obligarle con generosidades análogas á las suyas. De ahr 



Centulus monacus, Lopone, Orixune, Sanc¡;de¡nde fació carta de una uinea 
in loco ubi dicitur illa spiuca, ubi dicitur illa Torre, idest ipsa uinea, de 
Oriente Letus; de Occidente Adebonsus: de subtus strata pubilica; desuper 
Sanci; deinde fació carta propter remedium anime mee, ut mercis mihr 
adcrescat, et est manifestum quo si ego Adebonsus, aut aliquis homo qui 
ista carta inquietare uoluerit, ira Dei incurrat et a lliminibus Sanctorum^ 
estraneus efficiat, et cum ludas Scariot partem accipiat, et non disrumpa- 
tur. Facta ista carta elemosinaria in mense Martio, anno in Xpo regnante- 
Leuctario rege. Signum Adibonsus qui hunc cana rogauit scribere et testes 
rogauit firmare ut sua signa facerent. Signum Gidimare. Signum Áster. 
Signum Gisclanara. Centullus presbiter scripsit hec. >í< (Cartulario de 
Alaón, fol. 20 r.) 

(i) Esta donación se llamaba entre los lombardos launegild; consistía 
generalmente en bienes muebles ó semovientes: caballos, armas, ropas, etc.. 

En el Edictus Rothari se dispone: Si quis rem suam cuicumque dona- 
uerit, et postea qui donauit, launigild requisiueril, tune ille qui accepit 
aut heredes eius, si ausus non fuerit iurare, quod conpositum sit, reddat ei 
ferquido, id est similem.» 

Se aplicaba también á las donaciones /^rop/er nuptias: maritus, si launi- 
gild requisitum fuerit, ipsedebet soluere. Edictus ceteraeque Langobardorum 
leges Correctiores recuii curavit Fridericus Bluhme. Hanoverae, 1870. 
Págs. 36 y 38. 

El launegild era condición precisa en las donaciones, como se ve en las 
Leges Liutprandi: De donationc quae sine launigild aut sine thingatione 
facía est, minime stare deveat... qui ipsam donationem sine launigild dedit^ 
possit eam a se recoUegere (Op, cit., pág. 11 3). 



SUNER DE PALLAS 



389 



?nace el empeño con que se quiere demostrar en las escrituras 
de donación que ésta lleva consigo la misma fuerza que una 
compraventa: magnum est donationis vinculum, quod nemo 
potest inrrumpere; y se invoca la sanción de las leyes visigo- 
das: lex gótica jubei ut donaiio valeat sicut emptio. 

Ambos diplomas encierran noticias curiosas acerca de las 
incursiones hechas por los infieles en Ribagorza en tiempo de 
Almanzor, y de sus devastaciones, pues á esta época se ha de 
atribuir el quedar despoblada la villa de Lorrui y el que sus 
habitantes morasen entre gente pagana, sin duda alguna, como 
cautivos de guerra, y cuya liberación recomendaba Suñer al 
abad Galindo: hoc facimus ut ipsi homines qui habitant inter 
gentem paganam, et per diversas locas, faciatis eos venire ad 
dpswn vi liare. 



CAPITULO XXI 

EL CONDE GUILLEN ISÁRNEZ, Ó SEA, ISARNO II DE RIBAGORZA 

Al acercarse las postrimerías del Condado Ribagorzano, 
cuyo destino lo llevaba á ser incorporado en el reino de Pam- 
plona y luego en la monarquía de Aragón, su historia atraviesa 
un período lleno de obscuridad, lo mismo que sucede en el 
ocaso de otros Estados. Fuera de las escrituras monacales, tan 
sólo hallamos una luz pequeña y oscilante que nos guíe, no sin 
guardar precauciones, al conocimiento de los hechos, y es la 
relación consignada en el Fragmentum historicum acerca del 
bastardo Guillen Isárnez, á cuyas manos vino á parar el cetro 
de Ribagorza; muerto el Conde Suñer y quedando D.^ Toda, 
su viuda, sin hijos, ésta llamó á un sobrino suyo que vivía en 
la corte de Castilla con su tío Sancho Garcés; era aquél un 
mancebo de nombre Guillen Isárnez, hijo del Conde Isarno, 
quien lo hubo en cierta concubina cuyo nombre no ha pasado 
á la Historia. Isarno, al frente de un poderoso ejército marchó 
á Ribagorza, y, expulsando de allí á los moros, que huyeron 
vencidos, ocupó el Condado. Al cabo de tiempo, que no se pre- 
cisa, intentó apoderarse del valle de Aran, al que alegaba dere- 
chos por haberlo poseído su padre, su abuelo D. Raimundo y 
el Obispo Atón, hermano de D. Bernardo; pero aquellos mon- 
tañeses, repitiendo las palabras de los judíos en una parábola 
evangélica: este es el heredero-, venid, malémoslo y será nues- 
tra su herencia, le dieron muerte, acaso á traición, y desde en- 
tonces quedaron independientes (i). 

(i) Tota, sóror IJnifredi, per morlem Isarni frairis sui, habuit maritum 
Suniarium nepolem suum. Post mortein Suniarii et fratrum suorum, quia 
vidua el sine filiis remansit, missii ad Castellam per nepoiein suum nomine 
Guillelmum Isarni, quem genuerat ísarnus prefatus, ex concubina, que 
erat in curia regís Sancii avunculi sui. Illo vero veniente cum magno exer- 



392 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Tal relación, quenoparece inventada, pues el autor delFrag- 
menium, aunque se equivoque á menudo en laapreciación de los 
hechos y al interpretar los documentos, no es, ni mucho me- 
nos, un falsario, está llena, sin embargo, de no pocos yerros: 
llama á Sancho Garcés de Castilla tío de Isárnez, cuando, real- 
mente, era primo hermano; y hay más aún: los documentos 
de Isárnez prueban que éste poseyó el Condado de Ribagorza 
antes del año 996, en que murió Garci Fernández; luego éste 
y no su hijo favoreció las pretensiones de aquél dándole solda- 
dos; lo del grande ejército que llevó Isárnez es una manifiesta 
exageración; Castilla, que á la sazón andaba muy apurada en 
sus luchas con Almanzor, no estaría para mandar tropas á re- 
giones extrañas, teniendo el incendio en casa, y harto haría 
con defender su territorio, cada vez más reducido por las con- 
quistas de los infieles. 

Sólo quedan en pie como hechos que podamos aceptar el 
que Guillen Isárnez era hijo natural del Conde ísarno; que 
se educó en la Corte de Castilla, y que de allí salió, no al morir 
el Conde Suñer, sino, al parecer, su padre, ísarno, en una re- 
friega con los moros de Monzón, para sucederle á falta de hijos 
legítimos; que Garci Fernández le ayudaría con soldados en tal 
empresa, y que luego murió, quizás á traición, cuando intentó 
someter á los rebeldes del valle de Aran. 

La fecha en que Guillen Isárnez, llamado por su tía doña 
Toda, entró á gobernar el Condado, nos parece bastante du- 
dosa, pues, aunque hay un documento suyo otorgado á 25 
de Marzo del año 978, el sexto de su reinado^ es muy pro- 
bable que tal fecha esté equivocada, ya que no corresponde con 
ella, ni la indición Vil, ni la Luna XXVII (i); y más aún que 
por estas dificultades que se pueden atribuir á descuidos del 
amanuense, considerando que en 978 vivía el Conde ísarno, á 



citu dalo sibi a rege prefato, mauri qui occupaverant Comitatum Pampi- 
lone (a) totum, fugerunt victi ab eo. Quem occiderunt homines in Aran, eo 
quod terram illam vendicabat, quia pater et avus ejus, et precipue Atho 
episcopus, frater Bernardi Comitis, possederant, et pro eo quod jure heredi- 
tario eam terram expeiebat, dixerunt intra se: Hic est heres. Venite,occida- 
mus eum e^ habebimus heredilatem ejus. Qui adhuc ¡heu proh dolor! sunt 
sine domino. 

(1) La Epacta de aquel año fué 9, y la Indicción, 6. 

(a) Así, en vez de Ripacurtiae, lapsus evidente del copista. 



EL CONDE GUILLEN ISÁRNEZ 3g3 

cuya muerte le sucedió su hijo Guillen, allá por los años de 
985 á 990. 

Briz Martínez supuso fundadamente que Isarno II y el Conde 
Guillermo, de Pallas, fueron personas distintas; que el pri- 
mero fué muerto en la sublevación del valle de Aran, y que al 
segundo lo desposeyó de Ribagorza Sancho el Mayor por ha- 
berse apoderado de varias fortalezas de Sobrarbe; cree que esto 
aconteció en el año 10 1 5: «Devió suceder esta incorporación de 
Ribagorza, con el Reynado de Sobrarbe, en el año de mil y 
quinze, porque en la era de mil y cincuenta y tres, y estando 
el Rey don Sancho en Sobrarve, dize que confirma, por vía de 
gratificación de servicios, a los vezinos de la Val de Roncal, la 
carta de hidalguía y essemcion que les dieron los Reyes sus 
progenitores» (i). 

En lo que dice de este Conde se equivocó lastimosamente el 
P. Huesca (2) por creer con los ojos cerrados en el Privilegio 
de Alaón, cuya confirmación quinta menciona, en el año ioo5, 
los Condes Guillermo, de Ribagorza, y Ramón, de Pallas; y si 
bien duda el P. Huesca de la fecha, pues cree que entonces vi- 
vía Suñer, admite el hecho, y esto le llevó á un error histórico: 
afirmar que D.^ Toda dejó un hijo llamado Ramón, y que, no 
obstante, por causas ignoradas, dio el condado de Ribagorza á 
Isarno II, hijo natural de Isarno I. Opina que Guillen Isárnez, 
ó Isarno II, muerto por los del valle de Aran, fué distinto del 
Conde Guillermo, hijo de aquél, y cuya codicia, según el pa- 
dre Huesca, motivó la conquista de Ribagorza por Sancho el 
Mayor. El Fragmentum historicum, que en estos hechos anda 
bastante mal informado, asegura que D.^ Toda «vidua et sine 
filiis remansit», pero no distingue al Conde Guillermo, de Gui- 
llen Isárnez ó Isarno II, á cuyo fallecimiento se anexionó San- 
cho Garcés III el Condado de Ribagorza por derecho hereditario. 

Traggia (3) sigue el relato del Fragmentum hisioricum, si 
bien niega que Suñer fuera sobrino de D.^ Toda; apoya esto en 
que habiendo dejado Suñer un hijo de anteriores nupcias, 11a- 



(i) Historia de la fundación y antigüedades de San Ivan de la Peña y 
de los Reyes de Sobrarve, Aragón, y Navarra. Zaragoza, 1620; pág. 352. 

(2) Teatro histórico de las Iglesias del Rey no de Aragón. Tomo IX, 
pág. 32. 

(3) Memoria sobre el origen del Condado de Ribagorza, y sucesión de 
sus Condes hasta que se incorporó en la Corona del Pirineo; págs. 35i y 352. 



394 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGOBZA 

mado Ramón, casado con D.*^ Mayor, de los Condes de Castilla, 
parecía natural que le sucediese en el condado de Ribagorza, y 
no el bastardo Guillen Isárnez. Fija el tiempo en que éste vino 
de Castilla á principios del siglo xi, pues en Julio de ioo3 dio al 
monasterio de Obarra la villa de Arcas y la estiva de Golbes, 
en cuyo documento es llamado Guilgelmus gratia Dei comité. 
Opina que quizá sea anterior otra donación del mismo, hecha 
también al abad Galindo, por el alma de Isarno I y demás pa- 
rientes cuyos restos descansaban en Obarra. Vivía aún en Fe- 
brero de 1007, porque en una escritura otorgada por Golfero y 
su mujer Adolina al monasterio de Obarra, se lee: Regnaníe 
super nos G. comité filio Isarno. En cuanto al año en que fué 
muerto Guillen Isárnez cree Traggia que debió de serlo á fines 
de 1008 ó principios de 1009, pues en un documento redactado 
en 1007 se dice que reinaba Roberto, y en otro posterior: anno 
X regnante super nos Sancio rege. 

En la ya citada Relación historial de los Condes de Riba- 
gorza so, supone que á Guillen Isárnez ó Isarno II le sucedió ín- 
dísculo, Conde imaginario: 

Por hijo de Isarno II ponen aquí á Guillermo, último conde que 
fue de Ribagorza... estoes imposible, porque si, según la cuenta que 
queda hecha, era Isarno II conde por los años de 928, y el de 1016 
era ya esse Condado de los reyes de Aragón, passa del un tiempo al 
otro espacio de 88 años, cosa que no es posible... Por otra parte 
hallamos que Indísculo, en el año XVIII del rey Lotarip el segundo, 
que sería por los de 958, en compañía de su hermano Daco haze do- 
nación al monasterio y conuento de N.^ S.'' de Alaon, del lugar de 
Subpeíra, que hoy llaman Sopeira... que aunque allí no dize ser Se- 
ñor, ni Conde de Ribagorga, pero.es cierto que quien en aquellos 
tiempos, y más tiniendo hijos, y de consentimiento dellos, dava por 
via de donación un lugar, que tenía muchos otros; y por la concu- 
rrencia de los tiempos, sería hijo de Isarno II (i). 

Los documentos de Guillen Isárnez ofrecen caracteres es- 
peciales que acaso deban explicarse por la educación que re- 
cibió en Castilla, cuyos Condes, independientes de hecho y de 
derecho después de Fernán González, eran tan monarcas como- 
los Reyes de León y de Navarra. 

A esto es probable que responda el fechar algunos de sus 
diplomas por los años de su gobierno, y no por los de Roberto,. 



(i) Bib. Nac. de Madrid. Mss. T. 234. 



EL CONDE GUILLEN ISÁRNEZ 3g5 



que entonces ocupaba el trono de Francia, pues aleccionado 
Isarno con lo que vio en la corte de su tía D.^ Ava, y teniendo 
en cuenta que la subordinación de Ribagorza á la dinastía ca- 
rolingia hiibía sido en el siglo x puramente nominal, y un mero 
recuerdo histórico, luego que se entronizó la familia de los Ca- 
pelos quiso hacer efectiva la independencia de su Condado; por 
esto calenda sus donaciones cual un monarca con la frase de 
regnante Guilgelmo Comité in Ripacor^a. 

Otra innovación parece que introdujo Isarno en Ribagorza, 
y es la tenencia de las villas por los antiguos fi de I es ó séniores, 
institución que contribuyó á robustecer el poder central, y así 
vemos en un documento del año 974, que lo suscriben Barón, 
Orrato, Garuzo y Aznar como tenientes de San Esteban del 
Malí, de Calvera, de Ballabriga y de Lorruí; nueva adaptación 
del Derecho político de Castilla y de Navarra al humilde con- 
dado ribagorzano. 

I 

SIN FECHA (l) 

El Conde Guillen Isarno hace donación d Bradila 
de un campo en Soperún. 

VILLA DOMINICI 

\n nomine Domini, ego Vilelmas Isarni prolis, et gratia Dei Co- 
mes, tibi fidele meum Bradilane, quam sic placuit in animis meis et 
placet ut fació tibi carta de uno campo in apendicio de Supetrungo, 
et est nominatum uilla Dominici, et est terminatum de Orientem 
est torrentem; de Occidentem terram de Altemiro, circumdatum 
et terminatum cum sua pardina et cum suo exitum et introitum 
ab integrum, et aduenit mihi ipso campo de parentorum meorum, 
et tu fecisti mihi exinde seruicium uno cavallo colore fescello, et 
est manifestum quod si ego Vilelmus supra nominatus uel de filiis 
meis, uel quislibet finctam personam ominum qui hanc carta dona- 
cionis inquietare uoluerit, in duplo componat et non disrumpatur. 
Facta carta donacionis in mense Marci anno 11 regnante Guilelmo 
Comité. Sig>j^num Guilelmo comité qui hanc carta rogauit scribere 



(i) Si fuera exacta la dei documento IIÍ, la de este correspondería al 
año 974; pero juzgamos aquella poco defendible, pues no concuerda con 
otras que hay en las donaciones de Unifredo. 



SgÓ NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

et testes ad roborandum firmare. Sig>j<num Mironi filio Galindoni. 
Borrellus judex rogitus scripsit sub die et anno que supra (i). 

II 

SIN FECHA 

Guillen hamo da al monasterio de Obarra un siervo llamado 
Ramión, y Faquilo, mujer de éste, 

In nomine Domini nostri Ihu. Xpi. Ego Guilgelmus, gratia Dei 
chomes, expuncxit m3 Deus et trina maiestas ut propter remedium 
anime mee, uel de patre meo Isarno chomite, sine de parentes meos, 
quorum corpora in cenobio Uuarra requiescunt, dono ad domum 
Sánete Marie uel aliorum sanctorum quorum ecclesias ibidem sunt 
fundatas, unum hominem in kastro Sancto Stephano, nomine Ra- 
mione, et uxor eius Facchilo, cum filüs et filiabus eorum et cuneta 
proienia que de eis egressura est usque in seculum. Sic dono eos ibi 
atque concedo cum omnia que nunc abent uel augmentare potuerint 
ipsi et filii eorum usque in perpetuum peremniter seruiíuros, ut 
non sit rex, chomes, sénior, aut uicarius, qui eos inde extraat, uel 
uiolencia nulla faciat. Si quis autem, qui hec carta temerare uolue- 
rit, in primis ira Dei incurrat et ad liminibus sánete Ecclesie excho- 
municatus et extraneus efficiat, et cum Datan et Abiron et luda qui 
Dominum tradidit, porcionem accipiat, et insuper hec carta firma 
et inuiolabile permaneat. S. ego Guilgelmus chomes qui hac carta 
rogauit scribere et testes firmare ut suos signos facerent. S. ^ Bu- 
rrelus iudex. S. >^ Barone sénior tenente Sancto Stephano. S. ^^ 
Orrato tenente Caluaria. S. >í<Garuzo de Uallabricha. S.>í<Ansila 
frater eius. S. >B Asnarius tenente Lirui. S. ^ Gila frater eius. 

Acta et corroborata est hec carta in presencia reuerentissimo 
domno Galindoni abbati. Miro presbiter hoc scripsit sub die VIII 
iduum Agustarum, anno IP regnante Guilgelmo comité in Ripacorza 
feliciter, amen (2). 

III 

AÑO 978 

Caria de illa Turre que fecerunt Comes Guillermus Isarni. 

Magnum constat michi divinum preceptum domum Dei edificare 
et de rebus meis honorare atque concederé. Ideoque factus in Dei 

(i) - Cartulario de Alaón, fol. 94 v. y 96 r. 

(2) Arch. Hist. Nac. Copia del siglo xii; perg.— Obarra. Doc. part. nú- 
mero 58. 



EL CONDE GUILLEN ISABNEZ Sq/ 

nomine in anno trabeationis Domini nostri Jesu Christi in Era mille- 
sima XVÍ (i), indiccionem VIII, concurrentem vnum, Luna XXVÍI, 
lili kalendas Aprilis, anno VI Imperii mei. Ego Guillermus Isarni 
prolis, et gratia Dei Comes, expuncxit michi Deus et trina Maiestas 
vt aliquid de rebus meis vel parentum meorum concederé debeam' 
Deo, sicut et fació scripturam elemosinaria ad Regina mundi glo- 
riosa Matrem Domini nostri Jesü Christi alme Marie, vel Sancti Pe- 
tri, et Sanctae Crucis, et Sancti Laurencii cuius ecclesias fundatas 
sunt in sacro arcisterio Labagus, qui est situs prope flubium No- 
charia; sic dono ego Guillermus supra scriptus Comes ad supradi- 
ctum cenobio, ipsam turrem Adbuera, quod tenebat Radibsrtus pres- 
biter, qui est condam, homines qui ibidem sunt vel qui adveniendi 
sunt, cum cunctis decimis suis, vel cum omnia que augmentare po- 
terint ab integrum. Hec omnia concedo ad iam dictas ecclesias vel 
cenobio supradicto et ad servientes illis qui ibidem sunt militantes 
Deo. Idest Dacho abbas, et Johanes monachus, et Bradiia mona- 
chus, et Ennecho monacus, et Martinus monachus, et Quintus mo- 
nachus, et ceterorum fratrum monachorum vel clericorum. Omnia 
hec conlata sit Deo omnique tempore pro amore Dei et remisionem 
pecatorum meorum, et zabulum teterrimum effugiendum, et statum 
Sánete Dei Ecclesiae erigendum ut remuneracionem ad ethereo ar- 
bitrem ad vltimum consequi valeam, et cum sanctis ómnibus por- 
cionem accipiam; et est manifestum; quod si ego Guillermus Co- 
mes, aut de filiis meis, aut alius Comes vel quislivet fineta persona 
ominum qui han[c] scriptura venerit contradicere aut disrrumpere, 
in primis iram Dei incurrat super eum et ad liminibus sanctae Dei 
Ecclesie et sanctum [sanctorum] comunionem extraneus sit. Per ius- 
sionem Borrello presulem facta carta elemosinaria IIII kalendas 
Aprilis anno VI regnantem Guillermo Comitem. Signum Guillermo 
Comitem qui hanc carta elemosinaria rogavit scribere et testes ad 
roborandum firmare. Signum Galindoni Abba. Signum Mironi filio 
Gelemundi. Sanila Abba. Sancio Aponis. Ato de Bonnobe. Sanila 
Endiscli. Aregus de Castilgone. Isti viri superius scripti visores fue- 
runt. Borrellus Episcopus rogiius scripsit sub die e^. anno quod 
supra ^ Sancii iudcx >J< Guillermus Comes firmavit (2). 

Si la fecha de este documento no está equivocada, sirve 
para darnos á conocer cuándo entró Isarno á gobernar el Con- 
dado de Ribagorza, ya que al principio menciona la fecha del 



(i) Como veremos después, es lo más probable que en esta fecha falte 
lo menos una X, y que, por tamo, no sea anterior al año 988. 
(2) Cartulario de Labaix, fol. 3. 



39^ NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

año 978 (Era 1016) y á la conclusión, la de su reinado: anno VI 
regnantem Guillermo Comitem, 

Dificultades, y no pequeñas, se oponen á esta cronología, 
pues resulta algo difícil que Isarno II fuese Conde de Ribagorza 
nada menos que treinta años, y hay motivos para creer que en 
el 978 no había fallecido Isarno I, padre de aquél. 

La frase áejiliis meis es puramente de fórmula, y no prueba 
que Guillen Isárnez hubiese tenido descendencia. 

El no hacer mención de su madre, ni en éste, ni en los res- 
tantes diplomas, es un indicio de que no fué hijo legítimo, y sí 
natural, según dice el monje que escribió el Fragmenium. 



IV 

AÑO ioo3 
Guillen Isarno da al monasterio de Otarra la villa de Arcas. 

In Xpi nomine et indiuidue sánete Trinitatis qui est trinas 
hunus et uerus Deus. Ego Uilgehnus chomes expunxit mihi Deus 
et trina maiestas ut facerem karta helemosinaria ad úomum Dei et 
sánete Marie uirginis et Sancii Petri et Sancii Pauli et Sancti Ste- 
phani et Sánete Crucis et omnia agmina sanctorum qui sunt fundati 
in cenobio qui nuncupatur Uuarra, et ad seruienies illius, idest Ga- 
lindo qui hordinatus estaba, Radolfus presbiter, Galindo presbiter, 
Endisculo presbiter, Miro presbiter, Aito presbiter, Datto' monacus 
Etierus monacus, et alii monaci qui ibidem sunt uel qüi aJueniendi 
sunt. Sic fació carta propter remedium anime mee uel de meos pá- 
renles, idest Garsindis comitissa, et Ysarno comité palrem meo, et 
Tota comitissa, et pro fi :ele meo Tedichero propter suo bono ser- 
uicio, sic fació carta de huna uiila qui dicitur Archas lufed, et in 
parrochia, ab integrum, cum suos fines et suos termmos. Et mitto 
in istos sánelos una sliua que dicilur Goluese, cum suos fines et 
suos términos ab integrum, sine nullo heiede et sine ulio impedi- 
mento, subtus mea gratia. Sic mito isla omnia ab integrum propter 
remedium anime mee, uel de meos párenles, uti ad diem iudicii 
adque tremende maiestaiis mercis mihi exinJe crescai. Sicul Paulus 
apostólos dicxit: qui templum Dei hedificat infernum despicit; et in 
epístola ad Efesios: ¿>on¿/m esí benefacere ad omnes, máxime autem 
ad domésticos fidei. Et est manifestum. Si quissane, quod fieri mi- 
nime credo esse ueniurum, hoc est diuulga'um ad lempore Reces- 
uindi regis, legum magister, et Quinlilanis principis, usque ad nos, 
et nos finem decreuimus. Quod si ego Guilgelmus, gratia Dei comes. 



EL CONDE GUILLEN ISARNEZ SqQ 

uel posteritas mea, tam filii quam propinqui, comes uel uilicus, tam 
uicarius quam prepositus adquegardingus, siue aliquis omoqui ista 
carta mercedis inrumpere uel inquietare uoluerit uel presumpserit, 
in primis iram Dei omnipotentis incurrat super eum, et ab liminibus 
Ecolesie extraneus efficiatur et cum luda traditore porcionem acci- 
piat, et non ereditet cum sanctis et electis Dei in sécula seculorum, 
et in antea ista carta firmis permaneat. Pacta charta helemossinaria 
in mense Yulio anno millesimo tercio regnante Rotberto regem. 
Sig ^ num Guilgelmo sub gratia Dei comité qui hanc karta hele- 
mosinana rogauit scribere et testes firmare. Sig *^ num Orratoni 
filius Asneri. Sig ^^t num Baroni filio Asneri. Sig ►J^ num Ansilani 
filio Asneri. Sig ^ num Endisculi filio Aponi. Sig ►Jt num Bonofilio 
filio Geremias. Arius uisor fuit. Gelmundus uisor fuit. Oriolus filio 
Micharro visor fuit. Adto Ramionis uisor fuit. 

Miro presbiter rogatus de Guilgemo chomiie hoc scripsit sub die 
ct anno quo supra (i). 

Al hacer el Conde Isarno donación de la estiva de Golbes al 
monasterio de Obarra, menciona algunas personas de su fami- 
lia, como Garsindis, que fué mujer de Raimundo II; Isarno I, 
padre de aquél, y su tía, ó prima, D.^ Toda, Siendo de notar 
que no dedica el recuerdo mris pequeño á su madre, lo cual es 
un indicio de que lleva razón el Fragmentum al decir que 
Isarno II era hijo natural. 

Nuevamente aparece aquí la cláusula de hoc est enim di- 
vulgatuiriy etc., que parece copiada de algún formulario antiquí- 
simo, y cuyo sentido resulta obscuro por hallarse intercalada 
violentamente. 



V 

AÑO 1008 

Carta de Fantoua y de las Lagunas. Carta terre del Palago. 

In Dei nomine, ego Golfero et uxor mea Adolina, uobis entori 
meo Galindoni abbati, et placuit in animis nosiris et placet ut tibi 
uendimus duas térra in kastro Fontetoua, in loco ubi dicitur a Pa- 
lago; illa una térra ad Sancti Cucufati ad iilum regulsum; de Orient, 



( I ) Arch. Hist. Nacional. Copia del s. xi; perg.— Obarra. Doc. pan. nú- 
mero 23. 

Al dorso: Donación de Arcos y de una estiva. Obarra, cax. 10, lig. nú- 
mero 3. 



4^^ NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGüRZA 

térra de Ballina; de Occidente uia publica; desuper candamare de 
Uenthito; desubtus uia; et alia térra quod est ad illa lacuna del Pa- 
lago; de Oriente térra de Sancta Gicilia; de Occidente torrentem; de 
super illos puolos; de subtus térra Rodulfi; uendimus uobis ipsas 
térras ab integrum in precio placibile XXIIo^ solidos, et nichil de 
ipso precio apud te non remansit, et est manifestum quod si ego 
Golferus autconiux mea Adolyna, siue de filiis meis, uel de hcredi- 
bus, qui ista carta inquietare uoluerit, V livras auri componat, et 
maneat ista carta firmis permaneat {sic). Facta carta uendicionis in 
mense Februario anno M^VIII", regnante super nos G.^ [Guillelmol 
Gomite, filio Isarno. Sig ^ num Gulferus. Sig >^ num Adolina qui 
hanc cartam uendicionis rogauimus scribere et testes firmare. 
Sig >í< num Nosicatorni, filio Asneri Aponis. Sig ^ num Aluarico. 
Sig *l^ num Durabilis filio Orioly. 

Miro presbiter rogatus noc (szc) scripsit sub diletano (sic) [die 
et anno] que supra scripsit sig >^ num fecit (i). 

Si la fecha del diploma no está equivocada, y hemos de ad- 
mitirla, aunque sea provisionalmente, aclara un hecho: cuándo 
ocurrió la sublevación del valle de Aran, donde fué muerto por 
los levantiscos el Conde Isarno, suceso que no puede ser ante- 
rior al año 1008; y sí á esto agregamos que la primera escri- 
tura de Ribagorza que se calenda con el reinado de Sancho 
Garcés III es de Julio de aquel año, parece evidente que Gui- 
llen Isárnez fué muerto por los araneses en la primavera del año 
1008, y que inmediatamente se apoderó de Ribagorza el mo- 
narca navarro. 

VI 

SIN FECHA 

Donación de Bradila al abad Áster, de Alaón, de un campo 
en Soperün, que había sido del Conde Guillen ísárne^. 

DE SUPETHUNGO 

In Dei nomine, ego Bradila expunxit mihi Deus et (riña maiestas 
ut fació carta ad domum Sánete Mario uel Sancti Petri et alias ec- 



fi) Cartulario de Obarra, pág. 23. 

Hay un facsímil de este documento, copiado de dicho Cartulario, en el 
índice de varios códigos antiguos que existen en los archivos de la Corona 
de Aragón. Dibuxo del carácter de su letra y breue noticia de su contenido , 
dispuesto por el Prior de Meia Don Manuel de Abad y Lasierra. Año 
MDCCLXXVJI. Ms. de la R. Acad. de la Historia. 



EL CONDE GUILLEN ISARNEZ 4OI 

clesias qui ibidem sunt fúndalas in monasterio x\lahoni, et ad illo 
abbate nomine Áster, et ad illos semientes siue clericis siue mona- 
cis qui ibidem sunt uel qui adueniendi sunt, de unum uillare qui 
michi aduenit de mea comparatione de Guillelmo comité filio Isar- 
no, et est ipso campo in apenditio de sub Petrungo, et est nomina- 
tum uilla Dominici: de Oriente torrente, et de Occidente in térra Al- 
terimi; et donaui ego Bradila ad illo comité Vvilemo uno cauallo co- 
lore fexello, et mitto in Sancta Maria uel Sancti Petri apostoli cum 
supra iam dictum est quantum infra infrontationes includunt no- 
nominatas, sic mitto ab integrum cum suo exio et regressio, propter 
remedium anima mea et parentum meorum ut ante tribunal Domini 
nostri Ihu Xpi mercis mihi exinde accrescat. Et est manifestum; 
quod si ego Bradila aut aliquis homo qui ista carta elemosinaria in- 
quietare uoluerit, in primis iram Dei incurrat et a liminibus San- 
ctorum extraneus efficiat, et cum ludas qui Dominum tradidit par- 
ticeps fiat, et si extraeré uoluerit de illis sanctis uUus homo, male - 
dictus fiat, amen. Si fueritde comités, maledictus fiat. Si fuerit de 
regibus, maledictus fiat, amen. Si fuerit de episcopis, maledictus fiat 
amen. Si fuerit de clericis, maledictus fiat, amen. Si fuerint de mona- 
cis, maledictus fiat, amen. Si fuerint de senioribus qui forcia uolue- 
rit faceré aut extraeré uoluerint de illis sanctis, maledicti fiant, et 
fiant filii eius orfani, et uxores illius uiduas. Facta carta in mense 
Aprile anno regnante Sancifo] rege. S. Bradila qui hunc carta elemo- 
sinaria rogauit scribere et testes firmare. S. ísarno filio Unifredo. 
S. Bernardo filio Actoni. Auditores et uisores hec sunt Arnaldus 
sénior, et Hactus presbiter, et Bradila minístrales, et Altemirus 
presbiter, baiules (i). AltemJr presbiter rogitus scripsit sub die et 
anno quo supra (2). 



(i) De bajulus, palabra que en el latín clásico significaba mozo de cuer- 
da, ganapán; después, cambiando de sentido, se aplicó á ciertos funciona- 
rios del orden económico, y aun del judicial, precursores de los llamados 
bailes. Según Balari (Orígenes históricos de Cataluña, pág. 52o) el bajulus 
era también tutor y curador de los menores que no tenían otra representa- 
ción legal. 

Í2) Cartulario de Alaón, fol. 48 v, y 49 r. 4 



2Ó 



CAPITULO XXII 

SANCHO GARCÉS III Y LA ANEXIÓN DE RIBAGORZA Á LA CORONA 

DE NAVARRA 

En los albores del siglo xi, ya próximo á su ruina el Ca- 
lifato de Córdoba, el reino de Pamplona, reducido antes á 
estrechos límites, aspira á la hegemonía en España, gobernado 
por Sancho Garcés III, cuyos hechos esperan todavía un his- 
toriador que los esclarezca, pues casi todos ellos, aun los más 
notables, aparecen envueltos en dudas y en confusiones. Ta- 
maña obscuridad reconoce por causa la falta de cronistas en 
Navarra y Aragón hasta el siglo xiv, y en que no abundan los 
diplomas monacales tanto como en otras regiones de la Penín- 
sula (i). Fuera de los pertenecientes al monasterio de San Juan 
de la Peña, estudiados á conciencia por D. Manuel Magailón, 
sólo hay unos cuantos en las colecciones de pergaminos que 
fueron de San Salvador de Oña, de San Millán, y de Leire. Y 
en punto á historiadores, sólo tenemos las relaciones concisas 
y poco firmes en detalles de D. Lucas de Túy y de D. Ro- 
drigo Jiménez de Rada, aprovechadas luego en la Estoria de 
España y en la crónica llamada de San Juan de la Peña. 

Asunto es el reinado de Sancho el Mayor que aún espera 
una extensa y documentada monografía, pues los capítulos que 
le dedicó el P. Moret en sus Anales y en sus Investigaciones^ 
con ser notables por su erudición y por su crítica, resultan hoy 
deficientes, sobre todo, en la parte que se relaciona con los mu- 
sulmanes; pero como el objeto de este libro se refiere única y 



(i) Ningún Cartulario de Navarra y Aragón, incluso el libro gótico de 
San Juan de la Peña, es tan rico en documentos de los siglos ix al xi como 
los de Sobrado, Celanova, Sahagún, Cárdena y otros. 



404 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

exclusivamente al Condado de Ribagorza, nos limitaremos á 
estudiar algunas cuestiones que, más ó menos, atañen á dicho 
país. 

El problema histórico de la fecha en que se apoderó Sancho 
el Mayor del Condado de Ribagorza exige que se ponga antes 
en claro el año en que este monarca sucedió á su padre García 
Sánchez lí el Temblón, pues algunos documentos que analiza- 
remos van calendados por los años que reinó aquél. 

Zurita opinaba que Sancho el Mayor comenzó á reinar en 
el año 1004, si bien decían otros que en el de ioi5 (i). 

El P. Moret fué el primero que puso en claro la verdadera 
fecha en que comenzó á reinar Sancho Garcés III, fundándose 
en un diploma del monasterio de San Millán de la Cogolla: 

La muerte del rey don García á fines de este año [de 999] parece 
por un instrumento de San Millan, en el qual, Diego Alvarez de As- 
turias, con sus hijos Alvaro Diaz y Vela Diaz, dona á San Millan y 
á su abad y obispo, juntamente don Sancho, los palacios que tenia 
poblados con sus collazos en Asturias, á la ribera del mar, en el lu- 
gar llamado Sorno, con la divisa y costumbre antigua. En la qual 
donación... menciona ya el reynado en Pamplona de don Sancho, 
hijo de don García, á 8 de Diciembre de la Era loSy. Con que se ve 
que á fines del año ya havia muerto, y sucedídole su hijo don San- 
cho (2). 

Don Modesto Lafuenle, siguiendo un error bastante gene- 
ral, pero ya refutado en su tiempo, englobó en el reinado de 
Sancho el Mayor los de Sancho Garcés II Abarca y García 
Sánchez 11: 

En Navarra acabó en 970 su vida y reinado García Sánchez el 
Temblón, sucediéndole su hijo Sancho García II, llamado el Ma- 
yor.,, y cuyo larguísimo reinado, el más dilatado que se había co- 



(í) Ajiales de la Corona de Aragón, iib. I, cap. XIIÍ. 

En el cap. Xí dice que García Sánchez el Temblón murió, «según parece 
por los Anales de Sant Juan de la Peña, el primero de Setiembre, en la Era 
de mil y cinquenta y tres, que fué en el año de mil y quince». 

(2) Anuales del Reyno de Navarra, compuestos por el P. Joseph de Mo- 
ret. Tomo I. Pamplona, Año MDCCLXVI. 

Págs. 545 y 546. 

Advierte el P. Moret que las Asturias de que habla el documento no son 
las de Oviedo, ni las de Santillana, sino las de Laredo, que fueron de García 
el de N ajera. 



^f^■ 



SANCHO GARCÉS III Y LA ANEXIÓN DE RIBAGORZA 4o5 

nocido, pues le hacen durar cerca de 65 años, fue también uno de 
los que ejercieron más influjo en la suerte futura de España (i). 

Martínez Herrero afirma sin demostración, y porque sí, que 
á la muerte de García Sánchez II Abarca, y «por los años de 
ioo5, empuñó su hijo el cetro» (2). 

El Sr. Ximénez de Embún (3) y otros opinan que Sancho 
Garcés III comenzó á reinar en el año 1000; pero hay que ade- 
lantar unos meses esta fecha, pues de no estar equivocada la 
del diploma, ya citado, de San Millán de la Cogolla, dicho 
monarca lo era ya de Navarra en 8 de Diciembre de la Era loSy 
(año 999). 

Mr. Jaurgain se inclina á la opinión del P. Moret, que es la 
más exacta (4). 

Digno antecesor D. Sancho, de Fernando el Católico,Veunió, 
lo mismo que éste, cualidades de gobierno que pocos reyes han 
poseído en tan alto grado: la astucia diplomática, el valor de 
guerrero y una ambición que no reconocía límites. Viendo que 
después de Almanzor se aproximaban la decadencia y ruina del 
Califato, puso empeño en que Navarra y Aragón, limitados por 
otros reinos cristianos, pudieran llegar á los mares que bañan 
las costas de la Península; empresa que fué uno de sus princi- 
pales objetos políticos, realizados en parte luego al ser asesina- 
do García, Conde de Castilla. Por Levante contemplaba don 
Sancho un Estado cuyo poderío crecía rápidamente, el Conda- 
do de Barcelona, al que intentó poner una valla que, andando 
el tiempo, facilitase el dominio de Aragón en la cuenca del 
Ebro hasta Tortosa, plan no realizado en todo por los monar- 
cas que le sucedieron. 

A dicho fin, al morir Guillen Isárnez, invocando sus dere- 
chos hereditarios, que eran indiscutibles, tomó posesión de Ri- 
bagorza, ocupado en gran parte por los musulmanes, á quie- 
nes, pasados algunos años, arrojó de aquellos profundos valles. 



V 



(i) Historia general de España; Edad Media; lib. I, cap. XVÍ. 

El error de Lafuente se funda en un cronicón incorporado al códice Me- 
dianense, en que se lee: Sancius rex regnavit annos LXV... Obiit in Era 
MLXXIII. 

(2) Sobrarte y Aragón, tomo II, pág. 8. 

(3) En su Ensayo histórico acerca de los orígenes de Aragón y Na- 
varra, pág. 190. 

(4) La Vasconie; deuxiéme partie, pág. 207. 



406 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

El F ragmentum historicum es en este particular un con- 
junto de gravísimos errores, pues dice que D.^ Mayor, her- 
mana del Conde Sancho de Castilla, estuvo primeramente 
casada con Raimundo de Pallas, quien la repudió luego con 
pretexto de ser ambos parientes; D.''^ iMayor se unió después 
en matrimonio con Sancho Garcés líl de Navarra, quien ocupó 
el Condado de Ribagorza alegando los derechos hereditarios de 
aquélla: 

Post mortem eius, rex Sancius tenuit Comitatum Rippacurcie, 
qui ei accidebat jure propinquitatis tali modo. Maior comitisa sóror 
comitis Sancii de Castalia, fuit uxor comitis Paliarensis Raimundi 
Suniarii. Quam dimissam consanguinitatis causa, cogitavit eam 
eiicere a Rippacurcia. Quod cum non posset, timore suo stetit in 
térra sua Rippacurcia, sedens in valle Sositana. Que cum inde 
expulsa esset ab iniquis Rippacurcie, reddiit in terram Castelle. 

La equivocación del Fragmentum se deshace fácilmente 
con observar que D.^ Mayor, casada con Sancho Garcés III en 
el año 1001 (i), fué distinta de la mujer de Raimundo de Pallas, 
que figura con éste en diplomas de los años ioi5 y 1022, y no 
como divorciada, ni mucho menos. Agregúese que entre ambas 
había una gran diferencia de edad; la que en el año 978 aparece 
como mujer de Raimundo no puede ser la misma que, casada 
con D. Sancho, hizo su testamento en el año loóG, á no ser que 
la atribuyamos una longevidad increíble, y una rara fecundidad, 
para ser madre de varios hijos después de casarse con el Rey de 
Navarra, lo menos á los cuarenta y dos ó cuarenta y cuatro 
años de su edad. 

La Relación historial de los Condes de Ribagorza atribuida 
al Conde de Guimerá, defiende la opinión de que D. Sancho se 
apoderó de Ribagorza alegando su derecho hereditario frente á 
Guillermo, Conde de Pallas: 

Succedio a Galindo, su padre, Guillermo, en el condado de Riba- 
gorza, y fue á quien se dize que el rey don Sancho de Aragón quitó 



(i) «El año siguiente mil y uno, ya el Rey Don Sancho se ve casado con 
la Reyna Doña Munia, nombre con que siempre ¡aballamos en los instru- 
mentos hasta muy entrado su reynado; en el qual tiempo ya se ve á veces en 
ellos con el nombre de Mayor ó Mayora.» 

Comprueba esto con dos donaciones otorgadas por D. Sancho, junta- 
mente con D.* Munia, á 4 y 27 de Julio de dicho año, en favor del monaste- 
rio de San Millán. (Anales del Reyno de Navarra, tomo I, págs. 552 y 553.) 



SANCHO GARCÉS III Y LA ANEXIÓN DE RIBAGORZA 4O7 

el Condado, y aunque unos no dan la razón, pero otros dizen que 
fue porque ayudado Guillermo de los condes de Pallas, quiso en- 
trarse en parte del reyno de Sobrarbe, hallando los reyes ocupados 
en otras guerras, y que en descuento de essa osadia se entró el rey 
[D. Sancho] por las tierras de Guillermo, quitándoselas... pero me 
parece havemos de escudriñar mas de atrás la causa dessa conquis- 
ta. Como la condesa Toda, por fuerza mas de armas que de dere- 
cho, introduxo á Isarno su sobrino, bastardo de Isarno, su herma- 
no, en el Condado de Ribagor^a, es cierto que a esso saldrian los 
condes de Pallas, legítimos successores en él, por vía de varón, como 
(descendientes de Borrell, hijo segundo de Bernardo; que son las 
guerras que ya apuntamos entre ellos y la Condessa, y saldrian 
también los reyes de Aragón, como descendientes también legítimos 
de Bernardo y de los condes de Ribagor^a por doña Ava, hija de 
Ramón... A mas de que nuestros reyes podian de mucho más atrás 
originar essa justicia, como descendientes que ya havemos dicho 
eran de los duques de Aquitania, condes de Gascuña, en la qual se 
comprehendia Ribagor^a... Fue esta occupacion por los años de mil 
y quinze (i). 

Don Juan Briz Martínez (2) y el P. Moret no tuvieron opi- 
nión propia en este suceso; opinaron, como Blancas, que Gui- 
llermo fué hijo de Isarno II, y que el haberse entrado aquél en 
Sobrarbe motivó la ocupación de Ribagorza por D. Sancho: 

Gerónimo de Blancas dixo que el rey don Sancho hizo guerra al 
conde de Ribagorza, Guillelmo, hijo de Isarno II, hijo havido fuera 
de matrimonio, del conde Isarno I, y que le despojó del Estado de 
Ribagorza por haverle usurpado injustamente las tierras de Sobrar- 
be. El hecho parece cierto (3). 



(i) Relación historial de los Condes de Ribagorza. Ms. del s. xvii.— 
Bib. Nac. Mss. T. 234. 

(2) Historia de la fundación y antigüedades de San luán de la Peña; 
pág. 348. 

(3) Annales del Reyno de Navarra, compuestos por el P. Joseph de Mo- 
ret. Tomo I. Pamplona, Año MDCC.LXVÍ. Pág. 572. 

Fr. Domingo de la Ripa (Corona Real del Pirineo, pág. 735, y Defensa 
histórica por la antigüedad del Reyno de Sobrarbe, pág. 423), es de la misma 
opinión que Briz Martínez. 

El P. Abarca (Los Reyes de Aragón en Anales históricos, fol. 91) se apro- 
ximó á la verdad en punto á la fecha que D. Sancho entró á gobernar en 
Ribagorza, diciendo que fué el año 1009; y también en afirmar que los Con- 
des de Castilla tenían mejor derecho que los monarcas de Navarra á ocupar 
dicha región. 



408 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

Traggia, después de reseñar lo que en este punto dicen el 
Fragmentum historicum y las Cronologías medianenses, dice 
que el derecho hereditario de Sancho el Mayor procedía de su 
cuarta abuela D.* Dadildis, hermana de Raimundo I de Riba- 
gorza, y segunda mujer de Garci Jiménez; además, por doña 
Ava, abuela de la mujer de D. Sancho. Añade otras dos razo- 
nes, que son: la primera, el que Atón, llamándose Conde de 
Ribagorza, en tiempo de Unifredo, se hizo vasallo de Sancho 
Garcés en el año 978; la segunda, vengar el repudio de su tía 
D.^ Mayor por el conde Ramón Suñer; y acaba diciendo: «Los 
sucesos posteriores á la muerte de Guillen Isarnez, y que prece- 
dieron á la posesión de Sancho el Mayor son oscuros...; habien- 
do sido muerto violentamente el hijo de D.^ Mayor, no se atre- 
vió ésta á sostener por sí el señorío, y cedió sus derechos al 
resobrinoD. Sancho, que era el único que podía con su poder (i) 
restablecer el orden y tranquilidad del país y asegurarla un 
honrado establecimiento». Supone Traggia que hubo dos incor- 
poraciones de Ribagorza á la Corona de Navarra y Aragón: 
una en 1008 ó 1009, como se ve en cierta donación hecha in 
mense lunio (2) anno millesimo VIIIP, X regnante super nos 
Sancione rege^ y en otra que hacen Altimiro, Frugelo y Gau- 
fredo al monasterio de Obarra, al que dan la iglesia de San De- 
metrio en Larrui; su data es anno millesimo XVI regnante su- 
per nos Sancione rege prolis Garda. El no estar calendados los 
diplomas de aquellos años con los nombres de la condesa doña 
Mayor, ni de su hijo Guillen, sino con los reyes francos, prue- 
ba, según Traggia, que D.'"^ Mayor «no fue bien admitida de los 
ribagorzanos... creciendo los males con la impotencia de la con- 
desa é inacción del rey su sobrino, llegaron las cosas al extremo. 
Entonces D. Sancho llamado de los ribagorzanos, y tal vez de 
su misma tía, puso fin al desorden, reuniendo perpetua y esta- 
blemente á su corona aquella tierra. Esto debió suceder hacia 
el ioi5, porque desde el siguiente ya suena en las escrituras de 
Ribagorza constantemente el nombre del rey (3). 



(i) En el impreso se lee padre, errata indudable. 

(2) El impreso dice iconio. 

(3) Memoria sobre el origen del Condado de Ribagorza, y sucesión de 
sus Condes hasta que se incorporó, en la Corona del Pirineo, Págs. 353 
á357. 



SANCHO GARCES ÍII Y LA ANEXIÓN DE RIBAGORZA 4O9 

Fray Ramón de Huesca, fundándose en el Privilegio de 
Alaón, creyó que D. Sancho se apoderó de Ribagorza en el año 
ioi5, considerando infundadas las pretensiones de Raimundo, 
hijo de Suñer (i). 

Martínez Herrero decide la cuestión de plano, sin ver las 
dificultades que hay para ello, y dice que la anexión de Riba- 
gorza por Sancho el Mayor fué debida á que «Guillermo, se- 
cundando los propósitos de su padre Isarno, y aliado con su 
vecino el Conde de Pallas, se atrevió á invadir los territorios de 
Sobrarbe, para agregar parte de ellos á su condado» (2). 

Fija la época de este suceso en el año ioi5 (3). 

Cualesquiera que fuesen los derechos alegados por D. San- 
cho al condado de Ribagorza, es lo cierto que se trataba de un 
país en el que apenas dominaban los cristianos, pues hacía bas- 
tantes años, probablemente desde Almanzor, que los musul- 
manes se habían apoderado de aquel territorio, que hubo de 
conquistar de nuevo el monarca navarro; así se dice en un pri- 
vilegio fidedigno, otorgado por Ramiro I, á i3 de Septiembre 
del año 1040, en el que reconoce al Obispo de Urgel ciertos 
derechos en las iglesias de Gistau y de Ribagorza: 

Ego Ranimirus rex, dono atque concedo et trado in jus et dioce- 
sim praedictae sedis Ecclesiae perpetuae Virginis Mariae, terram 
illam quae a paganis diü fuit detenta; postea, Deo juvante, a chris- 
tianis est, in diebus patris mei domni Sancii regís, recuperata, 
illam, scilicet, terram quae dicitur Rota (4). 

Jamás atravesó la España cristiana un período tan angus- 
tioso como durante el gobierno de Almanzor, cuyas banderas 
tremolaron en países que quizá no habían pisado antes los aga- 
renos, quienes, al mismo tiempo que en Ribagorza, dominaron 
en Sobrarbe, como se ve por una donación hecha en el año 1067, 
por García Aznar, á San Juan de la Peña, en la que se habla de 
cuando aduc vaganis regnabant super nos, necnon et Alman^ 



(i) Teatro histórico de las Iglesias del Rey no de Aragón, tomo \X, 
pág. 33. 

(2) Sobrarbe y Aragón, tomo II, pág. 28. 

(3) Ob. cit., tomo I, pág. 21 1. 

(4) Publicóse este diploma en la Marca Hispánica, col. 1068. Ha sido 
reimpreso por D. Eduardo Ibarra en sus Documentos correspondientes al 
reinado de Ramiro 1, págs. 29 á 3i. 



410 NOTICIAS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE RIBAGORZA 

^or, aníiqíis rex cordobensis (i). Diploma que trata del casti- 
llo de Buil, cerca de Ainsa_, en el corazón de Sobrarbe, teatro le- 
gendario de las victorias de Garci Jiménez contra los moros. 

Un documento, de los más curiosos que hay en el Cartula- 
rio de Alaón, nos demuestra que los Condados de Pallas yRí- 
bagorza, á principios del siglo xi> sufrieron mucho de los in- 
fieles^ quienes cautivaban á los siervos de aquel monasterio y 
le exigían cantidades que en el año loio no pudo pagar sin 
vender algunas de sus posesiones: estamus in presura gravis, et 
in tributo nimis subtus manum paganorwn, quia non possumus 
lam ochurrere annu inper annu, nisiper comparacione de bo- 
nos homines. 

Por tal causa, los monjes vendieron el usufructo de una 
iglesia consagrada á San Esteban, cerca de Orrit, en precio de 
cuarenta sueldos. 

La denominación de cimiterio, atribuida al monasterio de 
Alaón, quizá no sea más que un error del amanuense, y deba 
leerse arcisterio (2). 

(i) Colección diplomática de San Juan de la Peña, por D. Manuel Ma- 
gallón, pág. 95. 

De esta invasión de los musulmanes logró noticia D. Jaime Villanueva, 
quien escribe {Viage literario, tomo XV, pág. 141): «A principios del si- 
glo XI ganaron los moros segunda vez á Roda, y el Obispo [Aimerico lí, que 
fué algún tiempo cautivo de los infieles] tuvo que trasladarse á Llesp, lugar 
más fuerte de su diócesi.» 

(2) Copiamos íntegro este documento, que dice así: 

[noviembre del año ioio] 

De Barreta. 

In Dei nomine, ego Appo abbas, et ali(jrum clericorum uel monaccorum 
id esi qui sunt in cimiterio Alaoni, hii sunt Hodecherus presbiter, et 
Arius, et Laurencius presbiter, et Undisculus presbiter, et Atho presbiter, 
et loannes presbiter, et Lopus monachus, et Alderictus monachus, et Ana- 
nias monachus, et Bardina monachus, et Bradila monachus, tibi entori 
nostro Altemiro(a) filio Athoni, placuit in animis nostris et placel, ut tibi 
uindimus ipsa ecclesia nomine Sancti Stephani, cum terris, cum uineis, 
cum hortis, cum suls arboribus, cum suis pratis, cum suis paschuis, 
cum suis siluis, et aduenit ad nobis propter helemosinam pro anima En- 
necho Horiulfi, et pro anima Athoni filio Mironi qui iam fuit, ut in die- 
bus uestris teneatis, et post obitum uestrum ad Sancta Maria remaneat, et 
nos in istum conuenio (6) sic uindimus tibi ipsa ecclesia quam superius 

Variantes de B: 

(a) Regesendus. (6) ista conuentione. 



I 



SANCHO GARCES III Y LA ANEXIÓN DE RIBAGORZA 4I I 

Otro diploma también importante, donde se refiere la con- 
sagración de una iglesia en Nocellas (i) por Borrel, obispo de 
Roda (año i023), comprueba las incursiones de los musulma- 
nes á fines del siglo x y principios del siguiente, pues dice que 
aquella tierra había sido saqueada y su iglesia profanada por 
los infieles: Notum sit cunctis catolicis qualiter accidit in ualle 
Nocelias quam gens sarracenorum dextruxit et ad heremum 
perduxit, et sanctam Dei ecclesiam atque omnia altaría qui 
erant, violavit atque comminuit (2). 



nominamus, et ipsas térras, et ipsas chasas, quod pertinent ad illa sancta 
ecclesia, quod est terminatum, et quod nos uinditores scimus et est uerita- 
te, et est ipsa ecclesia et ipsum alode circha Orritense, in locho ubi dici- 
tur ad illa farga: de Oriente, in ipsa sponda de Frexaneto; de Occidente, ad 
ipsa postella qui discurrit de Barreta, et desuper de illa fonte que dicitur 
Carbonella, et de subtus rio (a) qui discurrit, quale porcione nos expecta- 
uimus {b) abere et tenuit semper illa ecclesia, et est manifestum, et de qua- 
tuor partes est terminata quod pertinet ad illa ecclesia, et recepimus de uos 
precium placibile, hoc est precium quadraginta solidos redencione (c) quod 
dedimus ad illos paganos pro illis seruis de Sancta Maria uel Sancto Petro 
apostólo qui sunt in cimiterio Alaoni, quia estamus in presura grauis et in 
tributo nimis subtus manum {d) paganorum, quia non possumus iam oc- 
churrere annu in per annu (e) nisi per comparacione (/) de bonos homines 
qui sunt fideles ad Dominum; propter hoc sic uindimus ipsum alode cir- 
cumdatum et terminatum ab omni integrum, et est manifestum. Quod si nos 
supra nominati aut aliquis homo aut aliquis {g) persona hominum qui ista 
carta inquietare uoluerit, auri libra (A) componat et in duplo componat et 
non disrumpatur. Facta ista carta uindicionis (/) in mense Nouembrio 
anno X°V° regnante Rodipertum regem (/). Sig>í(num Appo abba et alii 
clericorum uel monachorum qui sunt de supra nomina